Lengua castellana y literatura



Descargar 137.76 Kb.
Página7/7
Fecha de conversión05.02.2019
Tamaño137.76 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

OPCIÓN 1

Hasta el final de su vida, en 1945, don Federico García Rodríguez llevó en su cartera la última misiva que había recibido de su hijo Federico [García Lorca], una nota apresuradamente escrita sobre una hoja cualquiera pidiéndole que le diera dos mil pesetas al desalmado que se encargó de entregarla. Casi nada es tan personal como la escritura de uno: en esas líneas, don Federico reconocería a su hijo igual que si viera su cara, y advertiría también en ellas indicios de pánico, la rara caligrafía de quien sabe que ya está a un paso de la muerte.

Qué difícil y febril la letra, qué tenue con el paso de los años el papel de las cartas que Franz Kafka le escribía a su amada Milena Jesenska. Y qué perdurable, sin embargo: después de la muerte temprana de Kafka, de la invasión nazi de Checoslovaquia, del cautiverio y la lenta aniquilación de Milena en el campo de exterminio de Ravensbuck, las cartas se salvaron, custodiadas por la valerosa lealtad de un amigo.

Leo estos días la biografía minuciosa y espléndida de Saul Bellow que acaba de publicar James Atlas, y me sorprende la cantidad de cartas y borradores manuscritos que se citan en ellas. Dice Atlas que las cartas de Saul Bellow constituyen probablemente la última de las grandes correspondencias líterarias: quizá en el futuro los biógrafos bucearán en discos duros de ordenadores obsoletos buscando en los e-mails de ahora; pero en el correo electrónico a las cartas parece que les falta el alma y la consistencia material. Aunque también es probable que la palabra escrita decaiga aún más en los próximos tiempos, y no tardemos mucho en añorar el romanticismo de nuestros viejos e-mails.

MUÑOZ MOLINA, A.: "Los manuscritos" en El País.

CUESTIONES:


1. Primera parte: Elabora un resumen del fragmento propuesto (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento (2 puntos).
3. Tercera parte (6 puntos):
a) Segmenta y clasifica los morfemas pertenecientes a las siguientes palabras: apresuradamente, reconocería, perdurable, borradores (1 punto).
b) Analiza sintácticamente la secuencia siguiente: Aunque también es probable que la palabra escrita decaiga aún más en los próximos tiempos (2 puntos).
c) Desarrolla brevemente el tema: "Características más representativas de la poesía de la generación del 27" (1 punto).
d) Comenta la obra teatral que hayas leído para el presente curso (2 puntos).


LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

SEPTIEMBRE 2003


OPCIÓN 2

El de las pintadas es un género en decadencia. Hay un claro retroceso desde los tiempos de las cuevas de Altamira a nuestros días, lo que demuestra, una vez más, que para ciertas artes no hay nada mejor que un arresto domiciliario. Domina el yoísmo, el pronombre personal de primera persona, de tal forma que en vez de mensajes lo único que vemos en las paredes son huellas digitales de firmantes obsesivos, logotipos tarumba, que encima a veces manchan con su ego y su guiña las piedras más hermosas. Soy un apasionado de los graffitis, de hecho escribo en papel porque me da vergüenza y pereza hacerlo con tinta indeleble o spray en las paredes en blanco de la ciudad.

¿Qué indica la crisis del grafitismo? ¿Es un reflejo pedestre de la pérdida de pulso intelectual, de ese Vamos a menos que denuncia Juan Goytisolo, o una simple consecuencia del declive de los oficios que requieren habilidad manual? ¿Es el yoísmo en las pintadas y la pobreza en el mensaje, un signo más del ciclo gris que vivimos, el regreso de "Viva los de mi Quinta"?

Lo que quizá ha sucedido es que los grafiteros se han pasado a la publicidad. Ahora, por ejemplo, para leer mensajes con contenido hay que levantar la nariz de las paredes y fijarse en las vallas publicitarias. Algunos críticos literarios suelen dar vueltas de noria alrededor de ideas anacrónicas. Por ejemplo, lo que no se entiende pasa al pozo sin fondo del realismo mágico. Pero el verdadero realismo mágico contemporáneo es el de la publicidad. Vivimos inmersos en esa segunda naturaleza. Paseamos en el paisaje inventado, en el que un niño distingue con facilidad las marcas de telefonía móvil, pero desconoce qué diferencia a un abedul de un arce. Sería muy provechoso que en las escuelas se estudiase este nuevo hábitat.

RIVAS, MANUEL: El País Semanal

CUESTIONES


1. Primera parte: Elabora un esquema que ponga de relieve la organización de las ideas del fragmento (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento propuesto (2 puntos).
3. Tercera parte (6 puntos):
a) Indica la clase de palabras a que pertenecen las destacadas con negrita en el texto [nada (mejor), primera (persona), (un signo) más, qué (diferencia)] (1 punto).
b) Indica la estructura y la función sintáctica que desempeñan las siguientes secuencias subrayadas en el texto: en decadencia / desde los tiempos de las cuevas de Altamira / una vez más / más hermosas / Vamos a menos / (los oficios) que / el de la publicidad / muy provechoso (2 puntos).
c) Explica a qué se refiere el autor del texto cuando utiliza el término “realismo mágico” (1punto).
d) Comenta brevemente la novela latinoamericana que hayas leído para el presente curso (2 puntos).


LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

JUNIO 2004


OPCIÓN 1

En el umbral mismo del siglo XX aparece uno de los conflictos más enconados que plantea la periodización literaria española. Por largo tiempo, modernismo y generación del 98 parecieron abarcar en régimen de condominio las dos facetas -la intelectual y la estética, la comprometida y la apolítica- que parecían advertirse en los escritores finiseculares. Resultó luego que no era tan fácil atribuir a campos diferentes cosas que en todos los escritores aparecen, como se verá, en amalgama más confusa pero también más incitante, lo que redundó en desprestigio del marbete generacional y en consolidación del término modernismo. Se buscó, al cabo, una solución onomástica de convergencia -crisis de fin de siglo- que, por otra parte, pudiera enlazar con una panorámica más universalista y, en ese mismo tenor, cabe que muy pronto una reconsideración del modernismo español en términos del más amplio modernism (a la usanza anglosajona) suponga una solución nueva e inédita de la anomalía española.

Al respecto de esta guerra de denominaciones conviene observar varias cosas. Hubo efectivamente una conciencia generacional entre los artistas más representativos: el uso y abuso que se hizo entonces de las palabras "jóvenes" y "juventud" delatan la constitución de un verdadero frente biológico que tenía delante a lo viejo y caduco, y tal cosa es el umbral necesario de la definición de una generación. Y además, por otra parte, el léxico de la biología positivista, tan propio de la época, aportó las ideas de regeneración y regeneracionismo que hicieron suyas partidos políticos y grupos de opinión. Pero lo cierto es que la asociación de una idea de generación y la fecha de 1898 se produjo tarde [...]

ALVAR, C, MAINER, J. C. y NAVARRO, R.: Breve historia de la literatura española.

CUESTIONES
1. Primera parte: Elabora un resumen del fragmento propuesto (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido dei fragmento (2 puntos).
3. Tercera parte (6 puntos):
a) Señala la clase de palabras a que pertenecen las destacadas con negrita en el texto (mismo, entre, delante, cierto) (1 punto).
b) Indica la estructura y función sintáctica que desempeñan los siguientes segmentos subrayados en el texto (uno de los conflictos más enconados / muy pronto / a lo viejo y caduco / tan propio de la época) (2 puntos).
c) Escoge la pregunta que corresponda a tu caso


  • Alumnos que hayan aprobado la materia de Lengua castellana y Literatura el curso 2002-2003 o en cursos anteriores:

c1) La poesía anterior a 1936 (1 punto).

  • Alumnos que hayan aprobado la materia de Lengua castellana y Literatura el curso 2003­2004:

c2) Características de los movimientos poéticos más representativos del siglo XIX (1 punto).
d) Comenta la novela que hayas leído para el presente curso (2 puntos).


LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

JUNIO 2004


OPCIÓN 2

Dudo que hoy pueda sostenerse la absoluta hegemonía de la novela del siglo XIX en la historia del género: el XX ha hecho aportaciones definitivas, de equivalente calidad, no vamos a decir que superiores, como han señalado fervorosos escoliastas. Ahora bien, lo que admite difícilmente discusión es la voluntad de totalidad, la realizada voluntad de totalidad, de las novelas mayores del realismo positivista y naturalista.

Desde "La comedia humana" a "Guerra y paz", desde "Fortunata y Jacinta" hasta "Los Maia", desde "David Copperfield" hasta "Los Rougon-Macquart" existe en esas obras una incorporación tal de realidad, de allegamiento de los más diversos planos de lo real, social, existencial sobre todo, pero también psicológico, que la novela del XX ha alcanzado sólo en algunas expresiones clave: así "A la busca del tiempo perdido", "Los Thibault", "La montaña mágica", novelas estas que son en cierto sentido expresiones literarias derivadas del XIX.

El signo dominante del XX es la tendencia a la fragmentación y a la disolución de las identidades e individuales. Por eso, aunque se hayan producido en su transcurso bastantes novelas grandiosas, ese afán de totalidad del XIX dista de adquirir en el siglo que acaba de concluir presencia tan avariciosa. Que se considere el fragmento como característica de la llamada posmodernidad, no deja de resultar un síntoma elocuente de lo que aquí se dice. No van descaminados quienes ven en Borges, obstinado debelador de la novela, persistente cultivador de lo fragmentario, un sumo representante literario de tal posmodenidad. El pacto entre la burguesía y la novela, que cimentó su expansión, ha entrado en crisis. En cualquier caso, esas obras del XIX siguen siendo ejemplares y deparando sorpresas en su lectura o relectura.

GARCÍA POSADA, M.: El País, Babelia, 10-3-01

CUESTIONES:


1. Primera parte: Elabora un esquema que ponga de relieve la organización de las ideas del fragmento propuesto (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento (2 puntos).
3. Tercera parte (6 puntos):
a) Utilizando un ejemplo de texto explica el concepto de perífrasis verbal (1 punto).
b) Analiza sintácticamente la siguiente secuencia: Que se considere el fragmento como característica de la llamada posmodernidad, no deja de resultar un síntoma elocuente de lo que aquí se dice (2 puntos).
e) Escoge la pregunta que corresponda a tu caso:

  • Alumnos que hayan aprobado la materia de Lengua castellana y Literatura el curso 2002-2003 o en cursos anteriores:

c1) La novela española en la primera mitad del siglo XX (1 punto).

  • Alumnos que hayan aprobado la materia de Lengua castellana y Literatura el curso 2003-­2004:

c2) La novela realista y naturalista (1 punto).
d) Comenta el poemario o antología poética que hayas leido para el presente curso (2 puntos).


LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

SEPTIEMBRE 2004


OPCIÓN 1



La colmena fue considerada por algunos críticos como ejemplo de novela objetiva, conductista o behaviorista y desde muy pronto se la relacionó, por sus técnicas, con el cine. El propio Cela dejó constancia de que había pretendido actuar a la manera de un fotógrafo a través de su cámara y de que se consideraba el pionero del objetivismo español de los años cincuenta. Todo ello puede tomarse como cierto, pero con reservas, pues si bien La colmena presta gran atención al comportamiento de los personajes, el narrador, aunque algunas veces describa asépticamente, narre con una cierta imparcialidad o deje fluir los diálogos sin que menudeen sus intervenciones, no permanece impávido como el neutral ni se oculta lo más posible como sucede en las novelas conductistas. Es verdad, sin embargo, que Cela, por el simulado distanciamiento y la libre forma de expresión que concede a sus criaturas, abrió entre nosotros el camino para el manejo de estos narradores.

El suyo de La colmena responde a otra tipología. Nos hallamos ante un narrador omnisciente tradicional que llama, desde luego, la atención, en una novela tan innovadora.

Pocas veces -pues piensan poco- el pensamiento de los personajes se transmite mediante monólogos a la manera tradicional. En una sola ocasión se utiliza el monólogo interior. El estilo indirecto libre, de objetivos y efectos muy similares a los del monólogo interior, no se sale de las riendas de la tercera persona de la omnisciencia, en este caso selectiva.

En La colmena los pasajes dialogados sobrepasan a los narrativos, descriptivos o digresivos. Constantemente, la voz relatora se inmiscuye enjuiciando sus caracteres, sus reacciones o su aspecto. En definitiva, pues, las intromisiones del narrador, acaban casi simpre por romper la objetividad, con lo que los ejemplos de modo dramático resultan, aunque abundantes, muy breves.

VV. AA. (1994): Literatura, cine, sociedad. A Coruña, Editorial Tambre, págs. 255-257

CUESTIONES


1. Primera parte: Elabora un resumen del fragmento propuesto (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento (2 puntos).
3. Tercera parte (6 puntos):
a) Sustituye por sinónimos adecuados al contexto las palabras destacadas con negrita en el texto (pionero, presta, asépticamente, impávido) (1 punto).
b) Utilizando el último párrafo del texto, pon un ejemplo e indica la función sintáctica que desempeña cada uno de los siguientes tipos de frase (o sintagma): nominal, prepositiva, adjetiva, adverbial (2 puntos).
c) Define literariamente los siguientes términos subrayados en el fragmento: objetivismo / narrador omnisciente / monólogo interior / estilo indirecto libre (1 punto).
d) Comenta la obra teatral que hayas leído para el presente curso (2 puntos).

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA


SEPTIEMBRE 2004

OPCIÓN 2
Ya se ha dicho que no se puede identificar asistir a una representación con leer una obra teatral. "Faltan" muchos elementos en un escrito, que son vitales a la hora de una representación. Evidentemente, el documento más accesible es el "libreto" o texto teatral, por lo que tenemos que seguir recurriendo al mismo como base del trabajo con los alumnos. Sin embargo, no debemos tratar el texto como fuente absoluta, sino a modo de script de una película, como un guión de la representación, al que hay que acompañar la mayor información posible de todos los signos extraverbales.

Para ello apenas bastan las acotaciones escénicas de los escritores, pues, salvo excepciones, suelen ser muy concisas, como en García Lorca, o muy literarias, como en Valle Inclán. El alumno necesita tener reproducidos, de forma plástica, los decorados con que se montó esa obra o los vestidos con que se caracterizó a los personajes.

Si vale la comparación, el material didáctico ofrecido al alumno debería parecerse a ciertos libros que se hacen sobre películas famosas, que contienen el guión, fotos, datos técnicos, etc. A partir de esta base, los alumnos no sólo podrían reconstruir la puesta en escena sino imaginar su propia puesta en escena.

Desde luego, sin poder disponer de algunos de todos estos suplementos escénicos, aunque sea al nivel mínimo de un conjunto de fotografías y dibujos, es francamente difícil hacer que el alumno comprenda plenamente el sentido y la construcción de la obra de Calderón, como las comedias mitológicas o de santos, o de A. Buero Vallejo, en muchos de cuyos dramas la escenografía cobra un valor simbólico decisivo.

GARCÍA RIVERA, G. (1995): Didáctica de la literatura para la enseñanza primaria y secundaria. Madrid, Akal, págs. 237-238

CUESTIONES


1. Primera parte: Elabora un esquema que ponga de relieve la organización de las ideas del fragmento (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento.
3. Tercera parte (6 puntos):
a) Los términos “libreto” y “texto teatral” establecen en el texto un tipo de relación semántica ¿Podrías decir cómo se denomina y en qué consiste esta relación? (1 punto).
b) Analiza sintácticamente la siguiente secuencia: Si vale la comparación, el material didáctico ofrecido al alumno debería parecerse a ciertos libros que se hacen sobre películas famosas (2 puntos).
c) Define los siguientes términos teatrales que aparecen subrayados en el texto: representación / acotaciones / comedias mitológicas / escenografía (1 punto).
d) Comenta la novela que hayas leído para el presente curso (2 puntos).

Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal