Lengua castellana y literatura



Descargar 137.76 Kb.
Página4/7
Fecha de conversión05.02.2019
Tamaño137.76 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

OPCIÓN 2

Se ha escrito desde la muerte. También desde el vientre de la madre, antes de nacer. Y desde todas las edades de la infancia. Algunas de las mejores voces de la literatura universal son niños o niñas engendrados por el sueño de un adulto. Hay quien está harto de las historias de niños. Sobre todo cuando se llevan al cine. Algunas reseñas parecen escritas por el Sacamantecas. Cuando sale un niño en un filme, hay gente a la que se le dispara un resorte, una reacción gástrica, como si el niño fuera indigesto. Lo volví a comprobar con motivo del estreno en España del filme británico Billy Elliot, la del chaval al que le da por el ballet clásico estilo Cascanueces en un suburbio minero, que ya son ganas de cascarle las nueces al padre, que adora el fútbol y el boxeo. Pues bien, muchos comentarios críticos compartían un pero, un reparo, una reticencia, un retintín... ¡demonios otro niño!

Y es que la gente mete una ricura en una película como hacían los de las pelis del Oeste con los caballos: cuando no se tiene otro recurso. Un adulto siempre está justificado. Podríamos pensar: hombre, pero este espía que he visto veinte veces de espía, ¿por qué no hace al menos una vez de albañil, con lo peligrosa que es la vida de albañil? Pero no. El espía pertenece a un género. El niño, la infancia, es un desajuste, una debilidad. Lo que hacen los niños es dar la lata como ya la dieron Alicia, Tom Sawyer, Oliver Twist o el Lazarillo de Tormes. Los niños, en la ficción como en la vida real, son personajes inquietantes e incómodos. Por eso cada vez hay menos niños en España. Ya sé que hay otras causas. Pero no hay que despreciar esta otra: los niños son seres extraños que hacen cosas extrañas y estropean la película y el mobiliario, ahora que vamos bien.

MANUEL RIVAS: Soy Julia en el País Semanal, 18-3-01

CUESTIONES:
1. Primera parte: Elabora un esquema que ponga de relieve la organización de los contenidos del fragmento (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento (2 puntos)
3. Tercera parte: (1'5 puntos cada pregunta)
a) Utilizando algún ejemplo del texto explica los conceptos de composición y derivación en la formación de las palabras.
b) Señala la función sintáctica que desempeñan y la estructura frásica que muestran los siguientes segmentos del texto: escritas por el Sacamantecas, la del chaval, un pero.
c) Explica la alusión que hace el autor del texto al Lazarillo de Tormes.
d) Resume el argumento de una novela escrita en castellano que hayas leído para el Bachillerato.


LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

2001


OPCIÓN 1

No me gusta la palabra "visionario" que está echada a perder en el basurero del lenguaje, pero sin duda Oficina y denuncia, incluida en Poeta en Nueva York, es uno de los fogonazos más luminosos de la literatura moderna. Recordemos un fragmento, estirándolo en prosa: "Todos los días se matan en New York cuatro millones de patos, cinco millones de cerdos, dos mil palomas para el gusto de los agonizantes, un millón de vacas, un millón de corderos y dos millones de gallos, que dejan los cielos hechos añicos". Lorca se pregunta: “¿Qué voy a hacer, ordenar los paisajes?” Y la respuesta es que no. "Yo denuncio". Una denuncia espeluznante de las oficinas siniestras que hoy, tantos años después, revienta de sentido.

Los cielos hechos añicos. Todos sabemos, aquí, que el cielo está hecho añicos. Y que la presencia silenciosa de las vacas se ha transformado en una presencia que llena los valles.

Escribió Milan Kundera que el hombre, en términos zoológicos, debería ser definido como un "parásito de la vaca". La enfermedad de las vacas locas es, sobre todo, una enfermedad humana. La de la codicia del parásito.

Las vacas y sus cuidadores, esa inmensa mayoría de ganaderos modestos, son por ahora las primeras víctimas de un engranaje montado en las "oficinas" donde el lucro no tiene escrúpulos ni alma, y que han contado cm la complicidad de políticos títeres que confunden el liberalismo con el trapicheo y el mercado con el bingo. La mayoría de los ganaderos, y veo lo que hay en mi tierra gallega, aspiraban a ganarse la vida sin tener que abandonar el campo. No fueron ellos quienes hicieron las leyes. No fletaron barcos para exportar piensos criminales a sabiendas. No fueron ellos quienes jugaran a la ruleta rusa cm la modificación genética.

RIVAS, M. "Oficina y denuncia" en El País.

CUESTIONES:
1. Primera parte: Elabora un esquema que ponga de relieve la organización de los contenidos del fragmento (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento propuesto (2 puntos).
3.Tercera parte (1'5 puntos cada pregunta):
a) Sustituye por palabras adecuadas al contexto las destacadas con negrita en el fragmento.
b) Indica la función sintáctica que desempeñan y la estructura frásica que muestran las siguientes secuencias del fragmento: incluida en Poeta en Nueva York, uno de los fogonazos más luminosos de la literatura moderna, La de la codicia del parásito.
c) Realiza un comentario sobre la obra poética de Federico García Lorca o sobre la de otro poeta del siglo XX español.
d) Desarrolla el tema: "Poesía española del siglo XX. La poesía anterior a la guerra civil: tendencias, autores y obras más representativas".

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

2001

OPCIÓN 2
Cipriano, tumbado en el camastro, acogió con afecto al confesor. Le agradeció su presencia y le dijo que en su vida había tres pecados de los que nunca se arrepentiría bastante, y, aunque ya los tenía confesados, se los confiaba al padre en prueba de humildad: el odio hacia su padre, la seducción de su nodriza, aprovechándose de su cariño maternal y el desafecto hacia su esposa, su abandono, que la llevó a morir transtornada en un hospital. Fray Luis de la Cruz asentía sonriente, le dijo que su confesión general le dignificaba, pero que en este momento, en víspera del auto de fe, esperaba unas palabras de arrepentimiento por su adscripción a la doctrina de Lutero. Cipriano que, en las medias tinieblas, apenas distinguía las facciones del fraile, le respondió que abrazó la teoría del beneficio de Cristo de corazón, con buena fe, es decir, obró en conciencia y ésta, ahora, no se lo reprochaba. Como sin darle importancia, fray Luis de la Cruz le preguntó entonces quién le había pervertido y Cipriano contestó que no podía decírselo, que así lo había jurado, pero le constaba que tampoco su inductor obró cm intención perversa. El fraile, que venía cansado, empezó a dar muestras de acrimonia, le impacientaba la obcecación de Cipriano, le dijo que no podía absolverle pero que aún estaba a tiempo. Desde media noche el padre Tablares, jesuita, seguiría a disposición de los reos. Humildemente ahora le recomendó que reflexionara y, antes de separarse de él, le tuvo cogido por las dos manos un largo rato y le llamó hermano mío.

MIGUEL DELIBES, El hereje.

CUESTIONES:
1. Primera parte: Elabora un resumen del fragmento (2 puntos).
2. Segunda parte: Redacta un comentario crítico sobre el contenido del fragmento (2 puntos).
3.Tercera parte (1'5 puntos cada pregunta):
a) Señala a qué dase de palabras pertenecen las destacadas con negrita en el texto.
b) Analiza sintácticamente el siguiente fragmento: Le agradeció su presencia y le dijo que en su vida había tres pecados de los que nunca se arrepentiría bastante.
e) Justifica a qué tipo de texto pertenece el fragmento propuesto.
d) Comenta los aspectos más importantes de la renovación formal de la novela española de los años sesenta.

LENGUA CASTELLANA Y LITERATURA

JUNIO 2002




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal