Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página36/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   32   33   34   35   36   37   38   39   ...   105

Adicionales


  1. Los obreros en general trabajarán los días sábados hasta la una de la tarde, excepto aquellos que trabajen en el galpón, que tendrán la obligación de dejar limpia la cancha.

  2. Todo operario que sea contratado le correrá el sueldo desde el mismo día que ha sido aceptado.

  3. Todo estanciero se comprometerá a tener en el establecimiento, y antes de principiar las faenas de la esquila, aquellos artículos de consumo que sean necesrios para las comidas; éstos serán sanos, variados y suficientes.

  4. Esta cláusula consiste en adicionarla al Artículo donde se consigna el precio que deberá pagarse por la esquila de animales, haciéndose presente que si en algunas de las estancias el número de animales que hubiere fuera inferior a cuatro mil, regirá el precio convencional.

  5. Todo estanciero se comprometerá a segurar a cada esquilador un número no inferior a 4.000 animales para esquilar y en caso de no tener un número suficiente, abonará al esquilador la diferencia que existe entre el número sacado y la cantidad mencionada.

  6. Todo estanciero reconocerá como días feriados y en los cuales los obreros se abstendrán de trabajar, los siguientes: dos días en las festividades de Pascua, el día de año nuevo y el 1º de mayo.

  7. Durante la faena de la marca no podrán exigir al obrero trabajador, más de 9 horas diarias, y si se trabajasen más se le abonará un peso por hora de sobre tiempo, teniendo presente que los días domingos que se trabajen en esta faena deberá darse un descanso a fines de la marca.


Este Convenio empezará a regir desde el 1º de octubre de 1914 y terminará el 30 de septiembre de 1915. (462)

Establezcamos algunos puntos de comparación.


Desde el punto de vista formal el convenio argentino es más extenso y entra en mayores precisiones respecto de las demandas. Además el texto argentino pone a la Federación Obrera como garantía de lo estipulado en el contrato.
El texto argentino, además, crea un tribunal paritario para la resolución de las controversias entre patrones y obreros, aun cuando fija a la propia Federación Obrera como ultima instancia de decisión después del Tribunal, lo cual viene a inviabilizar a éste: es difícil imaginar que los patrones de la Sociedad Rural de Rio Gallegos aceptasen someterse a la Federación Obrera, como instancia imparcial de resolución de sus diferendos con los obreros.


EL FORTALECIMIENTO

DE LAS ORGANIZACIONES OBRERAS

EN MAGALLANES Y LA PATAGONIA

(1914-1916)


Hacia 1914, la organización de los obreros se desarrollaba en forma independiente y paralela respecto de la organización de los empleados. La Sociedad de Empleados de Comercio, fundada en 1911 como se ha visto, realizó hacia 1913 y 1914 algunos movimientos en procura del mejoramiento de sus remuneraciones.
El resultado de este evento, fue un acercamiento entre las dos entidades, mediante un original y transparente procedimiento de intercambios.


Sociedad de Empleados de Comercio

El incidente habido entre el comerciante señor Juan B. Dougnac y la Sociedad de Empleados, que el público ya conoce, se ha arreglado amistosamente, según se nos avisa a última hora. El señor Dougnac ha dado amplias explicaciones al respecto, a una comisión de la de Empleados que se le acercó con ese objeto.


Con motivo de este incidente, la Sociedad de Empleados de Comercio y la Federación Obrera han estrechado sus relaciones sociales, acordándose en una de las últimas sesiones de la de Empleados que un miembro de ella asistirá a las sesiones del Directorio de la Federación y un miembro de esta, a la de ellos.
Nos felicitamos de que este incidente se haya arreglado amistosamente con el señor Dougnac y que la Federación Obrera y la Sociedad de Empleados de Comercio hayan estrechado sus relaciones de amistad. (463)

La organización obrera en la Patagonia chileno-argentina, surgió como resultado de diversos y sucesivos esfuerzos de ciertos dirigentes y líderes, y en las condiciones en que una "economía ganadera de exportación" se había instalado en el conjunto del espacio patagónico.


Desde fines de 1913, se registran los primeros intentos realizados por la Federación Obrera de Magallanes, para dar vida a una organización similar en Río Gallegos (Argentina).


La Federación Obrera de Magallanes

y las organizaciones obreras

de Río Gallegos:

una distante hermandad

Las primeras organizaciones obreras del Territorio de Santa Cruz (Argentina), y de Río Gallegos en particular, se formaron gracias a la acción organizadora de dirigentes de la Federación Obrera de Magallanes.


Los primeros rastros de esta labor fundacional se encuentran en el N° 63 de "El Trabajo" de junio de 1913, en un artículo titulado "Federación Obrera de Gallegos", y que en sus acápites principales dice: "La comisión que fué encomendada por esta Sociedad al compañero Marcos Mancilla, ha dado los frutos que era de esperar. Después de dos o tres reuniones del elemento trabajador de Río Gallegos, fueron echadas las bases de una sociedad análoga a la nuestra, con el nombre de Federación Obrera de Gallegos, con el fin de propender al mejoramiento social y económico de la clase trabajadora de toda esa parte del territorio." (464).
El diario "La Unión" de Río Gallegos consigna a principios de mayo de 1913, la siguiente información: "Se halla en esta, comisionado por la Federación Obrera de Magallanes, D. Marcos A. Mancilla E., vecino de Punta Arenas. El objetivo de esta comisión es trabajar por el cumplimiento de algunos puntos del programa de esta Federación, procurando la unión de los obreros de este Territorio con los de Magallanes, garantizar mutuamente a patrones y obreros en los contratos de servicios, fomentar la instrucción, el ahorro y la beneficencia en las masas obreras, combatir el alcoholismo, etc." (465)
El resultado de la misión del dirigente Marcos Mansilla en Río Gallegos, fue la constitución de la primera organización obrera de Santa Cruz, cuyo documento constitutivo fué publicado en junio de 1913 en Punta Arenas y cuyo texto integral es el siguiente: "En Río Gallegos, a trece días del mes de mayo de mil novecientos trece, convocados los obreros que a continuación se expresan, por una Comisión provisoria compuesta por los señores Santos García, José Rodríguez, Ernesto Medina, Dimas Zapico, Juan Cazali y con asistencia del Delegado de la Federación Obrera de Punta Arenas, ciudadano Marcos A. Mancilla, acuerdan lo siguiente: 1° Dar por constituída la Federación Obrera de Río Gallegos, aprobando el 'Reglamento' por el cual ha de regir y nombrando a los ciudadanos que han de formar la Comisión directiva. En votación secreta fueron elejidos: Secretario General, Santos García; Pro-Secretario, Dimas Zapico; Tesorero, José mata; Pro-Tesorero, Ernesto Medina; Vocales, José Rodríguez, Juan Cazali, Juan Luna, Arturo Warner, Leovino Moreno. Conforme con la orientación de esta Federación Obrera firman la presente acta: Belarmino García, Juan Crespo, J. Buiganeda, José Samos, Manuel González Marino, A. Haruer, Maurino Merio, José Fernández, Luis Guerrero, Manuel J. Saavedra, Manuel García, Amador García, Leonino Moreno, Juan Luisic, Víctor Fernández, José García, Florentino Parada, Eliseo Sur, Dimas Zapico, José Mata, José Rodríguez, Santos Barría, Dionisio García, Ceferino Yunquera y Abelardo Rura." (466)
De resultas de este hecho, las afiliaciones de los obreros a cualquiera de las dos organizaciones daban como resultado que podían ser beneficiarios de las ventajas otorgadas por ambas a sus afiliados. Existía entonces, entre ambas entidades una suerte de acuerdo de "doble afiliación".
En efecto, en enero de 1914, "El Trabajo" publicaba un aviso en castellano e inglés, cuyo texto era el siguiente: "Federación Obrera de Río Gallegos. Trabajadores! estando de acuerdo esta FEDERACION con la de Punta Arenas, pone en conocimiento de todos los federados que puede inscribirse presentando el último recibo, es decir, los que de esta aquella y los de aquella a ésta, por consiguiente ambos gozarán de las concesiones que tenga cada Federación solo con este hecho." (467).
No obstante estas buenas intenciones, la organización obrera de Río Gallegos encontró dificultades para funcionar, ante la ausencia de algunos de sus dirigentes, por lo que los dirigentes magallánicos debieron volver a contribuir a su reactivación, cosa que ocurrió a fines de 1913. De ello da testimonio este documento: "En Río Gallegos, a 20 de diciembre de 1913, reunidos los ciudadanos José Mata, Alfredo Castelar, Juan Brigando, Pedro Estrada, Juan Rodríguez, Joaquín González, Secundino Prado, Olegario Sierpe, José Mayo, Juan Novando, Manuel Credo, José García, Manuel Planes, Juan Grova, Bernardino Alvarez, Fernando Rodríguez, Carlos Navarro, Paul Yagruaux, Feliciano Martínez, Benito Ramos y Eulojio Almonacid, presididos por el Director de la Federación Obrera de Magallanes, compañero Manuel J. Muñoz, se espuso el motivo de la reunión que es la reorganización de la Federación fundada en 13 de mayo de 1913 y acordar que el Directorio active los trabajos para darle a esta una verdadera y sólida organización o en su defecto nombrar un nuevo directorio. Se espuso que por inasistencia del Secretario, alma de toda corporación, convenía se nombrase un nuevo Directorio. Aprobada esta moción por unanimidad, se procedió a elejirlo en votación secreta, dando el escrutinio el siguiente resultado: para Presidente por Bernardino Salgado 19 votos, por León Meneses 4, por Feliciano Martínez 2, por José García 1, por N. Boca 4 y por José Mata 1. Quedando compuesto el Directorio según el orden de la votación, de la siguiente forma: Presidente, Bernardo Salgado, Secretario Juan Brigando, Subsecretario Enesto Medina, Tesorero Cesar Huerta, Subtesorero I. González, Vocales: F. Posada, J. García, J. Grova, F. Rodríguez, F. Boca, Fidel García. Comisión Revisora de Cuentas: M. Peña, F. Rodríguez C. Junquere. No habiendo otros asuntos de importancia que tratar se levantó la sesión." (468).
En esta nueva directiva, puede percibirse la presencia de obreros españoles, italianos e incluso algún francés, sin perjuicio de los argentinos y chilenos.
¿Qué relaciones se establecieron a continuación, entre las dos organizaciones de trabajadores más importantes de la Patagonia?
Sin lugar a dudas existían entre ambas organizaciones, un conjunto de similitudes: ambas entidades contaban hacia el período final de su existencia (1920), con una dirigencia de inspiración mayoritariamente anarquista. Además, ambas organizaciones, a través de una red de delegados, ejercían un fuerte control sobre las estancias y los grupos de trabajadores del campo.
Y adicionalmente, ambas entidades tenían una prensa obrera propia, que comenzó a circular profusamente por toda la Patagonia, con los periódicos semanales “La Verdad” por el lado de la Federación Obrera de Río Gallegos y “El Trabajo” de la Federación Obrera de Magallanes.
Existían, por lo tanto, diversos registros de contactos directos (visitas o intercambios), pero parece no haber habido alguna forma de concertación entre ambas para realizar acciones de protesta o huelgas.
Algunos de aquellos contactos consistieron en el intercambio de conferencistas. Anota “El Trabajo” del 15 de marzo de 1914: “Conferencia. El señor Humberto Castelli llegado de Rio Gallegos dará, como lo dijimos en nuestro número anterior, una serie de conferencias. La primera tendrá lugar el lunes próximo y ese mismo día haremos saber, por la prensa y por medio de carteles, el local y la hora de la conferencia. No dudamos que la clase obrera, no desperdiciará la ocasión de oir a este conferencista que en Gallegos, según sabemos, se conquistó muchos aplausos de los miembros de esa Federación por los temas desarrollados en sus conferencias.” (469)
En agosto de 1914 llegaron a Punta Arenas dos delegados de la Federación Obrera de Río Gallegos, Bernardo Salgado y Fernando Rodríguez, con dos misiones específicas: la de conocer el funcionamiento de la Caja de Socorros recién formada, y además, intentar concordar con la Federación Obrera de Magallanes los términos de un convenio ganadero común para ambas zonas de la Patagonia: "En seguida de algunas breves palabras de saludo y de aliento a ambos delegados, se principió el debate sobre el convenio, bajo la presidencia de uno de estos, el compañero Salgado y sirviendo de Secretario el otro delegado el compañero Rodríguez." (470). Simultáneamente, y junto con los dos delegados de la Federación de Río Gallegos, regresaron desde dicha localidad, los dirigentes Juan Concha y Antonio Colomés, comisionados por la FOM para ir a Santa Cruz a estimular el funcionamiento de la organización argentina-patagónica. Ambos dirigentes dijeron conferencias a los obreros argentinos de la Sociedad Obrera, a fin de instruirlos y elevar su conciencia de clase.
El 20 de agosto de 1914, se efectuó una masiva asamblea obrera en Río Gallegos, en la que intervinieron como oradores, Juan Concha y Antonio Colomés, junto a otros obreros afiliados a dicha entidad, pero los delegados de la FOM asistieron a continuación a una serie de seis reuniones obreras sucesivas (entre el 21 y el 26 de agosto) en las que se discutieron diversos temas de interés y se dieron conferencias, pero el tema central fue el de definir un proyecto de Convenio Colectivo común para ambas Federaciones, y cuyo texto para el lado argentino de la Patagonia, presentamos más adelante. (471).
A continuación, y siempre en agosto de 1914, los dos delegados argentinos viajaron a Punta Arenas Bernardo Salgado y Fernando Rodríguez, con el objeto de intentar llegar a un consenso común en cuanto a los términos en los que debían ser planteados el próximo pliego de peticiones para la temporada en las estancias.
Cuando la Sociedad Obrera de Río Gallegos fué arrasada por la represión militar del coronel Varela, en octubre de 1921, la Federación Obrera de Magallanes simplemente no existía desde hacía más de un año, y había sido reemplazada por una filial de la FOCH que estaba lejos de seguir las aguas anarquistas... como se verá más adelante.
Cuando la represión final cae sobre la Sociedad Obrera de Oficios Varios de Río Gallegos, se encuentran en su imprenta clandestina ejemplares de varios diarios obreros y anarquistas y también de "El Trabajo" de la FOM de Punta Arenas, los que hubieron de llegar por la vía de los delegados de la Federación que iban a las estancias, y en manos de algún obrero que traspasó la frontera en dirección a la Patagonia argentina.

En síntesis, es posible afirmar que la formación de las primeras organizaciones obreras del Territorio de Santa Cruz, y que más adelante alcanzarían auge a través de la Sociedad Obrera de Oficios Varios, se debió el trabajo organizador de los dirigentes de la Federación Obrera de Magallanes.



De Río Gallegos


Por telegrama recibido de la Federación Obrera de ese pueblo, sabemos que hay mas de doscientos obreros que buscan ocupación sin poder encontrarlo.
Esta escases de trabajo obedece, según se nos informa, a que el Frigorífico ha dejado de para su sección de conservación de carne en donde se ocupaba gran número de operarios.
El informe que nos dá a este respecto la Federación de Gallegos, no obedece sino a prevenir a los obreros que desde aquí han ido otros años a esa en busca de trabajo, trabajo que no encontrarían hoy por las razones que ya se han dado.
Agradecemos esta noticia a nuestros compañeros de Gallegos, que servirá para evitar que en esa población aumente el número de obreros desocupados con los que desde aquí acudían en busca de él, y cumplimos con el deber de hacerlo saber a los obreros de acá. (472)

La Verdad”


Hemos recibido el número 1 del semanario, cuyo nombre sirve de epígrafe a estas líneas. Sin ser órgano oficial de la Federación Obrera de Gallegos, defiende valientemente a la clase trabajadora en jeneral, a juzgar por los artículos insertos, es la defensa de la clase obrera y su mejoramiento moral y material.
Deseamos a este nuevo paladín de la causa una larga y profícua vida, agradecemos su visita y la retribuimos con nuestro semanario. (473)

En octubre de 1913, se registra la existencia en Punta Arenas de un "Centro de Libre Pensadores", constituido sin duda por inmigrantes españoles, quienes por intermedio de "El Trabajo" de la Federación Obrera -lo que indicaría la existencia de vínculos o de pertenencias comunes- convocaron a un acto de homenaje al dirigente español Francisco Ferrer, evento que tuvo lugar el 13 de dicho mes, en la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos.



Federación Obrera de Magallanes

Inspectores de Campo
ULTIMA ESPERANZA

Didier Moreno
COSTA DE LA PATAGONIA

Antonio Talia
PAMPA DE LA PATAGONIA

Carlos Gil G.
TIERRA DEL FUEGO

Leopoldo Vásquez Y.

Castor Pérez
Octubre 30 de 1913. (474)

La discusión del Convenio Ganadero 1913-1914, se inició en octubre de ese año y fue pacífica. La Federación presentó un pliego de peticiones cuyas demandas tomaban como punto de partida, los logros alcanzados en la huelga de 1912.


Ya por aquella epoca se habia instalado en las faenas del campo magallanico y patagonico un ritmo de trabajos establecido, un verdadero calendario anual que se iniciaba en marzo con el baño de lanares, seguia en abril con el traslado de los animales a las invernadas y se efectuaba la esquila de ojos a toda la majada, deespues en mayo comenzaba el encaste de ovejas madres y repuntes, en junio continuaban los repuntes, en julio se retiraba los carneros, en agosto se volvia a hacer la esquila de ojos a todo el rebaño, en septiembre se iniciaba la esquila pre-parto y el traslado de animales a los campos de paricion, en octubre se efectuaba la produccion, paricion y nacimiento de corderos, en noviembre se realizaba la esquila de animales secos: capones, borregos y carneros; en diciembre se efectuaba la marca de los corderos y comenzaba la esquila del rebaño, asi como el rodeo para la venta de animales, durante enero continuaba la esquila general, la esquila de ojos a los corderos y el desmadre y en febrero continuaba la esquila general y se iniciaba el baño de lanares,el cual continuaba durante marzo, como se ha descrito.
En estas condiciones se efectuo el convenio ganadero de 1913.
Nótese el detalle curioso que, en su oportunidad, el periódico "El Trabajo" publicó en el mes de noviembre de 1913, una versión trilingue del Convenio, es decir, en inglés, en croata y cuya versión en castellano es la siguiente.




Compartir con tus amigos:
1   ...   32   33   34   35   36   37   38   39   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal