Informe del trabajo realizado en el inti



Descargar 34.45 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño34.45 Kb.

INFORME DEL TRABAJO REALIZADO EN EL INTI
Desarrollo teórico
El trabajo buscaba que se pudiera hacer una identificación de distintos textiles a partir de distintas pruebas.

A partir de la lupa se identificaría el tipo de tejido (plano, punto, jacquard, rizo, no tejido o especial), su estructura y el tipo de hilatura (puede ser fibras cortadas que se puede dividir en cardada o peinada, o filamentos continuos que puede ser. A su vez, texturizada o no texturizada). De esta forma se obtendría el nombre comercial del textil.

Con el uso del encendedor, a partir de la combustión, se deberá observar el tipo de llama, el olor, el color y los residuos para clasificar de dónde provienen los materiales que conforman el textil: si es animal, sintético o artificial; y dentro de estos intentar distinguir, en el caso que se pueda, específicamente el material.

Utilizando el microscopio se podrá observar las fibras en magnitud. A partir de la observación de la forma uno puede descartar ciertos materiales. O en el caso de ya tener pensados 2 o 3 materiales, llegar a la conclusión exacta de qué material se está hablando.

Una vez tomada la decisión de los componentes que conforman cada textil se realiza la prueba de solubilidad, mediante la cual se somete al textil a un solvente determinado y a una temperatura determinada y se observa qué sucede con el textil. Para poder identificar un textil hay que utilizar un solvente que sólo afecte al mismo para que no queden dudas.
Desarrollo práctico

Textiles


El trabajo de identificación textil siguió el siguiente orden:




  1. En primer lugar, realizamos la observación por microscopio. Para hacerlo cortamos una pequeña muestra de cada textil y la colocamos en dos recipientes de vidrio distintos y se los mezclo con un líquido. En cada uno se colocó una letra para diferenciarlos: la B al textil blanco y la N al textil naranja.

En el mismo se observó lo siguiente: En el tejido blanco:

A partir de la imagen lo que observamos fue:


En primer caso descartamos que fuera de origen animal ya que no contaba con ningún tipo de escamas. Dijimos entonces que sería un tejido artificial o sintético. Se observó que era una fibra perfectamente cilíndrica y con algunos puntitos a lo largo de la misma.

A partir de la imagen observada y la comparación con las fotos del libro se llegó a la conclusión de que probablemente era poliéster. Pero este era sólo el primer paso, por lo que después deberíamos probarlo.


En el tejido naranja:

En esta imagen se ve a simple vista que son dos fibras distintas. Una fue fácilmente como una fibra animal, más específicamente lana, por las escamas reconocidas en la imagen.

La otra fibra fue más difícil de nombrar. Era un sintético o un artificial. A partir de la observación primero pensamos que era acrílico pero lo descartamos y concluimos que era acetato.


  1. En segundo lugar, fuimos a hacer la prueba de combustión. En ella vimos que:




TEJIDO

COLOR

OLOR

RESIDUOS

COMENTARIOS

Blanco

Llama amarilla

Inoloro

duro

Larga un humo negro

Naranja

Llama amarilla

A pelo quemado mezclado con algo más

Duro pero quebradizo

Se va fundiendo a medida que se quema y deja una brasa




  1. Luego de observar mediante la combustión, nos dirigimos a la lupa. En la misma pudimos distinguir que:

En cuanto al tejido blanco que era un filamento continuo peinado y no texturizado. Es un tejido plano y llegamos a la conclusión de que era una tafetán.

El tejido de color naranja, era un tejido de punto que del lado contrario tiene el punto Santa Clara. La lana es una fibra cortada en la que se podía observar la torsión. Y en el otro componente, el cual creíamos que era acetato, vimos que también era corto, por lo que creímos que se le había hecho un corte lanero. Es un tejido peinado y texturizado.




  1. Finalmente, pasamos a la parte de evaluación oral y pudimos certificar que el tejido blanco era lo que creíamos que era. Pero el naranja teníamos bien la decisión de que uno de los componentes era lana, pero en cuanto al segundo componente, había estado bien la primera opción que habíamos considerado pero descartado, y es que era acrílico y no acetato.

Entonces, el componente blanco era puro poliéster y el naranja era lana y acrílico.

Para terminar, hicimos una prueba de solubilidad química sobre un tercer componente. Se nos dio un tejido, una probeta y un solvente, que en este caso era acetona. Se puso el solvente en la probeta y se agregó el tejido que se fue revolviendo. Se pudo observar que el tejido se disolvía en el solvente. Observamos la tabla y descubrimos que, el único material que se disuelve en acetona a temperatura ambiente es el acetato.













Conclusiones
Kelemen, Victoria
Como conclusión se puede decir que lo que se observó fue lo siguiente.

Por un lado, un tejido de color naranja que poseía dos componentes distintos: una fibra corta animal que era lana, y otra fibra que en un principio no pudimos distinguir si era artificial (acetato) o sintética (acrílico). Después descubriríamos que era acrílico ya que es la única fibra sintética que es corta y para los tejidos de punto (como lo era en nuestro caso) es la que más se utiliza para mezclar con la lana. El tejido era de punto, específicamente un Jersey que del otro lado tenía punto Santa Clara. Como se dijo, las fibras eran cortas, cardadas y texturizadas. En cuanto a la reacción al calor se observó que una llama amarilla que dejó un residuo duro pero quebradizo, y cuyo olor era a pelo quemado mezclado con algo más.

Por el otro lado, un tejido blanco conformado únicamente por poliéster. Esto fue distinguido rápidamente a partir de la primer prueba que fue la de microscopio. El poliéster es una fibra sintética por lo que al quemarlo se vio una llama amarilla, con humo negro pero sin olor y que dejó un residuo duro. También se lo confirmó al verlo con la lupa. Era un tejido de punto formado por un filamento continuo peinado y no texturizado.

Por último, se hizo una prueba de solubilidad química en la que se utilizó un solvente y se observó cómo reaccionaba un textil al ser expuesto a él. El solvente era acetona a temperatura ambiente. Por lo que se determinó que el textil era acetato, ya que era el único que era afectado por la acetona a temperatura ambiente.

En mi opinión el trabajo fue muy interesante y de gran ayuda para nosotras para empezar a entender un poco mejor la composición de los textiles y de ahí comprender su funcionamiento.

Es el único espacio con el que contamos para conocer estos aspectos, que son importantes para tener en cuenta a la hora de diseñar. Ya que los distintos textiles se comportan de diversas maneras frente a distintos ambientes y estímulos. Y es necesario que el diseñador lo comprenda y sepa qué es lo que le conviene usar en cada ocasión.


Marcatelli, Romina
En cuanto al tejido de color naranja es jersey, del lado derecho se muestra como tal, y del lado contrario el tejido es santa clara, en el microscopio se puede distinguir, de este tejido, una fibra natural, por su forma y las escamas que presenta, y una fibra sintética o artificial, estábamos entre en rayón acetato, que pertenece a los filamentos continuos artificiales, y el acrílico, que es una fibra sintética.

La segunda prueba que habíamos realizado era la de quemado, lo cual, el tejido mostraba una llama amarilla, tenía algo de olor a pelo quemado, y un olor más que nos costaba distinguir, el residuo era negro, duro y quebradizo.

La prueba siguiente fue la de la observación en la lupa, acá aparece una fibra corta con torsión, cardada, y otra fibra corta texturizada, ahí una de mis compañeras dijo que era una fibra cortada, y de ahí podría ser el acrílico, que existe solo como fibra cortada. Y no sería entonces un rayón acetato, ya que este en un filamento continuo.

El tejido blanco, a simple vista y al tacto, presentaba la forma de un tafetán, nos dirigimos al microscopio para observar la fibra, tenía la forma y la vista de una fibra sintética, el poliéster, se mostraba con bordes lisos, algo más oscuros que su interior, y en su interior eran cantidades de puntos. Estábamos casi seguros, luego hicimos la prueba de quemado, y ahí nos aseguramos totalmente, al quemarlo, la llama era amarilla, largaba un humo negro, al apagarlo no presentaba olores y el residuo era negro, y duro como un plástico, no se salía del tejido.

En la observación de la lupa, veíamos que el filamento era peinado y no texturizado.
Pompé, Andrea
Con la obtención de dos tipos distintos de tejidos, procedimos a realizar una serie de pruebas para determinar de qué tejidos se trataba.

Pudimos observar que uno de nuestros tejidos se trataba de Jersey. La vista al microscopio nos dejo ver que estaba compuesto de acrílico y lana animal. Una fibra se veía cilíndrica con puntos, y la otra con escamas.

En la prueba de quemado, pudimos observar que el Jersey quemaba con llama amarilla, la llama era continua, el residuo era como una braza, dura pero quebradiza y largaba olor a pelo quemado.

En la lupa, pudimos observar que se trataba de un tejido cardado texturizado, por un lado se podía observar una fibra cortada, torsionada, y por el otro una fibra continua pero cortada.

Pudimos observar también que nuestro segundo tejido se trataba de un Tafetán.

Al exponerlo a la vista del microscopio pudimos ver que se trataba de un Poliéster. Se observaba una fibra cilíndrica con puntos negros.

Al exponerlo al fuego pudimos ver que salía un humo negro, que su llama era amarilla, no tenía olor, y su residuo era negro y duro.

En la lupa pudimos ver que se trataba de un filamento continuo, no texturizado y peinado.



Por último realizamos una prueba de solubilidad, introduciendo un tejido en acetona, a temperatura ambiente, durante 5 minutos. Llegando a la conclusión de que se trataba de un rayón acetato, ya que este se disolvió por completo.



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal