Informe foro san jose costa rica. Introduccion



Descargar 219.46 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión29.01.2018
Tamaño219.46 Kb.
  1   2   3   4

INFORME FORO SAN JOSE COSTA RICA.
INTRODUCCION
Cuando analizamos la situación del agua en Costa Rica se concluye que al igual que muchos países de Latinoamérica, en términos generales existen diversas problemáticas similares tales como, la falta de tratamiento de las aguas servidas, el no cumplimiento de las normas vigentes de una forma eficaz y efectiva para la regulación o eliminación de los efluentes contaminantes que se depositan en los cuerpos de agua así como la ambigua política de plantear discursos que pregonan la protección del ambiente mientras se desarrollan proyectos altamente riesgosos para la seguridad ecológica y por lo tanto hídrica.
Sin embargo, Costa Rica, a diferencia de otros países de la región latinoamericana tiene ciertas condiciones que se podrían considerar mejores, tales como: el abastecimiento de agua potable a la mayoría de la población, una institución profesional y eficaz en el abastecimiento del agua y ciertos territorios preservados como parques nacionales que pueden ser cruciales para la producción hídrica.
Existen diversas políticas erróneas en cuanto a la seguridad hídrica y carencia de legislación efectiva, así como falta de voluntad política para lograr una verdadera sustentabilidad del agua en Costa Rica. Tales políticas se caracterizan por la carencia de un ordenamiento territorial que establezca claramente las regiones de producción y de recarga hídrica y a partir de estas premisas planificar el desarrollo agropecuario, industrial, inmobiliario y turístico. Tales carencias de planificación aunados a la falta de un manejo integrado de cuencas causa desastres ambientales que repercuten en la potencialidad hídrica del país, el descontrol de la producción de piña en Siquirres constituye un claro ejemplo de tales yerros. Seis mil personas sin agua abastecidas a través de cisternas constituye un claro ejemplo de situaciones críticas que seguirán aconteciendo si no se prioriza la seguridad ecológica e hídrica para las presentes y futuras generaciones, antes que la instalación de procesos de producción, que pongan en riesgo la seguridad de las aguas subterráneas y superficiales. La implementación de políticas concesionarias del agua y la percepción de este elemento prioritariamente como recurso han causado graves problemas socioambientales en diversos países latinoamericanos.
Ante este análisis macro de la situación hídrica en este país centroamericano, el Tribunal Latinoamericano del Agua como instancia internacional, autónoma e independiente de justicia ambiental, en donde el objetivo principal es la búsqueda de soluciones ante los conflictos relacionados con la impunidad prevaleciente respecto a los problemas hídricos en Latinoamérica, se ve en la responsabilidad de propiciar un espacio alternativo de justicia en donde se puedan dirimir los conflictos asociados con la afectación a los ecosistemas costarricenses, es así como mediante un proceso de aproximadamente un año de organización administrativa, logística y técnica desarrolla el día martes 05 y miércoles 06 de abril del 2011 un foro de incidencia llamado “Conflictos hídricos en Costa Rica: Devenir de una ética exigente hacia posibles soluciones” en el Auditorio de la prestigiosa institución símbolo de la democracia costarricense el Tribunal Supremo de Elecciones, ubicado en la capital de Costa Rica, San José. Este informe documenta detalles del desarrollo del foro.

ANALISIS DE ACTIVIDADES

Con base en la planificación estratégica del foro “Conflictos hídricos en Costa Rica: Devenir de una ética exigente hacia posibles soluciones”, el equipo de gestión propuso una serie de objetivos generales y específicos con la finalidad de cumplir exitosamente dicha actividad.

El Tribunal Latinoamericano del Agua propuso una serie de objetivos base para el desarrollo del foro:


  • Crear un espacio de discusión sobre justicia hídrica.

  • Promover acciones de educación y sensibilización para la protección de los sistemas hídricos.

  • Edificar las bases de fortalecimiento de las relaciones entre los actores pertinentes en las diferentes situaciones concernientes a problemas hídricos.

  • Mantener un proceso de seguimiento de la situación actual del agua en Costa Rica.

El diseño de la estrategia de acción de cada actividad, se desarrollo a partir de estos objetivos propuestos. En base al análisis integral de dichos objetivos, es posible sostener que el balance general de los resultados obtenidos en el foro es positivo ya que conforme se establece en cada uno de los apartes que se exponen en este informe se logro activar la discusión entre los actores involucrados con la temática de agua en Costa Rica.


En cuanto a la participación de medios de comunicación, la actividad cumplió ampliamente el objetivo de difundir el foro, ya que se logro concentrar a medios de la radio, televisión y prensa escrita tales como: RADIO UNIVERSIDAD. Radio NEDERLAND, EMISORA 870 UCR, medios escritos como SEMANARIO UNIVERSIDAD, ELPAIS.CR, LA NACIÓN y medios televisivos como CANAL 7, uno de los canales más importantes a nivel de Centroamérica. Es importante señalar cada medio de comunicación señalado anteriormente elaboró una nota sobre las conclusiones obtenidas en el foro, destacando así la participación de los asistentes, las ponencias de los expositores y la labor del Tribunal Latinoamericano del Agua en América Latina.
Es importante recalcar que el equipo de gestión del TLA planteo una serie de objetivos con el desarrollo del foro, tales como:


  • Compartir información y conocimientos con autoridades públicas y sociedad civil en general, respecto a la importancia de analizar la interrelación entre seguridad ecológica y cambio climático, protección hídrica y soberanía del agua en el diseño de políticas públicas en Costa Rica.




  • Abrir un cauce de comunicación y participación con el propósito de construir entre todos los actores pertinentes, propuestas validas que permitan avanzar hacia el modelo de justicia alternativa y de aplicación de principios científicos y técnicos.




  • Continuar con la estrategia de desarrollo de espacios de encuentro entre autoridades gubernamentales, académicos y organizaciones de la sociedad civil. Dar seguimiento a las problemáticas hídricas en Costa Rica.




  • Facilitar el intercambio de experiencias y conocimientos, a partir de controversias tan importantes como la situación de los acueductos comunales, el caso Sardinal, las tensiones en la cuenca transfronteriza entre Costa Rica y Nicaragua, así como los proyectos hidroeléctricos en territorios indígenas.




  • Indagar acerca de situaciones de afectaciones hídricas que sufre la población costarricense en algunas zonas especificas de San José, Osa, Limón y Guanacaste que demuestren implicaciones de los problemas hídricos y socio-ambientales.




  • Estructurar una lista de las situaciones de afectaciones hídricas en Costa Rica.

A continuación se analiza con detalle el desarrollo de cada mesa temática en la jornada de dos días de trabajo.


MARTES 05 DE ABRIL 2011

Como parte de la organización previa, el equipo de gestión convoca a los asistentes a las 8:30 de la mañana en el Auditorio del Tribunal Supremo de Elecciones.

Desde las 8:00 de la mañana empiezan a ingresar los primeros asistentes, principalmente personas de lugares alejados a la capital y representantes de acueductos comunales (ASADAS) que por la lejanía de sus comunidades deciden llegar temprano, se destacan personas y miembros de ASADAS de Brasil de Mora, San Luis de Acosta, El Coyol de Alajuela, Tarbaca, Salitral, El Monte, Río Blanco, Santa Bárbara entre otras.

Respecto a la participación de instituciones, universidades, gobierno y ONG`s se hicieron presentes, personeros de SENARA, AyA, Municipalidad de Alajuela, Municipalidad de Escazú, Municipalidad de San José, Contraloría General de la Republica, Estado de la Nación, CENAT, ICT, FLACSO, ICE, CATIE, MEP, UCR, UNA, ITCR, UCANEHU, IRET / UNA, Ministerio de Salud, MINAET, FUNPADEM, asesores de diputados de la Asamblea Legislativa, UNED, Observatorio Climatológico, Swiss Travel,.PRIGA/UNA, APROGAI/UCR entre otras muchas organizaciones civiles, consultores y estudiantes.

En el recuento de la lista de asistentes del día martes 05 de abril, se contabilizan un total de 159 personas

El detalle de asistencia se muestra seguidamente:




Hombres

87

Mujeres

72

Total

159

La jornada de trabajo de este día MARTES 05 DE ABRIL fue divido en 4 mesas temáticas:


Mesa 1. “Monocultivos y fenómenos de la contaminación en los sistemas hídricos de Costa Rica”

Mesa 2: “Situación del Agua en Territorios Indígenas”.

Mesa 3: “Las tensiones del desarrollo turístico y las condiciones hídrico-ambientales en CR”.

Mesa 4: “Desarrollo inmobiliario y potencial hídrico en Costa Rica”.


MIERCOLES 06 DE ABRIL.2011
El miércoles 06 de abril se abrió la inscripción de participantes a las 8 de la mañana. Se contabilizo una asistencia de 79 personas miembros y/o representantes de instituciones, Ong`s, gobierno, sector civil entre otros.
Entre las instituciones u organizaciones asistentes se destacan: Asada el Coyol, Inst. Nectandra, AyA, Asada de San Luis de Acosta, COPROARENAS, VIRESCO, UNA, UCI, Contraloría General de la Republica, Municipalidad de Santa Bárbara, Contraloría General de la Republica, Asociación de Desarrollo Contraloría General de la Republica, Comité Pro defensa del Agua Sardinal, Planificación Económica y Social Universidad Nacional, Grupo Pelón, UCR, Estado de la Nación, UNED, Observatorio Climático, CENAT, MAG, Rainforest Alliance, Comunidad Térraba, INEC, CCP, WWCCR, Environmental Advisors S. A, UWC, FLACSO, FUNPADEM, SENARA, Municipalidad de Escazú, ICE, MINAET, COTESA, Ministerio de Salud, Ecologic UNLIMITED CR, Universidad para la PAZ, INCIENSA, Fundación Neotropica, Asada Tarbaca, Municipalidad de Curridabat, PRIGA-UNA, COFORSA-UNAGUAS, ESPH, VIRESCO RL, INTECO, Asada Luis, UCR-Biología, Mano de Tigre, Mimebros de la Asamblea Legislativa, UCR-CIMAR, UBL.
El trabajo del día MIERCOLES 06 DE ABRIL fue estructurado en 3 mesas temáticas:
Mesa 1. “Agua y Salud”

Mesa 2: “Problemáticas hídricas en regiones transfronterizas”.

Mesa 3: “Casos de grupos afectados”.
Uno de los objetivos específicos de este día consistía en propiciar un análisis de problemáticas hídricas y su relación con la salud, asimismo analizar la situación actual de la cuenca transfronteriza entre Costa Rica y Nicaragua y finalmente escuchar las denuncias y las perspectivas de grupos directamente afectados con alguna situación de afectación en el tema hídrico.
Otro objetivo era lograr discutir sobre estrategias entre los actores de la sociedad civil, autoridades públicas y académicos. Podemos afirmar que se cumplió satisfactoriamente este objetivo, en el tanto permitió el reconocimiento entre los actores participantes, además de la recopilación de datos técnicos referentes a la relación de la salud con el agua y otro logro alcanzado fue la formulación de recomendaciones y preocupaciones conjuntas.
Se pudo apreciar que una de las preocupaciones más reiteradas en los y las participantes es la necesidad de un ordenamiento legal en la temática hídrica. Así mismo, los participantes coincidieron en que se requiere promover consultas ciudadanas que sean efectivas, vinculantes y garantizar que éstas se desarrollen en condiciones de equidad ante situaciones en donde se esté generando una afectación directa al agua y a los derechos de acceso a este.
MESA INTRODUCTORIA


  • JAVIER BOGANTES: Director Tribunal Latinoamericano del Agua

  • DARNER MORA: Laboratorio de Aguas, AyA

  • JOSE MIGUEL ZELEDON: MINAET

Es de gran importancia en la experiencia del TLA la posibilidad de instaurar valores ambientales que se integren verdaderamente en el consenso social. Estos valores conforman parte de gran cantidad de instrumentos internacionales que lastimosamente no se cumplen ni se les ha dado el seguimiento pertinente por parte de las instancias de gobierno pertinentes. El consenso social en torno a los valores de las normativas ambientales es prioritario para no provocar lo que ha sucedido con otras normativas legales fundadas en los mecanismos de control y pena. Tales procesos conllevan por lo general a fenómenos de corrupción administrativa, a legalismos en el cuerpo social y poca transparencia respecto a la toma de decisiones. En este sentido es fundamental que la cultura instrumental modifique su relación con la naturaleza e inscriba sus generaciones en una lógica de respeto y conocimiento de la biosfera. Este conocimiento comprende necesariamente la protección de los sistemas vitales y por consiguiente a la sustentabilidad hídrica.


El diseño estratégico de la mesa introductoria del foro precisamente necesitaba fortalecer las ideas antes descritas, por tanto se planteo desarrollar tres discursos inaugurales que motivaran e incidieran positivamente a los asistentes en el transcurso de la jornada de dos días. En esta mesa inaugural participó el Director del Tribunal Latinoamericano del Agua, Javier Bogantes haciendo una presentación sobre la experiencia del Tribunal Latinoamericano del Agua en América Latina, así como profundizando temas como la ética exigente que rige las bases de acción del Tribunal, también el espacio sirvió para dar a conocer algunos casos latinoamericanos que han sido sometidos ante la institución. La siguiente ponencia la realizó el señor Darner Mora del Departamento de Aguas del AyA, enfatizando su exposición en la investigación “Acceso al agua de consumo humano y saneamiento: evolución en el periodo 1990-2010 en Costa Rica” y finalmente se contó con la participación de José Miguel Zeledón en representación del MINAET exponiendo sobre los roles claves que debe de tener el Estado con respecto al agua.

EXPOSICION: DARNER MORA
Darner Mora representante del Departamento de Aguas del AyA presentó una exposición sobre la investigación “Acceso al agua de consumo humano y saneamiento: evolución en el periodo 1990-2010 en Costa Rica” la cual tiene como objetivo principal analizar la evolución de las coberturas y calidad del agua para consumo humano y disposición de aguas residuales domésticas y el cumplimiento de los “Objetivos de Desarrollo del Milenio” (ODM) y el avance en el “Programa Nacional de Mejoramiento y Sostenibilidad de la Calidad de los Servicios de Agua Potable en Costa Rica 2007-2015” con el propósito de fortalecer la aplicación de las medidas correctivas por parte de las entidades sanitarias de Costa Rica.
Se conocieron algunos resultados de esta investigación, según Mora, la estimación de cobertura del “agua para consumo humano” (ACH) para el año 2010, indica que Costa Rica cubrió un total de 100% de la población del país, de la cual el 98,7% es abastecida a través de agua por cañería y de 1,3% no se tiene información, debido a que se abastecen por medio de pozos, nacientes o quebradas propias. En cuanto a la cobertura con agua de calidad potable, se alcanzó el 89,5% de la población, lo cual es un logro sin precedentes en el país. En el caso de la “disposición de aguas residuales domésticas” (DAR), se observa un incremento en el uso de tanques sépticos en detrimento del alcantarillado, con un 72,3% y 24,1%, respectivamente, mientras que la DAR por letrinas es de 3,1% y de 0,5% por otros sistemas.
“En ambos servicios (ACH y DAR), Costa Rica ya alcanzó las Metas 10A y 10B del Objetivo 7 de los ODM. Con respecto al avance en el PNMSCSAP 2007-2015, se observan importantes avances en la desinfección, pasando de 76,8% a 81,8% de población cubierta con agua clorada, entre los años 2006 a 2010. Por otro lado, el análisis de la evolución de las coberturas con ACH y DAE demuestra importantes avances por entidad operadora: AyA, ESPH, CAAR´s/ASADAS y municipios” recalco Mora.
Las conclusiones y recomendaciones del estudio determinan que se observa un aumento de 2,2% en la cobertura con ACH de calidad potable en el 2010 con respecto al 2009, y la evolución de 1990 al 2010 es de aproximadamente el 39,5%; en el caso de la DAE, se mantiene el uso excesivo de tanques sépticos. Además, se recomienda la aplicación, con mayor fortaleza, de las actividades de los 7 componentes del PNMSCSAP 2007-2015, y el inicio del Programa Nacional de Manejo Adecuado de las Aguas Residuales 2007-2015, además de la definición y creación del Subsector de Agua Potable y Saneamiento, en el nuevo “Proyecto de la Ley de Aguas”.
Según Mora “el análisis de los resultados y conclusiones del presente estudio nos permiten realizar las siguientes recomendaciones generales”:
A) Para lograr hacer sostenido y creciente el salto en el porcentaje de cobertura con agua de calidad potable en el país, obtenido en el año 2010, es necesario implementar el “Programa Nacional de Mejoramiento y Sostenibilidad de la Calidad de los Servicios de Agua Potable 2007-2015” , impulsando los 7 componentes: Protección de fuentes de agua, vigilancia y control de la calidad del agua, tratamiento y desinfección del agua, evaluación de riesgo sanitario de las etapas del acueducto, normalización y legislación, producción, continuidad, calidad y costos y finalmente autosostenibilidad, movilización social y educación.
B) Para establecer la filosofía de los Planes de Seguridad del Agua, con el propósito de lograr un definitivo avance en la disposición adecuada de las aguas residuales, es fundamental la aplicación de un “Programa Nacional de Manejo Adecuado de Aguas Residuales 2009-2015”, con el impulso de los siguientes componentes: Protección de aguas superficiales y subterráneas, tecnologías de tratamiento y disposición de aguas residuales, vigilancia y control, evaluación de riesgo sanitario de los sistemas de tratamiento y disposición de aguas residuales, normalización y legislación, autosostenibilidad, movilización social y educación y finalmente proyectos y mejoras en cobertura, tratamiento y disposición de aguas residuales.
C) Desarrollar el nuevo concepto de “Capacitación e Investigación y Desarrollo”, mediante la creación de un Centro de Capacitación, con el objetivo de fomentar su rectoría en ambos servicios (ACH y DAR), educando y capacitando al personal de los otros entes operadores de sistemas de agua potable y aguas residuales en todo el país.
D) Definir y oficializar el “Subsector de Agua Potable y Saneamiento” en Costa Rica
Además Mora sostuvo que “es importante recordar la importancia del agua en el ámbito de la salud y el desarrollo de los pueblos. El ecosistema de las aguas en las ciudades debería ser inspirado en la forma en la que el agua trabaja en el cuerpo humano. El agua es un mecanismo de transporte en el cuerpo y mantiene la temperatura y por medio de ésta, se transmiten enfermedades por ingestión, inhalación, contacto o por medio de vedores acuáticos. También el servicio discontinuo, o acueducto intermitente y la falta de lavado de manos, son factores que contribuyen en la transmisión de enfermedades”.
“El Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA) es el mejor centro de salud, ya que previene, con la cobertura de agua, las enfermedades. Es el segundo país en América, después de Canadá, con mayor esperanza de vida. Los resultados del 2010 sobre los estudios de la calidad del agua en Costa Rica, muestran que 98,7% de la población se abastece de agua por cañería, 98,5% con agua potable, todas las provincias han mejorado la cobertura de la calidad del agua potable, hay 4580 nacientes inventariadas y están preparando el informe por fuente de agua, pero sí existen grados de contaminación química por hidrocarburos, gasolina o diesel, hidratos, monocultivos y otros” acotó el especialista.
En cuanto al tema de los alcantarillados sanitarios, “se prefiere el tanque séptico, ya que las residuales terminan 72% en el subsuelo; en cambio, en el alcantarillado las aguas van a los mares. Finalmente, la meta 10 del objetivo del milenio respecto al tema hídrico, es proteger, controlar, evaluar y reglamentar, buscando la autosostenibilidad y esto es lo que deben lograr el A y A, los acueductos municipales, los acueductos rurales y demás”, concluyo Mora.

EXPOSICION: JOSE MIGUEL ZELEDON
El MINAET intervino en la actividad con la participación del señor José Miguel Zeledón. Se resalta de la ponencia de Zeledón que “el país tiene una buena posición de capacidad per cápita de recurso hídrico, la información es de dominio público, como el acceso. El agua es un recurso multiuso pero hay un rezago en la inversión de la infraestructura. Para la gobernabilidad del agua, en el Ministerio de Ambiente y Energía, MINAET, se establecen 3 roles bien definidos claves del Estado: operador de servicios, regulador del mercado y política”.
La actual Ley de Aguas existe hace 70 años, pero urge una nueva ley, más amplia. Ha habido más de 25 propuestas para el cambio pero aún no se regulan. Para una gestión óptima del recurso hídrico es necesaria una gestión integrada, más holística y con mayor interacción con otros recursos; integrar el sistema humano con el sistema ambiental. Los principales desafíos son asegurar el agua y proteger el ecosistema.
El Plan Nacional de GIRH (Gestión Integrada del Recurso Hídrico) busca desarrollar el desarrollo hidráulico del país tomando en cuenta las problemáticas de infraestructura, disponibilidad, aprovechamiento y el cambio climático (ya que el recurso hídrico es el sector más vulnerable del cambio climático). En el informe se incluyen las iniciativas, la agenda de trabajo y los costos estimados.
Zeledón dejo claro que “la gobernabilidad del agua será más alta en cuanto las instituciones cumplan su cometido y las regulaciones sean cumplidas.”
MESA1:

MONOCULTIVOS Y FENÓMENOS DE LA CONTAMINACIÓN EN LOS SISTEMAS HÍDRICOS DE CR

Durante décadas se han propiciado procesos productivos que se han expandido en diversas regiones del país. El análisis y la profundización de las posibles consecuencias de estas prácticas en los sistemas hídricos de Costa Rica fue el objetivo central de la discusión, la cual buscaba informar y conocer algunos resultados y métodos en la búsqueda de soluciones.
El equipo de gestión del Tribunal Latinoamericano del Agua se dio a la tarea de diseñar el perfil de la discusión que se quería plantear en la mesa, asimismo hizo un análisis de expertos y personas relacionadas al tema de monocultivos, para así invitarlos formalmente a la actividad como expositores.
Las personas invitadas a esta mesa cumplían con las características necesarias que se buscaban exponer en la mesa de trabajo. En labores de moderación participo la Sra. Yamileth Astorga coordinadora del “Programa Institucional en Gestión Ambiental Integral PROGAI” de la Universidad de Costa Rica, como expositor se hizo presente el Sr. Nelson Brizuela representante del “Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento SENARA”, además tuvo participación el sector privado con la ponencia del Sr. Carlos Acevedo, quien funge como coordinador de la Comisión Socio-Ambiental de la Piña (Cosap) de la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), asimismo fue importante la participación del experto químico Clemens Ruepert representante del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Toxicas de la Universidad Nacional de Costa Rica y representando a grupos directamente afectados participo la Sra. Laura Arias miembro del Consejo Regional Cuenca del Barva.
Seguidamente se analizarán detalles importantes de cada una de las exposiciones:

EXPOSITOR: NELSON BRIZUELA

El Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento (SENARA) participó directamente en el foro por medio del representante Nelson Brizuela.

La ponencia de Brizuela profundizó sobre las 10.000 hectáreas dedicadas a arroz, caña y piscicultura que no cuentan con riego. Asimismo se hizo un análisis sobre el Distrito de Riego Arenal Tempisque, el cual se caracteriza por la siembra mayoritaria de Arroz y Caña de Azúcar, cultivos en que han sustentado la economía de muchos pobladores de la región aportando al país valores promedio de producción anual de $ 59 millones.

Además se explico que es el “Programa de monitoreo de calidad de aguas en el DRAT”, el cual es un programa que se implementa con el objetivo de determinar el impacto que se podría estar dando en la calidad de las aguas, producto del desarrollo agro productivo del Distrito de Riego Arenal Tempisque. La toma y análisis de las muestras en los puntos de monitoreo establecidos en el DRAT, son realizados por el Centro de Investigación en Contaminación Ambiental de la Universidad de Costa Rica, dos veces al año. Los resultados que se obtienen se comparan con los parámetros de permisibilidad que se establecen en el Reglamento de Vertidos y Reuso de Aguas Residuales, Decreto Nº 33601-MINAE-S.

Entre los resultados explicados sobre este “Programa” se concluye que: no se ha detectado la presencia residual, de los diferentes agroquímicos que se utilizan en el cultivo de arroz y caña de azúcar, en forma permanente, esporádicamente se ha detectado la presencia de algunos químicos, los cuales no sobrepasan los límites establecidos en la legislación nacional vigente, esto según las pruebas de laboratorio de la Universidad de Costa Rica.

Un punto importante en la exposición de Brizuela fue el análisis del proyecto de Riego Arenal Tempisque en donde se explicaron algunos antecedentes de este proyecto, la cual es una iniciativa que se gesto desde la década de los años cincuenta, cuando se efectuaron los primeros estudios e investigaciones. Se hablo de la desviación hacia el Pacifico de más de 70 metros cúbicos de aguas de la cuenca del Arenal que se utilizan inicialmente en la generación de energía eléctrica. Esto aumento sustancialmente la disponibilidad de recursos de agua para riego en Guanacaste, sobre todo en las épocas de estiaje. Las disponibilidades de estos volúmenes de alto potencial ganadero y agrícola a una región con muy alto potencial agrícola, ya que esta zona presenta un régimen de precipitaciones pluviales mal distribuido, con frecuentes sequias que han impedido su desarrollo completo, convirtiendo a la región en una zona de expulsión de población.

Por tanto es que este proyecto pretende poner bajo desarrollo agrícola con riego una superficie neta aproximada de 59960 hectáreas que se dividen en dos grandes distritos: Arenal con 40060 hectáreas y Zapandi con 19900 hectáreas. Las fuentes de agua que garantizarían el riego, provienen de un caudal superior en promedio a 70 metros cúbicos provenientes de las aguas turbinadas del complejo hidroeléctrico Arenal-Corobici; 5 metros cúbicos de aguas subterráneas principalmente en los subdistritos de Zapandi y 7 metros cúbicos de aprovechamiento de las aguas mínimas de los múltiples ríos y arroyos que atraviesan el proyecto.

El proyecto consiste fundamentalmente en la construcción de una infraestructura básica para derivar, extraer, conducir y entregar los caudales antes citados.



EXPOSICION: CARLOS ACEVEDO

 

El sector de privado piñero tuvo su espacio en el evento con la exposición del señor Carlos Acevedo, quien es el coordinador de Comisión Socioambiental de la piña en la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña. La ponencia giro en torno a conocer detalles de la producción piñera en Costa Rica.



Se destacaron varios elementos de la intervención de Acevedo: El crecimiento del sector Piñero inicia aproximadamente en el año 2000, -hasta ese entonces se estimaba que existían unas 11.000 hectáreas, distribuidas entre la Zona Sur y Norte del país-. Sin embargo, el incremento en la cantidad de productores y hectáreas dedicadas al cultivo de la fruta, se multiplicó con las oportunidades de exportación.

De esta forma, se logró alcanzar 45.000 hectáreas de suelo dedicadas al cultivo, a todo lo largo y ancho de 16 cantones, divididos en: Zona Norte con 22.500 hectáreas, lo equivalente al 50% del área cultivada; el Caribe dispone de 14.000 hectáreas y representa el 32%, a su vez, el Pacífico destina 8.100 hectáreas, lo cual constituye el 18% del área cultivada en manos de unos 1.300 productores de piña, en todo el país.

De este grupo de productores, 1.240 son pequeños y 60 medianos y grandes. Del área total en producción, el 35% pertenece a comercializadoras y el 65% a productores independientes, dentro de los cuales se encuentran varias cooperativas y asociaciones de pequeños y medianos productores.

El seños Carlos Acevedo hizo énfasis en la Comisión Socioambiental de la Piña, la cual él es el coordinador, esta comisión es un organismo multidisciplinario integrado por productores, empacadores y exportadores de esta fruta, y representantes de los ministerios de Agricultura, Salud, Ambiente y Energía; de las universidades públicas y Cámaras, esta se crea con el objetivo exclusivo de fortalecer el tema ambiental, ya que según ellos el uso de buenas prácticas agrícolas es clave para no afectar el medioambiente, por ello, la Cámara Nacional de la Piña impulsan el uso de un Sistema de Gestión Socio Ambiental para la Producción Sostenible de la Piña, que orienta al productor para que utilice procesos amigables con el ambiente.


Entre las funciones más importantes es dar seguimiento del compromiso público socioambiental, elaboración de una Guía Socio Ambiental para la producción de la piña, hacer diagnósticos socio ambientales del Sector, colaborar en la instalación de sistemas de gestión en cada empresa, atender denuncias, recomendar políticas a la Junta Directiva y emitir directrices para el mejoramiento socio ambiental en las fincas.
Otra información importante fue lo relacionado al sistema de gestión socioambiental, la cual es un esfuerzo pionero de este sector productivo, que se viene gestando desde finales del 2006 cuando se conformo la Comisión Socioambiental para la producción sostenible de la piña.
Hay 5 elementos fundamentales que una empresa o finca requiere para implementar adecuadamente las normas y compromisos que esta establece. El primero es el sistema de gestión. Es necesaria una estructura debidamente planificada en la finca, la cual debe contar con los elementos básicos como diagnostico previo, política, programa de gestión, procedimientos, recopilación de leyes y reglamentos aplicables a la operación, revisión periódica, informe, retroalimentación a la gerencia de la empresa y algún mecanismo que permita que el sistema pueda reaccionar ante un incumplimiento de las normas. El segundo elemento es el de la responsabilidad social que destaca las relaciones que deben desarrollar los empresarios con los vecinos, conocer sus necesidades y mantener una relación armónica de colaboración mutua. El tercer elemento es la legislación, que expone una selección de las leyes aplicables a la agricultura de la piña, con el compromiso de todo el sector de cumplir con ellas. El cuarto elemento establece una serie de compromisos de gestión social y ambiental, que incluyen aspectos laborales y finalmente el quinto punto se refiera a toda la materia relacionada con la salud ocupacional.
El fin es alcanzar los dos grandes objetivos del desarrollo sostenible, que son propiciar un desarrollo económico y ambientalmente sostenible, entendido como el desarrollo que satisface las necesidades humanas básicas, así como establecer lazos de convivencia con los colaboradores de la finca, los vecinos y pequeños proveedores de la región, en un marco de tranquilidad y conveniencia mutua. Esta guía además determina no solo la obligación de cumplir la normativa, sino también la aceptación de cada empresario y de su personal en las fincas, de mostrar su cumplimiento en las inspecciones programadas.
El sector piñero responde así, a las exigencias legales y a las directrices gubernamentales con un instrumento ágil, verificable y que reúne los aspectos más importantes de las normativas nacionales e internacionales.

EXPOSICION: CLEMENS RUEPERT

Clemens Ruepert, investigador del Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET) de la Universidad Nacional (UNA), expuso respecto a estudios que se han hecho acerca de contaminación con plaguicidas en suelos y cuerpos de agua, así como las vías por las que se propagan los contaminantes y los impactos ambientales que se han producido.

“En la agricultura a gran escala, como el monocultivo, se usa cantidades considerables de plaguicidas para controlar las plagas, y se siguen utilizando productos que en otros países se han eliminado o están restringidos” señalo Ruepert.

Continuo así su exposición “como resultado de la agricultura intensiva y el uso de agroquímicos, los estudios han registrado: destrucción de hábitats, pérdida de biodiversidad, erosión de suelo, sedimentación de ríos, alteración del equilibrio de ecosistemas y paisajes, alto consumo de fertilizantes y plaguicidas químicos. Se han observado algunos efectos en períodos cortos (mortalidades de organismos) y más largos como la disminución de especie, además de cambios en la composición de sus especies, escurrimiento de plaguicidas y contaminación de aguas subterráneas, así como sedimentación en las áreas bajas.

Además se han hecho estudios en la vertiente del Caribe, en los sistemas acuáticos como es el caso de las investigaciones en el Rio Suerte y el rio y laguna de Madre de Dios, además se analizo el agua superficial a nivel de finca que presenta escorrentía de plaguicidas, toxicidad para organismos acuáticos y cambios en la biodiversidad macro bentónica.
Por otra parte los estudios realizados a nivel de una finca de banano presentan que hay plaguicidas en aguas superficiales, detallándose los siguientes datos:61-76% de las muestras de ríos, 87% de las muestras de quebradas, hasta en la desembocadura de los ríos
“Costa Rica importa anualmente alrededor de 12 millones de kilogramos de agrotóxicos, incluyendo insecticidas, nematicidas, herbicidas, fungicidas y fumigantes. Productos altamente tóxicos como el Paraquat, el Mancozeb, el Captan, el Clorotalonil, el 2,4-Dy el Benomil están prohibidos o severamente restringidos en otros países. A esto se unen otros problemas tales como la utilización inadecuada, aplicaciones innecesarias, el uso de sobredosis, la falta de equipos de protección y la contaminación de fuentes de agua” acoto Ruepert.

 

Todos estos elementos contribuyen a aumentar el riesgo para la población humana y para el ambiente, así como a hacer insostenible el sistema de producción agrícola. La incidencia de intoxicaciones es alta tanto en la población laboralmente expuesta como en la población en general.


El Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET) de la Universidad Nacional (UNA) estimó que el 4,5 por ciento de los trabajadores agrícolas costarricenses sufre una intoxicación cada año.

 

Estudios sobre efectos crónicos realizados en el IRET han encontrado un riesgo elevado de cáncer y efectos neurotóxicos en trabajadores expuestos a agrotóxicos. Las investigaciones del IRET demuestran también daños al ambiente como mortalidad de peces y camarones en los ríos y la presencia de residuos de agrotóxicos en aguas, suelos, sedimentos y organismos acuáticos, y la disminución de la biodiversidad acuática.



 

Por ejemplo en el monocultivo de piña, los suelos se manejan intensivamente y la única especie que se permite desarrollar es ésa, la biodiversidad es eliminada, es afectada toda interacción biológica en el suelo y, su fertilidad natural, relacionada con la degradación microbial de la materia orgánica del suelo, es reemplazada con agrotóxicos altamente contaminantes.


Se utilizan los siguientes plaguicidas: los herbicidas bromacil, ametrina, diuron, glifosato, quizalofop y paraquat, este último usado en altísimas cantidades, dejando grandes cantidades persistentes adheridas al suelo; fungicidas como mancozeb y metalaxil; insecticidas como carbaril, diazinon , endosulfan, etoprofos, fosetil aluminio, triadimefon y clorpirifos; además de enormes cantidades de fertilizantes químicos y precursores de hormonas como el etephon.
El altísimo uso de paraquat para secar las plantas después de la cosecha y su posterior incorporación al suelo, acarrea la consecuencia de producir las condiciones óptimas para que la mosca paletera del ganado, hematófaga del ganado y recientemente de humanos, se convierta en plaga. Por este motivo, los productores aplican paraquat, el insecticida clorpirifos para tratar de controlar las moscas y finalmente encienden fuego a los restos secos e impregnados de plaguicidas. Muchos de estos plaguicidas, como el endosulfan, clorpirifos, diuron y otros, poseen átomos de cloro en su molécula, acentuando el problema de la producción de sustancias altamente peligrosas como lo son las dioxinas. El plaguicida más frecuentemente encontrado en el agua de las nacientes que abastecen los acueductos de varias comunidades, como Cairo y Luisiana, fue el herbicida bromacil, además de diuron y triadimefon, detectado por el Laboratorio de Residuos de Plaguicidas del IRET de la Universidad Nacional
Ya en el 2007 el Instituto Regional de Estudios en Sustancias Tóxicas (IRET), de la Universidad Nacional (UNA), confirmó la presencia del Bromacil, que se utiliza en la protección de las áreas de siembra de la piña. Además del Bromacil, la presencia de los agroquímicos Diurón y Tradimefón.

El Estudio Hidrogeológico explica que el Bromacil es un herbicida para el control de malezas perennes y es usado en el cultivo de piña de la siembra en combinación con otros herbicidas como ametrina o diurón. En Costa Rica su uso ha sido autorizado para cítricos y piña. Dicha sustancia es clasificada como relativamente persistente en el suelo (la vida media es de más de 100 días), presenta una alta tendencia a la lixiviación y también ha sido detectada en aguas subterráneas en otros países.



EXPOSICION: LAURA ARIAS
Como parte de la estrategia del Tribunal Latinoamericano del Agua de crear un vinculo entre los actores de la problemática de los monocultivos en la zona de Siquirres, se abrió el espacio para la Sra. Laura Arias representante del Consejo Regional de la Cuenca de Barva.
La exposición de Arias giro en torno a la denuncia pública sobre la contaminación que la actividad piñera provoca, en la zona de La Francia, El Cairo y Milano de Siquirres, en donde el Bromasil, agroquímico utilizado por las piñeras, ha contaminado las fuentes de las comunidades, que hoy deben ser abastecidas de agua potable por el Instituto Acueductos y Alcantarillados.

Según Arias, “desde hace aproximadamente ocho años se han venido realizando pruebas físico-químicas en el agua de los acueductos de las comunidades del caribe de Costa Rica, entre ellas la comunidad de Milano, por medio de las cuales se ha podido comprobar que las aguas están contaminadas con agroquímicos como el Diuron, Bromacil y Triadimefón”.

“Estos agroquímicos son los mismos que utilizan las plantaciones de piña y que fueron encontrados en un allanamiento que se realizó en la finca Babilonia de la Corporación del Desarrollo Agrícola del Monte por parte del Tribunal Ambiental Administrativo el día 01 de abril del 2009, en seguimiento a una denuncia interpuesta por la comunidad”, explico Arias.

Sin embargo, desde hace tres años el AyA suministra a los vecinos de las comunidades de Milano, Luisiana, La Francia y El Cairo, de Siquirres agua transportada por camiones cisterna costeados con recursos públicos.

Datos oficiales del propio AyA, la provisión de este líquido por medio de cisternas ha implicado un costo de más de 316 millones de colones en estos tres años, hasta enero del presente año.

Respecto a tal situación, la misma Sala Constitucional ordenó al Ministerio de Salud y AyA, a tomar las medidas necesarias para sanear el acueducto de la comunidad de Milano, sin que a la fecha se hayan tomado medidas al respecto. Más bien se les había indicado a los vecinos y vecinas de esta comunidad que ya podían consumir el agua del acueducto porque ya había desaparecido la contaminación.

“Es una gran responsabilidad estar suministrando agua contaminada con agroquímicos, nos preocupa profundamente los problemas en la salud que pueda sufrir la gente, ya tenemos siete niños y niñas de la comunidad que presentan problemas gástricos. Yo estoy acá manifestando mi preocupación por la gente de la comunidad, estoy acá para seguir luchando por la salud de todos y todas. Ojala que esta vez los medios de comunicación y las entidades del gobierno tomen cartas en el asunto, ya ha pasado demasiado tiempo y la situación sigue lastimosamente igual” dijo Arias.

Cabe señalar que esto no es un problema aislado. Muchas comunidades de la zona sur, la zona atlántica y la zona norte del país se han visto seriamente afectadas por diversos tipos de daños ambientales y sociales, todos asociados a la dinámica de producción a gran escala de piña. La actividad piñera ha tenido un incremento exponencial en el país en los últimos 10 años, contando en el 2000 con 12 mil hectáreas y en el 2010 aumentando a 60 mil hectáreas.

Este incremento se ha dado a costa de un severo impacto en los ambientes naturales, tanto en las áreas utilizadas directamente para la siembra como en zonas y comunidades aledañas. Los problemas no solo subsisten, sino que se incrementan, y, mientras que empresarios e instituciones del Estado, particularmente el Ministerio de Salud, se hacen literalmente de la vista gorda, las comunidades siguen padeciendo de manera sistemática este y otros males.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal