Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página99/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   95   96   97   98   99   100   101   102   ...   105

Pensión Asistencial de ancianidad

para mayores de 65 años de edad


y carentes de recursos económicos

El SERVICIO DE SEGURO SOCIAL está recibiendo en todas sus agencias, solicitudes para optar a la Pensión Asistencial de Ancianidad.


Este beneficio establecido en el art. 245 de la Ley 16.464 del año 1966, lo han hecho efectivo el actual Gobierno Popular, con la dictación del reglamento respectivo.
Favorece a todas las personas, hombres y mujeres, mayores de 65 años, carentes de recursos económicos y no afectos a previsión.
No se consideran como recursos económicos, ingresos inferiores al 50% del salario mínimo de la industria y comercio.
A todo pensionado que reciba una pensión de monto menor al de la Pensión Asistencial de Ancianidad ya que en tal caso puede optar por ésta. A los que habiéndose afiliado a cualquier régimen de previsión, no tienen derecho a pensión o jubilación...
Rápida tramitación...
Más informaciones serán proporcionadas a los interesados en las agencias del Servicio de Seguro Social.
Información y Difusión. S.S.S. (1265)

El Gobierno estaba poniendo en marcha una medida significativa en beneficio de los jubilados.


Al mismo tiempo se celebraba el 48° aniversario del Servicio de Seguro Social, con un sobrio acto en el cine Cervantes al que asistieron autoridades provinciales, el senador Luis Godoy, dirigentes sindicales y representantes de todas las organizaciones de pensionados y jubilados de Magallanes.
El Servicio de Seguro Social –de hecho la columna vertebral de la seguridad social chilena- atendía en Magallanes a mediados de 1973, a 4.000 firmas patronales imponentes, 18.000 asegurados activos, 3.000 independientes y voluntarios, 6.000 pensionados y 25.000 beneficiarios de la Asignación Familiar.
Es decir, el llamado sector pasivo representaba a más de 50.000 trabajadores, obreros, técnicos, artesanos, profesionales y empleados que habían integrado la fuerza de trabajo en Magallanes en los decenios anteriores.
Expresaba al respecto “El Magallanes”: “Como en todo el país, los beneficiados cubren riesgos de enfermedad, cesantía, el otorgamiento de pensiones en sus diversos tipos, todas las obligaciones derivadas de accidentes del trabajo, el pago de las asignaciones familiares, prenatales y las cuotas mortuorias. El plan de construcciones de CORVI consulta periódicamente viviendas para este servicio.”
Y refiriéndose al incremento experimentado por los beneficios a los obreros, durante los dos años de gobierno de la Unidad Popular, anotaba: “...por ejemplo, las pensiones mínimas de E° 300 en 1970, alcanzan a E° 3.040 en abril de este año, o sea diez veces más. Las asignaciones familiares de E° 1.50 en 1970 por carga y dia trabajado llegan a E° 8.24 en 1973, casi seis veces más... El Convenio Laboral Chileno-Argentino es otro avance en este orden, pues permite asegurar previsión a los chilenos que trabajan en territorio hermano...Pero indudablemente con la Ley de Ancianidad para mayores de 65 años de edad y carentes de recursos económicos es donde la previsión va a alcanzar su mayor significado. Ella permitirá otorgar el beneficio de toda persona mayor de 65 años con o sin previsión...” (1266)
La CUT en Magallanes desarrollaba una intensa actividad de difusión y de presencia en la vida social y política de Magallanes, que la vinculaba a las más diversas entidades privadas e instituciones públicas.

Los trabajadores junto al pueblo


A ganar la batalla de la producción

Primer Congreso Provincial de la unidad Popular
15, 16, y 17 de junio (1267)

Por la unidad del pueblo

Contra el fascismo y la guerra civil
Militante de partidos de la Unidad Popular,

Trabajador, mujer, joven

Asiste al acto inaugural de mañana a las 19 horas en el Municipal
Primer Congreso Provincial de la Unidad Popular

15, 16 y 17 de junio (1268)

A este respecto, el Secretario Departamental de la CUT de Puerto Natales, con motivo de cumplirse 62 años de la fundación de Puerto Natales, informaba de las principales acciones que realizaba su organización.


Por ejemplo, se señalaba la firma de un Convenio entre la CUT y el Banco Central, por el cual los trabajadores de Ultima Esperanza podían importar sus propios equipos de trabajo.
Y también se hacía un balance de la Reforma Agraria en ese sector de la provincia: "En materia de Reforma Agraria hemos logrado importantes avances en este sentido, pues junto con la reforma agraria que alcanza su aspecto más importante en este Departamento, son ahora los trabajadores los que deciden, los que ejecutan, los que realizan el trabajo y la conducción, borrando de esta manera un pasado caracterizado por la explotación del latifundio." (1269).


CORFO

Corporación de Fomento de la Producción

Departamento Magallanes
Necesitamos adquirir terreno 5.000 m2. aproximadamente, apropiado para viviendas del personal. Negocio rápido. Dirigirse a Lautaro Navarro 1111, 2° piso, Casilla 858. (1270)

ENAMI – CUTTER COVE
Necesita adquirir 2.500 a 3.000 metros cuadrados de terreno, para la construcción de Oficinas y viviendas del personal. Hacer ofertas a Ecuatoriana 443. casilla 851, teléfono 21947. (1271)

La importancia e influencia de la acción cultural realizada en aquellos años, se reflejaba en la prensa local. Los medios de comunicación mantenían informada a la población dentro de los recursos limitados con que contaban.


La televisión, en particular, como se puede apreciar en este aviso de la prensa local, tenía horarios limitados de transmisión.

Programación de TV




17,30 hs. Leonardo Melena.

17.55 hs. Música Libre.

18.20 hs. Cine en su hogar “Hotel Berlín”.

20.00 hs. Muchacha italiana viene a casarse.

20.45 hs. Galería nocturna.

21.10 hs. Sombras Tenebrosas.

21.30 hs. Noticiero.

22.15 hs. Largometraje: “El oro de Agua Negra”.

23.32 hs. Cierre. (1272)

A su vez, en su comentario semanal “A través de los libros” en “El Magallanes”, el profesor y escritor Marino Muñoz Lagos, escribía a propósito de la reedición por Editorial Quimantú del libro “Pisagua” de Volodia Teitelboim: “Quienes han tenido a la patria bajo sus botas de capataces del imperialismo, la oligarquía y el latifundio, no sabrán nunca del amor sincero, indesmentible, que los chilenos humildes sienten por su dolorosa geografía, cordilleras nevadas, mares azules, campos esmeraldas, minas, caletas, desfiladeros, desiertos, bosques, coironales y hielos que dan forma a nuestro territorio...Es la novela del campo de concentración de Pisagua, levantado por la mente alucinante de un Presidente de la República, cuyo nombre no es del caso ni conveniencia evocar. Solo que allí quedaron los dolores sepultados con la muerte, de los que cayeron para no levantarse más y que siguen caminando con el canto en los labios y las banderas en alto, siempre avanzando, compactos y victoriosos, creciendo y germinando como la semilla en la arena.” (1273)


Aun en medio del clima de tensión social y política, las organizaciones de trabajadores seguían formándose, como es el caso del Sindicato Profesional de Mueblistas, Carpinteros de Banco, Elaboradores de Maderas y ramos similares, constituido a mediados de junio y cuyos dirigentes elegidos fueron José Vidal Díaz, José Alvarez Barría, Manuel Trujillo Ojeda, José Nahuelneri Montiel y Osvaldo Gallardo Barría. (1274).
También en esos días se anunciaba por la prensa local, la renovación del directorio del Sindicato Comunal Oazy Harbour, integrante de la Federación Campesina “27 de Julio” y los dirigentes elegidos por los 550 socios del sindicato fueron Arcadio Bahamondez, Raúl Cárcamo Guajardo, Lorenzo Trujillo, Orlando Segura Oyarzún y Jacinto Paillán Mella. (1275)
En el mismo mes de junio, se constituyó un nuevo Sindicato, perteneciente a otra empresa perteneciente al complejo CORMAG; el Sindicato Profesional de Empleados de la Empresa Constructora EMCOR Ltda. de Punta Arenas, y cuyos primeros dirigentes fueron Cesar Candia S., Luis Soto V., Rodrigo Tejeda D., Carmen Luz Morán y Luis Olivares B. (1276).
En 1973, la organización sindical en Magallanes había alcanzado una gran extensión y amplitud, como puede apreciarse en el listado que se presenta a continuación.
Como se puede apreciar más adelante, la organización sindical y gremial abarcaba los obreros -agrupados en sindicatos únicos, por rama de actividad y profesionales- y los empleados organizados en asociaciones, así como el amplio sector de los trabajadores fiscales y semi-fiscales.
Como se sabe, en virtud del crecimiento que estaba experimentando desde la década de los cincuenta la administración del Estado en Magallanes, el número de funcionarios públicos aumentaba constantemente, como se percibe aquí en el gran número de asociaciones de empleados.
La disputa política e ideológica en el seno de la ANEF, en consecuencia, tenía mucha importancia para ambos bandos en conflicto.
Además, el gobierno había venido respaldando constantemente el desarrollo y fortalecimiento de la CUT, como lo expresara el Presidente de la República en el Plenario de Federaciones de la CUT, realizado el 25 de julio de ese año: “Siempre he tenido conciencia de la necesidad de que la CUT participe en las tareas constructoras de la nueva sociedad, teniendo el más absoluto respeto a su independencia, sabiendo que jamás la CUT será un instrumento obsecuente al gobierno. Yo respeto demasiado a los trabajadores para siquiera aceptar que alguien diga o piense algo semejante.” (1277)

La organización sindical

en Magallanes:

panorama de la Central Unica de Trabajadores

en 1973

¿Cómo era el mundo sindical y el ambiente de la CUT en 1973?


Veamos un breve panorama de la sede en Punta Arenas de la Central Unica de Trabajadores como ambiente de trabajo, entre 1970 y 1973.
La sede de la Central Unica de Trabajadores, funcionó hasta diciembre de 1970 en el Sindicato Ganadero y Frigorífico de Magallanes, donde compartía oficinas con la Federación Campesina 27 de Julio. A partir de entonces y hasta septiembre de 1973 funcionó en el local de la antigua Escuela Nocturna Popular en Punta Arenas; ese era un lugar de intensas reuniones, de mucho trabajo y de una actividad agitada.
Relata sobre ese ambiente Herminia González Bergmann, Secretaria administrativa de la CUT entre 1969 y 1973: “...era un lugar de mucho movimiento; todo el día llegaban dirigentes, las reuniones, los Consejeros que pasaban en la tarde a buscar información, o a recibir y entregar correspondencia, los sindicalistas que andaban por la sede para reunirse con gente que buscaba trabajo...” (1278)
Las oficinas de la CUT abrían a las 9 de la mañana, de lunes a sábado, de manera que la jornada de trabajo de su Secretaria era de 09.00 a 12.00 y en la tarde desde las 14.30 hrs....”bueno hasta las 8 o las 9 de la noche y a veces cuando había alguna reunión importante, o había que preparar correspondencia o discursos, yo me iba a las 10 o a las 11 de la noche y cerraba la sede. Yo tenía la llave de la sede.”
En la sede de la CUT trabajaban habitualmente y contratados dos funcionarios: la Secretaria administrativa (1279) y un Auxiliar (un joven de apellido Díaz), que se desempeñaba también como estafeta. (1280) En este período, la CUT era una organización bastante consolidada, que disponía de una casilla de Correo, poseía una cuenta corriente bancaria y además, una Cuenta de Ahorros en el Banco del Estado.
¿Cómo operaban las finanzas de esta organización?
La organización se financiaba en Magallanes con las cuotas de los sindicatos, los que a su vez, recibían esos fondos de sus propios trabajadores afiliados, pero esos fondos nunca alcanzaban para financiar el creciente funcionamiento de la organización.
El arriendo y los gastos de teléfono de dicha sede, corrían por cuenta de la Universidad Técnica del Estado, gracias a lo estipulado en el Convenio CUT-UTE., de manera que las oficinas habían sido entregadas en comodato por la Universidad Técnica del Estado a la Central Unica.
Hay que subrayar que –en general- casi ningún dirigente de la CUT en Magallanes recibía una remuneración permanente de la Central, sino que la mayoría de ellos se financiaba con sus propios sueldos de sus trabajos, en empresas o servicios públicos: “...eran todos ad-honorem los dirigentes del Consejo de la CUT en esa época, solo cuando necesitaban viajar se les cancelaba un viático, yo era la que recibía los dineros de los Sindicatos y le entregaba esa plata al Tesorero el compañero Angel Vera, pero ninguno de esos dirigentes recibía un sueldo de la CUT...eran otros tiempos, porque eran dirigentes con vocación sindical, con vocación de trabajadores...” (1281)
Las reuniones ordinarias del Consejo Directivo Provincial tenían lugar una vez al mes, mientras que las sesiones extraordinarias, se efectuaban previa convocatoria escrita o verbal urgente y cuando las circunstancias así lo exigían.
En ciertas casos, se efectuaban “ampliados” de la CUT, que consistían en reuniones de asamblea, en las que el Consejo Directivo, se reunía con los Presidentes de todos los sindicatos afiliados a la organización, lo que daba ocasión a una convocatoria de 50 a 60 dirigentes.
También se reunían algunos sindicatos en la sede de la CUT, como el recientemente creado Sindicato de Asesoras del Hogar, según testimonia Herminia González: “...si, las asesoras del hogar se organizaron, y en la primera reunión que llegaron como unas veinte, se formó el Sindicato allá abajo en la CUT, y vino el Inspector del Trabajo, todo muy legal, y yo conversaba con ellas, que estaban muy contentas y animadas de tener su nuevo Sindicato...y como la sede estaba abierta también los sábados de 9 a 12 del día, a ellas se les facilitaba la sala de asambleas y venían a reunirse a la CUT...”
Los dirigentes que más frecuentemente se acercaban a la sede de la CUT eran, según Herminia González: “...bueno, por supuesto el compañero Armando Ulloa, Secretario Provincial, que venía casi todos los días, el Subsecretario Abdón Hernández, Ramón Aguilar, el compañero Francisco Alarcón, que estaba a cargo del convenio CUT-UTE, Alonso Chávez que se encargaba de la Propaganda, el compañero José Donoso, que estaba a cargo de conflictos...”
La actividad diaria en la sede de la CUT, se orientaba durante el día a atender a numerosos trabajadores y dirigentes que se acercaban en busca de trabajo o para entrevistarse con algún dirigente, aún cuando la organización no tuvo una Bolsa de Trabajo.
Por lo tanto, los contactos de sus dirigentes servían como medio para obtener alguna ocupación, según relata Herminia González: “...bueno en temporada de invierno, siempre se acercaban obreros campesinos, gente que al término de la esquila o de los frigoríficos se venía para la ciudad y gastaban rápido toda su plata...usted sabe...y también venían obreros jornaleros en busca de trabajo...yo les tomaba sus datos que quedaban en una ficha y ahí después sus dirigentes conocidos, les trataban de buscar trabajo...pero siempre los dirigentes de la CUT se daban la tarea de buscar trabajo a la gente que andaba cesante...”
Además, la oficina de la Central recibía periódicamente la información proveniente de los Sindicatos, cada vez que éstos renovaban su directiva, por lo que se llevaba un Archivo de Dirigentes actualizado.
La organización sindical había alcanzado en Magallanes un alto grado de organización y de expansión hacia 1973. No solo las organizaciones de empleados fiscales y semi-fiscales se habían fortalecido en sus propias entidades (como la ANEF), sino también los sindicatos industriales y profesionales urbanos y campesinos, habían experimentado un crecimiento considerable.
Además, numerosas organizaciones representaban conjuntamente a obreros y empleados, como es el caso de los trabajadores de ENAP, de la Salud, de la Educación y bancarios.
No figuran en este listado, los colegios profesionales por escapar a la categoría de organismos sindicales o gremiales objeto de este estudio, pero no obstante ello, es necesario reconocer que desempeñaron un rol social y político importante e influyente, sobre todo desde mediados de la década de los sesenta y hasta 1973.
Cabe subrayar que el conjunto del movimiento sindical de Magallanes en el período 1970 a 1973 estaba experimentando un fuerte proceso de cambios, de toma de conciencia y de fortalecimiento.
La CUT en 1973 era una poderosa organización con alrededor de 15.000 afiliados, organizada en un Consejo Directivo Provincial compuesto por 15 miembros, más 4 suplentes y los siguientes Departamentos: Juvenil, Femenino, Conflictos, Tesorería, Organización y Campesinos.
El dirigente de los profesores del SUTE e integrante del Consejo Directivo Provincial de la CUT en 1973, Fulvio Molteni, expresa al respecto: “Este era un movimiento sindical que se estaba desarrollando, que se estaba fortaleciendo y nosotros trabajábamos aplicando una política sensata, con un realismo prudente, sin demagogias, sin caudillismos, tratando que se mantenga la disciplina laboral...” (1282)
No estaba todo logrado ni mucho menos, pero los trabajadores organizados se iban incorporando en las tareas del aumento de la producción, en los innovadores mecanismos de participación en la gestión de las empresas y servicios, realizando en muchos casos esfuerzos heroicos para sacar adelante sus empresas.
Aun en medio de las diferencias en los estilos de conducción y de trabajo gremial (1283), el sindicalismo magallánico se estaba fortaleciendo, se iban afiliando nuevas organizaciones a la CUT.
Este crecimiento se daba además, a nivel nacional, ya que “...entre septiembre de 1970 y septiembre de 1973 aumentó de 1.448 a 1.841 el número de sindicatos industriales, de 2.536 a 3.733 el número de sindicatos profesionales y de 774 a 1.118 el de los sindicatos agrícolas, según fuente de la Dirección General del Trabajo. Y la masa laboral, comprendidos los trabajadores agrícolas, que era de 630.392 el año 1970 pasó a ser en 1973 de 1.009.319. El 30% de la masa laboral llegó a estar organizada y los trabajadores pasaron a elegir, en votación secreta, sus representantes en los Consejos de las Cajas de Previsión.” (1284) Y agregaba los siguientes datos sobre la fuerza sindical de la CUT a nivel nacional: “La Central Unica de Trabajadores tenía entonces un gran peso en la vida del país. 800 mil trabajadores pertenecían a sus filas...” (1285)
En Magallanes al año 1973, la CUT afiliaba a un total de alrededor de 14.500 trabajadores.
El siguiente listado presenta a las organizaciones sindicales más importantes e influyentes que existían en Magallanes en 1973.


  • Sindicato Profesional de Jornaleros de Mar y Playa.

  • Comando Unido de Trabajadores del Petróleo, filial Magallanes. (1286).

  • Sindicato Industrial del Picladero de Magallanes.

  • Sindicato Unico de Trabajadores de la Empresa Lanera Austral.

  • Federación de Trabajadores de la Salud, FENATS.

  • Sindicato Unico de Trabajadores de la Educación, SUTE (1287).

  • Unión de Profesores de Chile - Filial Magallanes (afiliado al SUTE).

  • Sindicato Profesional de Viajantes.

  • Asociación de Trabajadores de Vialidad.

  • Asociación de Profesores y Empleados de la Universidad Técnica del Estado, APEUT (Afiliado al SUTE).

  • Consejo Local de Obreros Portuarios.

  • Sindicato Profesional de Empleados y Obreros Telefónicos.

  • Asociación de Empleados de los Servicios de Educación, ANESES (Afiliado al SUTE).

  • Asociación Nacional de Trabajadores de INDAP, ANATI.

  • Sindicato Metalúrgico y Anexos de Punta Arenas.

  • Sindicato de Barracas de Maderas, Puertas y Ventanas.

  • Sindicato Industrial Minero de Cutter Cove.

  • Sindicato de Trabajadores del Aserradero Las Coles.

  • Sindicato de Trabajadores de Viña San Pedro.

  • Sindicato Profesional Unico de Empleados y Obreros de CORMAG.

  • Sindicato de Empleadas de Casas Particulares de Punta Arenas.

  • Frente Femenino de Lanera Austral (1288).

  • Frente Provincial de Jubilados.

  • Asociación de Empleados de la Dirección de Obras Sanitarias, ANEDOS.

  • Sindicato de Obreros de EMCOR Ltda. (1289)

  • Sindicato Profesional de Empleados de la Empresa Constructora EMCOR Ltda. de Punta Arenas.

  • Asociación de Secretarias de Punta Arenas.

  • Consejo Local de Obras Portuarias.

  • Sindicato de Trabajadores de SOCOAGRO.

  • Sindicato Profesional de Empleados y Obreros de Hoteles, Restaurantes y Actividades Conexas de Magallanes.

  • Sindicato Profesional de Obreros de la Construcción de Magallanes.

  • Federación Campesina "27 de Julio" (1290).

  • Federación Bancaria de Chile - Consejo Provincial.

  • Sindicato de Empleados Navieros de Punta Arenas.

  • Sindicato Profesional de Empleados y Obreros de la Cooperativa Copeaustral Ltda. de Magallanes.

  • Federación de Profesionales y Técnicos del Servicio Nacional de Salud (afiliada a FENATS).

  • Sindicato Profesional de Empleados y Obreros del Banco de Chile. (afiliado a la Federación Nacional Bancaria y al Consejo Zonal Bancario).

  • Sindicato Profesional de Empleados y Obreros de COFRIMA.

  • Sindicato Gráfico de Magallanes.

  • Sindicato Profesional de Empleados Particulares de Empresas de la Locomoción Colectiva de Punta Arenas.

  • Sindicato Profesional de Músicos de Magallanes.

La Central Unica se organizaba internamente en Departamentos, entre los cuales los más importantes eran el de Conflictos, Prensa y Propaganda, Femenino, Organización, Finanzas y Juvenil.


Este último, por su parte, mantenía contactos estrechos con las organizaciones más representativas de los estudiantes de la región: la Central Unica de Estudiantes Medios de Magallanes (CUEM) y la Federación de Estudiantes de la Universidad Técnica del Estado.
Además, relacionado con la Central Unica, funcionaba un Frente Provincial de Jubilados de Magallanes, que agrupaba a alrededor de 8.200 afiliados, procedentes de todas las cajas de previsión y del Servicio de Seguro Social.
A mediados de julio de 1973, el Servicio de Cooperación Técnica en Magallanes informaba, a través de la prensa, de un conjunto de proyectos industriales para la región que se encontraban en etapa de elaboración y que iban a significar un incremento en la demanda de mano de obra.
Decía esta publicación: “Casi terminado proyecto de Maestranza Municipal. Diez proyectos se encuentran actualmente en estudio en el Servicio de Cooperación Técnica, algunos de los cuales ya están terminados –entre ellos el de la Maestranza Municipal- y se está en la etapa de la importación de maquinarias para la puesta en marcha, lo que ocurrirá en los primeros meses del año 1974. Dichos proyectos además del presentado por la corporación edilicia son: reparación de camiones, fábrica de fittings, fábrica de calentadores, fábrica de cerrajería (cerraduras, bisagras, etc.), fábrica de bolsas de polietileno, fábrica de subproductos de mataderos, planta de oxígeno, reparación de fibras textiles y fábrica de tejidos de punto de algodón. SERCOTEC ha hecho un cálculo estimativo de la mano de obra que se empleará en los proyectos y será de 55 personas de nivel universitario, de enseñanza industrial y egresados de escuelas técnicas, además de 35 personas sin estudios especiales...” (1291)
Los sectores rurales de la provincia, que ocupaban a varios miles de obreros campesinos, recibían por ese entonces una especial atención de los servicios públicos.
Se daba cuenta también por aquel entonces de los trabajos realizados por equipos de salud en las estancias de Magallanes, como aparece en el diario local: “El Servicio Nacional de Salud extiende acciones a todos los sectores rurales. En el sector rural. Durante más de un año el Servicio Nacional de Salud en Magallanes, con la colaboración de los organismos del agro y a través de equipos de salud formados por distintos profesionales, ha realizado acciones en algunos grupos rurales como Río Verde, Cruz del Sur, Las Coles, Villa Tehuelche, Oazy Harbour, Ci-Aike, Cañadón Grande, Bernardo O’Higgins, El Ovejero y Estrecho de Magallanes...” (1292)
Siempre dentro del proceso de modernización de la vida rural en Magallanes se destacaba a mediados de julio la aprobación de un presupuesto por E° 36.000.000, para obras de urbanización en nueve predios rurales del sector reformado: “El proyecto de instalación de agua potable y alcantarillado, trabajos que se comenzarán a ejecutar en el mes de septiembre, favorecerán a los asentamientos: Bernardo O’Higgins, Ci-Aike, Cañadón Grande, Cruz del Sur y a los Centros de Producción Cámeron, Tranquilo, Oazy Harbour, Cerro Guido y Cerro Castillo.” (1293)
A su vez, la celebración del 27 de julio tuvo las mismas características masivas de la conmemoración del 1° de Mayo, es decir, una concentración pública en el Teatro Municipal y una romería al cementerio a la tumba de los caídos.
La conmemoración de un nuevo aniversario del 27 de julio coincidió, como se ha visto, con la realización del IV Congreso de la Federación Campesina "27 de Julio" en Punta Arenas, como se relata más adelante.


Necesitamos
"Sociedad Minera necesita para su faena planillero encargado de jornales. Renta total entre 10 y 13 sueldos vitales, según experiencia. Interesados presentarse en Ecuatoriana 443." (1294)

El mundo del trabajo y de los trabajadores seguía su dinámica propia, como puede apreciarse en la siguiente serie de avisos de empleos publicados en la prensa local por esos días.




Atención
"Se necesitan maestros tapiceros. Tratar en Armando Sanhueza 485. (1295)

Sociedad Minera de Cutter Cove
Necesita Jefe Administrativo, para desempeñarse como tal en faena minera. Presentarse con antecedentes a partir del lunes 23 en oficinas ubicadas en Ecuatoriana 443. Sueldo base E° 26.227. (1296)

Se necesita empleada
"que sepa cocinar. Sueldo E. 9.000. Tratar Bories 687.” (1297)

Se ofrece persona
"Para garzón o cocinero, para trabajar en la zona o en la República Argentina. Tratar Martínez de Aldunate N° 2064." (1298)

Se ofrece joven
"para trabajar en cualquier actividad, con 4° Año Medio rendido. Llamar al teléfono 22942." (1299)

A este respecto cabe destacar que existía un notable incremento en la demanda de mano de obra, incluso no especializada, como es el caso de los avisos económicos solicitando los servicios de empleadas domésticas.


Obsérvese que, por ejemplo, el sábado 28 de julio, “La Prensa Austral” publicaba 24 avisos demandando este tipo de trabajo. (1300)
A fines de junio, la tensión política seguía acentuándose en todo el país. En la mañana del 29 de junio, una tentativa golpista de un grupo de oficiales y militares del Regimiento “Tacna” de Santiago, conocida después como el “Tancazo”, era sofocada por las fuerzas leales a la Constitución, y daba ocasión a una masiva reacción del pueblo y los trabajadores en defensa del Gobierno y del orden constitucional.
El Gobierno dispuso cadena nacional obligatoria de emisoras y declaró a Santiago como Zona de Emergencia, además de ordenar la movilización de las tropas leales a la Constitución.
Esa misma tarde, en medio del clima de tensión generado por este grave hecho, se reunió el Consejo Directivo de la CUT de Magallanes y emitió la siguiente declaración.


CENTRAL UNICA DE TRABAJADORES

Consejo Directivo Provincial

Magallanes

Orden del Día



Ante la nueva situación política que vive nuestro país, creada por un sector reaccionario y fascista de un grupo minoritario de las Fuerzas Armadas, el Consejo Provincial llama a cumplir las siguientes tareas:
1. Convocar a todos los trabajadores a asambleas permanentes dentro de sus frentes de trabajo.
2. Formar comisiones para mantener contacto con la CUT Provincial.
3. Formar comisiones de vigilancia diurna y nocturna.
4. Organizarse en frentes de trabajadores para mantenerse en comunicación.

5. Estar atento a cualquier llamado nacional o provincial de la CUT.
6. En cualquier momento estar en condiciones de movilización, y
7. Hacer declaraciones públicas de apoyo al Gobierno.

CONSEJO DIRECTIVO PROVINCIAL.

CENTRAL UNICA DE TRABAJADORES DE MAGALLANES. (1301)

Al mismo tiempo, en esta misma sesión se acordó enviar una nota de protesta al Intendente Octavio Castro Sáez, expresando “...la más enérgica protesta de los trabajadores ante el no acatamiento de las radios Minería y Presidente Ibáñez a integrar Cadena Nacional Obligatoria de Emisoras, ordenada por la Oficina de Información y Radiodifusión de la Presidencia de la República OIR.” (1302)


A partir de julio, la CUT Provincial intervino en el debate público acerca de las nuevas tarifas de LAN Chile para Magallanes, proponiendo que se fijen tarifas preferenciales conforme a diversas modalidades, como lo expresa en su declaración.

CENTRAL UNICA DE TRABAJADORES

Consejo Directivo Provincial

Magallanes.



DECLARACION PUBLICA


La Central Unica de Trabajadores de Magallanes en su reunión de Consejo fijó su posición con respecto al reajuste de los pasajes LAN. Los acuerdos fueron los siguientes:
Que la rebaja del 40% de los pasajes para los residentes en la provincia con más de seis meses de antigüedad, sea hasta un tope de cinco sueldos vitales.
Que se establezca un descuento del 40 por ciento para los estudiantes.
Que se establezca un descuento de un 60% en los pasajes aéreos para los pensionados y jubilados, restantes imponentes y trabajadores que perciben rentas inferiores a tres sueldos vitales.
La Central Unica de Trabajadores, consciente de este y otros problemas, cree estar cumpliendo con el compromiso contraído con los trabajadores, de asegurar su mayor poder adquisitivo, pues quienes perciben mayores sueldos no pueden tener los mismos beneficios que la mayoría de los asalariados.
Cabe hacer notar que todo esto está basado tomando en cuenta el vital imponible y no incluyendo la gratificación de zona.
Punta Arenas, 19 de julio de 1973.

Consejo Provincial CUT." (1303).

El 24 de julio de 1973, un conjunto de representantes de organizaciones sociales y sindicales, de orientación política opositora al Gobierno de la Unidad Popular, constituyeron el denominado "Frente de Defensa de Magallanes", una entidad político-social que reunía a algunos dirigentes provinciales y locales de la CUT, de los Estudiantes de la Enseñanza Media, de las Juntas de Vecinos y Centros de Madres y de algunas organizaciones campesinas controladas por líderes demócrata-cristianos.


El tema inicial que justificaba la formación de esta entidad era el reclamo por las alzas de los pasajes de LAN Chile, respecto a lo cual su dirigente Mario Yáñez expresaba: "Esta es una medida que no puede ser aceptada, pues es la más atentatoria que se haya dictado en contra de los magallánicos, cuyo principal problema es el aislamiento del resto del país. Además de impedir que los trabajadores de la provincia, especialmente los más modestos, puedan viajar al norte, este aumento de tarifas tendrá una grave repercusión en el presupuesto familiar de los residentes, ya que todas las mercaderías de consumo habitual que llegan por avión subirán escandalosamente de precios..." (1304).
La motivación política de fondo de esta organización, aparecería muy pronto en evidencia.
A fines de julio de 1973, se efectuó el último congreso de los sindicatos campesinos de Magallanes.


El IV Congreso

de la Federación Campesina "27 de Julio"

(27 - 29 julio 1973)

Los días 27 y 29 de julio de 1973, se realizó en Punta Arenas el IV Congreso de la Federación Campesina "27 de Julio".


Al evento, en el que participaron 120 delegados, en representación de alrededor de 5.000 trabajadores, llegaron representantes de los tres sindicatos de Ultima Esperanza, cuatro sindicatos de Tierra del Fuego y de siete sindicatos del continente.
En el acto inaugural (efectuado en la tarde del viernes 27 de julio, en la sede de la Universidad Técnica del Estado), intervinieron como oradores principales, los dirigentes Romedil Bitterlich por los sindicatos natalinos; Eusebio Hernández, por los sindicatos campesinos de Tierra del Fuego; Ricardo González, por los sindicatos de la provincia de Magallanes; José Vargas, por el Consejo Provincial Campesino, y Francisco Márquez, a nombre de la Federación Campesina "27 de Julio".
Los temas que se pusieron en tabla en este evento fueron:


  • balance del proceso de la Reforma Agraria;

  • sistema de tenencia de la tierra;

  • sistemas de abastecimiento del campo a la ciudad;

  • remuneraciones de los trabajadores campesinos; y

  • problemas de la organización sindical campesina en Magallanes.

En cuanto al balance del proceso de la Reforma Agraria en Magallanes, se aprobó una moción que realizaba una evaluación generalmente positiva de dicho proceso.


Se expresó en la ocasión que el déficit de animales dejado por las sociedades ganaderas privadas al momento de su expropiación, había sido reducido sustancialmente gracias al trabajo de los campesinos, tanto en los asentamientos como en las estancias del Estado.
También se concluyó que el proceso de Reforma Agraria había logrado poner término a la cesantía en el sector, presentándose como ejemplos, la Estancia Cameron, donde el número de trabajadores de año redondo había sido incrementado de 51 a 104, y Oazy Harbour, estancia en la que trabajan hoy 75 obreros más que los que trabajaban el momento de su expropiación.
En relación con los Centros de Producción, como sistema de tenencia de la tierra, se concluyó que la forma de esta tenencia, sea Centro de Producción o Estancia estatal debe ser decidida por los propios campesinos.
No obstante, la Federación "27 de Julio" se pronunció a favor de la constitución de Centros de Producción, ya que éstos estarían más acordes con la realidad del campo magallánico, en la medida en que su estructura es más abierta, como en las antiguas estancias privadas, con la diferencia de que la tierra pertenece al Estado y la gestión del predio corresponde a los trabajadores.
En cuanto a la política de remuneraciones, se aprobó la moción que postula la creación del "salario único campesino" en Magallanes, mecanismo que conduciría a la presentación de un pliego único de peticiones.
A su vez, en materia de abastecimientos, el Congreso aprobó la idea de proponer la creación de almacenes rurales, a fin de facilitar tanto el abastecimiento de las familias campesinas, como de los productos del campo en la ciudad, iniciativa que debían estudiar conjuntamente el Consejo Provincial Campesino y la oficina provincial de DIRINCO.
Uno de los acuerdos del Congreso fue establecer un diálogo abierto con las demás organizaciones campesinas existentes en Magallanes: la Federación de Asentamientos y Cooperativas y la Federación "Unidad Campesina", en la perspectiva de buscar la unidad de todas las entidades en una sola organización que las reúna.
La asamblea de clausura del Congreso tuvo lugar el domingo 29 de julio, en el Teatro Municipal de Punta Arenas. (1305)

A su vez, y como parte de la estrategia de la oposición política y económica al Gobierno de Allende, diversos gremios empresariales y sindicatos de trabajadores y empleados se adhirieron a un paro indefinido declarado el 6 de agosto de 1973.


El propósito evidente de este paro fue el de crear las condiciones de desabastecimiento y caos económico a fin de facilitar la desestabilización y caída del Gobierno.
Por su parte, la CUT Provincial controlada mayoritariamente por dirigentes y sindicatos de orientación favorable a la Unidad Popular, repudió el paro de agosto y lo condenó como parte de una estrategia política de carácter subversivo para facilitar el derrocamiento del Gobierno constitucional.
En este contexto y habiendo sido declarada Zona de Emergencia en la provincia de Magallanes, la autoridad provincial creó un Comité Provincial de Abastecimientos, dependiente de la Intendencia, con el fin de asegurar el abastecimiento normal y oportuno de la ciudad y de toda la provincia.
El Comité -representando directa y operacionalmente la autoridad del Intendente de la Provincia en esta materia- contaba con una línea de coordinación directa con la CUT Provincial, con la oficina de DIRINCO y con el Sindicato de Dueños de Camiones (SIDUCAM), a fin de realizar las requisiciones necesarias, decretadas legalmente por DIRINCO, a fin de evitar el desabastecimiento.
Uno de los sectores en los que el paro empresarial y opositor de agosto intentó paralizar las actividades era en el sector portuario.
Frente a esta paralización la organización sindical de los obreros portuarios de Punta Arenas emitió una declaración en la que manifiesta: "El Consejo Local de Obreros Portuarios manifiesta a la opinión pública que no se adhiere a paros políticos, ya que esta organización obedece orden de la CUT y consciente del enorme daño que se le está haciendo al país, la Directiva ya en reuniones anteriores ha discutido esto; y no se prestará para dejarse llevar por gente irresponsable que se presta para derrocar al Gobierno legítimamente constituído. Es así como asistimos todos los operarios sin discusiones políticas y los pocos empleados que faltan no se notó. Firman por el Consejo Local de Obreros Portuarios, Rudecindo Valderrama y Armando Gómez Sotomayor." (1306).
Por su parte, y en el contexto de la aplicación de la Ley de Control de Armas y Explosivos, se produjo el allanamiento de la empresa Lanera Austral, hecho que provocó un fuerte impacto en los trabajadores de la provincia e incluso en el país.


Echándole más “leña al fuego”:

el allanamiento

de la Industria Lanera Austral

(agosto de 1973)

Los allanamientos a empresas y sectores poblacionales por parte de las Fuerzas Armadas, habían comenzado ya desde 1972 en el resto del país.


En Magallanes sin embargo, estos no se habían producido dado el tamaño reducido de la población y de la ausencia de denuncias en materia de existencia de armas o explosivos.
Se desconoce quién o cómo surgió la idea de efectuar el allanamiento de la empresa Lanera Austral.
En la mañana del sábado 4 de agosto de 1973 (07.15 horas), un numeroso grupo de uniformados de la Fuerza Aérea armados y vestidos con equipamiento de guerra, cumpliendo instrucciones del Comandante en Jefe de la V División de Ejército y Jefe de Plaza, Gral. Manuel Torres de la Cruz, procedieron a ingresar y allanar las instalaciones de la empresa Lanera Austral, ubicada en el barrio Industrial de la ciudad de Punta Arenas.
Al interior del recinto industrial, los uniformados procedieron a allanar individualmente a los trabajadores, las oficinas y las maquinarias en busca de armas o explosivos, causando de paso diversos destrozos.
Habiéndose negado a aceptar la orden o intimación de detención al interior de una de las secciones de la empresa, los uniformados dispararon contra el obrero Manuel González Bustamante dejándolo gravemente herido e hirieron además, con sus bayonetas al trabajador Guillermo Calixto.
Ambos trabajadores fueron trasladados al Hospital Naval, donde pocas horas después falleció el obrero Manuel González, en medio de las críticas de sus familiares directos a quienes se les prohibió acceder al cuerpo del occiso por parte de las autoridades castrenses del recinto hospitalario. (1307)
Numerosas declaraciones de organizaciones sindicales, sociales y políticas fueron emitidas en los siguientes días, ante la conmoción causada por este allanamiento.
El Sindicato Unico de Trabajadores de Lanera Austral, emitió una fuerte declaración relatando los hechos y denunciando a los responsables políticos y militares de la muerte de este trabajador: "Que el sábado 4 de agosto siendo las 7.15 horas ingresaron a nuestra industria un grupo de aviadores portando fusiles-ametralladoras. Su fin consistía en efectuar un allanamiento en busca de posible armas que existieran en Lanera Austral; sin embargo, no encontrándose el polvorín que deseaban ubicar, su paso por nuestra industria fue a la usanza de las hordas de Atila o al sistema fascista con que se rigen ciertos representantes de las Fuerzas Armadas... He allí el fascismo. He allí las balas en las paredes de nuestra industria, quedarán grabadas para siempre como testimonio histórico para las futuras generaciones. He allí la sangre derramada de nuestro compañero Manuel González que tiene un nombre: sangre de la clase obrera. He allí el imperialismo yanqui, Patria y Libertad, Partido Nacional y el sector derechista de la DC. Pero aquí hay un ejecutor directo y responsable de este crimen. Usted señor General Manuel Torres de la Cruz, usted ha manchado sus manos con la sangre nuestra. Usted es el autor intelectual. Usted que se escuda tras el uniforme que diera gloria a nuestros padres de la Patria. Usted y nadie más que usted; nosotros los trabajadores de Lanera Austral le decimos, váyase y no actúe cobardemente asesinando trabajadores... Sr. General estamos dispuestos a enfrentar la represión que desatará en nuestra contra, no le tememos, lo soportaremos en memoria de nuestro compañero caído y con la férrea unidad y combatividad de nuestra clase y el Pueblo. No tenemos armas como lo pudieron constatar. Nuestras armas no son más que la confianza en la clase obrera, en su conciencia, en su unidad y capacidad de organización. Por nuestro compañero Manuel González a luchar hasta vencer. Venceremos. Antonio Mella, Héctor Vera, José Alvarez, Marcos Vidal." (1308)
El mismo 4 de agosto la CUT Provincial efectuó un Ampliado Sindical en el que se pusieron en tabla diversos temas relacionados con la política de distribución de productos de primera necesidad, para la Provincia.
A su vez, y como respuesta al allanamiento de Lanera Austral, la CUT Provincial publicó una declaración en la que exigió una investigación exhaustiva de los hechos ocurridos y sanciones a los culpables, y encabezó un paro de 24 horas en toda la provincia el día 7 de agosto.
El Presidente del Partido Federado de la Unidad Popular y Senador, Adonis Sepúlveda, encabezó junto a los dirigentes sindicales de la CUT Provincial, la multitudinaria marcha y sepelio con que fueron trasladados los restos del obrero Manuel González, desde la sede de la Central Unica en Avenida Colón hasta el cementerio de Punta Arenas.
Este grave acontecimiento vino a recrudecer el clima de odiosidad y el ambiente generalizado de conflicto que se vivía en Magallanes, y más puede ser percibido como una acción deliberada de provocación a los trabajadores, que una medida de control de armas, en circunstancias que dentro del recinto de la industria, obviamente, no habían ni fueron encontradas armas de ningún tipo.
Ninguno de los culpables en estos hechos, dio cuentas ante la Justicia.

El 7 de agosto, que fue decretado como una jornada de protesta, mediante un paro de 24 horas por la CUT Provincial, aparecieron en la prensa local numerosas declaraciones de organismos sindicales y gremiales, repudiando el allanamiento descrito.


Entre ellas, de la Federación de Trabajadores de la Salud, FENATS, que manifestaba: “...las asambleas realizadas en el día de hoy, en los distintos establecimientos acordaron realizar hoy martes 7, un paro de protesta como consecuencia del operativo militar, que provocara la muerte del compañero trabajador Manuel González B., y a los destrozos producidos en la empresa Lanera Austral y otras... asistir a los funerales y hacer llegar las condolencias a la esposa, familiares y compañeros trabajadores de Lanera Austral. Punta Arenas, 7 de agosto de 1973. P. Consejo Directivo Zonal. José Rubén Moil, Presidente, Manuel Velásquez Díaz, Secretario.” (1309)
El sangriento allanamiento de Lanera Austral, produjo como efecto inmediato, que los trabajadores organizados del sector del Barrio Industrial de la ciudad, adoptaran improvisadas medidas de resguardo y autodefensa de sus empresas. En efecto, los sindicatos relacionados con la actividad del Barrio Industrial de Punta Arenas se reunieron hacia el 10 de agosto, y acordaron la constitución de un "Cordón Industrial", una nueva entidad de carácter supra-partidario y supra-sindical en forma de red de coordinación de todos los sindicatos, organizaciones vecinales y territoriales de la zona norte de la ciudad. Como se aprecia en la declaración siguiente, la Central Unica hubo de plegarse a los nuevos procesos organizativos que se estaban produciendo en el seno de los trabajadores, como es el caso de los Cordones Industriales.
Esta declaración corresponde al 7 de agosto, al término del Ampliado Sindical de la CUT efectuado en Punta Arenas y apareció publicada en la prensa local al día siguiente.

CENTRAL UNICA DE TRABAJADORES

Consejo Directivo Provincial

Magallanes



Orden del día

de la Central Unica de Trabajadores

Consejo Provincial Magallanes
"El Consejo Directivo Provincial de la CUT emitió la siguiente orden del día:


  1. Acatar la orden del Consejo Directivo Nacional de la CUT, paralizando las actividades al mediodía de hoy;

  2. La paralización no significa abandono de los lugares de trabajo, estableciéndose en las propias faenas reuniones sindicales;

  3. La CUT Provincial llama a tratar en dichas reuniones lo siguiente:

  1. Pronunciarse frente al golpe y la guerra civil;

  2. Adoptar acuerdos frente a los paros patronales sediciosos que quieren paralizar el país, para derrocar al Gobierno Popular encabezado por el Presidente compañero Salvador Allende;

  3. Mantener la solidaridad con los acuerdos tomados por el Ampliado Sindical realizado el sábado último, en orden a exigir la derogación de la Ley de Control de Armas y Explosivos, y la dimisión de los responsables en los hechos de dominio público.

  1. Llamamos a las organizaciones sindicales y comunitarias a incorporarse en los organismos de poder de la clase que surge, y

  2. Damos a conocer a los trabajadores y al pueblo de Magallanes los organismos de poder popular que se han formado:

  • Cordón Industrial Norte, que abarca desde Tres Puentes hasta el aeropuerto Presidente Ibañez;

  • Comando Sectorial Barrio Prat, que comprende Avenida Colón hasta fuera de la ciudad.


Se llama a los trabajadores del puerto y del sector centro de la ciudad a una asamblea en el local de los portuarios, para que constituyan su Comando Sectorial.
Se ordena que en los servicios de utilidad pública, se mantengan turnos de emergencia.
Punta Arenas, 8 de agosto de 1973.
Consejo Directivo Provincial

CUT Provincial."

(1310)


El "Cordón Industrial Norte" quedó integrado, entre otras organizaciones, por el Sindicato Unico de la Empresa Lanera Austral, la Asociación de Trabajadores de Vialidad, el Sindicato del Picladero Magallanes y el Frente Femenino de Lanera Austral. No puede negarse sin embargo, que estas organizaciones no eran más que entidades de fachada, por cuanto no existía ninguna forma de coordinación real y efectiva entre los gremios y sindicatos, cuando menos alguna interconexión de comunicación entre los dirigentes sindicales.


El allanamiento a Lanera Austral había producido una efectiva agudización del conflicto político y social. En reunión ampliada del Consejo de la CUT, se acordó ese mismo día lunes convocar a una jornada donde todos los sindicatos y gremios afiliados se reunirían en asambleas, para debatir las causas y consecuencias de la actual escalada de violencia que vivía el país y la región.
El 9 de agosto, el periódico “El Magallanes”, editorializaba de la jornada colectiva organizada por la CUT para repudiar las acciones del allanamiento: “La experiencia vivida será analizada públicamente en el parlamento popular a realizarse hoy en esta ciudad, como máxima expresión del movimiento nacional dispuesto por la Central Unica de Trabajadores como repudio al fascismo y a la guerra civil.”
Al día siguiente de esta jornada, “La Prensa Austral” titulaba: “En Punta Arenas ayer no se trabajó...ayer Punta Arenas fue una ciudad inactiva. Los trabajadores paralizaron sus actividades, tanto oficialistas como los de oposición, aunque con distintas finalidades.” (1311) El allanamiento de Lanera Austral, como se puede apreciar, se constituyó en un verdadero punto de inflexión en el conflicto social y político y en la postura de la Central Unica de Trabajadores respecto de los "cordones industriales". Como se ha visto, hasta ese momento la CUT Provincial solamente había propiciado la formación de Comandos Sectoriales (1312), pero ahora, el escenario organizacional de los trabajadores y su nivel de conciencia y predisposición estaban cambiando rápidamente, y estimulaba la formación de nuevos Comandos Sectoriales, y apoyaba la adhesión de los sindicatos y otras entidades populares, a los llamados nuevos "organismos de poder popular".
Pero este acontecimiento ocasionó otro cambio profundo en el conflicto social y político a nivel local, como en el resto del país: era ahora claramente evidente que las FF.AA. habían dejado de ser un actor institucional indiferente o neutral, que eran un actor que estaba ya casi directamente involucrado en el escenario político y que estaban inclinadas por la oposición patronal y de derecha. El nombramiento en Santiago de nuevos Ministros, que eran a la sazón Comandantes en Jefe de sus respectivas ramas castrenses –en un así denominado “Gabinete de Seguridad Nacional”- ayudaba indirectamente a dicho involucramiento.
La acción de las tropas de la Fuerza Aérea en la Empresa Lanera Austral, y la agresividad con que fueron tratados los trabajadores de esa industria durante el allanamiento, estaba indicando claramente que los militares estaban inclinados ideológicamente en una postura contraria al Gobierno constitucional y su base social de apoyo popular. Como se ha dicho, dicho allanamiento en Magallanes, no fue más que “echarle leña al fuego” del conflicto social en la región.
En agosto de 1973, en el momento en que se produce el segundo paro empresarial y gremial contra el Gobierno, el escenario de la polarización era mucho más agudo, además que el clima social y político en Magallanes estaba bastante agitado, aunque no revestía los caracteres de violencia callejera cotidiana como en Santiago u otras capitales provinciales. Por un lado, a la oposición política y empresarial, se sumaban crecientes sectores de empleados y profesionales (Colegios Médico, de Abogados, y otros), todos liderados por la Cámara de Comercio e Industrias de Magallanes y el Frente de Defensa de Magallanes.
El SIDUCAM, el organismo gremial de los camioneros opositores actuaba como órgano de presión mediante el paro. Había entonces articulada una oposición gremial y social, que integraban el Frente de Defensa de Magallanes, la Cámara de Comercio, el SIDUCAM y los colegios profesionales; y una oposición política formada por los partidos Nacional, Democracia Radical y Demócrata Cristiano.
En algún momento, sin embargo, entre fines de agosto y principios de septiembre de 1973, el liderazgo social del movimiento opositor pasó por breves días de la Cámara de Comercio y los Colegios Profesionales, al llamado “Frente de Defensa de Magallanes” que intentaba agrupar a todos los adversarios sociales y políticos del Gobierno y de la Unidad Popular. El 31 de agosto, se anunciaba por la prensa “...Comercio suspendió su movimiento huelguístico...” (1313), pero la actividad económica estaba ya gravemente resentida por el paro de los Colegios Profesionales y por la huelga que habían declarado los Empleados Particulares en Magallanes, por lo que el comercio estaba ya en una situación de semi-parálisis.
Y el sector gobiernista, ¿quiénes lo integraban?
La Central Unica actuaba como centro de la acción social y sindical de los trabajadores, en la medida en que la mayoría de sus integrantes respaldaban a la Unidad Popular, aún cuando se mantenía en su interior el conflicto político con los dirigentes sindicales de tendencia opositora.
El Gobierno Provincial y los servicios de la Administración Pública operaban conectados entre sí, y con el centro del país. En otros términos, las líneas de fractura social y política atravesaban a todas las organizaciones e instituciones.
En agosto de 1973, este era el escenario de actores del conflicto social en Magallanes.

Asociación Industriales y

Artesanos-

AMPICH


Cámara de Comercio

e Industrias de

Magallanes







MOPARE

Movimiento

Patriótico de

Recuperación

SIDUCAM

Sindicato de Dueños

de Camiones


Frente



de Defensa

de Magallanes




P.N.

P.D.C.


Unidad

Popular








Colegios

Profesionales




Fuerzas

Armadas


Central Unica

de Trabajadores


Gobierno Provincial



Servicios Públicos

Aun en medio de esta aguda confrontación social, de impredecibles consecuencias, se manifestaba un intenso debate de ideas al interior de la organización de los trabajadores.




El debate político e ideológico

al interior del movimiento sindical

en 1973

Numerosas eran las polémicas que atravesaban al movimiento sindical de Magallanes hacia 1973.


Por cierto, que uno de los fenómenos mayores que agobiaba al movimiento sindical regional era la profunda fractura política e ideológica, que había experimentado gradualmente desde mediados de la década de los años sesenta y que se había acentuado durante los tres años de la Unidad Popular.
Se había abierto claramente una brecha casi insalvable, entre un sindicalismo de izquierda (adherido mayoritariamente a la Unidad Popular) y un sindicalismo demócrata-cristiano, que aunque permanecía dentro de la CUT, desarrollaba desde su interior una acción opositora de control y de vigilancia, muy eficaz y percibida como divisionista.
De hecho, y como producto de diversos procesos sociales y políticos en marcha desde la década de los sesenta, habían sindicalistas demócrata-cristianos en todos los sindicatos, y en el único sector en que se sintieron fuertes para desarrollar organizaciones "paralelas" fue en el campo, donde estimularon la formación de sindicatos, con campesinos que no estaban incorporados a la Federación "27 de Julio", como fue el caso de la Federación “Triunfo Campesino”.
Sin embargo, durante los tres años de la Unidad Popular, el sindicalismo demócrata-cristiano no jugó la carta de quebrar los sindicatos, sino de actuar desde su interior con sus posturas de oposición al Gobierno. (1314).
A su vez, muchos tópicos en debate al interior de los sectores de izquierda de la CUT, provenían de las diferencias que se manifestaban al interior de la alianza de gobierno, la Unidad Popular, las cuales, como se ha visto, se pusieron de manifiesto en el Congreso del Partido Federado de la Unidad Popular, y venían desde su propio origen.
Pero en agosto de 1973, es posible percibir un cierto cambio de postura de la CUT frente a ciertos temas, en particular de los "cordones industriales".
Detrás de éste viraje del movimiento sindical, subyace una polémica ideológica que venía suscitándose dentro de la CUT por lo menos desde 1971, la que reflejaba una diferencia sustancial de posturas entre el sector socialista y el sector comunista del sindicalismo y de la propia dirigencia de la Unidad Popular en el poder.
Por un lado, el sector sindical comunista (que ejercía una fuerte influencia en el campo educacional, de obreros de la construcción y mineros) postulaba (desde 1970 en particular) el respeto irrestricto a la legalidad vigente y el rechazo a todo tipo de "infantilismo revolucionario o de izquierda" que pudiera dar justificación a la acción sediciosa de la derecha política y económica.
Según ésta postura, los "cordones industriales" eran innecesarios porque la organización sindical existente se bastaba a sí misma para representar a los trabajadores.
Del otro lado, el sector socialista del sindicalismo regional (que ejercía influencia preponderante en los sindicatos campesinos y entre los funcionarios públicos), adherido a la consigna de "avanzar sin transar" y manteniendo algunas conexiones con los sectores laborales del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) y con otros partidos aliados menores de la Unidad Popular (MAPU-Garretón e Izquierda Cristiana), postulaba la formación de "cordones industriales" como medida de auto-defensa frente a la "agresión fascista" ya desencadenada y como medida de prevención ante las tentativas golpistas que se veían venir.
La polémica interna sin embargo, hacía referencia a otros dos temas de importancia mayor para los sectores políticos que influían en la CUT en aquel entonces: uno, era el del poder real de cada sector (socialista o comunista) al interior de dichos cordones industriales, y la capacidad de influencia y movilización que los respectivos partidos podrían ejercer sobre dichas nuevas entidades.
También estaba en cuestionamiento aquí, el tema del ritmo al cual avanzaban los cambios implementados por la Unidad Popular.
Aceptar la tesis de los "cordones industriales" (inventada por algunos socialistas y dirigentes miristas) significaba aceptar que los cambios podían acelerarse aún más, lo que tensionaba al aparato institucional del Gobierno al cual adherían los sindicatos y la CUT. Pero por el contrario, rechazar los cordones como alternativa de organización, significaba (desde la perspectiva de los dirigentes sindicales comunistas) dejar en manos del sector socialista de la CUT un nuevo campo de acción y organización, que le podía otorgar un mayor poder ante los trabajadores.
A raíz del allanamiento de la empresa Lanera Austral, el Consejo Directivo de la CUT acepta la idea de los cordones industriales, pero no renuncia a la formación de los Comandos Sectoriales.

El 9 de agosto de 1973, diversos gremios empresariales y algunos gremios de empleados, especialmente funcionarios públicos, agrupados en el Frente de Defensa de Magallanes, declararon un paro destinado a crear las condiciones finales del derrocamiento del Gobierno de Salvador Allende. (1315)


En Magallanes, algunos servicios públicos vieron afectadas sus funciones pero la mayoría de las actividades continuaron trabajando y atendiendo normalmente al público.
En particular, los trabajadores de ENAP paralizaron el mismo 9 de agosto durante 2 horas (de 15.15 a 17.15 hs.) en sus propios lugares de trabajo, en adhesión al paro convocado por el Frente de Defensa de Magallanes.
Uno de los sectores críticos donde este paro tuvo efecto es en el de los camioneros, donde el conflicto entre el gremio partidario de la oposición (SIDUCAM) y el gremio partidario del Gobierno (MOPARE) no fue sino un reflejo de la aguda tensión social y política que vivía el país y la región.
La autoridad designó Interventores Militares con el fin de ejercer autoridad sobre los sistemas de transporte y evitar el desabastecimiento artificialmente creado, pero dada la creciente extensión del conflicto, dichos interventores poco pudieron hacer.
Es necesario reconocer que a mediados de 1973, era evidente que el movimiento sindical estaba afectado por una profunda división, que era a la vez, político-ideológica, pero también humana.
Por un lado, estaba la Central Única, agrupando a la mayoría de los sindicatos y organizaciones sociales, cuya dirigencia respondía predominantemente a las orientaciones de la Unidad Popular, mientras que del otro lado, el de la oposición gremial y empresarial, se había logrado configurar una organización político-sindical paralela, el "Frente de Defensa de Magallanes" liderado por dirigentes demócrata-cristianos y de derecha, integrado por agrupaciones de empleados, de funcionarios públicos y algunas organizaciones vecinales y campesinas, y respondiendo a las orientaciones provenientes de los partidos de oposición al Gobierno.
La formación del “Frente de Defensa de Magallanes” aún cuando se había justificado inicialmente como una medida provisoria de presión al Gobierno para que rectifique sus políticas, reflejaba claramente que la oposición de centro-derecha había logrado penetrar en las organizaciones gremiales y de trabajadores con su discurso rupturista.
En este clima, se sitúa una declaración de fuerte lenguaje emitida por la Federación Campesina "27 de Julio", la que expresaba lo siguiente.

FEDERACION CAMPESINA “27 DE JULIO”

Magallanes


DECLARACION PUBLICA
1. Frente al paro decretado por la seudo organización denominada Frente de Defensa de Magallanes y la ANEF local, los campesinos organizados denunciamos entre los trabajadores y el pueblo, que este paro parcial que afecta a algunos servicios entre ellos los del Agro, es el producto de la desesperación de los reaccionarios y sectores desclasados, por crear problemas al Gobierno de los Trabajadores.
2. Que este intento de paralizar algunos gremios obedece a claras posiciones políticas, y al interés de los poderosos y acomodados, que no se conforman con el fracasado paro de dueños de camiones y quieren hacer bailar a sus muñecos de siempre en la cuerda de sus cochinos y afiebrados intereses.
3. Que, los trabajadores conscientes del momento que estamos viviendo y nuestro compromiso con la patria, rechazamos enérgicamente a los sectores sediciosos que quieren enfrentarnos entre chilenos. Estamos y estaremos siempre dispuestos a mantener nuestro proceso y nuestra lucha será por una sociedad justa e igualitaria.
4. Llamamos a nuestros compañeros a enfrentar unidos estas contingencias y estar atentos y alertas al llamado de nuestras organizaciones. Nuestra actitud es y será siempre de apoyo a nuestra CUT, a las autoridades y al Gobierno y exigimos las más drásticas medidas contra los que quieren crear el caos y el desorden en nuestra patria.
5. Llamamos a la meditación y a hacer conciencia a todos los que hoy han equivocado sus pasos. La historia demostrará que los fascistas que dirigen algunos gremios, no hacen otra cosa que obedecer órdenes foráneas y de sectores comprometidos con la oligarquía.
Punta Arenas, 18 de agosto de 1973.
Unidos, venceremos!

Hasta la victoria, siempre.


DIRECTIVA PROVINCIAL.

FEDERACION CAMPESINA 27 DE JULIO.” (1316)

Mientras tanto, el grado de tensión social y política en la región y en el país seguía en aumento.


El 16 de agosto, y en el marco de una medida del Gobierno para contrarrestar el paro de los empresarios y camioneros, fueron designados otros nuevos Interventores Militares para el transporte. Ese mismo día adhirieron al paro opositor, nuevos gremios de empleados particulares y de funcionarios públicos.
Aún así en este contexto agitado, el 20 de agosto tuvo lugar un acto de alta significación para los trabajadores campesinos de Magallanes.
A las 11.00 hs. de la mañana tuvo lugar en el Asentamiento "Bernardo O'Higgins" el acto de entrega oficial de este predio a los campesinos que lo trabajan. Según acuerdo adoptado por la CORA (Corporación de la Reforma Agraria), 67 familias además de los trabajadores del predio, resultarían beneficiadas con ésta medida que culminaba largos años en los que los trabajadores del campo demandaban el acceso a la tierra, para contribuir a la producción y al poblamiento de Magallanes. Se trataba de un campo de 96.400 hectáreas de extensión y que contaba con una dotación de 75.900 ovinos y 743 bovinos. (1317).
Durante el mes de agosto, diversas directivas sindicales se renovaron, conforme a la legislación vigente y ante el respectivo Inspector del Trabajo, reflejando así que la actividad organizativa sindical continuaba a todo ritmo.
Es el caso de la Federación de Profesionales y Técnicos del Servicio Nacional de Salud, que quedó presidida por la doctora Ema Osorio P.; del Sindicato Profesional de Empleados y Obreros del Banco de Chile; del Sindicato Profesional de Empleados Particulares de las Empresas de la Locomoción Colectiva de Punta Arenas, cuyos dirigentes electos fueron Juan Lobos, Ricardo Cárdenas y Abraham Aparicio; de la Asociación Nacional de Empleados de Servicio de la Educación (ANESE), cuyos directivos fueron Samuel Hernández, Héctor Mansilla y Víctor Pérez Labrín; y de la directiva del Sindicato de Empleados Navieros de Punta Arenas, la que quedó integrada por los dirigentes Sergio Zapata, Mario Aguilera, Mario Gallardo, Eloy Calixto y Rodolfo Molina.
Esta notoria normalidad sindical contrastaba con el clima de tensión reinante.
En efecto, las organizaciones gremiales y sindicales, tanto aquellas que aparecían dirigidas por líderes gobiernistas como de oposición, estaban cada vez más tensionadas por el escenario político de confrontación que se vivía.
La CUT Provincial, en respuesta al paro patronal y gremial iniciado a mediados de agosto, declaró en "estado de alerta" a todas las organizaciones sindicales de la provincia, mediante la siguiente declaración.

CENTRAL UNICA DE TRABAJADORES

Consejo Directivo Provincial

Magallanes


Declaración

de la Central Unica de Trabajadores de Magallanes


  1. Todas las organizaciones sindicales afiliadas a nuestra Central Unica deben rechazar categóricamente estas intenciones que pretenden concretar también en nuestra provincia.




  1. Cada organización sindical debe denunciar a nuestro Consejo Provincial y también públicamente a aquellos elementos que de una u otra forma tratan de engañar a los trabajadores llevándolos de esta manera a apoyar las actividades sediciosas con que pretenden derribar al Gobierno legalmente constituído.




  1. Se hace necesario redoblar la vigilancia y procurar de esta forma que se mantengan funcionando normalmente todas las industrias, centros reformados, servicios públicos y frentes de trabajo en general.




  1. Se establece a partir de este instante y en toda la provincia el estado de movilización permanente, es decir, los sindicatos deberán programas asambleas, reforzar los comités de vigilancia, informar sobre la situación nacional, etc.




  1. La CUT realiza hoy un ampliado con todos los dirigentes sindicales de la provincia, delegados de personal, dirigentes de los cordones industriales y de los comandos sectoriales. La asamblea se efectuará en el local de la CUT a las 19 horas.


Punta Arenas, 21 de agosto de 1973.




Compartir con tus amigos:
1   ...   95   96   97   98   99   100   101   102   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal