LeccióN 1: Introducción a la epistemología de la ciencia



Descargar 171.57 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño171.57 Kb.
  1   2   3   4

PROYECTOS Y SU ELABORACIÓN;

De: Jon Kraker Rolz Bennett

LECCIÓN 1:

Introducción a la epistemología de la ciencia.

¿Qué es la ciencia?



Muchos autores sostienen que la ciencia es un conjunto de conocimientos racionales, ciertos y probables, obtenidos metódicamente, sistematizados y verificables, que hacen referencia a objetos de una misma naturaleza.

Sin embargo, otros opinan que es un creciente cuerpo de ideas establecidas provisionalmente que puede caracterizarse como conocimiento racional, sistemático, exacto, verificable, y por consiguiente, falible.

Independientemente del concepto que se maneje, algo es claro: la ciencia avanza solamente a través de la investigación científica, pues ella ha permitido al ser humano hacer una reconstrucción conceptual de la realidad, que es cada vez más amplia, profunda y exacta.

El ser humano domina y moldea la naturaleza, sometiéndola a sus propias necesidades; reconstruye la sociedad y es, a su vez, reconstruido por ella; trata luego de remoldear este ambiente artificial para adaptarlo a sus propias necesidades materiales y espirituales, así como a sus ideales: crea así el mundo de los artefactos y el mundo de la cultura.

La ciencia es una actividad eminentemente social: en cuanto se aplica al mejoramiento de nuestro medio natural y artificial, a la invención y manufactura de bienes materiales y culturales, la ciencia se convierte en tecnología.

Entre las principales características de la ciencia se tienen las siguientes:

  • Es fáctica: parte de los hechos, los respeta, hasta cierto punto y siempre vuelve a ellos.

Trasciende a los hechos : descarta hechos, produce nuevos hechos y los explica.

Es analítica: aborda problemas circunscriptos, uno a uno, y trata de descomponerlos, de entender sus componentes; intenta descubrir los elementos que componen cada totalidad, y las interconexiones que explican su integración.

Es especializada: trata problemas específicos, ya sea de las ciencias naturales, sociales o formales. Estos géneros difieren en cuanto al asunto, a las técnicas y al grado de desarrollo, no así en lo que respecta al objetivo, método y alcance.

Es clara y precisa: sus problemas son distintos, sus resultados son claros.

Es comunicable: expresa información a quien haya sido adiestrado para entenderla.

Es verificable: debe superar el examen de la experiencia. Para realizar esto se pueden utilizar diferentes técnicas: la experimentación, observación, etc. Esto depende del tipo de objeto, de las hipótesis en cuestión y de los medios disponibles.

Es metódica: no es errática, sino planeada. Los investigadores no prueban en la oscuridad: saben lo que buscan y cómo encontrarlo.

Es sistemática: una ciencia no es un agregado de información inconexa, sino un sistema de ideas conectadas lógicamente entre sí.

Es general: ubica los hechos singulares en pautas generales, los enunciados particulares en esquemas amplios.

Es legal: busca leyes de la naturaleza y de la cultura y las aplica. En la medida en que la ciencia es legal, es esencialista: intenta llegar a la raíz de las cosas.

Es explicativa: intenta explicar los hechos en términos de leyes, y las leyes en términos de principios. Procura responder al porqué ocurren los hechos, cómo ocurren y por qué no ocurren de otra manera.

Es predictiva: trasciende la masa de los hechos de la experiencia, imaginando cómo puede haber sido el pasado y cómo podrá ser el futuro.

Es abierta: las nociones acerca de nuestro medio natural o social, o acerca del yo, no son finales, están todas en movimiento, todas son falibles. Siempre es concebible que pueda surgir una nueva situación en que nuestras ideas, por firmemente establecidas que parezcan, resulten inadecuadas en algún sentido.

Es útil: porque busca a la verdad. La ciencia es eficaz en la provisión de herramientas para el bien y el mal. La sociedad moderna paga la investigación porque ha aprendido que rinde. Es cosa de los técnicos emplear el conocimiento científico con fines prácticos, y los científicos pueden, a lo sumo, aconsejar acerca del cómo puede hacerse uso racional, eficaz y bueno de la ciencia.



En síntesis, la ciencia es valiosa como herramienta para dominar la naturaleza y remodelar la sociedad. Es valiosa en sí misma, como clave para la inteligencia del mundo y del yo. Y es eficaz, en el enriquecimiento de la disciplina y la liberación de nuestra mente.

Ciencias formales, ciencias naturales y ciencias sociales.



Las ciencias que el ser humano ha desarrollado se pueden clasificar en dos grandes grupos: CIENCIAS FACTICAS Y CIENCIAS FORMALES.

LECCIÓN 2:

Introducción a la epistemología de la ciencia (II).

Cuadro de texto: CIENCIAS FÁCTICAS Y CIENCIAS FORMALES

La palabra fáctica proviene del latín facto que significa hecho. Las ciencias fácticas son, entonces, las que estudian los hechos. Las formales, como su nombre lo indica, estudian las formas. En consecuencia, la primera diferencia entre las ciencias formales y las fácticas son su objeto de estudio.

La mayoría de las ciencias tienen como objeto primordial de estudio los hechos objetivos, o sea, hechos que suceden en la naturaleza. Por ejemplo, la botánica estudia las transformaciones y cambios que ocurren en el reino vegetal. La vegetación, las plantas y los árboles están ahí. Son un hecho objetivo. Un científico botánico puede verlos, tocarlos, observarlos, reproducirlos, injertarlos, podarlos, etc. Está trabajando con hechos. Pero no todos los científicos trabajan con hechos objetivos. Hay algunos que trabajan primordialmente con formas. Los dos casos más importantes son la lógica y la matemática. En ambos casos, se trata de la construcción de entes ideales, abstractos, que no corresponden directamente a hechos de la realidad y cuya existencia se ubica en la mente humana.

Por lo tanto, las ciencias fácticas trabajan primordialmente con los hechos y las ciencias formales primordialmente con formas.

Es necesario poner atención a la palabra “primordialmente”, porque quiere decir que las ciencias fácticas también trabajan con abstracciones y que las ciencias formales reciben influencia de los procesos reales.

Es claro que el botánico, después de observar muchos árboles, construye un ente abstracto que es el concepto de “árbol”, el cual no corresponde a un árbol en particular.

Por otro lado, para ayudarse en su estudio, el botánico tiene que recurrir a conceptos más formales, como los números, a fin de formular las leyes científicas que él trata de probar.

Otra diferencia entre las ciencias exactas y las fácticas radica en su método de estudio.

El método científico tiende:

En las ciencias formales, a demostrar o probar.

En las ciencias fácticas, a confrontar las leyes con la práctica.

Siendo las ciencias formales construcciones lógicas, su método tiende a probar la coherencia de su razonamiento con base en los supuestos o axiomas que se adoptan. Un axioma es un supuesto de una ciencia formal, cuya corrección se da por aceptada y, por tanto, no se discute. La prueba consiste en demostrar la coherencia interna y la corrección de una afirmación, partiendo de los axiomas o de conclusiones basadas en esos axiomas. Por ejemplo:

Etapa 1. Se adoptará este axioma: “dos cosas iguales a una tercera, son iguales entre sí.

Etapa 2. Para facilidad del razonamiento, le damos una representación literal a cada una de esas tres cosas. Respectivamente llamaremos: a, b y c.

Etapa 3. Las dos primeras etapas nos permiten formular el axioma dicho de la siguiente manera: si a = b, y b = c, entonces a = b.

Etapa 4. Si le damos un valor de 1 a “b”, entonces podemos concluir que también a = 1, y que también c = 1.

Para demostrar o probar ésta conclusión no se está obligado a la confrontación con la realidad. Basta cumplir con las leyes internas de la lógica que se ha adoptado. Sobre ésta conclusión es posible, si se siguen estrictamente las reglas de la lógica, construir otras conclusiones, hasta elaborar un sistema coherente de pensamiento.

Las ciencias fácticas se dividen en: ciencias naturales y ciencias sociales. Las ciencias naturales se dedican al estudio de procesos, cambios y transformaciones de la materia tal como se presenta en la naturaleza. En tanto que las Ciencias Sociales estudian las relaciones de los hombres entre sí.

Entre las ciencias sociales se encuentran la economía, la antropología, la historia, la geografía humana, la psicología social y, por supuesto, la sociología.

LECCIÓN 3:

Introducción a la epistemología de la ciencia (III)

El método científico.



¿Qué es el método científico? Es el conjunto de reglas que señalan los procedimientos para llevar a cabo una investigación.

Es un conjunto de proposiciones y procedimientos filosóficos, teóricos y empíricos, que permiten la confrontación de las teorías con la práctica, para su comprobación, superación o rechazo.

Es la referencia a una serie de operaciones ordenadas y encaminadas a obtener una explicación racional y objetiva del universo.

De estas definiciones, se puede inferir que la esencia del método científico estriba en proporcionar normas que dirigen y encauzan la actividad científica; es necesario aclarar que el método da guías y orientaciones y no patrones rígidos, inflexibles de investigación.

El método científico tiene tres fases:

Indagadora: da descubrimiento de nuevos procesos objetivos o de aspectos de los procesos ya conocidos.

Demostrativa: demuestra la conexión racional, entre los resultados adquiridos y la comprobación experimental de los mismos.

Expositiva: se exponen los resultados del proceso investigativo, para servir como material a nuevas investigaciones.



El método científico es útil para:

Descubrir la forma de existencia de los procesos del universo.

Desentrañar las conexiones internas y externas de los fenómenos y procesos de la realidad.

Generalizar y profundizar los conocimientos en sus aspectos, cuantitativos y cualitativos.

Demostrar los procesos rigurosamente (repetitividad de condiciones de un proceso).

Comprobar o refutar la existencia o no de un proceso.

Mejorar las condiciones de existencia humana, a través de la aplicación en nuevas tecnologías (ciencia aplicada).

PASOS DEL MÉTODO CIENTÍFICO.

Planteamiento del problema.

Reconocimiento de los hechos: examen de hechos, clasificación preliminar y selección de los que probablemente sean relevantes en algún aspecto.

Descubrimiento del problema: hallazgo de la laguna o de la incoherencia en el cuerpo del saber.

Formulación del problema: planteamiento de una pregunta que tiene probabilidad de ser la correcta; esto es, reducción del problema a su núcleo significativo. Probablemente soluble y probablemente fructífero, con ayuda del conocimiento disponible.

Construcción de un modelo teórico.

Selección de los factores pertinentes: invención de suposiciones plausibles relativas a las variables que probablemente son pertinentes.

Invención de las hipótesis centrales y de las suposiciones auxiliares: propuesta de un conjunto de suposiciones concernientes a los nexos entre las variables pertinentes; por ejemplo, formulación de enunciados de ley que se espera puedan amoldarse a los hechos observados.

Traducción matemática: cuando sea posible, traducción de las hipótesis, o de parte de ellas, a alguno de los lenguajes matemáticos.

Búsqueda de consecuencias particulares.

Búsqueda de soportes racionales: deducción de consecuencias particulares que pueden haber sido verificadas en el mismo campo o en campos contiguos.

Búsqueda de soportes empíricos: elaboración de predicciones sobre la base del modelo teórico y de datos empíricos, teniendo en vista técnicas de verificación disponible o concebible.

Prueba de las hipótesis.

Diseño de la prueba: planteamiento de los medios para poner a prueba las predicciones; diseño de observaciones, experimentos y demás operaciones instrumentales.

Ejecución de la prueba: realización de las operaciones y recolección de datos.

Elaboración de los datos: clasificación, análisis, evaluación, reducción de datos.

Inferencia de la conclusión: interpretación de los datos elaborados a la luz del modelo teórico.

Introducción de las conclusiones en la teoría.

Comparación de las conclusiones con las predicciones: contraste de los resultados de la prueba con las consecuencias del modelo teórico, precisando en qué medida éste puede considerarse confirmado o no confirmado (inferencia probable).

Reajuste del modelo: eventual corrección o aún reemplazo del modelo.

Sugerencias acerca del trabajo ulterior: búsqueda de lagunas o errores en la teoría y/o los procedimientos empíricos, si el modelo ha sido no confirmado; si ha sido confirmado, examen de posibles extensiones y de posibles consecuencias en otros departamentos del saber.

LECCIÓN 4:

Introducción a la epistemología de la ciencia (IV)

El enfoque científico.



El investigador científico es un individuo que aplica procedimientos formales, sistemáticos, para obtener información acerca de algún aspecto que le interesa de la realidad.

El enfoque científico puede compararse con otras fuentes de verdad y de comprensión. Algunas “verdades” nos han sido legadas por tradición o costumbre, esto es, son aceptadas como cosas culturales dadas sin que exija de autoridad o de especialistas. Nuestra experiencia, sumada a los procedimientos de tanteo, no es conocida por todos como método para adquirir comprensión. Algunos de nuestros problemas pueden resolverse por razonamiento lógico. El razonamiento inductivo es el proceso de establecer generalizaciones a partir de observaciones especificas, en tanto que el razonamiento deductivo es el proceso de establecer predicciones especificas a partir de principios generales. Estos enfoques sufren de varias limitaciones como sistema de indagación humana y como técnica para resolver problemas. El método científico es el procedimiento más avanzado de indagación que haya ideado el ser humano.

El enfoque científico puede describirse en términos de cierto número de características. En primer lugar, es un proceso sistemático, disciplinado y controlado. Los científicos fundan sus descubrimientos en observaciones empíricas, lo cual significa que las pruebas están arraigadas en la realidad objetiva y se compitan a través de los sentidos humanos o por sus extensiones. A diferencia de muchas otras técnicas para resolver preguntas, el enfoque científico pretende ser general e intenta establecer explicaciones conceptuales o teorías referentes a las relaciones entre fenómenos.

La investigación científica puede clasificarse en términos de sus funciones u objetivo. Las metas más corrientes de la investigación son descripción, exploración, explicación, predicción y control de los fenómenos. También es posible describir la investigación en términos de la utilidad práctica directa que aspira lograr. La investigación básica se dedica a ampliar la base de conocimientos en una disciplina en aras del conocimiento mismo. La investigación aplicada se enfoca en describir soluciones para problemas prácticos inmediatos.

Al tratar seres humanos en situaciones de investigación, han de plantearse algunos temas éticos. Tres requisitos éticos comunes son: participación voluntaria, libertad de daño y molestia física o psicológica y anonimato o carácter confidencial de la información.

La ética en la investigación es una preocupación constante y desorientadora, pues sus exigencias a menudo están en conflicto con las necesidades científicas. El investigador necesita adquirir gran seriedad en cuanto a las consideraciones éticas.

Tendencias en la investigación.



La manera como se concibe la realidad guía los procesos concretos de investigación y la apropiación teórica del mundo real.

La concepción de la naturaleza y la sociedad ha sido distinta a lo largo de la historia de la humanidad, así han aparecido diversas corrientes que interpretan y explican la realidad en forma totalmente diferente: el idealismo, el materialismo, el racionalismo, el empirismo y otras.

Cuestiones como el origen de la vida, la transformación de la naturaleza, la actividad social de los seres humanos, se explican desde estas dos corrientes:

Para el Idealismo, son las ideas, los conceptos, los que crean el mundo y orientan el desarrollo de los procesos naturales y sociales.

Para el Materialismo, es la materia, la realidad objetiva, que existe con anterioridad e independencia, a nuestra conciencia.

Ambas corrientes se encuentran presentes en la concepción de la sociedad y la concepción de la realidad social es distinta debido a la presencia de ideologías que representan intereses de la clase, a pesar que la realidad es la misma.

La concepción de ambas corrientes se expresan en planteamientos generales que están presentes en el discurso teórico respectivo. La concepción de ambas corrientes se expresa en planteamientos generales que están presentes en el discurso teórico respectivo. A manera de verbigracia, analicemos la sociedad capitalista:

Desde la posición idealista-funcionalista: se concibe como un sistema social dado, cuyas partes se encuentran en interdependencia, y cumplen determinadas funciones para el mantenimiento del orden social establecido.

Desde la posición materialista: se concibe que la sociedad no es algo inconmovible, sino un organismo susceptible de cambios y sujeto a un proceso constante de transformación, impulsado por la presencia de elementos contradictorios (clases sociales) que están unidad relativamente y en conflicto constante.

En la investigación, es necesario tener presente las premisas fundamentales de la concepción científica de la realidad, a fin de seleccionar y aplicar los distintos métodos y técnicas de investigación, acordes al estudio de la misma.

Las tesis científicas fundamentales son:

Todos los fenómenos de la realidad social se encuentran en relación y dependencia mutua.

La realidad se encuentra en continuo movimiento, cambio y transformación.

Los cambios, las transformaciones que aparecen en la realidad son cambios objetivos cuya fuente es la contradicción interna que se presenta en los procesos.

Los elementos y procesos de la estructura social tienen diferente jerarquía o influencia para el surgimiento, desarrollo y transformación de los procesos sociales.

La realidad se presenta a diferentes niveles. Nuestra experiencia sensible capta solamente los aspectos externos de los objetos y procesos.

La práctica social concreta, es la base del conocimiento, el criterio de veracidad de nuestras representaciones teóricas y la única forma de transformar el mundo.

LECCIÓN 5:

Generalidades sobre el proceso de investigación (I)

¿Cómo se origina una investigación?



El punto de partida de toda investigación radica en la identificación de problemas en la práctica productiva-social del hombre, o en el aparecimiento de vacíos teóricos que dificultan la comprensión y transformación de la realidad natural o social que impiden hacer más satisfactoria la vida de la comunidad.

El descubrimiento de problemas obliga al hombre a tomar caminos lógicos o sistemáticos, para encontrarles solución. Así, en el acontecer histórico mediante la práctica empírica primeramente, la tecnología constituyó la base para el conocimiento de los fenómenos derivado de su contacto directo con las cosas; luego y simultáneamente con la práctica teórica a nivel de conocimiento racional-abstracto ha venido mejorando y perfeccionando el modo de transformar y comprender al mundo hasta formular el conocimiento científico, o sea la ciencia.

¿Qué es investigar?

Es hacer conocimientos sobre fenómenos, hechos y procesos de la realidad. Es descubrir las leyes y las relaciones entre las cosas, para determinar sus causas y consecuencias.

¿Qué se va a investigar?

Es la primera interrogante que se hace. Generalmente el tema o problema es asignado por la empresa o institución contratante o por un docente si es a nivel académico. Cuando no se ha definido que investigar, generalmente procede hacer un diagnóstico.

¿Para qué se va a investigar?

Esto responde a la necesidad de expresar claramente los objetivos concretos que se persiguen en el estudio.

¿En dónde se va a investigar?

Esta pregunta implica definir el área geográfica que cubrirá la investigación y de donde se extraerán los datos e informaciones que ayuden a identificar causas, efectos y situaciones del problema.

¿Cuándo se va a investigar?

Es necesario delimitar el tiempo y los momentos más adecuados para llevar a cabo el estudio, de tal manera que se facilite el alcanzar los objetivos previstos.

¿Con qué se va a investigar?

Acá se establecen los recursos con que se dispone para el proceso de investigación. Se deben estimar los recursos humanos, materiales y financieros a utilizar durante toda la investigación.

¿Cómo se va a investigar?

Se hace alusión a la metodología que se va a emplear. Es decir, los mecanismos o estrategias que se definieron para realizar el estudio.

Generalidades sobre Investigación Cualitativa e Investigación Cuantitativa.

La investigación cualitativa es un tipo de investigación que ofrece técnicas especializadas para obtener respuestas a fondo acerca de lo que las personas piensan y sienten. Este tipo de investigación es de índole interpretativa y ser realiza con grupos pequeños de personas cuya participación, es activa durante todo el proceso investigativo y tiene como meta, la transformación de la realidad.

La investigación cuantitativa, es un tipo de investigación que le interesa las mediciones del fenómeno o proceso, verbigracia, con qué frecuencia ocurre, cuál es el porcentaje, etc.

LECCIÓN 6:

Generalidades sobre el proceso de investigación (II)

La elección del tema o problema de investigación



El tema es el punto de partida el cual, como ya se mencionaba anteriormente, puede ser asignado por un docente si la investigación se realizará en el ámbito académico, o por una empresa u organización si la investigación responde a la firma de un contrato. Generalmente el término “tema” está familiarizado con trabajos monográficos de carácter descriptivo a nivel de pre-grado, asignaturas, cursos o materias.

Cuando el investigador identifica un problema o una situación que pretende investigar, el tema o título es la expresión conceptual simplificada de la situación problemática sujeto de investigación.

La operación preliminar cuando se parte de un tema consiste en desentrañar el problema o convertirlo a problema; en cambio, cuando se identifica una situación problemática la tarea consiste en expresas su formulación conceptual.

Para una buena selección del tema, conviene tener en cuenta las siguientes sugerencias:

Examine sus experiencias personales, su lugar de trabajo, su comunidad, etc.

Considere temas o problemas que alguna vez le inquietaron.

Repase los programas de asignaturas, las notas o apuntes de clase.

Entrevístese con expertos en áreas de actividad que sean de su interés.

Infórmese de investigaciones publicadas o en proceso de publicación.

Revise sugerencias de lecturas.

Ver bibliografía en libros, enciclopedias, y catálogos en librerías.

Lea artículos en revistas, periódicos y otras publicaciones.

Consulte al staff de catedráticos.

Recuerde experiencias de visitas a instituciones, empresas o comunidades.

Ver el índice temático al final de la mayoría de libros.

Observe ficheros de biblioteca.

Navegue constantemente en internet.



Pero además en la elección del tema, es necesario considerar ciertos factores de orden objetivo y subjetivo. Los primeros hacen relación al tema escogido y los segundos a la persona que va a realizar la investigación. Por lo tanto, debe evaluarse el riesgo de duplicidad, la factibilidad, el interés y la utilidad.

La duplicidad: se refiere a evitar, sobre todo, que un tema ya estudiado anteriormente, no se vaya a repetir el uso de las mismas técnicas de investigación y el mismo enfoque.

La factibilidad: tiene que ver con la posibilidad de realizar la investigación contando con los recursos de fuentes de información, técnicas adecuadas, factores económicos, habilidades especiales, tiempo, etc.

El interés: por el tema elegido debe responder a criterios de satisfacción, la curiosidad intelectual, de una actitud crítica y dinámica. Se trabaja mejor en aquello que se tiene interés.

La utilidad: está en relación con el interés; se considera que a mayor utilidad del trabajo, habrá mayor interés en la persona que lo realiza. La presentación de un trabajo puede representar una utilidad personal o institucional.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal