La Vía Láctea



Descargar 98.71 Kb.
Fecha de conversión14.11.2017
Tamaño98.71 Kb.


El Universo
El Universo es el conjunto de todo lo que existe bajo unas leyes físicas determinadas, que son las que nosotros conocemos. Es el conjunto de toda la materia y de toda la energía que existe en un espacio determinado y que se están intercambiando constantemente una en otro, y nosotros constituimos una parte muy pequeña de esa materia y de esa energía.

Todo lo que no es materia y energía es vacío cósmico. La materia se distribuye en unas unidades que se denominan ESTRELLAS, que suelen tener asociados otros cuerpos a su alrededor que son los PLANETAS.

Un conjunto de estrellas que están relativamente cerca entre sí forma una GALAXIA. El Universo está constituido por miles de millones de galaxias que se mueven a gran velocidad.
La Vía Láctea

La Vía Láctea es la galaxia en la que se encuentra situada nuestra estrella, que es el Sol y, por lo tanto, también se encuentra en ella nuestro planeta, la Tierra.

Es un conjunto de centenares de miles de estrellas que se disponen formando una enorme espiral aplanada que gira alrededor de su centro como si fuera un remolino.

Nuestra estrella, el Sol, se encuentra en uno de los brazos de la espiral, cerca del borde.


El Sistema Solar

Dentro de la Vía Láctea existen muchas estrellas, pero una de ellas nos es especialmente importante porque es la que permite nuestra vida: es el Sol.

El Sol posee una serie de cuerpos de variado tamaño girando a su alrededor por efecto de su atracción gravitatoria; estos cuerpos son los PLANETAS y PLANETOIDES (satélites, asteroides y cometas).

El Sol, que se mueve en la galaxia, junto con los planetas y los planetoides que giran alrededor del Sol, forman el SISTEMA SOLAR.



http://1.bp.blogspot.com/-yoer8ewmj_o/txe4cq0pjni/aaaaaaaaaau/wvomx3zfg70/s1600/sistemasolar.gif

Hasta el 24 de agosto de 2006 los planetas del Sistema Solar eran nueve: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. En esa fecha, la Unión Astronómica Internacional definió lo que era un planeta y creó otras dos clases de cuerpos dentro del Sistema Solar: los planetas enanos y los cuerpos pequeños del Sistema Solar. Plutón pasó a ser un planeta enano, junto con Eris, descubierto en 2005, y el asteroide Ceres. Los cuerpos pequeños del Sistema Solar son los objetos que no son planetas ni planetas enanos ni satélites.



LOS PLANETAS Y SUS ÓRBITAS

Por orden, a partir del Sol, los ocho planetas del Sistema Solar que se conocen en la actualidad son: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. A los cuatro más próximos al Sol, Mercurio, Venus, Tierra y Marte, se les llama planetas interiores. Son pequeños, compactos y su superficie es rocosa.

A los cuatro planetas restantes, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, se les llama planetas exteriores. Son de mayor tamaño que los interiores, y están formados en su mayor parte por gases.

Para medir las dimensiones del Sistema Solar se usa como unidad la distancia media de la Tierra al Sol, llamada unidad astronómica, UA. Una UA corresponde a unos 150 millones de kilómetros. El Sistema Solar mide unas 80 UA de diámetro, que son unos 12.000 millones de kilómetros.



LOS CUERPOS PEQUEÑOS DEL SISTEMA SOLAR

Esta clase de cuerpos del Sistema Solar incluye la mayor parte de los asteroides y los objetos transneptunianos (situados más allá de Neptuno), los cometas y los meteoroides. Los asteroides son pequeños cuerpos rocosos que giran alrededor del Sol, sobre todo entre las órbitas de Marte y Júpiter, en una franja que se conoce como el cinturón de asteroides. Júpiter posee grupos de asteroides, llamados Troyanos, que giran a su alrededor, atrapados por su fuerza de gravedad. Se cree que un inmenso asteroide chocó contra la Tierra hace 65 millones de años, produciendo grandes incendios cuyo humo tapó la luz del Sol, lo que provocó la muerte de muchas plantas y de los dinosaurios que se alimentaban de ellas.

Los cometas son bolas de hielo y polvo, que parecen tener una larga cola. Es precisamente la nube de polvo la que produce este efecto, cuando el cometa está próximo al Sol. Sus trayectorias son mucho más abiertas que las de los planetas, por lo que pasan poco tiempo cerca del Sol.

Los meteroide son cuerpos sólidos que giran alrededor del Sol. Cuando la trayectoria de algún meteroide coincide con la de la Tierra y entra en nuestra atmósfera, el meteroide se quema, produciendo lo que conocemos como meteoro o estrella fugaz. Algunos de ellos se desintegran en trozos más pequeños que caen a la Tierra: se les llama meteoritos.

El tamaño de la mayoría de los meteroide es el de un grano de polvo, pero los hay mayores, sin ningún límite definido; los más grandes pueden tener una masa de varios cientos de toneladas.

Actividades:



  1. Entre los cuerpos que forman nuestro sistema solar ¿a cuál podemos catalogar como una estrella?

  2. ¿Cómo debe definirse a la Luna como planeta o satélite? Justifica tu respuesta

  3. Indica las diferencias entre estrella, planetas, satélites, cometas y asteroides

  4. Identifica los planetas interiores, exteriores y enanos

  5. Dibuja el sistema solar y nombra cada planeta.

  6. Explica cuáles son las interacciones más importantes entre los astros del sistema solar

  7. Completa el siguiente crucigrama










1




2
























































































































































































3



































































4































































































































5





































6
















7























































































































































































































































8



















































































































9










































































































10






























































































Vertical

  • 1. Planeta que tarda 165 años en recorrer su orbita

  • 2. Planetas de mayor tamaño que los interiores y están formados en su mayor parte por gases

  • 3. Planeta que tiene como satélite a Fobos y Deimos

  • 5. Sigla de unidad astronómica

  • 7. Bolas de hielo y polvo, que tienen una larga cola

  • Vertical

  • 1. Planeta que tarda 165 años en recorrer su orbita (neptuno)

  • 2. Planetas de mayor tamaño que los interiores y están formados en su mayor parte por gases (planetas exteriores)

  • 3. Planeta que tiene como satelite a Fobos y Deimos (marte)

  • 5. sigla de unidad astronómica (ua)

  • 7. bolas de hielo y polvo, que tienen una larga cola (cometas)

Horizontal

  • 4. Planetas pequeños compactos y superficie rocosa

  • 6. Nombre de la galaxia en la que se encuentra situada el Sol

  • 8. Planeta que tiene como satélite la Luna

  • 9. Estrella del sistema solar

  • 10. Planeta de menor tamaño enano

  1. ¿Qué diferencia existe entre meteroide y meteorito?

  2. Si la tierra tarda 365 días en completar una vuelta alrededor del Sol ¿Cuántos días tardara en completar 12 vueltas? ¿Y Mercurio cuantos días tardara en completar 12 vueltas?

  3. ¿Cuántas vueltas da la Tierra en 365 días sobre si misma?

  4. ¿Cuánto tiempo tarda Neptuno en completar su órbita?

Los componentes del Universo

Como ya sabrás el Universo está formado por galaxias separadas entre sí, por enormes distancias, el espacio que hay entre ellas esta vacío. Las galaxias no están repartidas uniformemente en el universo, sino que forman especies de islas o grupos llamados cúmulos de galaxias. Nuestra galaxia la VIA LÁCTEA tiene forma de espiral y se encuentra en el grupo local.

Una manera de clasificar a las galaxias es según la forma que tengan. Las galaxias espirales, como Andrómeda y La Vía Láctea, se asemejan a un remolino de brazos que parecen surgir de un núcleo en forma de disco.

Las galaxias espirales barradas son galaxias espirales pero su núcleo tiene la forma de un barra corta en vez de un disco.



Las galaxias elípticas poseen formas ovaladas en ellas no hay un gran agrupamiento en torno a su centro y parecen ser galaxias muy antiguas. Estas pueden contener de unos pocos a muchos millones de estrellas, en este caso, son las galaxias más grandes que podemos observar.



Las galaxias irregulares no tienen forma definida y en general son los grupos con menor cantidad de estrellas.



A su vez las galaxias están compuestas por estrellas pueden contener entre 100000 y 500000 mil millones de estrellas entre las cuales hay enormes nubes de polvo y gas llamado nebulosas y también otros astros menores como cometas, satélites, planetas. Estos cuerpos giran describiendo un camino u órbita alrededor de un centro común, es decir que toda la galaxia gira sobre sí misma.



Estrellas

Las estrellas son inmensas esferas formadas por gases que se encuentran a altísimas temperaturas y presiones. Esto hace que en la materia estelar se produzcan cambios que liberan luz y calor, lo que las hace brillar. Estos astros giran sobre sí mismos y alrededor del centro de la galaxia a la cual pertenecen.



Quásares

En 1963 se creó la palabra “quásar”, deriva de la frase quasi stellar object (objeto casi estelar), para definir una nueva clase de objetos celestes descubiertos a partir de prolongadas observaciones y que los astrónomos consideran como los astros más lejanos que se conocen. Se trata de objetos que, observados con telescopios de mucho alcance, parecen estrellas muy brillantes. Su luminosidad parece ser entre 100 y 1000 veces mayor que las galaxias, aunque tienen un diámetro menor.



La fuerza de gravedad y el Universo

En 1687 el físico Isaac Newton describió por primera vez la fuerza de gravedad. Según el todos los cuerpos ejercen esta fuerza y atraen a los cuerpos cercanos. La intensidad de esta fuerza depende de la cantidad de materia que los compone. Newton comprendió que el Sol es una estrella con mucha masa. Su inmensa fuerza gravitatoria mantiene la tierra y los demás planetas girando a su alrededor. Newton comprendió que el Sol es una estrella con mucha masa, su fuerza gravitatoria mantiene la Tierra y los demás planetas girando a su alrededor. Newton pudo deducir la forma de las orbitas, y coincidió con Kepler en cuanto son elipses.

Nuestra galaxia el Sol se encuentra en la proximidad del Brazo Espiral de Orión, muy lejos del centro de la galaxia. Junto a las demás estrellas, el Sol rota alrededor del centro galáctico, tardando 250 millones de años completar una vuelta.

Actividades:



  1. ¿Qué significa cúmulos de galaxias?

  2. ¿Cómo se clasifican las galaxias?

  3. ¿Cómo se forman las estrellas?

  4. ¿Qué son los quásares?

  5. ¿Cuál es la fuerza que mantiene unido al Sistema Solar?

  6. ¿Cuál es la fuerza que mantiene unidas todas las estrellas de las galaxias y los planetas del Sistema Solar?

  7. ¿El Sol, es el centro de la Vía Láctea? ¿En qué lugar de la galaxia se encuentra?

LOS PLANETAS Y SUS ÓRBITAS

Por orden, a partir del Sol, los ocho planetas del Sistema Solar que se conocen en la actualidad son: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. A los cuatro más próximos al Sol, Mercurio, Venus, Tierra y Marte, se les llama planetas interiores. Son pequeños, compactos y su superficie es rocosa.

A los cuatro planetas restantes, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, se les llama planetas exteriores. Son de mayor tamaño que los interiores, y están formados en su mayor parte por gases.

De los ocho planetas, Mercurio y Venus son los únicos que no tienen satélites, es decir, cuerpos de menor tamaño girando a su alrededor. La Tierra tiene solo uno, la Luna, y Marte dos, Fobos y Deimos; pero otros tienen muchos más, como Júpiter, del que ya se han descubierto más de 60 satélites. Debido a la fuerza de atracción que el Sol ejerce sobre ellos, los planetas se desplazan a través del espacio describiendo órbitas, con forma de elipse, alrededor de él. Todos recorren sus órbitas en sentido contrario al de las agujas del reloj, y tardan más tiempo en dar una vuelta completa cuanto más alejados están del Sol.

Mientras que Mercurio tarda 88 días en completar una vuelta, la Tierra tarda 365 días (1 año), y así hasta Neptuno, que tarda casi 165 años en recorrer su órbita. Las órbitas se encuentran todas en un mismo plano, como si estuvieran extendidas sobre una mesa. Por eso, el Sistema Solar tiene forma parecida a un enorme disco. Además de girar alrededor del Sol (movimiento de revolución), los planetas giran en torno a sí mismos (movimiento de rotación), y lo hacen también en sentido contrario al de las agujas del reloj, salvo Venus, que gira al revés, en sentido horario. Para medir las dimensiones del Sistema Solar se usa como unidad la distancia media de la Tierra al Sol, llamada unidad astronómica, UA. Una UA corresponde a unos 150 millones de kilómetros. El Sistema Solar mide unas 80 UA de diámetro, que son unos 12.000 millones de kilómetros.

El Sol

manchas solares

El Sol es una inmensa bola de gases incandescentes, sobre todo helio e hidrógeno. En su interior la temperatura y la presión son tan grandes, que los núcleos de las partículas (llamadas átomos) que componen el hidrógeno se ven forzados a unirse entre sí, en un proceso que se llama fusión nuclear, produciéndose núcleos de partículas (átomos) de helio, que es más pesado que el hidrógeno. En esta fusión, se libera una enorme cantidad de energía, en forma de luz y calor. Se estima que, en cada segundo, el Sol procesa unos 600 millones de toneladas de hidrógeno, produciendo unos 4 millones de toneladas de helio



Hasta agosto de 2006 el Sistema Solar estaba formado por nueve planetas, situados en este orden a partir del Sol: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón. Pero el descubrimiento en 2005 de otro gran cuerpo celeste (llamado Eris), de tamaño algo mayor que Plutón, hizo replantearse a los astrónomos la definición de planeta del Sistema Solar. Finalmente, en agosto de 2006, la Unión Astronómica Internacional estableció las condiciones que debía cumplir un cuerpo para ser planeta del Sistema Solar y creó una nueva clase de objetos celestes: los planetas enanos. Plutón y Eris (y el asteroide Ceres) no podían ser considerados planetas y pasaron a formar parte de esa nueva categoría: son planetas enanos. En la actualidad, los planetas del Sistema Solar son ocho: Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Estos planetas varían mucho en tamaño, masa, temperatura, velocidad de rotación y composición.

  • Mercurio gira alrededor del Sol más cerca que cualquier otro planeta, por lo que es seco y cálido. Aunque su superficie llena de cráteres recuerda a la de la Luna, se cree que su interior es semejante al de la Tierra, compuesto fundamentalmente por hierro.

  • Venus es el objeto más brillante de nuestro cielo, después del Sol y la Luna. Incluso se puede observar a simple vista en algunas épocas del año, una hora antes de la salida o una hora después de la puesta de Sol. Es el más cálido de los planetas, con una temperatura en la superficie de unos 470 ºC. Los científicos creen que esta temperatura tan alta se debe a que las espesas nubes de gas que lo cubren atrapan la energía del Sol (causando un “efecto invernadero”).

  • La Tierra es el único planeta conocido que alberga vida, gracias a su atmósfera rica en oxígeno, a las temperaturas moderadas, al agua abundante y a una composición química variada. El planeta se compone de rocas y metales, sólidos en el exterior, pero fundidos en el núcleo.

  • Marte se caracteriza por su color anaranjado, y se conoce como “el planeta rojo”. Como su atmósfera es muy poco densa, hay una diferencia en las temperaturas de hasta 100 ºC entre el día y la noche. El planeta parece un desierto frío, con profundos cañones y valles, y volcanes gigantes.

  • Júpiter es el mayor de los planetas de nuestro Sistema Solar, con un volumen 1.400 veces mayor que el de la Tierra. Está formado casi todo por gas. Las franjas de colores con que siempre lo vemos son cinturones de nubes que revelan que en su atmósfera se producen fuertes corrientes. Júpiter es el planeta del Sistema Solar que más satélites tiene girando a su alrededor. Los cuatro más grandes, llamados Ío, Europa, Ganimedes y Calisto, fueron descubiertos en 1610 por el astrónomo y físico italiano Galileo.

  • Saturno, que se distingue por sus anillos, es el segundo planeta más grande del Sistema Solar y el menos denso de todos. Los anillos están formados por polvo y rocas cubiertas de hielo, que giran alrededor del planeta. Posee también un gran número de satélites, el mayor de los cuales es Titán, que presenta una niebla anaranjada muy densa que oculta su superficie.

  • Urano también tiene anillos, pero muy tenues y más oscuros que los de Saturno. Su color azul verdoso se debe a un gas, llamado metano, que está presente en su atmósfera fría y clara. Por la forma de girar el planeta, la noche y el día duran 42 años cada uno.

  • Neptuno tiene un sorprendente color azul debido a la presencia de gas metano en su atmósfera. En él se producen violentas tormentas y los vientos más fuertes del Sistema Solar. Está rodeado por cinco anillos muy débiles y tiene también varios satélites, el mayor de los cuales es Tritón.

LOS PLANETAS ENANOS

Plutón es un planeta enano que tarda casi 248 años en completar una vuelta alrededor del Sol. Los otros dos planetas enanos del Sistema Solar identificados en la actualidad son Eris (conocido antes como Xena) y Ceres.

Eris es un cuerpo algo mayor que Plutón, que se descubrió en julio de 2005 en el cinturón de Kuiper, un anillo de cuerpos rocosos que giran alrededor del Sol más allá de Neptuno. Ceres, el de menor tamaño de los tres, gira en torno al Sol entre las órbitas de Marte y Júpiter.

LA TIERRA Y SU POSICIÓN EN EL ESPACIO

La Tierra es el tercero (tras Mercurio y Venus) de los nueve planetas del Sistema Solar, si los contamos de menor a mayor distancia al Sol. Como la órbita que describe alrededor de él es una elipse, su distancia no es siempre la misma, pero se puede considerar una distancia media de unos 150 millones de kilómetros.



LOS MOVIMIENTOS DE LA TIERRA

La Tierra tiene dos movimientos: se desplaza alrededor del Sol (movimiento de traslación) y gira en torno a sí misma (movimiento de rotación).

En su movimiento de traslación describe una órbita con forma de elipse alrededor del Sol, tardando 365 días (lo que llamamos un año) y un cuarto de día en dar una vuelta completa. El cuarto de día de diferencia, hace que cada 4 años tengamos que contar con uno de 366 días (año bisiesto).

Como el eje de rotación de la Tierra (que es una línea imaginaria que va del polo norte al polo sur) está un poco inclinado con respecto a la vertical (forma un ángulo de 23,5º), los rayos del Sol llegan con distinta inclinación a las diferentes zonas de la superficie terrestre. En las zonas tropicales los rayos inciden más verticales que en el resto de la Tierra, por lo que en esas regiones hace calor. En los polos, los rayos inciden más inclinados, por lo que hace más frío. El movimiento de rotación de la Tierra en torno a su eje dura 24 horas, y da lugar a la sucesión de los días y de las noches: cuando el lugar de la Tierra en que nos encontramos esté de cara al Sol, será de día, y según esta vaya girando (van pasando las horas), las sombras nos invadirán hasta hacerse de noche.http://pe.kalipedia.com/kalipediamedia/geografia/media/200704/17/geogeneral/20070417klpgeogra_3.ees.sco.png



figura 2-2 --> Movimiento de traslación

LAS ESTACIONES DEL AÑO

El movimiento de traslación de la Tierra provoca que a lo largo del año existan cuatro estaciones: la primavera, el verano, el otoño y el invierno. Como la Tierra no está del todo vertical, cuando el polo norte está inclinado hacia el Sol la mitad superior de ella (llamada hemisferio norte) está en verano. En esa misma época, como el polo sur está más alejado del Sol, en el hemisferio sur es invierno. Las estaciones en ambos hemisferios transcurren justamente opuestas. En el hemisferio norte comienza el verano hacia el 21 de junio. A esa fecha, que tiene el día más largo y la noche más corta del año, se le llama solsticio de verano. Los rayos del Sol inciden casi verticales, por lo que hace mucho calor. En el hemisferio sur comienza el invierno. Hacia el 23 de septiembre se produce el paso al otoño en el hemisferio norte. A esa fecha, en la que el día y la noche duran igual, se le llama equinoccio de otoño. Durante el otoño, los rayos van llegando cada día más inclinados y los días se van acortando, por lo que se va pasando del calor al frío. En el hemisferio sur comienza la primavera. En el hemisferio norte, comienza el invierno hacia el 21 de diciembre. A esa fecha, que tiene la noche más larga y el día más corto del año, se le llama solsticio de invierno. Durante esta estación, los rayos llegan muy inclinados, por lo que hace frío. En el hemisferio sur comienza el verano. En hemisferio norte, se pasa a la primavera hacia el 21 de marzo. A esa fecha, en la que de nuevo el día y la noche duran lo mismo, se le llama equinoccio de primavera. Durante esta estación, los rayos del Sol van llegando más verticales y los días se van alargando, por lo que se va pasando del frío al calor. En el hemisferio sur comienza el otoño.



EL SATÉLITE DE LA TIERRA

La Luna, que tiene forma esférica, es mucho más pequeña que nuestro planeta: su diámetro mide la cuarta parte del diámetro de la Tierra, y su volumen es cincuenta veces menor. Su masa es 81 veces más pequeña y la gravedad en su superficie es seis veces menor que la de la Tierra, por lo que, en las imágenes de los astronautas que llegaron a ella, parecían ir dando saltos a cámara lenta al andar. Se encuentra a unos 380.000 kilómetros de la Tierra, e influye sobre ella por la fuerza con que la atrae, causando el fenómeno de las mareas, que a su vez afecta a la velocidad con que gira la Tierra y a la distancia que la separa de ella. La luz con que la vemos brillar es una parte de la que, procedente del Sol, refleja sobre su superficie.



LOS MOVIMIENTOS DE LA LUNA

La Luna tiene dos movimientos: uno de rotación, alrededor de sí misma, y otro de traslación alrededor de la Tierra. Como para dar una vuelta completa en ambos movimientos tarda el mismo tiempo, cerca de 28 días, resulta que desde la Tierra siempre vemos la misma cara, su otro lado no nos resulta visible. La cara oculta de la Luna se mostró al mundo por primera vez en octubre de 1959 con las fotografías tomadas por la nave espacial soviética Luna 3, que mostraron que el lado oculto es similar al visible, excepto en que no hay grandes zonas oscuras (llamadas mares lunares).



LAS FASES DE LA LUNA

A la Luna no la vemos igual todas las noches, sino que cambia el tamaño de la zona que aparece iluminada. Ten en cuenta que la mitad de la Luna está siempre bajo la luz del Sol, de la misma forma que en la mitad de la Tierra es de día mientras que en la otra mitad es de noche.

A medida que se mueve en su órbita alrededor de la Tierra, la Luna muestra cuatro caras o fases distintas, dependiendo de la posición que ocupe en cada instante con respecto al Sol.

En la fase llamada Luna nueva, la cara que la Luna presenta a la Tierra está completamente en sombra. En esta fase la Luna está más cerca del Sol que la Tierra, está situada entre ambos.

Una semana más tarde la Luna entra en su primer cuarto, llamado cuarto creciente, mostrando la mitad del globo iluminado. Esta fase es el paso de Luna nueva a Luna llena.

Siete días después la Luna muestra toda su superficie iluminada, es la fase de Luna llena; en ella, la Luna está más alejada del Sol que la Tierra.

Otra semana más tarde, la Luna vuelve a mostrar medio globo iluminado, a esta fase se le llama cuarto menguante. Es el paso de Luna llena a Luna nueva.

El ciclo completo se repite cada mes lunar, que dura 28 días.



http://4.bp.blogspot.com/_s7-lwec11tc/tcrdwpgl4bi/aaaaaaaaaec/p4ytekqbrz8/s1600/luna.gif
LA EXPLORACIÓN DE LA LUNA

Desde 1969 hasta 1972 tuvieron lugar los seis alunizajes tripulados que ha habido en la historia: fueron las misiones estadounidenses Apolo 11, 12 y de la 14 a la 17. En total doce astronautas pasearon por su superficie y trajeron a la Tierra 384 kilogramos de muestras de roca y de suelo lunar. La primera misión lunar europea fue la sonda SMART-1, lanzada en septiembre de 2003.



ECLIPSES

Un eclipse es el oscurecimiento de un cuerpo celeste por otro. Como los cuerpos celestes no están quietos en el firmamento, a veces la sombra que uno proyecta tapa al otro, por lo que éste último se ve oscuro.

En el caso de la Tierra, la Luna y el Sol tenemos dos modalidades: eclipses de Sol, que consisten en el oscurecimiento del Sol visto desde la Tierra, debido a la sombra que la Luna proyecta; y eclipses de Luna, que son el oscurecimiento de la Luna vista desde la Tierra, debido que ésta se sitúa en la zona de sombra que proyecta la Tierra.

Cuando la luna se interpone entre la tierra y el sol, el cono de su sombra se proyecta sobre una zona de la tierra, y las personas que habitan en esa zona quedan en la oscuridad, como si fuese de noche, porque la luna eclipsa, tapa al sol. Este astro se ve como cubierto, que no es otra cosa sino la luna. Esto es un eclipse de sol. Del mismo modo, cuando la luna cruza el cono de sombra de la tierra, desaparece a la vista de los habitantes del hemisferio no iluminado (noche) los cuales pueden presenciar, en su totalidad, el eclipse de luna.

Los eclipses de luna pueden ser de dos tipos: Totales: cuando están en el cono de sombra de la tierra, y parciales: cuando sólo se introduce parcialmente en la sombra. Por su parte, los eclipses de sol pueden ser de tres tipos:

Totales: Cuando la luna se interpone entre el sol y la tierra, Y los habitantes no ven la luz solar durante algunos minutos.

Parciales: Cuando la penumbra abarca una extensión de tierra y los habitantes que están en ella sólo ven una porción de sol.

Anulares: Cuando el cono de sombra de la luna no llega hasta la tierra porque se encuentra demasiado lejos del planeta para ocultar el disco solar.



http://www.astroyciencia.com/wp-content/uploads/2008/02/eclipse-sol-y-luna.jpg

Actividades

  1. ¿Cómo está conformado el sistema solar?

  2. ¿Qué planeta se eliminó del sistema solar?

  3. Indica cómo se clasifican ahora los planetas

  4. ¿Que son los satélites? Nombra algunos satélites que conozcas.

  5. Dibuja el sistema solar y describe cada planeta.

  6. Indica si las siguientes afirmaciones son verdaderas o falsas en caso de ser falsas justifica tu respuesta

  1. Los meteoritos son cuerpos rocosos que giran alrededor del sol.

  2. Los cometas son bolas de hielo y polvo, que parecen tener una larga cola

  3. Pluton y Eris son planetas enanos.

  1. Marca con una cruz la respuesta correcta:

  1. El sol es:

  • Una estrella

  • Un planeta

  • Un satélite

  1. La luna es:

  • Una estrella

  • Un planeta

  • Un satélite

  1. Encuentra en la sopa de letras 10 nombres de planetas y planetas enanos. Luego ordena a los planetas de acuerdo a su ubicación en el sistema solar.












Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal