Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica



Descargar 0.5 Mb.
Página1/5
Fecha de conversión18.11.2018
Tamaño0.5 Mb.
  1   2   3   4   5

Ley Orgánica del Banco Central de Costa Rica


LEY ORGANICA DEL BANCO CENTRAL DE COSTA RICA

CAPITULO I

ORGANIZACION Y FUNCIONES DEL

BANCO CENTRAL DE COSTA RICA

SECCION I

Nombre, personería, fines y domicilio del Banco

ARTICULO 1.- Definición

El Banco Central de Costa Rica es una institución autónoma de derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propios, que forma parte del Sistema Bancario Nacional.

ARTICULO 2.- Objetivos

El Banco Central de Costa Rica tendrá como principales objetivos, mantener la estabilidad interna y externa de la moneda nacional y asegurar su conversión a otras monedas y, como objetivos subsidiarios, los siguientes:

a) Promover el ordenado desarrollo de la economía costarricense, a fin de lograr la ocupación plena de los recursos productivos de la Nación, procurando evitar o moderar las tendencias inflacionistas o deflacionistas que puedan surgir en el mercado monetario y crediticio.

b) Velar por el buen uso de las reservas monetarias internacionales de la Nación para el logro de la estabilidad económica general.

c) Promover la eficiencia del sistema de pagos internos y externos y mantener su normal funcionamiento.

d) Promover un sistema de intermediación financiera estable, eficiente y competitivo.

ARTICULO 3.- Funciones esenciales

Para el debido cumplimiento de sus fines, le competerán al Banco Central, de acuerdo con la ley, las siguientes funciones esenciales:

a) El mantenimiento del valor externo y de la conversión de la moneda nacional.

b) La custodia y la administración de las reservas monetarias internacionales de la Nación.

c) La definición y el manejo de la política monetaria y cambiaria.

d) La gestión como consejero y banco-cajero del Estado.

e) La promoción de condiciones favorables al robustecimiento, la liquidez, la solvencia y el buen funcionamiento del Sistema Financiero Nacional.

f) La emisión de billetes y monedas, de acuerdo con las necesidades reales de la economía nacional.

g) La determinación de políticas generales de crédito y la vigilancia y coordinación del Sistema Financiero Nacional.

h) La custodia de los encajes legales de los intermediarios financieros.

i) El establecimiento, la operación y la vigilancia de sistemas de compensación.

j) El establecimiento de las regulaciones para la creación, el funcionamiento y el control de las entidades financieras.

k) La colaboración con los organismos de carácter económico del país, para el mejor logro de sus fines.

l) El desempeño de cualesquiera otras funciones que, de acuerdo con su condición esencial de Banco Central, le correspondan.

ARTICULO 4.- Acuerdo con los convenios

El Banco Central deberá actuar en lo que sea pertinente, absolutamente de acuerdo con las prescripciones de los convenios monetarios y bancarios internacionales, suscritos y ratificados por la República.

Podrá actuar como agente del Estado y en tal caso tendrá su representación legal y financiera en los trámites, las negociaciones, las operaciones y las decisiones resultantes de esos convenios. Podrá intervenir, en la forma en que prevean tales convenios, en la administración y el funcionamiento de las instituciones creadas y mantenidas por los mismos convenios.

ARTICULO 5.- Domicilio

El Banco Central tendrá su domicilio en el cantón Central de la provincia de San José o en cantones circunvecinos. Podrá actuar como agente o corresponsal de otros bancos centrales, de instituciones monetarias y bancarias internacionales y de bancos extranjeros de primer orden, así como designar a tales entidades como agentes o corresponsales suyos en el exterior.

SECCION II

Capital, reservas y utilidades

ARTICULO 6.- Capital

El Banco Central tendrá un capital de cinco millones de colones (¢5.000.000,00), aportado íntegramente por el Estado.

ARTICULO 7.- Reserva legal

Con la parte de las utilidades netas que esta ley destina al efecto,el Banco formará su reserva legal.

ARTICULO 8.- Utilidades

Las utilidades netas del Banco Central se determinarán después de apartar las sumas que hubiere autorizado el Auditor Interno del Banco para la formación de reservas para amortizar edificios, mobiliario, depreciaciones o castigos de colocaciones e inversiones, provisiones para prestaciones legales y fluctuaciones de cambios y cualesquiera otros fines similares. Tales reservas serán debidamente individualizadas en los libros y balances del Banco y podrán ser aumentadas con las sumas adicionales que dispusiere la Junta Directiva, previa autorización de la Auditoría Interna del Banco y antes de determinar las utilidades netas.

ARTICULO 9.- Período de ejercicio financiero

El ejercicio financiero del Banco será el año natural. Sin embargo, practicará una liquidación completa y formal de sus ganancias y pérdidas independientes, al cierre de cada semestre y para su validez deberá ser aprobada por el Auditor Interno del Banco.

ARTICULO 10.- Distribución de utilidades

Las utilidades netas del Banco Central se distribuirán de la siguiente manera:

a) El cincuenta por ciento (50%) para incrementar la reserva legal, mientras esta no haya alcanzado un monto igual al doble de su capital.

b) El veinticinco por ciento (25%) para abonar a la Cuenta de amortizaciones de la moneda acuñada.

c) El remanente, para amortización de activos, para constitución de otras reservas y para amortización de su propia deuda, con propósitos de saneamiento monetario.


ARTICULO 11.- Ganancias y pérdidas

Las ganancias y las pérdidas que tuviere el Banco Central como resultado de las modificaciones que se efectúen al valor externo de las monedas, serán tomadas en cuenta para el cálculo de las liquidaciones semestrales de ganancias y pérdidas; pero contabilizadas y acumuladas en una cuenta, que se denominará Cuenta de revaluaciones monetarias, la cual mostrará como saldo el que resulte del conjunto de esas ganancias y pérdidas, consolidadas en esa cuenta.

Si el saldo fuere a favor del Banco, este no podrá disponer de esos recursos para ningún propósito; si resultare un saldo en contra del Banco, la Junta podrá disponer su gradual amortización, haciendo uso de las reservas especiales a que se refiere el artículo 8.

Los intereses que llegue a pagar el Banco Central cuando colocare los bonos de estabilización monetaria, a que se refiere el artículo 74 de esta ley, y otros gastos financieros en que incurra el Banco en razón de programas de estabilización económica no recuperables, entrarán en la liquidación de ganancias y pérdidas, pero serán contabilizados en una cuenta que se denominará Cuenta de estabilización monetaria. Estas sumas deberán ser calificadas y aprobadas por el Auditor Interno del Banco.

Cada vez que se dé una autorización, se deberá publicar en el diario oficial.

ARTICULO 12.- Exenciones

Sin perjuicio de lo establecido por la Ley No. 2151, del 13 de agosto de 1957, el Banco Central está exento de cualquier contribución o impuesto en todo el territorio de la República.

(Derogado parcialmente, en lo referente a las excenciones del impuesto sobre las ventas, por el artículo 17 de la Ley N° 8114, Ley de Simplificación y EficienciaTributaria de 4 de julio del 2001).

SECCION III

Vigilancia, balances y publicaciones

ARTICULO 13.- Supervisión recibida

El Banco Central de Costa Rica estará sujeto a la supervisión de la Contraloría General de la República, de acuerdo con las disposiciones de la ley orgánica de esta, así como a la vigilancia y a la fiscalización de su Auditoría Interna, en la forma y en las condiciones prescritas en la ley, y de acuerdo con lo que se disponga en los reglamentos respectivos.

ARTICULO 14.- Publicaciones

El Banco Central de Costa Rica suministrará al público la información que tenga en su poder sobre la situación económica del país y la política económica. Como mínimo, el Banco:

a) Publicará, dentro de los primeros quince días hábiles de cada mes, un balance general de su situación financiera, que comprenderá un amplio detalle de su activo y pasivo al último día hábil del mes anterior. Incluirá un detalle de las cuentas a las que se refiere el artículo 11 de esta ley.

Los balances, las cuentas y los estados del Banco serán firmados por el Gerente y refrendados por el Auditor Interno. Si este no los refrendare, deberán ser publicados con las observaciones pertinentes. Ambos serán responsables de la exactitud y la corrección de estos documentos.

b) Publicará, durante el mes de enero de cada año, el programa monetario que se propone ejecutar durante el año, e indicará en él sus metas semestrales. Además, publicará, dentro de los primeros treinta días naturales de cada semestre, un informe sobre la ejecución del programa monetario y las modificaciones que se propone introducir en el semestre siguiente. También publicará cualquier modificación del programa monetario que realice durante el semestre, a más tardar una semana a partir de que el acuerdo de modificación sea declarado en firme por la Junta Directiva.

c) Pondrá a disposición del público, dentro de los primeros ocho días hábiles de cada mes, por medios escritos y sistemas electrónicos, un informe de las operaciones cambiarias realizadas por el Banco y, separadamente, las realizadas por el conjunto de entes que participan en el mercado cambiario. Esto incluirá los montos de las compras y ventas de divisas, según su origen y destino.

d) Publicará, mensualmente, un resumen estadístico de la situación económica del país, que incluya, por lo menos, información de producción, precios, moneda, crédito, exportaciones, importaciones y reservas internacionales brutas y netas. El Banco establecerá y publicará la metodología que usará para elaborar este resumen estadístico, así como los cambios que realice en la metodología.

e) Pondrá a disposición del público, por medios escritos y sistemas electrónicos, la información diaria sobre los tipos de cambio que rigieron durante el día anterior, en cada uno de los entes autorizados para participar en el mercado cambiario, así como el tipo de cambio promedio que rigió el día anterior en los entes autorizados. Para hacer este último cálculo, el Banco establecerá y publicará la metodología que usará, así como los cambios que haga en ella.

f) Publicará, durante los meses de enero y julio, un informe de la evolución de la economía en el semestre anterior. Se autoriza al Banco Central para cobrar el costo de las publicaciones y de cualquier otro medio que utilice para divulgar información económica.

El Banco está obligado a guardar la confidencialidad de la información individual que le suministren las personas físicas y jurídicas.

ARTICULO 15.- Publicación de acuerdos

Sin perjuicio de lo establecido por la Ley General de la Administración Pública, el Banco publicará, con propósitos informativos, en el diario oficial y en sistemas electrónicos, los acuerdos de la Junta Directiva que sean de interés general y, principalmente, los siguientes:

a) Los acuerdos que determinen o modifiquen los tipos de cambio y las tasas de redescuento e interés que computará el Banco en sus operaciones.

b) Los acuerdos que se refieren a la determinación de los encajes mínimos, de los límites máximos cuantitativos para las carteras de los bancos y las demás normas que se apliquen para el control del Sistema Financiero del país.

c) Los acuerdos de carácter general referentes a las actividades cambiarias y monetarias del país, que tengan aplicación para la regulación de la moneda, el crédito, el medio circulante y la economía nacional.

ARTICULO 16.- Publicación de la memoria anual Dentro de los primeros tres meses de cada año, el Banco Central publicará una memoria anual, en la cual dará a conocer su situación financiera y las operaciones que hubiere efectuado en el curso del año anterior. Esta memoria deberá contener, por lo menos, lo siguiente:

a) Una relación analítica de la situación financiera del Banco, de sus operaciones, resultados económicos y demás actividades internas durante el año en referencia.

b) Una exposición resumida del desarrollo de los principales acontecimientos económicos, monetarios, financieros y bancarios del país en ese año.

c) Un análisis explicativo de la política monetaria, cambiaria y crediticia seguida por el Banco en ese lapso y, además, los cuadros numéricos, gráficos y anexos estadísticos que se consideren convenientes y el texto completo de las disposiciones legales dictadas durante el período que se reseña, en relación con las funciones y las operaciones del Banco y con sus actividades en la economía de Costa Rica.

SECCION IV

Junta Directiva

ARTICULO 17.- Integración

El Banco Central funcionará bajo la dirección de una Junta Directiva, la cual estará integrada por los siguientes miembros:

a) El Presidente del Banco Central, designado por el Consejo de Gobierno, por un plazo que se iniciará y terminará con el período constitucional del Presidente de la República. Si el Presidente del Banco Central cesare en el cargo, antes de haber cumplido el período para el cual fue nombrado, quien lo sustituya también terminará sus funciones al finalizar el citado período constitucional. Podrá ser removido de su cargo por decisión del Consejo de Gobierno, sin derecho a indemnización laboral alguna.

La remoción acordada por el Consejo de Gobierno implicará también la de miembro de la Junta Directiva de la Institución.

b) El Ministro de Hacienda o quien ejerza temporalmente esa cartera en ausencia del titular. En ningún caso podrá delegarse esta representación en terceras personas.

c) Cinco personas de absoluta solvencia moral y con amplia capacidad y experiencia en materia económica, financiera, bancaria y de administración.

Estos miembros serán nombrados por el Consejo de Gobierno; pero los nombramientos deberá ratificarlos la Asamblea Legislativa. La duración de

los nombramientos será por períodos de noventa meses. Se nombrará un miembro cada dieciocho meses.

Los miembros de la Junta Directiva podrán ser reelegidos. Quien sustituya en el cargo cesante a un miembro de la Junta Directiva, antes

de haberse cumplido el período respectivo, será nombrado por el plazo que le falte por cumplir al director sustituido.

Durante el proceso de ratificación de directores por parte de la Asamblea Legislativa, la Junta Directiva podrá sesionar, válidamente, con la presencia de cinco de sus miembros, como mínimo.

(Así adicionado el párrafo anterior por el artículo 1° de la Ley N° 8447 del 24 de mayo del 2005)

ARTICULO 18.- Requisitos de los miembros de la Junta Directiva

Es indispensable que los miembros de la Junta Directiva reúnan, además de las condiciones previstas en el inciso c) del artículo 17, los siguientes requisitos:

a) Ser mayores de treinta años de edad.

b) Ser costarricenses.

c) Ser de reconocida y probada honorabilidad.

ARTICULO 19.- Impedimentos para ser miembros de la Junta Directiva

No podrán designarse como miembros de la Junta Directiva del Banco

Central:

a) Las personas que hayan sido declaradas culpables en la vía judicial, durante los cinco años anteriores a su nombramiento, en una demanda ejecutiva fundada en el atraso o la falta de pago de obligaciones propias con cualquiera de las entidades financieras sujetas a la fiscalización de la Superintendencia.

b) Las personas que no estén al día en el pago de sus obligaciones con las entidades supervisadas por el Sistema Financiero Nacional.

c) Las personas que estén ligadas entre sí, por parentesco por consanguinidad o afinidad, hasta el tercer grado inclusive.

d) Quienes sean socios de la misma sociedad, en nombre colectivo o de responsabilidad limitada, o formen parte del mismo directoriode una sociedad por acciones. Cuando, con posterioridad a sus nombramientos, se presentare una de estas incapacidades, caducará el nombramiento del miembro de menor edad. Asimismo, cesará en el nombramiento la persona nombrada, cuando se presentare alguna de las situaciones detalladas en los dos primeros incisos de este artículo.

ARTICULO 20.- Incompatibilidad con el cargo

El cargo de miembro de la Junta Directiva es incompatible con el de:

a) Miembro o empleado de los Supremos Poderes o quien lo sustituya en sus ausencias temporales y quien desempeñe cargos públicos no remunerados por el Estado, con excepción del Ministro de Hacienda o quien lo sustituya, conforme con el inciso b) del artículo 17 de esta ley.

b) Gerente, personero o empleado del propio Banco Central.

c) Accionista y miembro de la junta directiva o del consejo directivo de entidades sujetas a la fiscalización de la Superintendencia General de Entidades Financieras, de la Superintendencia de Pensiones o la Comisión Nacional de Valores o quienes, a la fecha de su nombramiento, tengan a sus padres, hermanos, cónyuges o hijos en esa condición, en las entidades dichas.

d) Gerente, personero o empleado de entidades financieras sujetas a la fiscalización de los entes mencionados en el inciso anterior.

e) Funcionario de organismos financieros o bancarios, internacionales y regionales.

Cuando, con posterioridad a su nombramiento, se comprobare la existencia previa de alguno de estos impedimentos, caducará la designación de miembro de la Junta.

ARTICULO 21.- Causas de cese

Los miembros de la Junta serán inamovibles durante el período para el cual fueron designados. Sin embargo, cesará de ser miembro de la Junta Directiva del Banco:

a) El que dejare de ofrecer los requisitos establecidos en el artículo 18 o incurriere en alguna de las prohibiciones del artículo 20.

b) El que se ausentare del país por más de dos meses sin autorización de la Junta. La Junta no podrá conceder licencias por más de tres meses.

c) El que, por cualquier causa no justificada debidamente, hubiere dejado de concurrir a tres sesiones ordinarias consecutivas.

d) El que infringiere alguna de las disposiciones contenidas en las leyes, los decretos o los reglamentos aplicables al Banco o consintiere su infracción.

e) El que fuere responsable de actos u operaciones fraudulentas o ilegales.

f) El que, por incapacidad, no hubiere podido desempeñar su cargo durante seis meses.

g) El que fuese declarado incapaz.

En cualquiera de estos casos y los señalados en el artículo 19 de esta ley, la Junta Directiva levantará la información correspondiente y dará aviso al Consejo de Gobierno para que este determine si procede declarar la separación o la vacante, designando sustituto. En tal caso el nombramiento se efectuará dentro del término de quince días.

La separación de cualquiera de los miembros de la Junta Directiva no lo libra de las responsabilidades legales en que pudiera haber incurrido por incumplimiento de alguna de las disposiciones de esta ley.

ARTICULO 22.- Responsabilidad por lesión patrimonial Los miembros de la Junta desempeñarán su cometido con absoluta independencia del Poder Ejecutivo y serán, por tanto, los únicos responsables de su gestión.

Sin perjuicio de las otras sanciones que les correspondan, responderán personalmente, con su patrimonio, por las pérdidas que se irroguen al Banco por la autorización que hayan hecho de operaciones prohibidas por la ley. Quedarán exentos de esta responsabilidad únicamente quienes hicieren constar su voto disidente.

ARTICULO 23.- Prohibición

Los miembros de la Junta Directiva del Banco Central no podrán participar en actividades político-electorales, salvo con la emisión de su voto y en las que sean obligatorias por ley. Esta prohibición es aplicable al Gerente, al Subgerente, al Superintendente y al Intendente Generales de la Superintendencia General de Entidades Financieras, al Superintendente y al Intendente de Pensiones, al Gerente y al Subgerente de la Comisión Nacional de Valores, al Auditor y al Subauditor Internos del Banco Central, de la Superintendencia de Pensiones, de la Comisión Nacional de Valores y de la Superintendencia General de Entidades Financieras.

ARTICULO 24.- Sesiones

La Junta Directiva del Banco Central se reunirá en sesión ordinaria una vez por semana y, con el propósito exclusivo de estudiar la situación económica nacional, en relación con las funciones de su competencia, una vez por mes. Además, en sesión extraordinaria cada vez que sea convocada al efecto, de acuerdo con los reglamentos internos.

Los miembros de la Junta Directiva del Banco Central, excepto el Ministro de Hacienda, devengarán, por cada sesión a la que asistan, dietas correspondientes al diez por ciento (10%) del salario base del Contralor General de la República. No podrán remunerarse más de cinco sesiones por mes.
ARTICULO 25.- Quórum

El quórum de las sesiones de la Junta Directiva del Banco Central, ordinarias o extraordinarias, se formará con cinco miembros de la Junta. Los acuerdos se tomarán, salvo disposición legal en contrario, por mayoría de votos. En caso de empate, el Presidente tendrá doble voto.

ARTICULO 26.- Asistencia del Gerente y el Auditor Interno a sesiones El Gerente y el Auditor Interno asistirán a las sesiones de la Junta, en la cual tendrán voz, pero no voto. Podrán, sin embargo, cuando lo consideren necesario, hacer constar en las actas respectivas sus opiniones sobre los asuntos que se debaten.

ARTICULO 27.- Comisiones

Para el debido desempeño de sus funciones, la Junta Directiva del Banco Central integrará, libremente, las comisiones que juzgue convenientes, con las excepciones que en esta ley se señalan.

ARTICULO 28.- Atribuciones, competencias y deberes

La Junta Directiva del Banco Central tendrá las siguientes atribuciones, competencias y deberes:

a) En materia cambiaria:

i) Establecer, con el voto favorable de por lo menos cinco de sus miembros, el régimen cambiario que considere apropiado, ajustándose a las disposiciones legales.

ii) La Junta Directiva podrá establecer un régimen cambiario en el cual la determinación del tipo de cambio le corresponda efectuarla al Banco Central. En este caso, la fijación deberá hacerla la Junta Directiva con el voto favorable de, por lo menos, cinco de sus miembros. También podrá la Junta establecer un régimen cambiario, donde la determinación del tipo de cambio le corresponda hacerla al mercado. En este caso, podrá adoptar un sistema con intervención del Banco o sin ella.

iii) En el caso en que el sistema que establezca el Banco Central requiera, para el cumplimiento de los fines establecidos en esta ley, la intervención del Banco en el mercado de divisas, la Junta Directiva establecerá los límites de dichas acciones y ejercerá un control sobre ellas.

b) Establecer las tasas de interés y de redescuentos del Banco, así como las comisiones para sus operaciones activas y pasivas. En el caso de operaciones de mercado abierto, esta facultad podrá ser delegada por la Junta Directiva en una comisión compuesta, como mínimo, por tres miembros de dicha Junta. En este caso, la Junta fijará los límites a las actuaciones de tal comisión.

c) Dirigir la política monetaria, cambiaria y crediticia de la República y reglamentar de modo general y uniforme, las normas a que los intermediarios financieros deberán ajustarse.

d) Aprobar, modificar y controlar el programa monetario y su ejecución, por lo menos trimestralmente.

e) Aprobar la compra de letras del tesoro, con el voto de por lo menos cinco de sus miembros.

f) Regular las operaciones de crédito y establecer las condiciones generales y los límites de las diferentes operaciones del propio Banco, autorizadas por la ley.

g) Determinar los niveles de los encajes mínimos legales, el margen máximo de intermediación financiera, el límite máximo global de las colocaciones e inversiones de las instituciones financieras y los recargos arancelarios, de acuerdo con la ley.

h) Ejercer todas las funciones y atribuciones que, respecto de las entidades financieras, le confieren las leyes.

i) Fijar las posiciones del Banco como representante, agente o depositario del Estado, en sus relaciones con instituciones monetarias y bancarias de carácter internacional, de conformidad con los tratados suscritos y ratificados por la República y designar los funcionarios que deba nombrar el país en esas instituciones, siempre que esa designación le corresponda al Banco Central. En consecuencia, le corresponderá aprobar los términos y condiciones de los acuerdos por suscribir por el Banco, con esas instituciones.

j) Fijar las posiciones del Banco en sus relaciones con las instituciones del Estado.

k) Acordar y revocar la designación de corresponsales, dentro y fuera del país, y aceptar la corresponsalía de las instituciones que le permite la ley.

l) Acordar, reformar e interpretar los reglamentos internos del Banco y regular sus servicios de organización y administración.

m) Acordar el presupuesto anual de la Institución y los presupuestos extraordinarios. Ambos requerirán la aprobación de la Contraloría General de la República. Asimismo, podrá dictar sus propias políticas en materia de clasificación y valoración de puestos; para ello, tomará en cuenta las particularidades y necesidades específicas de las funciones realizadas por sus órganos, dependencias y órganos desconcentrados.

(Así reformado por el artículo 188, inciso a), de la Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997)

n) Nombrar y remover al Gerente, los Subgerentes, el Auditor Interno y el Subauditor Interno y asignarles sus funciones y deberes, dentro de las prescripciones de esta ley.

ñ) Aprobar la memoria anual, los balances y las cuentas de ganancias y pérdidas, así como el destino de las utilidades, de acuerdo con los preceptos de ley.

o) (Derogado por el artículo 194 de la Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997)

p) (Derogado por el artículo 194 de la Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997)

q) Otorgar y revocar poderes a los funcionarios que determine, con las facultades y las limitaciones que ella establezca.

r) Acordar la realización de concursos públicos para promover la investigación sobre temas propios de la competencia del Banco Central, así como el otorgamiento de premios dentro de estos concursos, todo conforme a las disposiciones reglamentarias que dicte la Junta Directiva.

s) (Derogado por el artículo 194 de la Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997)

t) Dictar los presupuestos, ordinarios y extraordinarios, de los órganos desconcentrados encargados de la supervisión de las actividades financieras, así como el régimen de salarios y otras remuneraciones. Al establecer este régimen, se tendrán en cuenta las necesidades específicas de cada órgano.

u) Ejercer las demás funciones, facultades y deberes que le correspondan, de acuerdo con las leyes.

SECCION V

Presidencia

ARTICULO 29.- Atribuciones

El Presidente del Banco Central tendrá la máxima representación de la Institución, en materia de gobierno y en el manejo de sus relaciones con otras instituciones y organismos financieros internacionales. Para ejercer estas funciones, la Junta Directiva le otorgará los poderes que correspondan.

El Presidente del Banco Central tendrá las siguientes atribuciones:

a) Velar por el cumplimiento de los deberes y objetivos del Banco Central y la marcha general de la Institución.

b) Presidir la Junta Directiva, someter a la consideración de esta los asuntos cuyo conocimiento le corresponda, dirigir los debates, tomar las votaciones y resolver los casos de empate.

c) Autorizar con su firma, conjuntamente con el Gerente, los billetes y valores mobiliarios que emita el Banco, así como la memoria anual y los otros documentos que determinen las leyes, los reglamentos de la Institución y los acuerdos de la Junta.

d) Someter al conocimiento de la Junta normas generales relacionadas con la política monetaria, cambiaria, crediticia y bancaria de la Institución.

e) Atender las relaciones con los personeros del Estado, los bancos, las instituciones autónomas y las entidades financieras del país.

f) Coordinar la acción del Banco y suscribir acuerdos y convenios con las demás instituciones y entidades públicas del país y del exterior, de conformidad con los acuerdos que adopte la Junta.

g) Las demás que correspondan conforme a lo dispuesto en esta ley y sus reglamentos.

El Presidente tendrá la representación legal, judicial y extrajudicial del Banco Central, con las facultades que, para los apoderados generalísimos, determina el artículo 1253 del Código Civil.

ARTICULO 30.- Nombramiento del Vicepresidente

La Junta Directiva del Banco Central nombrará de su seno, anualmente, un Vicepresidente, quien reemplazará al Presidente en sus ausencias o en caso de impedimento temporal, con todas las atribuciones, facultades y deberes.

El Vicepresidente podrá ser reelegido. Cuando en alguna sesión ambos estuvieren ausentes, la Junta nombrará a uno de sus miembros como director del debate quien, en tal caso, tendrá las atribuciones, facultades y deberes del Presidente en relación con la Junta Directiva.

La designación del Vicepresidente no podrá recaer en el Ministro de Hacienda.

SECCION VI

Gerencia y Subgerencias del Banco

ARTICULO 31.- Designación de Gerente

La Junta Directiva del Banco Central designará un Gerente, a propuesta del Presidente del Banco, con el voto favorable de no menos de cinco de sus miembros. El Gerente será el responsable de la gestión administrativa del Banco, de acuerdo con la ley y las instrucciones que le imparta la Junta Directiva.

ARTICULO 32.- Designación de Subgerente

La Junta Directiva podrá nombrar un Subgerente, quien, además de sus funciones legales y reglamentarias, reemplazará al Gerente en sus ausencias temporales.

El Gerente y el Subgerente serán nombrados por un período de seis años y podrán ser reelegidos. A estos se les aplicarán las disposiciones contenidas en los artículos 18, 19, 20 y 21 de esta ley, en lo que fuere procedente.

La remoción del Gerente o del Subgerente requerirá el voto de por lo menos cinco miembros de la Junta Directiva. El voto de cada miembro de la Junta será nominal y razonado, lo cual constará en el acta respectiva.

ARTICULO 33.- Atribuciones del Gerente

El Gerente del Banco Central tendrá las siguientes atribuciones:

a) Ejercer las funciones inherentes a su condición de administrador, vigilando la organización y el funcionamiento de las dependencias puestas por la Junta bajo su autoridad, la observancia de las leyes y los reglamentos, así como el cumplimiento de los acuerdos de la Junta.

b) Proponer, a la Junta Directiva, la creación de las plazas y los servicios indispensables para el debido funcionamiento del Banco Central.

c) Actuar como superior jerárquico del Banco, en materia de personal.

d) Autorizar con su firma, conjuntamente con el Presidente del Banco, los billetes y valores mobiliarios que emita el Banco, así como la memoria anual y otros documentos que determinen las leyes y los reglamentos de la Institución y los acuerdos de la Junta.

e) Suministrar a la Junta la información regular, exacta y completa, necesaria para asegurar el buen gobierno y la dirección superior del Banco.

f) Presentar a la Junta el presupuesto del Banco y los presupuestos extraordinarios necesarios y vigilar su correcta aplicación.

g) Delegar sus atribuciones, de acuerdo con lo establecido en el reglamento del Banco.

h) Ejercer las demás funciones y facultades que le correspondan, de conformidad con la ley, los reglamentos del Banco y otras disposiciones pertinentes.

El Gerente tendrá la representación judicial y extrajudicial del Banco Central, con las facultades que para los apoderados generalísimos, determina el artículo 1253 del Código Civil.

ARTICULO 34.- Jefatura administrativa

Con excepción de la Superintendencia General de Entidades Financieras, la Superintendencia de Pensiones y la Comisión Nacional de Valores, el Gerente será el jefe administrativo superior de todas las dependencias del Banco Central y de su personal. Además, será el responsable, ante la Junta Directiva, del funcionamiento administrativo eficiente y correcto de la Institución.

El Subgerente será el subjefe administrativo superior y actuará bajo la autoridad jerárquica del Gerente.

SECCION VII

Auditoría Interna

ARTICULO 35.- Función principal

El Banco Central tendrá una Auditoría Interna que dependerá directamente de la Junta Directiva; su función principal será comprobar el cumplimiento, la suficiencia y la validez del sistema de control interno establecido por la administración del Banco.

Cada uno de los órganos supervisores adscritos al Banco Central tendrá su propia auditoría interna.

ARTICULO 36.- Funcionamiento

La Auditoría Interna del Banco Central funcionará bajo la responsabilidad y la dirección inmediatas de un Auditor Interno o, en su defecto, de un Subauditor Interno, nombrados por la Junta Directiva, con el voto favorable de no menos de cinco de sus miembros.

El Auditor y el Subauditor Internos sólo podrán ser removidos de sus cargos por la Junta Directiva, por justa causa, mediante resolución razonada y de acuerdo con lo establecido en la Ley de enriquecimiento ilícito de los servidores públicos.

A estos funcionarios se les aplicarán las disposiciones contenidas en los artículos 18, 19, 20 y 21 de esta ley, en lo que fuere procedente.

ARTICULO 37.- Movimientos de personal

La administración del Banco Central hará los nombramientos, las remociones, permutas, sanciones, promociones, concesión de licencias y los demás movimientos de personal de la Auditoría, previa aprobación del Auditor Interno, respetando las políticas generales establecidas por la Junta Directiva.

ARTICULO 38.- Atribuciones del Auditor Interno El Auditor Interno del Banco Central o, en su defecto, el Subauditor tendrá las siguientes atribuciones:

a) Ejercer las funciones propias de su cargo, vigilando y fiscalizando la organización y el funcionamiento del Banco Central.

b) Vigilar el cumplimiento de las leyes, los reglamentos, las resoluciones y los acuerdos de la Junta Directiva.

c) Refrendar los estados financieros del Banco Central. Si tuviere razones para no hacerlo, lo pondrá en conocimiento de la administración y, si esta no hiciere las correcciones en el tiempo indicado por el Auditor, este deberá informar a la Junta Directiva, mediante oficio que dirigirá a todos los miembros de la Junta.

d) Vigilar que el Banco Central realice todas las publicaciones que establezcan esta y otras leyes.

e) Vigilar y controlar las emisiones de valores, billetes y monedas que haga el Banco Central, así como las operaciones de impresión, acuñación, canje, retiro, cancelación, desmonetización, destrucción y otros de tales valores, billetes y monedas.

f) Levantar las informaciones que le solicite la Junta. Podrá examinar libremente los libros, documentos, archivos y las instalaciones del Banco.

g) Exigir a la administración, en la forma, las condiciones y los plazos que él mismo determine, la presentación de los informes que considere convenientes.

h) Comunicar, a las autoridades administrativas del Banco, los resultados de los estudios de la Auditoría y, en caso de que estas no dictaren las medidas que, a juicio del Auditor Interno, fueren eficaces para responder a los planteamientos realizados, en un plazo prudencial, que él mismo determinará obligatoriamente deberá informar a la Junta Directiva, mediante oficio dirigido a todos los miembros de la Junta.

i) Presentar anualmente a la Junta Directiva un informe de labores y un plan de sus actividades de auditoría.

j) Proponer a la Junta Directiva la creación de plazas y servicios que considere indispensables para el cumplimiento de sus funciones.

k) Asesorar a la Gerencia en el diseño de los controles internos.

l) Ejercer las demás funciones y atribuciones que le correspondan, de acuerdo con las leyes, los reglamentos y otras disposiciones pertinentes.

ARTICULO 39.- Informes

Los informes que emita el Auditor Interno serán presentados a la Junta Directiva.

SECCION VIII

Organización del Banco Central

ARTICULO 40.- Organización interna

El Banco Central de Costa Rica tendrá la organización administrativa interna que, a juicio de la Junta Directiva, sea indispensable crear para el mejor servicio de la institución.

Las oficinas y dependencias del Estado y de las instituciones autónomas estarán obligadas a prestar su asistencia a los departamentos del Banco Central, con el objeto de que estos puedan cumplir eficientemente con sus funciones. Para ello, deberán proporcionarles a la mayor brevedad, los datos, informes y estudios que les soliciten.

El incumplimiento de esta obligación por los funcionarios responsables de las oficinas y dependencias del Estado y de las instituciones autónomas será considerado falta grave a los deberes del cargo.

Únicamente con propósitos estadísticos, los funcionarios del Banco Central de Costa Rica tendrán acceso a la información tributaria. Deberán acatar las mismas prohibiciones y limitaciones establecidas en el artículo 117 del Código de Normas y Procedimientos Tributarias, Ley No. 4755, de 3 de mayo de 1971; además, estarán sujetos a lo dispuesto en el artículo 203 del Código Penal.

(Así reformado por el artículo 188, inciso b), de la Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997)

ARTICULO 41.- Reglamento

El reglamento del Banco Central contendrá normas adecuadas que regulen la organización administrativa interna de la Institución, así como las facultades y obligaciones que les correspondan a los funcionarios encargados de ellas.

CAPITULO II

POLITICA MONETARIA

FINANCIERA Y CAMBIARIA

SECCION I

La moneda y su emisión

ARTICULO 42.- Unidad monetaria

La unidad monetaria de la República de Costa Rica será el colón, que se dividirá en cien partes iguales llamadas céntimos. El símbolo del colón será la letra C, cruzada por dos líneas paralelas verticales.

ARTICULO 43.- Medio de pago legal

El medio de pago legal de la República estará constituido por los billetes y las monedas emitidos y puestos en circulación por el Banco Central de Costa Rica.

ARTICULO 44.- Derecho de emisión

El Banco Central tendrá el derecho exclusivo de la emisión de billetes y monedas en el territorio nacional. Ni el Estado ni ninguna otra persona, natural o jurídica, podrá emitir billetes, monedas ni otros documentos o títulos que puedan circular como dinero.

Se exceptúan de esta prohibición las personas autorizadas, en forma temporal y restringida, por leyes especiales, para usar signos representativos de dinero, en la forma y las condiciones establecidas en tales leyes. Tampoco rige esta prohibición para los documentos de pago o de crédito de carácter mercantil, tales como letras de cambio, cheques, pagarés y cualesquiera otros de ese género, cuya circulación limitada esté reconocida y establecida por las leyes.

Cualquier contravención a las disposiciones de este artículo será castigada con una multa equivalente al veinticinco por ciento (25%) del monto total emitido.

ARTICULO 45.- Características de monedas y billetes

La Junta Directiva del Banco Central establecerá las características que deben tener los billetes y las monedas.

(TEXTO MODIFICADO por Resolución de la Sala Constitucional Nº 1300-99 de

las 16:09 horas del 23 de febrero de 1999)

ARTICULO 46.- Poder de billetes y monedas

Los referidos billetes y monedas tendrán, en el territorio de la República, poder liberatorio ilimitado y servirán para liquidar toda clase de obligaciones pecuniarias, tanto públicas como privadas.

ARTICULO 47.- Impedimento para emitir valores

El Estado no podrá emitir ni autorizar a ninguna persona, natural o jurídica, para emitir bonos, cédulas, obligaciones o títulos de cualquier clase, que tengan como condición o garantía, su conversión en dinero por parte del Banco Central.

ARTICULO 48.- Valor comercial efectivo

Los actos, contratos y obligaciones en moneda extranjera serán válidos, eficaces y exigibles; pero podrán ser pagados a opción del deudor, en colones computados según el valor comercial efectivo que, a la fecha del pago, tuviera la moneda extranjera adeudada. Se entenderá como valor comercial el tipo de cambio promedio calculado por el Banco Central de Costa Rica, para las operaciones del mercado cambiario, donde no existan restricciones para la compra o venta de divisas. El Banco Central deberá hacer del conocimiento público, la metodología aplicada en dicho cálculo.

ARTICULO 49.- Pagos en moneda extranjera

Como excepción de lo dispuesto en el artículo anterior, podrán pactarse en moneda extranjera y, en tales casos, deberán pagarse en ella:

a) Las obligaciones y los contratos que deban ser pagados desde Costa Rica en el extranjero y viceversa.

b) Las operaciones y obligaciones directamente relacionadas con las transacciones de importación y de exportaciones nacionales.

c) Las operaciones y obligaciones efectuadas en moneda extranjera con recursos provenientes del extranjero.

d) Los avales y las garantías de pago de préstamos de dinero, desembolsados en monedas extranjeras, con recursos provenientes del extranjero.

e) Las remuneraciones y los gastos de los agentes diplomáticos y cónsules de carrera acreditados en Costa Rica y de los miembros de agencias de gobiernos extranjeros o instituciones establecidas en el país.

f) Las remuneraciones y los gastos que deban pagarse a personas o entidades domiciliadas en el extranjero, por concepto de servicios prestados a personas o entidades del país.

g) Las obligaciones contraídas en favor de personas jurídicas de derecho público que, por leyes especiales, deban ser pagadas en especie o en moneda extranjera.

h) Los títulos de crédito o valores que se emitiesen por el Estado, el Banco Central de Costa Rica y las entidades sujetas a la Superintendencia General de Entidades Financieras.

i) Las captaciones en moneda extranjera, constituidas en las entidades sujetas a la fiscalización de la Superintendencia General de Entidades Financieras.

j) Los préstamos desembolsados en moneda extranjera, por las instituciones supervisadas por la Superintendencia General de Entidades Financieras, con los recursos provenientes de las operaciones mencionadas en los incisos c), h) e i) de este artículo.

ARTICULO 50.- Fines de la emisión monetaria

El Banco Central sólo podrá hacer uso de sus poderes de emisión

monetaria o, en su caso, poner en circulación billetes y monedas para los

siguientes fines, de acuerdo con las facultades y restricciones

establecidas por la presente ley:

a) Comprar oro y divisas extranjeras.

b) Realizar las operaciones de crédito, redescuentos, préstamos y

las inversiones en valores mobiliarios, autorizados expresamente

en esta ley.

c) Efectuar las inversiones en bienes raíces para el servicio de la

Institución y las que realice en muebles, materiales,

instalaciones y útiles necesarios para su funcionamiento, así

como las inversiones originadas en el funcionamiento de la

biblioteca, la adquisición de colecciones arqueológicas y

numismáticas y otras semejantes.

d) Pagar los cheques librados contra las cuentas corrientes,

cancelar sus demás depósitos y rescatar los bonos de

estabilización que emita conforme a lo dispuesto en esta ley.

e) Canjear billetes por monedas y viceversa.

f) Ejecutar las operaciones que, como Banco Central o agente del

Estado, realice con las instituciones bancarias y monetarias

internacionales, de acuerdo con los convenios suscritos y

ratificados por la República.

g) Satisfacer los gastos, intereses, comisiones y demás obligaciones

originados por su normal funcionamiento y por el movimiento de

sus cuentas de resultados y de capital.

ARTICULO 51.- Retiro de billetes y monedas

El Banco Central estará obligado a retirar de la circulación los

billetes y las monedas que ingresen a sus arcas, en virtud de cualquiera

de las operaciones enumeradas a continuación:

a) Ventas de oro y divisas extranjeras.

b) Cancelación de operaciones de crédito, colocaciones e

inversiones.

c) Cancelación de las inversiones a que se refiere el inciso c) del

artículo anterior.

d) Ingresos a sus cuentas de depósitos y ventas de los bonos de

estabilización monetaria.

e) Canjes de billetes por monedas y viceversa.

f) Cancelación de las transacciones efectuadas con los organismos

mencionados en el inciso f) del artículo anterior.

g) Entradas por intereses, descuentos, comisiones y cualesquiera

otras operaciones relacionadas con el movimiento de sus cuentas

de resultados y de capital.

SECCION II

Créditos e inversiones

ARTICULO 52.- Operaciones de crédito

El Banco Central podrá efectuar las siguientes operaciones de

crédito, con sujeción estricta a las condiciones y las restricciones

establecidas en esta ley, sin que por ello esté obligado a realizarlas:

a) Con el fin de salvaguardar la estabilidad del Sistema Financiero

Nacional, redescontar, a las entidades financieras sujetas a la

supervisión de la Superintendencia General de Entidades

Financieras, los documentos de crédito que reúnan todas las

formalidades exigidas por las leyes, en las siguientes

condiciones:

i) Para poder tener acceso al redescuento, las entidades

financieras privadas deberán:

1) Tener derecho de acceso a captaciones en cuentas

corrientes, establecidas para los bancos privados, en las

condiciones definidas en el inciso c) del artículo 162 de

esta ley, o alternativamente.

2) Mantener un saldo mínimo de préstamos para la banca

estatal, equivalente a un doce por ciento (12%) una vez

deducido el encaje correspondiente de sus captaciones

totales, a plazos de treinta días o menos tanto en moneda

nacional como extranjera. Los bancos estatales

reconocerán a las entidades privadas, por dichos

recursos, una tasa de interés igual al cincuenta por

ciento (50%) de la tasa básica pasiva calculada por el

Banco Central o de la tasa LIBOR a un mes,

respectivamente.

El Banco Central podrá incluir para los propósitos de los

requisitos 1) y 2) anteriores, cualesquiera otras cuentas

del pasivo de las entidades financieras que, a su juicio,

fueren similares a las obligaciones constituidas como

captaciones a treinta días o menos.

El derecho al redescuento, a que se refiere este inciso,

se adquiere tres meses después de haber cumplido sin

interrupción, con lo estipulado en la alternativa

escogida.

ii) El plazo de estas operaciones no podrá exceder de un mes y

será aprobado por la Comisión de redescuentos del Banco

Central de Costa Rica, establecida en el artículo 57 de esta

ley, la cual informará de su decisión a la Superintendencia

General de Entidades Financieras. Esta operación podrá

extenderse por otro período igual, por una única vez,

mediante acuerdo de la Junta Directiva del Banco Central de

Costa Rica, previo dictamen afirmativo de la

Superintendencia General de Entidades Financieras. El Banco

Central de Costa Rica reglamentará lo necesario para hacer

operativos estos principios.

iii) La tasa de interés del redescuento no podrá ser inferior a

la tasa promedio de mercado para crédito comercial, otorgado

por las entidades reguladas por la Superintendencia General

de Entidades Financieras, según metodología que establecerá

y publicará el Banco Central de Costa Rica. Esa tasa será de

aplicación general para estas operaciones.

iv) El Banco Central de Costa Rica determinará, por reglamento,

los criterios para establecer el monto máximo de redescuento

al que pueden tener acceso las entidades reguladas. Tal

monto deberá estar en relación directa con el valor de los

activos realizables de las entidades involucradas.

v) Cada una de las operaciones de redescuento debe estar

debidamente garantizada.

b) Conceder, a las entidades financieras supervisadas por la

Superintendencia General de Entidades Financieras, préstamos de

emergencia en las siguientes condiciones:

i) La entidad debe cumplir con los requisitos del sub inciso i)

del inciso a) de este artículo.

ii) La entidad deberá estar intervenida por instrucciones de la

Superintendencia General de Entidades Financieras y deberá

tener un programa de salvamento, que la Superintendencia

General de Entidades Financieras dictamine como viable.

iii) Podrán otorgarse, por un plazo hasta de seis meses,

prorrogable por un período máximo de seis meses previo

dictamen afirmativo de la Superintendencia General de

Entidades Financieras.

iv) Estas operaciones deberán ser aprobadas por la Junta

Directiva del Banco Central de Costa Rica con el voto de,

por lo menos, cinco de sus miembros.

v) La tasa de interés de estas operaciones será igual a la tasa

de interés fijada para las operaciones de redescuento.

vi) Estos préstamos deberán ser garantizados a satisfacción del

Banco Central de Costa Rica, el cual emitirá un reglamento

para regular los criterios que deberán regir los montos y

demás aspectos de estas operaciones.

c) Comprar, vender y conservar como inversión, con el carácter de

operaciones de mercado abierto, títulos y valores mobiliarios de

primera clase, de absoluta seguridad y liquidez y de transacción

normal y corriente en el mercado. La Junta, con el voto favorable

de no menos de cinco de sus miembros, determinará la forma, las

condiciones y la cuantía de las operaciones de esta naturaleza;

así como, con la misma votación, la clase de valores mobiliarios

con que se operará y los requisitos que deberán reunir para su

aceptación por parte del Banco Central de Costa Rica.

d) Comprar letras del tesoro, emitidas de acuerdo con la ley,

siempre que estas no se compren para pagar otras letras del

tesoro en poder del Banco Central de Costa Rica. Este no podrá

llegar a tener colocado en cartera más de un veinteavo del total

de gastos del Presupuesto General Ordinario de la República y sus

modificaciones. La tasa de interés de las letras del tesoro no

podrá ser inferior a la tasa básica pasiva calculada por el Banco

Central de Costa Rica.

El Banco Central de Costa Rica deberá informar a la Asamblea

Legislativa, al día siguiente de tomarse el acuerdo, por parte de

la Junta Directiva, cada vez que compre letras del tesoro.

La metodología para calcular la tasa básica pasiva deberá

publicarse por parte del Banco Central. Igualmente, deberá

publicar cualquier modificación a dicha metodología.

e) Ejecutar las operaciones que, como Banco Central o como agente

del Estado, le corresponda efectuar con instituciones bancarias y

monetarias de carácter internacional, de conformidad con los

convenios internacionales suscritos y ratificados por la

República.

f) Comprar y vender valores en los mercados bancarios y bursátiles,

mediante la figura del reporto u otras similares, utilizando para

ello valores emitidos por el propio Banco Central de Costa Rica o

por el Gobierno que estén en circulación y que provengan del

mercado secundario. La Junta Directiva reglamentará los términos

de formalización de estas operaciones.

(Así adicionado este inciso por el artículo 188, inciso c), de la

Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997)

ARTICULO 53.- Funciones de la Junta Directiva

La Junta Directiva del Banco Central establecerá, dentro de las

limitaciones generales previstas en esta ley, las disposiciones

reglamentarias y normas de operación que considere convenientes para la

mejor ejecución de las operaciones detalladas en el artículo anterior.

Tendrá plena autoridad para restringir los plazos máximos establecidos en

el artículo 52 y para exigir los márgenes de seguridad que considere

convenientes entre el importe de los créditos concedidos y el valor real

de sus garantías, de acuerdo con las diversas clases de operaciones que

originaren el crédito. Asimismo, podrá fijar límites máximos para el

total de operaciones de crédito que el Banco Central podrá efectuar con

las entidades autorizadas en esta ley, para operar con el Banco y pedir

los requisitos adicionales que estime necesarios.

Sin embargo, en ningún caso, el total de operaciones de crédito que

puede efectuar el Banco Central, con una misma entidad financiera, según

lo establecido en esta ley, podrá exceder del cincuenta por ciento (50%)

del activo realizable de dicha entidad financiera, aceptado y calificado

por el Superintendente General de Entidades Financieras, de acuerdo con

el último balance general presentado a ese funcionario. Para la

determinación de este activo realizable, no se computarán las operaciones

de crédito efectuadas con el Banco Central.

ARTICULO 54.- Garantía de los documentos

Los documentos redescontados y los que garantizan los préstamos de

emergencia, aceptados como garantía o constituyentes de un préstamo,

deberán ser plena y solidariamente garantizados por la entidad que los

entregare u otorgare al Banco Central, a satisfacción de este.

ARTICULO 55.- Pago y retiro de documentos

Los documentos a que se refiere el artículo anterior deberán ser

pagados y retirados por la entidad que los hubiere entregado u otorgado,

en la fecha de su vencimiento, sin perjuicio de que puedan ser pagados y

retirados, en cualquier momento antes de tal vencimiento, en cuyo caso se

hará la devolución de los intereses cobrados por anticipado y no

devengados a la fecha de pago.

ARTICULO 56.- Aceptación o improbación de solicitudes de crédito

El Banco Central decidirá, con absoluta libertad, la aceptación o

improbación de cualquier solicitud de crédito que se le presente.

La facultad de improbarlas se ejercerá con el objeto de evitar que

los créditos se concedan como un derecho automático y también para

impedir tendencias inflacionarias perjudiciales.

ARTICULO 57.- Redescuentos

Los redescuentos que se soliciten al Banco Central serán

considerados y acordados por una Comisión de Redescuentos, integrada por

tres miembros que serán: el Presidente del Banco, el Gerente y quien la

Junta Directiva designe.

La Junta Directiva determinará los límites y las condiciones dentro

de los cuales la Comisión resolverá la aceptación o improbación de los

redescuentos solicitados.

La Comisión informará a la Junta Directiva, en la sesión siguiente,

de los redescuentos aprobados. Los redescuentos rechazados serán elevados

al conocimiento y resolución de la Junta, siempre que así lo solicite la

institución interesada en la obtención del redescuento.

ARTICULO 58.- Solicitudes especiales de crédito

Corresponderá a la Junta Directiva del Banco Central la

consideración y resolución de las solicitudes de crédito que, por su

cuantía o naturaleza, no sean de la competencia de la Comisión y las que

hubieran sido rechazadas por esta, conforme a lo dispuesto en el artículo

anterior. En estos casos, el Gerente deberá someter las respectivas

solicitudes a la Junta, en su próxima sesión ordinaria, manifestando las

opiniones o recomendaciones que estime convenientes para la consideración

del asunto.

ARTICULO 59.- Prohibiciones

Queda estrictamente prohibido al Banco Central:

a) Otorgar financiamiento al Gobierno de la República o

instituciones públicas, salvo lo establecido en esta ley.

b) Conceder prórroga, renovación o sustitución de los documentos de

crédito transferidos u otorgados al Banco por operaciones de

crédito, salvo en casos muy calificados, en los que la Junta, con

el voto favorable de no menos de cinco de sus miembros, podrá

conceder prórrogas, por una sola vez y por un plazo que, por

ninguna circunstancia, excederá de ciento ochenta días.

c) Efectuar cualesquiera operaciones de crédito de otra clase no

autorizadas expresamente por la ley, salvo las que, sin estar

prohibidas, fueren compatibles con la naturaleza técnica del

Banco Central y necesarias para el debido cumplimiento de sus

deberes y funciones.

d) Otorgar garantías o avales.

e) Asumir pasivos, en moneda extranjera, que no tengan como

contrapartida activos en la misma moneda.

f) Pagar honorarios, comisiones y otros costos de transacción, sobre

la venta de títulos por él emitidos en el mercado primario,

excepto las comisiones de bolsa.

( NOTA: el artículo 172 infra señala que la prohibición indicada

en este inciso es también aplicable a la Administración Pública)

SECCION III

Depósitos y operaciones pasivas

ARTICULO 60.- Depósitos

El Banco Central podrá recibir depósitos en cuenta corriente o a

plazo, en moneda nacional o extranjera. También podrá establecer

convenios con los bancos para que estos capten recursos en moneda

extranjera, a nombre del Banco Central, en cuyo caso la Junta Directiva

podrá reglamentar las condiciones mediante las cuales podrá llevar a cabo

dichas operaciones.

ARTICULO 61.- Operaciones de mercado abierto

El Banco Central podrá realizar operaciones de mercado abierto,

mediante captaciones o emisión de títulos propios. También podrá

efectuarlos en el mercado secundario de valores, sea con obligaciones

propias o de entidades sujetas a la fiscalización de la Superintendencia

General de Entidades Financieras. Para el caso del mercado secundario,

deberá efectuarlas mediante procedimientos que aseguren la transparencia

de su participación y de acuerdo con las condiciones del mercado.

ARTICULO 62.- Encaje mínimo legal

Las instituciones financieras supervisadas, de acuerdo con lo

establecido en el artículo 116 de esta ley, por la Superintendencia

General de Entidades Financieras, estarán obligadas a mantener en el

Banco Central, en forma de depósitos en cuenta corriente, una reserva

proporcional al monto total de sus depósitos y captaciones, que

constituirá el encaje mínimo legal. Además de esa reserva, cada

institución podrá tener en la misma cuenta de depósitos, las sumas que

considere convenientes. El total será considerado como encaje legal y el

sobrante del encaje legal, por encima del encaje mínimo legal, será

calificado como encaje excedente.

La Junta podrá disponer que una determinada proporción del encaje

mínimo legal permanezca en dinero en efectivo en poder de las entidades

financieras.

ARTICULO 63.- Límite del encaje mínimo

La Junta Directiva del Banco Central fijará los encajes mínimos

legales con respecto al saldo de los depósitos y las captaciones, con un

límite máximo de un quince por ciento (15%). El porcentaje de encaje

mínimo que establezca la Junta será de aplicación general para todo tipo

de depósitos o captaciones y para todas las instituciones. La única

diferencia que podrá establecerse en el nivel de encajes es entre los

depósitos o captaciones en colones y en moneda extranjera.

El Banco Central no reconocerá interés alguno sobre el encaje, salvo

lo establecido en el artículo 80 de esta ley.

Estarán sujetas a encaje las entidades que lleven a cabo operaciones

de intermediación, definidas como tales en el artículo 116. En el caso

del Banco Popular y de Desarrollo Comunal únicamente serán sujeto de

encaje los depósitos por concepto de cuenta corriente.

ARTICULO 64.- Aumento de encajes

Cuando la Junta Directiva del Banco Central acordare aumentar la

proporción de los encajes sobre los depósitos que ya estuvieren

constituidos en las entidades financieras, deberá determinar los

aumentos, en forma gradual y progresiva y notificar de ello a estas con

prudente anticipación a la fecha que señale para su vigencia.

ARTICULO 65.- Requerimiento de encaje

La Junta Directiva del Banco Central podrá someter a requerimiento

de encaje, cualesquiera otras cuentas del pasivo de las entidades

financieras que, a su juicio, fueren similares a las obligaciones

constituidas como depósitos. También podrá fijar los encajes

correspondientes, dentro de los límites establecidos en esta ley.

Asimismo, la Junta Directiva podrá someter a encaje las operaciones

de captación de recursos financieros del público, en forma habitual,

realizadas mediante fideicomisos o contratos de administración cuando,

por su magnitud y sus características, considere que son similares a las

operaciones pasivas de los bancos.

ARTICULO 66.- Cómputo quincenal

La situación de encaje de las entidades financieras se computará

quincenalmente, de acuerdo con los procedimientos que dicte la Junta

Directiva del Banco Central. Las entidades financieras están obligadas a

presentar al Banco Central de Costa Rica un estado que demuestre el

cumplimiento del encaje en la forma y plazos que la Junta determine.

Cuando alguna entidad financiera mostrare insuficiencia en el

encaje, el Banco Central debitará, de la cuenta corriente de dicho ente,

la suma resultante de aplicar una tasa de interés igual a la del

redescuento al monto de la insuficiencia en el encaje.

ARTICULO 67.- Deficiencia en el encaje mínimo

Cuando una entidad financiera mostrare una deficiencia quincenal en

su encaje mínimo legal, calculado en la forma establecida en el artículo

anterior, el Superintendente General de Entidades Financieras lo avisará

inmediatamente, por escrito, a la Junta Directiva del Banco Central y al

Gerente de la entidad infractora, a efecto de que este último tome las

medidas necesarias para solventar la situación irregular en que se

encuentra la entidad. Si la deficiencia persistiere, la Junta Directiva

del Banco Central podrá prohibir a la entidad la realización de nuevas

operaciones de crédito e inversiones.

ARTICULO 68.- Bases y garantías del sistema de compensación

Los encajes legales y los demás fondos, en moneda nacional y

extranjera, que las entidades financieras mantengan depositados en el

Banco Central, servirán de base y como garantía del sistema de

compensación de cheques y otros valores compensables, que se harán por

medio de una cámara de compensación.

(El párrafo segundo de este numeral fue derogado por el artículo 194

de la Ley Reguladora del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de

1997)

ARTICULO 69.- Organización del sistema de pagos



La Junta Directiva del Banco Central de Costa Rica organizará y

reglamentará el funcionamiento del sistema de pagos, de tal forma que se

garantice a los usuarios de los servicios financieros y bancarios que las

entidades, autorizadas para operar en la Cámara de Compensación y en los

sistemas electrónicos que el Banco Central establezca, acreditarán el

valor de las transferencias recibidas y de los instrumentos compensables

pertenecientes a otros participantes, en un plazo específico después de

confirmada la respectiva liquidación en firme en la cuenta corriente,

mantenida por el participante en el Banco Central. La Junta Directiva del

Banco Central determinará, en el Reglamento del Sistema de Pagos, ese

plazo y las condiciones requeridas para que una entidad pueda participar

en los sistemas que el Banco Central establezca. En todo caso, el plazo

máximo de acreditación serán las diecisiete horas del día hábil siguiente

a la fecha cuando se haya recibido el instrumento compensable o la

transferencia.

Si un participante en el sistema de pagos incumpliere con el plazo de

acreditación a un usuario, el infractor deberá pagar al afectado una

indemnización equivalente a aplicar, al monto acreditado

extemporáneamente, una tasa anualizada igual a la tasa de redescuento

cobrada por el Banco Central más cinco puntos porcentuales, por el tiempo

de retraso en la acreditación. Si el participante no efectuare el pago

respectivo, el afectado podrá comunicarlo al Banco Central para que este

certifique el adeudo con carácter de título ejecutivo.

Adicionalmente, el Banco Central impondrá al infractor, previo

procedimiento abierto al efecto, las siguientes sanciones:

a) Amonestación escrita, la primera vez.

b) Multa del cinco por ciento (5%) sobre el monto acreditado

extemporáneamente, la segunda vez dentro del mismo año calendario.

c) Multa del diez por ciento (10%) sobre el monto acreditado

extemporáneamente, la tercera vez dentro del mismo año calendario.

La Cámara de Compensación estará sometida a la vigilancia y

fiscalización de la Superintendencia General de Entidades Financieras.

Para efectos de acreditación, se establece el horario bancario para todos

los participantes en el Sistema de Pagos, cuya jornada será definida en el

Reglamento del Sistema de Pagos.

El Banco Central podrá cobrar a los participantes autorizados por la

prestación de los servicios que establezca y las tarifas correspondientes

se definirán en el Reglamento del Sistema de Pagos.

(Así reformado por el artículo 188, inciso d), de la Ley Reguladora

del Mercado de Valores No.7732 de 17 de diciembre de 1997. Esta

modificación entró a regir el 1º de julio de 1998)

ARTICULO 70.- Cambio de cheques

Los bancos deberán garantizar a los usuarios de sus cuentas

corrientes que sus cheques podrán ser cambiados, en forma expedita,

previa las consultas del caso, en cualquiera de sus oficinas o

sucursales. Igualmente, cada banco deberá garantizar el cambio de cheques

de sus usuarios de cuentas corrientes, en forma expedita, en cualquier

otro banco o sus sucursales, para lo cual deberá efectuar los arreglos o

convenios necesarios con los otros bancos, incluyendo las fijaciones de

las tarifas que cada banco cobrará al otro por el uso de sus servicios.

La Superintendencia General de Entidades Financieras velará por el

cumplimiento de esta disposición, para lo cual el Banco Central emitirá

el reglamento respectivo.

SECCION IV

Estabilización económica y monetaria

ARTICULO 71.- Control de la expansión o la contracción

El Banco Central procurará controlar toda expansión o contracción

anormales de las variables monetarias, capaces de producir alteraciones

perjudiciales en los niveles internos de costos y precios y en la

actividad económica general del país.

ARTICULO 72.- Información de endeudamiento

Todo endeudamiento en moneda nacional o extranjera, así como la

emisión de bonos, títulos u otros valores mobiliarios, por parte de las

entidades financieras supervisadas por la Superintendencia y reguladas

por el Banco Central, deberán ser previamente informados al Banco

Central. Se exceptúan de esta disposición las cuentas corrientes y las de

ahorros.

ARTICULO 73.- Realización de las operaciones de mercado abierto

Las operaciones de mercado abierto, autorizadas por esta ley, serán

realizadas como recurso de estabilización monetaria.

ARTICULO 74.- Emisión y venta de obligaciones propias y bonos de

estabilización monetaria

La Junta Directiva del Banco Central podrá acordar la emisión y

venta de obligaciones propias y de bonos de estabilización monetaria en

colones, por razones de carácter económico general. Estos serán valores

mobiliarios representativos de una deuda del Banco Central.

Las tasas de interés, la amortización y el plazo serán determinados

por la Junta, la cual fijará también las demás condiciones que considere

convenientes para su emisión, circulación y rescate, dentro de las

estipulaciones generales previstas en esta ley.

La Junta Directiva deberá establecer los límites entre los cuales

puede actuar la administración, en cuanto a saldos máximos de colocación

y condiciones financieras de estos bonos.

ARTICULO 75.- Bonos de estabilización monetaria

Los bonos de estabilización monetaria serán libremente negociables

por cualquier persona, natural o jurídica. Podrán ser rescatados por el

Banco Central, ya sea por sorteo o por la compra directa a los tenedores,

o bien mediante amortizaciones extraordinarias, conforme con las

condiciones establecidas por la Junta al autorizar cada emisión.

ARTICULO 76.- Exclusión de bonos de los activos

Los bonos de estabilización monetaria adquiridos, amortizados o

pagados por el Banco Central, ordinaria o extraordinariamente, no podrán

ser considerados, en ningún caso, como activos de la Institución.
SECCION V

Instrumentos temporales

ARTICULO 77.- Instrumentos

Cuando la economía manifieste un desequilibrio que, a juicio de la

Junta Directiva, no pueda ser controlado o compensado mediante los

instrumentos de política monetaria que la presente ley establece, podrá

usar, con carácter transitorio, los instrumentos que este capítulo

indica. Para tomar estas medidas, se requiere del voto favorable de, por

lo menos, cinco miembros de la Junta Directiva. Una vez adoptadas, esta

deberá informar, inmediatamente, a la Asamblea Legislativa sobre las

causas que la llevaron a tomarlas y las consecuencias que espera de

ellas.


Una vez utilizado cualquiera de los instrumentos descritos en este

capítulo, no podrá utilizarse nuevamente ese instrumento hasta después de

transcurrido un año desde su último día de vigencia.

ARTICULO 78.- Recargos sobre bienes importados

La Junta Directiva del Banco Central podrá establecer recargos sobre

los bienes importados, siempre y cuando se ajuste a lo siguiente:

a) No podrán establecerse por un período mayor de un año.

b) No podrán ser tasas mayores del diez por ciento (10%) del valor

CIF de las importaciones.

c) A lo sumo, se podrán establecer dos grupos de bienes importados:

bienes de consumo y resto. Dentro de cada grupo no se podrán

establecer tasas diferentes de recargos arancelarios.

d) La tasa de recargo sobre los bienes importados del grupo de

consumo podrá ser, como máximo, el doble de la tasa del grupo

restante.

e) El producto de los recargos sobre los bienes importados será

desmonetizado en su totalidad y será utilizado por el Banco, para

amortizar la cuenta de estabilización monetaria.

f) No se podrá establecer exoneración o excepción alguna en la

aplicación de los recargos arancelarios.

ARTICULO 79.- Límites globales

La Junta Directiva del Banco Central podrá establecer límites

globales al crecimiento porcentual de las carteras de crédito e

inversiones de las instituciones supervisadas por la Superintendencia

General de Entidades Financieras, siempre y cuando se ajuste a lo

siguiente:

a) No podrán establecerse por un período mayor a los nueve meses.

b) No se podrá establecer discriminación alguna según instituciones

financieras o según sectores dentro de las carteras de las

instituciones.

ARTICULO 80.- Plazo para aumentar encajes legales

La Junta Directiva, durante un plazo máximo de seis meses, podrá

aumentar los encajes legales por encima del límite del quince por ciento

(15%) establecido en el artículo 63 de esta ley y hasta un máximo del

veinticinco por ciento (25%). Sobre el exceso del quince por ciento

(15%), el Banco Central deberá pagar una tasa de interés igual a la tasa

básica pasiva para dicho exceso en colones, y la tasa LIBOR a seis meses

para los excesos de encajes en monedas extranjeras.

ARTICULO 81.- Atribuciones de la Junta Directiva

La Junta, por un plazo no mayor de un año y mediante resolución

razonada, podrá fijar:

a) El nivel máximo del margen de intermediación, entendido este como

la diferencia entre el costo financiero de los recursos para las

entidades y el costo efectivo de crédito para el usuario, de

acuerdo con la definición y metodología que establecerá el Banco

Central de Costa Rica para estos efectos.

b) Las tasas máximas que en concepto de comisiones, gastos y otros

puedan cobrar las entidades financieras a sus deudores, en las

diversas clases de préstamos y descuentos y por cualesquiera

otras operaciones de crédito que realicen, según la metodología

que establecerá el Banco Central.

ARTICULO 82.- Establecimiento del régimen cambiario

La Junta podrá establecer, por un período máximo de un año, un

régimen cambiario en el cual los entes autorizados para operar con

divisas extranjeras estén obligados a realizar todas las operaciones de

compra y venta de esas divisas por cuenta exclusiva del Banco Central y

de absoluto acuerdo con las disposiciones, resoluciones y recomendaciones

que reciban de la Junta. En este caso, los tipos de cambio de compra y

venta serán establecidos por la Junta.

Los entes autorizados podrán traspasar en cualquier momento, al

Banco Central las divisas que hubiesen comprado y este podrá, en todo

tiempo, requerirles que efectúen el traspaso a su favor de las divisas

compradas. En este caso, el Banco deberá garantizar la libre conversión

de la moneda nacional por otras monedas.

ARTICULO 83.- Ventas de divisas de exportación

Cuando, a juicio de la Junta Directiva del Banco Central, exista un

desequilibrio de la balanza de pagos que no puede ser enfrentado con los

instrumentos que fija esta ley, la Junta Directiva podrá establecer que

toda persona, física o jurídica, que haya obtenido divisas por concepto

de exportaciones de bienes y servicios, deba venderlas, total o

parcialmente, a las entidades autorizadas para operar en ese mercado, en

los plazos que ella determine. Esta medida no podrá establecerse por un

período mayor de un año.

La Junta, cuando use esta potestad, deberá respetar las excepciones

establecidas por leyes especiales y no podrá adicionar excepción alguna o

trato discriminatorio.


ARTICULO 84.- Prórrogas excepcionales

La Junta Directiva del Banco Central no podrá prorrogar la vigencia

de los instrumentos temporales, salvo que una ley especial así la

autorice. Para tales efectos, la Junta Directiva deberá solicitar al

Poder Ejecutivo, por medio del Ministro de Hacienda, la formulación y el

envío del proyecto de ley correspondiente, el cual se tramitará conforme

a lo establecido en el artículo 180 del Reglamento de la Asamblea

Legislativa. Mientras la Asamblea Legislativa no resuelva sobre la

autorización solicitada, el Banco Central de Costa Rica está autorizado a

seguir aplicando el o los instrumentos cuya vigencia solicita, salvo los

recargos sobre los bienes importados.

SECCION VI

Régimen cambiario

ARTICULO 85.- Determinación de régimen cambiario

El régimen aplicable a las transacciones cambiarias será determinado

por la Junta Directiva del Banco Central con el voto favorable de por lo

menos cinco de sus miembros. Tal determinación la tomará la Junta de

acuerdo con las circunstancias económicas prevalecientes, con apego a lo

dispuesto en el artículo 28 de esta ley y a las disposiciones legales

vigentes.

No obstante, cualquier régimen que establezca deberá garantizar la

libre conversión de la moneda nacional por otras monedas; en

consecuencia, no podrá establecer restricciones a la venta de divisas,

salvo las contempladas en esta ley.

ARTICULO 86.- Autorización y requisito para negociar divisas

La negociación de divisas en el territorio nacional se realizará por

medio del Banco Central, de las entidades financieras supervisadas por la

Superintendencia y por otras que autorice la Junta Directiva del Banco

Central.

Las entidades financieras supervisadas por la Superintendencia, que

participen en el mercado cambiario, deben cumplir con los siguientes

requisitos:

a) Participar, por su propio riesgo y exclusivamente como simples

intermediarios entre compradores y vendedores de divisas.

b) Suministrar toda la información sobre transacciones cambiarias

que solicite el Banco Central, sin excepción, en la forma, las

condiciones y con los pormenores que este exija.

c) Someterse a las regulaciones sobre procedimientos que dicte la

Junta Directiva del Banco Central.

Adicionalmente, la Junta Directiva del Banco Central, con el voto de

por lo menos cinco de sus miembros, podrá autorizar a otros entes o

empresas a participar en el mercado cambiario, siempre y cuando, además

de los requisitos anteriores, cumplan con los siguientes:

a) Someterse a la supervisión que establezca la Superintendencia de

Entidades Financieras para verificar el cumplimiento de la

normativa cambiaria.

b) Rendir garantía de acuerdo con las disposiciones que el Banco

Central dicte.

ARTICULO 87.- Compra-venta de divisas

El Banco Central podrá comprar y vender divisas en el mercado, para

evitar fluctuaciones violentas del tipo de cambio y para llenar sus

propias necesidades, de acuerdo con lo establecido en el artículo 28 de

esta ley. La Junta Directiva deberá dictar la política de compra venta de

divisas del Banco Central en el mercado cambiario. En consecuencia, debe

establecer los límites dentro de los cuales puede actuar la

Administración del Banco.

ARTICULO 88.- Regulación de límites de operación de entidades

fiscalizadas

El Banco Central regulará los límites de las posiciones propias que

puedan asumir las entidades fiscalizadas en sus operaciones con monedas

extranjeras.

ARTICULO 89.- Transacciones del sector público no bancario

Las instituciones del sector público no bancario efectuarán sus

transacciones de compra-venta de divisas por medio del Banco Central o de

los bancos comerciales del Estado, en los que este delegue la realización

de tales transacciones. En todo caso, estas transacciones se realizarán

a los tipos de cambio del día, fijados por el Banco Central para sus

operaciones.

ARTICULO 90.- Transacciones futuras en moneda extranjera

Las transacciones a futuro o a plazo y otras similares, de monedas

extranjeras, serán reguladas por el Banco Central y supervisadas por el

ente que este determine, con los medios que considere oportunos.


ARTICULO 91.- Liquidación de divisas

Toda persona física o jurídica que haya obtenido divisas por la

exportación de bienes, servicios y turismo, deberá liquidarlas en alguno

de los entes autorizados o demostrar su ingreso al país ante el Banco

Central, por los medios que este determine. La Junta establecerá, en el

reglamento correspondiente, los plazos y las demás condiciones para

cumplir con este requisito.

ARTICULO 92.- Represión para infractores

Será reprimida con el pago de un veinticinco por ciento (25%) del

monto total negociado, la persona física o jurídica que:

a) Comprare o vendiere divisas o participare, en cualquier forma, en

transacciones de mercado cambiario, sin autorización legal o del

Banco Central.

b) Teniendo autorización legal o del Banco Central para participar

en el mercado cambiario, retenga o acumule, injustificadamente,

saldos en divisas fuera del término establecido por el Banco

Central.

c) Al recibir divisas por concepto de exportaciones de bienes y

servicios, no las negocie en las condiciones y los plazos

establecidos por el Banco Central, o no declare a este el monto

real de las divisas percibidas por ese concepto.

d) Mediante engaño, obtenga divisas del Banco Central o de las

entidades autorizadas a participar en el mercado cambiario.

ARTICULO 93.- Sanciones para entes infractores

Los entes autorizados a participar en el mercado cambiario, que

infringieren las disposiciones de esta ley o las regulaciones del Banco

Central o no acataren las recomendaciones de la Superintendencia General

de Entidades Financieras, serán sancionados previo informe de la

Superintendencia General de Entidades Financieras, por el Banco Central

de la siguiente forma:

a) Por violaciones reglamentarias, amonestación escrita.

b) En caso de reincidencia en faltas al reglamento en un período de

un año o por violaciones legales, se suspenderá la participación

del ente en el mercado cambiario por el término de uno a treinta

días.

c) En caso de más de tres violaciones a la ley en un período de dos



años, se cancelará la autorización de participar en el mercado

cambiario por un plazo de dos años.


ARTICULO 94.- Compra-venta de oro

El Banco Central podrá comprar, vender y conservar oro, como parte

de las reservas monetarias internacionales de la Nación, conforme a las

condiciones, los requisitos y demás detalles que determine su Junta.

Los particulares, sean personas naturales o jurídicas, podrán

negociar oro de producción nacional, dentro y fuera del país, siempre que

no contravengan las disposiciones que, sobre la materia, contengan los

convenios internacionales suscritos por la República. Las ventas al

exterior estarán sujetas, además, a las condiciones establecidas por el

Banco Central para regular las exportaciones. No quedan comprendidos en

la autorización anterior, los tesoros arqueológicos de la Nación,

fabricados en oro o de la aleación de este metal con otros metales, los

cuales se regirán por las leyes respectivas.

ARTICULO 95.- Procedimientos para compra-venta de divisas

El Banco Central de Costa Rica podrá comprar, vender y conservar,

como parte integrante de sus reservas monetarias internacionales, toda

clase de divisas, por sí mismo o por intermedio de los entes autorizados

por la Junta, conforme a las condiciones, los requisitos y las demás

especificaciones que esta acordare. También podrá hacer uso de todos los

procedimientos financieros adecuados para proteger el valor de sus

activos internacionales.
ARTICULO 96.- Tipo de cambio

El tipo de cambio estará expresado en relación con el dólar de los

Estados Unidos de América. Sin embargo, la Junta podrá, con una votación

de por lo menos cinco de sus miembros, expresar el tipo de cambio en

derechos especiales de giro o en cualquier otro denominador o moneda,

siempre y cuando no contravenga lo establecido en los convenios

internacionales suscritos por el país.
ARTICULO 97.- Cobro por participación

El Banco Central podrá cobrar, a los entes autorizados a participar

en el mercado cambiario, un cargo que no podrá ser superior al

veinticinco por ciento (25%) de la diferencia entre el tipo de cambio de

compra y el de venta. Esta facultad la podrá usar el Banco

independientemente del régimen cambiario que adopte.


ARTICULO 98.- Riesgos

Correrán por cuenta de los entes autorizados, los riesgos inherentes

al incumplimiento de las letras por ellos adquiridas y de los contratos

correspondientes, así como el riesgo de que sus depósitos en divisas no

fuesen reembolsados por sus corresponsales y cualesquiera otros riesgos

típicamente comerciales o bancarios, que afectaren las divisas que

hubiesen comprado, las hubiesen traspasado al Banco Central o no.

Correrán por cuenta del Banco Central, los mismos riesgos en relación con

sus propias compras y tenencias de monedas extranjeras.
SECCION VII

Operaciones con el Estado

ARTICULO 99.- Funciones del Banco

El Banco Central de Costa Rica ejercerá las funciones de consejero

financiero, agente fiscal y banco-cajero del Estado, de acuerdo con lo

dispuesto al efecto en esta ley y demás leyes conexas.


ARTICULO 100.- Recaudación de ventas públicas

El Banco Central se encargará de la recaudación de todas las rentas

públicas, en los términos y las condiciones que determine el contrato

que, para tal efecto, celebrará con el Gobierno de la República.


ARTICULO 101.- Operaciones con instituciones estatales

El Gobierno y todas sus dependencias efectuarán, por medio del Banco

Central, todas sus recaudaciones, pagos, remesas y transacciones

monetarias, tanto dentro del país como en el extranjero.

Las municipalidades y las instituciones autónomas podrán contratar,

con el Banco, sus servicios de tesorería y recaudación, en forma análoga

a la estipulada para el Gobierno.
ARTICULO 102.- Contratación de servicios

En la ejecución de sus operaciones como agente fiscal, recaudador de

rentas y cajero del Estado, el Banco Central podrá contratar los

servicios de las instituciones financieras sujetas a la supervisión de la

Superintendencia General de Entidades Financieras.
ARTICULO 103.- Servicios

Los saldos en efectivo del Gobierno y sus dependencias deberán ser

depositados en el Banco Central, salvo las cantidades que legalmente se

administren en las respectivas oficinas para pagos de menor cuantía.

Los depósitos en garantía o en custodia del Gobierno y sus

dependencias deberán efectuarse también en el Banco Central. Este,

asimismo, podrá encargarse de la custodia de títulos, documentos y

objetos de valor pertenecientes al Gobierno y a sus dependencias.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal