Instituto de los Hermanos Maristas de la Enseñanza



Descargar 458.87 Kb.
Página1/8
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño458.87 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Instituto de los Hermanos Maristas de la Enseñanza

ACTAS DEL

20.º CAPÍTULO GENERAL

Roma, mayo 2002


Edita: Instituto de los Hermanos Maristas – Casa general – Roma, 2002
® Istituto dei Fratelli Maristi

C.P. 10250, 00144 - Roma. Italia.

Tel.: (39) 06545171

Fax: (39) 0654517217

E-mail: publica@fms.it

Sede web: www.champagnat.org


Maquetación y fotolitos: TIPOCROM S.r.l. – Via G.G. Arrivabene, 24 Roma. Italia

Imprime: C.S.C. GRAFICA S.r.l. – Via G.G. Arrivabene, 40 – Roma. Italia


Índice

Presentación 5


I. El desarrollo del 20.º Capítulo general.
II. El documento oficial del 20.º Capítulo general:

«Optamos por la vida».


III. 20.º Capítulo general: otros textos y decisiones.

1. Carta a toda la Familia marista.

2. Constituciones y Estatutos: cambios.

3. Animación y gobierno.

4. Recomendación sobre la reestructuración.

5. Recomendación sobre la Casa general.

6. Informe y recomendaciones

de la Comisión de finanzas.

7. «Misión Educativa Marista».

8. Informe de la Mesa de verificación de poderes.

9. Métodos de elección en el 20.º Capítulo general.

10. Plan de trabajo del 20.º Capítulo general.


IV. El Capítulo general: Estatutos y Reglamento.
V. Anexos:

1. Alocución de apertura del 20.º Capítulo general

(H. Benito Arbués).

2. Saludo de los cuatro Superiores

generales maristas a SS. Juan Pablo II.

3. Discurso del papa Juan Pablo II a los religiosos

y las religiosas de los Institutos de la Familia marista.

4. Mensaje de los observadores laicos.

5. Vitalidad del Instituto. Mensaje de clausura

(H. Seán Sammon).

6. Listas de miembros:

6.1 Capitulares.

6.2 Observadores laicos.

6.3 Comisión preparatoria.

6.4 Mesa de verificación de poderes.

6.5 Mesa provisional.

6.6 Comisión central.

6.7 Comisión de finanzas.

6.8 Comisión de redacción.

6.9 Comisión de comunicaciones.

6.10 Comisión de Espiritualidad Apostólica Marista.

6.11 Comisión de comunidad.

6.12 Comisión de Misión y solidaridad.

6.13 Comisión de Identidad marista y laicado.

6.14 Comisión de Animación y Gobierno.

6.15 Consejo general.


Presentación

En la sesión plenaria del 13 de octubre de 2001, los capitulares aprobaron la siguiente propuesta:


El Capítulo general confía al H. Superior general y a su Consejo la responsabilidad de redactar la versión definitiva y oficial de los documentos del 20.º Capítulo general en las lenguas oficiales del Instituto. Esto implica:

— la revisión de los textos para corregir la redacción o las contradicciones;

— la publicación de los documentos, una vez aprobada la versión definitiva.
Bajo la responsabilidad del H. Superior general y su Consejo, estas Actas son la expresión concreta de este mandato del 20.º Capítulo general.
La publicación de las Actas del Capítulo tiene como finalidad el proporcionar los textos de referencia que permitirán al Consejo general, a los Consejos provinciales y a todos los hermanos comprender mejor el proceso del Capítulo y llevar a cabo sus intuiciones.
Las Actas se presentan en cinco secciones:
1. El desarrollo del 20.º Capítulo general. Se trata de un resumen de la preparación del Capítulo, de su finalidad y de las etapas significativas de su trabajo. Esta sección se presenta como telón de fondo para una mejor comprensión del documento oficial del 20.º Capítulo general.
2. El documento oficial del 20.º Capítulo general: «Optamos por la vida». Este Capítulo decidió redactar un solo documento para trasmitir su espíritu, sus perspectivas y las líneas de acción para el futuro.

3. 20.º Capítulo general: otros textos y decisiones. Esta sección presenta los textos y las recomendaciones presentados al Capítulo y aprobados por los capitulares.


Además del único documento del Capítulo, los capitulares elaboraron y aprobaron el texto «Carta a toda la Familia marista», destinado especialmente al creciente número de personas atraídas por el carisma marista. Otros textos son el resultado de diferentes proposiciones y recomendaciones que abordan los asuntos habituales de los que debe ocuparse todo Capítulo, como se indica en los artículos 138 y 139 de nuestras Constituciones.
4. El Capítulo general: Estatutos y Reglamento. Ambos documentos fueron aprobados por el 20.º Capítulo general para determinar su funcionamiento. Son de una importancia considerable, dado que determinan cómo deberá operar el 21.º Capítulo general, hasta que éste los apruebe o enmiende.
5. Anexos. Se ofrece en este apartado una documentación complementaria que ayudará a comprender el contexto y el trabajo del Capítulo. Esta documentación es variada en su contenido: va desde las listas de capitulares y comisiones hasta los discursos que influyeron en la marcha del Capítulo. Estos documentos no son oficiales, en el sentido de que no fueron votados formalmente por el Capítulo. Sin embargo, se presentan aquí como testimonio del proceso del Capítulo.
El 20.º Capítulo prosiguió la senda del Capítulo anterior al aceptar cuatro idiomas como oficiales: inglés, francés, portugués y español. Esto implica que el idioma original de los textos contenidos en estas Actas puede ser cualquiera de los cuatro. Encontrarán una nota en cada texto, indicando su lengua original.

Queremos destacar que el H. Superior general y su Consejo han ejercido su mandato al realizar la redacción definitiva de estos textos. Valga la explicación para las posibles diferencias entre el texto final que presentamos aquí y las versiones que han circulado hasta ahora.


Roma, uno de mayo de 2002.
I. Desarrollo del 20.º Capítulo general

Presentamos un resumen del Capítulo: su preparación, su finalidad y las etapas significativas de su trabajo. Esta sección sirve de telón de fondo para una mejor comprensión del origen de los textos que se recogen en las Actas. Ha sido preparada por el Consejo general.

1. El 20.º Capítulo general tuvo lugar en Roma, en la Casa general, desde el 4 de septiembre hasta el 13 de octubre de 2001. Reunió a 117 Hermanos capitulares. El 9 de octubre, con la elección del H. Théoneste Kalisa como Consejero general, el número de capitulares se elevó a 118 (Anexo 6.1). Los capitulares, de 41 nacionalidades, representaban a las comunidades maristas de 76 países diferentes.
Los capitulares aprobaron la participación de observadores al Capítulo, con voz, pero sin voto: a) un total de 18 laicos, hombres y mujeres, invitados por la Comisión preparatoria por el período del 15 al 25 de septiembre; b) el hermano Yvon Bédard, Ecónomo general, durante todo el Capítulo; y c) los hermanos elegidos provinciales después de la publicación de la Circular de Convocatoria al 20.º Capítulo general y que no fueron elegidos como delegados, durante todo el Capítulo. En este caso, la invitación afectó a los hermanos André Deculty (Beaucamps-St. Genis), Sylvain Ramandimbiarisoa (Madagascar) y Paul Gilchriust (Melbourne), este último no pudo acudir por compromisos contraídos anteriormente.

Por primera vez en la historia del Instituto, las personas laicas participaron en todas las actividades capitulares: pequeños grupos, comisiones y asambleas plenarias, con derecho a voz, pero sin voto (Anexo 6.2).

Uno de los laicos invitados, el Sr. Steve Murphy, expresó sus disculpas por no poder participar en el Capítulo general. Como director de un colegio marista en Nueva York, no podía ausentarse debido a que familiares de alumnos y profesores del colegio fallecieron en el ataque terrorista a las Torres Gemelas, el 11 de septiembre.
La Comisión preparatoria, previa consulta a los capitulares, determinó el número de laicos y su distribución geográfica en seis áreas: África y Madagascar, Asia, Europa, América latina, América del Norte y el Pacífico. Cada una de esas regiones elegiría una persona por cada seis hermanos capitulares o fracción. Este método dio los siguientes resultados:
— África y Madagascar 2

— Asia 1


— Europa 5

— América latina 6

— América del Norte 2

— Pacífico 2


La Conferencia de Provinciales de cada región determinó el método adecuado para elegir a los laicos maristas de su región y comunicó sus nombres a la Comisión preparatoria, para que enviara la invitación.
2. Nuestras Constituciones

Nuestras Constituciones indican que «el Capítulo general es una asamblea representativa de todo el Instituto. Expresa la participación de todos los hermanos en la vida y en la misión del Instituto, así como su corresponsabilidad en el gobierno. El Capítulo ejerce la autoridad suprema extraordinaria» (C 138).


El Capítulo general ordinario tiene las siguientes funciones (C 139):

– elegir al hermano Superior general, al hermano Vicario general y a los miembros del Consejo general (Anexo 6.15);

– estudiar los asuntos de mayor importancia relacionados con la naturaleza, el fin y el espíritu del Instituto y promover la renovación y adaptación del mismo, salvaguardando siempre su patrimonio espiritual;

– elaborar Estatutos para todo el Instituto;

– proponer a la Santa Sede eventuales modificaciones de algún punto de las Constituciones.
3. La Comisión preparatoria

Para iniciar la preparación el 20.º Capítulo general y, siguiendo las Constituciones (C. 137.4.7), el hermano Superior general y su Consejo nombraron la Comisión preparatoria dos años antes de la apertura oficial del Capítulo (Anexo 6.3).


Las funciones de la Comisión preparatoria están definidas en los Estatutos del Capítulo general, número 2 (Actas del 19.º Capítulo general

– Organiza la colación de documentos provenientes del Consejo general.

– Prevé la preparación material.

– Revisa los Estatutos y el Reglamento del Capítulo general.

– Realiza sondeos en todo el Instituto.

– Prepara un documento de trabajo para uso de los capitulares.

– Prevé el plan general del desarrollo del Capítulo.

– Propone la fecha de clausura del Capítulo.


Los miembros de la Comisión preparatoria trabajaron en sesiones plenarias en cuatro ocasiones:

– noviembre de 1999;

– mayo de 2000;

– noviembre de 2000;

– abril-mayo del 2001.

La Comisión preparatoria del 20.º Capítulo general publicó algunos documentos de trabajo para uso de los capitulares. Consistieron en cuatro publicaciones diferentes:

– Resultados del sondeo inicial (octubre 2000), impreso en la Casa general de Roma y distribuido a todos los hermanos y laicos del Instituto; esta publicación ofrecía la reflexión de la Comisión y la síntesis de 3467 respuestas de hermanos y laicos.

– El informe del H. Superior general y su Consejo al 20.º Capítulo general fue publicado íntegramente en el número 29 de FMS Mensaje (diciembre 2000) y distribuido a los hermanos del Instituto.

– Resultados del segundo sondeo (junio 2001). Este sondeo fue una profundización del primero, impreso en la Casa general y enviado a los hermanos y laicos del Instituto; ofrece la reflexión de la Comisión y la síntesis de 3600 respuestas de hermanos y de laicos.

– Anexos al informe del H. Superior general y su Consejo (julio 2001), como documento interno, impreso en la Casa general; se distribuyó solamente a los capitulares.


A estos textos de trabajo hay que añadir el documento del Consejo general sobre «Misión Educativa Marista». Este documento fue publicado en agosto de 1998. El Capítulo general pidió a la Comisión de misión y solidaridad que preparase una proposición sobre la naturaleza de este texto, para ser discutida y votada en asamblea plenaria. La versión final de la proposición aprobada por el Capítulo se encuentra también en estas Actas (Sección III. N. 7).
Todos los hermanos del Instituto tuvieron la oportunidad de escribir directamente a los capitulares.
Dos comisiones internacionales: Asuntos económicos y Espiritualidad Apostólica Marista, enviaron propuestas al Capítulo y recomendaron cambios en las Constituciones y/o en los Estatutos (Sección III. N. 2).
4. Circular de Convocatoria al 20.º Capítulo general

El 1 de septiembre de 2000, el H. Benito Arbués publicó la Circular Convocatoria al 20.º Capítulo general indicando como fecha de apertura el 4 de septiembre de 2001. La Circular invitaba a los hermanos a considerar el significado trascendente del Capítulo para la vida del Instituto y de la Iglesia. Resumía los aportes de los precedentes Capítulos a la marcha del Instituto. E invitaba a prestar atención a los procedimientos de elección de los delegados capitulares.


5. La Mesa de verificación de poderes y la Mesa provisional

En junio de 2001, el H. Superior general y su Consejo nombraron a los miembros de la Mesa de verificación de poderes de los capitulares (Anexo 6.4) y de la Mesa provisional del Capítulo general (Anexo 6.5).


El 1 de septiembre de 2001, la Mesa de verificación de poderes se constituyó para informar al Capítulo general acerca de la autenticidad de las credenciales de cada delegado elegido para el Capítulo (Sección III. N. 8).
La Mesa provisional, integrada por ocho hermanos (Anexo 6.5), tomó el relevo de la Comisión preparatoria, una vez que ésta acabó sus trabajos, y se encargó de tomar las decisiones referentes al programa inicial del Capítulo, dentro del respeto a la presidencia capitular del hermano Superior general. El 28 de agosto comenzó su trabajo y eligió al H. Seán Sammon como presidente y al H. Juan Miguel Anaya como secretario. Asumió sus tareas, hasta que el Capítulo escogió el 11 de septiembre a la Comisión central.
6. El trabajo de la primera semana

Como en Capítulos anteriores, la primera semana se dedicó a discutir y aprobar los cuatro asuntos siguientes:

– Los Estatutos del Capítulo general.

– El reglamento del Capítulo general.

– El plan de trabajo del Capítulo, incluyendo la fecha de clausura.

– El método de elección del Comisario, el Vicecomisario, el Secretario general y los demás miembros de la Comisión central (Sección III. Nº 9.1).


Los borradores elaborados por la Comisión preparatoria acerca de los tres primeros puntos, sirvieron de base para la reflexión y las enmiendas, que llevaron al Capítulo a adoptar nuevos Estatutos y Reglamento (Sección IV), y un plan de trabajo (Sección III. Nº 10).
7. Aporte de los laicos:

Como ya se indicó, la Comisión preparatoria, previa consulta a los capitulares, invitó a dieciocho laicos al Capítulo, cuya presencia como observadores fue aprobada a su comienzo.


Su estadía se inició con dos días de presentación: el 15 de septiembre, organizado específicamente como un día de orientación acerca de la organización y del funcionamiento del Capítulo y una presentación a los capitulares. La Comisión central contó con la ayuda de varios capitulares que se ofrecieron para esta tarea. El domingo 16 participaron del paseo colectivo junto con las otras tres ramas de la Familia marista.
Los observadores laicos participaron del trabajo desde el 17 hasta el 25 de septiembre, cuando el Capítulo se encontraba en la etapa VER-JUZGAR del discernimiento. Los laicos fueron los principales oradores en el «Fórum abierto» sobre el «laicado marista» y su influencia se hizo notar en la «Carta a toda la Familia Marista» que el Capítulo redactó y aprobó.
Antes de dejar el Capítulo, el 25 de septiembre, los observadores laicos escribieron un Mensaje a los capitulares, que fue leído y distribuido a todos (Anexo 4).
8. Asamblea de las cuatro ramas de la Familia marista y audiencia con el Papa

La asamblea del 12 de septiembre permanece como un punto de referencia histórico en la vida de nuestros cuatro Institutos religiosos y, en particular, en las actas de nuestro 20.º Capítulo general. Los capitulares de las cuatro ramas de la familia marista se encontraron en el Hotel Ergife, cerca de la Via Aurelia. Fueron acogidos con unas palabras de bienvenida de cada uno de los Superiores generales: el P. Joaquín Fernández, SM, la Hna. Gail Reneker, SM, la Hna. Patricia Stowers, SMSM y el H. Benito Arbués, FMS.


El P. Craig Larkin, SM, presentó el tema de «María en la Iglesia — Una perspectiva marista». Siguió un tiempo de diálogo y reflexión en grupos, en la misma sala de conferencias.
Los capitulares se trasladaron después a la Casa general de los Hermanos de las Escuelas Cristianas para celebrar la eucaristía, preparada y animada con participación activa de las cuatro ramas. A la eucaristía siguió una comida fraterna. Durante la tarde, y hasta la hora de la cena, se compartió en grupos bien animados. Cada grupo formado por representantes de las cuatro ramas, según las preferencias manifestadas por cada uno.
A pesar de que era la primera vez en la historia que los capitulares de las cuatro ramas se reunían juntos, no hubo declaración oficial que registrar en las Actas capitulares.

La interacción entre los capitulares se produjo nuevamente el domingo 16 de septiembre con salidas turísticas en autobús a tres destinos diferentes, según eligió cada cual: Asís, Pompeya y Subiaco.


El 17 de septiembre fue una fecha muy significativa para las cuatro ramas: los miembros de los cuatro Capítulos se desplazaron a Castel Gandolfo para la audiencia conjunta con SS. Juan Pablo II. El P. Joaquín Fernández saludó al Santo Padre representando a los cuatro Superiores generales, que habían preparado y firmado conjuntamente dicho saludo (Anexo 2).
Las palabras del Santo Padre fueron muy significativas porque se dirigían a una audiencia que representaba a la Familia marista del mundo entero y presentaban a María como presencia inspiradora en la vida y la misión de esta familia (Anexo 3).
9. Método de trabajo y el documento «Optamos por la vida»

Al decidir trabajar con un método de discernimiento grupal, el 20.º Capítulo general se dividió en dos etapas:


La primera etapa, que se definió como momento de VER y de JUZGAR

Los capitulares emplearon dos semanas, desde el 13 hasta el 25 de septiembre, trabajando en pequeños grupos, compartiendo su reflexión y sus sentimientos en oración y en diálogo, sintonizando con las llamadas de Dios. Los grupos fueron organizados por la Comisión central, combinando el conocimiento de idiomas por parte de los capitulares y criterios de internacionalidad y interculturalidad.


De manera equilibrada, el método de discernimiento combinó este trabajo en grupos pequeños con tiempos de discernimiento en sesiones plenarias.

Este trabajo de interacción en pequeños grupos y la reflexión y el compartir en sesiones plenarias, fueron reforzados por tres «foros abiertos» acerca de la comunión pluricéntrica e intercultural, la reestructuración y las estructuras de animación y de gobierno.


Además de los textos de trabajo mencionados arriba (cf. 3), se ofrecieron como referencia para esta etapa de Ver-Juzgar los siguientes documentos:

– Alocución de apertura del 20.º Capítulo general (H. Benito Arbués, Superior general) (Anexo 1).

– Hacia una comunión pluricéntrica e intercultural (Comisión Teológica de la Unión de Superiores generales, Roma).

– El rostro del hermano hoy (H. Álvaro Rodríguez, Superior general de los Hermanos de las Escuelas Cristianas).


La primera etapa concluyó con la aprobación por la asamblea plenaria de las cinco llamadas que los capitulares percibieron como lo que Dios está pidiendo al Instituto para asegurar su vitalidad en los próximos ocho años. Las cinco llamadas explicitan las dimensiones del ÚNICO TEMA del Capítulo: la vitalidad del Instituto, y expresan el espíritu del lema capitular: «Optamos por la vida».
Éstas son las cinco llamadas:

– Centrar apasionadamente nuestras vidas y nuestras comunidades en Jesucristo, como María. Y para ello, poner en marcha procesos de crecimiento humano y de conversión.

– Revitalizar nuestras comunidades para que sean espacios de fraternidad, de sencillez y de vida evangélica, al servicio de la misión.

– Profundizar en nuestra identidad específica de hermanos y de laicos, al compartir vida: espiritualidad, misión, formación…

– Avanzar juntos, hermanos y laicos, decidida e inequívocamente, en la cercanía a los niños y jóvenes más pobres y excluidos, a través de caminos nuevos de educación, evangelización y solidaridad.

– Crear en todos los niveles estructuras de animación y de gobierno que impulsen la vitalidad del Instituto.


La segunda etapa, que consistió en el momento del ACTUAR (desde el 26 de septiembre hasta la clausura del Capítulo, el 13 de octubre)

Los capitulares, a sugerencia de la Comisión central, decidieron trabajar en comisiones para establecer las líneas de acción para el futuro. Continuando con el proceso de discernimiento de las cinco llamadas, cada capitular eligió trabajar en una de las cinco comisiones (Anexos 6.10 a 6.14):

– Espiritualidad apostólica marista.

– Comunidad.

– Identidad marista y laicado.

– Misión y solidaridad.

– Animación y Gobierno.
Los capitulares decidieron también elaborar UN ÚNICO DOCUMENTO. Para redactarlo, los capitulares eligieron cuatro hermanos, representantes de los cuatro grupos lingüísticos del Instituto (Anexo 6.8). Esta Comisión de redacción elaboró el único documento que fue aprobado por los capitulares y publicado oficialmente como el Mensaje del 20.º Capítulo general (Parte II).
Cada una de las comisiones elaboró las líneas de acción para cada llamada aprobada, según el esquema propuesto por la Comisión central:

– Primero, definir la llamada en el contexto actual.

– Segundo, determinar los signos de vitalidad/objetivos hacia los cuales avanzar en los próximos ocho años.

– Tercero, proponer las recomendaciones/decisiones que traducen las opciones de vida para el Instituto, de acuerdo con el contexto y los objetivos definidos.


Las recomendaciones y las decisiones sugeridas fueron discutidas y aprobadas en asamblea plenaria, antes de enviarlas a la Comisión de redacción para ser integradas en el Documento capitular. Este documento fue finalmente aprobado por los capitulares en asamblea plenaria con el título: «Optamos por la vida».
II. Documento oficial del 20.º Capítulo general

«Optamos por la vida»

Este documento es el único mensaje oficial del Capítulo.

Se presenta en estas Actas la versión para América Latina.

Existen dos versiones en español, destinadas a España y América Latina, respectivamente. Sus diferencias afectan sólo a aspectos redaccionales, tales como al uso en la versión latinoamericana de ustedes por vosotros y de laicos por seglares.

Querido hermano:

1 Nos dirigimos a ti con afecto. A ti que estrenas la vida marista, a ti que estás en plena actividad, a ti que ya has hecho un largo camino.


2 Queremos darte las gracias por el interés que has puesto en este 20.º Capítulo general, por tu proximidad, tu apoyo en la oración, y por tu colaboración en las encuestas preparatorias.
3 Los 118 delegados capitulares venidos de 40 países, los 17 laicos presentes en el Capítulo durante doce días, y también los muchos colaboradores, hemos vivido una experiencia excepcional de fraternidad. La integración de esta diversidad lingüística y cultural ha sido un don continuo y una llamada a un esfuerzo paciente de apertura. Hemos vivido un verdadero Pentecostés en torno a María: muchas lenguas y un solo corazón.
4 Hemos realizado juntos un camino de discernimiento. Hemos discernido cinco llamadas que nos impulsan a la acción y que se concretan en líneas de acción. Estas llamadas están en continuidad con el 19.º Capítulo general.

5 Sí, ¡tenemos tantas cosas que acoger, que compartir, que celebrar! ¡La vida está en cada persona, en cada comunidad, en cada grupo! ¡La hemos experimentado y la proclamamos con alegría!

En fidelidad creativa a nuestro carisma y

al mundo



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal