Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página33/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   29   30   31   32   33   34   35   36   ...   105

CONVENIO

Que servirá de base para la contratación de trabajadores

en la presente temporada de faenas



Entre los señores Estancieros y representantes de Sociedades Ganaderas que suscriben el presente, por una parte, y los Señores miembros de la Federación Obrera de Magallanes, que tambien firman, por la otra, se ha celebrado el siguiente convenio, que servirá de base para la contratación de los obreros en las Estancias.
1°. Los esquiladores ganaran diez y siete chelines moneda inglesa, por cada cien animales esquilados.
2°. Al principiar la esquila la estancia entregará a cada esquilador tres peines y cinco cortantes, y por cada mil animales esquilados recibirán un peine y dos cortantes mas. Los esquiladores a mano recibirán tres tijeras nuevas y por cada mil animales esquilados una tijera mas.
3°. Los esquiladores tendrán derecho a pasaje de regreso a Punta Arenas una vez terminada la esquila.
4°. Los peones en general ganaran como sueldo minimun mensual la suma de ciento sesenta pesos moneda corriente desde el 1° de Noviembre hasta el 30 de Junio, y ciento cuarenta pesos moneda corriente desde el 1° de Julio hasta el 31 de Octubre.
5°. Los velloneros ganarán ciento veinte pesos moneda corriente por mes sin comida. Se consideraran como tales a los jóvenes de trece a diez y siete años inclusive.
6°. Los obreros en general ganaran como precio fijo por la comida, veinte y cuatro pesos moneda corriente por mes. La comida deberá ser sana y abundante debiendo ser suministrada sobre la siguiente base:
Desayuno: Café negro y pan.

Almuerzo: Chuletas con papas, ó cereales y café. Durante las faenas de la esquila se dará “porridge”, si fuera de costumbre hacerlo en el establecimiento.

Comida y Cena: Tres o cuatro platos variados. Dos veces por semana se hará postre de frutas secas, ó “pudding”. En tiempo de la esquila se dará en las tarde té ó mate con pan dulce ó “cake”.
Los comedores serán amplios y el servicio de mesa suficiente para todo el personal.
7°. Los obreros que trabajen por moneda esterlina no pagaran mas de una libra esterlina al mes por su comida.
8°. los ovejeros, puesteros y contratistas que trabajen fuera de la sede de la estancia se mantendrán por su cuenta, debiendo el establecimiento suministrarles carne y combustible gratis.
9°. La sociedad o estanciero que llevare a su establecimiento operarios contratados, pagará el pasage de estos de ida y de vuelta a Punta Arenas, siempre que hubieran trabajado por lo menos tres meses y que no abandonen el trabajo mientras sus servicios sean requeridos por el administrador. El trabajador que se retire por su voluntad sin dar cumplimiento a los requisitos mencionados en el párrafo anterior perderá su derecho a pasage. Asi mismo, ningun operario será despedido del establecimiento antes de un mes, y si lo fuese, no se le cobrará pasage. El que sea contratado por los administradores de las estancias tendra derecho a pasage hasta Punta Arenas cuando el establecimiento haya terminado sus faenas ó sus servicios no sean requeridos.
10. Ningun administrador podrá espulsar de su establecimiento a un obrero si éste no tiene medios de movilización para marcharse, y durante los dias que espere vapor, carro, etc., para retirarse, solo pagará por la comida a razon de ochenta centavos moneda corriente por dia.
11. El obrero que se lesione gravemente en el trabajo será trasladado a Punta Arenas por cuenta del establecimiento, teniendo derecho a sueldo mientras dure su imposibilidad á juicio de un facultativo.
12. En caso de que se trate de un trabajador a contrato, solo se le pagaran los gastos de traslacion a Punta Arenas.
13. La cuota mensual que en algunos establecimientos se paga para el sostenimiento de un medico, será enteramente voluntaria.
14. Los haberes seran pagados en cheque contra un Banco de la localidad si fueran devengados en moneda corriente, y los haberes devengados en monedas esterlina se pagarán en cheque á la vista sobre un Banco de la localidad al tipo de compra del Banco por letras a noventa dias vistas, ó en letras del Banco sobre Londres a noventa dias vista.
15. A cada obrero deberá hacersele saber á cuanto asciende su haber devengado en el mes, antes de los diez dias del mes siguiente.
16. En caso de cualquier dificultad entre un obrero y el capataz, éste será solucionada por el administrador y un representante de los obreros. Mientras se resuelva la dificultad suscitada, los obreros no tendran derecho a parar los trabajos.
17. Cualquier dificultad que se suscite en la interpretación de este convenio será sometida a la deliberación y fallo de un tribunal compuesto de dos representantes de los estancieros y dos de los obreros, presididos por una quinta persona elegida por los cuatro. Las resoluciones de este Tribunal seran inapelables y abarcará todas las dificultades que pudieran presentarse entre obreros y patrones en lo sucesivo.
18. Este convenio empezará a regir el 1° de Noviembre de 1913 y terminara el 31 de Octubre de 1914.
NOTA: Esta Federación garantiza el cumplimiento de lo estipulado en el presente convenio unicamente a sus socios, es decir, a los que esten al dia en sus cuotas, y se abstendrá de hacer reclamación alguna por aquellos que no lo fueren.

Y la versión inglesa de este Convenio decía textualmente lo siguiente.



Agreement



Between the farmers and agents of farming Societies of the one part, and the members of the “Federacion Obrera de Magallanes” of the other parts, which all sign the present document, was made the following agreement, which will serve as a basis for all, emplouments of work men for the farms.



  1. The shearers will receive seventeen shillings english money, for every hundred animals sheared:

  2. At the beginning of the shearing the farm will give to each shearer three combs and five nifes and for every thousand animals sheared, one comb and to nifes more. Hand-shearers will receive three new pairs of shears and for every thousand animals sheared one pair more.

  3. The shearers will have the right of a return-passage to Punta Arenas, after finishing the shearing.

  4. The “Peones” in general will gain a minimum wage of one hundred seventy dollars chilean money from the 1st of November until 30th of June and one hundred-forty dollars chilian money from 1st of July until 31st of October.

  5. Youngsters (Velloneros) will gain one hundred-twenty dollars chilian money without food. As “Velloneros” are considered boys between thirteen and seventeen years of age.

  6. Work men in general will have to pay for food the fixed price of twenty-four dollars chilian coin monthly.

Food has to be wholesome and abundant and delivered on the following base:

Brea fast: Black coffee & bread.

Lunch: Chops (Chuletas) with potatoes or cereals and coffee. During the bulk of shearing, they will be given porridge if it be the custom of the farm.

Dinner: three or four different dishes twice a week dried fruits or pudding. During the shearing, they will be given tea or mate, with white bread or cake.

Diningrooms to be ample and sufficient service for all the staff.

  1. Work-men which are paid in english money will not have to spend more then one pound monthly for food.

  2. Shepherds, fencers and contractists, working in the camp away from the farm will have to coo for themselves, being supplied by the farm with fire-material and meat.

  3. The society or farmer, who engages contractists, will have to pay- the outward and return- passage for those, always if they have worked at least three months and do not leave their work during the season or whilst their services are requires by the manager. The work-men who leave the work voluntarily, without having accomplished all the conditions above mentioned, shall loose their reight of free return passage.


The same, no work-man shall be dismissed before a month, and if so, he would not have to pay his out-passage. Contractists engaged by the manager have the right of a return to Punta Arenas, after finishing the work, or if their services should not be required any more.

  1. No manager can expel a work-men, when the latter has no means to move and during the time, he is waiting for the steamer, cart, etc., to leave, he will have to pay for his food eighty cents chilian coin a day.

  2. The work-man who gets serionsly hurt during the work, will be moved to Punta Arenas at farm’s expenses, and have the right to receive his wage, while according to the judgement of a surgeon he is not able to work.

  3. In the case of the work-man having made a contract, only the expenses of his moving will have to be paid.

  4. The monthly rate some farms use to pay for the eeping of a surgeon, will be completely voluntary.

  5. The credits if in chilian money, ill be paid per cheque against a ban of this to on, at the same ban’s exchange of ninety days sight or per cheque against London at ninety days sight.

  6. Every work-man has to be informed as to the state of his account, before the tenth day of the following month.

  7. Any difficulty arising in the interpretation of the present agreement, will be subject to the judgement of a jury formed of to representatives of the farmers and to of the work-men, presided by a fifth person selected by the four. This jury, whose resolutions will be inapealable, shall be competent for all difficulties between work-men and employers in the future.

  8. The present agreement shall be in the force from the 1st of November 1913 until the 31st of October 1914.


NOTE: The “Federacion Obrera de Magallanes” warrants the accomplishment of the present agreement only to its members, which are up to date with the payment of their quotes and will refuse to respond to any claim of those, who are not. (445).

La necesidad de publicar en "El Trabajo" el Convenio Colectivo para las faenas ganaderas del Territorio en español, inglés y croata refleja la importancia que tenía la inmigración británica y eslava entre los obreros de las estancias de la Patagonia hacia 1913.


Uno de los temas de controversia que veremos aparecer con mucha frecuencia, en este período, entre los obreros y las entidades patronales y ganaderas en particular, es el de la moneda de pago de los salarios.
Como se verá a lo largo de la historia de la Federación Obrera, una de sus demandas más importantes fué la de obtener que los salarios sean cancelados en moneda chilena, cuestión que era resistida por los estancieros de la época, ya que mediante el pago en libras esterlinas, obtenían alguna pequeña diferencia cuando la moneda inglesa era cambiada en los bancos por pesos chilenos. Por lo demás, y como también nos lo consigna con mucha frecuencia "El Trabajo", la moneda física de pago a los obreros en el Territorio de Magallanes fueron por un tiempo, las letras de cambio ¡sobre un banco en Londres! lo que motivaba que los obreros debía esperar hasta quince días para tener el dinero en efectivo en billetes de pesos chilenos.
También en noviembre de 1913 se produjo una huelga de más de quince días (iniciada el 30 de noviembre) que involucró a los obreros metalúrgicos, que trabajaban en los talleres "Minerva", "Nacional" y "Lion", en demanda de aumentos salariales.

1914:

la Federación Obrera

se instala en el Territorio

como interlocutora representativa

Hacia 1914, la Federación agrupaba a unos 4.000 trabajadores, y se había convertido en la interlocutora legítima ante las autoridades políticas del Territorio, ante el gobierno central del país, ante la Sociedad Obrera de Río Gallegos (Argentina), ante la Federación Obrera de Chile (FOCH) en Santiago, y ante la Junta de Alcaldes, el órgano municipal de la ciudad de Punta Arenas.


Al mismo tiempo, al interior de la realidad del Territorio, la Federación Obrera había logrado establecer amplias y variadas relaciones junto a otras entidades benéficas de Magallanes.
Es el caso de la Escuela Nocturna Popular, cuyos fines educativos, de alfabetización y de formación coincidían plenamente con las intenciones de la Federación de ampliar los horizontes intelectuales de sus afiliados obreros.
De allí se explica que con motivo de la ceremonia de entrega de los diplomas y certificados de la Escuela a sus alumnos más aventajados del año 1913, (todos ellos adultos y trabajadores esforzados), un alumno autodidacta haya improvisado algunos versos que reflejan -en toda su sencillez- el significado que para ese modesto obrero (Antonio Martínez), tenían las letras aprendidas.

"A la Escuela Nocturna Popular.

Mi respetuoso saludo

os dirijo al presentarme

que lo sabrán no lo dudo,

juzgar y considerarme

como obrero y simple alumno.
Oh escuela propagadora

de luz al proletariado,

tu ambiente está embalsamado

por la ciencia bienechora.
Das cariñosa instrucción,

al que en el día a ganar,

va el sustento de su hogar

sin dejar su obligación.
Santa escuela tu que bregas

por la instrucción sin embages,

te rindo mis homenajes

a nombre de mis colegas,

demostrándote que están,

estos tus favorecidos,

sumamente agradecidos,

y por siempre lo estarán.
... ...
Punta Arenas, 27 de diciembre de 1913." (446).

La I Guerra Mundial (1914-1918) necesariamente tenía que repercutir sobre la economía magallánica, en la medida en que los precios y los mercados de los productos de la ganadería, estaban en estrecha dependencia de Londres y otros puntos de Europa.


La primera repercusión fue la caída de los precios de la lana en el mercado de Londres, con lo que las sociedades ganaderas magallánicas y de la Patagonia, se encontraron con excedentes de productos y con una disminución constante de sus ganancias.
En enero de 1914 se registra un singular convenio firmado entre el gremio de los obreros de los Talleres de fundición de la ciudad de Punta Arenas, en el que, por primera vez, se hace referencia a la protección por los accidentes del trabajo.
El texto inédito de este convenio, es el siguiente.
En Punta Arenas, a 30 de diciembre de 1913, entre los dueños de los establecimientos metalúrgicos y los obreros de los mismos han arribado al siguiente convenio:
Art. 1° Los obreros que en el ejercicio de su trabajo sufran accidentes ocasionados por el mismo trabajo, será indemnizado por los patrones en la siguiente forma:
los que ganan de seis a ocho pesos, con el 70% de su jornal;
los que ganan hasta seis pesos, con el jornal íntegro;
los que ganan más de ocho pesos, con el 50% de su jornal;
los que trabajan a contrato, con el porcentaje correspondiente a los jornales que perciben trabajando a día.
Esta indemnización durará los días que a juicio de un facultativo sobre la inhabilitación para el trabajo, no pasando de treinta días, debiendo el operario ser admitido en el trabajo una vez restablecido.
Art. 2° Los que en el ejerccio de su trabajo se inhabiliten definitivamente para continuar ejerciendo la profesión, les serán abonados íntegros los jornales de treinta días, debiendo los patrones si tienen algún puesto vacante en la fábrica, enm su casa o negocio, para cuyo desempeño el inválido puede ser útil, preferirlo a cualquier otro.
Art. 3°. Si algún operario falleciere a causa de algún accidente en el trabajo, los patrones costearán el entierro y abonarán los jornales íntegros de treinta días a la viuda, padres o a quién en caso de no existir tales parientes, se hiciere cargo de los hijos pequeños dque el extinto pudiera tener, debiendo los patrones, si hay alguno de aquellos en estado de poder ser ocupado y quererlo el, preferirlo a cualquier otro.
Art. 4° Correspondiendo, siempre que se produzcan accidentes, a la Cruz Roja atender en los primeros momentos a los heridos y por ser esa institución sumamente beneficiosa, los patrones la subvencionarán en nombre de sus operarios, con la suma de cien pesos anuales.
Art. 5° Este convenio entrará en vijencia desde el 1° de enero de 1914 y no caducará mientras no se lejisle sobre la materia, pudiendo si ser modificado, siempre que tal modificación no disminuya el beneficio que de el obtienen los obreros.
Punta Aremas, 6 de enero de 1914.

Por la Federación Obrera de Magallanes, en representación del Gremio Metalúrgico. M.J. Muñoz, Director Jeneral.
Por el Taller Minerva, Braun & Blanchard.
R. Lyon y Cía.
Por el Taller Nacional, Ernesto W. Hobbs. (447)
Dos aspectos interesa subrayar en este singular convenio, más allá de su carácter inédito y pionero por la materia de la que trata: en primer lugar, obsérvese que se reconoce la inexistencia de legislación que proteja a los trabajadores de los accidentes del trabajo, motivo por el cual se dió carácter indefinido a la vigencia del convenio; y en segundo lugar, hay que notar la amplitud de los beneficios de los obreros, abarcando desde los casos de accidentes parciales hasta la invalidez total
Mientras en el resto de Chile, prácticamente sin protección legal, muchas categorías de obreros trabajaban casi en condiciones semi-feudales, en el Territorio de Magallanes una elevada conciencia social y un avanzado espíritu de seguridad social, de parte de trabajadores y empresarios, hacía posible que los obreros metalúrgicos contaran con una protección mínima en caso de accidente e incluso tuvieran la garantía de una atención sanitaria de urgencia en la Cruz Roja de la ciudad.
El carácter pionero de este documento, debe ser muy bien aquilatado en la historia de la seguridad social de los trabajadores de Magallanes.
Ya a mediados de este año, los obreros de las estancias comenzaron a analizar las condiciones de las que serían sus nuevas demandas para las negociaciones de noviembre.
El 1° de Mayo de 1914 fué celebrado con los mismos tradicionales actos de años anteriores. En la mañana se efectuó una asamblea de obreros en la sede de la Federación, en la que se anunció la creación de la "Caja de Socorros Federal Obrera". Posteriormente, a la 1.30 p.m. los obreros se reunieron en Av. Colón esquina Atacama (hoy Bories) encabezados por sus estandartes y una banda de música, para dirigirse en procesión hacia la Escuela Nocturna Popular, a la sede de la Cruz Roja y para culminar la columna en la Plaza Muñoz Gamero. Los oradores que intervinieron en dicho acto fueron, por la Federación Obrera, Adolfo Cárdenas, José Castro, José Cancino; por la Sociedad de Fogoneros y Marineros, Alfonso Peutat; por la Agrupación Socialista, José Fariña; por el Partido Demócrata, Juan Concha; y por el pueblo, Cayetano Sánchez y Guillermo Wells. (448).
El 26 de mayo de 1914, el Administrador General de la Explotadora A. Cameron, le fija a sus administradores de estancias, el salario para los peones en los términos siguientes: "26 mayo 1914. N° 280. Señor: De acuerdo con nuestro acuerdo con la Federación Obrera firmado el año pasado, los salarios de los peones son de $ 140 al mes hasta el 31 de octubre próximo. Atentamente, A. Cameron, Administrador General." (449)
Ese mismo año, aparecía en la prensa local una información sobre el reparto de utilidades de una sociedad ganadera, que puede resultar ilustrativa de las diferencias sociales y económicas en el Territorio. Decía "El Magallanes" a este respecto: ""Ganadera Gente Grande. El 27 de septiembre se reunirán en Valparaíso los accionistas de la Sociedad Ganadera Gente Grande, para conocer el balance semestral cuya utilidad del 4% sobre el capital representa 35 mil libras esterlinas. El Banco Español se ofreció para hacer el pago en cheques en oro." (450).
En este contexto, se fué manifestando en Magallanes la crisis económica de 1914, originada principalmente por los efectos en el Territorio de la I Guerra Mundial recién iniciada.


Gente trabajadora

"Por el vapor Magallanes han llegado numerosos trabajadores de Chiloé y otros puntos y como ahora falta trabajo aquí y es de temer que sigan viniendo brazos, convendría hacerles saber a las autoridades de esa región que por el momento no hay necesidad de gente trabajadora."
(451)

En esa misma fecha apareció el siguiente aviso en el diario "El Comercio".




Se necesita

"Un matrimonio sin hijos para el campo, el marido como peón y mozo de casa y la mujer como sirvienta para el lavado de ropa y demás quehaceres de la casa. Sueldo mensual por los dos $ 80.- argentinos o su equivalente en moneda chilena.


Lo mismo se necesita 4 peones y 1 carpintero. Por sueldo y condiciones dirigirse a la Sociedad Menéndez Behety o al Hotel Francia." (452)

En 1914 la crisis económica afectaba cada vez más duramente a los asalariados del Territorio y sus familias.




Nuevos trabajos de empedrado


en Punta Arenas

No obstante el deterioro de la situación económica del Territorio como consecuencia de la Gran Guerra europea, la entidad municipal -denominada Comisión de Alcaldes de Magallanes- continuaba realizando los trabajos de mejoramiento urbano que eran de su competencia. En entre estas obras, hay que mencionar el notable esfuerzo de empedrado de las calles de Punta Arenas, realizado por artesanos de orígen europeo, especialmente eslavos.


De ello da cuenta este curioso e inédito contrato en forma de Decreto Alcaldicio, que fija las condiciones físicas y económicas para la realización del empedrado de varias calles del barrio sur de la ciudad.

REPUBLICA DE CHILE

COMISION DE ALCALDES

Magallanes N° 116


"Punta Arenas, mayo 26 de 1914.

Con fecha de hoy se ha espedido por esta Alcaldía, el siguiente decreto:
N° 901. Vistas las propuestas que anteceden, abiertas en concurso público el 20 de diciembre de 1913 para el empedrado de cinco cuadras de calles en el barrio sur de la ciudad y teniendo presente el informe del Director de Obras Municipales y que en sesión celebrada por la H. Comisión de Alcaldes el cinco de enero último se acordó aceptar la propuesta del señor Francisco Tomsich para la ejecución del trabajo en los lotes signados con los números 3 y 5 y de los señores Bezmalinovich y Serka en los lotes 1, 2 y 4 por ser más conveniente a los intereses municipales, reservándose esta corporación la facultad de ordenar la práctica del trabajo cuando lo estime conveniente, Decreto:
1). Acéptase la propuesta pesentada por el señor Francisco Tomsich para hacerse cargo de los trabajos de empedrado de las siguientes calles, por los precios que se indican:
Lote N° 3. Calle Talca entre Boliviana y Paraguaya: empedrado, metro cuadrado, dos pesos noventa y tres centavos ($ 2,93); solera metro lineal, dos pesos treinta y cinco centavos ($ 2,35); enripiado, metro cuadrado, un peso quince centavos ($ 1,35.-); terraplén y desmonte, metro cúbico, dos pesos sesenta centavos ($ 2,60.-).
Lote N° 5. Calle Boliviana, entre Chiloé y Aconcagua, incluso el crucero de ésta última. Empedrado, metro cuadrado, dos pesos ochenta y cinco centavos ($ 2,85.-); terraplenes y desmontes, metro cúbico, dos pesos treinta y cinco centavos ($ 2,35.-); solera, metro lineal, tres pesos veinticinco centavos ($ 3,25.-); enripiado, metro cuadrado, un peso ($ 1.-).
2). Acéptase la propuesta presentada por los señores Bezmalinovich y Serka para hacerse cargo de los trabajos de empedrado de las siguientes calles, por los precios que se mencionan:
Lote N° 1. Calle Boliviana entre Chiloé y Talca, incluso el crucero de esta última calle. Empedrado, metro cuadrado, dos pesos noventa centavos ($ 2,90.-); solera, metro lineal, tres pesos veinte centavos ($ 3,20.-); terraplenes y desmontes, metro cúbico, dos pesos cincuenta centavos ($ 2.50.-); enripiado, metro cuadrado, un peso veinte centavos ($ 1,20.-).
Lote N° 2. Calle Paraguaya entre Chiloé y Talca, inclusive el crucero de esta última calle. Empedrado, metro cuadrado, dos pesos ochenta y cinco centavos ($ 2,85.-); terraplenes y desmontes, metro cúbico, dos pesos cuarenta centavos ($ 2,40.-); solera de 8 x 8, metro lineal, tres pesos quince centavos ($ 3,15.-); enripiado, metro cuadrado, un peso doce centavos ($ 1,12.-).
Lote N° 4. Calle Chiloé entre Paraguaya y Bellavista, incluso el crucero de ésta última calle. Empedrado, metro cuadrado, dos pesos ochenta y dos centavos ($ 2,82.-); solera, metro lineal,tres pesos diez centavos ($ 3,10.-); terraplenes y desmontes, metro cúbico, dos pesos cuarenta y ocho centavos ($ 2,48.-); enripiado, metro cuadrado, un peso quince centavos ($ 1,15.-).
2) El trabajo se hará en conformidad con las especificaciones que sirvieron de base a las presentes propuestas, las que deberán ser firmadas por los interesados y sus fiadores en señal de que aceptan sus condiciones, formando ellas parte integrante de este contrato.
3). La Comisión de Alcaldes se reserva la facultad de disponer la ejecución de la obra cuando lo estime por conveniente.
4). Los pagos se harán por cuadras terminadas, deduciéndose el 15% del valor del trabajo, suma que quedará retenida por seis meses para responder a la buena ejecución de la obra, menos lo que se refiere a movimiento de tierra que se pagará sin retención alguna.
5). El trabajo deberá ejecutarse por el señor Tomsich a razón de una cuadra por cada veinte días hábiles, i por los señores Bezmalinovich y Serka en quince días hábiles cada mil metros cuadrados.
6). Los contratistas deberán rendir una fianza, calificada por el señor Tesorero Municipal, para responder al fiel cumplimiento de las obligaciones de este contrato.
7). Se faculta al señor Tesorero Municipal para que en representación de la H. Comisión de Alcaldes, firme la escritura pública a que se reducirá el presente contrato-decreto, las que también deberá ser firmada por los interesados y sus fiadores en señal de aceptación.
Anótese y comuníquese. F. Chaigneau. T. Urrutia Semir, Secretario.
Lo que transcribo a Ud. para los fines del caso.
Saluda a Ud.,

F. Chaigneau." (453).

Los artesanos eslavos que aparecen en este contrato, realizaron la obra a plena satisfacción de las autoridades y los vecinos, como apareció más tarde en un informe del Director de Obras Municipales.


El contrato transcrito, dentro de su formalidad jurídica y reglamentaria, pone de relieve -como se hizo en numerosas otras calles de la ciudad- una de las faenas de trabajo más duraderas en la historia del desarrollo urbano de Punta Arenas.
Es de imaginarse el pesado y agotador trabajo de los directores de la obra y de sus operarios, para concluir los empedrados dentro del plazo prescrito.



Compartir con tus amigos:
1   ...   29   30   31   32   33   34   35   36   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal