Los alcances de la producción automotriz bajo el peronismo



Descargar 157.75 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión27.05.2018
Tamaño157.75 Kb.
1   2   3

Pero al mismo tiempo, este desarrollo tuvo limitaciones. Muchas veces quienes discuten con los liberales se olvidan de ellas. Por ejemplo, para Basualdo116 la industria nacional surgida en el peronismo sería un factor progresivo. Gracias a las políticas proteccionistas, se habrían generado las condiciones necesarias para el desarrollo de una burguesía mercadointernista, que se diferenciará de la oligarquía y el capital extranjero por su orientación productiva y por su tamaño chico o mediano. Pero hay aquí una idealización del capital nacional que impide ver las limitaciones objetivas del mismo. El IAME no fue un ejemplo de una gran potencialidad de la industrial nacional en un desarrollo autónomo. Tuvo obstáculos que le impidieron lograr una producción de escala. Estos límites no son más que los propios del ámbito de acumulación en el que se desenvolvió. Difícilmente una fábrica automotriz pueda producir repentinamente en la misma escala que empresas con, al menos, medio siglo de acumulación. Asimismo, la falta de consolidación de una industria siderúrgica y metalúrgica imposibilitaba el desarrollo de la industria al limitar la disponibilidad de materiales para incrementar la producción. La falta de consolidación de una industria autopartista que pueda garantizar productos de calidad, estandarizados y en cantidad, así como de proveedores de materia prima, dificultaba la tarea y expresaba el escaso desarrollo del capital en el ámbito nacional.

En este sentido, consideramos que la línea de investigación escogida nos ha permitido enriquecer el análisis sobre la industria peronista y sobre los orígenes de la rama automotriz en la Argentina. Esto es, la consideración tanto los alcances como los obstáculos de la misma en el contexto de las condiciones objetivas en las que se desarrolló. Por eso, consideramos que estudios que se abstraen de las mismas no realizan aportes significativos al análisis historiográfico del período. Este es el caso de un artículo reciente de Claudio Belini117, en el cual juzga positiva la iniciativa estatal para el desarrollo de la industria automotriz y critica sus limitaciones en abstracto. En este sentido incurre en ciertas imprecisiones. Belini asegura que a la política estatal le faltó un enfoque general para la industria. Esto se manifestaría en la búsqueda de una integración local que redujera los componentes importados ante la presión ejercida por la falta de divisas pero sin preocuparse la obtención de escalas óptimas y economías de especialización. Esto no habría sido sustentado con políticas de asesoramiento tecnológico a la industria auxiliar y “se prefirió el camino expeditivo de la instalación de empresas extranjeras”. Por otro lado, no hubo una planificación respecto a la especialización por mercados de cada empresa, lo cual resultó en una superposición que erosionaría la economía de escala. Además, en el acuerdo con IKA se observaría una despreocupación del gobierno por la dependencia tecnológica. Sin embargo, como se desprende del análisis expuesto, lo primero era casi imposible sin lo segundo. No existía en la Argentina de aquel período un desarrollo industrial que permitiera, sin recurrir a la asistencia externa, alcanzar una producción de escala.

Pero el autor señala que esto sucedía porque no se dio suficiente apoyo a la industria auxiliar. Más allá de no citar fuentes para tal afirmación, esto resulta inexacto: por un lado, IAME destinó gran parte de su presupuesto y de los préstamos recibidos del Banco Industrial a la financiación y equipamiento tecnológico de la industria auxiliar a la que se le brindó también asistencia técnica. Las limitaciones de la misma obedecían a las que el propio IAME tenía. Recordemos que su especialidad eran los aviones, no los autos. Así entendido, suena razonable la búsqueda de fabricantes extranjeros que permitieran sortear estas dificultades. En cuanto a la poca especialización de la producción, esto no se verifica en el período tomado por el autor (1943-1958). En aquellos años IKA y Mercedes Benz se complementaban produiciendo cada una modelos diferentes. Así IKA se dedicaba a la producción de Jeeps y Pick ups, mientras que Mercedes Benz fabricaba camiones, taxis, combis y colectivos. Se pude alegar que Mercedes Benz producía demasiados modelos, pero habría que tener en cuenta si éstos eran necesarios.

La experiencia de IAME nos permite analizar las condiciones en que surge la industria automotriz argentina y comprender el rol que esta empresa jugó en el proceso de conformación de la rama a través de la capacitación del personal y la formación de una red de autopartistas. Asimismo, ya en este período podemos identificar las potencialidades, pero también las limitaciones que el desarrollo de esta rama tenía en el ámbito local.



El caso de IAME, y de la rama automotriz en la Argentina, permite observar ciertos indicios acerca de cómo se manifiesta el carácter chico, tardío e incompleto del capitalismo nacional. Su tamaño reducido puede advertirse en la dimensión del mercado y la pequeña escala que alcanzan las empresas locales en relación a las extranjeras. Es también tardío por haber comenzado la producción automotriz con medio siglo de retraso. Por último, decimos que es incompleto porque no logra desarrollar el conjunto de las ramas económicas, en especial la metalmecánica y la siderurgia, claves para la industria automotriz. Creemos que estas determinaciones serán aún más evidentes sobre la década del ’70, cuando se evidencien los límites del mercado interno y la imposibilidad de competir en el mundial.

1 Davenport Whelpley, James: “Trade devolopment in Argentina”, Sprecial Agents Series n° 43, Washington printing office, Washington DC, 1911, p. 79.

2 La Prensa, 14/10/1969.

3 Gerchunoff, P. y Llach, L.: El ciclo de la ilusión y el desencanto. Un siglo de políticas económicas argentina, Ariel Sociedad Económica, Buenos Aires, 2003. Si bien la cifra absoluta del parque automotor depende del número de habitantes, lo cual relativiza la importancia del mismo, permite estimar la importancia del mercado local.

4 Phelps, Dudley: Migration of industry to South America, McGRAW- Hill Book Company, New York –London, 1936, p. 5.

5 Estas actividades han sido poco analizadas en los textos que se ocupan de la historia de esta industria. Por ejemplo, el libro clásico de Juan Sourrouille sobre la industria: Sourrouille, Juan: Trasnacionales en América Latina. El complejo automotor en Argentina, Nueva Imagen, México, 1980, p. 33, toma a Phelps para explicar que la producción local era prohibitiva debido al escaso mercado y deja de lado la salvedad que realiza el autor sobre otras actividades que realizaban las plantas ensambladoras.

6 Phelps: op. cit., p. 74/75.

7 Mundo Ford, n°212, año XVIII, noviembre de 1941.

8 Mundo Ford, n° 242, Año XVI, mayo de 1944.

9 Cámara de Comercio Norteamericana en la Argentina: “El transporte automotor progresa en forma sostenida en la Argentina”, Coments on Argentine Trade, octubre de 1929.

10 García Heras, Raúl: Automotores norteamericanos, caminos y modernización urbana en la Argentina 1918-1939, Libros de Hispanomaérica, Bs. As. 1985.

11 Phelps: op. cit., p. 72.

12 Phelps: op. cit., p. 60.

13 Lifschitz, Edgardo: “Comportamiento y proyección de la industria de automotores en América Latina. Los casos de Argentina, Brasil y México”, en Comercio exterior, vol. 32, N°7, México, julio de 1982.

14 Gerchunoff y Llach: op. cit.

15 FIAT: Evolución y desarrollo del mercado automotor en la Argentina, FIAT, Delegación para América Latina, Oficina de Estudios para la Colaboración Económica Internacional, Buenos Aires, 1960, p. 14.

16 Mundo Ford, n°197, año XVII, agosto de 1940, p. 135

17 Mundo Ford, n°210, año XVIII, septiembre de 1941, p. 210

18 Argentina fabril, n°880, año LV, abril de 1942, p.56.

19 Mundo Ford, n°250, año XXI, enero de 1945, p. 315.

20 Ídem

21 Según información censal de: Censo Industrial de 1935, relevado el día 31 de octubre de 1935; Estadística industrial de 1939, relevada el 31 de diciembre de 1939; Estadística industrial de 1941, relevada el 31 de dciembre de 1941; IV Censo General de la Nación, Tomo III, relevado los días 25, 26 y 27 de marzo de 1947; Censo industria de 1950, relevado el día 31 de diciembre de 1950; Censo industrial de 1954, relevado el día 30 de julio de 1954.

22 Fuente: Elaboración propia en base a: FIAT: Op. Cit. y Sourrouille, Juan: Op. Cit.

23 FIAT: Op. Cit., p. 7 a 12.

24 Antonio, Jorge: ¿Y ahora qué?, Imprenta Argentina, Buenos Aires, 1970.

25 FIAT, Op. Cit., p. 13.

26 Antonio: op. cit.

27 FIAT: op. cit. p. 24.

28 Frenkel, Leopoldo: Juan Ignacio San Martín. El desarrollo de las industrias aeronáuticas y automotriz en la Argentina, Germano Artes Gráficas, 1992, p. 96 y 97.

29 Revista de la UIA, noviembre-diciembre de 1962.

30 Chisari, Omar: Informe sectorial: La industria automotriz en la Argentina, Universidad Argentina de la Empresa, Instituto de Economía, 1997, Anexo Estadístico-1.

31 Fuente: FIAT: Op. Cit., p. 5.

32 FIAT, op. cit., p. 27.

33 Ídem, p. 34.

34 Revista de la UIA, n°919, año LVIII, julio de 1945. p. 82.

35 Argentina fabril, n°866, año LIV, febrero de 1941, p.53.

36 Argentina fabril, n°895, año LVI, julio de 1943, p.90.

37 Autotécnica, mayo de 1950, año XVI, n° 182.

38 Fuente: “Calidad pero no a costa de nuestra industria”, Revista Qué sucedió en 7 días, 8 de mayo de 1956, Año II, N°82.

39 Fuente: Ferreres, Orlando: Dos siglos de economía argentina (1810-2004), El Ateneo, Buenos Aires, 2006.

40 Frenkel, Leopoldo: op. cit.

41 Revista de la UIA, n°919, año LVIII, julio de 1945. p. 82.

42 Revista de la UIA, noviembre-diciembre de 1962.

43 Revista Motor, año XIV, n°163, Buenos Aires, septiembre de 1949.

44 Idem.

45 Dinfia: Dinfia, 40 años de un ideal argentino. 10 de octubre de 1927 – 1967, Talleres gráficos de la FMA, Bs. As.-Córdoba, 1967.

46 La voz del interior, Córdoba, 10/8/ 2001.

47 Revista Motor, Año XII, n° 148, Bs. As., mayo de 1948, pp. 1 y 2.

48 Dinfia: Op. Cit., p. 75.

49 Dinfia: Op. Cit..

50 Ídem.

51 Rogliatti, Juan: “Nacen en Córdoba los automóviles argentinos de IAME”, Revista Velocidad, Buenos Aires, mayo de 1953.

52 Ídem

53 Ídem.

54 Ídem.

55 Ídem.

56 Entrevista a José Monserrat, ex director de fabricación automotriz de IAME, el 8/6/2007, y a Domingo Bizzi, ex obrero de IAME, 6/6/2007, Córdoba, en poder de la autora. Y Revista Nacional de Aeronáutica, año XIII, n° 134, mayo de 1953, p. 40.

57 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit. La fabricación de piezas se realizaba bajo la égida de la Fábrica de Aviones que actuaba como proveedora.

58 Rogliatti, Juan: Op. Cit..

59 Ídem.

60 Autos de época, Año II, n° 5, Buenos Aires, primavera de 1997.

61 “Hay que racionalizar IAME, no destruirlo”, Revista Qué sucedió en 7 días, 1 de agosto de 1956, Año II, N°97.

62 Frenkel: op. cit.

63 Autos de época, Buenos Aires, Año II, n° 5, primavera de 1997.

64 Frenkel: op. cit.

65 Autos de época, Buenos Aires, Año II, n° 5, primavera de 1997.

66 Frenkel: op. cit.

67 Ídem.

68 Este fue el caso de Cesar Castano y de Horacio Anasagasti en la década de 1910.

69 Este fue el caso de Hispano Argentino, que dependía del abastecimiento externo que se vio suspendido ante la Segunda Guerra Mundial. También Anasagasti debió abandonar su proyecto ante el estallido de la Primera Guerra Mundial, que le impidió abastecerse de materiales.

70 Mundo Peronista, n°21, año I, mayo de 1952.

71 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

72 Autotécnica, marzo de 1953, año XIX, n° 214.

73 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

74 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

75 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

76 Entrevista a Monserrat, Op. Cit.

77 Entrevista a Monserrat, Op. Cit.

78 Entrevista a Domingo Bizzi, Op. Cit.

79 Entrevista a Monserrat, Op. Cit.

80 Revista Nacional de Aeronáutica, año XII, n° 122, mayo de 1952, p. 16.

81 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

82 La voz del interior, Córdoba, 23/4/1952, p.4.

83 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

84 Boletín Aeronáutico Público, n° 1204, Buenos Aires, 23 de mayo de 1955, pp. 631 y 632.

85 Boletín Aeronáutico Público, n° 1016, Buenos Aires, 28 de mayo de 1953, pp. 980 y 981.

86 Ídem, p. 981.

87 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

88 Rougier, Marcelo: La política crediticia del Banco Industrial durante el primer peronismo (1944-1955), Centro de Estudios Económicos de la Empresa y el Desarrollo, Documento de Trabajo n°5, Bs. As., abril de 2001.

89 Diario de sesiones, Cámara de Diputados, 1953, tomo III, Imprenta del Congreso de la Nación, Bs. As., pp. 2213 a 2222.

90 Esteban, Juan Carlos y Tassara, Luis Ernesto: Valor, industria y enajenación de DINE, Editorial Cátedra Lisando de la Torre; 1958.

91 Fuente: Dinfia: Op. Cit., p. 76.

92 Se calcula dividiendo la producción total por tres años, del ’53 al ’55, durante los cuales se produjo en serie, dejando fuera el ’52, año en el cual sólo se produjeron prototipos. Se contabilizaron 240 días hábiles por año, calculando 5 días laborables por semana.

93 Autotécnica, marzo de 1951, año XVII, n° 192.

94 Autotécnica, noviembre de 1952, año XVIII, n° 212.

95 Entrevista a Monserrat, Op. Cit.

96 Entrevista a Monserrat, Op. Cit.

97 Mundo Ford, n°251, año XXI, febrero de 1945, p. 2.

98 Ídem.

99 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

100 Revista Nacional de Aeronáutica, año XIII, n° 134, mayo de 1953, p. 40.

101 Entrevista a Domingo Bizzi, Op. Cit.

102 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

103 Entrevista a José Monserrat, Op Cit.

104 Diario de sesiones, Cámara de Diputados, 1953, tomo III, Imprenta del Congreso de la Nación, Bs. As., p. 2216.

105 Contrato entre Kaiser Motors Corporation y IAME, 19/1/55.

106 Contrato entre Kaiser Motors Corporation y IAME, 19/1/55.

107 División de Relaciones Públicas de Industrias Kaiser Argentina: IKA, 10 años. 1955-1965, Imprenta Mercatali, Buenos Aires, 1965.

108 Decreto n° 735 del 19/1/1955, en Boletín oficial, n° 17.822, año LXIII, Bs.As., 25/1/1955.

109 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

110 Industrias Kaiser Argentina: Memoria y Balance General, correspondientes al primer ejercicio vencido el 30 de junio de 1956; Buenos Aires, 1956.

111 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

112 Mc Cloud, James: The IKA Story, edición del autor, 1995, p. 19.

113 Entrevista a José Monserrat, Op. Cit.

114 Gerchunoff, P. y Llach, L.: El ciclo de la ilusión y el desencanto. Un siglo de políticas económicas argentina, Ariel Sociedad Económica, Buenos Aires, 2003.

115 Cortés Conde, R.: La economía política de la Argentina en el siglo XX, Edhasa, Buenos Aires, 2005.

116 Basualdo, Eduardo: Estudios de Historia Económica Argentina desde mediados del siglo XX a la actualidad, Siglo XXI, Buenos Aires 2006.

117 Ver Belini, Claudio: “Negocios, poder y política industrial en los orígenes de la industria automotriz argentina, 1943-1958”, en Revista de Historia Industrial, Año XV, Segundo cuatrimestre de 2006.


Compartir con tus amigos:
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal