Indicadores cambiarios y financieros



Descargar 113.85 Kb.
Fecha de conversión01.04.2018
Tamaño113.85 Kb.


Tel: (011) 4312-4114



info@ieral.org

Coordinación General:

Gabriel Sánchez

Investigadores:


Argentina:

Jorge Vasconcelos

Inés Butler

Paula Nahirñak

Leonardo Torres

Darío López Zadicoff

Eliana Miranda

Brasil e Internacional:

Jorge Vasconcelos

Matthew Beem

Rosario Flores Vidal

En Foco:


Andrés Chambouleyron

Edición y compaginación:

Paula Nahirñak

Eliana Miranda



www.ieral.org





Informe de Coyuntura

Semanal
08 de Septiembre de 2004












Editorial:

¿Cómo aprovechar la recuperación de Brasil? La pelota quedó del lado del gobierno y de las empresas argentinas

2
















En Foco:

Se puede mejorar el proyecto de ley de servicios públicos

6










Resumen Ejecutivo

9
















Argentina










Economía Real







1.- Nivel de actividad:

Los primeros datos de actividad de agosto muestran estabilidad respecto de julio

13







2.- Precios:

Sensible inflación mayorista (impulsada por el petróleo)

14







3.- Mercado laboral:

Recuperaciòn del 1,07% de los salarios informales

14










Política Fiscal







1.- Recaudación Tributaria:

El crecimiento de IVA DGI convergiendo a niveles inerciales

15










Mercados Financieros







1.-Moneda y Bancos:

El 31,3% de los plazos fijos privados están a plazos mayores a 90 días

17










Brasil:

La bolsa brasileña muestra la solidez de la recuperación

19










Internacional







Estados Unidos:

Desempleo en 5,4 %, el menor desde octubre de 2001

23







Europa:

Con noticias positivas

24

Editorial

¿Cómo aprovechar la recuperación de Brasil? La pelota quedó del lado del gobierno y de las empresas argentinas

La dinámica que está adquiriendo la recuperación económica de Brasil conlleva oportunidades y riesgos, como se subrayó en el informe de la semana pasada. Frente a ese escenario, la peor opción para la Argentina es ignorar la situación y/o acudir a medidas cortoplacistas, de tipo defensivo. En cambio, la mejor alternativa pasa, como en el yudo, por utilizar la fuerza del vecino en beneficio del crecimiento propio.


Tomemos el caso de la industria automotriz. Hasta 1999 la producción de automóviles en Brasil mantuvo una relación de 4 a 1 con las unidades fabricadas en la Argentina. En el peor momento de nuestra crisis, esa relación se estiró a más de 11 a 1. En lo que va de 2004 se tiene una correspondencia de 9 vehículos producidos en Brasil contra 1 en la Argentina: hasta agosto se acumulan 1,4 millones de unidades terminadas en el vecino país y 157 mil en nuestro país. ¿Significa esto que la industria automotriz no tiene futuro en la Argentina? De ningún modo. En todo caso, el mensaje es que por las dimensiones de los mercados las fabricas locales deberán especializarse más y asegurar los “nichos” de negocio explorados. Casos como estos se reproducen en los más diversos sectores.
Medidas defensivas frente a la magnitud de los guarismos brasileños sólo pueden ser eficaces en el corto plazo. En el mediano y largo plazo, cuando se analiza la relación con Brasil, le opción que pareciera más conveniente es la de potenciar las actividades complementarias, que inevitablemente requerirán pasos adicionales en materia de especialización y búsqueda de economías de escala por parte de las industrias argentinas, particularmente las pequeñas y medianas. Hay una tarea indelegable de parte de cada emprendedor, pero a su vez se necesitará de un contexto favorable para conseguir estos objetivos: el sesgo antiexportador de la política impositiva, el excesivo peso de la economía informal, la falta de financiamiento de largo plazo, son temas claves de la agenda pensando en una política de estado en esta materia.
Si bien la performance exportadora de Brasil es muy superior a la trayectoria de la Argentina en los últimos años, este hecho no debería derivar en algún tipo de “trauma” vinculado con la imposibilidad de ser competitivos de este lado de la frontera en relación al vecino.
Obsérvese que después de tres años de estancamiento y caída de las importaciones de Brasil, el 2004 está marcando una recuperación significativa de las compras al exterior de las empresas y consumidores brasileños. Y en no pocos productos manufactureros, las empresas argentinas están pudiendo aprovechar este cambio de tendencia.
Los datos a julio 2004, por ejemplo, marcan que las importaciones totales de Brasil (de cualquier origen) aumentaron 36 por ciento respecto de igual mes de 2003. En igual período, las exportaciones desde Argentina a Brasil de Manufacturas de Origen Agropecuario subieron más, un 46 %, en tanto que las exportaciones de Manufacturas de Origen Industrial crecieron un 54 %.
Esta fuerte reacción de las exportaciones de manufacturas a Brasil constituye una señal que necesita ser reforzada, porque falta mucho todavía para recuperar el terreno perdido: tomando como base 100 julio del año 2000, las importaciones totales de Brasil en julio 2004 se encontraban en un nivel 113. En cambio, con esa misma base, las exportaciones argentinas a Brasil de MOI y de MOA llegaron en julio 2004 apenas a un índice de 78, o sea 22 % por debajo de cuatro años atrás.
Ahora bien, aprovechar la recuperación de las importaciones brasileñas no es una cuestión meramente inercial. En algunos sectores será posible seguir creciendo porque subsiste importante capacidad ociosa, pero hay muy diversas situaciones:


  • Está el caso de la industria de “metales comunes y sus manufacturas”, cuyas exportaciones a Brasil sólo crecen 17 % en julio 2004 contra igual mes de 2003, siendo que esto se explica por la muy baja capacidad ociosa del sector (94 % de uso de la capacidad instalada). El desafío aquí será la expansión de la capacidad instalada, aunque puede tratarse de una actividad más competitiva que complementaria con sus pares del vecino país.

  • Otros casos de recuperación relativamente modesta de exportaciones a Brasil son “material de transporte” y “máquinas y aparatos”. Pero estos son sectores con elevada capacidad ociosa, por lo que llama la atención que no hayan aprovechado más intensamente la situación. Probablemente aquí se necesiten inversiones adicionales para poder adecuar la producción a lo que el mercado brasileño esté demandando. Es importante que las reglas de juego locales induzcan inversiones en este sentido.

  • Están también aquellos sectores con fuerte recuperación de exportaciones a Brasil pero todavía con importante capacidad ociosa. Se trata de plásticos, caucho y ciertos subsectores dentro de Alimentos y Bebidas. Aquí habrá seguramente un importante empuje a favor en rentabilidad

  • Finalmente, se tienen casos de fuerte incremento de exportaciones a Brasil pero alto uso de capacidad instalada. Las empresas involucradas deberán comenzar a definir si adoptan o no planes de expansión de sus plantas de producción. El tema está en que, dadas las reglas del MERCOSUR, tendrán bastante libertad para decidir si esa eventual ampliación la realizan aquí o del otro lado de la frontera. Estos casos abarcan desde algunas ramas de “Alimentos y Bebidas” a “papel y cartón”, “textiles y confecciones”, “productos químicos”, entre otros.

Conviene subrayar la importancia que tiene para el empleo que las empresas que se ubican en ese último cuadrante (fuerte aumento de exportaciones a Brasil y alto uso de capacidad instalada) comiencen a adoptar decisiones de inversión redoblando su apuesta positiva por el país. Del lado de las señales de política económica, hay muchas cosas que podrían hacerse para reforzar la convicción de esos empresarios, tanto del lado del financiamiento como de la política tributaria, así como en la ampliación del horizonte en materia de reglas de juego y de infraestructura.







En Foco

Se puede mejorar el proyecto de ley de servicios públicos


El Congreso de la Nación se apresta a debatir y eventualmente aprobar un proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo de la Nación con el objeto de crear un Régimen Nacional de Servicios Públicos tendiente a proveer de un paraguas legal a esta actividad que hasta la fecha venía siendo reglamentada por marcos regulatorios sectoriales pero careciendo de un marco global.


La idea de contar con una ley marco que abarque a todos los sectores proveedores de infraestructura y con reglas de juego parejas para todos, en principio es buena pero siempre y cuando logre un equilibrio justo entre consumo actual e inversión de largo plazo. ¿Qué significa esto? Esto significa que una ley puede abaratar el consumo de servicios públicos obligando a las compañías a cobrar tarifas bajas hoy, pero esto sin duda atentaría contra los incentivos a invertir en el largo plazo si esa tarifa no cubre los costos operativos más los costos de inversión más una remuneración adecuada al capital invertido. Tarifas subsidiadas benefician a los usuarios que hoy tienen servicios en detrimento de aquellos que hoy no los tienen, que normalmente son los más pobres. En el otro extremo, un marco regulatorio que permitiera cobrar tarifas altas remunerando en exceso el costo económico de la prestación, estaría incentivando la inversión pero no tendría demanda para satisfacerla porque no habría salarios para pagar dichas tarifas. Es preciso encontrar un equilibrio y este equilibrio es posible.
El proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo tiene aspectos positivos como por ejemplo, el rol fundamental del estado en la regulación de actividades económicamente concentradas, el hincapié expresado en la necesidad de realizar licitaciones públicas para otorgar concesiones monopólicas y la protección de los usuarios de bajos ingresos (indigentes) para evitar que un amplio sector de la población quede sin prestación por no poder pagar la tarifa. Sin embargo, el proyecto de ley presenta aspectos negativos que atentan contra los incentivos a la inversión en el largo plazo y por ende contra compatriotas que hoy no gozan del privilegio de contar con conexiones de gas natural, agua o cloacas y que, como ya se indicó, son los más pobres. Estos aspectos negativos son los que deberían reverse y, sin necesidad de modificar los aspectos positivos ya mencionados, lograr el necesario equilibrio entre consumo e incentivos a la inversión de largo plazo.
El gráfico adjunto a esta nota muestra la realidad de una muestra representativa de empresas del sector de servicios públicos en la Argentina. La muestra consiste en dieciseis empresas agrupadas en siete sub - sectores que van desde la generación eléctrica al transporte y distribución de gas natural, telecomunicaciones y transporte de electricidad. Las barras muestran la relación entre la inversión actual sobre las depreciaciones de bienes de uso durante los primeros seis meses del año 2004. Este ratio muestra qué porcentaje del total de inversiones ya realizadas se renueva y qué porcentaje se deteriora. El promedio de la muestra de empresas revela que hoy el sector invierte sólo el 30% del capital que se deprecia. Esto en criollo significa que sólo para evitar que las inversiones ya realizadas se sigan deteriorando habría que más que triplicar el monto actual de inversiones y para crecer, obviamente más que eso.
¿Y esto qué implica en términos concretos? Esto implica, no solo que los compatriotas que hoy no tienen ni gas natural ni agua no los van tener en el futuro, sino que los que ya tenemos el lujo de contar con esos servicios corremos el serio riesgo de perderlos por falta de inversión.
Aquellos que hayan leído con detenimiento el proyecto de ley oficial habrán notado que no hay un solo párrafo dedicado a recrear el ambiente pro inversión que tan desesperadamente necesitamos para volver a crecer y revertir el actual deterioro progresivo de los servicios. El proyecto privilegia el abaratamiento de los servicios para aquellos que ya los tienen en desmedro de aquellos que no, quitando incentivos para que sea el sector privado el encargado de expandir las redes ampliando la cobertura de servicios básicos a toda la población.
En síntesis, el proyecto oficial tiene aspectos positivos que deberían mantenerse pero que deberían matizarse con la eliminación de cláusulas que crean incertidumbre con respecto a los marcos regulatorios originales, a los mecanismos de fijación de tarifas recreando el ambiente pro inversión necesario para crecer.



Resumen Ejecutivo



Argentina: ¿Cómo aprovechar la recuperación de Brasil? La pelota quedó del lado del gobierno y de las empresas argentinas



Economía real
Los primeros datos de actividad de agosto muestran estabilidad respecto de julio. La venta de automóviles al mercado interno registró una variación de 89,2% a/a y el despacho de cemento Portland registró una suba de 19,3% a/a.
La industria automotriz fue la de mayor dinamismo en el transcurso de 2004, con un crecimiento en el período enero-julio de 53,5% a/a. En agosto, la producción de automóviles creció 53,5% a/a y se mantuvo próximo a los valores del año.
El IPIM (Índice de Precios Internos al por Mayor) subió 2,5% m/m, impulsado por el alza del precio del petróleo (15,7% m/m). Por su parte, el IPC (Índice de Precios al Consumidor) registró una variación de 0,3% m/m, aunque si se analizan los alimentos y bebidas la inflación fue considerable (1,2% m/m).
El Índice de Salarios registró en el mes de julio un aumento de 0,65% con respecto a junio, verificándose un incremento en todos los sectores. Los salarios del sector privado no registrado, que venían sufriendo caídas en los últimos dos meses, crecieron un 1,07%. Por su parte, el sector privado registrado mostró un incremento de 0,31% y el sector público, de 1,12%.
Política fiscal
La recaudación de agosto alcanzó los $8.470 millones, creciendo un 40% respecto de igual mes del año anterior. Los impuestos con mejor performance relativa fueron aquellos vinculados al comercio exterior (en especial los que gravan importaciones), Ganancias, IVA y los vinculados al mercado laboral. El comportamiento en la recaudación del componente DGI del IVA sigue mostrando una normalización hacia tasas de crecimiento similares a niveles históricos (inerciales). Este comportamiento se ha venido registrando durante todo el 2004 ya que las tasas de crecimiento, si bien continúan elevadas, cada vez se van acercando más a niveles similares a los de las tasas de crecimiento del consumo y el PIB.


Mercados financieros
Los depósitos del sector privado continúan creciendo: para los primeros días de septiembre totalizan $76.972 (pesos más dólares al tipo de cambio promedio del mes), lo que implica una suba mensual de $403 millones. En lo que va del año acumulan un incremento de $3.311 millones, motorizado por las cuentas a la vista, que crecen lo suficiente en el año como para contrarrestar la caída de los plazos fijos.
Los plazos fijos del sector privado alcanzan $34.404 millones (pesos más dólares al tipo de cambio promedio del mes) en septiembre y en el año acumulan una contracción de $2.233 millones. A pesar de este resultado, desde mitad de año se observan variaciones mensuales positivas. Así, en septiembre los plazos fijos crecen $49 millones con respecto a agosto. Este incremento mensual es el resultado de colocaciones a plazos más largos. La composición ha variado significativamente en lo que va del año. En enero, mientras el 65% de se encontraba a plazos entre 30 y 60 días, el 18% correspondía a colocaciones a plazos de más de 90 días. Para agosto las colocaciones a más de 90 días ascienden al 31,3% del total del stock ($10.738 millones) y se observa una contracción que lleva a las colocaciones más cortas (entre 30 y 60 días) al 56,6%.

En el mundo

Brasil: La bolsa brasileña muestra la solidez de la recuperación

Un aspecto interesante de la comparación entre la economía argentina y brasileña es la trayectoria de los índices bursátiles—el Bovespa y el Merval—y su relación con el PIB nominal. Este indicador muestra la confianza del inversor en las principales empresas (y el desempeño futuro de la economía). Si las bolsas crecen más que el PIB nominal, significa que la perspectiva percibida por los inversores es sólida—que habrá mayor crecimiento económico en el futuro y mayores ganancias para las empresas. Aunque las bolsas parezcan no tener mucho que ver con la evolución económica, dados sus altibajos y la periódica sobrereacción, se puede observar en el gráfico que los índices divididos por el PIB nominal realmente sirven para ver la solidez de la economía y la percepción para el futuro. Obsérvese que en Brasil, desde mediatos de 1998, y percibiendo una situación problemática en la economía, empezaron a vender sus acciones en el Bovespa, llegando a perder 40% respecto de la base 100 en 1997. En 1999, se devaluó el real y el PIB creció apenas 0,8% en términos reales. Pero entre mediatos de 1999 hasta mediatos de 2000, el Bovespa creció mucho más que el PIB, llegando a 60% por encima de la base. En el 2000, el PIB creció 4,4%. No obstante, los mercados anticiparon que la recuperación no era sustentable, y comenzaron a vender, debilitando el Bovespa y tirando el indicador otra vez a 60% de la base en septiembre 2002. En 2003, la economía disminuyó –0,2%. Desde entonces, el índice ha seguido creciendo y ahora se ubica 20% por encima de la base. Por su parte, se ve que el Merval no dejó de caer en relación al PIB, entre 1997 hasta mediatos de 2002, señalando una fuerte preocupación de parte de los inversores por la economía argentina. Sólo en septiembre de 2002 los inversores empezaron a ser positivos respecto a Argentina, un desempeño muy alcista que superó en 15% la base hacia principios de 2004. Sin embargo, desde entonces, el indicador Merval sobre PIB nominal ha revertido la tendencia y cayó 14% por debajo de la base en julio. Para la base 100 aludida, el índice Bovespa/PIB presenta una brecha de aproximadamente 34 puntos porcentuales con respecto al índice Merval/PIB. Esto, pese a que Argentina tiene una tasa de interés real negativa y en Brasil es positiva en 10%. Otro factor que llama la atención es que existe consenso acerca de que ambas economías van a crecer 4% en 2005, por lo que la diferencia de los índices podría deberse, entre otras razones, a que los inversores anticipen que el crecimiento de Brasil resulte más sustentable y duradero que el argentino. Otra interpretación podría apoyarse en la falta de resolución del tema del default en la Argentina.


La producción de vehículos automotores en agosto alcanzó las 198.058 unidades, una variación de 5% m/m y 47% a/a. Por su parte, la venta de autos en Brasil sumó 130.483 unidades, una baja de –2,5% m/m, pero una variación positiva de 29,5% a/a.
Una encuesta realizada por la Fundación Getúlio Vargas muestra que la confianza del consumidor en agosto está en alza. Según dicen los resultados, 16,8% cree que la situación económica está mejor que seis meses atrás. En julio, sólo 12,5% creía en eso. En cuanto a expectativas, 42,4% apuesta en una mejora de la economía en los próximos seis meses.
El índice de construcción civil subió 1,07% en agosto. En el acumulado del año, la suba es de 7,07% y, en los últimos 12 meses, de 9,76%. El costo nacional por metro cuadrado alcanzó R$ 489,92 el mes pasado, siendo R$ 283,90 relativos a los materiales y R$ 206,02 a la mano de obra.
El dólar cerró en R$ 2,91, siguiendo la tendencia bajista moderada del dólar frente a la moneda local. A su vez, el riesgo país bajó moderadamente, y se ubica en 491 puntos básicos, 27 puntos menos de lo registrado el martes 01/09. El Bovespa, por su parte, cerró en 22.502 puntos el lunes (el martes fue feriado). Esta semana, el gobierno realizó su primera licitación de bonos denominados en euros. La oferta inicial fue de 500 millones de euros. El vecino país lanzará bonos con un plazo de ocho años. La expectativa es que los nuevos bonos pagarán una tasa de 8,75% al inversor.

Internacional



Estados Unidos: Desempleo en 5,4 %, el menor desde octubre de 2001
El índice de servicios elaborado por The Institute for Supply Management ‘s, disminuyó en agosto 6,6 %, pasando de 64,8 en julio a 58,2 en agosto. Por encima de 50 indica crecimiento, siendo el diecisieteavo mes de aumento del sector servicios, aunque a una tasa más baja. Las nuevas órdenes de bienes manufactureros aumentaron 1,3 % m/m en julio, luego de haber crecido 1,2 % m/m en junio. Los inventarios de bienes durables y no durables manufacturados crecieron 0,8 % m/m en julio por octavo mes consecutivo. La tasa de desempleo de agosto disminuyó a 5,4 %, la tasa más baja desde octubre de 2001. La creación de puestos de trabajo en el mes de agosto fue de 144.000 empleos.
Europa: Con noticias positivas
El volumen de comercio minorista de la zona del Euro aumentó 1,1 % a/a y 2,6 % a/a en la EU 25 en julio. Comparado con junio de 2004 creció 0,4 % en la zona del Euro y 0,1 % en la EU 25. Entre los Estados miembros, las tasas más altas de crecimiento en las ventas minoristas se observaron en: Reino Unido (6,5 % a/a), Polonia (5,4 % a/a), Francia (2,1 % a/a) y Portugal (1,3 % a/a). Los precios industriales de la zona del Euro aumentaron 0,4 % en julio comparado con el mes pasado, al igual que en la EU25. En mayo se mantuvieron estables en ambas zonas. La inflación mayorista anual se encuentra en 2,8 % en la Euro zona y en 3,1 % en la EU25.

Argentina




Economía Real


1.-Nivel de actividad:

Los primeros datos de actividad de agosto muestran estabilidad respecto de julio




  • Los primeros datos de actividad de agosto se mantuvieron estables si se los compara con los registros de julio. La venta de automóviles al mercado interno registró una variación de 89,2% a/a y se mantuvo con un crecimiento que, aunque sensiblemente inferior a lo que se había producido en el primer semestre, se asemejó a las cifras del mes anterior. Por ende, las ventas de autos en agosto no experimentaron la desaceleración que se había iniciado en abril. Por su parte, el despacho de cemento Portland registró una suba de 19,3% a/a, aumento similar al de julio pero mucho más moderado que el pico de junio (30,5% a/a). De esta manera, los datos agosto sugieren que el nivel de actividad podría haber quebrado la tendencia bajista (aunque con tasas de crecimiento inferiores).




  • La industria automotriz fue la de mayor dinamismo en el transcurso de 2004, con un crecimiento en el período enero-julio de 53,5% a/a. A pesar de la aceleración del bloque, el sector automotor continuó siendo el de menor nivel de actividad de la industria manufacturera (datos de julio). En agosto, la producción de automóviles creció 53,5% a/a (fuente: ADEFA) y se mantuvo próximo a los valores del año. La alta ociosidad del bloque automotor (en julio, la utilización de la capacidad instalada fue de 32,5%) puede ser un factor determinante para el comportamiento de las automotrices, al permitirles expandir su producción sin necesidad de realizar inversiones.

2.-Precios:

Sensible inflación mayorista (impulsada por el petróleo)




  • En agosto, se produjo un significativo aumento de los precios mayoristas. El IPIM (Índice de Precios Internos al por Mayor) subió 2,5% m/m, impulsados por el alza del precio del petróleo (15,7% m/m). Por su parte, el IPC (Índice de Precios al Consumidor) registró una variación de 0,3% m/m, aunque si se analizan los alimentos y bebidas la inflación fue considerable (1,2% m/m). Asimismo, el costo de la construcción subió 0,6% m/m (a comienzos de 2004, había experimentado subas mensuales de 2%). Si se analiza la inflación núcleo de servicios privados (IERAL), la suba fue de 0,6% m/m y la variación interanual fue similar a la de la canasta minorista.


3.-Mercado Laboral:

Recuperaciòn del 1,07% de los salarios informales




  • El Índice de Salarios registró en el mes de julio un incremento de 0,65% comparado con el mes de junio, verificándose un crecimiento en todos los sectores. La variación interanual fue de 10,65%.




  • Lo destacado es el incremento en el sector privado no registrado, que venía cayendo durante los dos meses precedentes al 1,46% y 1,74% respectivamente. Durante julio, este sector evidenció un crecimiento de 1,07% m/m y de 15,4% a/a, convirtiéndose en el sector más favorecido en los últimos 12 meses.




  • El sector privado registrado mostró un incremento de 0,31% comparado con junio y una variación interanual del 12%. En tanto, los salarios del sector público crecieron un 1,12% m/m, pero sólo un 4,9% respecto a julio del 2003.



Política Fiscal



1.- Recaudación Tributaria:

El crecimiento de IVA DGI convergiendo a niveles inerciales




  • La recaudación de agosto alcanzó los $8.470 millones, creciendo un 40% respecto de igual mes del año anterior. Si se tiene en cuenta la recaudación en términos del PIB del mismo período, se observa un incremento interanual de algo más de 4 puntos porcentuales ya que mientras este indicador para agosto 2003 fue de 19% en igual período de 2004 alcanzó el 23%.




  • Los impuestos con mejor performance relativa fueron aquellos vinculados al comercio exterior (en especial los que gravan importaciones), Ganancias, IVA y los vinculados al mercado laboral. En particular, el impuesto cuya recaudación interanual más creció fue Aranceles de Importación (133% interanual), seguido por: IVA DGA (84%), Retenciones (50%), Cheque (39%) y Ganancias (33%). Del mismo modo, los impuestos vinculados al mercado laboral siguen presentando tasas de crecimiento interanual elevadas (Aportes con 31% y Contribuciones con 29%) al igual que IVA DGI (19%). Sin embargo, si el análisis se efectúa comparando la tasa de crecimiento de cada impuesto con la del total recaudado (40% de crecimiento interanual) se advierte qué sólo los tributos vinculados al comercio exterior se incrementaron por encima de la tasa a la que lo hizo el total.

  • Analizando el comportamiento de la recaudación de IVA DGI en términos nominales se encuentra que mientras el crecimiento interanual del mes de agosto fue del 19%, el acumulado para el presente año hasta dicho mes creció por sobre esta tasa, subiendo un 23% interanual. Si el mismo análisis se realiza en términos reales, se advierte que la tasa de variación interanual fue del 13%, menor al acumulado que creció un 19% interanual. De este modo, el comportamiento en la recaudación de agosto del componente DGI del IVA sigue mostrando una normalización hacia tasas de crecimiento similares a niveles históricos (inerciales). Este comportamiento se ha venido registrando durante todo el 2004 ya que las tasas de crecimiento, si bien continúan elevadas, cada vez se van acercando más a niveles similares a los de las tasas de crecimiento del consumo y el PIB.




  • En orden de importancia, el incremento de la recaudación interanual de agosto se explica principalmente en los aumentos de los tributos vinculados con comercio y el mercado laboral como así también por Ganancias e IVA DGI. Un 42% del incremento interanual de agosto se explica por el comportamiento de los tributos vinculados al comercio exterior (en especial a las importaciones). Un 18% por la buena performance de Ganancias. Le sigue en importancia como factor explicativo el incremento de los impuestos que gravan el mercado laboral (con un 12,3%) y el componente DGI del IVA (que aporta un 11,9% más de la explicación). En cuanto a los tributos al comercio exterior, el componente de IVA relacionado con las importaciones (IVA DGA) registra el crecimiento más importante dando cuenta de algo más de un 22% de la suba en la recaudación tributaria total. Finalmente, el impuesto a las transacciones financieras permite explicar un 8% adicional del incremento interanual en el monto recaudado.




  • La performance de aquellos impuestos que crecieron por encima del total recaudado responde principalmente al sostenido incremento en las importaciones que da cuenta de los incrementos tanto de IVA DGA como de Derechos de Importación.




  • Por otra parte, los tributos con crecimiento inferior al total tienen las siguientes causas para su comportamiento: reducción de la alícuota en el caso del impuesto a las transacciones financieras mientras que el menor ritmo de crecimiento del componente de IVA vinculado al mercado interno (IVA DGI) se explicaría por una posible desaceleración en el consumo tal como reflejan las encuestas de índices de confianza.







Mercados Financieros



1.- Moneda y Bancos:

El 31,3% de los plazos fijos privados están a plazos mayores a 90 días




  • Los depósitos del sector privado continúan creciendo: para los primeros días de septiembre totalizan $76.972 (pesos más dólares al tipo de cambio promedio del mes), lo que implica una suba mensual de $403 millones. En lo que va del año acumulan un incremento de $3.311 millones, motorizado por las cuentas a la vista, que crecen lo suficiente en el año como para contrarrestar la caída de los plazos fijos.




  • Los plazos fijos del sector privado alcanzan $34.404 millones (pesos más dólares al tipo de cambio promedio del mes) en septiembre y en el año acumulan una contracción de $2.233 millones. A pesar de este resultado, desde mitad de año se observan variaciones mensuales positivas. Así, en septiembre los plazos fijos crecen $49 millones con respecto a agosto. Este incremento mensual es el resultado de colocaciones a plazos más largos. Como se observa en el gráfico adjunto la composición ha variado significativamente en lo que va del año. En enero, mientras el 65% de se encontraba a plazos entre 30 y 60 días, el 18% correspondía a colocaciones a plazos de más de 90 días. Para agosto las colocaciones a más de 90 días ascienden al 31,3% del total del stock ($10.738 millones) y se observa una contracción que lleva a las colocaciones más cortas (entre 30 y 60 días) al 56,6%.




  • La tasa para los plazos fijos a 30 días en pesos registraron en agosto un incremento de 0,33 p.p. alcanzando un nivel promedio de 2,81%. Esta suba ocurre luego de tres meses consecutivos de situarse en valores en torno al 2,5%. A pesar de este incremento las colocaciones a estos plazos se contrajeron y alcanzan para agosto $19.396 millones. En lo que va del año este tipo de colocaciones se contrajo $4.419 millones (pesos más dólares al tipo de cambio promedio del mes).




  • Los depósitos del sector público se mantienen en niveles elevados en septiembre y continúan mostrando incrementos mensuales e interanuales. A principios de mes totalizan $33.534 millones (pesos más dólares al tipo de cambio promedio del mes), lo que implica una suba con respecto a agosto de $383 millones. En lo que va del año la suba acumulada asciende a $15.745 millones.




  • El Merval en pesos cerró el día 07/09 en 988,6 puntos. Si se analiza la relación del Merval con el PIB (nominal mensual) se observa que en septiembre se encuentra en niveles “normales”. Como puede verse en el gráfico adjunto en enero de este año el ratio alcanzó el máximo de los últimos diez años.




  • Las compras de dólares del Central totalizaron en agosto US$ 395 millones, registrando un incremento mensual de US$ 180 millones. El nivel para agosto de 2003 había sido US$ 114 millones. Septiembre comienza registrando valores diarios similares a los de agosto y también muy lejanos a los niveles de 2003.


Brasil:

La bolsa brasileña muestra la solidez de la recuperación

  • Un aspecto interesante de la comparación entre la economía argentina y brasileña es la trayectoria de los índices bursátiles—el Bovespa y el Merval—y su relación con el PIB nominal. Este indicador muestra la confianza del inversor en las principales empresas (y el desempeño futuro de la economía). Si las bolsas crecen más que el PIB nominal, significa que la perspectiva percibida por los inversores es sólida—que habrá mayor crecimiento económico en el futuro y mayores ganancias para las empresas. Aunque las bolsas parezcan no tener mucho que ver con la evolución económica, dados sus altibajos y la periódica sobrereacción, se puede observar en el gráfico que los índices divididos por el PIB nominal realmente sirven para ver la solidez de la economía y la percepción para el futuro. Obsérvese que en Brasil, desde mediatos de 1998, y percibiendo una situación problemática en la economía, empezaron a vender sus acciones en el Bovespa, llegando a perder 40% respecto de la base 100 en 1997. En 1999, se devaluó el real y el PIB creció apenas 0,8% en términos reales. Pero entre mediatos de 1999 hasta mediatos de 2000, el Bovespa creció mucho más que el PIB, llegando a 60% por encima de la base. En el 2000, el PIB creció 4,4%. No obstante, los mercados anticiparon que la recuperación no era sustentable, y comenzaron a vender, debilitando el Bovespa y tirando el indicador otra vez a 60% de la base en septiembre 2002. En 2003, la economía disminuyó –0,2%. Desde entonces, el índice ha seguido creciendo y ahora se ubica 20% por encima de la base. Por su parte, se ve que el Merval no dejó de caer en relación al PIB, entre 1997 hasta mediatos de 2002, señalando una fuerte preocupación de parte de los inversores por la economía argentina. Sólo en septiembre de 2002 los inversores empezaron a ser positivos respecto a Argentina, un desempeño muy alcista que superó en 15% la base hacia principios de 2004. Sin embargo, desde entonces, el indicador Merval sobre PIB nominal ha revertido la tendencia y cayó 14% por debajo de la base en julio. Para la base 100 aludida, el índice Bovespa/PIB presenta una brecha de aproximadamente 34 puntos porcentuales con respecto al índice Merval/PIB. Esto, pese a que Argentina tiene una tasa de interés real negativa y en Brasil es positiva en 10%. Otro factor que llama la atención es que existe consenso acerca de que ambas economías van a crecer 4% en 2005, por lo que la diferencia de los índices podría deberse, entre otras razones, a que los inversores anticipen que el crecimiento de Brasil resulte más sustentable y duradero que el argentino. Otra interpretación podría apoyarse en la falta de resolución del tema del default en la Argentina.
Sector Real: Producción de autos alcanza su pico máximo del año




  • La producción de vehículos automotores en agosto alcanzó las 198.058 unidades, una variación de 5% m/m y 47% a/a. Según Anfavea (Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores), el mes pasado fue el mejor mes de agosto de la historia de la industria automotriz. En el acumulado del año, se produjeron 1.424.000 unidades, un aumento de 21,3% contra igual período del año pasado. Por su parte, la venta de autos en Brasil sumó 130.483 unidades, una baja de –2,5% m/m, pero una variación positiva de 29,5% a/a. En el acumulado del 2004, se vendieron 987.410 unidades, lo que significa un aumento de 14,3% contra igual período del 2003. En cuanto a las exportaciones, el sector automotriz vendió el equivalente a US$ 773.336.000 en vehículos y maquinaria agrícola. El resultado es récord en la historia de la industria. La variación fue de 6,5% m/m y 48,6% a/a. En el acumulado del año, se exportó por US$ 5.138 millones, un aumento de 55,4% contra igual período del 2003.



  • Una encuesta realizada por la Fundación Getúlio Vargas muestra que la confianza del consumidor en agosto está en alza. Según dicen los resultados, 16,8% cree que la situación económica está mejor que seis meses atrás. En julio, sólo 12,5% creía en eso. En cuanto a expectativas, 42,4% apuesta en una mejora de la economía en los próximos seis meses. A su vez, los brasileños están ahorrando más que antes. En agosto, 14,9% logró ahorrar dinero para el futuro, contra 13,5% en julio. La cantidad de deudores permaneció alto, en 26,7%. Por otro lado, las expectativas para el mercado laboral también están mejorando—ahora 14,3% afirma que será más fácil obtener un trabajo en los próximos seis meses. En abril, solamente 7,5% creía en esa posibilidad.


Precios: Los índices de agosto muestran un aceleramiento




  • El índice de construcción civil subió 1,07% en agosto, por encima de la variación de 0,94% registrada en julio, según el IBGE. El resultado, por tanto, está casi igual a lo registrado en agosto de 2003 (1,02%). En el acumulado del año, la suba es de 7,07% y, en los últimos 12 meses, de 9,76%. El costo nacional por metro cuadrado alcanzó R$ 489,92 el mes pasado, siendo R$ 283,90 relativos a los materiales y R$ 206,02 a la mano de obra. Los materiales mostraron un aumento de 1,83%. Por otro lado, la mano de obra permaneció prácticamente estable, oscilando 0,03%, lo que significa una baja de -0,82 puntos porcentuales contra julio(0,85%). Entre las regiones, Pernambuco presentó la mayor variación, de 1,63%.




  • Los alimentos y los transportes elevaron la inflación de la ciudad de Rio de Janeiro a 1,23% en agosto, según los datos de IPC-RJ (Índice de Precios al Consumidor de Rio de Janeiro). El índice del mes pasado muestra un avance significativo contra julio, cuando estaba en 0,57%. Los alimentos registraron un aumento promedio de 3,05% en agosto y, los transportes, de 1,66%. Los demás grupos presentaron las siguientes variaciones: educación, lectura y recreación (+0,91%), vestuario (+0,55%), Alquileres (+0,41%), Gastos personales (+0,24%), y Salud (+0,08%).
Indicadores cambiarios y financieros: El dólar sigue cayendo, y se coloca un bono en euros



  • El dólar cerró el martes 2 centavos por debajo de lo registrado el martes pasado, cotizando en R$ 2,91, siguiendo la tendencia bajista moderada del dólar frente a la moneda local. Esto representa el menor valor del dólar desde abril 2004. A su vez, el riesgo país bajó moderadamente, y perforó los 500 puntos. El indicador actualmente se ubica en 491 puntos básicos, 27 puntos menos de lo registrado el martes 01/09. El Bovespa, por su parte, cerró en 22.502 puntos el lunes (el martes fue feriado), lo que significa una baja del orden de -1,3% en la semana. Esta semana, el gobierno realizó su primera licitación de bonos denominados en euros. La oferta inicial fue de 500 millones de euros. El vecino país lanzará bonos con un plazo de ocho años. La expectativa es que los nuevos bonos pagarán una tasa de 8,75% al inversor.



Internacional




Estados Unidos:

Desempleo en 5,4 %, el menor desde octubre de 2001



Economía real: crecimiento del sector servicios a una tasa más lenta


  • El índice de servicios elaborado por The Institute for Supply Management ‘s, disminuyó en agosto 6,6 %, pasando de 64,8 en julio a 58,2 en agosto. Por encima de 50 indica crecimiento, siendo el diecisieteavo mes de aumento del sector servicios, aunque a una tasa más baja. De las 17 industrias consultadas para la elaboración del índice, 10 reportaron crecimiento, seis disminuyeron y una se mantuvo sin cambios.




  • Las nuevas órdenes de bienes manufactureros aumentaron 1,3 % m/m en julio, luego de haber crecido 1,2 % m/m en junio. Las nuevas órdenes de bienes durables manufactureros crecieron 1,6 % m/m y las de bienes no durables aumentaron en 1,0 % m/m. Los inventarios de bienes durables y no durables manufacturados crecieron 0,8 % m/m en julio por octavo mes consecutivo.


Empleo: Disminución del desempleo




  • La tasa de desempleo de agosto disminuyó a 5,4 %, la tasa más baja desde octubre de 2001. La creación de puestos de trabajo en el mes de agosto fue de 144.000 empleos. El sector servicios presentó la mayor creación de empleo, especialmente asistencia social, medicina, actividades financieras y servicios profesionales y de negocios. Por su parte el sector manufacturero aportó unos poco empleos nuevos al igual que en los últimos meses y el sector de la construcción también realizo un pequeño aporte.


Mercados bursátiles y cambiarios: Bolsa con resultados positivos y Dólar más fuerte


  • La Bolsa cerró con resultados positivos en los últimos días. Los índices presentaron mejoras mensuales, el Dow Jones aumentó 5,4 % m/m, el S&P 5,4 % m/m y el Nasdaq 4,6 % m/m. A su vez, las variaciones anuales de los distintos índices fueron positivas, la cotización del Dow Jones creció 8,9 % a/a, la del S&P 10,0 % a/a y la del Nasdaq 0,1 % a/a. En lo que va del año, la performance de la Bolsa fue muy pobre, el Dow Jones ha caído -0,66 % y el Nasdaq -7,38 %, mientras que el S&P ha aumentado sólo 1,16 %. Luego del feriado del día del trabajo los inversores volvieron a los mercados más optimistas, debido principalmente la disminución de la tasa de desempleo, actitud que disminuye la volatilidad de los distintos índices.




  • El dólar, el euro y el yen: El Dólar se fortaleció frente al Euro. La divisa europea se depreció 1,05 % m/m, mientras que el Yen se apreció 0,66 % m/m. Comparado con el mismo período un año atrás, el Euro se apreció 8,3 % y el Yen 6,1 %. Ultimo valor al 07/09: $/€ 1,21 y ¥/$ 109,32.

Europa:

Con noticias positivas




Economía real: Aumento de las ventas minoristas




  • El volumen de comercio minorista de la zona del Euro aumentó 1,1 % a/a y 2,6 % a/a en la EU 25 en julio. Comparado con junio de 2004 creció 0,4 % en la zona del Euro y 0,1 % en la EU 25. Las ventas de alimentos, bebidas y tabaco subieron 1,1 % a/a en la zona del Euro y 1,8 % a/a en la EU25 y los sectores no alimentarios aumentaron 1,1 % a/a y 3,3 % a/a, respectivamente. Entre los Estados miembros, las tasas más altas de crecimiento en las ventas minoristas se observaron en: Reino Unido (6,5 % a/a), Polonia (5,4 % a/a), Francia (2,1 % a/a) y Portugal (1,3 % a/a).


Precios: Inflación mayorista anual de 2,4 %en mayo


  • Los precios industriales de la zona del Euro aumentaron 0,4 % en julio comparado con el mes pasado, al igual que en la EU25. En mayo se mantuvieron estables en ambas zonas. La inflación mayorista anual se encuentra en 2,8 % en la Euro zona y en 3,1 % en la EU25. Comparado con el mismo período un año atrás, los precios de la energía crecieron 5,1 % en la zona del Euro y 6,1 % en la EU 25, lo de los bienes intermedios aumentaron 4,2 % 4,3 % respectivamente. Los precios de los bienes no durables subieron 1,6 % y 1,7 %, respectivamente. Los bienes de capital aumentaron 0,6 % a/a en la zona del Euro y 0,8 % a/a en la EU 25 y los de los bienes durables crecieron 0,7 % a/a y 0,6 % a/a, respectivamente. Entre los Estados miembros, los tasas más altas de crecimiento en los precios mayoristas, se registraron en Hungría (9,3 % a/a), Chipre (7,8 % a/a) y República Checa (7,2 % a/a). Las tasas más bajas en los precios se observaron en Irlanda (1,3 % a/a), Alemania (1,9 % a/a) y Finalandia (-0,4 % a/a).





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal