Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página95/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   91   92   93   94   95   96   97   98   ...   105

C H I L E




Nº 177 REF : Frigorífico Tres Puentes



Señor:

Carlos Zanzi C.

Vicepresidente Ejecutivo

Corporación de Magallanes

PRESENTE



Muy señor nuestro:
Como es de su conocimiento, durante el mes de Enero del presente año se produjo una explosión en la Sección Autoclave del Frigorífico Tres Puentes, que dejó inutilizada esta industria.
En aquella oportunidad el Sr. Intendente encomendó a este Servicio la elaboración de un informe con el objeto de ser presentado al Presidente de la República, Don Salvador Allende, durante la visita que hiciera a la Provincia e iniciar las gestiones ante Corfo Agrícola y Socoagro para hacer a la brevedad posible, el estudio de una planta que absorbiera el beneficio del Frigorífico Tres Puentes y Matadero Municipal.
Por otra parte, viajó expresamente a Punta Arenas, el Gerente de Socoagro don Ramón Astorga, para entrevistarse con el Sr. Vicepresidente de Cormag para solicitar un financiamiento por parte de este organismo.
Con fecha 19 de Abril, la Subgerencia General Técnica de Corfo, nos informó que había sido aprobado el proyecto del Futuro Matadero Frigorífico de Punta Arenas y se facultaba al Jefe del departamento Magallanes, para iniciar las conversaciones con CORMAG, en el sentido de lograr su financiamiento por partes iguales. Este planteamiento se basa en el hecho de que el valor estimado de Eº 54.000.000. – no se contemplaba en los proyectos presupuestados para mataderos frigoríficos durante el proximo sexenio.
Para su conocimiento, la Gerencia Agrícola de CORFO está elaborando urgentemente el anteproyecto y calendario de inversiones de la obra que se levantará en el terreno de propiedad municipal adyacente a Río Seco. Esta ubicación se decidió previo informe del Jefe del Departamento de Construcciones de Socoagro, don Enrique Krüger quien visitó los distintos sitios, sostuvo conversaciones con el Sr. Intendente, Ejecutivos y Técnicos de CORMAG, ORPLAN, Sindicatos y Jefes de Servicios del Agro. La decisión del lugar de construcción coincidió con los deseos de la primera autoridad.
Considerando la conveniencia de anexar el picladero de cueros adquiridos por Cormag a esta futura planta y crear un complejo agro-industrial, Socoagro solicitó a la Compañía Frigoríficos de Magallanes la posible venta de un terreno adyacente, conversaciones que están muy adelantadas por existir mutuo acuerdo, en espera de una resolución por parte de CORMAG.
Rogaría al Sr. Vicepresidente tratar de poner en tabla para la próxima reunión de Comité Ejecutivo, la discusión de este proyecto por las siguientes razones:
a) Condiciones inhumanas de trabajo del esforzado gremio de materiales y anexos, que debe de laborar practicamente a la interperie, con horario nocturno y sin ninguna seguridad. Esto sucede tanto en el Matadero Municipal como en la Grasería Ivelic y Cía.
b) Falta de capacidad instalada para el beneficio de la masa de bovinos en rápido crecimiento por las importaciones masivas realizadas por Corfo.
c) Grave perjuicio para la economía ganadera de la provincia al no disponer de industrias modernas que permitan el procesamiento de sus productos en condiciones técnicas y sanitarias adecuadas lo que impide competir en mercados nacionales y extranjeros. (Inglaterra no se interesa en la compra de carne de ovino magallánica, debido al informe negativo de las industrias por parte de una comisión de técnicos de ese país que viajaron expresamente a la zona).
d) Constituyendo la carne de ovino el plato básico de los habitantes de Magallanes, es fundamental preocuparse de su tratamiento e industrialización.
Adjuntamos a la presente, Memorandum de este Departamento, enviado a la Gerencia Agrícola y que justificó el proyecto.
Saludamos atentamente a Ud.,

CORPORACION DE FOMENTO DE LA PRODUCCION


ALBERTO MARANGUNIC DAMIANOVIC


Jefe Departamento Magallanes"
El segundo documento ilustrativo de esta materia, es el estudio técnico de CORFO regional enviado a Santiago. Aquí se realiza un análisis detallado de los principales factores que estaban influyendo en la crisis de esta industria en Magallanes. Este documento -también inédito- dice textualmente lo siguiente:

"FUTURO MATADERO FRIGORIFICO DE PUNTA ARENAS




La fuerte caída del precio de la lana en el mercado durante estos últimos años, está indicando que la ganadería magallánica debe orientarse principalmente a la producción intensiva de carnes y diversificándose paulatinamente hacia el bovino.
La provincia produce 12 mil toneladas de carne, de las cuales 8 mil son consumidas en la zona y 4 mil enviadas al norte del país. En cuanto a la lana se producen alrededor de 11 mil toneladas siendo vendidas en el exterior el 50% y la restante en el norte del país.
La ganadería austral no deja lugar a otras expresiones de interés por la tierra agrícola, no obstante el hombre se ha empeñado en tener con vida una pequeña agricultura mixta que en la práctica no deja de ser una experimentación. Granjas de papas y hortalizas, estas últimas en forma natural o en invernaderos, otorgándole el Estado ayuda crediticia a fin de paliar el deficit de alimentos vegetales.
En general los costos de comercialización de las carnes en la provincia de Magallanes son elevados debido a los anticuados sistemas de trabajo imperantes, que se caracterizan por el bajo rendimiento del personal y mal aprovechamiento de los subproductos. Los establecimientos frigoríficos existentes en la zona fueron construídos a comienzos de siglo y solo en la Isla Tierra del Fuego se vislumbra una solución a corto plazo con la construcción de una moderna planta que entrará en funciones en el mes de Marzo de 1972 coincidiendo con la época de faenas.
Es necesario señalar que el frigorífico Bories con un beneficio de alrededor de 2.500 reses al día emplea 300 hombres, en circunstancias que industrias como el frigorífico Morro Chico que es relativamente moderno beneficia 1.000 animales diarios ocupa 28 operarios.
Se ha agravado el problema en el Departamento de Magallanes con la explotasión de los autoclaves del frigorífico Tres Puentes que dejó inutilizada la industria. Se ha tenido que resolver esta situación acondicionando una faena de emergencia en una de las antiguas graserías existentes en la ciudad con el objeto de cumplir compromisos contraídos con ECA para enviar carne al norte del país y evitar la cesantía a más 180 obreros.
El matadero Municipal existente en Punta Arenas abastece a la ciudad siendo su sistema de matanza rutinario y tradicional, adoleciendo de fallas en su línea de trabajo, malas condiciones higiénicas y ausencia de instalaciones para el tratamiento para de subproductos.
Con el objeto de substituir en cierto porcentaje el consumo de carne ovina (informe S.N.S 800 grs por habitantes), se ha incrementado la industria porcina y avícola para lo cual es necesario aprovechar los subproductos de matadero en la preparación de alimentos concentrados con alto pocentaje proteico y otros elementos que en la actualidad no son aprovechados.
El gran incremento que ha experimentado la ganadería bovina por la importación masiva que ha realizado CORFO en los últimos años, (más de 10.000 reses) la que se reforzará con nuevas partidas de alrededor de 5.000 cabezas anuales, hace necesario una atención preferente por parte de las autoridades con respecto a este proyecto. No existen plantas procesadoras para que tecnicamente estén preparadas para absorber este tipo de beneficio.
La importación por parte de CORMAG de un picladero de cueros señala la conveniencia de que éste sea instalado en lo posible anexo al futuro matadero de Punta Arenas que involucraría la existencia de un complejo agro-industrial al contemplarse también una central de corte y empaque.
En principio, el financiamiento de esta obra estaría dado por aportes iguales de CORMAG y CORFO a través de su filial SOCOAGRO, para lo cual se realizaron conversaciones preliminares entre ejecutivos de estas dos empresas.
En cuanto a su ubicación existen por el momento dos alternativas, el sitio adquirido por la I. Municipalidad para este fin y los terrenos del actual frigoríficos Tres Puentes.
Los trabajadores organizados en los sindicatos que agrupan matarifes y anexos, reiteradamente han solicitado la mayor urgencia para la realización de este proyecto ante la falta de estabilidad ocupacional y condiciones de seguridad de las instalaciones actuales.
La capacidad de frío a instalar deberá ser el 50% del beneficio anual, es decir, para el año 1980 necesitamos tener cámaras para 130.000 ovinos con 2.600 toneladas; 5.000 vacunos con 1.000 toneladas y 2.400 cerdos con 240 toneladas. Se deduce de esto que la capacidad total de cámaras no pasará de 4.000 toneladas.
Todo esto debe estar coordinado con una solución de producción conjunta ya que todo aumento dentro del area Ultima Esperanza y Tierra del Fuego debe ser absorbida por sus mataderos frigoríficos regionales.
Dentro del área específica del Departamento de Magallanes, se considera que ña asignación de un 5% de crecimiento de beneficio estaría dentro de lo normal, ya que si bien los primeros cinco años pareciera insuficiente, a largo plazo está realmente excedido.
Se deduce de todo lo expuesto que para el año 1980 Punta Arenas tendrá 325.800 ovinos, 150.000 en Porvenir y 180.000 en Ultima Esperanza con un total de 655.000 cabezas.
En cuanto a crecimiento de beneficio de vacuno para el año 1980 tendrá Punta Arenas alrededor de 11.000 cabezas, 2.000 en Porvenir y 6.000 a 8.000 en Ultima Esperanza, con un total de 22.000 vacunos que representaría más o menos una dotación de 150.000 de masa total.
Se piensa que el crecimiento del vacuno no substituírá al lanar pero detendrá su crecimiento de masa.
Se desea por lo tanto que CORMAG y SOCOAGRO construyan una unidad frigorífica funcional, con proyectos y planes de expansión en la misma medida que prospere su explotación y con costos adecuados a sus posibilidades de amortización." (1210)

El 1° de mayo en Magallanes revistió una especial solemnidad en 1971.




El 1° de mayo de 1971:

una conmemoración “en grande”

El 1° de mayo de 1971, revistió especial brillo y significación, especialmente por la presencia masiva de trabajadores en todos los actos.


El programa de conmemoración realizado por la CUT en Punta Arenas fue el siguiente:
Punta Arenas 09.45 hrs.
Primera parte:

Actuación del coro de la Universidad Técnica del Estado.

Poemas de Pablo Neruda.

Entrega de credenciales a los participantes del curso de Seguridad Industrial organizado a través del convenio CUT y UTE.
Segunda parte:

Canción Nacional.

Intervención del Comando Unido de Trabajadores del Petróleo.

Participación de un dirigente de Empleados Particulares.

Intervención de los trabajadores portuarios.

Palabras por el Subsecretario provincial de la CUT.

Cierre de la concentración por el Secretario General de la CUT, Francisco Alarcón Barrientos.
Al término del acto, los asistentes concurrirán en romería a la Plaza de la Federación Obrera situada en Avenida Bulnes, para recordar a los mártires caídos en luchas reivindicativas.
Puerto Natales:

Acto artístico.

Intervención de dirigentes de Ultima Esperanza.

Discurso a cargo de los representantes de la CUT Provincial, Armando Ulloa y José Donoso.

Romería al Cementerio.
Porvenir:

Romería al Cementerio en homenaje a los trabajadores fallecidos. Este acto se realizará a las 11 horas.

Acto público en el Gimnasio Cubierto (15 horas).

Intervención de dirigentes del Departamento.

Hablan los representantes del Consejo Provincial, Juan Mattson y José Ampuero.” (1211)
En el acto central realizado en el Teatro Municipal, la tribuna estaba ocupada por dirigentes sindicales, el Intendente Zvonimir Gezan, el Subsecretario del Trabajo Julio Benítez, regidores y parlamentarios.
Entre los oradores, el presidente del Sindicato de Empleados Particulares Daniel Ruiz Oyarzo, “...enfocó desde sus diferentes ángulos las causas que tiene el gremio para exigir una gratificación de zona, similar a la que perciben los empleados fiscales de Magallanes. También formuló duras críticas a determinados servicios por la mala atención que brindan sus funcionarios al público en general. ‘Esto es algo inaudito y que no se puede seguir soportando en este régimen de la Unidad Popular’, puntualizó Ruiz en medio de una sostenida ovación. Más adelante hablaron, Eduardo La Paz, vicepresidente de la Asociación de Obreros Portuarios, el Subsecretario de la CUT, Hernán Alvarez cerrando la manifestación el Secretario Provincial y regidor electo Francisco Alarcón Barrientos.” (1212)
En el discurso de clausura del acto, “...el dirigente máximo de los trabajadores magallánicos resaltó la importancia que tenía esta celebración, especialmente ahora en que en los actos participan directamente representantes del Gobierno. No solo estamos conmemorando esta fecha aquí en Punta Arenas, sino que a nivel provincial. Los trabajadores están conscientes en la lucha que hemos mantenido desde hace largos años para lograr y obtener reivindicaciones; estamos seguros que ahora lo lograremos con el gobierno de la Unidad Popular, reiteró Francisco Alarcón. Consideró de estricta justicia los planteamientos de los empleados particulares, en lo que se relaciona con la asignación de zona.”
Durante el acto se efectuó además, la firma del compromiso de los trabajadores de Lanera Austral para aumentar su producción: “En el transcurso de la concentración, se firmó el convenio entre el Gobierno y los trabajadores de la Lanera Austral, respecto al funcionamiento de la industria y del compromiso que contrae su personal para aumentar la producción. Julio Benítez señaló que a medida que vaya aumentando este proceso, también irán mejorando los beneficios y entradas de este grupo laboral, tal como se lo prometió el Gobierno luego de expropiar la industria.”
El acto, concluyó con una romería: “desde el Teatro Municipal, la columna marchó por Magallanes y luego por Avenida Bulnes hasta la Plaza de la Federación Obrera de Magallanes para rendir homenaje a los mártires caídos en luchas reivindicativas. La ceremonia finalizó poco después de las 13 horas.” (1213)

El 13 de mayo, el Gobierno dictó una resolución que otorgaba personalidad jurídica como “corporación de derecho público” a la Central Unica de Trabajadores, al mismo tiempo que establecía una cuota mensual de pertenencia a la central para todos los trabajadores sindicalizados y afiliados, equivalente al 0.5% de su salario o sueldo. Este nuevo estatuto jurídico de la CUT le permitió hacerse cargo de determinados recursos puestos a su disposición, como es el caso de la radioemisora “Luis Emilio Recabarren” en la banda AM. de Santiago.


Dos días más tarde, el 16 de mayo se instituyó el día nacional del Trabajo Voluntario, actividad en la que participaron el Presidente de la República, Ministros de Estado y jefes de servicios.
Las organizaciones sindicales comenzaron a desarrollar, a partir de este período, una notoria y dinámica actividad interna y de promoción de los derechos y necesidades de los trabajadores y de toda la población.
El 16 de junio, pocos días después del crimen del dirigente DC Edmundo Perez Zujovic, la Central Unica convocó a un acto masivo en Santiago, bajo el slogan “Contra la sedición y el terrorismo”, acto al cual asistió el Presidente Allende. Los dos oradores fueron Luis Figueroa, Secretario General de la CUT y el Presidente Allende, quienes fustigaron las acusaciones de la oposición derechista contra el Gobierno.
Las organizaciones gremiales y sindicales tenían ahora un amplio campo para su fortalecimiento y protagonismo. En este contexto, a fines de junio de este año, se efectuó en Punta Arenas una Conferencia Zonal de Trabajadores de la Salud. En la convocatoria a dicho evento, se lee: "...uniremos nuestras fuerzas para llevar un amplio debate sobre nuestra participación en este momento histórico que vivimos, porque sabemos que el gremio está consciente de sus responsabilidades...La creación del Servicio Unico de Salud, permitirá crear un organismo más eficiente y que esté de acuerdo con las necesidades de salud que el pueblo requiere. La presencia de los trabajadores y los beneficios a través de la Central Unica de Trabajadores, serán determinantes pero al mismo tiempo necesarios para asumir responsabilidades, para eliminar deficiencias que aún se observan en la estructura de nuestra organización gremial." (1214)
En junio de este año, fue efectuado el III Congreso de la Federación Campesina "27 de Julio".
La organización, que agrupaba a alrededor de 4.200 trabajadores del campo, analizó en esta oportunidad temas relacionados con la situación social y económica de los obreros de las estancias.
Entre sus conclusiones la solicitud de modificar la Ley de Reforma Agraria, en el sentido que los Consejos Campesinos que allí se regulan, sean elegidos por los propios trabajadores. Se criticó también durante el evento, la formación de organizaciones campesinas paralelas, que, a juicio de la Federación dificultan los esfuerzos sindicales por el logro de las reivindicaciones de los obreros del campo. La nueva directiva de la Federación "27 de Julio" que eligió este Congreso, y que rigió hasta 1973 estaba integrada por los dirigentes Armando Ulloa, Custodio Aguilar, Edgardo Vargas, Enrique Gallardo, Lorenzo Trujillo, Samuel Calisto y Silvio Mancilla.
El 5 de julio el Presidente Allende encabezó un acto público con los trabajadores del mineral de cobre de El Teniente en Rancagua, en el que hizo una reseña de la importancia de la próxima nacionalización del cobre. El 11 de julio, el Presidente Allende promulgó en Rancagua la reforma constitucional que significaba la nacionalización del cobre.
El 12 de agosto, en una concentración efectuada en el Teatro Caupolicán en Santiago, el Presidente Allende inaugura bajo los auspicios de la Central Unica, el Programa de Educación de los Trabajadores. Ese mismo día concluye una huelga de 11 días realizada por los trabajadores de la mina de cobre El Salvador, en demanda de mejoras salariales, mientras los Supervisores del mineral de Chuquicamata también se declararon en paro.
El 27 de julio fue recordado en Punta Arenas mediante los tradicionales actos, por la Central Unica de Trabajadores como anfitriones.
En la mañana de ese día, los trabajadores marcharon en romería hasta el cementerio de Punta Arenas, en cuya tumba depositaron ofrendas florales conmemorativas. En la tarde, se efectuó un acto en la sede de Av. Colón N° 965, en el que se inauguró la Escuela Sindical Permanente de la CUT, gracias al convenio CUT-UTE.
En esta ceremonia, el Coro de la Universidad Técnica interpretó diversas piezas musicales; a continuación el dirigente Francisco Alarcón B., anunció la puesta en marcha de la Escuela Sindical, a través de diversos cursos de nivelación de estudios para los trabajadores. El dirigente Francisco Alarcón “...puntualizó que los cursos serán programados por esa organización y funcionarán en horario vespertino a fin de dar mayores facilidades a los trabajadores de las diferentes industrias y de otras actividades laborales. También la CUT se encargará de fijar las materias y los temas sindicales a desarrollarse.” (1215)
A continuación el Secretario General de la Universidad Técnica, Alfredo Estupiñán, destacó la importancia social y cultural del paso dado por las dos instituciones en Magallanes, como en el resto del país y subrayó el hecho que muchos trabajadores se capacitarán para alcanzar el nivel de técnicos de mando medio. Por su parte, el Secretario Nacional subrogante de la Central Unica, Ramón Fernández, expresó que esta iniciativa educacional estaba dirigida a elevar el nivel cultural y educacional de la clase trabajadora, después de decenios de atraso e ignorancia.
Para comprender la amplitud y diversidad del mundo del trabajo en la década de los setenta, importa conocer también la realidad de los pequeños industriales y artesanos de Magallanes.


El trabajo

de los pequeños industriales

y artesanos en Magallanes

Hacia 1971, los pequeños industriales y artesanos de Magallanes, agrupados en una poderosa Asociación gremial, constituían un sector importante de la actividad económica y fuente de empleo para varios cientos de trabajadores, que reunía a más de 500 unidades productivas.


En el sector de los aserraderos y barracas de madera, los principales establecimientos eran los de Victor Martinic, José Barría, Mario Correa, Vivar y Santana, Bitsh Hnos., Guillermo Ahern, Juan Alberto Estefó, José Kusanovic, Dubracic Hnos, Marcou y Cía., Sociedad Ganadera, Albino Pinilla y la Suceción de Nicolás Mladinic. Es decir, en este segmento de actividad se mantenían aún antiguos aserraderos iniciados a principios del siglo XX.
En la elaboración de maderas, los establecimientos principales eran los de Gomez y Cimadevilla, la Constructora Sur, Albino Zbinden y la fábrica de puertas y ventanas de Ricardo Nuñez L.
A su vez, las carpinterías sumaban 19 en Punta Arenas, entre las cuales las más importantes eran las de Diómenes Barría, Paulo Thomsen, José García, Carlos Maldonado, Aliro Cárdenas, Pedro Agüero, Uldaricio Vargas, Elias Guichaquilen, Mirko Ivandic, Toribio Oyarzo y Nibaldo Torres.
Las desabolladurías de automóviles, por su parte, tenían una creciente actividad con el incremento del parque automotriz regional, con la importación de automóviles, camionetas, buses, minibuses y camiones, facilitada por el Puerto Libre. Entre los talleres más conocidos estaban los de Lustiano Díaz, Jorge Oyarzo, Jaime Venegas, Santiago Frey, Orlando Andrade, Rubén González, Fructuoso Guarategua, Armando Mansilla y Enrique Vargas, entre otros.
Se ocupaban también de los automóviles, el taller de electricidad automotriz de Jacobo Mizraji, los talleres de embobinado de motores de Guillermo Sepúlveda y Héctor Caballero, los talleres de soldadura de Ivan Buljan Ljubetic, Sergio Miranda y Estanislao Oyarzo, el garage de Aldridge Hnos., el taller de vulcanización de Paulino Barría, el garage de pintura “al duco” de Emilio Vásquez y de pintura de autos de Armando Aguilar.
La ciudad contaba incluso con talleres de tapicería de autos, como el de Humberto Barrios, de Luis Sumarett y Bernardo Gómez,.
Entre las imprentas y librerías, las más conocidas y concurridas eran, además de la imprenta del Instituto Don Bosco, el establecimiento Hersaprint, Imprenta marangunic Hnos., Impresos Coirón y el taller de artes gráficas, letreros y carteles de Héctor Rabanal.
Los Talleres mecánicos, por su parte, también asociados a la reparación de automóviles eran numerosos: los más importantes eran los de Jorge Jaksic, Antonio Bradasic, Lustiano Ruiz, Belisario Barría, Miguel Yadrijevic, Manuel Canuman, Bernardo González, Antonio Marinovic, Antonio Bartulovic, Pedro Cuevas, Juvenal Barra, Dagoberto Nuñez, José Yutronic, Carlos Mihovilovic, Higinio Monsalve, Juan A. Strauss y Héctor Alvarez. Obsérvese aquí el número crecido de mecánicos de ascendencia eslava.
Los talleres metalúrgicos en la ciudad de Punta Arenas, por su parte, se destacaban el de B. Marusic, Santiago Marinovic, el establecimiento Metalver, José Avendaño, Victor Alvarez, Mario José González y Oscar Muñoz Vera. Muchos de los establecimientos mecánicos y metalúrgicos, así como los talleres de desabolladura, estaban asociados a la actividad deportiva de las carreras de autos.
En cuanto a los mueblistas, que sumaban a lo menos unos 23 establecimientos en Punta Arenas, destacaban los establecimientos de Rufino Concha, la Mueblería y Carpintería “Londres” de los Hnos. Marinkovic, Mora Casanova, Juan Cárdenas, la mueblería “Bío Bío”, Atilio Cum, Tonizzo Hermanos, Carlos Ortiz, Eduardo Pinella, Oliverio Montiel, Guillermo Sepúlveda, Ruperto Lagos, Manuel Cárdenas Aguila, el establecimiento de Otto Mrugalski, José Miranda, Manuel Ulloa, Sixto Calixto Vidal, Pero Haro Elgueta y Nemoroso Lagos. Muchos de estos maestros mueblistas tenían en un mismo recinto, la fábrica de muebles y el local de venta de sus productos.
Existían por lo menos dos fábricas de ataúdes, rubro vinculado a los aserraderos y barracas: las fábricas de Santiago Ampuero y de Mercedes viudad de Díaz.
El sector de las panaderías, que eran a lo menos 11, estaba constituido también por establecimientos industriales tradicionales y nuevos. Entre ellos se destacaban Héctor Calcutta, Nicolás Vukasovic, Ernesto bacigalupi, María Cordero, Saglimeni Hnos., Juan Calcutta, Jorge Jaksic, José Low y Drpic e Hijos, entre otros.
Las fábricas de empanadas y amasanderías más conocidas eran la fábrica de tortas de Aida Allue, la fábrica de empanadas de Néstor Beltrán y la amasandería de Celia Torres.
Habían en la ciudad a lo menos, tres peluquerías importantes, de Ana Vásquez, Violeta Drpic y Juan C. Perez, pero generalmente en cada barrio y población existían numerosos y pequeños locales de barrio.
Las Reparadoras de Calzado, por su parte, sumaban 22 establecimientos, entre los cuales los más conocidos y concurridos eran los de José Teneb, José Loayza, Alberto Barría, Manuel Trabazo, Luis Bustamante, Manuel Ojeda, Arturo Igor, Isaias Velásquez, Manuel Calixto, Raul Reyes, Wilfredo Maragaño, Florentino Barría, Teófilo Labrín, Mario Ivanic, Eleodoro Ulloa y Alfonso Araneda. Cabe subrayar aquí que muchos de los pequeños talleres de reparación de calzados, eran al mismo tiempo pequeñas fábricas de calzados, donde se confeccionaban botas, zapatos para hombres, mujeres o niños y calzado apropiado para el uso de los trabajadores del campo.
Los radio técnicos, a su vez, eran Sergio Vargas, Esteban Vrsalovic, Guillermo Courts, Alberto Ponchie, Luis Ampuero, Ramón Barría, José Jara y Federico Botlen, entre otros.
En una época en que la tradición de fabricar ropa a la medida, se mantenía a pesar de los cambios que traía la modernidad, los sastres y modistas, constituían un rubro importante de actividad laboral y artesanal. Eran conocidos en aquel entonces los sastres y modistas Rosendo Vidal, Edmundo Frank, Cvetko Hromic, Juan Stipicic, María Flandes, Vicente Ugarte, Alicia Reyes, Teresa Oyarzón, Alfonso Oyarzún, Antonio Vera y Guillermo Osorio. Estaba también el taller de costura de Isabel H. De Araya, la academia de costura de María Alvarado, las fábricas de tejidos de Cesar Saldías, Agneta Avendaño, Irene Milic y la fábrica de parkas de Rubén Brito.
En el rubro de la tornería y los mecánicos destacaban los mecánicos-torneros Fidel Ruiz y José Lobretic, mientras que los torneros más conocidos eran Eusebio Iglesias, Raúl Pacheco, Germán Mancilla y Santiago Ruzic.
Otros pequeños establecimientos industriales y artesanales de la ciudad, eran las tintorerías de Leonardo Mancilla y de José Mancilla, las fábricas de bloques de José Milovic, Rafael Urrea y Esteban Vukasovic, la ladrillería de Ricardo Cárcamo, la fábrica de clavos y tornillos de Ciro Illanes, la fábrica de persianas de Ernesto Witt, las fábricas de bebidas gaseosas de Lorenzo Marusic y de Zec Hnos. En la ciudad estaba además, la fábrica de escobas y velas de Tomás Segaric, la fábrica de somieres de Laura Aguila, la fábrica de “agua cuba” de José Cataneo, el molino y fábrica de harina de la Molinera Punta Arenas; las fábricas de espejos de Hugo Nuñez, Jerónimo Stancic e Isaías Paredes; y las fábricas de cecinas de la Soc. Agrícola Marisol y Cecinas Brunswick.
Se estimaba por aquel entonces, que alrededor de 3.800 trabajadores y artesanos por cuenta propia, laboraban en este sector, constituyendo en muchos casos pequeñas unidades productivas familiares.
En un contexto de reorganización de los actores sociales de todo el país, en septiembre de este año, la recién formada Confederación de Trabajadores del Agro de Magallanes, que agrupaba a un cierto número de sindicatos campesinos no afiliados a la Federación 27 de Julio, convocó a un Congreso de Campesinos y Agricultores de Magallanes, el que tuvo lugar en noviembre de ese año, reuniendo a organizaciones que representaban unos 2.500 trabajadores del campo.
En esos días, la acción opositora contra el Gobierno se centraba en promover en el Congreso Nacional acusaciones constitucionales que afectaron a diversos Ministros. En este contexto, la CUT Provincial se refirió a dicha acción política opositora mediante la siguiente declaración.

CENTRAL UNICA DE TRABAJADORES

Consejo Directivo Provincial

Magallanes


Declaración Pública

de la Central Unica de Trabajadores.

El Consejo Provincial de la Central Unica de Trabajadores, reunido en formas extraordinaria, tomó conocimiento de los acuerdos del Plenario de Federación convocado por el Consejo Directorio Nacional, en fecha reciente, ante la situación que vive el país, por lo cual resuelve entregar a la opinión pública la siguiente declaración:
1. -Repudiar enérgicamente los intentos sediciosos de la Reacción criolla y extranjera, orquestados en nuestra Patria, por el mal llamado Partido Nacional, quienes plantean un nuevo golpe de Estado para derribar el Gobierno Popular que legalmente se dieron los trabajadores el 4 de Septiembre pasado y, se orientan a subvertir el orden Institucional del país a fin de paralizar el amplio proceso de transformaciones sociales que ha comenzado en beneficio de todo el pueblo.

2. –Manifestar su total rechazo a la acusación constitucional presentada contra el compañero Ministro de Economia Pedro Vuskovic, por parte de parlamentarios de la Derecha en el Congreso.
3. -Llamar a los trabajadores de la Provincia a permanecer en estado de alerta para repeler a los sediciosos y antipatriotas, con decididas acciones de masas, estando prontos a las instrucciones que la CUT Nacional y Provincial entreguen, en orden a ocupar las fábricas, industrias, estancias, servicios públicos y todo lugar de trabajo, en defensa de sus derechos, de la Constitución, del Gobierno Popular y de su programa, llevando adelante sin vacilaciones, la batalla por elevar la producción, y por la modificación de las estructuras políticas, jurídicas y administrativas, en camino hacia la verdadera democracia socialista.
4. –Convocar un ampliado sindical extraordinario, para el jueves 16 de septiembre a las 19 horas, en Colón N° 956, a los representantes de sindicatos y gremios, Juntas de Vecinos, Centros de Madres y organizaciones Juveniles.

CONSEJO DIRECTIVO PROVINCIAL CUT

Punta Arenas, 14 de septiembre de 1971."

(1216)


Durante septiembre distintos gremios de empleados estaban en plena actividad.


Es el caso de la Asociación de Empleados Particulares, la que en una asamblea que tuvo lugar a mediados de septiembre de 1971, planteó a las autoridades centrales del país, la extensión del beneficio de la asignación de zona a los empleados particulares jubilados de Magallanes.
Este mismo mes de septiembre y gracias a esfuerzos unitarios realizados por dirigentes gremiales regionales y nacionales, quedó constituida la Agrupación Nacional de Trabajadores Semifiscales de Magallanes (ANATS), organismo que agrupaba a los siguientes gremios de empleados: Asociación de Empleados de la Caja de Previsión de los Empleados Particulares, Asociación de Empleados del Servicio de Seguro Social, Servicio Médico Nacional de Empleados, Asociación de Empleados de la Caja de Empleados Públicos y Periodistas y Asociación de Empleados de la Caja de Previsión de la Marina Mercante.
Uno de los proyectos y demandas más importantes que movilizaba a los trabajadores semi-fiscales era la extensión de la jubilación con zona para esta categoría de empleados.
Los dirigentes provinciales elegidos en septiembre de 1971 dentro de esta Agrupación, fueron Nilda Lagos B., Danilo Lanas S., Enrique Lavín O., Alberto Damianovic M., José Ojeda S., Manuel Canobra A., Herminia Alemparte M., Hugo Niklinschek D., Oscar Grace S., Mario Escobar T., Edicto Ruiz y Mario Melisenda C.


Las casas de los sindicatos

en Magallanes

en el período 1970-1973

Una de las manifestaciones concretas de la organización que habían alcanzado los trabajadores y sindicatos en Magallanes a principios de la década de los setenta, eran las numerosas sedes que éstos sostenían en Punta Arenas.


Algunas de esas casas eran parte de un patrimonio histórico, como es el caso de la sede del Sindicato Ganadero y Frigorífico de Magallanes, ubicado en Valdivia N° 471, que poseían desde principios de los años cincuenta, o los gremios de Mar y Playa, en 21 de Mayo N° 1442, y la sede de la Unión de Obreros Petrolíferos, en Avenida Independencia N° 548.
Hasta 1970, la sede de la Central Unica funcionaba en Valdivia N° 471, local del Sindicato Ganadero y Frigorífico de Magallanes, para cambiarse posteriormente en 1971 a las instalaciones de la antigua Escuela Nocturna Popular.
Otras sedes sindicales eran el Sindicato de Empleados Particulares, situada en Talca (después Armando Sanhueza) N° 1046 y la Sociedad de Empleados de Comercio, en Chiloé N° 944. A su vez, el SUTE, se hizo cargo de la sede de la FEDECH, ubicada en la Escuela Vocacional N° 50 de Punta Arenas, en calle Zenteno N° 256.
Como se ha mencionado, la Central Unica de Trabajadores había recibido en arriendo de la Universidad Técnica del Estado, precisamente como parte del Convenio CUT-UTE, la sede de Avenida Colón N° 953, antigua sede de la Sociedad de Instrucción Popular de Magallanes.

A medida que el Gobierno iba adoptando medidas destinadas a mejorar el poder adquisitivo y la situación de los trabajadores, se hacía más evidente la desmedrada condición que afectaba al sector pasivo, de jubilados y montepiadas.


Titulaba a este respecto “El Magallanes” del 29 de septiembre de 1971: “Nadie se atreve a jubilar sin gozar de perseguidora. Jubilados con más de 30 años de servicios, tienen pensiones de 600 escudos mensuales. Sus viudas no sobrepasan los 300 escudos. Nadie se atreve a jubilar en el régimen previsional en vigencia, menos en Magallanes, donde se pierde adicionalmente el 60% de zona. Las consecuencias se traducen en atascamiento de los escalafones y fomento de la cesantía....Los funcionarios públicos a través de todo el país no se atreven a jubilar porque no gozan de ‘perseguidora’ y al aceptarse el retiro, las remuneraciones se les reducen a una tercera parte. En Magallanes pierden, además, el 60% de asignación de zona de que goza el personal activo. Se observa así que funcionarios con 35 y hasta con 45 años de servicio, esperan mejores expectativas para pasar a retiro. Muchos después de jubilar, se reincorporan, ya que sus haberes no les alcanzan para subsistir. Como consecuencia, se atasca el escalafón de ascensos en los distintos servicios y se fomenta la cesantía, al negarse oportunidad a la juventud para iniciar su carrera.” (1217)
Siempre en septiembre de 1971, el Gerente General de ENAP, Héctor Donoso, inició una gira por los distintos puntos de trabajo de la Empresa a fin de dar cuenta de los principales planes y proyectos para el futuro.
En este contexto, y con motivo de la firma del contrato de venta de gas propano refrigerado a la República Argentina, lo que daba comienzo a la exportación de este producto chileno, Donoso se reunió con los trabajadores de Posesión. Refiere la prensa local este hecho: "Antes de oficializarse la ceremonia de la negociación con los representantes de Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Argentina, el Gerente General, Héctor Donoso se reunió con jefes y trabajadores de Posesión en el gimnasio de esa zona de trabajo petrolífero. El ejecutivo máximo de ENAP hizo una exposición de las iniciativas y nuevos proyectos que en su administración se llevan a efecto y que colocan a ENAP entre las principales fuentes de recursos que impulsan la economía nacional. Anunció que el balance al 30 de junio último arrojaba una satisfactoria utilidad que permitirá impulsar el desarrollo inmediato de exploraciones submarinas en el Estrecho y en la zona de Constitución a Valdivia. Explicó la gran tarea que significó la construcción del puerto terminal de Quinteros, gracias al esfuerzo de los trabajadores de ENAP..." (1218).
Por aquel período se iniciaron las actividades educacionales contempladas en el Convenio CUT-ENAP, según el cual los trabajadores de la Empresa podían realizar actividades de capacitación y perfeccionamiento técnico-profesional y sindical en la sede de Punta Arenas de la Universidad Técnica del Estado.
Durante septiembre de 1971 y a lo largo de tres meses, la Central Unica en Magallanes puso en funcionamiento una Escuela Sindical, dirigida a fortalecer la capacitación de los propios dirigentes y trabajadores afiliados a los sindicatos.
Los primeros cursos de la Escuela Sindical se orientaron hacia dos áreas, el Area Sindical propiamente tal, y el Area de Prevención de Riesgos, y en ellos los trabajadores-alumnos estudiaban materias tales como la Negociación Colectiva, la participación de los trabajadores en las empresas, problemas de la mujer trabajadora, historia del movimiento obrero y sindical, oratoria sindical, finanzas y presupuesto sindical, entre otras.
Refiriéndose a las nuevas condiciones de remuneraciones de los trabajadores y a la Escuela Sindical de la CUT que se ponía en marcha, “El Magallanes” editorializaba el 14 de septiembre en los siguientes términos: “Los trabajadores tienen hoy una posición preponderante y una participación activa en el propio Gobierno de la República. No debe olvidarse que la CUT tiene ingerencia directa en la formación de proyectos relacionados con el sector laboral y la fijación del monto de los reajustes anuales de remuneraciones y pensiones... Corresponde recordar que la actuación de la directiva de la Central Unica de Trabajadores fue decisiva para la otorgación extraordinaria del aumento de los sueldos y salarios bajos y el tope de los excesivos. La misma institución forma parte con carácter permanente de la Comisión Nacional de Remuneraciones y los empleados y obreros ven en ella un baluarte para la defensa de sus expectativas...La CUT mientras tanto, afronta con decisión una labor de perfeccionamiento de sus integrantes, para responder con toda eficiencia a su creciente responsabilidad en la defensa de los vastos sectores que representa. A esta finalidad responde la creación en nuestra ciudad de una Escuela Sindical, con amplio programa de materias sobre derechos y normas laborales, que van desde la participación de los trabajadores en la empresa hasta las nociones fundamentales de economía política...Nadie puede dudar que la iniciativa tendrá pleno éxito y éste representará un paso importante de los asalariados magallánicos para asegurar sus justas aspiraciones de perfeccionamiento...” (1219)
La participación de los trabajadores en las empresas y servicios públicos eran una prioridad de las organizaciones sindicales y del propio gobierno, y se iba avanzando en esta materia al ritmo de la capacidad y conciencia de los obreros y empleados.
Anotaba a este respecto “El Magallanes” del 18 de junio de ese año: “Papel de los trabajadores en las áreas empresariales...El propósito del Gobierno y de la Central Unica de Trabajadores es que en estas empresas debe haber prioridad y alta responsabilidad de los trabajadores. Son ellos los que deben tener injerencia en la administración y planificación para el logro de una mayor productividad y desarrollo industrial. Para ello es aconsejable constituir algunos Comités de Producción de acuerdo con las necesidades internas de la industria... Veamos un ejemplo: Lanera Austral cuenta con cinco Comités de Producción, cada uno de los cuales nombra un delegado ante el Comité Coordinador. Este organismo lo componen los cinco representantes de los trabajadores ante el Consejo de Administración más la directiva de la organización sindical lo que da un total de 15 personas. Ello permitirá un mejor acuerdo entre los personales técnico y los que realizan otras labores en la empresa.” (1220)
La experiencia de participación de los trabajadores se extendió durante 1971 en toda la zona de Magallanes, abarcando las grandes empresas estatales como los Centros de Producción ganaderos, las Cooperativas y Asentamientos de Reforma Agraria, la Empresa Nacional del Petróleo, la Cooperativa Copeaustral, la Empresa Portuaria de Chile, y los bancos estatizados como el Banco de Londres y el Banco Chileno-Yugoeslavo, entre otras empresas y servicios.
La vida de los magallánicos y, en especial, de los hogares modestos seguía estando marcada por las dificultades. El periódico “El Magallanes” en octubre de 1971, hacía referencia a los problemas de falta de provisión suficiente de productos cárneos y de chacarería en los siguientes términos: “La producción chacarera es mínima y resulta insuficiente y caro el refuerzo que viene del centro del país, fuera de no haberse notado un avance significativo después de la formación de cooperativas para intensificar el rubro de la producción agrícola...Los huevos siguen costando tres veces más que en otros puntos del país,,,” (1221)
Durante este período, el Estado a través de la Dirección de Industrias y Comercio, actuó en el marco de la legislación vigente con el fin de poner a disposición de la ciudadanía aquellas empresas cuyo interés fuera decisivo para las necesidades de la población, y que estuvieran afectadas por alguna situación de desabastecimiento.
Algunas de esas medidas legales consistían en el requisamiento de empresas e instalaciones a fin de ponerlas en funcionamiento.
En numerosas ocasiones, la Central Unica propuso el requisamiento de empresas, cuando a juicio de los trabajadores o de los respectivos sindicatos involucrados, se estaban vulnerando los intereses públicos o se estaba incurriendo en acciones ilícitas de desabastecimiento o acaparamiento de mercaderías.
El siguiente es el ejemplo de un Decreto de Requisamiento dictado por Dirinco en septiembre de 1971, en relación con la fábrica de alimentos para aves de la Molinera Punta Arenas.

MINISTERIO DE ECONOMIA, FOMENTO Y RECONSTRUCCION

DIRECCION DE INDUSTRIAS Y COMERCIO

MAGALLANES




Punta Arenas, 9 de septiembre de 1971.
Vistos:
a) Las facultades privativas de la Dirección de Industria y Comercio en materia de requisamiento de actividades productivas;
b) los antecedentes e informes remitidos por el funcionario inspector de esta Dirección, en conformidad a los reglamentos del Ministerio de Economía, Fomento y Reconstrucción,
DECRETO:
1. Requísase el uso y goce de la explotación industrial y comercial que opera en el giro de criadero de aves, ubicado en el kilómetro 13 del camino norte de la ciudad de Punta Arenas, de propiedad de la Molinera de esta ciudad;
2. Requísase asimismo, el uso y goce de los locales, instalaciones y oficinas en que funciona el establecimiento requisado y los útiles, materiales y derechos de cualquier naturaleza, documentos comerciales y de otro orden que se encuentren en la explotación requisada o sean necesarios a su funcionamiento, incluso maquinarias, accesorios, repuestos, enseres, materias primas, fondos en cuentas corrientes bancarias o comerciales, créditos activos y todo lo que pertenezca natural y comercialmente a la industria requisada.
3. Desígnase como Interventor a Héctor Rodríguez Rodríguez, funcionario de la Empresa de Comercio Agrícola, que actualmente desempeña las mismas funciones en las otras industrias requisadas a Molinera de Punta Arenas, a fin de que proceda al cumplimiento de la presente resolución y tome a su cargo la administración del uso, goce y funcionamiento del establecimiento, con amplias atribuciones para ejecutar todos los actos, convenios y contratos que estime oportunos para condicionar la oferta de la producción de la industria a la demanda de la población.
4. Esta resolución, se aplicará de inmediato, sin perjuicio de cumplirse posteriormente con el trámite de toma de razón por la Contraloría General de la República.


DIRECTOR PROVINCIAL DIRINCO."

(1222).


Por su parte, la CUT Provincial además estaba interesada en exponer su posición frente a los acontecimientos políticos y en particular, frente a la acusación constitucional de que era objeto en aquel entonces el Ministro de Economía.


La declaración de la Central Unica junto con manifestar su rechazo a dicha acusación constitucional, llamaba a los trabajadores, "...a permanecer en estado de alerta para repeler a los sediciosos y antipatriotas, con decididas acciones de masas, estando pronto a las instrucciones que la CUT Nacional y Provincial entreguen, en orden a ocupar las fábricas, industrias, estancias, servicios públicos y todo lugar de trabajo, en defensa de sus derechos, de la Constitución, del Gobierno Popular y de su Programa, llevando adelante sin vacilaciones, la batalla por elevar la producción, y por la modificación de las estructuras políticas, jurídicas y administrativas, en camino hacia la verdadera democracia socialista." (1223).
En octubre de 1971, la CUT Provincial informó públicamente de la decisión adoptada en la Subsecretaría del Trabajo, en orden a establecer legalmente un nuevo horario de trabajo para los empleados de comercio. De acuerdo con el nuevo reglamento emanado de esa repartición ministerial, el horario establecía una jornada de 44 horas de trabajo a la semana, distribuidas en ocho horas diarias de lunes a viernes inclusive y cuatro horas los sábados en la mañana.
En noviembre de 1971, al conmemorarse el primer año del gobierno de la Unidad Popular, los trabajadores de Magallanes vieron por televisión y escucharon por radio el mensaje alusivo del Presidente de la República.



Compartir con tus amigos:
1   ...   91   92   93   94   95   96   97   98   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal