Idea y composición



Descargar 209.28 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión14.11.2017
Tamaño209.28 Kb.
  1   2   3   4

La Forma


 

 




idea y composición

 

“Idea construida”. así titula el autor Alberto Campo un conocido libro. En la pasada clase nos hablaron de la idea. En la proxima, de estructura y construcción. ¿Y la composición? Es el eslabón intermedio, transito entre la idea y la construcción. Del dicho al hecho... La formalización es el trecho. Idea --> forma--> construcción.



 

Proyectar es algo así como resolver un problema. Analizar los datos y encontrar la solución.

La idea surge del lugar (espacio temporal), de la función, de la intención (modos propios de entender el espacio y la luz), de la racionalidad de la construcción (la estructura, los materiales, las tecnologías...). Valen de ejemplo la colección de sillas que revisamos el día anterior.

 

Khan usa otras palabras en la relación idea / forma:



“que es / como quiere ser”; El concepto abstracto frente a la realidad concreta, “La” cuchara frente a “Una” cuchara:

 “La cuchara indica una forma compuesta de dos partes inseparables, mango y cavidad. Una cuchara implica un determinado pro­yecto realizado en plata o en madera, grande o pequeño, poco o mucho cóncavo. La forma es "qué". El proyecto es "cómo".”

(Louis Kahn, idea e imagen. Xarait.  pg. 63)

 

La forma es la materia prima, el vocabulario básico para el análisis y la síntesis. No es aun la esencia del proyecto pero si un universal, un nivel de abstracción que salta del hecho individual al modelo y viceversa. Nos permite clasificar y organizar. Hablar, pensar, discurrir, discutir.



 

 

 





2. Alejandro de la Sota. Gobierno civil de Tarragona. Idea.

 

Describe la génesis de la forma y sus razones.



“La forma no es el objetivo de nuestro trabajo, sino su resultado”. “La forma como meta desemboca siempre en un formalismo”, afirma Mies. Explicar eso ahora llevaría un largo discurso acerca de clasicismo y modernidad, modelos y arquetipos, tradición y racionalidad.

Sin embargo, aquí de la Sota parte de las connotaciones simbólicas y utilitarias de la forma, de los tipos, para generar un centauro, o un cíclope.





 

 

3. ID. Esquema inicial.



 

Un bloque vertical sobre otro horizontal.

 

 

 



 

 

 



  

 


 


4. ID. Planta.

 

La idea se densifica, las intenciones comienzan a realizarse, a incorporar realidad.



La etérea idea se formaliza aterrizando con más precisión sobre el lugar, incorporando medida y modulo.

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 





5. Id. alzado

 



 

 

6. croquis cónico.



 

Y la forma (líneas, planos, volúmenes) se materializa, estructurándose y construyéndose mediante materiales, cerramientos, huecos, texturas, sombras... Ya pesa.

 

 

 



 

 

 



 



7. ID. Cónica concurso.

 

Aquella idea inicial ya es casi arquitectura. Funciona, es construible, casi la podemos tocar y habitar.



Podemos afirmar que a idea ya existe, pero solo en el “cosmos noetos”.

Solo falta ganar el concurso..., y verificarla y brindarla al mundo.

 

 

 



 

 

 



 



 

8. ID. construcción

 

Ya es. Idea construida.





9. Piet Mondrian. Bodegón cubista.

 

composición

 

Herramienta para conformar la idea. Así la definimos.



“El artista no hace brotar emociones como canta el pájaro. El artista compone.”

PAUL CEZANNE

 

Componer: poner-con, concertar. Este es en gran parte nuestro trabajo al proyectar. Trabajo y juego.



 

Acudimos a la archisabida definición que hace LC:

“la arquitectura  es el juego sabio, correcto y magnífico de los volúmenes reunidos bajo la luz".

(Le Corbusier. Hacia una arquitectura. PG. 16)

 

 




 

10. bodegón en h y v

 

Juego: aprendizaje, esfuerzo divertido, con riesgo: apuesta que a veces se pierde. No es lineal.

 

Hemos elegido unas imágenes de Mondrian por su proceso de aprendizaje, por su progreso en la investigación: de eco a pfc . También por las ventajas de lo abstracto: Su bondad esta en la composición no en la  imitación. De hecho, sus cuadros los  titula así  “composición tal o cual”. Cuando Mondrian escribe sobre The Stijl, afirma que ha llegado al final de la abstracción: Reducción a horizontal, vertical, luz y colores puros.



Vemos como el bodegón inicial es reducido a líneas, planos, círculos y rectángulos

 




11. pixelizado.

 

En una  progresiva abstracción nada queda de la imagen, solo pintura y geometría.



Este efecto no nos asombra hoy, lo vemos en cualquier telediario, es automático con el photoshop... Pero, a principios del XX? Supuso una radical desintegración, una dura nacionalización de la realidad, reducida a diferenciales de pura pintura de colores puros.



12. composición.

 

Siguiendo el proceso de Mondrian, verificamos



“Las reglas del juego (que) se definen a continuación:

1. Investigaras lo desconocido hasta que se vuelva familiar.

2. Le impondrás repetición rítmica.

3. Le buscaras todas las variantes posibles.

4. Elegirás la mas interesante de las variantes y la desarrollaras a costa de las otras.

5. Combinaras y recombinaras las variantes, la una con las otras.

6. Todo esto lo harás desinteresadamente, sin otra finalidad.

Estas bases son validas a cualquier nivel, ya se trate de un niño jugando en la arena, o de un compositor elaborando una sinfonía.”

 

(DESMON MORRIS. The Naked Ape, 1967. Citados  por Zobel. Cuaderno de apuntes.)



 

“Un cuadro es una combinación original de líneas y colores que se ayudan entre si.”

(EDGAR DEGAS. contado por Jean Bouret. Zobel.)

 

 





13. composición rojo, azul y amarillo.

 

Viendo que esta composición es mejor que la anterior,  volvamos a la definición de LC: El juego es “sabio y correcto” porque tiene leyes, es objetivable... es bueno o malo.  Pasemos del “me gusta” al “lo entiendo”. (Anécdota del “sobre gustos no hay nada escrito.”)



La composición tiene leyes. Cierto que hay diversos caminos o juegos, pero cada uno tiene sus reglas.

Mies, en su programa docente, escribe que hay que pasar de las opiniones a los criterios y de los criterios a las certezas.

“Queremos saber  lo que puede ser, lo que debe ser y lo que no puede ser.”

 

(Chicago, 1938)



 



14. composición rojo, azul y amarillo.

 

Una cita de la introducción de la magnifica historia del arte de Gombrich lo expresa claramente:



“Quien quiera que haya tratado de componer un ramo de flores, mezclando y cambiando los colores, poniendo un poco aquí y quitando allí, ha experimentado esta extraña sensación de equilibrar formas y matices, sin ser capaz de decir exactamente qué clase de armonía es exactamente la que se ha propuesto conseguir. Hemos advertido: una mancha de rojo aquí lo altera todo; o este azul está muy bien, pero no «va» con los otros colores; y de pronto, una rama de hojas verdes parece componer el conjunto «acertado». «No tocarlo más  decimos, ahora está perfecto». No todo el mundo, lo admito, pone tanto cuidado en arreglar las flores, pero casi todo el mundo tiene algo que desea colocar con «acierto». Puede tratarse de encontrar el cinturón acertado que haga juego con cierto vestido, o de cualquier otra cosa que en nuestra vida cotidiana nos salga al paso. Por trivial que pueda ser, en cada caso percibimos que un poco de más o un poco de menos rompe el equilibrio, y que sólo hay una proporción en la que la cosa sea como debe ser.

Las personas que se preocupan de este modo con respecto a las flores o los vestidos, pueden parecernos exageradas porque sentimos que tales cosas no merecen demasiada atención. Pero lo que en ocasiones puede constituir una mala costumbre en la vida real y es, por ello, suprimido o disimulado, puede encajar perfectamente en el terreno del arte. Cuando se trata de reunir formas o colocar colores, un artista debe ser siempre «exagerado» o, más aún, quisquilloso en extremo. El puede ver diferencias en formas y matices que nosotros apenas advertiríamos. Por añadidura, su tarea es infinitamente más compleja que todas las experiencias que nosotros podamos realizar en nuestra vida corriente. No sólo tiene que equilibrar dos o tres colores, formas o calidades, sino jugar con infinitos matices. Tiene, literalmente, sobre la tela, centenares de manchas y de formas que debe combinar hasta que parezcan «acertadas». Una mancha verde, de pronto puede parecer amarilla porque ha sido colocada demasiado cerca de un azul fuerte; puede percibir que todo se ha echado a perder, que hay una nota violenta en el cuadro y que necesita comenzar de nuevo. Puede forcejear en torno a este problema; pasar noches sin dormir pensando en él; estarse todo el día delante del cuadro tratando de colocar un toque de color aquí o allí, y borrarlo todo otra vez, aunque no podamos darnos cuenta del cambio. Pero cuando ha vencido todas las dificultades sentimos que ha logrado algo en lo que nada puede ser añadido, algo que está verdaderamente acertado, un ejemplo de perfección en nuestro muy imperfecto mundo.”

 

( Ernst h. Gombrich. Historia del arte. Alianza forma)



 

 


 

 


los tres elementos:

la línea


 



Basaremos esta clase sobre la imagen. Casi un pase de diapositivas, con una lectura elemental de obras contemporáneas más señaladas y conocidas. Al escribir los comentarios nos martillea una vieja frase de Le Corbusier: “aquello que puede explicarse no merece la pena ser dicho”...

Sirva de recomendación para que  profundicen en el material sobradamente publicado.

 

Aunque la arquitectura es más que geometría, más que composición, la composición parte de la geometría elemental. Esto es,  línea, plano y volumen. Son el inicio del lenguaje de la forma. EL objetivo es que adquieras el vocabulario y la sintaxis. Es una común analogía: Letras, palabras, frases, leyes gramaticales... Aprender a leer para aprender a escribir. Del mismo modo sentimos la necesidad de leer, de comprender para comenzar a escribir.



 



16. menhir en Carnac, Francia. Neolítico.

 

Spiro Kostov señala como verdadero inicio de la arquitectura el menhir, no la cabaña: ningún animal sintió la necesidad de levantar un megalito desperdiciando  esfuerzo tan enorme como inútil.



 

Al erguir un menhir el hombre pasó a otro orden de necesidad. Su trabajo no responde ya a una necesidad física de abrigo, sino a una necesidad de conmemorar, de señalar, de expresar.

 

El Grand Menhir Brise de Locmarquier, en Bretaña, alcanzo una altura de 21 metros y un peso de 330 toneladas.



 

 




17. Barragan. Torres Satélite. Mexico, 1957

 

Denota la misma intención. Un hito. Señalar un lugar con una marca reconocible, memorable, comunicable.



 

“Si me hubiesen dicho que trazase algo sobre una pared, me parece que habría trazado una cruz, que esta hecha de cuatro ángulos rectos, que es una perfección que lleva en si algo divino y que es, axial mismo, una toma de posesión del universo, porque en los cuatro ángulos rectos tengo dos ejes, apoyo las coordenadas con las que puedo representar el espacio y medirlo”

 

Le Corbusier. El espíritu nuevo en arquitectura, 1925





18. ID. escala

 

El tamaño importa. Y su escala, su relación al hombre.



 

 

 



 

 

 



 

 

 



  

 

 





19. Mies. Seagram. Nueva York, 1958.

 

Desplazo la torre de su posición habitual, retrasándola respecto a la retícula de calles y avenidas de Nueva York. Con un breve gesto genera una plaza, da perspectiva, permite la entrada del sol de invierno, gana una estancia tangente al incesante flujo de circulación...



 

 

 



 

 

 



 

 




20. Wright. Rascacielos 1 milla. Illinois, Chicago, 1956.

 

La agudeza califica el sustantivo.



Son, quizás, leves manipulaciones sobre la forma elemental, la más elemental después del punto, que la enfatizan.

La línea tiene ahora principio y fin, dirección y sentido.

En cuanto al principio, Wright describía su proyecto como una espada con vértice hacia el cielo y el puño asido por el suelo.

 

 





 

21. Maillart. Puente, 1930.

 

La línea horizontal señala una dirección, hasta puede evocar movimiento.



 

 

 



 

 

 



 

 

 



 

 

 





22. mies. Crown Hall. IIT. Chicago, 1952.

 

Línea definiendo planos.



Una sucesión de elementos lineales configuran el plano vertical. Otras líneas el borde de los horizontales, o los soportes, ya sean vigas o pilares.

 

 



 

 

 



 

 

  



 

 




 

23. Santa Sofía. Estambul, 537. Antemio de Talles e Isidoro de Mileto.

 

Línea definiendo volúmenes.



En este caso, los cuatro minaretes trazan las aristas de un prisma que enmarcan espacialmente la gran cúpula



 

24. Hércules Olivario. Roma.

 

Líneas definiendo un cilindro.



La repetición de líneas sugiere un plano, circular en este caso, y leemos el volumen resultante como cilindro.

Alberti describió una hilera de columnas como un muro extremadamente abierto.

 

 

 





25. Geoda.

 

Líneas definiendo una esfera.



 

Una malla espacial, casi inmaterial, ingrávida en relación el espacio delimitado, al volumen generado.

 

 

 



 

 


los tres elementos:

el plano


 



 

“Toda forma pictórica se inicia con un punto que se pone en movimiento... y surge la línea –la primera dimensión-. Si la línea de transforma en un plano consigue un efecto bidimensional. En el salto del plano al espacio, el impacto hace brotar el volumen”

(Paul Klee)

 

27.  Mies. Casa de ladrillo, 1923.



 

Vemos líneas que son planos tendidos hacia el   infinito. Pese a la inmediata referencia a la composición neoplásica, esquiva los recintos cerrados de Mondrian. Usando planos en L o en T apenas sugiere un dentro o fuera.

 




28.   Barragan. Bebedero, Las Arboledas, Mexico, 1959.

 

Una lámina  tumbada y un plano de pie.



Un plano no sol provoca sombras, las recibe.

Un plano vertical tiene un antes y un después, un delante y un detrás.

 

 

 



 

 

 



 

 

 



 



29.   Mies. Pabellón. Barcelona, 1929.

 

Planos paralelos y ortogonales delimitan, no encierran el espacio, que fluye entre ellos sobre el plano del basamento, con un recorrido de circulación guiado.





30.   Neutra. Casa Kauffman en el desierto. California, 1946.

 

Entorno humanizado mediante leves planos horizontales, apenas sustentados por esbeltos soportes.



Arquitectura que resguarda sin fachadas.

Arquitendencias: preferencias de cada arquitecto.

 

 

 



 

 

 



 

 




 

 

 



31.   Mies. Sala de conciertos. Fotomontaje sobre la nave de la empresa aeronáutica Martin, de Albert Kahn, 1942.

 

Plano definiendo volúmenes.



 

Desmaterializa la arquitectura hasta la esencia de la intención: Plano base, plano de cubierta, planos de fondo.





 

32.   Le Corbusier. casa Shodan. Ahmendabad, 1956.

 

Tendida sobre un agregado de piezas heterogéneas, aparentemente inconexas, la cubierta recupera un volumen único.



 



33.   Rietveld. Casa Schroeder. Utrecht, 1925.

 

 



Plano por descomposición de volúmenes.

 

Tal acentuación pictórica y compositiva, hace bascular la arquitectura hacia una escultura neoplásica habitable.



 

 

 



  

 

 



 



 

34.   ID.

 

Explosión de la caja. Ya lo dijo Wright.



 

Buscando la abstracción, materiales, gravedad, construcción... desaparecen bajo el color y las elementales formas geométricas impuestas.

 

 

 



 

 

 



 



35.   Wright. Casa Kauffman de la cascada, 1937.

 

Plano deslizante.



 

Produce la distinción de horizontales y verticales mediante  las texturas y colores de los materiales, piedra y estuco. Con los grandes voladizos en direcciones distintas y las sombras de los rehundidos logra que las bandejas horizontales parezcan flotar.

 

 

  



 

 

 



 



36.   Mies. National Gallery.Berlin, 1962-1967.

 

 Plano de cubierta.



 

Dos planos especialmente significativos son el plano base y el plano de cubierta. Mies culmina la búsqueda de la esencia de la arquitectura, levantando un dolmen en Berlín, en su última obra.

 

 

 



 

 

 



 

 

 





 

37.   Mies. Casa Farnsworth. Plano. Illinois 1945-1950.

 

Plano base elevado



 

Despegar el plano del suelo genera una ascension del medio natural al artificial.

 

 

 



 

 

 



 

 

 





 

38.   Mies en Epidauro. Polycletos, 350 a.C.

 

plano deprimido



 

Por contra, excavar la naturaleza  al modo de un escultor con su bloque, la convierte en materia prima de la arquitectura. Como un animal salvaje domesticado, queda sometida, reglada al hombre, a la geometría.

 

 

 



 

 

 



 



 

39.   Alfredo Paya.MUA, Alicante.

 

Potencia la expresion del plano deprimido tendiendo una lamina de agua sobre el plano de nivel, bajo la que hemos de sumergirnos para llegar a aquel.



 

 

 



 

 

 



  

 

 



 



 

40.   Le Corbusier. casa Sarabhai. Ahmendabad, 1955.

 

 planos paralelos,  y una extraordinaria libertad de espacios y de usos, no confinados por la rigida trama.



 

Los planos paralelos construyen el espacio en la direccion ortogonal. Direccionan su flujo y lo hacen extrovertido.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal