Historia Social



Descargar 7.88 Mb.
Página29/105
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño7.88 Mb.
1   ...   25   26   27   28   29   30   31   32   ...   105

Dos trabajadores



También se necesita dos trabajadores con buenas recomendaciones para trabajos de estancia. Dirijirse al Hotel Francia o a la casa Menéndez, sección Estancias." (366)

Se necesita

"peones para la estancia Sara. Tratar en la oficina Sara Braun de Valenzuela." (367)


En este período aparecen a lo menos tres hechos que revelan el creciente interés de los trabajadores en Magallanes, por organizarse y por expresar sus demandas y necesidades: la demanda de los empleados municipales, la huelga de los repartidores de las carnicerías y la tentativa de organización de un gremio de los fogoneros.


¿Existía ya clase obrera en Magallanes hacia el año 1911?
Puede afirmarse que históricamente existe "movimiento obrero", desde el momento en que hay clase obrera y una organización obrera, es decir, que se reúnen importantes núcleos de trabajadores en torno a una o varias actividades económicas, y que dichos núcleos toman conciencia de su condición social y económica y se organizan.
Por lo demás, similar proceso de constitución sociológica se estaba produciendo también con la clase capitalista o patronal del Territorio: en este mismo período se comenzaron a constituir las primeras organizaciones empresariales de Magallanes: primero la Sociedad Rural y a continuación una Cámara o Sociedad de Comercio.
Pero, para que se constituya clase obrera primero debe producirse el proceso de constitución del capital, y en la medida en que asistimos desde las tres últimas décadas del siglo XIX a la constitución originaria del capital en el Territorio, ese capitalismo surgió dando forma al mismo tiempo, a una clase capitalista, comercial y terrateniente, y a una clase obrera en forma.
En este proceso de constitución de una clase asalariada, intervenían los cada vez más numerosos obreros manuales y empleados de todas categorías que se desplazaban por el Territorio y se radicaban en Punta Arenas.
En efecto, en las proximidades de las fiestas de celebración del Centenario de la Independencia de Chile, los empleados municipales aún cuando no estaban organizados gremialmente, plantearon sus demandas económicas. Un periódico local da cuenta de este hecho: "Cuando se acercaba el Centenario, los empleados municipales presentaron a la Honorable Junta de Alcaldes una solicitud pidiendo un mes de sueldo como gratificación con motivo de la magna fecha que celebramos." (CHA, 16.10.10, p. 6)
Pero también habían indicios de inquietud social.
Lo que debe subrayarse en este sentido, es que en esta primera etapa de la historia sindical de Magallanes pueden encontrarse manifestaciones de descontento y protesta social, sin que haya una organización que las respalde.


Al público

"Avisamos al público que si no se ha podido atender los pedidos de hoy domingo, ha sido a causa de que los señores repartidores se han declarado en huelga sin aviso previo.
Los propietarios de carnicerías." (368)

Entre fines de octubre y principios de noviembre de este año de 1910, se registra la constitución de una organización gremial de los fogoneros de barcos y de marineros, habida cuenta de la cada vez más intensa actividad marítimo-portuaria que vivía Punta Arenas.


La organización de una entidad gremial o de una "sociedad", como se le denominaba antiguamente, suponía una serie de trámites, algunos de los cuales se reflejan en el aviso que da cuenta de la creación de esta organización.


Soc. Cooperativa Fogoneros

i Marineros Unidos de Magallanes

"Se cita a los compañeros socios a firmar los Estatutos el lunes 21 de noviembre a 1 p.m. en la Notaría Pública, calle Valdivia. El Secretario." (369)

Esta sería una entidad obrera pionera en el desarrollo del movimiento obrero de Magallanes y la Patagonia, siendo la primera que agrupaba a algunas categorías de trabajadores marítimos y portuarios.


El año 1910 había iniciado sus actividades la Lavandería "Modelo" que daría que hablar en los inicios de la Federación Obrera Al año siguiente.
Ocupaciones

"Se precisan: un carrero para repartidor que sea formal i sepa leer i escribir, lavanderas, planchadoras i muchachas. Ocurrir: Lavandería Modelo. Av. Colón 1278. Stambuck i Cía." (370)

Al mismo tiempo que comenzaba a cristalizar una forma de organización de los obreros, también los empleados se sentían impulsados a agruparse.




1911:

los empleados del comercio

y las oficinas

también se organizan

En efecto, en noviembre de 1911 se constituyó la primera organización de empleados del Territorio de Magallanes y de la Patagonia: la "Sociedad de Empleados de Comercio y Oficinas de Magallanes", cuyo primer Directorio fue elegido en reunión del día 16 de noviembre de 1911 y que estuvo integrado por los empleados Carlos Vargas, J. Arias, Jovino Vásquez, Rojelio Frugoni, Eduardo Serón, Humberto Manke, Juan J. Torres, Francisco González, Pedro Skarmetta y Juan F. Callahan. (371).


Ellos fueron los fundadores de la organización gremial de empleados en Magallanes.
A esta fecha, se afiliaron a la nueva organización alrededor de unos 60 socios.
Una de las últimas sociedades de resistencia que se constituyó en el Territorio, fue la "Asociación de Resistencia de Oficios Varios", también conocida como "Centro Oficios Varios", que fue inspirada por obreros y artesanos de orientación anarquista, que fue creada en 1910 y que funcionó aproximadamente hasta 1912, fecha en que se pierden rastros de ella.

Las sociedades mutuales

del Territorio

tienden a reunirse

Al mismo tiempo, en 1911, en un clima social cada vez más propicio a la organización gremial y sindical, las ocho Sociedades Mutuales que funcionaban en Magallanes, se coaligaron transitoriamente en un Comité Pro Sociedades Mutuales, el cual funcionó solo unos pocos meses antes de dejar de funcionar.


Así como las Sociedades Mutuales representaron una determinada etapa en el desarrollo colectivo de los trabajadores magallánicos a principios del siglo XX, las Sociedades Obreras de Resistencia contribuyeron -a pesar de sus limitaciones- a organizar a ciertos grupos y a dar forma cohesionada a sus intereses y su propia visión más política y acaso politizada del mundo.
Pero, dadas las necesidades y urgencias de los trabajadores del Territorio y la evolución de la economía y del trabajo, ellos requerían de organizaciones más eficaces y estructuradas, y así entonces surgieron los sindicatos.
El primer paso importante en este proceso lo dieron los obreros de las estancias.


EL SURGIMIENTO

DE UNA CLASE TRABAJADORA

EN MAGALLANES Y EN LA PATAGONIA

(1910 - 1914)

En el Territorio de Magallanes y en particular en Punta Arenas, dado el aislamiento geográfico respecto del centro del país, la labor municipal revestía una importancia vital para el desarrollo urbano. Existía ya desde entonces una verdadera “economía municipal” que otorgaba presupuestos, encargaba obras a contratistas particulares y generaba un flujo de recursos financieros y trabajos (372) que alimentaban sin duda, numerosos hogares de peones, obreros y empleados.


Tal como venía ocurriendo desde el último decenio del siglo XIX y primer decenio del XX, los trabajos municipales se iban convirtiendo en un factor fundamental del progreso material de la ciudad de Punta Arenas y, en su debida escala, en las recientes localidades de Porvenir y Puerto Natales.
Veamos que sucedía en este ámbito en Magallanes, en la primera mitad del decenio 1910-1920.

Trabajo y economía municipal

en Punta Arenas

en la segunda década

del siglo XX

Las actas municipales de la llamada Junta de Alcaldes, proporcionan abundante material histórico para trazar la evolución de la vida urbana, por ejemplo en Punta Arenas.


La principal ciudad del Territorio, de la cual a su vez dependían en muchos aspectos la recién creada Natales y Porvenir, tenía una “economía municipal” bastante desarrollada y generaba en torno suyo una actividad de trabajos intensa y variada.
Por ejemplo, en marzo de 1911, se hacía referencia a los trabajos de empedrado y construcción de veredas o “pasillos” en la ciudad de Punta Arenas: “11). El secretario presenta las listas de personas que se han ofrecido como fiadores de los contratistas que, en licitación pública han tenido diversos trabajos municipales en los últimos días. Son los siguientes: D. Jorge Jordan, para don Slavo Bezmalinovich, que colocará el alcantarillado en las calles Arjentina y Ñuble. Mateo Pasinovich, para don Jernónimo Serka en los siguientes trabajos: empedrado de calle Colchagua, empedrado de Avenida Pampa, construcción de diez pasillos de asfalto trinidad, construcción de aceras de asfalto artificial; David Draguicevich por srs. Varela i Tomsich, para empedrado de Avenida de La Pampa, y por dos Francisco Tomsich, para empedrado de la calle Arjentina; Juan Hraste por Mateo Hraste y Cia., para arreglo de camino a Río Seco.” (373)
La construcción de veredas y calles se efectuaba en aquellos años, tanto por un plan anual de Obras Municipales, como por petición de los vecinos: “El Alcalde señor Manns indica la conveniencia de llevar el empedrado de la calle Maule hasta el varadero de Bonacich. Como ya la estación está avanzada i por otra parte no había fondos para este trabajo por el año en curso, se acordó que se haría la vereda hasta el varadero para así facilitar por lo menos el tráfico de los obreros de ese establecimiento.” (374)
Las preocupaciones principales de la Comisión de Alcaldes en los años entre 1910 y 1915, eran la pavimentación o empedrado de calles y veredas, la mantención de dichas vías, incluyendo los caminos rurales, el funcionamiento de los nuevos sistemas recién instalados de alumbrado público, alcantarrillados y desagues, etc.
Mientras tanto, una notable concentración de obreros del campo y de los frigoríficos, se reunía en Punta Arenas en los meses de marzo y abril a medida que terminaban las faenas.
En las esquinas se formaban grupos de obreros cesantes y conversaban entre sí sus problemas y carencias. En este ambiente, algunos líderes obreros daban aliento a la formación de una sociedad obrera de resistencia.

La Sociedad "Unión y Progreso"

de Ganaderos y Trabajadores del Campo:

la primera organización de los obreros de las estancias

En abril de 1911 los trabajadores del campo, que constituían la mayoría de la fuerza de trabajo en el Territorio, formaron la "Sociedad Unión y Progreso de Ganaderos y Trabajadores del Campo", con lo que se dio un gran paso adelante en la organización sindical, ya que integraba a los obreros carneadores de los frigoríficos y trabajadores de las faenas de la esquila.


La "alianza" entre los carneadores de los frigoríficos y los esquiladores de las estancias sería uno de los pilares fundamentales del movimiento obrero rural durante la primera mitad del siglo XX en Magallanes.


La evolución del sindicalismo en Chile:

la experiencia de la FOCH

Al igual que en Magallanes, la historia de los movimientos obreros de Chile siguió una trayectoria en general similar.


Los orígenes del movimiento obrero chileno se encuentran en las Sociedades Mutuales (las únicas permitidas por la ley en aquel entonces) y las Sociedades de Resistencia, en la última década del siglo XIX.
Las sociedades de resistencia y uniones de protección al trabajo surgieron en la última década del siglo XIX en Chile, en sectores industriales de la zona central del país, influenciadas fuertemente por el pensamiento anarquista y socialista proveniente de inmigrantes extranjeros radicados en varias ciudades.
La aparición de la Unión Obrera (con su polémico periódico) y del primer Partido Socialista en Magallanes en 1897 y 1898, se corresponde precisamente con esta tendencia en el resto de Chile.
El Comité organizador de la FOCH se constituyó en 1909 y a la primera Convención Nacional de la Federación, asistieron 12 delegados que representaban a 15 consejos federales de provincias. Definía en 1911 el art. 4° de los Estatutos que "El objeto de la Federación es de socorrerse y ayudarse mutuamente, propender a la mayor cultura de las clases obreras y al bienestar económico, moral e intelectual de los federados". La base organizacional de la FOCH eran los Consejos Federales, organizados en cada ciudad.
Como se ha visto, la Federación Obrera de Chile nació en 1909 como una organización mutual y dirigida inicialmente por elementos obreros conservadores. En sus primeros años de vida, la FOCH no participó en las luchas sociales, pero realizó una vasta labor de organización a lo largo del centro y norte del país.
En 1917, en su II Convención nacional, la FOCH inició su evolución hacia una organización de clase, al incorporarse en sus objetivos una serie de objetivos más avanzados.
Al incorporarse las Mancomunales del norte de Chile, se inició un giro en la FOCH, el cual se acentuó en 1919 cuando se aprobó una nueva declaración de principios y estatutos con una orientación ideológica de clase y "maximalista" o marxista.
En 1919 se constituyó en Chile una filial nacional de la I.W.W. (Trabajadores Industriales del Mundo) de orientación anarco-sindicalista y cuya central estaba en Estados Unidos. No existen registros que permitan suponer que la FOM se haya vinculado con la I.W.W., pero ésta sí se alió en algunos momentos con la Federación Obrera de Chile.
En la III Convención Nacional de 1919 de la FOCH, que fue uno de los eventos sindicales más importantes en el desarrollo de la Federación Obrera, al cual asistieron 90 delegados representando a alrededor de 20.000 trabajadores, se aprobó una nueva declaración de principios, en la que la FOCH se define como "...la escuela donde se moldee el pensamiento que ortiente al proletariado de ambos sexos a la perfección de su organización social e industrial hasta obtener su integral emancipación", y se proponía "...defender a los trabajadores de ambos sexos de la explotación patronal y comercial, de los abusos de jefes y autoridades y de toda forma de explotación y opresión". La organización ahora se definió como luchadora que "...se esforzará por intensificar la organización obrera en sus múltiples manifestaciones, y en general, a toda organización que tienda a la emancipación de la clase asalariada de acuerdo con los principios sindicalistas de la organización..." y además, "...conmemorará el 1° de Mayo como el día del Trabajo con un paro de 24 horas."
Entre las principales aspiraciones que impulsaba la FOCH estaba el establecimiento de la jornada de trabajo de 8 horas, el salario mínimo, la creación de tribunales arbitrales y de oficinas del trabajo.
En 1920 la FOCH había alcanzado tal desarrollo organizacional que pudo sostener una huelga de los mineros del carbón en Lota, por 20 días. La FOCH promovió también en 1921, la realización de la primera convención nacional de obreros campesinos a la que asistieron representantes de 2.600 trabajadores de este sector.
Pero, la Federación Obrera de Magallanes llegaría a ser más amplia y poderosa...
Coincidentemente con la formación de la FOCH a nivel nacional, en 1911 se produce un momento en que el proceso de agremiación de los trabajadores de Magallanes, se va a acelerar.
Como se verá, la formación de la Federación Obrera de Magallanes se constituyó en un factor catalizador que impulsa la agremiación de muchos sectores laborales del Territorio. En efecto, hacia los años 1910 y 1911 y sobre todo a partir de 1912, distintos sectores de trabajadores comenzaron a agruparse, de manera que en pocos meses y años surgió una multitud de Gremios (la denominación que tenían los primeros sindicatos): esquiladores, ovejeros, jornaleros, y sus propias organizaciones no encontraban un punto de reunión y unidad.
Los obreros del campo estaban comprendiendo -en forma lenta, gradual- que muchos de sus intereses coincidían con los de los trabajadores y jornaleros de la ciudad y de otras faenas industriales.
Es un hecho que la organización sindical es el reflejo de la conciencia y de las necesidades de quienes la forman. Similar proceso de organización iniciaron por esta misma época, los empleados del comercio de la ciudad de Punta Arenas, como se ha mencionado.
Pero, ¿cuáles eran las condiciones en las que trabajaban los obreros y peones en Magallanes o en el resto de la Patagonia?

Una mirada al interior

de la peonada chilota

en Magallanes

Algo puede atisbarse de este mundo desconocido, a través de éste párrafo de una carta que Mauricio Braun escribe a L.M. Cooper Administrador de la Coyle Canning Factory de Coyle (Argentina), refiriéndose al envío de 6 peones chilenos para dicho establecimiento: "Estos hombres van bajo la condición de recibir $ 3 moneda legal por día, y ellos deben buscarse su comida. Considerando la brevedad del tiempo en este momento, no ha sido fácil encontrar hombres, de manera que estos que van, no son todos chilotes. Yo espero que ellos harán el trabajo a su satisfacción". (375)


Las condiciones del trabajo en Magallanes y en la Patagonia eran aún particularmente difíciles, sobre todo considerando que no existía una legislación social que protegiera a los obreros, por lo que la "costumbre" seguía presidiendo las muy desiguales relaciones laborales, y ésta es una de las principales motivaciones que impulsó la formación de los gremios y sindicatos.
Esas condiciones se reflejan además y en parte, en este inédito contrato de trabajo de 1911.
El documento no lleva título y fue mecanografiado para la firma de tres obreros.
"Los abajo suscritos nos comprometemos a trasladarnos a Puerto Pichincha, Coyle (República Argentina), en el vapor que debe salir del puerto de Punta Arenas más o menos el día veinte del presente mes, para trabajar en la Fábrica de Conserva de Carne que el señor Mauricio Braun posee en la región precitada, bajo las órdenes del administrador de dicho establecimiento, y bajo las siguientes condiciones:
PRIMERO: El sueldo será de tres pesos cincuenta centavos ($ 3,50) moneda legal argentina por cada día de trabajo.
SEGUNDO: Los pasajes de ida y vuelta serán pagados por el Sr. Mauricio Braun, siempre que nos quedemos y trabajemos á la entera satisfacción del señor administrador, durante toda la temporada que trabaje la Fábrica, en el presente año.
TERCERO: Estamos conforme en que si cualquiera de nosotros dejamos de trabajar, o fuésemos despedido por el administrador por causas justas, el señor administrador tendrá el derecho de descontar de nuestro sueldo el pasaje de ida, y también descontar o no pagarnos, el valor del pasaje de vuelta a Punta Arenas.
CUARTO: La comida será por cuenta nuestra, y el importe será deducido de nuestro sueldo. Es entendido que el valor de la comida será de más ó menos un peso moneda legal ($ 1 m/l), cada día.
QUINTO: Una vez terminado el trabajo, el administrador nos pagará el pasaje de vuelta a Punta Arenas, y nos entregará un cheque por el saldo a nuestro favor de nuestras cuentas de sueldos.
Para que conste que estamos conforme con este arreglo, firmamos la presente en Punta Arenas, a 11 de julio de 1911. Hay tres firmas." (376).
Estamos aquí en presencia de una suerte de "contrato o convenio colectivo con remuneración por tiempo", ya que incluye a varios obreros dentro de similares condiciones, y cuyo salario es fijo por un tiempo determinado. Lo significativo de este contrato es que no establece el tipo de trabajo que efectuarán estos tres obreros, lo cual queda naturalmente a discreción del Administrador del establecimiento donde laborarán, imprecisión que es característica de ésta época.
El mundo obrero continuaba creciendo lenta y dificultosamente.
La Sociedad "Unión y Progreso", sin embargo, era una organización en la forma de Sociedad de Resistencia, por lo que sus limitaciones dejaban sin respuesta la solución de las demandas específicas de los trabajadores del campo frente a las empresas ganaderas. La limitación no era la organización de Sociedades Obreras de Resistencia, en las que los obreros en Magallanes ya tenían alguna experiencia desde la Unión Obrera, sino que éstas abarcaran al mayor número posible de trabajadores de las distintas especialidades del trabajo en el Territorio, es decir, el desafío era constituir una sociedad de resistencia que agrupara a distintas categorías obreras y no a una sola especialidad.
Los que dieron el primer paso hacia la Federación Obrera fueron los obreros carneadores.

Abril de 1911:

los carneadores de los frigoríficos

toman la iniciativa

Estos obreros carneadores de los frigoríficos, reuniéndose en forma esporádica primero, estaban interesados desde hace varios meses en organizarse y fueron los que avanzaron más rápido.



A los compañeros carneadores
Citamos a los compañeros carneadores a una reunión que tendrá lugar el jueves 8 del presente a las 8 de la noche en el salón de la Sociedad Cosmopolita (Santiago esquina Talca), para tratar de la formación de una Sociedad del gremio, sociedad que queda constituída moralmente entre



Compartir con tus amigos:
1   ...   25   26   27   28   29   30   31   32   ...   105


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal