Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página62/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   58   59   60   61   62   63   64   65   ...   105

HARINA ACEITE AZUCAR


Qq K. Lt. K.

José y Carlos Eterovic $ 37 $ 0.90 $ ---- $ 0.80


Salles y Salas $ 37 $ 0.90 $ 3.50 $ 0.90

Eulojio Martinez $ 37 $ 0.90 $ 3.40 $ 0.90-

Pisano y Cia. $ 37 $ 0.90 $ ---- $ 0.90


Blazina y Cia. $ 37 $ 0.90 $ 3.50 $ 0.90

Maximo Gili $ 37 $ 1.-- $ 5.-- $ 0.90

Kunica y Litrica $ 37 $ 0.90 $ ---- $ 0.90

Juan Mirich $ 38 $ ---- $ 5.-- $ 1.--

Marusich y Markovic $ 38 $ ---- $ 5.-- $ 1.--

Stubenrauch y Cia. $ 38 $ ---- $ 6.-- $ 1.20

Biscupovic y Kuscich $ 38 $ 0.90 $ 6.-- $ 1.20

Mergudich y Cia. $ 36 $ ---- $ ---- $ 0.80

Vicente Alvarez $ 38 $ ---- $ 4.-- $ 0.80

Braun y Blanchard $ 38 $ 1.-- $ ---- $ 0.80

Ramon Jabat $ 38 $ ---- $ ---- $ 1.--

Pedro Cekalovich $ -- $ 1.-- $ ---- $ ----

ARROZ POROTOS LENTEJAS SEMOLA GARBANZOS PAPAS


K. K. K. K. K. S.


José y Carlos Eterovic $ 1.20 $ 0.90 $ 0.80 $ 1.40 $ 0.80 $ 20.--

Salles y Salas $ 1.20 $ 0.90 $ 0.90 $ 1.40 $ 1.-- $ 21.--

Eulojio Martinez $ 1.30 $ 1.-- $ 0.90 $ 1.40 $ 1.60 $ 20.--

Pisano y Cia. $ 1.80 $ 1.-- $ 1.30 $ 1.40 $ 1.-- $ 20.50

Blazina y Cia. $ 1.40 $ 1.-- $ 1.20 $ 1.40 $ 1.-- $ 21.--

Maximo Gili $ 1.60 $ 0.90 $ 1.-- $ 1.60 $ 0.60 $ 20.50

Kunica y Litrica $ 1.40 $ 1.-- $ 1.-- $ 1.20 $ 0.80 $ 20.--

Juan Mirich $ 1.50 $ 1.-- $ 1.40 $ ---- $ 1.20 $ 0.30kG

Marusich y Markovic $ 1.60 $ 1.-- $ 1.20 $ 1.40 $ 1.20 $ 18.Sac.

Stubenrauch y Cia $ 1.20 $ 1.-- $ 1.20 $ 1.40 $ 1.-- $ 0.40Kg


Biscupovic y Kuscich $ 1.20 $ 1.-- $ 1.20 $ 1.40 $ 0.80 $ 0.40Kg

Mergudich y Cia $ 1.20 $ 1.-- $ 1.-- $ 1.40 $ 0.90 $ 0.30Kg

Vicente Alvarez $ 1.20 $ 1.-- $ 1.-- $ 1.40 $ 1.20 $ 0.30Kg

Braun y Blanchard $ 1.30 $ 1.-- $ 1.10 $ 1.40 $ 1.10 $ ------

Ramon Jabat $ 1.60 $ 1.-- $ 1.-- $ 1.40 $ 1.-- $ 0.40Kg

Pedro Cekalovich $ ---- $ 1.-- $ 1.-- $ 1.40 $ 1.-- $ 0.30Kg
Magallanes, Abril 12 de 1932.

José Chaparro

Inspector Jefe de Regl. Municip." (867)

En abril de 1932 se informaba que el producto total por la exportación de lanas y otros productos ganaderos de Magallanes, ascendía a un millón de libras esterlinas.


El 1° de Mayo de 1932, se realizó en Punta Arenas, organizado por una nueva entidad formada denominada Unión de Asalariados de Magallanes, la que junto con reemplazar al Congreso Social Obrero (de influencia ibañista), pasó a asumir la representación de las organizaciones obreras del Territorio.


Vida Obrera

Reunión del Sindicato Ganadero

En reunión celebrada por el Directorio del Sindicato Profesional Ganadero y Frigorífico de Magallanes, se consideró la renuncia presentada en carácter indeclinable por el delegado sr. Carlos Plata ante la Unión de Asalariados la cual fue aprobada.
Esta renuncia fue comunicada a la central mencionada y se resolvió no designar reemplazante hasta que la asamblea general del Sindicato considere este punto. Además se nos informa que el sr. Plata ha presentado la renuncia de representante ante la Unión de Asalariados de los Sindicatos Ganadero y Frigorífico de Natales y del Sindicato de Mina Elena de Isla Riesco. (868)

Entre los planteamientos políticos que hacían las organizaciones sindicales magallánicas en 1932 y 1933, y que eran compartidos por las demás entidades representativas de la zona, estaba la exigencia de que Magallanes tenga una representación parlamentaria propia, ya que hasta el momento ésta no existía en la legislación chilena. Esta se logró poco tiempo después.



Algunos efectos

de la anarquía política

en Magallanes

Muchos de los hechos políticos que se suscitaron en el centro del país en el período llamado de la "anarquía", repercutieron sobre Magallanes, no solamente en la forma de una paralización de las acciones de Gobierno, en la medida en que las autoridades cambiaban con una velocidad inusitada, sino también porque la crisis económica y social originada en 1929.


A este respecto, resulta curioso constatar que a mediados de 1932, y como consecuencia de la sublevación de la Escuadra Nacional ocurrida en Talcahuano en septiembre de 1931, fueron enviados dos relegados a Magallanes.


La sublevación de la Marina

y sus efectos en Magallanes

(1931-1932)

En septiembre de 1931 y como consecuencia de los sueldos impagos de gran parte de la marinería de la Escuadra Nacional, ésta se sublevó dando orígen a uno de las crisis políticas más graves de la década de los treinta.


En aquel entonces, y después del bombardeo de la flota por parte de algunos aviones leales al Gobierno, gran parte de las tripulaciones sublevadas fueron sometidas a proceso, encarceladas y relegadas.
Dos son los únicos casos de relegaciones a Magallanes como consecuencia de estos hechos, y los siguientes documentos inéditos dan cuenta de este hecho.
El primero de estos documentos es el Oficio N° 272 que dirige el Director Alcaide de la Cárcel de Concepción al Intendente del Territorio de Magallanes, con fecha 23 de mayo de 1932, y que dice textualmente: "Comunica a US. que el portador de la presente, va en carácter de reo relegado a esa ciudad. N° 272. Concepción, 23 de mayo de 1932. Comunico a US. que por D.S. N° 1189 de 12 del presente, se ha conmutado en relegación a la ciudad de Magallanes la pena de reclusión a que estaba condenado el ex-marinero Manuel Jorquera Correa, a cuyo efecto, conjuntamente con el certificado de antecedentes de la condena que se acompaña, el expresado reo Jorquera se presentará en esa Intendencia el día de su llegada, habiéndosele dado de antemano para ello, las instrucciones del caso. Dios guarde a US. Amador Landaeta Sepúlveda. Director Alcaide." (869)
A su vez, el Certificado expedido por el Alcaide antes nombrado respecto al relegado Jorquera, dice: "Certifico que por sentencia del H. Consejo de Guerra de Talcahuano de fecha 2 de octubre de 1931 a la pena de 365 días de reclusión a contar del 7 de septiembre del año ppdo. cumpliendo por tanto su condena el 5 de septiembre de 1932. Concepción, 23 de mayo de 1932. Amador Landaeta Sepúlveda. (Hay un timbre que dice "Carcel y Presidio. Concepción. República de Chile")." (870)
A su vez, el segundo testimonio procede de la Penitenciaría de Santiago, está fechado el 24 de mayo de 1932 y dice textualmente: "N° 403. Santiago, 24 de mayo de 1932. Intendente: El Servicio de Vigilancia de Prisiones, presentará a US. al reo Alejandro Caldera Holm, condenado por el delito de sedición, con motivo de la insurrección de la marinería y cuya condena ha sido conmutada por la de relegación a esa ciudad. En consecuencia, dicho reo, queda subordinado a la autoridad de US. Acompaño un estracto de la sentencia condenatoria y certificado del decreto que le conmutó la pena. A la mayor brevedad, enviaré a US. copia íntegra de la sentencia. Ruego a US. se sirva acusar el correspondiente recibo de la recepción del reo. Saluda atentamente a US. Jorge Donoso G., Director. Al Sr. Intendente de Magallanes." (871)
De ambos relegados, no existen otros testimonios sobre su destino por lo que es presumible que, cumplidas sus respectivas condenas, hayan regresado a sus respectivas provincias de orígen.
El envío de relegados a Magallanes continuó en estos años, como se verá a continuación.
En septiembre de 1932, se publicaba el siguiente aviso en “El Magallanes” de Punta Arenas: “El personal de la Armada. Separado a raíz de la sublevación de la Marina, deberá presentarse al Apostadero para fines que le interesan. De la superioridad del Apostadero Naval de este puerto se nos ha pedido poner en conocimiento del personal de la Armada que fue expulsado a raíz de la sublevación de la Marina y actualmente residente en Magallanes, que debe presentar sus documentos (libretas) al Apostadero para fines que le convienen. Esta disposición no comprende a los que hayan venido en el carácter de relegados.” (872)

En los años treinta, otro tema recurrente de las organizaciones sociales magallánicas era la demanda de la supresión de la Aduana en Magallanes y la subdivisión de las tierras australes.


Para dar continuidad a esta petición largamente planteada de la supresión de la Aduana, en noviembre de 1932 fue creado un Comité en el que se integraron empresarios y sindicatos, junto a los partidos con existencia regional. Los sindicatos representados en este Comité Pro-Supresión de la Aduana, eran la Asociación de Obreros Petrolíferos y Anexos, el Sindicato Profesional Ganadero y Frigorífico, el Sindicato de Jornaleros, el Sindicato de Gente de Mar y la Federación de Sociedades Mutuales.
Así se llegó el 1° de mayo de 1932.
El gobierno del Presidente Montero, ante el ambiente de agitación e inestabilidad social reinante en el país dispuso la prohibición de mitines en lugares abiertos: “El Gobierno ha prohibido las manifestaciones públicas para el primero de mayo.” (873), titulaba a fines de abril “El Magallanes”, dando cuenta que los mitines solo se autorizarían en lugares cerrados, previa autorización de la autoridad correspondiente, y acusando que se preparaban manifestaciones “...para el día 1° de mayo próximo en el país, por elementos extremistas de ideas disolventes, contrarios al orden establecido...”


La velada conmemorativa del 1° de Mayo

efectuada anoche en el Municipal

La conferencia alusiva al día del Trabajo estuvo a cargo del Presidente de la Unión de Asalariados...
Numerosa concurrencia asistió anoche al Teatro Municipal a la velada conmemorativa del día del Trabajo, organizada bajo los auspicios de la Unión de Asalariados de Magallanes, institución representativa de las organizaciones obreras de la región.
Por inconvenientes de última hora, según se informó al auditorio, no pudo dar su conferencia el Presidente de la Asociación Local de Profesores, don Julio Silva, ocupando en cambio la tribuna el Presidente de la Unión de Asalariados señor José Alvarez Guerrero, quién disertó sobre el movimiento obrero desde la primera Internacional de los Obreros, enumerando los demás congresos del proletariado mundial que le han sucedido, hasta la realización de los ideales sociales que han tenido culminación en la Revolución Rusa al fundarse la República de Obreros y Campesinos.
Al terminar su disertación el señor Alvarez fue largamente aplaudido...
Fue muy aplaudido el popular aficionado Guillermo Schot en su monólogo cómico...
La declamación del señor Mateo Domián, “El Primero de Mayo” de Sinesio Delgado, impresionó visiblemente a la concurrencia, lo mismo que la recitación de “Un Duro al año” del mismo autor, revelando el señor Domián un temperamento artístico bien cultivado. Antes de terminar el programa, en forma improvisada disertó sobre el significado del Día del Trabajo el señor Elizardo Soto, quién terminó su disertación con un llamado a los obreros, y en especial a la juventud, al estudio de los problemas sociales... Agradeció la presencia de las familias obreras y la cooperación prestada a la Unión de Asalariados para la realización de esta velada, el Presidente señor Alvarez Guerrero...
Durante el intervalo la señorita Luisa Yánez y la señora Carmen Díaz de C., vendieron flores a beneficio de la velada. (874)

En junio de 1932, y ante la falta de respuestas del Gobierno a las diversas peticiones obreras, la Unión de Asalariados de Magallanes envió a Santiago una delegación de representantes sindicales, destinados a gestionar directamente sus asuntos con el Gobierno central, llegando incluso a entrevistarse con el Presidente Juan Esteban Montero.


Algunas de las peticiones que plantearon los dirigentes sindicales magallánicos en Santiago, fue la creación de colonias pesqueras (planteamiento de los obreros de Mar y Playa), la subdivisión de tierras y la colonización de Magallanes.
También se planteó en Santiago, que se establezca la condición de Puerto Libre para Punta Arenas, pero solo se obtuvo la posible libre entrada de productos de primera necesidad. En cuanto a los estudios y exploraciones petrolíferas, se obtuvieron nuevos recursos para continuar las investigaciones en terreno, pero los resultados hubieron de esperar años antes de aparecer.
Los sindicalistas magallánicos presenciaron directamente en Santiago, la formación del gobierno de la República Socialista en junio de 1932.


Las organizaciones obreras y sindicales

de Magallanes

en 1932

De acuerdo con el Registro de Corporaciones de la Inspección Provincial del Trabajo, las organizaciones sindicales efectivamente existentes en 1932 en Magallanes eran las siguientes:




  • Sindicato Profesional de Metalúrgicos y Anexos.

  • Sindicato Industrial Mina Loreto.

  • Sindicato Industrial de Electricidad.

  • Sindicato Profesional de Obreros en Madera.

  • Sindicato Profesional de Obreros de Mar y Playa.

  • Sindicato Profesional de Mina Elena.

  • Sindicato Profesional de Choferes.

  • Sindicato Profesional de Zapateros y Anexos.

  • Sindicato Profesional de Oficiales de la Marina Mercante.

  • Sindicato Profesional de Choferes Asalariados.

  • Sindicato Profesional de Jornaleros de Mar y Playa.

  • Sindicato Profesional de Ganaderos de Tierra del Fuego.

  • Sindicato Profesional Ganadero de Puerto Natales.

  • Sindicato Profesional de Costureras "La Aguja".

  • Sindicato Femenino de Oficios Varios.

  • Sindicato Profesional de Suplementeros.

  • Sindicato Profesional Gráfico.

  • Sindicato Profesional de Panificadores y Anexos.

  • Sindicato Profesional de la Industria Ganadera y Frigorífica de Magallanes.

Existían además otras organizaciones de trabajadores y asalariados, según el mismo registro oficial, a saber:




  • Sociedad de Empleados.

  • Círculo de Periodistas.

  • Sociedad de Instrucción Popular de Magallanes.

  • Asociación de Obreros Petrolíferos y Anexos.

Se contaban además 19 sociedades mutuales en todo el Territorio. (875)


El desarrollo del sindicalismo magallánico en la década de los años treinta, estuvo influenciado por otros acontecimientos sociales y políticos.
La formación del Partido Socialista en Magallanes, en julio de 1932, introdujo un nuevo elemento de reordenamiento y definición, en el desarrollo del sindicalismo de la región. El socialismo aglutinó en un primer momento a los numerosos elementos sindicales dispersos, producto de la represión ibañista, y a continuación comenzó a desplazar lentamente a los líderes anarquistas que pervivían en las organizaciones gremiales, especialmente en Puerto Natales.
Por otra parte, la ley 4054 de sindicalización, impuesta por la dictadura de Ibáñez, había abierto una brecha entre los llamados “sindicatos legales” (todos aquellos que decidieron reorganizarse conforme a la nueva legislación) (876), y los “sindicatos libres”, entre los que se destacó el Sindicato de campo y Frigorífico de Puerto Natales, que se negó a plegarse a la normativa ibañista y se mantuvo al margen del Congreso Social Obrero creado por el régimen.
Esta brecha estaba impregnada además, por la lucha ideológica que se entabló dentro de los sindicatos entre socialistas y anarquistas...
Esta diferencia de carácter de los sindicatos magallánicos, se acentuaba por el ámbito de discusión de los convenios ganaderos: ya en esta época se manifestaba el llamado “centralismo puntarenense”. Expresa al respecto el investigador Fabio Moraga: “En Punta Arenas los socialistas aceptaron la ley 4054 de sindicalización impuesta por el ibañismo y consumada durante el segundo gobierno de Alessandri. En Puerto Natales en cambio, rechazaron la aplicación del sindicalismo legal, al que antepusieron el ‘sindicalismo libre’ o extra legal.” Y agrega respecto del conflicto entre socialistas y anarquistas en el seno de los gremios natalinos: “Empero, hacia 1937 cuando el Frente Popular logró articularse en la región, el anarquismo perdió influencia en el mundo obrero local. Es más, los ácratas fueron rechazados por la mayoría de los integrantes del Sindicato de Campo y Frigorífico de Natales, entre los cuales probablemente había socialistas. Entre los repudiados estaba nada menos que el famoso Antonio Soto Canalejo, el ‘Gallejo Soto’, antiguo líder anarquista de las huelgas rurales de 1921 y 1922 en la Patagonia argentina y que había actuado como asesor del sindicato.” (877)
La misma fuente informa que “...cada vez que había que negociar colectivamente, las conversaciones se establecían a través del partido de Punta Arenas, mientras que los sindicalistas de Puerto Natales se limitaban a aprobar o rechazar los acuerdos.” (878)

Mientras las organizaciones desarrollaban sus actividades, el trabajo continuaba. El trabajo es un esfuerzo contínuo, que depende en Magallanes y en la Patagonia, de otras lógicas, tales como el tiempo.


Prueba elocuente de ello, lo daban los esforzados trabajos de construcción de un camino de ripio entre Punta Arenas y Puerto Natales y la continuación de las faenas de prospección petrolífera en el territorio.


La expedición que salió para abrir el camino a Natales

llegó esta tarde a Penitente

Pernoctó en Punta del Monte y hoy siguió con el convoy

para abrir el cañadón Bonvalot

Como comenzamos a informar en nuestra edición de ayer la expedición que salió para abrir el camino a Natales, llegó en la tarde a Punta del Monte donde se halla instalado el campamento del sector de Crucero Fabres.
El campamento del personal del Departamento de Caminos de Punta del Monte, está situado a 111 kilómetros de Magallanes (Punta Arenas). Las cuadrillas de este campamento habían estado trabajando activamente para abrir la huella en el sector indicado, de manera que el convoy con los expedicionarios tuvieron la ayuda del personal que llevaban de Magallanes y de los del campamento, siéndoles más fácil realizar la primavera jornada emprendida contra la nieve.
Hoy siguieron viaje.
De Punta del Monte, donde pernoctaron los expedicionarios partieron en la mañana de hoy para abrir el Cañadón Bonvalot donde, según los informes de algunos viajeros, la nieve ha cubierto el camino hasta la altura de los alambrados.
Un comunicado telefónico recibido a mediodía nos hizo saber que la expedición que dirige Riera y en la que participa el Correo Terrestre que lleva la correspondencia a Natales, se hallaba a mediodía en medio del Cañadón Bonvalot.
Ultima hora!.
Un comunicado telefónico recibido en la Oficina de Caminos, da cuenta de que la expedición logró abrir el Cañadón Bonvalot y llegó en buenas condiciones a Penitente. Pernoctarán en Penitente y mañana seguirán a Morro Chico. (879)

La Comisión de Ingenieros

Que proseguirá las investigaciones petrolíferas
En el vapor “Alfonso” llegó la comisión de ingenieros que por disposición del Gobierno proseguirá las investigaciones petrolíferas en la zona de Tres Puentes y demás puntos de la zona petrolífera regional. Forman esta comisión, el ingeniero don Ignacio Domeiko, ingeniero señor Enrique Costábal, ingeniero-sondeador, señor Juan Krakeil. (880)

Viejos problemas

y lentas soluciones

La persistencia de la cesantía estacionaria en Magallanes, hacia mediados de 1932, obligó al Gobierno a tomar medidas destinadas a proporcionar alojamiento, vestuario y alimentación a las familias de los obreros cesantes durante los meses del invierno.


En junio el Intendente de Magallanes formó un Comité de Ayuda con los estancieros y comerciantes de la zona, a fin de contribuir a este fin.
Algunos emprendedores, con mentalidad pionera aún, preferían desarrollar su imaginación para buscar nuevas soluciones a los viejos problemas. Tal era el caso de Alejo Marcou (dueño en aquel entonces, de una fábrica a vapor de ladrillos), quién construyó a fines de 1931 junto al Río de las Minas, un original silo de ladrillos livianos (con una capacidad de 160 metros cúbicos) para almacenar pasto, idea que proponía para resolver el problema de la alimentación de las ovejas y del ganado bovino en el invierno en las estancias.
La simple y genial idea de Marcou no prosperó: Magallanes estaba en plena crisis y, desde el punto de vista de los estancieros, no estaban los tiempos para innovaciones costosas...
Los empresarios de la Sociedad Rural y de la Cámara de Comercio, contribuyeron con recursos económicos, mientras que el Gobierno, por medio de la Inspección del Trabajo, procedió al reparto de víveres a las familias con mayores dificultades. Para estos efectos, se establecieron "vales de racionamiento" a fin de organizar la entrega de alimentos a la población necesitada.
Coincidiendo con la nueva situación política nacional, y el clima existente en Tierra del Fuego, se constituyó en agosto de 1932 el Sindicato Profesional Ganadero de Tierra del Fuego, con los trabajadores de las estancias de la isla grande. Los delegados de las distintas estancias fueguinas que dieron forma a esta organización fueron los siguientes obreros. “Caleta Josefina, Manuel Concha; Cameron, Manuel Barría; Rubens, J. Santana; San Sebastián, Carlos Vivar; Springhill, A. Montiel; Punta Catalina, Pedro Aguila; Gente Grande, Saturnino Pacheco; Isla Dawson, Aureliano Chodil; las estancias Lucía y Pantano tienen sus delegados en tiempos de faena y éstos dependen de este Sindicato.” (881)
Siempre a mediados de 1932, los profesores primarios de Magallanes elevaron un petitorio al Ministerio de Educación solicitando un aumento de la gratificación de zona.
¿En qué condiciones vivían hacia principios de la década de 1930, los profesores en Magallanes?
Un informe de la Dirección Provincial de Educación, fechado el 10 de junio de 1932 y enviado al Intendente de la Provincia, aporta interesantes datos sobre las condiciones de vida y trabajo de los maestros en esta provincia: ""El profesorado primario que trabaja en esta región, por demás dura y penosa, sobre todo en el invierno, ha manifestado, en diversas ocasiones al infrascrito y en especial en las reuniones pedagógicas celebradas últimamente, que con la disminución de la gratificación de zona en un 25% proveniente de la aplicación del Decreto N° 3588 de 5 de agosto de 1930 del Ministerio del Interior, la vida se hace muy difícil y hasta cierto punto insoportable...El abrigo especial que se necesita en Magallanes, para hacer frente a las temperaturas de 8, 10, 12 y 14 grados bajo cero, la calefacción constante que cada hogar tiene que mantener y que representa un fuerte desembolso por el capítulo de combustible y reparaciones de calentadores, el mayor consumo de luz en el invierno y el alza de los artículos de primera necesidad justifican de sobra, el aumento de gratificación de zona que el profesorado viene solicitando con toda justicia." Y agrega este funcionario los siguientes datos sobre la subsistencia en Magallanes: "Como dato ilustrativo, acerca del costo de la vida en Magallanes, me permito indicar a continuación los siguientes precios: Combustible. 1 carretada de leña $ 30; 1 tonelada de carbón $ 50; 1 calentador $ 200. Luz. El kilowatt $ 1 en Magallanes y $ 3 en Porvenir, haciendo presente que en el invierno se tiene luz permanente desde las 15.30 hs. Alimentación. El saco de papas está actualmente a $ 38; la legumbre es 4 y 5 veces más cara que en el norte; la leche a $ 1.20 el litro. Arriendos. Un departamento con 4 piezas $ 180. Como consecuencia de esta situación difícil, se han presentado a esta Oficina numerosos profesores solicitando su traslado al norte del país." (882)


De la Unión de Asalariados

a la Unión Sindical de Magallanes

El año 1932 fue fructífero en el desarrollo de la organización social obrera y de los trabajadores. En general, las clases más desposeídas del Territorio estaban en una etapa de intensa movilización para lograr su organización y una expresión más abierta de sus intereses y aspiraciones.


Por ello, fue celebrada por todos los sectores la decisión emanada desde Santiago de otorgar la representación parlamentaria a Magallanes. Magallanes dejaba de ser Territorio y asumía el carácter de Provincia, dentro de la división administrativa establecida por la Constitución de 1925. Era una aspiración importante que se manifestaba desde los tiempos de la Federación Obrera de Magallanes, la que antes de 1920 demandaba la representación parlamentaria para Magallanes.
Al mismo tiempo que la crisis económica extendía sus efectos en la vida de los trabajadores de Magallanes, al igual que en el resto de Chile, las organizaciones sindicales agrupadas en la Unión de Asalariados, trabajaban entre junio y agosto de 1932, para la creación de la Unión Sindical de Magallanes.
Para este efecto, la Unión Sindical circuló un proyecto de Declaración de Principios, cuyos considerandos y principios básicos reflejan el nivel de conciencia y las ideas predominantes en ese instante en las organizaciones del Territorio.
Declaración de Principios
Considerando:
1° Que la sociedad actual es injusta porque divide a sus miembros en dos clases desiguales y antagónicas: una, la burguesía que, poseyendo los instrumentos de trabajo, es la clase dominante; otra, el proletariado que, no poseyendo más que su fuerza vital, es la clase dominada.
2° Que esta situación, engendrada y mantenida por el egoísmo e injusticias de todo orden que crea el régimen económico capitalista, ha llegado, siguiendo su proceso, a su máximo grado de descomposición y a su última forma posible con el imperialismo financiero, en tal modo que, no es capaz de mantener la armonía de las relaciones entre la producción y el consumo, determinando la lucha de clases.
3° que todos los fenómenos objetivos de la época actual: la desocupación, la superproducción capitalista, los monopolios, las concentraciones, etc., anuncian el advenimiento de un nuevo régimen económico-social, disponiendo a las sociedades hacia una organización funcionalista sindical en la que los trabajadores manuales e intelectuales sean los que rijan, organicen y administren su propio trabajo y creen los organismos de coordinación necesarios al conjunto social.
Declara:
1° Que consecuentemente con su carácter de organismo sindical de clase, que posee prácticas y métodos propios apolíticos para resolver sus problemas y definir su actitud frente a la nueva estructura social, propenderá a la organización inteligente de todos los productores, manuales e intelectuales, en sindicatos por industria que opongan su solidaridad de clase, frente a todo régimen capitalista y a toda tiranía, y los capacite técnica y moralmente, para que una vez transformada la sociedad, sirvan de órganos reguladores de la producción, distribución y consumo; y
2° que, como conquistas inmediatas, luchará por el mejoramiento de las condiciones de trabajo y por la obtención de un salario que esté más en armonía con las exigencias de la época y la dignidad humana." (883)

El tema de la subdivisión de tierras, que ha sido recurrente en los años veinte y treinta, continuaba apareciendo en los textos y acciones sindicales de la época.


Cabe hacer notar aquí que la petición de subdivisión de tierras, obedecía tanto a la visión crítica que los obreros magallánicos tenían de la forma como se habían distribuído las tierras fiscales a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, como del deseo que muchos de ellos abrigaban el anhelo individual de convertirse en pequeños ganaderos y propietarios de la tierra.
Precisamente es lo que hicieron las grandes sociedades ganaderas en la segunda mitad del siglo XX, después de los procesos de Reforma Agraria: subdividir las grandes estancias entregándolas a sus antiguos administradores, capataces y obreros más destacados.
A comienzos de los años treinta, la celebración del 27 de julio se había convertido ya en una tradición, consistente en actos públicos, romerías al Cementerio y veladas culturales, las que congregaban a dirigentes y afiliados a los sindicatos. En la conmemoración del 27 de julio efectuada en 1934, los manifestantes depositaron una corona de flores en la tumba del dirigente obrero Daniel Avendaño, y en 1935 fue colocada una lápida con los nombres de Maurilio Moreno, Fortunato Guirú y demás caídos en la masacre.

1933:

se plantean nuevas demandas

En 1933, la organización sindical magallánica vivía un momento de dispersión y desorientación, pero las agrupaciones que lograban formarse continuaban expresando las demandas de muchos sectores de la sociedad magallánica.


Ante el fracaso del Congreso Social Obrero, por sus abiertas y encubiertas vinculaciones con la dictadura de Ibañez, se constituyó además de la unión Sindical de Magallanes, un Comité Pro-Unión Obrera, que apuntaba a volver a integrar a todas las organizaciones obreras y sindicales de Magallanes.
La Unión Sindical, como se verá en los meses siguientes, solo logró convocar a los sindicatos obreros, una vez que éstos se hubiesen “expurgado” de los dirigentes ibañistas anteriormente predominantes. A la caída de la dictadura de Ibáñez, se desató una sorda y subterránea pugna al interior de los sindicatos y en todo el campo gremial, entre los líderes sindicales de distintas tendencias de izquierda –que pugnaban por tomar el control de los sindicatos y gremios después del desprestigio caído sobre los ibañistas- y los antiguos líderes que habían sido favorecidos por el régimen depuesto. (884) En su mayoría, los dirigentes gremiales ibañistas fueron desplazados de sus cargos y reemplazados.
Hacia ésta época, mucha de la actividad social de los obreros, se había ido orientado hacia el mundo cultural a fin de responder al clima de represión y división creado desde la anterior dictadura de Ibáñez.
El 1° de Mayo de 1933, por ejemplo, y en el contexto de las conmemoraciones por el Día del Trabajo, un grupo de obreros dieron forma a la "Sociedad Cultural 1° de Mayo", una suerte de organización mutual y cultural, que funcionó hasta fines de la década de los años sesenta, promoviendo el desarrollo cultural de los trabajadores y proporcionando ayuda humanitaria a sus afiliados.


La velada del Primero de Mayo

Organizada por la Unión Sindical en el teatro Municipal

Con numerosa concurrencia se realizó la velada del Primero de Mayo en el Teatro Municipal, organizada por la Unión Sindical de Magallanes, en conmemoración del Día del Trabajo.
Se inició la función con una disertación del Secretario de la central obrera mencionada, don Luis Requena, quién sintetizó el momento social en el mundo, refiriéndose a la situación en Rusia ante la cuestión del Oriente y las tentativas fascistas de Alemania, Italia y su extensión a los países americanos. Analizó como estas tentativas del capitalismo tendían a eliminar la oposición obrera y la actitud que habían asumido últimamente las Internacionales II y III de celebrar el pacto de acción conjunta contra las fuerzas de opresión que emplea el capitalismo...
Los demás número del programa se desarrollaron en todas sus partes, mereciendo mención especial las recitaciones de los jóvenes Domián y Obilinovic, las canciones de la señorita Villar, los bailes de la señorita Silva...
En general, la función de anoche dejó una grata impresión en la concurrencia que llenó completamente el Municipal, presentando una nota de cultura que honra a las colectividades obreras que organizaron esta velada. (885)

Esta fue la última actividad de importancia registrada, respecto de la Unión Sindical. Volvió a predominar después la dispersión y un Comité de Pro-Unión Obrera de Magallanes continuó desplegando actividades de difusión y de reorganización de los trabajadores.


En mayo de 1933, los dos temas que dieron motivo a expresiones públicas de los obreros organizados fueron la supresión de la Aduana en Magallanes y la cuestión de la subdivisión de tierras. Los sindicatos más importantes de Magallanes formaron parte entonces de una "Asamblea Pro-Defensa del Territorio", la que convocó a una gran concentración el 28 de mayo de 1933. Ese organismo de defensa de Magallanes se orientaba por el proposito de manifestar la opinion de los habitantes de la provincia frente al nuevo proyecto de subdivision de tierras. Los sindicalistas socialistas mas consecuentes sin embargo, se opinian a dicha subdivision, y proclamaban que “la solucion del problema agrario no esta en el latifundio o en el minifundio, esta en las cooperativas agricolas ganaderas entregadas a los trabajadores manuales y tecnicos, ayudadas y controladas por el Estado.” (886)


Federación de Sociedades Mutuales de Magallanes
Se pone en conocimiento de los señores socios de las Sociedades afiliadas a esta federación, que los facultativos señores Doctores:
JUAN ASTORQUIZA Y JOSE E. DEL CANTO
Atiende en su consultorio calle José Nogueira N° 1285, altos Hotel Hispano-Americano. Los señores socios que soliciten atención médica serán atendidos mediante la boleta extendida por el Director de Turno de su respectiva sociedad. El Directorio.
Por las Sociedades: Portuguesa, Chilena, Española, Yugoeslava, Dálmata, Católica, Femenina, Marítima, Cosmopolita, Carpinteros e Italiana, Arturo Prat y Suboficiales. (887)

En este período las dos industrias que mayor cantidad de obreros ocupaban en sus faenas era la industria ganadera y frigorífica, por un lado, y la industria maderera, por el otro. Pero también mucha gente se ocupaba en los lavaderos de oro, de lo cual da testimonio el siguiente contrato.





Compartir con tus amigos:
1   ...   58   59   60   61   62   63   64   65   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal