La Cultura del Agua



Descargar 39.24 Kb.
Fecha de conversión12.11.2017
Tamaño39.24 Kb.

La Cultura del Agua
Agua: ese líquido elemental

Toda la vida de la Tierra depende del agua. De hecho, los seres vivos son, básicamente agua. Aproximadamente en un 70% los humanos y animales y en un 90% las plantas. Y es precisamente la capacidad del agua para disolver substancias y hacerlas asimilables lo que permite mantener las constantes vitales, el pulso de los seres vivos.

A lo largo de la vida de la Tierra, y como consecuencia de su misma existencia, el agua ha disuelto ingentes cantidades de minerales, cuyos elementos han ido a parar al mar. Hoy el mar tiene tanta sal como para cubrir la Tierra con una capa de 150 metros de espesor.

Se calcula que hay en el Planeta un total de 1.400 millones de kilómetros cúbicos de agua. Una enorme hidrosfera que ocupa aproximadamente un 70% de la superficie mundial. La cifra conduce, en principio al optimismo.

Lo que ocurre es que, de este total, 1.370 millones de km3. corresponde al agua de los océanos, es decir, al agua salada. Los treinta millones que quedan se reparten entre: 26 millones de km3 no aprovechables de los polos y glaciares; 230.000 km3 en los lagos; 13.000 km3 en la atmósfera; 1.700 km3 en los ríos. El resto, 3.200.000 km3 , están ocultos: son las aguas subterráneas.


 


10 Cuestiones sobre aguas envasadas españolas

1 .¿ Cuál es el origen del agua dulce ?

El agua dulce puede provenir bien de la superficie (lagos, ríos, embalse), bien del subsuelo. La diferencia entre las aguas superficiales y las aguas subterráneas es clara: la calidad. Las aguas subterráneas tienen una pureza original que ha sido conservada intacta gracias a la protección que ofrece la corteza terrestre.

2.-¿Qué tipos de aguas envasadas hay en España? .

-Minerales naturales: son de origen subterráneo, bacteriológicamente sanas, con una composición constante en minerales y otros componentes y con propiedades beneficiosas para la salud.
-De manantial: son aguas potables de origen subterráneo, bacteriológicamente sanas.
-Potables preparadas: son aguas sometidas a tratamientos físico-químicos y que cumplen los requisitas sanitarios exigidos para su consumo.

3.-¿Reciben algún tratamiento las aguas minerales naturales y las de manantial?

Son productos naturales que llegan al consumidor tal y como se captan en sus puntos de emergencia. No pueden ser sometidas a ningún tratamiento que modifique su composición química original. Únicamente se permite la separación de aquellos elementos naturalmente inestables {hierro, azufre y otros).

4.-¿Cuál es su máximo valor?

Su pureza original. Mientras que la tecnología aplicada a las aguas superficiales destinadas al consumo humano está dirigida a devolverles su potabilidad, el valor añadido de las aguas minerales naturales y de manantial radica precisamente en los medios técnicos empleados para preservar su pureza original y su personalidad.

5.-¿Con gas o sin gas?

Un número considerable de aguas contienen anhídrido carbónico (CO2) en la propia emergencia pudiendo ser envasadas con este contenido inicial. Sin embargo, está permitido reforzar dicho contenido con gas de mismo manantial o simplemente incorporar CO2. Estas circunstancias deben ser indicadas claramente en la etiqueta.

6.-¿Existen muchas aguas en España?

En España existen más de un centenar de aguas de bebida envasadas. Cada una de ellas tiene una composición diferente del resto, lo que le confiere un particular sabor y unas características específicas. La procedencia geográfica y el tipo del acuífero determinan la composición química de cada agua.

7.-¿Qué es lo que caracteriza a las aguas envasadas españolas?

Precisamente su variedad. Debido a la diversidad geológica de la geografía española, nuestras aguas son capaces de cubrir los gustos más variados. Las rocas que constituyen los acuíferos están siempre integradas por uno o varios minerales. Por ejemplo, el agua que fluye por los grandes acuíferos calcáreos de Asturias, Cantabria o la Cordillera Ibérica resultará bicarbonatada cálcica. Sin embargo, las aguas que circulan por los granitos de Cataluña, Galicia o la Cordillera Central aunque son también bicarbonatadas cálcicas, suelen ser ricas en sílice. La naturaleza es la gran artífice de toda la diversidad de las aguas envasadas.

8.-¿Cómo se reconoce en la etiqueta el origen del agua?

Para que el consumidor reconozca la procedencia del agua envasada, el nombre del manantial o lugar de explotación debe figurar claramente siempre en la etiqueta.

9.-¿Qué leyes regulan a las aguas envasadas?

Las aguas envasadas están reguladas en el ámbito europeo por la Directiva 80/777 CEE, la Directiva 96/70/CE y la Directiva 2003/40/CE relativas a las aguas minerales naturales, y, en España, por el Real Decreto 1074/2002 de 18 de octubre.

10.- ¿Últimamente ha aumentado el consuma de aguas envasadas?

Sí. Como consecuencia de una mayor incorporación de cada vez más sectores de la población, al bienestar y a la cultura, en los países occidentales ha ido desarrollándose un mayor cuidado de la salud que ha traído consigo una mayor conciencia por la dieta y por los "alimentos naturales". En esta tendencia de elegir "productos alimenticios naturales" y "bajos en calorías", es donde radica el éxito del agua envasada.


 


Hechos y cifras - Agua embotellada










El consumo mundial de agua embotellada aumenta a un ritmo anual
del 12%, a pesar de su elevado precio si se compara con el del agua corriente. ¿Por qué bebemos agua embotellada? ¿Qué es el agua embotellada? ¿Es mejor que el agua del grifo?  
 


¿Por qué agua embotellada?


Idealmente, el cuerpo humano necesita que bebamos dos litros de agua diarios. Para satisfacer esta necesidad diaria, cada vez son más las personas que consumen agua embotellada. El agua embotellada se percibe como más segura y de mejor calidad. A menudo los consumidores buscan la seguridad perdida por los escándalos relacionados con los alimentos en los países industrializados o por las enfermedades transmitidas por el agua en los países en desarrollo. Incluso en países donde existe servicio público de agua potable, las personas pueden llegar a gastar hasta 1000 veces más dinero en agua embotellada que si la tomaran directamente del grifo.

El consumo de agua embotellada ha ido creciendo a un ritmo constante en todo el mundo en los últimos 30 años. Es el sector más dinámico de toda la industria de la alimentación y la bebida: el consumo mundial aumenta una media de un 12% anual, a pesar de su precio excesivamente alto comparado con el agua del grifo.



¿Cuáles son los diferentes tipos de agua embotellada?


Agua Mineral Natural

Agua subterránea protegida contra los riesgos de contaminación y caracterizada por un nivel constante de minerales y oligoelementos. Este agua no puede ser tratada, ni se le añaden minerales o cualquier elemento exógeno, como sabores o aditivos.

Agua de Manantial

Agua embotellada derivada de una formación subterránea de la que fluye el agua de forma natural a la superficie de la tierra. El agua de manantial debe ser recogida únicamente en la fuente o con la ayuda de un taladro que atraviesa la formación subterránea hasta encontrar el manantial. El agua de manantiales diferentes puede venderse bajo la misma marca comercial.

Agua Purificada

Agua superficial o subterránea que ha sido tratada para que sea apta para el consumo humano. Sólo se diferencia del agua del grifo en la manera en que se distribuye (en botellas en lugar de a través de tuberías) y en su precio.

Agua Artesiana

Agua de un pozo que explota un acuífero en el que el nivel del agua es superior al de la parte alta del acuífero.

Agua con gas

Tras el tratamiento y la posible restitución del anhídrido carbónico, contiene la misma cantidad de anhídrido carbónico que la que tenía en la fuente (no confundir con el agua de soda, agua de seltz o el agua tónica).

Agua de pozo

Agua que se extrae a través de un agujero perforado en la tierra que explota el agua de un acuífero.

 

¿Quién la bebe y de dónde procede?







Consumo mundial del agua embotellada en 1999, en litros/año/persona y en %.

Fuente: World Wildlife-estudio encargado,


Agua embotellada: Comprender un fenómeno social

El mercado mundial del agua embotellada



El mercado mundial del agua embotellada representa un volumen anual de 89.000 millones de litros y su valor se estima en 22.000 millones de dólares.

El 75% del mercado mundial está aún bajo el control de actores locales.

Más de la mitad (59%) del agua embotellada que se bebe en el mundo es agua purificada, el 41% restante es agua mineral o de manantial.

Mientras el agua embotellada se origina en fuentes protegidas (75 por ciento en manantiales y acuíferos subterráneos), el agua del grifo proviene principalmente de ríos y lagos.




Aumento anual del consumo del agua en botella, 1999-2001, por región.

Fuente: World Wildlife-estudio encargado,


Agua embotellada: Comprender un fenómeno social

El consumo de agua embotellada



Una persona bebe un promedio de 15 litros de agua embotellada cada año. Los europeos occidentales son los mayores consumidores, bebiendo casi la mitad del agua embotellada de todo el mundo, con un promedio de 85 litros/persona/año.

Los mercados más prometedores están en Asia y el Pacífico, con un aumento anual del 15% durante el período de 1999-2001.

En Europa, los italianos beben más agua embotellada que el resto: 107 litros por habitante y año en promedio. En los Estados Unidos, el 54% de los americanos bebe regularmente agua embotellada.

Agua embotellada versus agua del grifo


La gente escoge el agua embotellada por diferentes razones. Muchos piensan que el agua embotellada tiene mejor sabor que el agua del grifo y la percibe como más segura y de mejor calidad incluso cuando necesariamente no siempre es el caso. Las compañías ofrecen el agua embotellada como alternativa saludable a otras bebidas y los consumidores la compran para sentirse bien y perder peso.

Contenido en minerales


Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque ciertas aguas minerales puedan resultar útiles para proporcionar los micronutrientes esenciales, como el calcio, no existe ninguna pauta que indique las concentraciones mínimas recomendadas de minerales. Existe igualmente incertidumbre sobre la aportación adicional de minerales del agua embotellada respecto al agua del grifo, ambas contienen minerales.

Seguridad y Salud


El agua del grifo pueden verse contaminada por una serie de elementos químicos, orgánicos y físicos. Se pueden controlar ciertos factores más fácilmente en los sistemas de distribución por tuberías y por consiguiente se pueden establecer normas más estrictas para reducir la exposición de toda la población. Sin embargo, algunas sustancias pueden resultar más difíciles de controlar en botella que en el grifo. Esto se debe a que el agua en botella se almacena durante períodos más largos y a temperaturas más altas que el agua suministrada por los sistemas de distribución por tuberías. Algunos micro organismos que en pequeñas concentraciones no son perjudiciales para la salud pueden serlo si aumentan los niveles de concentración.

Normativas y regulaciones


Debido al gran número de posibles riesgos del agua potable, el desarrollo de normativas sobre el agua potable requiere una serie considerable de recursos y una especialización que muchos países no pueden permitirse.

Normativas internacionales



La Organización Mundial de la Salud "Pautas para la Calidad del agua potable" ofrece una guía a nivel internacional. Muchos países la utilizan como base para establecer sus propias normas nacionales. Representa una evaluación científica y de los factores sociales, económicos y medioambientales que deben tenerse en cuenta en el desarrollo de las normas.

La Comisión del Codex Alimentarius (CAC) es un organismo intergubernamental fundado conjuntamente por la Organización Mundial de la Salud y la Organización para la Agricultura y la Alimentación que están trabajando en el desarrollo de normas reconocidas internacionalmente para todo tipo de alimentos y bebidas diferentes, incluida el agua mineral. El Codex describe los productos y sus factores de etiquetaje, composición y calidad, límites para ciertos elementos químicos, higiene y embalaje así como las mejores prácticas industriales. Aunque las normas de la CAC no son estrictamente obligatorias, la Organización Mundial del Comercio las reconoce en tanto que representan el acuerdo internacional para la protección del consumidor y cualquier desviación de las recomendaciones del Codex puede requerir una justificación científica. Estas pautas se están desarrollando actualmente para otros tipos de agua.

Normas nacionales

Aunque algunos países cuentan con normas nacionales para el agua embotellada y algunos cuentan también con sistemas de certificación nacional, no existe ningún sistema de certificación internacional universalmente aceptado.




© Swynk



Impactos medioambientales


Botellas de plástico
Los plásticos son productos derivados del petróleo que es un recurso natural no renovable. Más de 1,5 millones de toneladas de plástico son utilizadas para embotellar el agua. El PET (sustancia de la que están hechas las botellas de agua) requiere menos energía para reciclar que el vidrio o el aluminio y libera menos emisiones a la atmósfera. Sin embargo, los procesos utilizados para producir plástico pueden causar una contaminación grave que afecte al medio ambiente y a la salud humana si no se regulan.

La mayoría de las botellas de plástico no se reciclan y se amontonan muy rápidamente en los vertederos de basura de todo el mundo. Puesto que el plástico se desintegra muy lentamente, éste permanece en nuestros basureros durante cientos de años.

Transporte
Una cuarta parte de los 89.000 millones de litros de agua embotellada en el mundo se consume cada año fuera de su país de origen. El transporte del agua embotellada incrementa también las emisiones de dióxido de carbono que producen el efecto invernadero contribuyendo así al problema global del cambio climático. No obstante, el 75% del agua embotellada del mundo se produce y se distribuye a escala regional, lo que reduce el número de transportes.




contaminación en la isla
de la línea de costa de Gorea
© UNESCO Roger, Dominique

¿Qué se puede hacer?


El agua embotellada no debe ser considerada una alternativa sostenible al agua del grifo. No está exenta de la contaminación periódica y gasta más energía que el agua del grifo. Sin embargo, no todos los países tienen acceso al agua potable del grifo. El agua potable es un derecho básico. Protegiendo nuestros ríos, corrientes naturales y humedales ayudaremos a asegurar que el agua del grifo siga siendo un servicio público que ofrece agua potable de buena calidad para todos a un precio razonable.

En tanto que consumidor, escoja opciones responsables y no se olvide de las tres R:



Reduzca su consumo

Reutilice sus botellas de agua

Recicle sus botellas después de haberlas terminado.

Otras soluciones incluyen la instalación de un filtro en el grifo, interesarse por sus normas nacionales de agua y comprar el agua procedente de fuentes locales. En algunos casos, las botellas de agua han sido llenadas con agua del grifo y vendidas como agua embotellada. Para su seguridad y salud asegúrese siempre que el precinto de seguridad está intacto antes de beber cualquier agua embotellada.


Para más información sobre el agua embotellada visite la Linkoteca.




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal