Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página72/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   68   69   70   71   72   73   74   75   ...   105

1943:

los trabajadores

toman consciencia de la guerra mundial

y de sus consecuencias sociales

El manifiesto que a la ocasión emitió la Confederación de Trabajadores de Chile, contiene un reclamo directo por la solución de los problemas socio-económicos de los trabajadores y una definición de posiciones a propósito de la II Guerra Mundial en curso, en los siguientes términos: "Problemas sociales y económicos amenazan seriamente el destino de Magallanes; estas circunstancias movieron a la clase organizada en la CTCH el año pasado a decretar un paro, cuyo objetivo, bien claro, aspiraba conseguir: el abaratamiento de las subsistencias, mejores salarios, dignas condiciones de vida y atención del Supremo Gobierno para que encare de una vez la solución de los apremiantes problemas que afligen a la provincia. De los problemas agitados en aquella ocasión, el más vergonzoso es el problema de la carne que, siendo de fácil solución está llegando a precios exhorbitantes. Frente a la tragedia bélica que azota cruelmente al mundo, hemos estado decididamente y en forma inquebrantable contra el nazi-fascismo y aportando con nuestro esfuerzo a la causa democrática de los países que luchan en el frente de batalla: Rusia, China, Inglaterra y Estados Unidos. Una vez más reafirmamos y fortalecemos nuestra posición y al mismo tiempo lo decimos con voz enérgica y potente: que la lucha a favor de la democracia no sirva para amparar el abuso y la especulación de los grandes capitalistas. Hasta hoy lo hemos reconocido: Chile vive tiempos de guerra, pero el mayor peso de la tragedia sigue gravitando sobre los hombres de las clases humildes." (1015) Este manifiesto fué leído por los delegados obreros en todas las estancias y reuniones sindicales de Magallanes.



1944:

aparece un nuevo actor social

los pobladores de los barrios

Durante 1944, al igual que en los cinco años anteriores, el conflicto bélico mundial constituía un trasfondo inevitable para los sindicatos y gremios, sobre todo a raíz de los efectos negativos que la guerra ocasionaba sobre la economía de los hogares modestos.


En particular por ejemplo, los trabajadores natalinos agrupados en el Sindicato de Campo y Frigorífico evaluaban el 1° de mayo que les tocaba vivir a la luz de dos hechos: el desarrollo de la guerra y los problemas propios de Ultima Esperanza: Escribía a este respecto el editorial del órgano del Sindicato natalino, el periódico “El Esfuerzo” del 1° de Mayo de 1944: “Este Primero de Mayo lo celebran los trabajadores del mundo en las mas variadas condiciones. En la Unión Soviética es tal vez donde el pueblo que significa una sexta parte del mundo, donde este aniversario los encuentra cubriéndose de gloria y asombrando a la humanidad, mediante el poderío sin igual de su glorioso Ejército Rojo, que no solo está desalojando a los nazis de la patria socialista, sino que han sido ellos los que más han contribuído a la derrota del fascismo que ya se vislumbra”. Y agregaba refiriéndose a los problemas natalinos: “En lo que respecta al proletariado de Ultima Esperanza nos encuentra en este instante abocados también a graves problemas; uno de ellos es la incertidumbre económica para este pueblo organizada por las grandes firmas de la región y el problema es nuestro cambio de organización libre en un Sindicato Legal”. (1016)
En la visión de los sindicalistas natalinos, la responsabilidad principal por los efectos negativos de la guerra sobre la economía magallánica recaía en las grandes firmas ganaderas y comerciales.
Durante 1944 la iniciativa de la creación de Comités de Barrios con el fin de ejercer algún grado de control sobre los precios y el abastecimiento de ciertos productos de consumo habitual, planteada por la Confederación de Trabajadores en 1943, cristalizó en la creación de la primera organización vecinal de Magallanes: la Central de Comités de Barrios.
Esta entidad se reunió por primera vez, en un acto público, efectuado en abril de 1944, y tuvo por objeto considerar diversos problemas que afectan a la población, y en especial las alzas solicitadas al servicio de alumbrado eléctrico, y el encarecimiento de la carne. A este evento asistieron los representantes de la CTCH y de todos los partidos políticos existentes en la provincia.
En junio de 1944, la nueva Central de Barrios envió el siguiente petitorio al Alcalde de Punta Arenas Alfonso Padín.

CENTRAL DE COMITÉS

DE BARRIOS
Punta Arenas, Junio 12 de 1944.

Señor.

Francisco Padin R.

Alcalde de la Comuna.
Mui señor nuestro.
La Central de Comités de Barrios. Acordo dirijirse a U.S para pedir de su intermedio a los señores rejidores.
El apollo, al prollecto de Abastecimiento de carne a la población, que se encuentra hoy dia en discusion en la Camara de Diputados, que es la unica forma que este eterno peoblema tenga solución que el pueblo necesita lo que creemos que los señores rejidores lucharan para que este prollecto sea aprobado por el ejecutivo y pase aser de Peollecto a un decreto ley que es lo que el pueblo espera de todos los ciudadanos, que amamos nuestra tierra y nuestros hijos, pedimos el apollo como en un principio les decimos pero que no sea solo aquí en este pueblo, lo pedimos para que la corporación que U.S. Preside, henbie comunicaciones al Supremo Gobierno, como al igual a los parlamentarios que estan a favor del pueblo, los que en multiples ocasiones an manifestado sus preocupaciónes para con esté pueblo, a la Confederacion de Trabajadores de Chile, a la Aliansa Democratica y a todos los partidos de Izquierda pedir el apollo a los Alcaldes de Santiago que es la unica forma que creemos ser hoido por los que rijen destinos de nuestra Patria.
Tanbien pedimos que se trate de preguntar a los organismos que enbiaron comunicaciones respecto a que no permitir el alza del actual precio del Alunbrado publico por que asta la fecha nadase a sabido, tanbien aprobechamos respetosamente de U.S.exponer siertas anomálias que dia adia perjudican a la población en especial a las clases modestas.que por su intermedio de esa Ilustre Municipalidad que Ud. Preside.trate de buscar alguna solusion con las demas Autoridades, lo que ponemos en detalle para su mejor conosimiento.
Asi como las grandes firmas capitalistas an destinado grandes cantidades de dinero en acciones en otros Paises vecinos, deceariamos lo Isieran aquí en donde an obtinido lo que esta tierra les a dado con el Esfuerzo de los obreros.construir poblaciones modestas asi se daria a comprender la solucion nacional,
Lo mismo el presio de la leche,lla es una burla y un atentado con la intervencion del Comisario para nutrir la debil Poblacion infantil, es lamentable un organismo que fue creado para poner freno a los especuladores hoy sea anparador de los Industriales.con estadisticas Falsas, acemos presente que el Gobierno de don Pedro Aguirre Cerda. Resolbio adquirir la ex lecheria Rio de los Siervos, lo iso con el proposito que la leche llegara a un presio bajo y al alcance de toda la poblacion,
Relacionado con los Puestos de Abastecimiento reiteramos que en los del Barrio Sur.su distribucion es normal por cuanto lo atienden los propios dueños paeticulares de esos puestos.y lo hacen con listas bien Controladas, en cambio los demas Barrios.no satisfacen esto por ser Atendido con empleado dela propia Asociacion de Ganaderos.dando marjen a preferensias de muchas personas que nó lo necesitan asta recerbandole De a un cuarto de carne.en canvio las personas de sobrado derecho se Les tira la carne medida ásta con insultos nosotros creemos que para Su mejor distribucion mas justa en estos Barrios se lleve a la practica tal como lo hacen los Puestos del Barrio Sur, tanbien ecponemos que en todo sentido continúan los especuladores Grandes acaparando las subsistencias como ser el Té y azucar.que no Se encuentra en los negocios de Barrios, por ultimo emos acordado pedir a los ediles que por su intermedio se pida mas vigilansia al cuerpo de Carabineros para los Barrios apartados.por que personas de mal intencion se preocupan en ronper las anpolletas del Alunbrado en los sectores apartados de la Población a probechandose con esto continuos robos siendo un peligro constante que vive el vecindario e inpidiendo mandar a sus niños a comprar por estar estos sectores en conpleta oscuridad, La Central de Barrios velando por todos los ciudadanos hace este denuncio con la convixcion que seremos oido por U.S.
Para terminar exponemos al Sr. Alcalde que el proccimo Domingo ésta Central llebara a efecto una Concentracion Publica pidiendo la coóperacion para apoyar el discutido Proyecto de Abastecimiento de la carne en nuestra Provincia,
Esta Central Obrera tiene el onor de invitar a este acto se aga reprecentar la Ilustre Municipalidad por un orador para este fin.
Sin otro particular nos despedimos con el respeto de U.S. con un saludo fraternal.
Por la Central de C.de Barrios.

Francisco Diaz B. Teolinda Villarroel de N.

Presidente. Secretario

(1017)


A su vez, los empleados continuaban dándose una organización por aquel entonces.


En enero de 1944, a su vez, y correspondiéndose con una tendencia que se observaba en el mundo de los empleados de todo Magallanes, se constituyó en Puerto Natales la primera Asociación de Empleados Fiscales ANEF, cuyos primeros dirigentes fueron César González, Abelardo Moffart y Guillermo Lagos. (1018)
En los actos del 1° de Mayo de 1944 efectuados en Punta Arenas y Natales, se volvieron a plantear por parte de la CTCH, las principales demandas sociales y económicas que habían motivado demandas en años anteriores, y que a juicio de la dirigencia sindical no habían encontrado eco ni respuestas por parte de las autoridades.

El costo de la vida

en Magallanes

en 1944

Uno de los medidores más transparentes de la condición de vida de los que trabajan y viven de su sueldo o salario, son los precios de los artículos de primera necesidad. La crisis originada por las restricciones de la guerra mundial, se graficaba en dichos precios.




Precios de las subsistencias

en Magallanes

en 1943 y 1944

Según el Comisariato de Subsistencias, los principales artículos de primera necesidad tenían los siguientes precios en Puerto Natales:


- Café molido $15.80

- Fideos de Punta Arenas $ 5.40

- Aceite Girasol $15. —

- Maíz argentino Kilo $ 1.85

- Fósforos paq $1.50 caja $ 0.20

- Trigo mote Kilo $ 4. —

- Sémola $ 4.80

- Sal fina $ 1.40

- Parafina Litro $ 3.50

- Yerba mate en hoja $ 7.80

- Yerba mate molido $ 7.40

- Jabón Azul “Tres Puentes” $205.–

cajón 40 kilos

- Jabón barra 200 gramos $1.30 $ 6.20

- Avena (granel) $ 5. -

- Arveja partidas $ 4. —

- Garbanzos de primera $ 5. —

- Garbanzos corrientes $ 4. —

- Lentejas $ 4. –

- Porotos “Burritos” $ 5. —


(Fuente: EA, 22.06.43, p. 1).
En 1944, el sistema de precios de los artículos de primera necesidad se regía por Decretos del Comisariato de Subsistencias de Precios del Ministerio de Economía, el cual fijaba a nivel departamental, los precios máximos de venta del comercio minorista a los consumidores.
Es importante mencionar aquí que en estos años de 1940, las Sociedades Ganaderas había establecido en Magallanes un sistema regulado de abastecimiento de carne, mediante una Tarjeta de Racionamiento, lo que permitía que sobre la base de cuotas de provisión a las carnicerías y puestos, el suministro de carne se aseguraba para gran parte del año.
Por su parte, los precios de los artículos de primera necesidad más importantes en Punta Arenas y en 1944, eran los siguientes: aceite $ 18 el litro; arroz $ 4.80 el kilo; avena $ 6.80 el kilo; azúcar $4.10 el kilo; café en grano $ 8.40 el kilo; café de higos $ 0.30 el kilo; carbón $ 144 la tonelada; mariscos $ 1.60 el kilo; carne fresca capón $ 3.80 el kilo; fideos regionales $ 4.10 el kilo; frejoles $ 3.80 el kilo; harina argentina $ 2.60 el kilo $ 105 el quintal; jabón azul, cajón $ 164, unidad $ 0.90; jabon London $ 2.10 la unidad; lentejas $ 3.60 el kilo; manteca $ 10 el kilo; papas, saco $ 95, kilo $ 1.40; pejerreyes $ 4 el kilo; róbalo $ 3 el kilo; te Lipton $ 45 el kilo; truchas $ 2.40 el kilo; velas regionales $ 4.50 el paquete, $ 1.40 la unidad; yerba mate en hoja $ 6,80 el kilo; yerba mate molida $ 5.80 el kilo; leche condensada $ 3.80 la lata.
Obsérvese que, comparativamente, todos los precios en Puerto Natales son más altos que los de Punta Arenas, debido -entre otras causas- a las dificultades de transporte y fletes.

A fines de la faena de beneficio en los cinco establecimientos frigoríficos de la provincia, en mayo de 1944, se beneficiaron un total de 932.703 animales lanares, a diferencia del año 1943, en que se habían beneficiado 1.052.024 cabezas.



Los problemas pendientes

en Magallanes

se eternizaban en Santiago

A mediados de 1944, los temas que preocupaban a la Confederación de Trabajadores eran los distintos conflictos obreros pendientes, el tema del alza de las tarifas eléctricas, la cuestión del proyecto de ley de abastecimiento de carne a la población, y la organización del próximo Congreso Regional de esta entidad sindical.


Los problemas ocasionados por el abastecimiento defectuoso de carne en la población de Magallanes, dieron ocasión a que la Central de Comités de Barrios presentara un memorial a la Municipalidad de Punta Arenas sobre el tema, y la proposición de un proyecto de ley que hizo el Diputado Juan Efraín Ojeda en el Congreso Nacional. En un memorial enviado por la Central de Barrios al Alcalde de Punta Arenas, Francisco Padín R., se demandaba lo siguiente: "El apoyo al proyecto de abastecimiento de carne a la población, que se encuentra hoy día en discusión en la Cámara de Diputados, que es la única forma que este eterno problema tenga solución que el pueblo necesita." Se demandaba también que "...se envíen comunicaciones al supremo gobierno, como al igual a los parlamentarios que están en favor del pueblo, los que en múltiples ocasiones han manifestado su preocupación para con este pueblo, a la Confederación de Trabajadores de Chile, a la Alianza Democrática, y a todos los partidos de izquierda, pedir el apoyo a los alcaldes de Santiago, que es la única forma que creemos ser oídos por los que rigen los destinos de nuestra Patria." (1019). Firmaban este memorial, el Presidente de la Central de Comités de Barrios, Francisco Díaz, y su Secretaria, Teolinda Villarroel de N.
Dentro de este mismo tema del abastecimiento de la carne en Magallanes, la Confederación de Trabajadores envió al Alcalde de Punta Arenas, Francisco Padín R., un Memorial demandando la adhesión de la Corporación Municipal al proyecto de ley del Diputado Ojeda, documento en el que se expresa lo siguiente.

PUNTA ARENAS, 14 de Junio de 1944. –
Señor

FRANCISCO PADIN REYNALDOS

Alcalde de Pta Arenas

Juan Borquez y Alfredo Hernandez, secretario general y secretario de actas de la Confederación de Trabajadores de Chile, Consejo Provincial de esta ciudad, respectivamente.- a US con todo respeto exponen:

Que es de conocimiento público la Campaña que ha venido ejerciendo nuestro Consejo Provincial en torno del Proyecto de Ley sobre abastecimiento de carne del cual es autor el Diputado por la Provincia señor Juan E. Ojeda.-

Que numerosas instituciones obreros como la C.T.CH sindicatos obreros, sociedades mutuales y tambien la Corporación Municipal han abordado en mas dee una ocasión la mejor forma de interesar al S. Gobierno para que este proyecto sea aprobado en beneficio de Magallanes.

Que ultimamente S.E. ha puesto en tabla nuevamente este proyecto con lo cual existe probalidades de que la Cámara de Diputados lo apruebe, necesitandose el respaldo de todas los habitantes de Magallanes. –
Este Consejo Provincial por tanto ha acordado lo siguiente;
Dirigirse a la I. Municipalidad de Pta Arenas solicitando el apoyo de la Corporación en el sentido de secundar la labor de la C.T.CH y del pueblo en general a fin de que se diriga al S. Gobierno pidiendo de que este proyecto sea aprobado por la Cámara vieja aspiracion de todos los habitantes. –
Esperamos señor alcalde que nuestra petición tenga la mejor acogida en el seno de la Corporacion ya que su aporte significa la palabra de todo el pueblo de Magallanes como organismo regulador que es la I. Municipalidad.



ES GRACIA
Alfredo Hernandez Juan Borquez

Sec actas Sec General

(1020).


El interés de la CTCH por aquel entonces era sensibilizar al máximo a todas las autoridades de Magallanes y del centro del país, en favor del proyecto del Diputado Ojeda.
La modesta comunidad

de Rio Seco

en los años cuarenta


Río Seco:

frigorífico y comunidad hacia 1944

El desarrollo de la industria frigorífica -como se ha explicado en el primer volúmen- forma parte de la constitución de una "economía ganadera de exportación" en Magallanes.


Los orígenes del frigorífico de Rio Seco y de la comunidad del mismo nombre, se encuentran a principios de los años ochenta del siglo XIX, cuando se instaló allí una industria aserradera de N. Scott.
Hacia 1903 y en el contexto de la expansión que estaba experimentando la industria ganadera y sus industrias asociadas, algunos capitalistas como Moritz Braun, Jorge Broughan y Mateo Bermúdez, dieron forma a dos empresas, las que dieron orígen a su vez a la formación de Río Seco. Primeramente se asociaron con una firma inglesa de armadores de naves caponeras, la Houlders Bros. & Co. a fin de asegurarse el transporte de carne frigorizada desde el Estrecho de Magallanes al mercado británico, y crearon al mismo tiempo la The South American Export Syndicate Ltd., una empresa dedicada el rubro ganadero y frigorífico.
Así se construyó en las orillas de la costa del Estrecho el Frigorífico de Río Seco, el primer establecimiento industrial de este tipo instalado en Chile.
En febrero de 1905 se realizó la primera faena de matanza y frigorización de animales, pero por varios años el negocio no rindió debido a la mala calidad de los animales faenados.
El establecimiento de Rio Seco, incluía casas para los empleados y dependencias para los obreros, así como distintas cámaras frigoríficas y un muelle de madera que permitía movilizar con rapidez hasta 230.000 animales en una temporada.
Desde 1905 en adelante, la pequeña comunidad que rodeaba al frigorífico se fué constituyendo lentamente con emigrantes europeos y chilenos.
En julio de 1906, la Gobernación del Territorio solicitó al Supremo Gobierno que se oficialize la creación del poblado de Rio Seco, para lo cual se le asignaron a la localidad 200 metros de ancho por 1.500 metros de fondo a partir de la línea de la costa, espacio territorial que fué subdividido en manzanas de cuatro sitios cada una. Los sitios asignados tenían 1.000 metros cuadrados de superficie, y la propuesta del Gobernador Alberto Fuentes incluía la creación de un retén para la Policía y una escuela básica, considerando que por la lejanía de la ciudad de Punta Arenas, los alumnos debían viajar a ésta o quedarse sin estudios.
El 15 de octubre de 1906, el Presidente de la República Germán Riesco decretó la fundación del poblado de Río Seco, aprobándose entonces los planos de la localidad.
Inicialmente, se instalaron 23 colonos residentes.
Muchas familias que por aquel entonces residían en la costa del Estrecho o en sus inmediaciones, entre el sector del Río Chabunco y al de Barranco Amarillo -generalmente dedicadas a la pesca artesanal- trasladaron sus casas o construyeron sus viviendas en el nuevo poblado.
Durante muchos años, la actividad económica de Río Seco estaba determinada por el frigorífico y sus faenas anuales. Alrededor de 300 obreros trabajaban anualmente en las faenas que se iniciaban en enero y concluían en abril de cada año.
Hacia 1920 el Frigorífico de Río Seco faenaba unos 200.000 animales, lo que daba orígen a una intensa actividad marítima y portuaria a través del muelle del sector.
Entre 1920 y 1940, la localidad comenzó un lento desarrollo y expansión al mismo tiempo que sus vecinos se destacaron en la actividad social y deportiva, de manera que en este período se construyeron la escuela, el retén de Carabineros y un establecimiento de reposo de las religiosas de María Auxiliadora.
En una presentación realizada en 1936 a la Comisión de Alcaldes de Punta Arenas, los vecinos de Rio Seco hacían referencia a la Escuela Municipal allí instalada, a la Clínica Dental Municipal, y demandaban que las tarifas de las "góndolas" tre esa localidad y Punta Arenas cobren tarifas más bajas. Hacia esa época, ya existía en Río Seco un puesto de venta de carne barata de la Sociedad Rural.
También a mediados de los años treinta, se había creado en esa localidad, la Sociedad de Socorros Mutuos de Ambos Sexos Río Seco, lo que reflejaba la activa participación de esa comunidad en actividades sociales y solidarias.
Hacia 1944, y en el contexto de las sucesivas crisis de la actividad ganadera de Magallanes, el Frigorífico de Río Seco era un establecimiento industrial que disponía de 8 cámaras de refrigeración y bodegas capaces de almacenar unas 14.000 toneladas de carne.
Resulta interesante observar que hacia principios de la década del cincuenta, las actividades de la empresa The South American Export Syndicate, que tenía a su cargo como propietaria el Frigorífico de Río Seco, experimentaron algun grado de expansión.
En efecto, una carta dirigida el 10 de octubre de 1952 al Intendente Subrogante de Magallanes Miguel Lagos Rivera, por el Director para América del Sur de The South American Export Syndicate, le informa que: "...hemos convenido en administrar el establecimiento frigorífico, cuya construcción pronto será concluída, ubicado en Ajax Bay, Islas Malvinas. Esto sin duda traerá grandes beneficios para la Provincia de Magallanes pues, por ejemplo, debido a la escasez de obreros en las Malvinas, es nuestra intención contratar la mayoría de ellos en Punta Arenas." (1021)
Efectivamente, para las faenas frigoríficas de principios de 1953, esta empresa contrató alrededor de 20 trabajadores obreros en Punta Arenas, los que trasladó a las Falklands/Malvinas, dando inicio a su vez, a un incipiente pero persistente movimiento migratorio de obreros chilenos hacia esas islas del Atlántico.
El Frigorífico cerró definitivamente en 1960, quedando la localidad en una situación económica muy precaria, yas que muchos obreros -incluso especializados- debieron emigrar o reinsertarse en otras actividades, lo que implicaba cesantía. (1022).

Dentro de estos mismos problemas de abastecimiento de la población que ocupaban a los gremios y sindicatos hacia 1944, los Sindicatos de Carpinteros y de Albañiles que en conjunto agrupaban unos 500 trabajadores, entregaron un memorandum al Alcalde de Punta Arenas, fechado el 9 de septiembre de 1944, en el que protestaban por las prioridades en esta materia. Decía este documento que: "...ayer arribó a este puerto el vapor "Alondra" trayendo a su bordo como carga principal vinos y licores y sin traer un solo saco de cemento para la ejecución de las obras de importancia que se realizan en esta ciudad. Con la falta de este material, la totalidad de los miembros de los Sindicatos que representamos quedan cesantes, sin contar con la cesantía obligada de los meses de invierno, o sea mayo, junio, julio, agosto y parte del presente mes...Por todas las razones expuestas, una vez mpás rogamos a US. que se sirva si lo tiene a bien recabar a quién corresponda el pronto envío de los materiales necesarios para las obras, en especial cemento y así evitar la cesantía de nuestros asociados." (1023). Firman esta demanda, Ismael Soto, Presidente del Sindicato de Carpinteros y Alfredo Hernández, como Presidente del Sindicato de Albañiles.


No debe perderse de vista que muchos de los problemas sociales y económicos que se manifestaban por aquel entonces en Magallanes, eran repercusiones de las limitaciones originadas en la Guerra Mundial.


Compartir con tus amigos:
1   ...   68   69   70   71   72   73   74   75   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal