Manejo y Gestión de los Materiales de Base: Fuentes, Rodales y Huertos Semilleros



Descargar 150.07 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño150.07 Kb.
1   2   3

En especies de crecimiento rápido, como Populus spp. o Salix spp., es posible obtener material de reproducción (estaquilla) en cantidad de los campos de cepas a partir del 2º o 3º año, aunque dependerá de la tasa de crecimiento del clon así como de la influencia de factores externos. El periodo de producción de los campos de plantas madre se encuentra igualmente condicionado tanto por la especie como por los factores edafoclimáticos y de manejo. En chopos este periodo se sitúa en un intervalo entre los 5 y 8 años, periodo tras el cual se debe proceder a la renovación del campo.

Los campos de planta madre disponibles para la producción de clones con la categoría de material controlado, se limita actualmente al género Populus. Aunque el manejo de la cepas (planta madre) puede ser muy variable dependiendo de los viveros, es posible establecer unas pautas orientadas a su mantenimiento y gestión. Otras circunstancias relacionadas con los espaciamiento, altura de recepado, etc., dependerá tanto de la maquinaria disponible como de aspectos ambientales o de necesidades de producción. Las tareas a realizar en un campo de cepas madre de Populus, nos pueden servir de referencia para ser de aplicación en otras especies que utilicen técnicas similares de propagación, y pueden agruparse en actividades de establecimiento o instalación y actividades de mantenimiento.

La fase de instalación debe cuidar de manera especial: la fertilización y preparación del terreno, el espaciamiento adecuado en función del manejo del vivero, así como la rigurosa identificación de las plantas madre de tal forma que se garantice correctamente la identidad. La fertilización, aun tratándose de terrenos fértiles, tiene por objeto incrementar los nutrientes, ya que se prevé un importante flujo de extracción, dependiendo su aplicación de las características de cada vivero. Las labores de preparación del terreno para la instalación facilitan la incorporación de abonos y restos orgánicos, debiendo proceder a una correcta nivelación en función del tipo de riego a emplear. En algunos casos es conveniente la realización de labores previas que eliminen los restos del cultivo anterior y evitar así su brotación, lo que nos podría llevar a error en la identificación de las nuevas plantas madre.

Entre las actividades de mantenimiento en las unidades de gestión se identifican, para cualquier especie, el establecimiento de un programa de fertilización, riegos, y de control fitosanitario (malas hierbas, plagas y enfermedades). El control de la vegetación competidora tenderá a un manejo integrado, incorporando varias estrategias de lucha: laboreo, lucha química, cubiertas protectoras, e incluso la escarda manual. Con estas técnicas se pretende reducir la competencia por el agua y nutrientes, además de contribuir de manera indirecta al control de plagas y enfermedades, al eliminar la vegetación sobre la que pueden asentarse.

Hay que establecer un programa de fertilización, que dependerá de las condiciones del suelo y de las necesidades de las plantas, por lo que se podrán utilizar abonos minerales simples o complejos dependiendo de las necesidades. En el inicio se han de utilizar fertilizantes bajos en nitrógeno pero con alto contenido en fósforo y potasio o equilibrados (15-15-15). Se puede aportar otro tipo de nutrientes si se observan síntomas de deficiencia, o si los análisis de suelo o foliares indican la existencia de deficiencias. El uso de fertilizantes orgánicos y foliares parecen una buena opción. Los riegos son adecuados para el establecimiento y el mantenimiento de los campos de cepas teniendo que establecerse la frecuencia y periodo de aplicación dependiendo de las condiciones climatológicas y de las necesidades de la especie.

Para el adecuado control de plagas y enfermedades es conveniente realizar un programa de monitorización de las mismas y, en un primer paso, establecer tratamientos integrados en los que se contemplen tanto métodos químicos, mecánicos y biológicos. De manera preventiva es conveniente realizar esterilización de las herramientas así como facilitar la eliminación del material vegetal (hojas, ramas o plantas, etc.) que pudiera albergar algún tipo de agente infeccioso. En todos estos casos es conveniente contar con el asesoramiento de los Servicios de Plagas. Es conveniente tener un conocimiento previo de los problemas de plagas y enfermedades que se nos pueda presentar para poder atajar el problema en el menor plazo de tiempo posible . En los últimos años se han publicado algunas monografías sobre aspectos relacionados con la sanidad forestal entre los que destacan los de Muñoz et al .2003; y van Halder coord. 2003, esta última publicación además cuenta con una página web (www.iefc.net) en donde se pretende mantener de forma actualizada referencias relacionadas con las enfermedades y plagas forestales del Sur de Europa.

La presencia de conejos, ratones, jabalís, o aves, pueden producir daños en el tronco o en las ramas, que pueden evitarse mediante la instalación de sistemas de protección.




Cuadro: Actividades de Gestión para el mantenimiento de cepas madre en Populus
Los cuidados orientados a favorecer el mantenimiento de campo de cepas madre se podrían resumir en (Sanz, 2003):

- Reposición de marras: se realizará al año siguiente de la plantación, teniendo especial cuidado en la identificación.

- Control de flora competidora en los viveros: (Sixto et al 1999; Sixto et al 2001; Sixto et al 2002). La respuesta de la planta de chopo en vivero a la aplicación de diferentes materias activas así como la eficacia de las mismas en el control de las poblaciones de malas hierbas, ha sido testada en diferentes viveros de chopo. En estos ensayos se consideró, además, las posibles diferencias en la respuesta clonal (I-MC´, `I-214´, `2000-verde´, `NNDV´, `Triplo´, `Unal´, `Viriato´ etc.). Entre los herbicidas testados, se identificaron oxifluorfen Tiazopir e isoxaben como los más apropiados para su utilización sobre estaquillas sin brotar, con una elevada eficacia en el control de la hierba. En la actualidad solo oxifluorfen esta autorizado para su empleo en chopos (ver vademécum de productos fitosanitarios. En viveros con planta de dos savias, el control mediante glifosato aplicado a ulltrabajo volumen (ULV), resultó altamente eficaz, reduciéndose el tiempo de aplicación y cantidad de producto empleado. Conocer la respuesta de diferentes herbicidas sobre la planta de chopo posibilita que estos sean utilizados como herramientas a considerar, en un contexto de manejo integrado de estas poblaciones, realizando una aplicación racional y posibilitando la rotación de productos que evite la aparición de resistencias.

- Abonado: Tendrá en consideración los niveles de nutrientes en el suelo y las necesidades de las plantas. Se tendrá también en consideración la época de aplicación: (en marzo-abril la de superfosfato de cal y sulfato potásico y el nitrato amónico).

- Clorosis férrica: La deficiencia en hierro es frecuente en los viveros de chopo, de modo que cuando se identifiquen los primeros síntomas de decaimiento se recomienda la aplicación de quelato de hierro (entre 0.1 –0.2%) alrededor de las plantas. Este producto se puede aplicar al final del invierno o principio de primavera (febrero, marzo)

- Optimización en el uso del agua de riego: (Sixto et al 2001c). En el caso de los chopos el riego se considera un cuidado cultural prioritario. Se han iniciado experiencias tanto sobre plantas instaladas en vivero como en plantas individualizadas creciendo en contenedor. Se han combinando diferentes dosis y frecuencias de riego, valorando la respuesta a través de diferentes parámetros que permiten conocer la eficiencia en el uso del agua por parte de la planta de chopo. En los campos de cepas se puede establecer una media de unos 10-20 riegos al año dependiendo también del sistema utilizado: a manta o por goteo

-Tratamientos fitosanitarios para el control de plagas y enfermedades: (Sanz, 2003). Las plagas más frecuentes en los viveros son: que causan perforaciones en los brotes y yemas:Gypsonoma, en troncos, Paranthrene, Crytorrhinchus, Saperdas etc y que causan defoliación: Leucoma, Limantria, Melasoma, Dicranula .

En el caso de Paranthrene, se ha probado la eficacia de tratamiento con feromonas. Los tratamientos químicos de perforadores se tratarán con Fenthion (Lebaycid, del 0.1 al 0.3 % en solución acuosa), contra defoliadores se aplica Diflubenzuron y Fenitrotión, este último también eficaz en la lucha contra el pulgón lanígero.

Las enfermedades más frecuentes son La roya (Melampsora) y defoliadores (Venturia), y sobre los tallo y ramillos Dothichyza y Cytospora qque se presentan en plantas especialmente debilitadas. Los fungicidas recomendados son Maneb o Mancoceb para los defoliadores y Benomilo para los hongos de ramas. (González-Antoñanzas y Grau, 2000).


Literatura recomendada

Es difícil encontrar en español protocolos y guías sobre las actuaciones de gestión de los materiales de base, quizás nos debamos plantear para un futuro su elaboración. Por eso, en este apartado, recomendamos tanto bibliografía generada en otros países pero que hemos considerado su consulta de interés en casos concretos; como otra literatura, generada en España, que además de recoger parte de la experiencia forestal, incluyen las nuevas consideraciones y técnicas que pueden favorecer la producción de material forestal de reproducción y el mantenimiento de los materiales de base.
DANIDA Training and Extension Resources on Tree Seed. Intermediate category procurement / handling. http://www.dfsc.dk/Extensionstudy/EXT2-981.htm: Pagina con manuales de manejo y gestión de Fuentes semilleras, rodales, etc.

Catalán, G. 1977. Semilla de árboles y arbustos forestales españoles. Colección técnica. ICONA. Clásico en el manejo de las semillas forestales, ha recogido aspectos relacionados con la producción y manejo de los materiales forestales de reproducción.

Crowder, W., Darris, D. 1999. Producing Pacific North Native Trees and Shrubs in hardwood cuttings blocks or stooling beds. Plant materials Technical notes, nº 24. USDA, Natural Resources Conservation Service. Portland, OR., 1999, 13. Recoge los aspectos prácticos a ser considerados en la instalación de un campo de plantas madre. Aunque destinado a especies diferentes de las que puedan ser de interés en España, si detalla todos los aspectos a considerar en el establecimiento y gestión de los campos de planta madre. Disponible en http://plant-materials.nrcs.usda.gov/pubs/orpmctn241199.pdf

Hartmann y Kester, 1992. Propagación de plantas: principios y prácticas.. México, Ed. Continental. Clásico sobre las metodologías de propagación de plantas. su consulta en útil cuando queramos desarrollar aspectos de la propagación vegetativa.

García del Barrio, J.M., de Miguel, J., Alía, R., Iglesias, S. (coord..), 2001. Regiones de identificación y Utilización de Material Forestal de Reproducción. Serie cartográfica, Ministerio de medio ambiente. 293 pp. recoge la descripción de las RIUs, (Situación superficie geografía y vegetación, fitoclimatología, edafología), además recoge información sobre el material forestal de reproducción de 31 especies forestales. Aunque actualmente está en periodo de revisión recoge un ainformación valiosa para la planificación de la producción del Material forestal de reproducción.

van Halder, I. 2002. Guía de plagas y enfermedades forestales del sur de Europa. Institut Européen fe la Fôret Cultivée. 61 fichas. Esta publicación se ha elaborado como fruta de la colaboración entre fitopatólogos de Francia, España, Portugal, por tanto recoge las plagas y enfermedades más importantes. Su formato en fichas contiene información sobre el hospedante, identificación daños , biología, Factores de riesgo y control, permite una utilización y actualización fácil. Las fichas se complementan con una información general sobre pesticidas, y direcciones de interés. La información disponible en la publicación también se encuentra en la página web: www.iefc.net. La obra consta de 22 fichas para Pinus, 16 para Quercus , 15 para Populus, 4 para Castanea y 4 para Eucaliptus.

Woods JH, Stoehr MU, Webber JE. 1996. Protocols for rating seed orchards Seedlots in Brithish Columbia. B.C. Ministry of Forest. Forest Science Program. Research Report 06. 26pp. Más orientado a la descripción genética de semillas procedentes de huertos semilleros, tiene su interés para el establecimiento de los métodos de monitorización y control desde la prespectiva del valor genético de los lotes de semilla. Disponible en www.for.gov.bc.ca/hfd/pubs/Docs/Rr/Rr06.htm

Zobel, B.; Talbert, J. 1988. Técnicas de mejoramiento genético de árboles forestales. Ed.: Limusa. Méjico 545 pp. Básico en todos los trabajos relacionados con la mejora genética. Además de los aspectos relacionados con la mejora y la selección aborda también aspectos relacionados con la gestión de los materiales de base.


Bibliografía
Adams WT, Hipkins VD, Burczyk J, Randall WK.1997. Pollen contamination trends in a maturing Douglas-fir seed orchard. Canadian Journal Forestry Research 27:131-134

Álvarez Álvarez, P., Barrio Anta, M., Castedo Dorado, F., Díaz Varela, R. A. Fernández Lorenzo, J.L., Mansilla Vázquez, P., Pérez Otero, R. Pintos Varela, C., Riesco Muñoz, G., Rodríguez Soalleiro, R. J., Salinero Corral, Mª C. 2000. Manual de selvicultura del Castaño en Galicia. Escuela Politécnica superior de Lugo Universidad de Santiago de Compostela.. Proyecto Collumela área Forestal. Serie Manuales técnicos. 120 p. : il. col. ; 24 cm

Askew, G.R. 1990. Short note: An index of phenological overlap in flowering for clonal conifer seed orchards. Silvae Genetica 39:3-4

Bila A, Lindgren D. 1998. Fertility variation in Milletia sthulimannii, Brachystegia speciformis, Brachystegia bohemi and Leucaena leucocephala and its effects on relatedness in seeds. Forest Genetics 5(2):119-129.

Codesido, V.; E. Merlo. 2001. Primeros resultados de inducción floral con aplicación de giberelinas y Fertilización en el Huerto semillero de Pinus radiata D. Don de Sergude. III Congreso Forestal Español. Granada Septiembre 2001. Actas del Congreso, Mesa III: Mejora genética viveros y repoblación Forestal p :194-199.

Gonzalez-Antoñanzas, F.; Grau J.M., 2000. Cultivo de chopos en vivero. Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Forestal. Universidad Politécnica de Madrid, Madrid.

Hartmann y Kester, 1992. Propagación de plantas: principios y prácticas.. México, Ed. Continental

Kang KS. 2001. Genetic gain and gene diversity of seed orchard crops. Acta Universitatis Agriculturae Sueciae. Silvestria 187 75pp+ 11 chap

Kang KS, Lindgren D. 1998. Fertility variation and its effect on the relatedness of seeds of Pinus densiflora, Pinus thunbergii and Pinus koraiensis clonal seed orchards. Silvae Genetica 47(4): 196-201.

Kang KS, Lindgren D, Mullin T. 2001. Prediction of genetic gain and gene diversity in seed orchard crops under alternative management strategies. TAG 103;1099-1107.

Lario, F, Merlo E., Peñuela, J; y Gil L. 2001. Variabilidad clonal de la fenología reproductiva y la producción floral. Participación clonal en un huerto semillero de Pinus nigra Arnold Salzmannii (Dunal) Franco. III Congreso Forestal Español. Granada Septiembre 2001. Actas del Congreso, Mesa III: Mejora genética viveros y repoblación Forestal. p :539-545

Lindgren, D. 1999. Low intensity tree breeding. In: Lundkvist K. (editor) Rapid generation turnover in the breeding population and low-intensity breeding. Department of Forest Genetics, Uppsala, Sweden. Research Notes 55:37-48

Lindgren D, Gea LD, Jefferson PA. 1996. Loss of genetic diversity monitored by status number. Silvae Genetica 45: 52-59.

Lindgren D, Kang KS. 1997. Status number - a useful tool for tree breeding. Research Report of the Forest Genetics Research Institute, Korea 33: 154-165.

Lindgren D, Mullin TJ. 1998. Relatedness and status number in seed orchard crops. Canadian Journal of Forest Research 28: 276-283.

Martín, S, Díaz-Fernández, P.; de Miguel, J 1998. Regiones de procedencia de especies forestales españolas. Descripción y principales características. Géneros Abies, Fagus, Pinus, Quercus. Servicio de Material Genético, DGCN, Publicaciones del Organismo autónomo de Parques Nacionales, MMA, 22pp +16 Fichas

Merlo E., Zas, R.; Lario, F. 2001. Variabilidad clonal de la fenología de reproducción y de la abundancia de floración en un huerto semillero de P. pinaster. Ait. III Congreso Forestal Español. Granada Septiembre 2001. Actas del Congreso, Mesa III: Mejora genética viveros y repoblación Forestal p :710-715

Montero, G., Candela, J.A.; Rodríguez, A. (Coor) 2004. El Pino piñonero (Pinus pinea L.) en Andalucía: ecología, distribución y Selvicultura. D.Gral. de Gestión del Medio Natural. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía. 261 pp.

Muñoz, C.; Pérez V., Cobos, P., Hernández, R.; Sánchez, G. 2003. Sanidad Forestal. Guía en imágenes de plagas y enfermedades y otros agentes presentes en los bosques. Mundi-Prensa, Madrid: 576 pp: Esta obra se presenta como la guía práctica de identificación de plagas, enfermedades y daños abióticos presentes en las especies forestales.

Rodríguez-Martín, J.A., 2000.Variabilidad reproductiva y sus implicaciones en el incremento de la producción de semilla en un huerto semillero de Pinus sylvestris L. Tesis doctoral, Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, 2000 Madrid,

Rudolf O.P. Dorman, K.W.; Hitt, R.G., Plummer A.P. 1974. Chapter III. Production of genetically improved seed. En: Seeds woody plants in the United States. USDA Forest Service . Agriculture handbook, nº 450, 883 pp (:53-74)

Ruotsalainen S, Lindgren D, Mullin TJ. 2000. Some formulas concerned with pollen contamination have constrained use in Lindgren and Mullin (1998). Relatedness and status number in seed orchard crops.(Discussion). Canadian Journal of Forest Research 30: 333.

Sanz, A. 2003. Estudio para el establecimiento de una colección del Género Populus en la Comunidad de Madrid. UPM EU Técnica Forestal, Trabajo Fin de Carrera, 2003.

Sixto,H; Grau,J.M; Montoto, J.L; Ruiz,V; García Baudín,J.M 2001b. Respuesta clonal a herbicidas en el género Poplulus” 1º Simposio del Chopo. Zamora. Mayo 2001, :365-372.

Sixto,H; Grau,J:M; Garcia-Baudin,J.M. 2001a. Assessment of the effect of broad-spectrum pre-emergence herbicides in poplar nurseries. Crop Protection ,20/22: 121-126.

Sixto,H; Ruiz,V; Grau,J.M; Montoto,J.L. 2001c. Primeros resultados de un ensayo de riego en vivero de planta de chopo. 1º Simposio del Chopo. Zamora. Mayo 2001:159-166.

Stoehr MU, Newton CH. 2002. Evaluation of Mating Dynamics in a Lodgepole Pine Orchard using chloroplast DNA Markers. Canadian Journal of Forest Research 32: 469-76

van Halder, I. 2002. Guía de plagas y enfermedades forestales del sur de Europa. Institut Européen de la Fôret Cultivée. 61 fichas.

Woods JH, Stoehr MU, Webber JE. 1996. Protocols for rating seed orchards Seedlots in Brithish Columbia. B.C. Ministry of Forest. Forest Science Program. Research Report 06. 26pp

Zobel, B.; Talbert, J. 1988. Técnicas de mejoramiento genético de árboles forestales. Ed.: Limusa. Méjico 545 pp.




1 Se pueden consultar Martín et al. (1998), para las especies con regiones de procedencia establecidas por el método aglomerativo; y García del Barrio et al. (2000) para las especies con regiones de procedencia establecidas por el método divisivo, aunque existen varias especies objeto de regulación que no cuentan con esta información (Arbutus canariensis Veill., Betula pubescens Ehrh., Carpinus betulus L., Híbridos artificiales de Castanea sativa Mill., Phoenix canariensis Hort., Pinus radiata D. Don., Pistacia atlantica Desf., Quercus coccifera L., Quercus pubescens Willd, Robinia pseudoacacia L.) así como las especies sin regiones de procedencia en nuestro país (Abies cephalonica Loud., Abies grandis Lindl., Alnus incana Moench., Cedrus atlantica Carr., Cedrus libani A. Richard, Larix decidua Mill., Larix kaempferi Carr., Larix sibirica Ledeb., Larix x eurolepis Henry, Picea abies Karst, Picea_sitchensis Carr., Pinus brutia Ten., Pinus cembra Linne, Pinus contorta Loud., Pinus leucodermis Antoine, Quercus cerris L., Quercus rubra L.).

2 Se puede ver una descripción en la monografía de “Mejora genética de masas productoras de semilla de los pinares españoles”. (Alía, et al 1999)

3 Se utiliza el término general de campo de plantas madre, pues, por ejemplo, pueden utilizarse métodos de propagación por cultivo in vitro (microinjerto, microestaquillado) o por cultivo de tejidos. En el cultivo de chopos se suele utilizar el término campo de cepas madre para referirse a las instalaciones de en vivero, que por medio de recepes sucesivos va generando material de reproducción..



Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal