La cuestión es cómo transformar las dificultades en posibilidades



Descargar 0.56 Mb.
Página1/10
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño0.56 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10



Estrategia Navarra

de

Educación Ambiental

"La cuestión es cómo transformar las dificultades en posibilidades. Por esto, en la lucha por cambiar, no podemos ser ni sólo pacientes, ni sólo impacientes, sino pacientemente impacientes. La paciencia ilimitada que jamás se inquieta, termina por inmovilizar la práctica transformadora. Lo mismo ocurre con la impaciencia voluntarista, que exige el resultado inmediato de la acción, incluso cuando está aún planteándola"

Paulo Freire



"No somos lo que somos sino lo que hacemos para cambiar lo que somos"

Galeano


www.navarra.es

www.crana.org

Equipo Técnico:









Comisión Técnica

Javier Asín


Dpto. de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra

José Luis San Agustín


Dpto. de Agricultura del Gobierno de Navarra

Maite Alonso


Dpto. de Educación del Gobierno de Navarra

Susana Calvo


Ministerio de Medio Ambiente

Mercedes Pardo y Ana Carmen Irigalba


Universidad Pública de Navarra

Carmen Villanueva


Mancomunidad de la Comarca de Pamplona

Hilda Weissmann


Asesoría Externa de Educación Ambiental

Coordinación y Asesoría Técnica

Universidad Pública de Navarra


Grupo de Investigación: "Sociología y Medio Ambiente"

Dirección:


Mercedes Pardo

Coordinación:


Ana Carmen Irigalba

Técnicas:


Ana Etxaleku, Celia Juanarena, Inés García, Rosa León y Sergio Pérez.

30 alumnos y alumnas en Prácticas, de 3º y 4º de Sociología



Dinamización de reuniones

Javier Arbuniés y Lupe Lekumberri


Arbuniés y Lekumberri Asociados

Ana Carmen Irigalba


Grupo de Investigación: "Sociología y Medio Ambiente" de la Universidad Pública de Navarra


Índice


  1. Introducción 5




  1. Enfoque, Principios e Instrumentos 7

  • Enfoque de Educación Ambiental 7

  • Enfoque Estratégico 7

  • Enfoque de Medio Ambiente 8

  • Enfoque de Gestión Ambiental 8

  • Objetivos de la Educación Ambiental 9

  • Principios 9

  • Instrumentos Sociales 10

  • Conexión con otros Planes y Estrategias Ambientales.. 13




  1. Qué es la Estrategia Navarra de Educación Ambiental 15

  • Contexto Institucional 15

  • Justificación Social 15

  • Objetivos 16

  • Proceso de Participación Social 17




  1. Situación Socioambiental 19

  • Aire 20

  • Agua 21

  • Suelo 22

  • Ruido 23

  • Energía 24

  • Residuos 25

  • Biodiversidad, Hábitats, y Espacios de Interés, Paisaje 26

  • La Actividad Agraria 27

  • Turismo 27

  • Consumo 28

  • Economía, Sistema Productivo 28

  • Sistema de Poblamiento y Ordenación del Territorio 29

  • Infraestructuras del Transporte 29

  • Normativa y Políticas Públicas 30

  • Gestión ambiental 30

  • Información Ambiental 31

  • Concienciación, Valores, Representaciones Sociales 31




  1. Ecobarómetro: Percepción Social de la Población Navarra sobre el Medio Ambiente y la Educación Ambiental 33

  • Conclusiones Generales 34

  • Análisis 34



  1. Situación de la Educación Ambiental. Visión de conjunto y marco general 45

- Evolución y Trayectoria de la Educación Ambiental en Navarra. 45

- Confluencia de las Propuestas y Compromisos Sociales Alcanzados 52

- Compromisos Institucionales 54


6.1. Administración Regional y Empresas Públicas 55

6.2. Administración Local 63

6.3. Medios de Comunicación 69

6.4. Empresas Privadas, Sindicatos, Asociaciones y Colegios Profesionales 75

6.5. Empresas y Equipamientos de Educación Ambiental 85

6.6. Asociaciones Ciudadanas 91

6.7. Sistema Educativo No Universitario 97

6.8. Sistema Educativo Universitario 107




  1. Seguimiento, Evaluación y Adhesión Voluntaria 113

ANEXOS
Anexo 1: Metodología 117

Anexo 2: Cronograma 121

Anexo 3: Ficha Técnica de la Encuesta sobre Percepción Social

del Medio Ambiente por la Población de Navarra 123

Anexo 4: Texto para la Adhesión Voluntaria a la Estrategia 125

Anexo 5: Materiales Generados durante el Proceso de Participación Social 127

Anexo 6: Relación de Personas y Entidades Participantes 129


Listado de entidades adheridas a la Estrategia Navarra de Educación Ambiental….137
1

Introducción

La complejidad de los problemas ambientales actuales ha exigido un giro en las políticas públicas y privadas desde aquellas primeras de tipo correctivo y de carácter legislativo y tecnológico, a las más actuales de tipo preventivo e incluso precautorio donde se combinan los instrumentos reguladores (legislación y otros) y los científico-tecnológicos con los incentivos económicos (fiscales y otros), los integradores (políticas integrales) y, las más novedosas, las políticas que acentúan la participación social en la gestión ambiental, intentando implicar al conjunto de la sociedad en la resolución de esos problemas.


Dentro de las nuevas formas de política ambiental, los instrumentos sociales, como la educación ambiental y particularmente la participación social, son clave. El énfasis en la educación ambiental y en la participación pública es consecuencia de la creciente evidencia de que gran parte de la falta de éxito de algunas políticas ambientales se deriva de la falta de implicación de las poblaciones a las que se dirigen.
Las causas de los problemas ambientales son sociales y, por tanto, se necesitan instrumentos sociales para su resolución. En esa línea, la educación ambiental es un concepto amplio que abarca todas aquellas actividades dirigidas a la concienciación y la capacitación para la acción ambiental de las instituciones y personas, para el cambio de creencias, normas, valores y comportamientos hacia un desarrollo sostenible.
En ese contexto se enmarca la realización de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental (ENEA), que significa una continuación y contextualización del Libro Blanco de la Educación Ambiental en España1. Igualmente entronca con las recomendaciones de las Naciones Unidas y otros relevantes organismos2 que reclaman el desarrollo de los instrumentos sociales en la gestión de los problemas ambientales.
Esta Estrategia recoge, de forma sistematizada y articulada, las propuestas de la sociedad navarra para todos los ámbitos de actuación de la educación ambiental, en términos de diagnóstico de sus problemáticas y oportunidades, y también de propuestas hacia el futuro, de manera que presenta:


  1. Una visión ambiental actual y de la educación ambiental de la sociedad navarra.

  2. Una visión de futuro para esta Comunidad, en el campo de la educación ambiental.

La elaboración de esta Estrategia se ha llevado a cabo en los años 1999 y 2000, y se ha articulado en torno a los siguientes elementos3:



  • Proceso de Participación Social de 133 entidades, representantes de los diversos sectores de la sociedad navarra.




  • Cuestionario-Diagnóstico, para la recogida de información de cada entidad sobre la situación actual de la Educación Ambiental en Navarra.




  • Encuesta General a la Población de Navarra, sobre medio ambiente y educación ambiental, con una muestra de 1229 cuestionarios, representando al conjunto de la sociedad navarra.

Los sectores que han participado son los siguientes4:

Administración Regional

Empresas Públicas

Administración Local

Medios de Comunicación

Empresas Privadas

Empresas de Educación Ambiental y de Equipamientos Ambientales

Asociaciones y Colegios Profesionales

Sindicatos y Asociaciones Empresariales

Asociaciones Ciudadanas (Ecologistas, Mujer, Juventud, Tercera Edad,

Consumo)


Centros Educativos Universitarios y no Universitarios

Sumando un total de 133 Entidades Participantes

Este documento se ha elaborado con el objetivo de que sea útil tanto a las entidades participantes en esta Estrategia, como también a todas aquellas entidades o personas que deseen conocer más sobre la educación ambiental, o incluso se planteen llevar a cabo alguna actividad o programa de educación ambiental y necesiten una orientación en el contexto de lo que los diferentes sectores sociales proponen.



2
Enfoque, Principios e Instrumentos

Para la realización de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental se ha partido de un enfoque de educación ambiental, de un enfoque de estrategia, así como de un enfoque de medio ambiente, en conexión todo ello con la gestión ambiental.





  • Enfoque de Educación Ambiental

En concordancia con las instituciones e hitos más destacables se enfoca la educación ambiental como aquellas actividades dirigidas a la concienciación, negociación y capacitación para la acción ambiental de las instituciones y las personas para el cambio de creencias, normas, valores y comportamientos hacia un desarrollo sostenible.

La educación ambiental por tanto no se dirige exclusivamente hacia el sector educativo formal, sino al conjunto de la sociedad, y se articula en torno a los cuatro instrumentos que considera el Libro Blanco de Educación Ambiental en España, entendidos en su componente de medidas sociales:


  1. Información y Comunicación ambiental,

  2. Formación y Capacitación ambiental,

  3. Participación,

  4. Investigación y Evaluación ambiental.



  • Enfoque Estratégico

El enfoque estratégico se basa en el ofrecimiento de un marco global e integral de coordinación para introducir y desarrollar la educación ambiental en todas las instituciones, empresas y actores sociales (colectivos e individuales; públicos y privados) con visión prospectiva, de futuro. Este enfoque está así caracterizado por ser:





  • Global: incluye a todos los integrantes de la sociedad, y a todos los mecanismos constitutivos de la acción social.

  • Integral: entiende el medio ambiente como la relación ecosistémica de todos los seres vivos y no vivos en un ámbito, por lo que el medio ambiente no incluye únicamente el hábitat físico, sino también los procesos sociales que contiene.

  • Preventivo y responde al principio de precaución: no sólo trata de identificar los posibles problemas en las etapas tempranas, precisamente para evitar que se produzcan, sino que evitará el desarrollo de aquellos asuntos sobre los que recaigan grandes dudas sobre sus consecuencias.

  • Democrático: asume que la participación de los diversos agentes sociales es tan importante como los aspectos técnicos. Se pone particular énfasis en facilitar el flujo de información y la coordinación entre los grupos participantes.

  • Un proceso dinámico y sostenible, en constante retroalimentación.

  • Adaptativo: flexible en términos del marco analítico a utilizar y de los conceptos desarrollados.

  • Sistémico. Los elementos se relacionan entre sí creando redes que interactúan.

  • Construccionista. Es un proceso en el que se capacita a quienes participan en ser conscientes y protagonistas de su propio aprendizaje social.

  • Interdisciplinar. Todos los temas pueden ser tan sociales, como ecológicos y económicos. En la mayoría de los casos, el enfoque es de trabajo en equipo orientado al desarrollo de enfoques integrados que eviten las antinomias (pe. sociedad/naturaleza), y donde se incida sobre todo en las relaciones.

  • Un enfoque de respuesta, es decir, puede aportar información para las necesidades específicas de cualquier entidad en cualquier fase del proceso de educación ambiental.

  • Una herramienta para la acción y la toma de decisiones. Ello implica aspectos como una activa intercomunicación de todas las partes incidentes, aunque su resolución puede tener lugar bien dentro de las instituciones existentes o, si fuera necesario, a través de nuevos acuerdos institucionales.

  • Y basarse en el principio de corresponsabilidad (responsabilidad compartida).


  • Enfoque de Medio Ambiente

El medio ambiente claramente incluye elementos como los bosques, el aire, el agua... y los espacios físicos inmediatos donde vivimos. Pero esos fenómenos "físicos" tienen su definición social, bien como recurso (económico, recreativo, de conservación o de otro orden), bien como espacio legal (normativizando la lucha política, la lucha de poder), bien como espacio de la organización y desarrollo social, bien como espacio psicológico (ambientes de la mente en los cuales tiene lugar el trabajo, el placer, el aprendizaje), etc., definiciones que le van a conferir todas ellas su valoración histórico-social.


En definitiva, en la medida en que los estados de naturaleza salvaje son ya reductos escasos, el medio ambiente está compuesto por el medio biofísico y el medio social, en su interrelación, comprendiendo la completa relación y es la completa relación de condiciones externas, físicas y biológicas en las cuales un organismo vive.



  • Enfoque de Gestión Ambiental

La gestión ambiental es, en última instancia, la compatibilización de los propósitos de desarrollo económico y social -incluidos los formulados sobre el medio ambiente- con los requerimientos ecológicos de la naturaleza5. Para conseguir esa compatibilización, la gestión ambiental necesariamente requiere considerar el funcionamiento del sistema natural y del sistema social, precisamente en sus interrelaciones, y, por tanto, el estudio de los efectos ambientales de una forma articulada, convergente, en definitiva, integral.


La Estrategia Navarra de Educación Ambiental forma parte de la gestión ambiental, ya que constituye un medio, una herramienta o un instrumento, en manos de quienes quieren mejorar las acciones o la gestión sobre el medio ambiente.



  • Objetivos de la Educación Ambiental

Teniendo en cuenta que la educación ambiental trata de las relaciones entre las personas, los grupos sociales y su entorno, con relación a la gestión ambiental tiene los siguientes objetivos:





  • Crear canales de comunicación ambiental entre entidades públicas y privadas con los ciudadanos.




  • Promover mecanismos internos y externos de participación pública en la gestión ambiental, y de coherencia ambiental en el seno de las organizaciones.




  • Promover en la población la adopción de actitudes y comportamientos respetuosos hacia el medio ambiente.




  • Atender las demandas sociales en materia de: información, comunicación, formación, participación e investigación ambientales.


  • Principios

El Libro Blanco de la Educación Ambiental en España plantea unos principios y objetivos básicos para la educación ambiental, que aquí se desarrollan de la siguiente manera:




  • Implicar a toda la sociedad: La educación ambiental debe llegar a todos los sectores de la población (individuos, instituciones y organizaciones sociales, Administraciones Públicas...), como destinatarios y como agentes transformadores. Debe generar en las personas conciencia de su capacidad para intervenir en la resolución de los problemas.




  • Adoptar un enfoque amplio y abierto: Se deben considerar los diferentes aspectos del medio ambiente (medio biofísico / medio social) de forma interdisciplinar e integral; los diferentes puntos de vista y perspectivas (intercultural, interdepartamental).




  • Promover el pensamiento crítico e innovador: La educación ambiental debe promover un pensamiento que cuestione, de forma constructiva, los hábitos y estructuras vigentes, y que desarrolle la imaginación y las alternativas, así como nuevas referencias éticas respetuosas con el medio ambiente.




  • Desarrollar una acción educativa coherente y creíble: Es necesaria la congruencia entre los mensajes y las acciones; la adecuación entre los fines y los medios; y la conexión entre educación y gestión ambiental.




  • Impulsar la participación: Como derecho y como corresponsabilidad. Es necesario abrir canales de participación real en la gestión de políticas, planes, programas y proyectos ambientales. Es fundamental apoyar al movimiento asociativo y fomentar el voluntariado.




  • Incorporar la educación ambiental en las iniciativas de política ambiental: En cualquier política ambiental debe aparecer la educación ambiental como componente esencial, y en todas las fases de planificación, gestión y evaluación.




  • Mejorar la coordinación y colaboración entre los diferentes agentes sociales: Para maximizar la eficacia y la eficiencia de la gestión. La educación ambiental debe promoverse a diferentes escalas: local, autonómica, estatal e internacional.




  • Garantizar los recursos necesarios: Debe dotarse de recursos económicos y recursos humanos (capacitación), que garanticen que la educación ambiental se desarrolle en condiciones adecuadas para conseguir sus fines.

Todo ello dirigido a contribuir a la construcción de un nuevo modelo de sociedad basado en los principios de sostenibilidad y apoyar el desarrollo de una ética ambiental que promueva la protección del entorno socioambiental desde una perspectiva de equidad y solidaridad.





  • Instrumentos Sociales6

El origen de los problemas ambientales está en la misma sociedad, ya que es la sociedad quien les da relevancia7 o no, y es la sociedad quien finalmente sufrirá las consecuencias de los mismos. Es por ello que los problemas ambientales son básicamente problemas sociales, y la formación y participación social elementos clave para su solución.


El instrumento fundamental para conseguir una sociedad informada y sensibilizada es el formativo y participativo, dado que uno de los principios orientadores de esta Estrategia es actuar para que las personas, tras un proceso de aprendizaje activo, modifiquen sus actitudes y comportamientos (y, más ambiciosamente, las normas sociales y los patrones culturales) con relación al medio ambiente, abordando las causas en su origen. Por ello, es imprescindible la inclusión de estos aspectos en el sistema educativo, el desarrollo de planes concretos de educación ambiental para todos los ámbitos de la sociedad, y la información pública, campañas de difusión y fomento de la participación social.
El cambio social requiere un enfoque transversal (es decir que atraviese todos los patrones sociales y culturales de la sociedad); la educación y la comunicación, fundamentales para el cambio social, son instrumentos transversales, deben tener un reconocimiento equivalente a los instrumentos legales y económicos, y deben ser utilizados en combinación estratégica con las otras herramientas de la gestión.
La sociología por su parte, pone de manifiesto que la población o el público en general no es una masa homogénea, sino que está compuesta por personas y grupos con diferencias en sus condiciones socioestructurales y en sus percepciones, conocimientos, actitudes, e intereses, lo cual produce diferencias en cuanto a la relevancia que se otorga a los diversos asuntos ambientales para su vida cotidiana y a las consecuencias de su pérdida.
Los instrumentos sociales proporcionan vías para comprender las percepciones de la comunidad y de los diferentes grupos que la conforman, para entender por qué las personas e instituciones actúan como lo hacen, así como los contextos que dan sentido a esas actuaciones, así como las vías que permiten la transformación de las prácticas sociales. Conocer y comprender las percepciones de la comunidad es útil para prever la acogida de Políticas Públicas.



  1. Información y Comunicación Ambiental

Uno de los elementos básicos en el campo de la educación ambiental (como en otros campos de la gestión ambiental) es asegurar y facilitar una buena información, desde un primer momento.


El derecho a la información ambiental está reconocido por ley8, y debe garantizarse su acceso público y su organización de forma útil. Esta información puede responder a diferentes ámbitos y circunstancias:


  • La información pormenorizada y organizada de forma comprensible a los afectados por actuaciones concretas.

  • La información general en bancos de datos, con sus cruces y explotaciones estadísticas correspondientes.

  • La información de documentos producidos de todo tipo, que pueden estar accesibles vía internet, y, en general cualesquiera otras informaciones necesarias.

  • La creación de redes de información.

La comunicación implica un paso más en el uso de los instrumentos sociales para la gestión ambiental. No se trata sólo de facilitar información inteligible, sino de buscar la respuesta del interlocutor, como único medio de ajustar el mensaje, de asegurarse de que sea entendido. La comunicación es un proceso de interacción social, que capacita para entender los factores clave y sus interdependencias, y actuar sobre los problemas de forma competente.


La comunicación, para que sea eficaz, debe ligarse a las necesidades de los destinatarios, a fin de construir los “puentes” entre las necesidades sociales percibidas y los objetivos de los proyectos ambientales.

2. Formación y Capacitación Ambiental
La educación de la que se está hablando es un proceso social que rebasa el ámbito del sistema educativo formal y se dirige al conjunto de la sociedad. Se trata de una educación integral, porque, además de contemplar el medio de una forma holística en sus interrelaciones biofísicas y sociales, y además de su posible aplicación a la solución de los problemas del medio ambiente, la educación es un instrumento con un enorme potencial para mejorar la vida cotidiana de las personas. De hecho, incluso las más sofisticadas técnicas de comunicación no serán capaces de resolver ningún problema si falta un mínimo de recursos económicos, de organización social, de sentido de grupo y de compromiso social.
Con respecto al sistema educativo, no es tan necesaria la adquisición de nuevos conocimientos a priori, como la oportunidad de participar en la resolución de los problemas ambientales de la comunidad en el ámbito que corresponda. En este proceso de reconocimiento del entorno inmediato y de sentirse parte integrante de una comunidad, se pueden dar las condiciones necesarias para que sean los propios alumnos los que demanden un mayor conocimiento de conceptos y destrezas que les ayudarán a entender y colaborar en la resolución de los problemas. Se trata de pasar de un sistema de formación pasivo a uno de tipo activo.
Las políticas de formación deben armonizar los aspectos emocionales y los intelectuales, y debe capacitar para 1) lo que es posible hacer, 2) para promover cambios y construir alternativas, 3) para elaborar planes y estrategias, 4) para la acción individual y colectiva.

3. Participación Social
La participación de la sociedad es la clave fundamental para obtener los cambios que se necesitan para la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales, y el medio ambiente en general. Sólo a través de la participación se puede conseguir la cohesión social necesaria para resolver los complicados problemas a los que se enfrentan las sociedades actuales, en los que hay que considerar factores diversos como los biológicos, sociales, económicos y políticos.
La participación requiere también un aprendizaje. Se trata de una profundización democrática, con todo lo que ello implica. Desarrollar competencias para la acción pasa por reforzar el aprendizaje de procedimientos y también por lograr que las personas se sientan con el ánimo necesario y el control suficiente como para comprometerse en la acción ambiental.
Probablemente, la mejor manera de conseguir eso es propiciar la participación directa en procedimientos de evaluación de impacto socioambiental y en proyectos reales de mejora del entorno, que puedan suministrar criterios de evaluación y entrenamiento en la toma de decisiones consensuadas y que además constituyan en sí mismas experiencias positivas.
La participación, para que sea efectiva, debe estar basada en procedimientos que garanticen realmente la información y la transparencia del proceso, así como en mecanismos apropiados que faciliten llegar a acuerdos en temas específicos, por lo que la participación debe dotarse de cauces y recursos apropiados tanto profesionales como económicos.


4. Investigación Social y Evaluación
Los proyectos de protección y mejora del medio ambiente deben contemplar la investigación social. Una parte de esa investigación debería necesariamente estar dedicada a la profundización en los problemas que afectan a las sociedades de la zona, tanto lo que se refiere a la cultura (normas y valores) como a las condiciones económicas y sociales. Las interconexiones entre los sistemas ecológicos y los sociales son clave para entender la naturaleza del problema que se trate, y, sobre todo, las causas y las consecuencias.
Los conocimientos derivados de la investigación social previa al desarrollo de planes, programas y proyectos deberían proporcionar una base de actuación imprescindible para su elaboración. Pero además, se precisa avanzar en la investigación en el campo de la acción social general con relación al medio ambiente, y en los conocimientos, actitudes y comportamientos hacia el mismo, identificando aquellos factores capaces de influir en el cambio social hacia una desarrollo sostenible.
La faceta de evaluación es imprescindible contemplarla para la mejora de los proyectos y planes. El análisis post hoc es preciso para un avance en el campo de la educación ambiental.

En conclusión, los instrumentos sociales, en combinación con los demás instrumentos (legales, económicos, tecnológicos), pueden producir avances sustanciales para la consecución de los objetivos estratégicos de la gestión ambiental.




  • Conexión con otros Planes y Estrategias Ambientales

Uno de los objetivos importantes de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental es la conexión con otros Planes y Estrategias aprobados por la Administración de la Comunidad Foral de Navarra, con el fin de valorar la dimensión social de la gestión ambiental.


Efectivamente, la educación ambiental, como instrumento social de la gestión ambiental que es (y en los cuatros aspectos explicados 1) Información, Comunicación, 2) Formación y Capacitación, 3) Participación, y 4) Investigación Social y Evaluación), se plantea transversalmente en la gestión de todos y cada uno de los Planes y Estrategias ambientales, completando así su contenido, junto a otros instrumentos legales, económicos y tecnológicos, como ya se ha indicado.
Los Planes y Estrategias de Navarra que tienen relación con el medio ambiente son, por definición, temáticos y finalistas, mientras que la Estrategia de Educación Ambiental es transversal e instrumental para ayudarles a desarrollar su objeto propio.
En Navarra estos Planes y Estrategias temáticos o finalistas son los siguientes:



  • Estrategia Navarra para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica

  • Red Natura 2000

  • Plan Forestal de Navarra

  • Plan Estratégico de Caza

  • Plan Integrado de Gestión de Residuos

  • Plan Energético

  • Plan de Saneamiento de Ríos

  • Agendas 21 Locales

  • Plan de Transporte de la Comarca de Pamplona

  • Plan para el Fomento del Voluntariado Ambiental

3

Qué es la Estrategia Navarra de Educación Ambiental



  • Contexto Institucional



En febrero de 1999 el Gobierno de Navarra aprobó la Estrategia Navarra para la Conservación y el Uso Sostenible de la Diversidad Biológica, en la que se recogía la necesidad de realizar una Estrategia de Educación Ambiental para Navarra. Previamente, durante la celebración en Pamplona de las III Jornadas Nacionales de Educación Ambiental en 1998, el Dpto. de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, del Gobierno de Navarra, había adquirido el compromiso de realizar esta Estrategia.

Esto dio paso a la firma del Convenio de Colaboración entre el Dpto. de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, del Gobierno de Navarra y la Universidad Pública de Navarra (Departamento de Sociología) de mayo 1999 a febrero de 20019.


El compromiso adquirido por el Dpto. de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, en el año 1998, se renovó en la presente legislatura por el actual Gobierno.



  • Justificación Social

Por parte de los agentes sociales (tanto públicos, como privados) dedicados a la educación ambiental, se percibía que la educación ambiental en Navarra:




  • No estaba lo suficientemente integrada en los distintos programas de gestión

  • Era desconocida y escasamente valorada

  • Estaba insuficientemente dotada de recursos humanos y económicos

  • Presentaba una ausencia de coordinación entre las iniciativas públicas y privadas

  • No se satisfacían suficientemente las demandas sociales en materia de información, formación y participación ambiental.

Junto a lo anterior, existía la percepción de que en la gestión ambiental realizada en Navarra han primado otros instrumentos de gestión ambiental, como son las medidas legislativas y económicas, frente a las sociales.


Por todo ello, esta Estrategia de Educación Ambiental se plantea como una herramienta útil para precisar las medidas sociales que necesita la gestión - pública y privada - del medio ambiente, en nuestra Comunidad.
Esta Estrategia, es necesaria para que la educación ambiental tenga un reconocimiento equivalente a los demás instrumentos (legales y económicos) y para que sea integrada de manera transversal en la gestión ambiental.



  • Objetivos

La Estrategia Navarra de Educación Ambiental es:




  • Un instrumento para la acción (útil, viable,…)

  • Un plan argumentado y coherente.

  • Un proceso social dinámico y sostenible en constante retroalimentación.

Además, la ENEA es un marco general de participación y actuación en educación ambiental; es el esfuerzo de Navarra para dotarse de un instrumento útil, viable y eficaz que contribuya a dar un nuevo impulso a la educación ambiental en esta comunidad.


Sus objetivos han sido planteados en coherencia, tanto con el significado de la educación ambiental, como con el proceso de participación social diseñado y gestionado para construir esta Estrategia. Dichos objetivos son:


  • Construir un marco global e integral de principios y líneas de actuación que oriente las acciones presentes y futuras en materia de educación ambiental en Navarra.

Esto, se ha materializado en un documento útil, que constituye una herramienta de trabajo para quienes quieran conocer o actuar sobre educación ambiental.


Para ello se ha facilitado un proceso de toma de conciencia, capacitación y participación social, de todos los sectores sociales implicados y relacionados con la educación ambiental en Navarra.


  • Movilizar y optimizar, recursos humanos y materiales para producir cambios duraderos en la gestión ambiental.




  • Integrar la educación ambiental como herramienta de gestión ambiental, en todos los sectores sociales.




  • Promover la coordinación interadministrativa (entre los sectores público y privado) y la creación de redes de trabajo permanente.




  • Valorar la dimensión social de otras estrategias y planes de acción ambientales, que se han elaborado en Navarra. Optimiza estos esfuerzos al aportar una visión global e integradora de la dimensión social del medio ambiente.




  • Impulsar la educación ambiental en Navarra y contribuir a que se consolide como sector de interés social emergente.

  • Atender demandas sociales de los ciudadanos en materia de educación ambiental en materia de información, formación y capacitación para la participación social.

Ofrecer un mosaico sistematizado de ideas, sugerencias y propuestas para que la educación ambiental contribuya a mejorar la participación de la población en la prevención y resolución de problemas ambientales.




  • Proceso de Participación Social

Esta Estrategia Navarra de Educación Ambiental se ha elaborado mediante un amplio Proceso de Participación Social, que se ha caracterizado -con relación a sus integrantes- por integrar en el mismo a un elevado y heterogéneo número de personas y entidades, no vinculadas tradicionalmente con la educación ambiental, que han sido los artífices del presente documento.


Las políticas públicas no solamente se articulan por los representantes legalmente constituidos en los foros políticos y asistidos por técnicos, sino que de manera creciente convocan procesos de consulta y participación social para enriquecer el contenido, alcanzar consenso social y comprometer responsabilidad, de instancias que exceden el ámbito de la Administración.
Los procesos de participación social son herramientas para la acción y la toma de decisiones, que permiten la elaboración de políticas públicas más eficientes. Además, estos procesos permiten el fomento, apoyo y creación de redes sociales (de carácter permanente) que profundicen en los contenidos y que asuman las acciones; estas redes son la base para las políticas de coordinación.
Además de estas consideraciones, la participación social se basa en ciertos presupuestos epistemológicos (o bases de la creación del conocimiento), como son, que el conocimiento se construye colectivamente, y tiene un carácter procesal (se desarrolla en procesos sociales), relativo (no hay una verdad única y exclusiva, lo colectivo aporta complementariedad de los distintos puntos de vista sobre el mismo asunto) y es evolutivo (cambia con el tiempo, nuevos conocimientos abren nuevas perspectivas), por lo que el contraste de perspectivas es fundamental.
El propio proceso de participación capacita a los participantes para incidir positivamente en el entorno socio profesional del que proceden, a partir de los nuevos conocimientos y concienciación que adquieren gradualmente en dicho proceso, por lo que el proceso de participación social es un objetivo en sí mismo.
El Proceso de Participación Social de la ENEA fue diseñado de forma profesionalizada, con un plan de actuación, una definición clara de objetivos y una metodología adecuada y coherente con dichos objetivos, y dotado de los instrumentos y recursos necesarios (tanto humanos, como materiales, económicos y de tiempo). Todos esos aspectos han sido determinantes en el resultado obtenido.
Desde la primera reunión de presentación, hasta la última de entrega de este documento, se han organizado una serie de reuniones de participación con una serie de objetivos concatenados; atravesando esos objetivos concretos, el Proceso de Participación Social se ha organizado para que permitiera:


  1. Analizar la problemática ambiental y sus causas.

Clarificar la información disponible y el contexto de la Estrategia Navarra de

Educación Ambiental.

Proponer soluciones de tipo educativo.

Compartir un lenguaje común.




  1. Diagnosticar la educación ambiental desde y para los sectores sociales, detectando los aspectos positivos y negativos, internos y externos.

Sintetizar la información generada y los puntos de vista expuestos.


  1. Profundizar en el Diagnóstico y las Propuestas con un Elaboración de Propuestas en materia de educación ambiental para todos sus instrumentos.

Relacionar las acciones con los problemas, los problemas entre sí y las propuestas.


  1. Alcanzar compromisos.




  1. Consensuar y Comprometer los compromisos.

La metodología y técnicas utilizadas han sido seleccionadas para servir adecuadamente a los objetivos propuestos:




  1. Técnicas del Árbol.

  2. DAFO.

  3. Fichas de Propuestas.

  4. Paneles de Propuestas.

  5. Cuestionario Diagnóstico por entidad.

  6. Fichas de Actividad.

  7. Invitado especialista externo, por cada sector social.

El Proceso de Participación Social ha sido la clave de la elaboración de esta Estrategia



4

Situación Socioambiental

Una Estrategia de Educación Ambiental no puede elaborarse en el vacío, sino que debe estar enmarcada en su contexto socioambiental, puesto que la educación ambiental es el instrumento social de la gestión ambiental. Esa contextualización es lo que ha presidido la filosofía de este proyecto y de todo este documento, de manera que este capítulo corresponde trazar las líneas de la situación de Navarra en términos de diagnóstico para la educación ambiental.


Se parte de la realidad de Navarra, es decir de las condiciones del medio biofísico y de sus características socioeconómicas. Hace así referencia a la interrelación entre la sociedad y su entorno, que tiene sus significados en términos económicos, recreativos, estéticos, simbólicos... Esta interrelación tiene su historia, con sus limitaciones y oportunidades en un proceso coevolutivo, y tendrá su futuro, con unas características u otras dependiendo precisamente de la capacidad y la voluntad de articular propuestas de desarrollo y consensos sociales.
Es por ello que la interconexión entre ambos sistemas, el natural y el social, es un aspecto fundamental a tener en cuenta. No es posible entender el estado del medio ambiente biofísico sin conocer las bases históricas del desarrollo económico de la zona. No hay forma de explicar muchos de los procesos de poblamiento y de desarrollo económico y social de determinadas zonas sin conectarlo con su base de recursos naturales.
En esa línea, un diagnóstico completo precisa analizar las interacciones que pueden producirse entre los sistemas biofísicos y los humanos, que, consideradas de forma global, incluirían las siguientes:



  • Las interacciones entre el medio biótico y abiótico.

  • Las interacciones entre especies.

  • Las interacciones entre el medio biofísico y el medio social.

El diagnóstico (es decir el análisis dirigido a calificar el carácter y naturaleza del problema) debe indicar cuáles son los problemas y oportunidades ambientales a los que habría que dirigir la educación ambiental, tal como son y tal como se perciben por la sociedad.

Efectivamente, el conjunto de problemas y oportunidades ambientales estaría formado por aquellos reconocidos por las agendas públicas correspondientes, y por aquellos a los que los diversos actores sociales consideran relevantes, con independencia de que coincidan o no (si existiera mucha discrepancia, este dato es importante precisamente para profundizar en las políticas de educación ambiental). Esta es la filosofía que preside la política ambiental de la Unión Europea y de muchos de los organismos internacionales con responsabilidad sobre asuntos del medio ambiente. Esa es en cualquier caso una necesidad para enfocar la educación ambiental y la información sobre la gestión pública.
En esta línea, el análisis que a continuación se presenta se basa en:


  1. Los planes y programas sobre medio ambiente del Gobierno de Navarra.




  1. La percepción de los problemas de las personas representantes de los distintos sectores sociales que han participado en la elaboración de la Estrategia Navarra de Educación Ambiental.




  1. El Ecobarómetro: Encuesta General de Percepción Social del Medio Ambiente y la Educación Ambiental a la población de Navarra.

Aunque las características biofísicas de Navarra son ciertamente favorables para cualquier planificación de objetivos ambientales, los procesos de aumento del consumo, de integración europea y de globalización de la economía hacen preciso desarrollar políticas activas para seguir garantizando y mejorando el nivel de calidad de vida de Navarra, así como marcos globales que conecten la planificación económica con la planificación territorial, social y ambiental.




  • Aire

En líneas generales no se diagnostica la contaminación atmosférica de Navarra como grave, debido a la favorable climatología y la limitada presencia de industria pesada, aunque las estaciones de medición existentes detectan, eventualmente, la presencia de contaminantes concretos y puntuales en el aire (por ejemplo algunos episodios puntuales de ozono en algunos lugares). Los participantes en la ENEA sin embargo sitúan la utilización masiva del transporte privado (con su consiguiente contaminación urbana), el insuficiente transporte público y la falta de control de las calefacciones, así como los malos olores en algún lugar debidos a los procesos de fabricación y a la descomposición orgánica de residuos, como causas de impacto.


La contaminación de interiores de edificios comienza sin embargo a ser un problema con reconocimiento en las agendas públicas. Los niveles de contaminación interior son a veces mayores que los del exterior -especialmente cuando los edificios han sido herméticamente cerrados (ventanas) para ahorrar energía- por los materiales de construcción; el tabaco; el amianto, usado habitualmente en el pasado para el aislamiento de edificios; los contaminantes biológicos que se pueden producir por una mala limpieza y mantenimiento de sistemas de aire acondicionado, calentadores, humidificadores, etc; los pesticidas, incluyendo termicidas y conservadores de madera. En Navarra existen muy pocos edificios herméticamente aislados, por lo que los participantes en la ENEA se centraron casi exclusivamente en el tabaco como una causa directa de la contaminación de ambientes interiores, tanto por su composición como por las colillas. Para los participantes, este problema hunde sus raíces en una diversidad de razones, entre las que se encuentran la publicidad que favorece su consumo; la mayor disponibilidad económica para su compra; la simbología que representa fumar: hacerse mayor y razones sicológicas como son la inseguridad y ansiedad de las personas, y el deseo de autoafirmación.
Los cambios atmosféricos globales es una de las consecuencias de la emisión de contaminantes a la atmósfera. Estos cambios son de largo alcance y quizá irreversibles, e incluyen el calentamiento de la atmósfera, por lo que, aunque exceden el ámbito de Navarra, son problemas de interés general, y además tienen su fuente en procesos productivos locales. En ese sentido, los participantes en la ENEA sitúan la emisión de gases por los procesos de combustión en el origen de este problema.




  • Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal