Laura Siivonen Las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil



Descargar 10.87 Kb.
Fecha de conversión06.04.2018
Tamaño10.87 Kb.

Laura Siivonen

Las Brigadas Internacionales en la Guerra Civil

1.Las Brigadas Internacionales (BI en continuación) son unidades militares compuestas por voluntarios. Los participantes proceden de más de 50 países distintos, los números más altos son de Francia, Polonia, Italia y los EE.UU.. Sobre el número de voluntarios hay múltiples investigaciones, pero la mayoría de autores mencionan la cifra de 35 000 participantes en total, algunos hasta 59 000. A un mismo tiempo había unos veinte mil voluntarios presentes en la tierra española. La composición de las Brigadas no es monolítica sino hay cambios a lo largo de los años.


2. La mayoría de los participantes son trabajadores manuales como mineros, estibaderos, cargadores de puerto y enfermeras. Frecuentemente tienen enlaces a organizaciones políticas y sociales de izquierda. Dependiendo del país de orígen, algunos tienen afiliaciones comunistas. Además, los judíos forman una parte importante de las brigadas - son unos 8 000 - 10 000 y una alta cantidad de ellos procede de los Estados Unidos y de Polonia. Los brigadistas son caracterizados como muy comprometidos en sus ideales sociopolíticos. Una muestra concreta del idealismo es el objetivo de frenar los poderes fascistas en Europa.
3. Los franceses tienen un gran papel en la formación de las BI. En el verano de 1936 la idea de las Brigadas empieza a formarse y los partidos comunistas de Francia se ponen a reclutar voluntarios en la sede internacional recién establecida en París. Los partidos socialistas europeos expresan su apoyo oficial al esfuerzo. En España, el Gobierno de la República vacila, pero acaba por aprobar oficialmente la formación de las BI en octubre de 1936. Un comunista francés André Marty asume la responsabilidad de liderazgo.
4. El Cuartel General y las bases de instrucción están establecidos en Albacete. El entrenamiento de los voluntarios dura entre dos semanas y tres meses, en raras ocasiones. El ejército republicano tiene dificultades en proporcionar armas, por lo que muchas veces el entrenamiento se lleva a cabo sin ellas. Como regla, los voluntarios de la misma nacionalidad o del mismo idioma forman un conjunto para facilitar la comunicación. Los estadounidenses por ejemplo tienen su batallón Abraham Lincoln. La situación de plena guerra exige que los voluntarios sean llevados al campo de batalla con urgencia. Sin embargo, los voluntarios no suelen formar parte de las tropas de línea. La primera operación es la defensa de Madrid en noviembre de 1936, y toman parte en todas las batallas importantes de Madrid, Jarama, Belchite, Teruel y Ebro. A medida que la guerra avance las BI son poco exitosas y las pérdidas crecen en número. Las responsabilidades de los brigadistas adquieren una naturaleza menos directa en cuanto a los combates. Entre un 9 000 y 10 000 voluntarios pierden su vida durante toda la guerra.
5. En julio de 1938, un plan de repatriación de los extranjeros es establecido por el Comité de Londres, responsable de la aplicación del pacto de no-intervención. Luego en octubre, es la hora de despedida, y los barceloneses por ejemplo les ofrecen a los brigadistas un homenaje emotivo.
6. Varios decenios más tarde, en 1996, se produce una moción parlamentaria y finalmente un Real Decreto con el fin de reconocer en el nivel político-estatal el apoyo que aportaron los miles de brigadistas. Como símbolo de agradecimiento se les concede la nacionalidad española a los brigadistas.
7. Como es de suponer dentro del contexto, existen dos representaciones opuestas sobre lo que concierne las Brigadas Internacionales y su estancia en España durante la Guerra Civil. Naturalmente, la propaganda de los dos lados tiene influencia, y las BI aparecen tanto en la prensa escrita como en la gran pantalla. Los republicanos procuran mantener la moral de la retaguardia aprovechando los brigadistas como una imagen modelo. La representación de la derecha tiene una naturaleza opuesta: los brigadistas no son voluntarios, sino revolucionarios enviados por Stalin para promover el comunismo fuera de la Unión Soviética. En el imaginario los brigadistas se convierten en combatientes crueles sin ideales.
El debate sobre el papel de las BI no deja de existir en la actualidad. La importancia estratégica de la intervención está puesta en cuestión. También se debate sobre el valor moral que importan, y hasta sobre si respetaban valores democráticos. La izquierda y la derecha tienen unas ideas polarizadas del patrimonio de las BI. La memoria de los de la izquierda es caracterizada por el sentimentalismo y por el agradecimiento emocionado. Está subrayada la generosidad y la valentía de los que participaron en la Guerra, dándoles un valor legendario. La derecha, por su parte, procura descreditar las políticas de memoria y evocar valores negativos como cobardía y crueldad en cuanto a los brigadistas.
Fuentes

http://www.brigadasinternacionales.org/index.php?option=com_content&view=article&id=47&Itemid=55



http://www.brigadasinternacionales.uclm.es/publicacion/las-brigadas-internacionales-nuevas-perspectivas-en-la-historia-de-la-guerra-civil-y-del-exilio/


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal