Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página56/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   52   53   54   55   56   57   58   59   ...   105

"Valparaiso, diecisiete de Marzo de mil novecientos veintitres.



Vistos:- Reproduciendo la parte espositiva de la sentencia de primera instancia, considerandos á excepción de los números 11, 13, 35, 37, 38 y 39 y citas legales, menos las de los artículos 28 y 263 del Código Penal, eliminando del considerando 3.o la última parte, desde donde se dice “fuera de que” hasta el final del mismo, y en el 53.o la palabra “deducida” y la frase “ por las consideraciones que se han establecido anteriormente”, y teniendo, además presente:-
1.o) Que, de los antecedentes de la causa, no aparece debidamente comprobado que el ataque al cuartel de carabineros de Natales, el homicidio del carabinero Riquelme y las lesiones del carabinero Fritz resultaran como efecto de un mismo hecho.
2.o) Que, en consecuencia, no tiene aquí aplicacación el precepto del artículo 75, inciso 1.o del Código Penal, y lo que procede es considerar y sancionar separadamente cada uno de los actos indicados, que importan tres delitos distintos; -
3.o) Que la declaración del reo Luis Rivera tiene el mérito de presentación judicial, ya que la circunstancia anotada en la segunda parte del tercer fundamento, que ha sido eliminado, no basta para desestimar esa declaración, si se tiene en cuenta la forma como se desarrollaron los hechos á que se hace referencia ahí; -
4.o) Que hay contra el reo Luis Alberto Ojeda, lo siguiente: - a) declaración del reo Ignacio Torres, quién habiendo sido herido a bala, cuando, con los demás compañeros atacaba á los carabineros, y en los momentos que buscaba donde parapetarse, vió que un obrero apellidado Ojeda, que se llama Alejandro, y que estaba con carabina, retrocedió al verlo caer; - b) la del mismo Torres, que posteriormente expone que vió á Luis Ojeda, trabajador del Frigorífico de Natales, á quien solo conoce de vista, con una carabina Winchester, cuando cayó el declarante; - c) la declaración de don Luis Bravo, que dice que Ojeda fue á pedir á Thiel dinamita, para, según manifestó, volar el cuartel de carabineros, que en esos momentos sitiaban; - d) la declaración del testigo Thiel que confirma el dicho de don Luis Bravo; - e) la del guardían de policía Luis Miranda, que reconoció á Ojeda armado de carabina entre los que dirigían las pobladas; - f) la de Francisco Garcés, que vió en un grupo armado de carabina á Luis Ojeda, y la de Miguel Sánchez, que habla de un tal Ojeda que mandaba en todo;
5.o) Que el señor Fiscal ha pedido pena para el reo Luis A. Ojeda;
6.o) Que la responsabilidad de autor que afecta a los reos Froilán y Abraham Vásquez, José Labra y Luis A. Ojeda, por el primero de los delitos enunciados en el considerando 1º este fallo, o sea, el de atentado contra ajentes de la autoridad, verificados con las circunstancias contempladas en el Nº2º del art. 261 del Código Penal, se encuentra plenamente comprobada con los antecedentes que se relacionan en los considerandos precedentes y los números 16, 18 y 33 de la sentencia de primera instancia, y que constituyen presunciones judiciales que reúnen las condiciones exijidas por la ley para formar prueba completa de la culpabilidad de los reos;
7.o) Que esas mismas presunciones no bastan para considerar a los reos nombrados en el anterior considerando como responsables de los delitos de homicidio del carabinero Riquelme y lesiones del carabinero Fritz, ya que, por falta de precisión, por no ser directas, esto es, por que no conducen lójica y naturalmente a la deducción de culpabilidad de los reos en esos delitos, no constituyen prueba plena al respecto.
Con arreglo también a lo dispuesto en los artículos 15 del Código Penal y 516 del de Procedimiento Penal, se declara:
1.o) Que se condena a los reos Froilán Vásquez, Abraham Vásquez y Luis Alberto Ojeda a la pena de tres años de reclusión por el delito de atentado contra ajentes de la autoridad;
2.o) Que se condena, por este mismo delito, al reo José Labra, a la pena de ochocientos días, también de reclusión;
3.o) Que se absuelve a los reos Froilán Vásquez, Abraham Vásquez y José Labra, por los delitos de homicidio del carabinero Riquelme y lesiones del carabinero Fritz, y
4.o) Que secondena también a Luis Alberto Ojeda al pago de las costas de la causa.
Se confirma en la parte apelada, y se aprueba en la parte consultada, la sentencia de primera instancia, de 20 de Febrero de 1922, escrita a fs. 831, en lo que sea conforme con la presente, y se la revoca en lo demás.
Estando cumplida la pena impuesta a los reos Froilán Vásquez, Abraham Vásquez, José Labra y Luis Alberto Ojeda, ofíciese por telégrafo para su inmediata libertad.- Redacción del Presidente Quijada.- Devuélvanse.- Roberto Quijada.- Ramiro Hederra.- Roberto Alonso.- Ricardo Escobar Cerda, Secretario." (777)

A su vez, el clima de temor y la rigidez de las medidas de control policial establecidas después de los sucesos de 1919 y 1920, se reflejan en una disposición del Ministerio del Interior decretó en 1923, la expulsión de un grupo de 12 residentes extranjeros en el Territorio.


Dos de ellos, fueron expulsados por "predicar la alteración del orden público constituido", según reza el Decreto que lleva las firmas del Presidente Alessandri y su Ministro Antonio Hunneus. (778)
En el año 1923, las celebraciones del 1° de Mayo fueron organizadas en dos veladas distintas por el Sindicato de Campo y por la Sociedad de Socorros Mutuos José Miguel Carrera.


La fiesta del trabajo

"Mañana con motivo de celebrarse el 1° de Mayo, se llevará a cabo en el Teatro Rejeneración a las 9 de la noche, una interesante velada literaria. En este acto dictará una conferencia el estudiante señor Carlos Cano, la cual versará sobre temas sociales".
(779)

En mayo de 1923, la Federación Obrera con sede en Puerto Natales se encontraba ante el riesgo de perder su sede social, como consecuencia del no pago del arriendo de la casa que ocupaba. Los obreros se reunieron conforme al siguiente volante que circuló por Puerto Natales.




A los trabajadores organizados

Salud:

Nuestra asistencia se hace obligatoria en estos momentos, abandonad cantinas y garitos, mirad que el óbolo que contribuístes para contar con un local propio, hoy lo teneis próximo a perderse.
Debes de saber que con fecha 23 de mayo de 1923, se ha apersonado una comisión de esta Institución ante el abogado Sr. Chaparro, quién declara ser suya la propiedad del SubComité de Natales, en caso de no abonársele la cantidad de $ 10.700 cantidad por cierto que obedece administraciones pasadas, ignorando esto cual puede haber sido el motivo que les halla inducido a tan asquerosa negociación.
Entiéndase bien que para esclarecer esta delicada situación, es preciso la asistencia del mayor número posible de socios para la asamblea del lunes 28 del presente mes y muy probable que para cuyo objeto seamos visitados por una comisión del SubComité de Natales, sépase que se les a anunciado a su debido tiempo.
¡Alerta compañeros! Nada de crítica en cantinas ni garitos se trata de defender nuestros intereses y ello se hace dentro del local de la Federación Obrera de Magallanes.
El Secretario." (780).

En respuesta a la necesidad de una nueva agrupación que reemplace a la FOM, tan golpeada y debilitada, se formó en 1924 la Unión Sindical Obrera de Magallanes.


Ese mismo año, el Convenio para los trabajos en las estancias magallánicas, fue firmado armónicamente por representantes obreros y patronales en la Gobernación del Territorio.
En octubre de 1923, y precisamente como consecuencia de la crisis económica general, se estimaba por las autoridades del Territorio que los obreros desocupados en Magallanes eran alrededor de 300. A su vez, en este mismo contexto, el problema del precio de la carne ocupaba a los medios de prensa por cuanto afectaba a la mayoría de la población obrera de la zona.
La alza de los precios de este vital producto alimenticio, se originaban entre otras causas, en la disminución del suministro de animales faenados para los frigoríficos procedentes de las estancias del Territorio. En diciembre de 1923, de un total de 20.750 animales que debían ser entregados para carne, solo habían sido proporcionados 9.550, lo que generaba un automático encarecimiento del producto.


La evolución del sindicalismo en Chile:

el camino hacia la formación de la CTCH

Mientras en Magallanes el sindicalismo vivía un momento de depresión y de dispersión, el movimiento sindical a nivel nacional experimentaba una etapa similar de desagregación, motivado principalmente por los conflictos ideológicos que separaban a los distintos gremios y sindicatos.


Así, a partir de 1925, la FOCH experimentó fuertes retrocesos, especialmente en el Norte, debido a la represión de la dictadura de Carlos Ibañez; muchos dirigentes fueron relegados y detenidos, otros fueron detenidos y simplemente desaparecidos. Esta represión debilitó a la FOCH como que hacia 1929 y 1930, prácticamente el protagonismo sindical estaba en manos de otras organizaciones.
En 1919, como se había visto anteriormente, se constituyó en Chile la I.W.W. (Trabajadores Industriales del Mundo), como una filial de su similar estadounidense.
La I.W.W. se definió como "una organización revolucionaria que persigue la supresión del salariado por medio de la unión de los obreros" y se declaró enemiga del capital, del gobierno y del clero, una postura ideológica que -como se ha visto en el capítulo anterior- aparecía claramente perfilada en la declaración del 16 de mayo de 1920 de la Federación Obrera de Magallanes. Llegó a agrupar a alrededor de 9.000 trabajadores de los sectores marítimo, de la construcción, gráfico, del calzado, electricistas y pintores.
La Federación Obrera de Magallanes no alcanzó a establecer vinculaciones con ésta entidad, no obstante sus evidentes posturas anarquistas, y cuando en 1926, se constituyó en Santiago la Federación Obrera Regional de Chile (FORCH), las organizaciones obreras de Magallanes se encontraban en un lento y díficil proceso de reconstitución.
Otra línea de búsqeuda de la unidad sindical se comenzó a desarrollar en 1922 con la formación de la Asociación General de Maestros, de manera que las distintas asociaciones de orientación mutualista de los profesores, se unificó alrededor de un programa avanzado y buscando vincularse con las demás organizaciones obreras. La AGM, en la que se cruzaban y coincidían influencias de la masonería, del comunismo, del radicalismo y del socialismo, inició su acción pública planteado una Reforma Educacional.
En 1924, por su parte, se inicia la formación de agrupaciones de los empleados, con la creación de la Unión de Empleados de Chile (UECH), en la que confluían empleados públicos y particulares.
A su vez, en 1925 se constituyó la Unión Social Republicana de Asalariados de Chile (USRACH), en la que se busca integrar a obreros y empleados y que, aunque funcionó solo hasta 1927, se proponía luchar por la "...emancipación espiritual, política y económica de los asalariados y la organización de una sociedad nueva fundada en la justicia, la cooperación y la solidaridad, aspirando a la socialización de los medios de producción y de intercambio, para reestablecer la justicia definitiva e integral en las relaciones de los hombres."
La FORCH, que se había formado con sindicatos anarquistas escindidos de la FOCH, sufrió la represión ibañista en 1927.
En este período, mientras los anarco-sindicalistas postulaban una organización sindical con estructuras autónomas y formadas por oficios, los sindicalistas comunistas y socialistas (como en el caso de la FOCH desde 1922 en adelante), propiciaban una organización sindical centralizada y por ramas de actividad.
Por lo demás, la decisión de la FOCH adoptada en 1921 de adherirse a la Internacional Roja de los Sindicatos, con sede en Moscú, marcó no solamente uno de los momentos álgidos de la influencia comunista en el seno de la organización (con Recabarren y Lafferte como sus más importantes líderes), sino que significó un punto de quiebre con los sindicalistas anarquistas, división que más adelante se extendería a los grupos y dirigentes de inspiración troskista.
Con la instauración de la dictadura de Ibañez (en 1927), el movimiento sindical entró en un proceso profundo de represión, de crisis y de reorganización.
Mientras por un lado, los sindicalistas y los funcionarios ibañistas procuraban quebrar los sindicatos y federaciones con una inspiración socialista, anarquista o comunista, como la Confederación Republicana de Acción Cívica (CRAC) y el "Congreso Social Obrero" formado en Magallanes, las organizaciones anarquistas procuraban darse una estructura única.
Así, en 1931, en una convención de los grupos, sindicatos y organizaciones anarquistas afiliados a la I.W.W. y a la Federación Obrera Regional, acordaron constituir la Confederación General de Trabajadores (CGT). La misión principal de la CGT fué la de reanudar el trabajo organizativo de los anarcosindicalistas aún entrando en conflicto con las orientaciones socialistas de la FOCH.
Entre los líderes sindicales nacionales más destacados del anarco-sindicalismo deben mencionarse a Oscar Schnake, Juan Gandulfo, Benjamín Piña, Luis Heredia, Félix Lopez y Manuel Arratia.
Al concluir las dictadura de Ibañez en 1931, existían la Confederación de Sindicatos Industriales de Santiago y la Confederación General de Trabajadores, mientras que en 1932 se constituyó la Federación Nacional Sindical y Organizaciones del Trabajo de Chile, la que se orientó a agrupar sindicatos libres y sindicatos legales sin distinción.
En 1934, la Federación Nacional Sindical y Organizaciones del Trabajo en Chile (FENSOTCH) y la Confederación General de Trabajadores acordaron su fusión con el propósito de obtener la unidad sindical, que era una demanda proveniente de todos los sectores del mundo del trabajo, para lo cual constituyeron la Confederación Nacional Sindical (CNS).
Fué ésta Confederación Nacional Sindical la encargada de convocar al Congreso Nacional de Unidad Sindical, que se efectuó en 1936, al cual se integraron la FOCH, la CNS, la Unión de Empleados de Chile y la CGT, aunque ésta última se retiró al término del Congreso. En este evento se creó la Confederación de Trabajadores de Chile (CTCH).

El debate por las tierras australes

durante 1924

En 1924, uno de los problemas que ocupaban a la opinión pública magallánica es el de las tierras y su propiedad.


El planteamiento principal que hacían las autoridades del Magallanes (entre las cuales el Gobernador de este período Vicente Fernández Rocuant), era la subdivisión de las tierras que habían sido concedidas en arrendamiento a los grandes estancieros, y su otorgamiento a pobladores residentes de la zona.
El dentista Vicente Fernández Rocuant, Gobernador del Territorio de Magallanes en este período, tenía una especial sensibilidad por los problemas sociales, lo que ya se había manifestado en 1906, cuando el profesional junto a otros colaboradores, proporcionó recursos económicos al dirigente obrero Luis Emilio Recabarren, recién elegido Diputado por Antofagasta, para que fundara un periódico de filiación demócrata. (781).
En efecto, la percepción de muchos sectores sociales de Magallanes en esa época, es que la modalidad de apropiación de las tierras magallánicas y el arrendamiento a grandes empresas latifundistas, constituía un perjuicio para el erario nacional y para las perspectivas de desarrollo del Territorio austral, por cuanto la excesiva concentración de las tierras en pocas manos, alteraba los equilibrios necesarios para que se realice una explotación racional de los suelos, para que se induzca el poblamiento y la colonización de estos espacios, y para que las tierras produzcan en beneficio de la propia zona y sus habitantes.
Como consecuencia del agravamiento de las condiciones sociales y económicas de la población obrera del Territorio, el 1° de Mayo de 1924, se celebró en un clima de tensión soterrada, que se refleja en los siguientes párrafos de un artículo publicado por un dirigente obrero: "Hoy acentuando de una manera evidente el antagonismo de clases: el pauperismo, la desorganización, la miseria, abajo; la opulencia, el desenfreno, la corrupción, arriba, tienden necesariamente a crear un malestar cuyas consecuencias se dejarán sentir en breve. Todo el pavoroso problema social gira en torno a la eterna lucha de: el que, produciendo, nada tiene y en cambio en el sentido contrario, todo lo tiene. Ayudar al pueblo en su miseria, instruirlo, educarlo, tal debe ser el norte de los esfuerzos desinteresados y magnánimos de los que sienten la responsabilidad del momento y de los que tratan de llenarlo." (782)


Comercio e industrias

en Magallanes hacia 1924

La actividad económica del Territorio de Magallanes hacia 1924 continuaba centrada en la actividad ganadera y en el comercio, pero el resto de las ramas productivas estaban estrechamente asociadas a ésta "economía ganadera de exportación".


En el ramo industrial, la fábrica de Fideos a Vapor "La Magallanes" de Calcuta y Fariña anunciaba fideos corrientes, especiales y extra en cajones, y existía el aserradero "Victoria" de Santiago Barría y Clerc (que ofrecía maderas de todas dimensiones, leña trozada y picada por carradas), el Aserradero Bussard ofrecía leña banca y seca trozada y picada; y la Barraca Colón ofrecía clavos, tachuelas, fierros, bisagras y cumbreras para la construcción. El carbón de mejor calidad era producido en la Mina Loreto, de propiedad de la Sociedad Anónima, Ganadera y Comercial Menéndez Behety, sucesora de José Menéndez.
La casa Palla confecionaba prendas en pieles, mientras que José Farreras era el representante en Punta Arenas de las Cervecerías Unidas y fábrica Andwanter de Valdivia.
Entre las tiendas y bazares de artículos para el hogar y menestras, figuraban Ramón Jabat (que ofrecía arroz, cebollas, mantequilla y queso parmesano); el Bazar y Tienda Universal de Carlos Strauss, la Casa Real, el local de Zelimir Peruzovich (que venía discos marca 'Víctor' y victrolas portátiles); la tienda de G. y C. Kreglinger (que ofrecía máquinas de escribir Remington), el local de Arentsen Hnos.; L. Meric era Agente para el Territorio de los neumáticos 'Michelin'.
Figuraban también entre los establecimientos de comercio de importación, el almacén de Weis, Scott & Cía., Stubenrauch & Cía., la Sociedad Anónima Ganadera y Comercial Menéndez Behety, el negocio de Williamson & Co., el almacen de Juan Sapunar, mientras que Angel Velaz y Cía, actuaba como consignatario de lanas y cueros en su propia barraca.
En el rubro marítimo, la firma W.B. Taylor era representante de The Pacific Steam Navigation Company (que poseía líneas de cabotaje con escalas en La Habana, Jamaica, España, La Rochelle y Liverpool), mientras la Sociedad Anónima Importadora y Exportadora de la Patagonia, realizaba el cabotaje en la costa de Magallanes y la Patagonia Argentina. (783).

Ese año de 1924, el pliego de peticiones de los trabajadores del campo fue gestionado por la Unión Sindical Obrera, mientras el Sindicato Gente de Mar y Playa se fortalecía con la presencia de jornaleros, marineros, fogoneros y los trabajadores de los remolcadores de la bahía de Punta Arenas.


Las demandas de los trabajadores del campo de la provincia de Magallanes fueron planteadas en conjunto con las reivindicaciones de los trabajadores de las estancias de Ultima Esperanza.
El respectivo Convenio Ganadero se firmó sin conflictos en octubre de 1924. Es de observarse que el Acta de acuerdo en torno a las faenas ganaderas, ésta vez se firmó en la Gobernación del Territorio, tal como había ocurrido en 1918, y en dicho documento solo figuran las firmas de los representantes de las sociedades ganaderas y del Gobernador, pero no aparecen las de los representantes sindicales.
La implantación de la Junta Militar en octubre de 1924, necesariamente vino a trastornar el escenario político y social en Magallanes, generando un clima de expectativa y atención a lo que sucedía en el centro del país.
Aun en este contexto, hacia 1924 y 1925 se observa en el Territorio de Magallanes y en la ciudad de Punta Arenas en particular, un creciente movimiento de organización de los empleados.

Se siguen organizando

los empleados de Magallanes

En febrero de dicho año 1925 se constituyó la Federación de Empleados Municipales (tanto en Punta Arenas como en Puerto Natales, en ésta última localidad, a instancias del periódico "El Esfuerzo" del Sindicato de Campo y Frigorífico y del publicista obrero de inspiración anarquista Miguel Angel León) la que se encargaría de expresar los intereses de estos funcionarios, en un momento en que la carestía de la vida preocupaba a todos los sectores más postergados de la sociedad magallánica, mientras en abril de 1925, fue creada la Unión de Empleados Bancarios de Magallanes en el marco de la Sociedad de Empleados de Comercio.


En mayo de 1925, el periódico "El Trabajo" escribe a propósito de éste día de conmemoración y de su significado en Magallanes: "Este 1° de mayo encuentra al proletariado de Magallanes luchando entusiastamente por su reorganización. Ojalá que el próximo lo encuentre perfectamente organizado. ¡Todos a la organización!... Las ideas avanzan, toman cuerpo, el proletariado se organiza, se estudian nuevos problemas, se pide más libertades, y se toma más interés por las cuestiones sociales, se entiende la literatura y se leen más los escritores revolucionarios...." (784). Como se puede apreciar, el lenguaje del texto transcrito, refleja sin duda una influencia marxista, que recoje la experiencia de la Revolución bolchevique de 1917: el propio concepto de "proletariado" así lo indica.
En agosto de 1925, existía un notorio ambiente de malestar entre los trabajadores del rubro gastronómico.
Como consecuencia de dicho clima se convocó a la formación de un gremio que agrupara a los cocineros, mayordomos, mozos, ayudantes de cocina, tanto del campo, como de la ciudad y de los barcos del Territorio. La convocatoria expresa en parte: "...existe el propósito de formar un gremio que vele por el interés de los que se ocupan de este ramo, única forma para mejorar nuestras condiciones desconocidas hoy. Todos deben recordar que cuando estaba organizado este gremio se daba cumplimiento y se respetaban los convenios, cosa que no ocurre en la actualidad. Entonces, camaradas, si quereis ser respetados y mejorar esta situación, no debeis faltar a esta reunión". (785)
Importa consignar aquí que la actividad cultural de las clases más desposeídas del Territorio, continuaba no obstante las dificultades de su organización. En octubre de 1925 funcionaba una Escuela Nocturna para Obreros denominada "Francisco Bilbao", con clases de lunes a viernes de 8 a 10 de la noche, en el local de la Escuela Superior de Hombres de Punta Arenas.
En este mismo mes y año se creó la Unión de Empleados de Chile, sección Magallanes, que tenía por finalidad agrupar "a todos los empleados de Magallanes, ya pertenezcan a oficinas bancarias, comerciales, almacenes, tiendas, Aduana, Correo, Telégrafos, Municipalidad, empresas industriales, periodísticas, teatrales, etc., es decir, a todas aquellas personas que viven de un sueldo..." (786)
Esta Sociedad de Empleados de Comercio se integró dentro de la Unión de Empleados de Chile.



Compartir con tus amigos:
1   ...   52   53   54   55   56   57   58   59   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal