Informe sobre el cumplimiento de las decisiones de la XV reunión del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe



Descargar 192.82 Kb.
Página5/6
Fecha de conversión29.03.2018
Tamaño192.82 Kb.
1   2   3   4   5   6

101. Cabe destacar también una iniciativa regional del PNUD “Energía para el alcance de los ODMs en el Caribe”, que empezó actividades a principios de Julio 2009. Este proyecto regional tiene como objetivo aumentar la capacidad a nivel tanto nacional como regional del sector energético, de manera que este contribuya efectivamente al alcance de los ODMs en la región, como por ejemplo en la reducción del impacto de las actividades de este sector (energético) sobre el medio-ambiente (ODM7) y el cambio climático. En su fase inicial, esta iniciativa cubre cinco (5) países (Barbados, Guyana, Jamaica, Surinam, y Trinidad y Tobago) y apoya a la Unidad de Energía de CARICOM. Dentro de sus principales objetivos se encuentran la promoción de la eficiencia energética y del uso de energías renovables. Esto se manifiesta por ejemplo en el apoyo puesto a la disposición del Comité de Energía Renovable, creado por el Ministerio de Energía e Industrias Energéticas de Trinidad y Tobago para elaboración de la Estrategia Nacional de Energías Renovables; al igual que, el apoyo que se le brinda a las Oficinas de País del PNUD, en Jamaica, Guyana y Surinam, en la elaboración de sus programas de energía. Otro apoyo proporcionado por el proyecto regional del PNUD “Energía para el alcance de los ODMs en el Caribe” estriba en el apoyo a los países involucrados con la movilización de recursos financieros, técnicos y humanos para facilitar la implementación de proyectos de energías renovables y de eficiencia energética, o para facilitar cambios de tecnologías que contribuyen a un desarrollo sostenible basado en tecnologías de bajas emisiones de carbono. Este tipo de apoyo se concretizan, por ejemplo en Guyana, con la implementación del proyecto de “Promoción del Acceso a Servicios Energéticos para el Alcance de los ODMs en las Regiones Internas (Hinterlands) a través de Alternativas de Energías Renovables”; y en Trinidad y Tobago, por ejemplo, a través de apoyo que se le brinda al gobierno para promover la transición a nivel nacional de motores de gasolina a motores de gas natural.  Este proyecto regional del PNUD busca sinergias con otras iniciativas, como los del centro de los 5C, la Unidad Energía de CARICOM y demás actores importantes del sector. De igual forma, toma en cuenta las experiencias y los resultados generados por otras iniciativas, como el Programa de Desarrollo de Energía Renovable en el Caribe (CREDP en ingles, para Caribbean Renewable Energy Development Project) que culminará a final de 2009. Esta fue una iniciativa de los propios Ministros de Energía de los países-miembro de CARICOM que tuvieron el interés en facilitar la adopción de las energías renovables eliminando las barreras y reduciendo los costos incrementales, para reducir el impacto del sector energético sobre el medioambiente. Se focaliza principalmente sobre proyectos conectados a la red de energía eólica, de biomasa, hidráulicos, de cogeneración y de recursos geotérmicos.
102. En el Brasil, el PNUD apoyó en la formulación y puesta en marcha de buses propulsados por celdas de hidrogeno, cuyo lanzamiento tuvo lugar durante el segundo semestre de 2009. Este proyecto tiene como objetivo, como su nombre lo describe, estimular el desarrollo y utilización de buses propulsados por celdas de hidrogeno a través del apoyo a una significativa prueba operativa de los mismos en el área metropolitana de San Paulo, con base en la cual se le proveerá de retroalimentación a los desarrolladores de esta tecnología y que también servirá para adquirir experiencia significativa en la tecnología por parte de las instituciones locales.
103. En México, el PNUD ha contribuido con la construcción del Centro Regional de la Tecnología Eólica, a través del proyecto Plan de Acción para la eliminación de Barreras contra la implementación a Gran Escala de Energía Eólica en México. Los principales objetivos de este proyecto son los de: Reducir las emisiones de CO2 a nivel mundial en cuatro (4) millones de toneladas (Mt) por año, por medio de la promoción del desarrollo de un mercado comercial de energía eólica en México, con una capacidad instalada meta de energía eólica de 2,000 MW en diez (10) años. Un proyecto piloto equivalente (a ser replicado en el país), pero de menor escala, dio inicio en Uruguay en mayo de este año, bajo la asesoría y apoyo técnico/administrativo del PNUD, para el desarrollo de inversiones en la generación de energía eólica comercialmente rentable. A la fecha, el proyecto ha alcanzado negociar inversiones que aseguran la instalación en el país de granjas eólicas capaces de generar 10 MW de energía.
104. En abril de este año, también en México, tuvo lugar un Seminario Nacional para el Financiamiento de proyectos Fotovoltaicos, con el asesoramiento técnico y la implementación especializada del PNUD a través del proyecto Sistemas Domésticos de Celdas Fotovoltaicas conectadas a la Red de Mexicali.
105. En Chile tuvo lugar, bajo la implementación y monitoreo del PNUD, el último año de ejecución del proyecto de Electrificación Rural con Energía Renovable, cuyas actividades contribuyeron con la remoción de barreras contra el uso de Energías Renovables No Convencionales, en el marco del Programa Nacional de Electrificación Rural de Chile, por medio del desarrollo de una serie de actividades que contribuyeron a disminuir las emisiones de gases de invernadero producidos por fuentes de energía en áreas rurales y mejoraron las condiciones de vida de comunidades rurales. Proyectos equivalentes tuvieron su último año de implementación, bajo la implementación y monitoreo del PNUD, en Costa Rica, Bolivia y Perú, los cuales se dirigieron a eliminar las barreras más comunes (financieras, técnicas y de recursos humanos) para alcanzar la electrificación de áreas rurales con tecnologías aplicadas de fuentes renovables de energía; que en el caso particular de Costa Rica, además de los evidentes efectos en la reducción de Gases de Efecto Invernadero, alcanzó la electrificación de 329 comunidades rurales a través de micro-plantas eléctricas o sistemas fotovoltaicos, lo que contribuyó a reducir las emisiones de CO2 en un estimado de 210,000 toneladas.
106. Otro proyecto cuyas últimas actividades tuvieron lugar a principios de 2009, bajo la implementación y monitoreo del PNUD, fue el proyecto Desarrollo de la Hidroelectricidad a Pequeña Escala para Usos Productivos en Zonas Fuera de Red, el cual contribuyó a reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) originadas por el manejo de combustibles fósiles en la generación eléctrica para usos productivos en las áreas rurales no integradas al Sistema Interconectado Nacional, mediante la remoción de barreras y la reducción del costo de implementación y diseminación de las Pequeñas Centrales Hidroeléctricas (PCH) en Nicaragua para promover el desarrollo productivo en zonas rurales fuera de red.

Decisión 15

Reconocimiento y Fortalecimiento de la Participación
de los Pueblos Indígenas

107. La incorporación de los grupos indígenas en las reuniones Regionales de la Sociedad Civil ha sido una prioridad, así como en los Talleres subregionales de la Red TUNZA y en las Conferencias mundiales de Jóvenes y Niños.



108. En la Comarca Lagunera, México, del 15 al 20 de junio 2008, se celebró la Semana de la Sustentabilidad, el Medio Ambiente y la Cultura, actividad que fue realizada por Mundo Sustentable (ONG de México), en colaboración con la Presidencia del Foro de la Sociedad Civil de América Latina y el Caribe y el apoyo del PNUMA. A este encuentro fueron invitados representantes de los pueblos indígenas. Adicional a estas actividades, en el Proyecto de Programa Conjunto: Incorporación de Medidas de Adaptación y Mitigación del Cambio Climático en el Manejo de los Recursos Naturales en dos Cuencas Prioritarias de Panamá, que se menciona en más detalle en la Decisión 17 de Cambio Climático, la participación de los pueblos indígenas, específicamente los pueblos Emberá Wounnan, Nögbe-Bugle y Wargandi se ha incorporado como componente integral del proyecto y se han convocado en los procesos para la toma de decisiones y aprobaciones de los programas de trabajo, y para su participación en las diferentes etapas del proyecto.

Decisión 16


Manejo Sustentable de Tierras

109. En el XVI Foro realizado en República Dominicana en el año 2008, los Ministros de Medio Ambiente estimaron necesario revisar el tema y promover una visión regional en la lucha contra la desertificación, la degradación de la tierra y la mitigación de los efectos de la sequía. Además, discutieron con preocupación el bajo perfil de la Convención de las Naciones Unidas en Lucha contra la Desertificación (CNULD) y la ausencia de temas específicos de financiamiento en los programas de los órganos nacionales e internacionales especializados, así como la reducción significativa de los flujos esperados de recursos internacionales canalizados por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), destinados a la lucha contra la degradación de la tierra en América Latina y el Caribe.



110. Reconocieron que es necesario actuar de manera sinérgica y con un enfoque sistémico en la instrumentación regional de medidas adecuadas, enfatizando la importancia de la armonización de los esfuerzos y la movilización de recursos técnicos y financieros.

111. Por lo tanto, recomendaron la formulación e implementación de estrategias regionales orientadas a asegurar la convergencia e integración de los Programas de Acción Nacional, Subregional y Regional de Lucha contra la Desertificación y los Efectos de la Sequía, con estrategias nacionales, regionales y subregionales relacionadas con seguridad alimentaria y erradicación de la pobreza, así como con programas y planes nacionales, regionales y subregionales de adaptación al cambio climático, conservación de la biodiversidad, gestión de recursos hídricos y manejo forestal sostenible.

112. En virtud de lo anterior, el Foro de Ministros acordó llevar a cabo acciones conducentes a la elevación de la atención del tema en las políticas públicas de sus respectivos países y promover decisiones conducentes a la dotación de fondos sustanciales en las líneas de acción de los organismos financieros multinacionales. En este tenor el Foro solicitó al Comité Técnico Interagencial y a la Secretaria del Foro (PNUMA), en coordinación con el Mecanismo Mundial (MM), la elaboración de una propuesta de alcance regional que indique modalidades y acciones necesarias para incrementar el flujo de recursos financieros para apoyar la implementación al nivel nacional, subregional y regional, de la CNULD bajo un enfoque sinérgico, la cual debe estar en línea con lo establecido en la Estrategia Decenal de la CNULD.

113. Solicitaron también al Comité Técnico Interagencial y la Secretaría del Foro (PNUMA), en colaboración con el Mecanismo Mundial, fortalecer la interacción ante otras agencias internacionales de cooperación, particularmente bancos multilaterales de desarrollo y fondos internacionales, incluido el FMAM, para el establecimiento de programas y previsiones presupuestarias orientadas a la lucha contra la desertificación y el manejo sostenible de la tierra, considerando esta perspectiva en sus prioridades de acción corporativas, creando y/o fortaleciendo líneas de financiamiento y cooperación técnica con este propósito, confiriendo la debida prioridad a la región de América Latina y el Caribe.

114. En cumplimiento de lo anterior, el MM trabaja en la formulación de una Estrategia Financiera Regional (EFIR), en consulta con las agencias que conforman el CTI, quienes la presentarán a los Ministros para su posterior aprobación. Esta estrategia proporcionará la identificación de los medios idóneos para la movilización de los recursos necesarios para promover el Manejo Sostenible de la Tierras y la implementación de la CNULD.
115. El PNUD brindó asesoría técnica y especializada para el desarrollo y puesta en marcha de una iniciativa orientada a la recuperación de vastas extensiones de tierra a lo largo de la región andina del Perú que está siendo afectadas por procesos severos de degradación y pobreza extrema; a través de la implementación de un proyecto piloto en el área de Las Bambas que es víctima de una masiva operación minera de cobre. El proyecto aprovechará las oportunidades de colaboración entre los sectores: privado, gubernamentales (a nivel nacional, regional y local) y las comunidades locales en apoyo al manejo sostenible de tierras; y será experiencia será replicada en otras áreas del país víctima de los efectos de la degradación de tierras.
Decisión 17
Cambio Climático

116. La región de América Latina y el Caribe se enfrenta a la amenaza del cambio climático. Muchos países de la región presentan niveles muy altos de vulnerabilidad frente a fenómenos climáticos extremos, capaces de desencadenar desastres que comprometen su proceso de desarrollo como el caso de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo del Caribe.



117. Estas particularidades contribuyen a explicar por qué la región ha desempeñado un papel muy destacado en los procesos multilaterales de negociación relacionados con el cambio climático y por qué hoy se inserta con reconocible fuerza en las acciones que se desarrollan bajo el protocolo de Kyoto y en particular en el Mecanismo para un Desarrollo Limpio. El Foro de Ministros ha contribuido sensiblemente a la participación de los países en estos procesos, y el tema ha estado presente en las sucesivas reuniones, consecuentemente con el relieve que ha ido tomando a nivel global y regional, y se encuentra actualmente incluido con una línea temática del Plan de Acción Regional.

118. Para continuar encaminando esfuerzos en el fortalecimiento de la capacidad regional para la participación activa en los procesos de negociación e implementación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, con miras a hacerle frente a los problemas que enfrenta la región, de manera conjunta a nivel global, regional y subregional, en noviembre de 2008, se llevó a cabo el Taller Preparatorio para Negociadores de América Latina en Poznan, Polonia. En el mismo se analizaron los tres documentos que fueron presentados en la Conferencia de las Partes (COP por sus siglas en inglés) realizada en Bonn, Alemania.

119. En 2009, se realizó el Taller de Negociadores de Cambio Climático de los países del Sistema de Integración Centroamericano (SICA) y de la Comunidad Caribeña (CARICOM) en León, Nicaragua, del 11 al 13 de mayo, organizado conjuntamente con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo y en cooperación con el Gobierno Danés.

120. Asimismo, se desarrolló el Taller de Negociadores de Cambio Climático de los países de América Latina, en la ciudad de Panamá, conjuntamente con el Secretariado de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, dándole continuidad a los talleres regionales preparatorios de COP 13 y 14, realizados desde 2007. El objetivo fue fortalecer las capacidades de negociación y discutir las posiciones de la región en vistas a las negociaciones multilaterales previas a la COP15 a celebrarse en diciembre 2009 en Copenhague.

121. En el esfuerzo por proveer información actualizada con bases científicas sólidas relevantes a nuestra región y que estén a disposición de los tomadores de decisiones y sectores involucrados, el PNUMA apoyó el desarrollo de actividades de evaluación relacionadas con la vulnerabilidad y recopilación de datos para la implementación de acciones de adaptación al cambio climático, las cuales revirtieron en las siguientes publicaciones dedicadas a dos subregiones con mayor vulnerabilidad en la región. Estas publicaciones son: “-Mitch: Una década después. Panorama de tendencias del medioambiente en América Central”, la cual incluye posters, mapas, y que fue desarrollado con la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) , CEPAL, y otras agencias del Sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones; y “Cambio Climático en el Caribe y los desafíos de la adaptación, 2008”, que fue desarrollado con la Secretaría de la Comunidad Caribeña (CARICOM), la Universidad de las Indias Occidentales (University of West Indies), el Centro de la Comunidad Caribeña para el Cambio Climático (CCCCC), y CATHALAC.

122. También referente a evaluaciones, se está realizando un proyecto de implementación en la región para la integración de los factores de cambio climático y ecosistémicos en las evaluaciones de riesgo y procesos de planificación asociados. Este proyecto se sitúa, inicialmente, en la región del Caribe, específicamente en Jamaica, como caso de estudio y con miras a su posible replicabilidad en la región.

123. Por otro lado, a nivel nacional, el PNUMA apoya el diseño de un programa para la implementación de la primera fase del Panel Brasileño de Cambio Climático, proyecto promovido por Brasil para implementar su Plan Nacional contra el Cambio Climático El Panel tiene como propósito la promoción de avances para el entendimiento de los riesgos y potenciales impactos del cambio climático, compilando, analizando y haciendo una revisión integral de la información relevante de sectores claves responsables de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

124. Con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales de México, en septiembre de 2008, PNUMA firmó un acuerdo para la implementación de acciones conjuntas, incluyendo la creación de capacidades en la implementación de acuerdos multilaterales, en particular para la adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático, así como la promoción de acciones de cooperación Sur-Sur en la región de América Latina y el Caribe, entre otros.

125. En otro orden, se ha participado en la Plataforma Regional para la Reducción del Riesgo de Desastres llevada a cabo en Panamá del 17 al 19 de marzo de 2009, organizada por la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres, EIRD. Además se promovió el conocimiento e intercambio de experiencias sobre las políticas y legislaciones relativas al cambio climático en el marco del la XI Reunión de la Comisión de Medio Ambiente y Turismo del PARLATINO realizada en Santo Domingo, República Dominicana el 5 y 6 de marzo 2009 y la creación de capacidades a través de conferencias sobre cambio climático dictadas en el V Programa de Capacitación en Derecho y Políticas Ambientales, que tuvo lugar en Asunción, Paraguay en mayo 20-30, 2008 y en el Programa Regional de Capacitación en Gobernanza Ambiental de Zonas Costero-marinas, celebrado en mayo de 2009, en Panamá.

126. El Proyecto CHENACT mencionado en secciones previas, también se relaciona con el Cambio Climático. Destinado a ayudar al sector hotelero del Caribe en la migración hacia la mayor eficiencia energética y uso de energías renovables, también estudiará las posibilidades de obtener créditos de carbono para reducir las emisiones de dióxido de carbono a través del mecanismo de desarrollo limpio de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

127. El PNUMA, en el marco del Fondo PNUD-España para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, participa la implementación de tres programas conjuntos enfocados en incrementar la capacidad de las poblaciones y del país para la adaptación al cambio climático y la capacidad de realizar acciones de mitigación en Panamá, Perú y Nicaragua (2008-2011) a saber:

  • Programa Conjunto: Incorporación de Medidas de Adaptación y Mitigación del Cambio Climático en el Manejo de los Recursos Naturales en dos Cuencas Prioritarias de Panamá.

  • Programa Conjunto: Ordenación Adaptativa e Integrada de los Recursos Ambientales y Riesgos Climáticos en Micro Cuencas Altoandinas de Perú.

  • Programa Conjunto: Gestión Ambiental Local para el Manejo de Recursos Naturales y Provisión de Servicios Ambientales en la Reserva de Biosfera Bosawas de Nicaragua (más información en http://www.undp.org/mdgf/environment_jp.shtml).

128. El PNUD ha avanzado con la implementación de un componente clave de su Programa de Cambio Climático, el proyecto Carbono-2012. Con una donación importante del gobierno de España, este proyecto de cuatro años, brindó apoyo a países de la región en la movilización de fondos destinados a combatir las emisiones de carbono como una fuente potencial de financiamiento para proyectos de mitigación del cambio climático, que contribuyen al desarrollo sostenible. El proyecto Carbono-2012 se ha puesto en marcha en ocho países de la región, con una representación balanceada del Caribe, América Central, países andinos y Cono Sur.
129. El proyecto está orientado a países con mercados incipientes en relación con el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), que aún no han realizado su máximo potencial. De igual forma, se concentra en actividades a nivel nacional que apoyan tanto a los gobiernos nacionales y regionales, como al sector privado a entender y actuar ante las nuevas oportunidades de inversión relacionadas con la reducción de las emisiones de carbono que están emergiendo en el régimen de Cambio Climático post-2012.
130. El proyecto Carbono-2012 complementa el trabajo del Programa de Carbono de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM-C) del PNUD, el cual apunta hacia:

  1. Un incremento en el número de países que se benefician del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto;

  2. Apoyar el desarrollo de proyectos MDL que puedan ayudar a los países a alcanzar sus ODM.


131. A través del desarrollo de capacidades en los sectores público y privado para acceder a los fondos MDL y atraer la inversión en proyectos de cambio climático, el proyecto Carbono-2012 ayuda a posicionar a los países y compañías para tomar ventaja de la ayuda disponible a través del ODM-C. En conjunto, estas iniciativas del PNUD contribuyen a transformar los mercados emergentes nacionales de MDL que aún no han alcanzado su potencial máximo, en mercados maduros de carbono que constituyen una fuente importante de ingresos para los esfuerzos nacionales de desarrollo sostenible.
132. Otra iniciativa regional que el PNUD ha impulsado en respuesta al compromiso adquirido en el COP 13 celebrado en Bali en el año 2007, plasmada en el Mapa de Ruta de Bali (“Bali Road Map”), es el Proyecto Política 2012: Apoyo a la Inversión y Financiamiento de Largo Plazo para hacer frente al Cambio Climático: Evaluación de las Implicaciones de Políticas hasta y más allá del 2012 (“Policy 2012”), el cual está dirigido hacia:

  • Incrementar las capacidades nacionales de los países de la región para: coordinar la aplicación de las visiones ministeriales, participar en el proceso de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC por sus siglas en inglés), y negociar el posicionamiento nacional dentro del período del Plan de Acción de Bali;

  • Analizar las inversiones y flujos financieros para atender al cambio climático en un máximo de tres sectores clave y/o actividades económicas por país, y mejorar la capacidad sectorial de planificación ante el cambio climático.


133. Esta iniciativa, podría llegar a 19 países cuando llegue a su máxima cobertura. Actualmente esta activa en Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, Paraguay, Perú, Republica Dominicana, Saint Lucia, y Uruguay. El objetivo general de esta iniciativa es el de apoyar a los países a medida en que participan en este desafiante y complejo proceso de negociación, a través de la asistencia a las partes interesadas a nivel nacional en la coordinación de los distintos puntos de vista para definir sus políticas en materia de cambio climático que deberán reflejar un carácter transversal en una variedad de sectores. Se ha facilitado la realización de un número de talleres para entablar diálogos nacionales en distintos países de la región.


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal