Inicio de la investigación



Descargar 41.79 Kb.
Fecha de conversión14.11.2017
Tamaño41.79 Kb.

Pontificia universidad javeriana

Información y documentación

María José Isaza

Noviembre 24, 2010

Informe de investigación

Inicio de la investigación:

Este informe de investigación comenzó con una duda acerca del teatro en Bogotá. Colombia no es un país que explote su diversidad cultural y menos en los campos de las artes escénicas. Aunque últimamente se ha visto, por ejemplo con el Festival Iberoamericano de teatro, un pequeño impulso hacia este campo de acción, pero realmente no es una cotidianidad en la vida social y cultural de los ciudadanos. Debido a esto, la pregunta inicial para dirigir la búsqueda de fuentes de información era ¿Por qué en Bogotá no existe una cultura del teatro? ¿Por qué no hay una gran participación de audiencia en este arte?

Para iniciar con la investigación, sin usar los buscadores como google, wikipedia y el rincón del vago, fue necesario buscar referencias en la biblioteca de la universidad Javeriana, ya que no reconocía ninguna página de internet que me ofreciera informes de investigación sobe el teatro en Bogotá. Además la página del ministerio de cultura no funcionó en las veces que intenté entrar. En esta medida ingrese a la página de la universidad, y en el catálogo de búsqueda de la biblioteca puse el término “teatro en Bogotá”. Luego de esto escogí dos títulos que aparentemente servían para mi tema. Uno de ellos era un artículo de una revista y el otro era una tesis de grado de un estudiante de la universidad.

Cuando comencé a echarle un vistazo a la tesis, la cual era muy completa, vi que tenía varias fuentes de referencia interesante. Entre ellas encontré una página de internet de cultura y recreación. A partir de esta referencia mi investigación se volcó a todos los informes y enlaces que aparecían en esta página.



Investigación:

La nostalgia del matinal. Por: Martha Villa Álvarez. Aparece en: Directo Bogotá Vol. 1, no. 2 (ene.- mar. 2003), p. 30-34

(5 páginas)

Este articulo sirve porque a partir de lo sucedido con un teatro en especifico de Bogotá, llamado Arlequín, se muestra el desarrollo de la caída de los teatro de barrio de la ciudad. Por medio de una especie de crónica, el texto hace una vuelta al pasado y cómo las personas de la década de los 50 (niños, jóvenes y adultos) pasaban su tiempo libre en teatros de calle o de barrio. A medida que fue pasando el tiempo, estos teatros comenzaron a deteriorarse y la gente comenzó a olvidarlos. Su ingreso económico no era lo suficiente para mantenerlos a flote y sus presentaciones escénicas eran cada vez menos. Aunque algunas organizaciones teatrales como el Intercolegiado de teatro o el Encuentro de cuenteros han intentado reunirse en estos espacios para retomar su vitalidad, es muy difícil que vuelvan a lo que eran antes (incluso por su mantenimiento): “El teatro Arlequín, que fue en sus años mozos el centro cultural de La Soledad, ha sufrido la misma suerte de tantos teatros de barrio: el abandono.” (pg. 31).

La crítica de teatro en Bogotá: Historia de un género amenazado. Por: Julio Enrique de la Hoz O'Byrne. Tesis de grado, Universidad Javeriana, 2007.

(89 páginas)

Esta tesis tiene 3 capítulos grandes y se tomaron dos de ellos como un informe de investigación por aparte ya que cada uno toca puntos diferentes sobre el tema.

En el capítulo 1 fueron relevantes los subtítulos a) La crítica: ejercicio valorativo del periodismo cultural, b) Campos culturales, c) Hacia una definición de periodismo cultural, d) La crítica: género criticado, e) El crítico de teatro debe ser también creador y f) La información teatral, ya que cada uno habla de cómo la prensa, en especifico El Tiempo, El Espectador, Semana y Arcadia hace referencia a los espacios culturas de la ciudad.

“Colombia es un país con una tradición teatral joven. A pesar de que los inicios de su actividad escénica se circunscriben al siglo XVI, en comparación con otras latitudes, incluso latinoamericanas, la experiencia teatral del país no tiene una fuerte incidencia en la población desde hace poco más de un siglo. En este tiempo, la prensa ha dado cuenta de la movida teatral y, aunque la información ha sufrido altibajos, nunca se había visto sumergida en una situación de crisis tan fuerte.” (Introducción pg. 8).

A) El autor dice que para hablar del teatro dentro de la prensa se tiene que explicar en dónde y cómo pasa esto. Por lo tanto hace referencia al término periodismo cultural, y expone diferentes autores que dan el significado de éste: “la forma de conocer y difundir los productos culturales de una sociedad a través de los medios masivos de comunicación” (cita a Ivan Tubaur pg. 10). Por otro lado expone varios autores que hablan sobre la cultura y su valor dentro de la sociedad como fuente de materialización de valores, ideales, costumbres, morales, artes entre otras cosas.

B) En la cultura hay interacción social, y estas interacciones se dan en campos sociales. Uno de esos campos es el arte; el teatro entra dentro de este campo. Pero a veces estos campos se ven afectados por el mercado y pierden su valor simbólico. Por lo tanto la cultura produce criterios tanto profundos como superficiales y vagos.

C) en este subtema el autor intenta hondar un poco más en lo que es periodismo cultural. Porque la palabra cultura puede ser algo confusa y pierde su sentido cuando hay cambio de términos en la prensa: “el periodismo cultural está en crisis debido a que no se busca el cultivo del espíritu, sino entretenimiento y ocupación para ratos de ocio, donde prima la visión materialista de la cultura, frente a la idealista” (pg. 15). Además dice que la prensa muestra esa cultura desechable, el show del momento y ya. Propone que los periodistas no sólo deberían dar información sobre los espectáculos del momento sino que deberían incentivar a realizar criticas culturales: “esta rama de la comunicación no sólo debe estar relacionada con eventos o creaciones artísticas, sino que debe ser capaz de interpretarlas según el marco social que las rodea.” (pg. 17). Acá se busca encontrar un verdadero periodismo cultural que acompañe a la sociedad.

D) “La información cultural, como lo expuse antes, no se debe dedicar únicamente a agendar eventos o productos, sino que debe presentar análisis e interpretación. Es aquí donde entran las columnas destinadas a reseñar obras artísticas. Dichas reseñas vienen en su mayoría cargadas de un juicio calificador que se conoce como crítica y que es considerado como un género más del periodismo.” (pg. 19). En este subcapítulo el autor dice cómo debe ser una crítica; esta debe ser mediadora entre el público y la obra, debe estar bien escrita, debe juzgar con rigor y honradez, debe dar alguna clase de valor y debe estar sin ningún compromiso.

E) acá se habla de dos formas para escribir sobre el teatro en este caso. El primero, se hace como crónica siguiendo fielmente lo que el público vio. El segundo, el cual es el que nos interesa, se juzga y se tiende a ser analítico. En esta escritura se debe conocer e identificar el recorrido artístico de los actores y de los procesos de las escenas. El crítico debe tener una sustentación teórica sobre el arte (conocimiento previo); debe conocer de lo que está hablando. Por otra parte el periodista o crítico que escribe sobre una obra de arte (teatro) está en todo su derecho de hacerlo como quiera, pero muchas veces sus gustos, disgustos y pasiones se ven reflejados en sus textos.

F) hay tres formas en el periodismo que dan a conocer la información teatral: la noticia, la crónica y la crítica. En la noticia sólo se habla sobre datos “superficiales”. En la crónica se utiliza un discurso narrativo que cuenta algo que pasó, los detalles son muy importantes. En la crítica hay un análisis y una interpretación de la obra, además de darle un juicio y un valor.

Capitulo 2, fueron relevantes los subtítulos a) El teatro que se vio: Un recorrido por la tradición escénica bogotana, b) Evolución del teatro bogotano de fin de siglo, c) Bienvenido el teatro comercial, d) Programas de ayuda.

A) En este punto, el autor hace un recorrido por el surgimiento del teatro en la capital y los textos críticos que surgen con él. El primer montaje fue en 1580, el primer teatro construido fue en 1793 llamado Coliseo Ramírez. Sólo hasta finales del siglo XIX se ve un movimiento de crítica teatral importante en la ciudad. La critica que se hacía sobre los montajes tenían si corriente política (liberal o conservadora). En principio los textos dar a conocer datos curioso, referencias literarias y aspectos de la vida “moderna”. Surgen periódicos de teatro y variedades como El Consuetra, El Proscenio. En estos, los textos críticos hablaban sobre los soportes técnicos, la iluminación, daban datos de la compañía, de la obra, de quién la escribió. En 1890 las mujeres logran entrar a escena. En el siglo XX la mayoría de montajes teatrales eran realizados por compañías extranjeras porque todo capitalino que estuviera involucrado en las artes escénicas era considerado persona libertina. La Compañía Nacional inició en 1903 y otros periódicos como La Crónica y El Autonomista comentaban sobre el teatro en Bogotá. En otras publicaciones como El Heraldo, El Repórter y El Semanario también daban informes sobre los movimientos en el teatro. Éste se vio influenciado por el teatro español y luego por el renacimiento y en los 40 cayó en una crisis económica. En los 60`s se creó La Escuela de Teatro del Distrito y el teatro experimental independiente fue tomando fuerza. “A medida que pasaba el tiempo, no sólo las escuelas y los grupos indicaban que el teatro en el país se estaba consolidando como un sector importante de la cultura nacional, sino que los festivales servían de punto de encuentro, apreciación y propagación del teatro colombiano.” (pg. 43). Así, a medida que el tiempo pasaba, en Colombia se fueron conformando compañías y corporaciones de teatro, al igual que se construyeron nuevos teatros. Se siguieron escribiendo artículos sobre las presentaciones, algunos de estos textos se destacaban por la profundidad pero otros eran sólo descripciones técnicas. En 1988 Fanny Mickey creo la más grande compañía de teatro en Bogotá; la Fundación Teatro Nacional, la cual trajo a Colombia una especie de soporte teatral. En los años 90 la crítica en la prensa hacia las artes escénicas decayó y hasta hoy no han vuelto a ser los análisis de antes.

B) acá se habla sobre la década de los noventa y se define el término de “teatro nacional”, y cómo entra la dramaturgia en todo esto: “Una de las tendencias que definió la dramaturgia colombiana en esta época fue la del “tercer teatro”, también conocido como “teatro marginal”, “vanguardista contestatario” o “teatro antropológico” (pg. 49). La dramaturgia corresponde a hablar sobre la existencia y la cotidianidad del ser humano. En esta década se comenzaron a dramatizar textos literarios y as mujeres tomaron un papel importante. “Las tendencias teatrales con las que termina el siglo están marcadas por imágenes limpias y precisas, por colores llamativos que entran en juego con los actores, por tecnologías que ampliaron los límites del espacio teatral y por la interacción con las diferentes clases sociales.” (pg.51).

C) “Desde los noventa, y aún hoy en día, se percibe la brecha entre los grupos que tienen una poética propia y las compañías que buscan el éxito a través de obras escritas bajo formas de dramaturgia comercial. Los primeros entran en la categoría de teatro artístico, teatro experimental o teatro serio; a los segundos se les conoce como teatro comercial, teatro rosa, frívolo, “digestivo” (teatro para hacer la digestión, el término viene de Francia) o chatarra. Estos rótulos los han impuesto los mismos teatreros y / o críticos.” (pg. 51). Esto hizo que el teatro entrara en crisis durante un largo periodo.

D) En este subtitulo el autor da cuenta de una serie de colaboraciones económicas y “anímicas” que se ha hecho al teatro en Bogotá desde 1993, y para poder incluir a las artes escénicas en la cotidianidad, en la cultura de los ciudadanos: “Las salas concertadas y su festival serían apoyados por La Ley de Teatro que se encuentra actualmente en discusión en el Congreso de la República. Si el Senado aprueba esta norma y luego el Presidente la firma, el Estado se encargará de promocionar la cátedra de Teatro y Artes Escénicas en los programas académicos de enseñanza básica primaria y media. La ley plantea también organizar presentaciones de obras de teatro en las escuelas y colegios de manera permanente.” (pg. 53). Se reconocen diferentes becas y programas de organizaciones gubernamentales y no gubernamentales para el soporte e incentivo del teatro.

ESTADO DEL ARTE DEL ÁREA DE ARTE DRAMÁTICO EN BOGOTÁ D.C. Por: Enrique Pulecio Mariño, Miguel Alfonso Peña y Jorge Manuel Pardo. Investigación realizada por la Alcaldía de Bogotá y la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte. 2007. Se encuentra en: http://www.culturarecreacionydeporte.gov.co/observatorio/documentos/investigaciones/estadosArte/arteDramatico.pdf

(321 páginas)

De la Primera parte: Ciudad, Cultura y Teatro se usaron 3 capítulos: Formar ciudad. Alcaldía de Antanas Mockus (1995-1997), Por la Bogotá que Queremos. Alcaldía de Enrique Peñalosa (1998-2001) y Bogotá para Vivir Todos del Mismo Lado. Alcaldía de Antanas Mockus (2001-2003) como documentos separados.

A) Formar ciudad. Alcaldía de Antanas Mockus (1995-1997)

En este capítulo se trata sobre las acciones que este alcalde realizó durante su periodo de mando con respecto al teatro. “La prioridad de la administración de Antanas Mockus, siendo director del Instituto Distrital de Cultura y Turismo Paul Bromberg, estaba dirigida al eje principal del programa de gobierno, que se denominó cultura ciudadana. Esta política

[…] rompió con el énfasis de la oferta artística y se abrió paso hacia la investigación

De la ciudad, la organización del sistema cultural del Distrito y la pedagogía ciudadana

[…] La dirección del Instituto mediante la resolución 257 de 1995 adoptó un nuevo manual de funciones cuyo fi n era la definición de las competencias, responsabilidades y funciones específicas de los empleados de la entidad. [Reseña histórica del Instituto Distrital de Cultura y Turismo]” (pg. 49).

Esta capitulo está dividido en proyectos que planificó y realizó este personaje:



El programa Salas Concertadas: “Sin políticas de fomento a las artes escénicas, las directivas de Colcultura (Ramiro Osorio, Miguel Durán y Álvaro Restrepo) se preguntaban cómo generar una política para el sector teatral amplia, equilibrada y que estuviera en armonía con los preceptos enunciados con la Constitución de 1991. Es cuando se concibe el Sistema Nacional de

Cultura que se estableció en 1994.”(pg. 51).



Cultura Ciudadana: “El plan de gobierno se conoció como Formar Ciudad y convirtió la cultura ciudadana en eje central en torno al cual se estructuró la acción de las políticas públicas.” “ahora estaban relacionados con temas como participación ciudadana, educación, convivencia y fortalecimiento del capital social.” (pg. 53). Se gestionó una formación cultural con la ayuda de compañías de teatro.

MUESTRA DE TEATRO NO CONVENCIONAL: “Esto dio paso al desarrollo de otras líneas que fueron extendiendo tanto la cobertura del teatro hacia un público más amplio, como el estímulo a grupos de teatro cuyo oficio no estaba ligado al devenir de las salas concertadas ni del teatro de sala propiamente dicho.” (pg. 61). Acá se comenzaron a ver más espectáculos en sótanos, talleres de dramaturgia, festivales u proyectos investigativos sobre el teatro.

PERIODO DE TRANSICIÓN (ADMINISTRACIÓN DE PAUL BROMBERG): “Se constata una tendencia a que cada sector se desarrolle por sí mismo, dentro de su propia esfera y en la especificidad de sus problemas, como si tan sólo se tratara de cumplir con programas artísticos y culturales sin conexión con el desarrollo integral de la ciudad” (pg. 67). Habla sobre ciertos inconvenientes para el óptimo desarrollo de la cultura ciudadana.

B) Por la Bogotá que Queremos. Alcaldía de Enrique Peñalosa

(1998-2001)

Este capítulo, al igual que el anterior, habla sobre el tiempo de alcaldía de Peñalosa y sus gestiones en la parte cultural, específicamente en el teatro. A pesar que no siguió con una continuidad con las políticas de Mockus tomó algunos conceptos de lo anterior. “Este plan estructuró siete grandes prioridades, siendo la cultura el elemento que las articula a todas. Ellas son:

•Promoción de la solidaridad y el compromiso para la convivencia.

• Fomento del buen uso del tiempo libre y el espacio público.

• Fortalecimiento de la descentralización.

• Participación ciudadana.

• Eficiencia institucional.

• Recuperación y ampliación del espacio público.

• Seguridad y convivencia.” (pg. 69)

Este capítulo tiene divisiones también:



Las SEIS DIVISIONES DEL INSTITUTO DISTRITAL DE CULTURA Y TURISMO: menciona la presencia de un Asesor de artes escénicas gracias a las políticas teatrales del Instituto.

Inversión: acá se presenta una tabla donde dice el porcentaje de inversión en políticas culturales en 1998 (75 %), en 1999 (79%) y en el 2000 (83%). Estas inversiones se realizaron para buscar nuevos espacios de esparcimiento cultural: “La programación como oferta cultural abierta a todos los públicos no sólo buscaba atraer un gran número de espectadores a estas expresiones artísticas y culturales, sino también hacer

Que un grupo grande de artistas participantes formara parte de la agenda cultural del

Distrito” (pg. 71). El apoyo financiero se dirigía a talleres, logística, homenajes, convocatorias, invitación de artistas, eventos y soporte en mantenimiento de espacios.

Redefinición de 1999: el Instituto Distrital de Cultura y Turismo redefinió políticas y características para la reforma institucional de Bogotá, entre esos cambios están: Formulación de políticas, difusión y promoción de las artes, las ciencias y la cultura, velar por el cumplimiento de las normas protectoras de los monumentos nacionales, planteamiento, ejecución, financiación y organización de proyectos y eventos, promoción de artistas y autores, y desarrollo de las diferentes expresiones artísticas.

FESTIVAL IBEROAMERICANO DE TEATRO: “Que un festival de teatro como el Iberoamericano haga parte de las políticas del Instituto implicaría reformas dentro de éste, en la medida que demandaría un grupo de trabajo amplio: “más personal para que asuma la dirección de estos proyectos, y la tendencia es totalmente otra, contraria: menos personal en la planta y una sola persona que se encargue de todo”” (pg. 80),

CONVOCATORIAS 2000: becas, premios y fomentos para el teatro del nuevo milenio.

C) Bogotá para Vivir Todos del Mismo Lado. Alcaldía de Antanas Mockus (2001-2003) “Hay que destacar que en el cambio de la administración de Enrique Peñalosa a la segunda administración de Antanas Mockus se elevó la participación de la partida para Arte Dramático. El porcentaje de participación durante el año 2001 para esta área fue del 25,36%.” (pg. 82). Hay una tabla de las inscripciones de carreras artísticas (artes plásticas, música y artes escénicas) en la ASAB en el 95, donde se ve un incremente del primer al segundo semestre del año. Hay otra tabla donde muestra los costos realizados en diferentes actividades sobre cultura, tales como eventos artísticos, concursos, apoyo de eventos y apoyo de gestión.

Este capítulo también tiene divisiones:



REFORMA AL SISTEMA DISTRITAL DE CULTURA: “Con el fi n de lograr una mayor participación por parte de actores sociales, una mayor injerencia de las localidades en la gestión cultural del Distrito, se inició en 2001 una consulta para modifica car la normativa, que culminó con la reforma del Sistema Distrital de Cultura mediante el Decreto 221 de 2002.” (pg. 92). Hay una tabla que muestra los recursos económicos que se aportaron del 2001 al 2004 para las reformas culturales, con un total de $32.547.786,5. además hay otra tabla que muestra el numero de eventos teatrales que se realizaron en el 2001 y 2002, con un gran aumento en el segundo año (10.174), también hay una tabla con la inversión económica a talleres, logística, homenajes, convocatorias, invitación de artistas, eventos y soporte en mantenimiento de espacios con un total de $1.235.600.000.

CONVOCATORIAS 2001: La modalidad de fomento al arte a través de las convocatorias, aunque discutida en ciertos sectores, ha sido aceptada comúnmente como una forma democrática, dinámica, transparente y fecunda en el estímulo a la creación.” (pg. 99)

FORMULACIÓN DE UNA POLÍTICA CULTURAL PARA LA CIUDAD: hay un aumento en la participación de eventos y propuestas presentadas frente a las iniciativas cultural.

INDICADORES DE GESTIÓN DE LA ACTIVIDAD TEATRAL: SALAS CONCERTADAS 2002: se da el número de funciones realizadas, los porcentajes de participación, los gastos y las retribuciones. Hay una tabla que informa el presupuesto de la Gerencia de Arte Dramático para el 2002 para apoyos de gestión, logística y realización, con un total de $970.960.000.

CONVOCATORIAS 2002: nuevas becas y premios para fomentar el arte dramático.

SISTEMAS DE PARTICIPACIÓN: “En esa administración se notó el afán por replantear las políticas culturales, fijar nuevas metas y objetivos, y buscar nuevas formas de resonancia en los intereses de los ciudadanos.”(pg. 101). Se define una composición del sistema Distrital de Cultura del Distrito Capital.

NUEVA GERENCIA, NUEVAS ACCIONES: “Parte sustancial de la estrategia de la nueva gerencia consistió en redefinir las relaciones con el sector teatral de la ciudad. Dicha estrategia está determinada en dos acciones distintas pero a la larga convergentes: a) acatar de lleno las normas expresadas en el Decreto 221 del 31 de mayo de 2002, que reglamenta el Sistema Distrital de Cultura, dando plena representatividad al Consejo Distrital de Arte Dramático, organismo que apenas si se había establecido con menos de 30 votos hacía menos de un año, y al cual, por iniciativa del mismo, hubo que refrendarle el respaldo en la asamblea de mayo de 2003, donde participó un número histórico de representantes del teatro bogotano: más de 250. b) Generar espacios de participación que incluyeran o vincularan a otros sectores de la actividad teatral de la ciudad.” (pg. 105).

Acuerdos con Salas Concertadas

Acuerdos y acciones con grupos profesionales2 sin sede

Acuerdos y acciones con el sector de teatro infantil y juvenil

Acuerdos y acciones sobre formación, investigación y crítica teatral

Acuerdos y acciones con el sector de teatro callejero y popular

Así, este informe de investigación, realiza un recuento de los desarrollos culturales que se realizaron en 2003 y luego en la alcaldía de Luis Eduardo Garzo (2004-2007). Muestra sus convocatorias, sus propuestas, su presupuesto y sus gestiones para el arte dramático.



Desarrollo y final de la investigación:

Luego de leer y tener claro que efectivamente si existen políticas culturales y sí se han hecho proyectos para el desarrollo, mejoramiento y apropiación de las artes escénicas, la pregunta inicial con la que se empezó a buscar información fue replanteada. Las primeras preguntas se realizaron por la falta de información que yo tenía respecto al tema, por lo tanto, ahora que estoy más informada me puedo preguntar ¿por qué, a pesar de haber presupuesto e intenciones en las reformas culturales y en la inclusión de las artes en nuestra cultura, nosotros como ciudadanos activos rechazamos esos incentivos? ¿Acaso se debe por falta de información respecto a los eventos culturales que realizan las instituciones gubernamentales?

De esta forma nos surge otro interrogante acerca de la importancia de los medios de comunicación para que el arte dramático se desarrolle en la ciudad. Pero esto es un tema que se tocará en otro informe de investigación. Por ahora me queda decir que sí creo que haya una gran responsabilidad en los medios para que los ciudadanos se enteren de lo que pasa en su campo social y puedan asistir y generar otra cultura. Por mi parte, luego de este informe de investigación conocí nuevas páginas web que me dan a conocer diferentes eventos, concurso, talleres y demás, que se realizarán en la ciudad de Bogotá.

El teatro en Bogotá tiene las suficientes herramientas y recursos para ser uno de los mejores en el mundo. Lo que pasa es que la audiencia no ha sentido una inclusión de esta cultura. Se necesita más publicidad al respecto y reconocer que ese aspecto también hace parte de nosotros.



Sería lindo ver que hay una acogida a las artes que no conocemos tanto. Por ejemplo en las universidades debería incentivarse el hecho de participar en grupos de artes escénicas, además de crear facultades y carreras que lleven este nombre. Hay muchas personas interesadas en estas artes, pero como todavía no es muy reconocido en el país, todavía existe un temor a involucrarse de clavado en ellas. El gobierno está tratando de ayudar este campo, pero queda en nuestras manos si lo recibimos o no.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal