Introduccion la importancia del pimiento



Descargar 1.04 Mb.
Página1/11
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño1.04 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


INTRODUCCION

La importancia del pimiento (Capsicum annum L.) en la época prehispánica fue muy grande. En las excavaciones arqueológicas de muchas localidades mesoamericanas abunda la presencia de restos de utensilios de cocina conocidos como “molcajetes”. Se trata de una especie de morteros que utilizaban para moler pimientos y chiles para la elaboración de salsas que consumían los aborígenes americanos antes de la conquista española.

En las culturas americanas tanto como aztecas, mayas e incas, la base de la alimentación era el maíz pero a su vez la condimentación de sus alimentos estaba compuesta por salsas hechas con pimientos y chiles (3).
En la Europa del siglo XV las especias tenían un gran valor económico y su control era un mecanismo de poder. Su función no solo era de saborizante como es de creencia general sino también y sobre todo se trataba de sustancias conservantes de los alimentos y para evitar los parásitos intestinales, tan frecuentes entonces, dadas las diferentes condiciones de vida que impedían una higiene en la alimentación que hoy es habitual (3).
Actualmente el pimiento es el quinto cultivo hortícola en cuanto a superficie cultivada se refiere y el octavo en cuanto a la producción total. El continente con mayor extensión de terreno dedicada al cultivo de pimiento es Asia, donde se encuentra más de la mitad de la superficie destinada a este cultivo destacando Indonesia, China, Rep. Corea, Pakistán y Turquía. En América los países con una mayor superficie de este cultivo son México y USA.

El cultivo de pimiento en el Ecuador se encuentra en mayor extensión en las provincias de la Costa como: Manabí, Guayas y Los Ríos (10).

En la Provincia del Guayas las vegas del rió Daule se presentan como un terreno ideal para el cultivo de las hortalizas en especial del pimiento, los cantones como Daule, Santa Lucia, Palestina en las orillas del rió presentan grandes aptitudes para este cultivo, teniendo en cuenta que estos cantones son de gran vocación agrícola y en especial dedicados a la producción arrocera. La implementación de cultivos hortícola como el pimiento surge como una alternativa para la diversificación de cultivos muy necesaria en las zonas agrícolas de la costa.
En el Ecuador la producción de hortalizas es relativamente baja teniendo en cuenta el potencial productor que tiene nuestro país, problemas como falta de apoyo al campesino, poca transferencia de tecnología a productores, falta de créditos para la siembra, entre otros no permiten obtener remuneraciones para las familias del agro ecuatoriano

En la Costa Ecuatoriana no todos los suelos son iguales, variando en su contextura, su forma, su composición química, etc. Por estos motivos se hace importante poder conocer planes de fertilización necesarios para una zona en especial teniendo en cuenta los materiales vegetales a utilizarse.

Realizando un estudio de prueba de tres planes de fertilización química para dos híbridos de pimiento, lograremos determinar a la postre la cantidad necesaria de nutrientes que se necesitan aplicar al suelo para un cultivo de pimiento hibrido obteniendo una buena cosecha con una importante rentabilidad económica que se vera reflejada en el mejoramiento del nivel de vida de los pequeños agricultores que viven y cultivan cerca de las vegas del rió Daule.

El presente trabajo de investigación tiene como finalidad cumplir con los siguientes objetivos:


General

  • Determinar el plan de fertilización más adecuado tanto por rendimiento y costo en la zona del recinto El Limón, del Cantón Palestina de la Provincia del Guayas.


Específicos

  • Evaluar tres programas de fertilización química en dos híbridos de pimiento, Bengal y Quetzal respectivamente.

  • Determinar el híbrido que tiene mejor comportamiento frente a los planes de fertilización.

CAPITULO 1

  1. CULTIVO DEL PIMIENTO




    1. Aspectos Taxonómicos

La taxonómica dentro del genero Capsicum es compleja, debido a la gran variedad de formas existentes en las especies cultivadas y a la diversidad de criterios utilizados en la clasificación. Todas las formas de pimiento, chile o ají utilizadas por el hombre pertenecen al género Capsicum. El nombre científico del género deriva del griego: según unos autores de lapso (picar), según otros de kapsakes (capsula) (3). (Fig. 1.1)



sin título33

Fig. 1.1 Plantas de Pimiento en desarrollo.

Reino: Vegetal

Orden: Solanales

Familia: Solanaceae

Genero: Capsicum *

Especie: annuum

Nombre científico: Capsicum annuum

Nombre común: Pimiento



* Incluye mas de 90 especies (Hunzinker)
Planta: herbácea perenne con ciclo de cultivo anual de porte variable entre los 0.5 metros (en determinadas variedades de cultivo al aire libre) y más de 2 metros (gran parte de los híbridos cultivados en invernadero) (17).

Sistema radicular: pivotante y profundo (dependiendo de la profundidad y textura del suelo), con numerosas raíces adventicias que horizontalmente pueden alcanzar una longitud comprendida entre 50 centímetros y 1 metro (16).

Tallo principal: de crecimiento limitado y erecto. A partir de cierta altura ("cruz") emite 2 o 3 ramificaciones (dependiendo de la variedad) y continua ramificándose de forma dicotómica hasta el final de su ciclo (los tallos secundarios se bifurcan después de brotar varias hojas, y así sucesivamente) (17).

Hoja: entera, lampiña y lanceolada, con un ápice muy pronunciado (acuminado) y un pecíolo largo y poco aparente. El haz es glabro (liso y suave al tacto) y de color verde más o menos intenso (dependiendo de la variedad), y brillante. El nervio principal parte de la base de la hoja, como una prolongación del pecíolo, del mismo modo que las nervaduras secundarias que son pronunciadas y llegan casi al borde de la hoja. La inserción de las hojas en el tallo tiene lugar de forma alterna y su tamaño es variable en función de la variedad, existiendo cierta correlación entre el tamaño de la hoja adulta y el peso medio del fruto (17).

Flor: Las flores aparecen solitarias en cada nudo del tallo, con inserción en las axilas de las hojas. Son pequeñas y constan de una corola blanca. La polinización es autógama, aunque puede presentarse un porcentaje de alogamia que no supera el 10 %. (Fig. 1.2)

imagen 1

Fig. 1.2 Flor de Capsicum annum L.

Fruto: baya hueca, semicartilaginosa y deprimida, de color variable (verde, rojo, amarillo, naranja, violeta o blanco); algunas variedades van pasando del verde al anaranjado y al rojo a medida que van madurando. Su tamaño es variable, pudiendo pesar desde escasos gramos hasta más de 500 gramos. Las semillas se encuentran insertas en una placenta cónica de disposición central. Son redondeadas, ligeramente reniformes, de color amarillo pálido y longitud variable entre 3 y 5 centímetros. (Fig. 1.3) (17).

f1

Fig. 1.3 Diversidad de frutos de Pimiento


    1. Manejo Agronómico.

El pimiento es una planta exigente en cuestión de temperatura. Por debajo de 15 °C su crecimiento se ralentiza, y a menos de 10 ° C se detiene por completo. Las temperaturas superiores a 35°C pueden provocar la caída de la flor. Las variedades dulces tienen unos requerimientos hídricos más elevados que los pimientos para pimentón, ya que dentro de ciertos limites, la calidad de estos aumentan al disminuir la disponibilidad de agua.


La planta requiere de suelos profundos y bien drenados, donde su potente sistema radicular puede desarrollarse sin problemas. Soporta con dificultades la salinidad y crece bien con ph casi neutros como los comprendidos entre seis y ocho (9).
Los saltos térmicos (diferencia de temperatura entre la máxima diurna y la mínima nocturna) ocasionan desequilibrios vegetativos. La coincidencia de bajas temperaturas durante el desarrollo del botón floral (entre 15 y 10 ºC) da lugar a la formación de flores con alguna de las siguientes anomalías: pétalos curvados y sin desarrollar, formación de múltiples ovarios que pueden evolucionar a frutos distribuidos alrededor del principal, acortamiento de estambres y de pistilo, engrosamiento de ovario y pistilo, fusión de anteras, etc. (10).

Las bajas temperaturas también inducen la formación de frutos de menor tamaño, que pueden presentar deformaciones, reducen la viabilidad del polen y favorecen la formación de frutos partenocárpicos (10).

La humedad relativa óptima oscila entre el 50 % y el 70 %. Humedades relativas muy elevadas favorecen el desarrollo de enfermedades aéreas y dificultan la fecundación. La coincidencia de altas temperaturas y baja humedad relativa puede ocasionar la caída de flores y de frutos recién cuajados.

Es una planta muy exigente en luminosidad, sobre todo en los primeros estados de desarrollo y durante la floración.

Los suelos más adecuados para el cultivo del pimiento son los franco-arenosos, profundos, ricos, con un contenido en materia orgánica del 3-4 % y principalmente bien drenados.

Los valores de pH óptimos oscilan entre 6.5 y 7, aunque puede resistir ciertas condiciones de acidez (hasta un pH de 5.5); en suelos arenosos puede cultivarse con valores de pH próximos a 8. En cuanto al agua de riego el pH óptimo es de 5.5 a 7.

Es una especie de moderada tolerancia a la salinidad tanto del suelo como del agua de riego, aunque en menor medida que el tomate. La planta requiere de suelos profundos y bien drenados, donde su potente sistema radicular puede desarrollarse sin problemas. Soporta con dificultades la salinidad y crece bien con pH casi neutros como los comprendidos entre seis y ocho (10).

En suelos con antecedentes de Phytophthora sp. es conveniente realizar una desinfección previa a la plantación.



    1. Mejoramiento Genético

Todas las especies del género, a excepción de C. anomalum, son originarias de América. La distribución precolombina de Capsicum se extendió probablemente desde el borde meridional de los EEUU. A la zona templada calida del sur de Sudamérica.

Muchos historiadores y botánicos describen en sus escritos que el grupo de flores púrpura de C. pubecens es originario de las tierras altas andinas con extensiones norteñas en América central y México. El grupo C. baccatum de flores blancas, característico de habitats relativamente secos, parece haberse originado en la Bolivia sud central y regiones adyacentes. El grupo C. Nahum de flores blancas, asociados con habitats más húmedos, parece haber sido distribuido originalmente a través de tierras bajas tropicales de América del Sur y Central.

Mc Leod et al. (1982) avanzaron una hipótesis sobre el lugar y modo de evolución de estas especies de Capsicum. Sugieren que una porción importante del género Capsicum se origino en un “área nuclear” en Bolivia sud central con subsiguiente migración a los Andes y tierras bajas de la Amazonía acompañada por radiación y especiación (3). (Fig. 1.4)

La hipótesis se basa en información geográfica y datos de electroforesis en gel de almidón. Más concretamente la enzima glutamato oxalacetato transaminasa (GOT) presento un patrón de 5 bandas similares para accesiones de C. eximium y C. chacoense procedente del área nuclear, siendo menores el número de bandas de accesiones de estas especies exteriores del área y las correspondientes a otras especies. Los autores proponen que C. chacoense o un ancestro suyo dio lugar tanto a los grupos de flores blancas, como al grupo de flores púrpura (3).



imagen 2

Fig. 1.4 Área de expansión del Pimiento (Capsicum annum)

La domesticación condujo a modificar la planta y, especialmente, los frutos. El hombre seleccionó y conservó una amplia diversidad de tipos por el color, tamaño, forma e intensidad del sabor picante. Los tipos dulces también fueron conocidos precozmente. Fernández de Oviedo (1535) en el capitulo VII de su libro I dice: “Algún género hay de ají que se puede comer crudo, y no quema”.



1.3.1 Variedades e Híbridos
Variedad
Es cada uno de los grupos en que se dividen algunas especies, y que se distinguen entre sí por ciertos caracteres muy secundarios, aunque permanentes (16).

En nuestro país las variedades comerciales de pimiento mas utilizadas en el mercado agrícola con su respectiva casa distribuidora y compañía de fabricación de semillas son:


Agripac S.A.

La Paz


Irazu Largo

Elaborados por Seminis


Importadora Alaska S.A.

Atris


Marte SXP 1031

Elaborados por Nunhems

Marconi

Elaborado por Emergent genetics




Híbrido
Los individuos originados por cruzamiento de dos variedades distintas. (Diferencias genéticas en su genotipo)

La hibridación natural es el cruzamiento al azar espontáneo entre poblaciones que tienen una historia previa de divergencia hasta el nivel de razas disyuntas, semi especies o especies, y que están separadas por aislamiento ecológico parcial o reproductivo, o ambos.

El término híbrido se ha aplicado a una amplia gama de fenómenos, que incluyen los productos del cruzamiento entre diferentes genotipos pertenecientes a la misma población y los productos del injerto entre porta injertos (o patrones) y yemas (o varetas) específica o genéricamente diferentes.

Stebbins (1959) ha definido la hibridación como el “cruzamiento entre individuos que pertenecen a poblaciones separadas que tienen diferentes normas adaptativas”.

En este sentido la hibridación representa una inversión en el proceso de divergencia evolutiva. La inversión puede ser local o ampliamente distribuido según la extensión geográfica de la hibridación (16).
Los híbridos de pimiento mayormente comercializados en el país, con su casa comercial distribuidora y su compañía de elaboración u origen son:

Donoso y Asociados S.A.

Bengal


Maccabi

1134


Masada

Elaborados por Hazera S.A.


Agripac S.A.

Quetzal


Salvador

Tres puntas

King Arthur

Elaborados por Seminis S.A.



Ecuaquimica C.A.

California Wonder

Yolo Wonder

3P Agronomico



Elaborados por Emerald Seeds

Pronaca

Safari


Elaborado por Klause
Importadora Alaska S.A.

Twingo F1

Elaborado por Tezier

Marte SXP 1031

Elaborado por Nunhems

gymAgro Cia. Ltda.

Lamuyo F1

Elaborado por Gondian Semences
Impordis S.A. DISAGRON

Amanda


Magali – R

Rubia


Elaborados por Sakata

Los materiales vegetales a utilizarse durante el desarrollo del experimento fueron los híbridos Bengal de origen Israelí, distribuido por la compañía Donoso y Asociados y el hibrido Quetzal de origen Mexicano distribuido en el país por Cia. Agripac S.A. (Fig. 1.5)

Cuyas características son:
sin título16

Fig. 1.5 Híbridos de Pimiento Bengal y Quetzal

HIBRIDO BENGAL (15).


  • Planta alta, erecta. Sanas y Vigorosas

  • Mayor Tolerancia a plagas y enfermedades como: Minadores y Cercospora.

  • Resistencia a TMO

  • Zona de Siembra Costa y Valles de la Sierra e Invernaderos

  • Susceptible a Humedades Relativas altas.

  • Ciclo del cultivo: 90 días.

  • Peso del fruto: 170 gr.

  • Dimensiones del fruto: 17cm. de largo x 5 cm. de diámetro

  • Números de lóbulos del fruto: 2 a 3

  • Color del fruto: verde a rojo.


HIBRIDO QUETZAL (14).


  • Planta alta, erecta, buen vigor.

  • Tolerancia al Fusarium sp

  • Zona de Siembra: Región Costa y Valles de la Sierra, Invernaderos y Galápagos.

  • Forma del fruto: Largo (tipo Irazu).

  • Ciclo de Cultivo: 90 días.

  • Hábito de Crecimiento: Semi indeterminado.

  • Dimensiones del fruto: 17 cm. de largo x 4 cm. de diámetro.

  • Paredes del fruto: 4 mm. de espesor

  • Numero de lóbulos del fruto: 3 a 4

  • Color del fruto: verde a rojo.



    1. Fertilización

En cuanto a la nutrición, el pimiento es una planta muy exigente en Nitrógeno durante las primeras fases del cultivo, decreciendo la demanda de este elemento tras la recolección de los primeros frutos verdes, debiendo controlar muy bien su dosificación a partir de este momento, ya que un exceso retrasaría la maduración de los frutos. La máxima demanda de Fósforo coincide con la aparición de las primeras flores y con el período de maduración de las semillas. La absorción de Potasio es determinante sobre la precocidad, coloración y calidad de los frutos, aumentando progresivamente hasta la floración y equilibrándose posteriormente. El pimiento también es muy exigente en cuanto a la nutrición de Magnesio, aumentando su absorción durante la maduración (10).

A la hora de abonar, existe un margen muy amplio de abonado en el que no se aprecian diferencias sustanciales en el cultivo, pudiendo encontrar "recetas" muy variadas y contradictorias dentro de una misma zona, con el mismo tipo de suelo y la misma variedad. No obstante, para no cometer grandes errores, no se deben sobrepasar dosis de abono total superiores a 2g.l-1, siendo común aportar 1g.l-1 para aguas de conductividad próxima a 1mS.cm-1 (10).

Actualmente se emplean básicamente dos métodos para establecer las necesidades de abonado: en función de las extracciones del cultivo, sobre las que existe una amplia y variada bibliografía, y en base a una solución nutritiva "ideal" a la que se ajustarán los aportes previo análisis de agua. Este último método es el que se emplea en cultivos hidropónicos, y para poder llevarlo a cabo en suelo o en enarenado, requiere la colocación de sondas de succión para poder determinar la composición de la solución del suelo mediante análisis de macro y micronutrientes, CE y pH. (10).

Teniendo en cuenta que las extracciones del cultivo a lo largo del ciclo guardan una relación de 3,5-1-7-0,6 de N, P2O5, K2O y MgO, respectivamente, las cantidades de fertilizantes a aportar variarán notablemente en función del abonado de fondo y de los factores antes mencionados (calidad del agua de riego, tipo de suelo, climatología, etc.). Cuando se ha efectuado una correcta fertilización de fondo, no se suele forzar el abonado hasta que los primeros frutos alcanzan el tamaño de una castaña, evitando así un excesivo desarrollo vegetativo que provoque la caída de flores y de frutos recién cuajados. Tras el cuajado de los primeros frutos se riega con un equilibrio N-P-K de 1-1-1-, que va variando en función de las necesidades del cultivo hasta una relación aproximada de 1,5-0,5-1,5 durante la recolección. Actualmente el abonado de fondo se ha reducido e incluso suprimido, controlando desde el inicio del cultivo la nutrición mineral aportada, pudiendo llevar el cultivo como si de un hidropónico se tratara (1).

Los fertilizantes de uso más extendido son los abonos simples en forma de sólidos solubles (Nitrato Cálcico, Nitrato Potásico, Nitrato Amónico, Fosfato Monopotásico, Fosfato Monoamónico, Sulfato Potásico, Sulfato Magnésico) y en forma líquida (Acido Fosfórico, Acido Nítrico), debido a su bajo coste y a que permiten un fácil ajuste de la solución nutritiva, aunque existen en el mercado abonos complejos sólidos cristalinos y líquidos que se ajustan adecuadamente, solos o en combinación con los abonos simples, a los equilibrios requeridos en las distintas fases de desarrollo del cultivo.

El aporte de micro elementos, que años atrás se había descuidado en gran medida, resulta vital para una nutrición adecuada, pudiendo encontrar en el mercado una amplia gama de sólidos y líquidos en forma mineral y en forma de quelatos, cuando es necesario favorecer su estabilidad en el medio de cultivo y su absorción por la planta (1).

También se dispone de numerosos correctores de carencias tanto de macro como de micro nutrientes que pueden aplicarse vía foliar o riego por goteo, aminoácidos de uso preventivo y curativo, que ayudan a la planta en momentos críticos de su desarrollo o bajo condiciones ambientales desfavorables, así como otros productos (ácidos húmicos y fúlvicos, correctores salinos, etc.), que mejoran las condiciones del medio y facilitan la asimilación de nutrientes por la planta (1).

CAPITULO 2



  1. FERTILIZANTES




    1. Definición

Los fertilizantes son los elementos nutritivos que se suministran a las plantas para complementar las necesidades nutricionales de su crecimiento y desarrollo.

En los fertilizantes utilizados deben distinguirse:

­ La unidad fertilizante

­ La concentración

La unidad fertilizante es la forma que se utiliza para designar al elemento nutritivo.

Algunos elementos están expresados en un compuesto complejo y otros en su elemento neto. Actualmente se está implantando una correlación que incluya solamente al elemento neto.

La concentración de un fertilizante es la cantidad del elemento nutritivo en su respectiva unidad realmente asimilable por la planta. Se expresa en % del total del peso del fertilizante. Así, el sulfato de amonio, SO4 (NH4)2, posee un 21% de nitrógeno (N), es decir 21 Kg de unidad fertilizante por cada 100 Kg de fertilizante (los 79 kg restantes lo componen el azufre, hidrogeno y oxígeno); de la misma manera el cloruro de potasio (ClK) a 50% de concentración contiene 50 kg de la unidad fertilizante (bióxido de potasio) (2).


A partir de la concentración de un fertilizante y conociendo la necesidad en kg del elemento, se determina la cantidad de aplicación del mismo, mediante la siguiente formula:

Cantidad de fertilizante = Cantidad del elemento X 100

Concentración del fertilizante
Como ejemplo podemos indicar, si se necesitan 100 kg de nitrógeno para un cultivo y se utiliza urea, que tiene una concentración de 46%:
Cantidad de fertilizante = 100 kg X 100

46

= 217 kg



Esto quiere indicar que se necesitan 217kg de urea al 46% nitrogenada para disponer de 100kg de Nitrógeno para las plantas.



    1. Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal