Historia contemporanea de españa y de euskadi



Descargar 291.68 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño291.68 Kb.
  1   2   3   4

HISTORIA CONTEMPORANEA DE ESPAÑA Y DE EUSKADI
TEMA 1. ESTADO DE LA CUESTIÓN. VISIÓN DE LA HISTORIA DE ESPAÑA Y DEL PAIS VASCO.
A lo largo del siglo XIX y XX se sucedieron una serie de problemas, que condicionaron el devenir histórico de España. El sistema político español se caracteriza durante este periodo por el déficit democrático. Las etapas democráticas fueron breves, al contrario que los periodos de crisis que marcaron sin duda el discurrir de la historia del país.
En estos siglos, la iglesia y el ejército fueron dos factores que influyen mucho en el desarrollo de la sociedad española. Van a tener una gran presencia en el discurrir de la vida política contemporánea.
El ejército interviene en la vida política del país de diferentes maneras a lo largo de estos siglos. La manera más brutal en la que interviene el ejército es mediante los golpes de estado. De esta manera se estableces sistemas políticos con escasez de elementos democráticos (dictaduras). Otra manera de influir en el devenir político de un país es mediante la imposición de una persona del ejército en el poder, es decir, como Jefe de Estado. También interviene el ejército mediante una persona que aunque no tenga el poder si que esté cerca y pueda influir en las decisiones.
En cuanto a la Iglesia, es una institución que va a tener una gran influencia sobre la sociedad, pero no solo en el plano de lo espiritual, sino que también tiene armas para influir en la vida política y social española. La Iglesia siempre va a apoyar el punto de vista conservador, alejándose de cualquier cambio, es decir, de la democracia.
Otro factor que influye en el desarrollo de la sociedad española, va a ser la limitación del desarrollo económico. La economía española es más bien limitada, básicamente rural. Mientras en otros países europeos ya se había desarrollado la industrialización, en España no se puede hablar de un país industrializado hasta mediados del siglo XX. Hasta este momento la economía española se basaba en la tierra, era una economía rural. Además, el desarrollo en España era bastante desigual; la economía del País Vasco y de Cataluña, estaba más desarrollada que la del resto de los territorios peninsulares.
Pero la desigualdad en España no estaba sólo en la economía. España es un país desigualmente articulado. Entre unos territorios y otros se pueden ver unas diferencias muy obvias. En ningún momento se ha creado en España un sistema que permitiera establecer una mejor homogeneidad entre sus territorios, y ello, ha desembocado en la situación que tenemos hoy en día (nacionalismos,…).
Existe entre los pensadores e historiadores españoles un debate sobre la normalidad de la historia de España. El problema es cómo se enfoca o entiende esta historia. Existen dos corrientes:
1._Unos defienden que la historia de España ha sido excepcional, es decir, una historia bastante diferente a la de los países europeos de nuestro entorno. Estos pensadores e historiadores señalan los aspectos más negativos, la idea es la de España como fracaso; ideas que se intentan llevar a cabo, pero que nunca se logran. España ha tenido una evolución política y económica demasiado diferente a los demás países europeos. Uno de estos pensadores fue Américo Castro, que defendía que España es un país demasiado diferente al resto de Europa. Según él, esto se debe a la confluencia de tres culturas: la judía, la árabe (musulmana) y la cristiana. De esta manera es como se forja la cultura española y se crean así estas diferencias con los otros países. Otros hablan de la prolongada existencia de la inquisición, de la expulsión de los judíos y los moriscos como causas de estas diferencias.

Esta visión excepcional viene ya desde el siglo XIX, donde los historiadores románticos veían a España en una decadencia. Hablan de nuestra propia peculiaridad. También las generaciones del 98 y la del 14 hablan de esta decadencia de España; siguen con esta idea de la peculiaridad del país, y de que no se inserta en el ámbito europeo. En los años 60 también se hablaba de esa desigualdad. Aunque los historiadores intentaban hacer una historia progresista se tenía que seguir hablando de los diferentes fracasos (revolución industrial, revolución burguesa,…). Durante los últimos años del franquismo y los primeros de la transición, también se hablaba de un estado de crisis del Estado español con respecto a otros países, remarcando los elementos peculiares de la historia de España.


2._Otros defienden la normalidad de la historia de España. Éstos no niegan que haya diferencias entre España y los países europeos, pero también afirman que los ejes históricos son bastantes similares a éstos países. Estos historiadores van a dar énfasis a los elementos positivos y más similares a los de otros países europeos.

La visión de la normalidad de la historia española es la que impera hoy en día. Es una visión que se da en un contexto de asentamiento de la democracia en España y del buen desarrollo económico del país. Todas estas circunstancias hacen que sea más fácil ver a España como un país normal, que sigue la estela de los demás países europeos. Plantean que la historia de España es una variable de la historia europea, aunque con algunas diferencias.


En conclusión, la historia de España es normal, pero no tanto. Es un país con una economía atrasada con respecto a otros países, es una Estado débil. Entra dentro de un marco europeo, pero con unos rasgos muy específicos. La debilidad del liberalismo, la fuerza del carlismo, el aislamiento de la política española frente a los grandes dilemas que afectan a Europa, la perdida de las colonias frente al imperialismo de otros países europeos, la Guerra Civil y el Franquismo, es decir, un sistema dictatorial frente a el asentamientos de la democracia en otros países europeos, son las causas de que la historia de España sea una historia normal, pero con reservas.

LA COMPLEJIDAD DE LA HISTORIA DE EUSKADI
En Euskadi se produce una falta de acuerdo a la hora de entender diferentes ideas, conceptos y términos básicos. Siempre se ha utilizado la historia como un fenómeno natural cuando se analizan los diferentes países, en función de los diferentes aspectos y características de cada uno de ellos. En Euskadi, donde existe un partido nacionalista, la historia se utiliza como una ideología partidista; el recurso a la historia va a ser mucho más acentuado y sobre todo se va a utilizar en los discursos políticos. La idea de la historia de Euskadi, es la de una historia muy controvertida, que ha provocado faltas de consenso con respecto a diferentes temas. Uno de ello es la terminología del territorio vasco (Euskadi, Euzkadi, País Vasco, Euskal Herria,…)
Como conclusión se puede decir que la historia de Euskadi es una disciplina controvertida, con múltiples interpretaciones y con visiones muy contaminadas de las diferentes ideologías.

TEMA 2. ETAPAS MÁS IMPORTATES DE LA HISTORIA DE ESPAÑA


CRISIS DEL ANTIGUO REGIMEN
La crisis del antiguo régimen es un periodo que se da en la mayor parte de Europa, no sólo en España. Esta crisis se va a dar a través de un proceso revolucionario. El Antiguo régimen se caracteriza, porque el rey tenia el poder absoluto: legislativo, ejecutivo y judicial; lo que se creía era que su legitimidad deriva de Díos. Desde un punto de vista político se puede decir que el antiguo régimen es totalmente absolutista. Desde el puno de vista social es totalmente estamental: clero, nobleza y pueblo. Se trataba de un sistema básicamente gremial. Además no es el mercado el que regula la economía, sino que ésta en manos del poder.
Este sistema entra en crisis tanto desde un punto de vista económico, como social. Se comienza a crear una economía burguesa, que hace que se cree un nuevo grupo social: la burguesía, que comienza a tener un papel muy importante en la sociedad española. Se produce también una gran deuda hacendística, es decir, que se gasta más de lo que se gana, ya que con las estructuras del antiguo régimen era imposible conseguir más dinero. En este régimen, la capacidad de propiedad estaba limitada.
Además de eso, se producen en la sociedad española dos formulaciones: los liberales y los absolutistas; dos ideologías totalmente incompatibles, con modelos de sociedad muy diferentes, lo que produce un gran choque entre ambos sectores. Los absolutistas, con Fernando VII a la cabeza, defendían la continuidad del sistema absolutista, mientras que los liberales, que ya se habían manifestado en la sociedad española, defendían la creación de un Estado controlado por una constitución, una sociedad burguesa organizada por clases, donde existiese la propiedad privada y un sistema económico que favorezca la competencia.
En 1810 se convocan las Cortes de Cádiz, donde se desarrolla la primera constitución para la sociedad española. Sin embargo, esta constitución nunca se va a aplicar, ya que Fernando VII vuelve a hacerse con el poder en el año 1814 mediante un golpe de Estado. Esto no quiere decir que esta constitución no va a ser importante, ya que se trata de una constitución abierta, que va a ser la base o el modelo de las constituciones posteriores, es decir, significa un cambio social. Sin embargo, después de unos años en los que la idea de la constitución estaba presente en España, en 1814 se produce el restablecimiento de absolutismo. Este periodo va a durar hasta 1833, pero se van a ver tres diferentes etapas.
La primera etapa va desde 1814 hasta 1820 (sexenio absolutista). Este periodo se caracteriza por ser una situación de inmovilidad, de marcha atrás. Se rechaza todo aquello que conlleve un progreso (inventos, investigaciones,…) influyen las camarillas y el régimen es afín a Rusia. Esta situación que se da en España, no es un hecho aislado, ya que diferentes países europeos monárquicos se unen formando la santa alianza (Rusia, Prusia y Austria), que lo que intentan es impedir nuevas revoluciones liberales (Congreso de Viena).

Este régimen se caracteriza por tener una importante represión política, creándose un policía como medio para controlar los diferentes pronunciamientos liberales. Estos alzamientos promueven el final de la monarquía absolutista y la creación de un sistema liberal. La originalidad de estos pronunciamientos, es que se tratan de levantamientos armados por sectores del ejército y sectores civiles. Los sectores del ejército afines a los liberales se forman como consecuencia de la Guerra de la Independencia en contra de los franceses, donde aparecen personas con una ideología liberal que más tarde van a formar parte de un ejercito regular.


Durante esta etapa se pierden muchas colonias españolas en América. Esto se debe a dos factores internos:


  • La toma de conciencia de los criollos, que se vio acentuada por la descomposición del poder durante la Guerra de la Independencia. Los criollos se unen y comienzan a administrar las colonias. Además se da un tratamiento inadecuado de los españoles a los americanos, ya que hay un escaso reconocimiento de sus derechos.




  • La forma que tiene la corona de hacer frente a esta situación es ineficaz, ya que no disponía ni de un ejército, ni de medios económicos suficientes para hacer frente a los levantamientos de las colonias.

La corona española deja de ser transatlántica y se produce una reducción importante de lo que había sido el territorio español. España se convierte en una potencia de segundo nivel y además tiene importantes pérdidas económicas. Durante estos años se va aumentando la deuda de la hacienda pública. El estado no puede hacer frente a este problema económico, pero se intenta mejorar la situación sin tocar las bases del antiguo régimen; esto no se consigue y la sociedad comienza a darse cuenta de que el sistema absolutista necesitaba cambios para poder continuar.



TRIENIO LIBERAL (1820-1823)
Debido a todos estos problemas, comienza a verse el ansia de la sociedad española por el liberalismo; esto se traduce en diferentes levantamientos liberales por toda España, encabezados por el General Riego. A este levantamiento militar se unen los civiles. Debido al triunfo de estos pronunciamientos Fernando VII se ve obligado a convocar a los liberales para que formen gobierno. Esta vez la constitución de 1812 si que se aplica.
Comienzan a verse numerosos cambios; hay libertad de la propiedad, ya que se cree que el mercado el que debe regular la economía. Se producen las primeras desamortizaciones de bienes eclesiásticos. Se trata de un sector burgués que quiere asumir el poder político. Finalmente en 1823, después de haber puesto obstáculos a todas las medidas tomadas por el gobierno liberal, Fernando VII termina eliminando el nuevo sistema.
Durante estos tres años aparecen dentro de los liberales dos grandes grupos: los liberales moderados y los liberales exaltados. Durante los dos primeros años del trienio liberal estuvieron en el poder los moderados, mientras que en el último año tomaron el poder los exaltados. Las diferencias no son tantos doctrinales, sino que son más bien de carácter estratégico, es decir, hasta dónde se quería llegar en el proceso de transformación de la sociedad. Los moderados quieren cambios, pero sin una transformación profunda y además no creen necesario contar con el pueblo en el proceso. Mientras, los exaltados creen mucho más en los cambios radicales y piensas que es necesario crear con el pueblo una cierta complicidad.
Por otra parte, se produce un distanciamiento entre el liberalismo y el campesinado, es decir, entre los que pretenden la transformación y la población española. Esto se debe a que los liberales quieren crear una sociedad capitalista, algo que no interesaba al campesinado, ya que sus tierras eran comunales y al aparecer la propiedad privada las pierden. Esto hace que la población campesina se separe de los liberales.
El elemento que finaliza con en trienio liberal, es la intervención exterior de los Cien mil Hijos de San Luís de la Santa Alianza, que invaden España y restablecen el absolutismo. La intervención de la población en contra de esta invasión es prácticamente nula. Comienzan de esta manera los diez últimos años con Fernando VII en el poder; la llamada Década Ominosa.

En 1833 muere Fernando VII. Antes de la muerte del rey, éste derroca la Ley Sálica, una ley que impedía que las mujeres pudieran reinar. Teóricamente, tras la muerte del monarca, el heredero del trono debía ser su hermano Carlos María de Isidro, pero debido a la eliminación de la ley, fue Isabel, Hija de Fernando VII la heredera legítima. Carlos María no apoya esta decisión y comienza a formar un ejército para poder hacerse con el trono, de manera que busca apoyo en los absolutistas. Por otro lado, está Isabel, que debido a su corta edad no puede reinar, por lo que su madre Maria Cristina se convierte en la regente y esta decide apoyar a los liberales, ya que lo ve como la única solución para que se hija pueda reinar. Comienza de esta manera la primera Guerra Carlista.


Los más aperturistas del absolutismo, junto con los más moderados de los liberales van a organizar una transformación paulatina de la sociedad española. No es un proceso radical como el francés, sino que se va a producir con moderación.
En estos años (1833-1843) se produce la eliminación jurídica del sistema absolutista y se produce el asentamiento del sistema liberal-burgués. En este tiempo va a haber muchos vaivenes. Se producen cambios tanto sociales (constitución de 1837), como económicos (desamortización de Mendizábal).

EL CARLISMO
El carlismo se crea debido a las controversias por el reinado de España. Aunque se trata de una guerra civil, en el territorio donde se da de manera más fuerte es en el País Vasco. Desde aquí se interpreta el carlismo desde un protonacionalismo, es decir, como algo previo al nacionalismo. Defiende los derechos de los vascos frente al Estado central. El movimiento carlista se puede enclavar dentro de la crisis del antiguo régimen.

PRIMERA GUERRA CARLISTA (1833-1839)
Características:


  • Zonas: el carlismo es un movimiento bastante ceñido y no logra arraigar por completo, no se extiende al conjunto de España. Va a tener importancia en algunas zonas como Cataluña o Valencia, pero donde de verdad tiene fuerza es en el País Vasco y en Navarra. Va a ser en estos territorios donde fundamentalmente se va a desarrollar el conflicto.




  • Duración: el conflicto se va a desarrollar durante seis años. Destaca la debilidad el Estado liberal acentuando los problemas de éste: levantamientos internos, la deuda hacendística,…




  • La fuerza del carlismo en el País Vasco y Navarra. La ideología del carlismo va a penetrar en diferentes ámbitos de la sociedad vasca, pero donde va a tener más fuerza es en los sectores rurales. También va a tener incidencia en el clero bajo, ya que es este el que está más cercano el pueblo. En las zonas urbanas el carlismo va a estar presente sobre todo en los sectores artesanos. Sin embargo, aunque existe esta gran heterogeneidad social, la fuerza de esta ideología radica en el ámbito rural. Ninguna de las cuatro grandes ciudades del País Vasco y Navarra, van a conseguir ser dominadas por los carlitas, ya que el asentamiento del liberalismo es muy fuerte.

El carlismo produce la facturación de la sociedad vasca: crea un pensamiento heterogéneo entre el clero, la población rural y los sectores populares de las ciudades. El lema de los carlistas es “Diós, patria y rey”. Lo que va a hacer que el carlismo tenga tanta fuerza en el territorio vasco-navarro es la cuestión foral. El carlismo defendía los derechos de los vascos, es decir, los fueros. Defiende un conjunto de elementos que formen un tipo de sociedad estructurada al modo tradicional.


  • La guerra va a tener tres fases:




    • La primera fase (1833-1835) es la fase de la creación del ejército. En esta fase está a la cabeza Zumalakarregi. Se trata de una guerra de guerrillas, al mismo tiempo Zumalakarregi va creando y organizando un ejército poderoso de en torno a 30.000 hombres. Debido al poder de este ejército y a la debilidad de los liberales, los carlistas se hacen con el dominio de la zona rural del País Vasco y Navarra, sin conseguir Bilbao, Pamplona, Vitoria y San Sebastián. Intentan tomar Bilbao sometiendo a la ciudad a un asedio, pero Zumalakarregi es herido y muere. Tras este golpe, los carlistas no consiguen Bilbao y sufren una derrota.

    • La segunda fase (1835-1837) es la de las expediciones militares fuera de las zonas fuertes. En esta fase se intenta expandir e conflicto y conseguir nuevas victorias. Consiguen llegar hasta las puertas de Madrid, pero todo se resuelve con un fracaso de los carlistas. El fracaso se ve sobre todo por la indiferencia de la población española hacia el carlismo.

    • La tercera fase (1837-1839) es la del colapso y el desmoronamiento del ejército carlista. Se produce un colapso ante la incapacidad de la victoria militar. Se producen diferencias internas muy grandes que terminan con el desmoronamiento del ejército. La guerra termina en el año 1839 con el convenio de Vergara entre liberales y carlistas. Aún así, los liberales no habrían sido capaces de derrotar al ejército carlista y por ello firman el éste convenio, es decir, no se produce una derrota del carlismo desde el punto de vista militar.


ISABEL II COMO REINA DE ESPAÑA
A partir del Convenio de Vergara, se produce el asentamiento y el desarrollo del régimen liberal y el carlismo se ve como una opción minoritaria. El transito del acuerdo entre los sectores aperturistas y moderados del régimen liberal, va a adoptar un carácter moderado y conservador. Se da un régimen político controlado por los moderados y en el que se distinguen claramente tres momentos:

  • Década moderada (1843-1954). El partido moderado con Narváez a la cabeza va a tener el poder.

  • Bienio progresista (1854-1856). Se realizan numerosas reformas, en las que tiene un papel muy importante Espartero.

  • Gobierno de los moderados y Unión Liberal (1856-1868). Tiene un papel relevante O´donell

A partir se 1843 comienza el verdadero reinado de Isabel II, cuando ésta jura la constitución de 1837 ante las Cortes Generales. Mientras que la dinámica de los años 1814-1833, venía representada por la oposición entre absolutistas y liberales, a partir se los años 40 la oposición se va a dar entre el partido moderado y el partido progresista. Se trata de partidos que agrupan a gentes de la elite social. Los moderados van a representar a las capas más pudientes, los sectores más enriquecidos de la sociedad española. Por otro lado, los liberales van a representar a una burguesía de tamaño medio. Esta distinta composición social se va a manifestar a la hora del censo electoral; los liberales creen que es mejor una mayor participación en las elecciones, mientras que los moderados creían que era mejor mantener el poder de elección en una menor cantidad de personas.


Con el inicio del reinado de Isabel II se encuentran en el poder los moderados con Narváez como presidente del gobierno, comenzando así la Década Moderada. En esta etapa los moderados trataron de dar un vuelco a los avances que había realizado Espartero durante su regencia, dictándose una nueva constitución, la de 1845. Con esta constitución volvió el sistema de soberanía compartida entre el Rey y las Cortes y se reforzaron los poderes de la corona.
La voluntad que tenían los moderados era la de monopolizar al poder. La forma que tiene el partido moderado de permanecer con en mando, es utilizando muchas veces procedimientos no democráticos. La política fomentada por la corona tiene un papel central. Isabel II va a apoyar al partido moderado. Lo que va a hacer para que los liberales no puedan llegar al poder es no convocarlos. Los liberales al ver que le son negados los mecanismos legales, se ven obligados a utilizar métodos fraudulentos.
Llega un momento en el que todos estos métodos ilegales comienzan a sembrar la duda sobre la legitimidad de las elecciones. La gente comienza a desconfiar del gobierno. Esto se traduce en diferentes levantamientos armados en los que van a participar tanto sectores del ejercito, como sectores del medio urbano. En general, todos estos levantamientos van a fracasar, a excepción de uno que se produce en 1854. En este pronunciamiento tuvo un papel muy importante Leopoldo O'Donnell, antiguo colaborador de la ex Regente María Cristina, que se unió a los moderados más liberales y trató de organizar una sublevación, contando con un buen número de oficiales y algunas de las figuras que, años más tarde, fueron destacados políticos como Antonio Cánovas del Castillo.
Al ver que los levantamientos se expanden, la reina Isabel opta por poner en el gobierno a un progresista y así evitar la radicalización del pronunciamiento. Por ello, decide poner como presidente del gobierno a Espartero, comenzando así el bienio progresista. En estos años Espartero intenta poner en marcha un gran número de prácticas liberales, mientras que O´donnell, que había sido nombrado ministro de la guerra, intentaba contrarrestarle. Surgieron numerosos problemas, sobre todo con respecto a las relaciones del gobierno con la iglesia, que llevaron a Espartero a abandonar, terminando así con el Bienio progresista.
Comienza entonces la última etapa del reinado de Isabel II, el gobierno de la Unión Liberal. O´donnell se había ido introduciendo en la Unión Liberal mientras convivía con Espartero en el Gobierno. Cuando O´donnell es nombrado Presidente del Consejo de Ministros, se restaura la constitución de 1845, con un Acta Adicional, que pretendía atraer al sector de los liberales. Las elecciones a Cortes de 1858 otorgaron a la Unión Liberal un absoluto control del poder legislativo.
A través de las decisiones de Isabel II va a ponerse como jefe del gobierno un representante de un partido u otro. Esto va a hacer que el sistema se deteriore, ya que tiene demasiada participación en las decisiones del gobierno. Isabel II no es una reina con demasiada formación, ya que en todo momento se ve influida por su madre Mª Cristina.

REVOLUCIÓN DE 1868
En 1868 se produce una revolución, que recibe el nombre de “La Gloriosa”. Este levantamiento supuso es destronamiento de Isabel II y el comienzo del llamado Sexenio democrático. Se trata de un levantamiento militar en el que también intervienen diferentes sectores de la población civil. Son varias las causas que llevaron a la realización de este pronunciamiento. Una de ellas es la crisis económica de 1866, que crea en la sociedad un clima de desconcierto. Otra causa va a ser el desprestigio monárquico y del partido moderado con su voluntad de monopolizar el poder olvidando incluso el debate parlamentario. Otro de las causas más importantes va a ser el “Pacto de Ostende” de 1866, que van a firmar el partido demócrata y los progresistas, al que después se va a unir la Unión Liberal con su líder O´donnell.
En la parte militar del levantamiento destacan los generales Serrano, Topete y Prim. Además se produce un levantamiento de una parte popular burguesa y democrática. El éxito de estos levantamientos provoca el exilio de Isabel II a Francia. Se implanta entonces un gobierno provisional con Serrano a la cabeza a partir del cual se convocan elecciones al parlamento. Son elecciones con sufragio universal masculino (las mujeres siguen sin intervenir en la vida política), que son ganadas por los monárquicos entre los que destacan Prim. Se crea entonces la constitución de 1869, que responde a las siguientes características:

  • Se trata de una monarquía constitucional.

  • Se produce una división de poderes.

  • Se otorgan derechos a los ciudadanos.

  • Se instaura el sufragio universal masculino.

Se crea un nuevo sistema de carácter democrático. Lo que Prim busca es que siga habiendo un rey. Finalmente se elige a un personaje de la casa de familia italiana de Saboya. Esta monarquía dura tres años y son unos momentos de inestabilidad con cambios constantes. Se trata de una monarquía con muchos problemas que comienza con el asesinato del General Prim. Se produce una gran inestabilidad política; en dos o tres años se convocan tres veces elecciones electorales, por lo que el Gobierno cambia en tres ocasiones. Las fuerzas políticas que habían apoyado este nuevo sistema se vana dividir y se van a crear diferencias entre ellas. Se produce una gran descomposición interna lo que va a generar una gran debilidad en el poder.


La abstención en las elecciones es bastante grande y además aunque en menos proporción se sigue dando un fraude electoral. Se produce una gran oposición en la sociedad lo que va a provocar que algunos grupos hagan conspiraciones. Se repite el momento de revolución independentista en Cuba y esta colonia se convierte en un foco de deterioro. Otro foco va a ser determinados levantamientos por parte de algunos campesinos, obreros,… desde sectores de izquierdas (el denominado levantamiento cantoral). También va a haber levantamientos por parte de sectores más conservadores de la derecha que quieren que los Borbones vuelvan al poder. A la extrema derecha se dan los levantamientos carlistas. Todo esto lleva a la abolición de Amadeo I, que tiene como consecuencia la instauración de un nuevo sistema político.
Como la monarquía no parece ser una buena solución, los diputados optan por solventar el problema con un cambio de sistema. Así se da la Primera Republica española (1873-1874). Esta republica se caracteriza por la inestabilidad política, además de la división de los republicanos en unitaristas y federalistas.
La primera etapa de la republica es federal, es decir, va a haber un dominio de los federales; al frente del gobierno van a estar Figueras y Pi y Margall. Lo que quieren los federalistas es un sistema organizado con autonomías de carácter federativo, es decir, con una cierta independencia, pero unidas al estado central. La segunda etapa es de los unitaristas, con Francisco Serrano a la cabeza.
La republica llega a España tal vez demasiado pronto y tiene una gran oposición desde un primer momento (derechas e izquierdas). Se toman nuevas medidas y una nueva legislación, que van a ser rápidamente suprimidas:

  • Se establecen jurados mixtos. Se intenta llegar a acuerdos mediante la representación de trabajadores y empresarios. Se crea como un órgano de mediación para superar problemas laborales.

  • Se reduce la jornada laboral (9h)

  • Se controla el trabajo infantil, estableciéndose diferentes condiciones.

  • Aparece una legislación social por primera vez, de manera que el gobierno comienza a intervenir en materias sociales. Es una novedad, ya que hasta ese momento los gobiernos no legislaban en ese aspecto.

  • La abolición de la esclavitud: es un problema que da de lleno en las colonias (Cuba,…)

  • Abolición del impuesto de consumo y quintas.

En cuanto a la oposición se van a dar dos levantamientos. Un levantamiento cantonalista, que se produce con los federales en el Gobierno. Se da en zonas de Andalucía y del Mediterráneo (Cartagena). No hay una homogeneidad en las reclamaciones; pueden ser de carácter social-laboral, regionalista (capacidad de gestión) o de los exaltados, que piden una republica federal hecha desde abajo. Hay un cierto apoyo de sectores de la Primera Internacional (Marxistas, anarquistas, obreros,…)


En diciembre de 1874, el general Martínez Campos se pronunció en Sagunto a favor de la restauración en el trono de la monarquía borbónica en la persona de don Alfonso de Borbón, hijo de Isabel II. El gobierno de Sagasta no se opuso a este pronunciamiento, permitiendo la restauración de la monarquía. El triunfo de la restauración borbónica se logró gracias al trabajo previo de Antonio Cánovas del Castillo. Se pone así fin a la primera republica española.
CARLISMO
Se produce una nueva guerra de carácter civil en el País Vasco. En el 72, con Amadeo I de Saboya en el poder, se intenta de nuevo un levantamiento. En diciembre de ese mismo año, se produce otro que inicia la guerra, que termina en febrero del 76 con una derrota militar importante para los carlistas.

El carlismo se ve favorecido en algunos momentos en determinadas zonas, sobre todo debido a la inestabilidad del gobierno. Las zonas fuertes del carlismo van a ser: País Vasco, Cataluña y la zona del Maestrazgo. En el País Vasco tiene importantes triunfos militares, a excepción del control en las capitales. Uno de los acontecimientos más importantes va a ser el asedio de Bilbao que se soldara con un gran fracaso carlista.


Las motivaciones ideológicas que mueven a los carlistas son las siguientes:

  • Importancia de la religión, ya que tienen una ideología muy conservadora.

  • Rechazo a los elementos políticos democráticos (rechazo a la modernidad).

  • Defensa de la foralidad, ya que es un modo de oponerse a lo liberal.

  • Rechazo a los nuevos ricos. Se rechaza a la sociedad bilbaína del capitalismo industrial, que se esta desarrollando.

La guerra termina en febrero del 76 y en julio de este mimo año se termina con el régimen foral por Canovas del Castillo y se sustituye por el sistema del convenio económico. De esta manera el carlismo no dispondrá de los medios para más levantamientos.



LA RESTAURACIÓN (1874-1923)
Con el fin de la primera república se impone un nuevo sistema político, que dura desde 1974 hasta 1923. Quien que desarrolla y propone esta nueva forma de gobierno es Canovas del castillo. Cánovas había sido ministro en tiempo de Isabel II por la Unión Liberal. Si bien era opuesto al exclusivismo del partido moderado, tampoco era partidario de las libertades reconocidas en el Sexenio. Sin embargo, Cánovas llega a la conclusión de que la única salida a la agitada política española del XIX, salpicada de pronunciamientos y revoluciones, era articular un sistema político en que las oposiciones pudieran ocupar el poder por vías pacíficas. A este sistema se le conoció como turnismo.

El turnismo se basó en la creación de dos grandes partidos, uno en sentido conservador, liderado por el propio Cánovas, el Partido Liberal-Conservador, y otro en sentido liberal, heredero del régimen de libertades del sexenio, presidido por el político riojano Práxedes Mateo Sagasta y conocido como Partido Liberal-Fusionista. A estos dos partidos les correspondía agrupar al máximo número posible de grupos y facciones, con el único requisito de aceptar la monarquía alfonsina. Por este motivo, se les conocía como partidos dinásticos.

Estos dos partidos se "turnarían" en el poder (de ahí el nombre de turnismo). A cada mandato de un partido le sucede un gobierno del otro. De esta forma, aunque se deja fuera a las minorías carlista y republicana, se garantiza una importante estabilidad, que se tradujo en la larga duración del régimen.

El partido conservador por su parte se ve con el apoyo de los moderados, la Unión Liberal, de la Iglesia; uno de sus características principales era el proteccionismo y el catolicismo. El sufragio era censatario, es decir, había una ley electoral restringida. Por su parte el partido liberal está apoyado por los demócratas, los progresistas, los republicanos, los moderados con el apoyo de funcionarios, militares, liberales, comerciantes,… El sufragio es universal; destacan el derecho de asociación y la abolición de la esclavitud,…

Ante la muerte prematura de Alfonso XII, Canovas y Sagasta firman el Pacto del Pardo para apoyar la regencia de doña (embarazada del futuro rey Alfonso XIII) y garantizar así la continuidad de la monarquía ante la difícil situación creada por la prematura muerte del joven monarca, sobre todo, teniendo en cuenta las fuertes presiones por parte de los carlistas y de los republicanos.

En 1976 se crea una nueva constitución inspirada también por Canovas del Castillo, y que establece el perfil político del sistema hasta 1923. Esta constitución conecta bastante en su ideario con la de 1845, ya que se trata de una constitución bastante conservadora. A pesar de esto, es una constitución flexible, confesional católica, pero también tolerante (se permite entre otras cosas la libertad de conciencia). Lo que se intenta es que no sea totalmente conservadora y busca un consenso entre los dos partidos (liberal y conservador). La soberanía es compartida: rey y parlamento, es decir, el monarca y su pueblo. El sufragio dependía de la ley electoral de cada gobierno.


En este sistema político hay importantes insuficiencias. Joaquín Costa define el sistema como un sistema oligárquico (gobierno controlado por un pequeño grupo) y caciquista (está en todas las facetas de la sociedad y de la política y desmantela todo el funcionamiento político). Es un sistema que gira en torno a la manipulación electoral desde la propia administración para llevar a cabo los cambios de gobierno. Los alcaldes, gobernantes civiles y caciques estarían incluidos en esta manipulación. El rey sustenta el sistema basado en el caciquismo y es el que tiene la capacidad de nombrar un nuevo gobierno. Los votantes sufrían una gran presión, ya que eran coaccionados y se compraban los votos. Se trata de un sistema formalmente abierto, pero con una gran corrupción que hace que sólo dos partidos puedan ganar las elecciones y son ambos partidos los que aceptan esta juego.
PERDIDA DE CUBA Y FILIPINAS
Durante el sexenio democrático ya hubo una guerra que terminó con la paz de Zafón. Sin embargo, en el años 1895 va a comenzar “la Guerra Chica”, que se saldará con la perdida por parte de España de Cuba y Filipinas. Se producen sublevaciones en Cuba con José Martí a la cabeza y en Filipinas, encabezadas por José Rizal. Hay una intensa represión por parte del ejército español, pero no se va a conseguir terminar con estos levantamientos. España va a aplicar distintas políticas para con el objetivo de sofocar las sublevaciones; destacan los campos de concentración y las trochas (unos cinturones de defensa formados por fuertes o torres que construyeron los españoles con el sin de terminar con la actividad de los rebeldes en el occidente de la isla cubana.
Los problemas de España van a aumentar en el momento en el que llega a cuba el “Maine”, un barco norteamericano que supuestamente es destrozado por las minas españolas. De esta manera EEUU se mete de lleno en la Guerra de Cuba. España cree que va a derrotar fácilmente a los norteamericanos, pero lo que ocurre es todo lo contrario; España es derrotada humillantemente, ya que el ejército español es arrasado por la armada norteamericana. De esta manera España se queda sin las pocas colonias que le quedaban.
LA CRISIS POLÍTICA
La oposición comienza a pedir una democratización del sistema. A esto se le suma una agitación social y la aparición de las formaciones obreras. La aparición de los nacionalismos también condiciona mucho el devenir del Estado. Una de las principales razones de la crisis política de la Restauración es la perdida de las colonias. En los años siguientes a la perdida de la Guerra en Cuba se va a producir una reflexión sobre la situación de España y su sistema político.

En este contexto aparece un colectivo muy importante: la Generación del 98. Se trata del primer colectivo intelectual español que hacen numerosas reflexiones para volcarlas en la sociedad con la intención de cambiar esa situación de crisis. Algunos de los integrantes de este colectivo son Unamuno, Valle Inclán, Pio Baroja,…

Características de la Generación del 98:


  • Denuncian el alejamiento entre la vida política y la vida real.

  • Búsqueda de las señales de identidad nacional.

  • Muestra una toma de conciencia del retraso de España respecto a Europa.

EL REGENERACIONISMO


El impulsor de este movimiento fue Joaquín Costa. Se trata de una corriente ideológica de rechazo a la restauración. Se producen críticas hacia:

  • El funcionamiento del sistema político.

  • La mentalidad derrotista y conformista del país.

  • La decadencia de España.

  • Identifican, analizan y denuncian: el analfabetismo, la pobreza, el retraso económico, la bancarrota financiera del Estado, el caciquismo, el fraude electoral, la carencia de autenticas instituciones democráticas,…

LA CRISIS POLÍTICA A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX


La crisis política coincide con el protagonismo de la corona en el sistema político; esto supone el desgaste de la monarquía por su apoyo a la restauración. Además influye la continuidad de los cambios sociales; va a aparecer una sociedad de masas por el incremento de la población en las ciudades y se emerge una muchedumbre rural, que va a tener un gran protagonismo en la sociedad. Dentro de esta crisis política influiran diversos factores:

  • La división de los partidos originada por la muerte de los dos lideres políticos (Canovas 1898/ Sagasta 1902). Desde el año 1902 hasta 1923 los gobiernos duran poco, ya que las relaciones entre los partidos y las relaciones internas se han enfriado.

  • Hay una creciente oposición representada por el republicanismo y la aparición de un movimiento obrero, que va a tener una gran manifestación plasmada por el PSOE y los anarquistas por el CNT.

  • Surge el nacionalismo catalán. La Lliga catalana exige una reorganización del gobierno y su reconocimiento. El PNV no tiene aún mucho arraigo.

La situación de descontento tiene una expresión más nítida en la Semana Trágica de Barcelona en 1909, que toma como origen la marcha de soldados catalanes a la Guerra de Marruecos , lo que genera una gran oposición. Este levantamiento será sofocado y Ferrer Guardia es decapitado por ser el que lo inició. Habrá un intento reformista por parte del gobierno de Canalejas, donde se pretende hacer un sistema político más abierto.


En 1917 se de un movimiento de protesta originado por la confluencia de varias críticas que reflejan la debilidad de la restauración.

  • Por un lado protestan los militares: protestan por temas laborales y crean las Juntas de Defensa.

  • Por otro lado el parlamento: determinadas fuerzas políticas (republicanas, socialistas y algunos nacionalismos catalanes) crean otro parlamento distinto en Cataluña.

  • Los trabajadores: se da la primera huelga general protagonizada por socialistas y anarquistas. El objetivo que persiguen es eliminar el sistema, pero será sofocado por el servicio militar.

El sistema consigue superar estos problemas hasta 1923, pero hay un debilitamiento de la Restauración. A partir de 1917 se dan gobiernos de concentración y desde este año hasta 1923 surgen 13 gobiernos, lo que destaca la falta de estabilidad política y se ve que el gobierno está gravemente afectado.



EL PROBLEMA SOCIAL
Van a aparecer dos sindicatos. Los socialistas a nivel sindical UGT, un sindicato de clase socialista y social. El anarquismo es un movimiento que rechaza el modelo político, pero que gozaba de asentamiento en la sociedad. En 1911 se constituye la primera organización sindical, la CNT. Va a tener una fuerte implantación en Cataluña y en el campesinado andaluz. La UGT tendrá fuerza en el País Vasco, Madrid y en el mundo campesino, así como en el ámbito de los obreros industriales.
El número de huelgas en general durante la restauración es bajo. Va a cambiar con la coyuntura de la 1ª Guerra Mundial. A partir de 1917 aumenta el movimiento obrero y con ello aumenta también el número de huelguistas. Se comienzan a manifestar los problemas sociales con una mayor intensidad, sobre todo en la caso de Cataluña, en el que destaca la huelga del 19 de la Canadiense, una industria estrategia, suministradora eléctrica de Barcelona. Este es el punto de partida de la radicalización, que se ve en una violencia social fomentada por la patronal social y respondido por los anarquistas, también con violencia. Surgen nuevos problemas de carácter violento como el pistolerismo, los asesinatos de presidentes de sindicatos de anarquistas y de figuras empresariales,… Al mismo tiempo que suceden estas cosas, comienzan a aparecer también sindicatos libres, es decir, sindicatos constituidos por los trabajadores.
El partido comunista de España (PCE) surge como consecuencia de la consolidación de Rusia y la constitución de la III internacional. Se trata de una escisión del partido socialista y va a ser un partido minoritario hasta la Guerra Civil. Se va a crear un situación de crisis, que es aprovechada por Primo de Rivera para dar un golpe de Estado (El golpe de Estado de 1923). Este golpe de Estado no origina una reacción contraria.

LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA (1923-1933)
La dictadura de primo de rivera comienza en septiembre del 23. Se corta de esta manera la etapa política de la restauración y se da el comienzo de una dictadura que dura diez años. Primo de Rivera va a contar con el apoyo de Alfonso XIII y además la escasa oposición al golpe militar va a ayudar al general y se pone de manifiesto el descontento de la sociedad respecto a la restauración. Esta dictadura se presenta como un sistema regeneracionista. Hay una primacía de lo militar en la vida política.
Rasgos generales:


  • Se trata de un sistema dictatorial y por lo tanto se suprimen muchas libertades. Se crea un partido único (unión patriótica)

  • Coincide en el 23 con la subida al poder de Musolini, que es el que incide en la creación de un sólo partido.

  • En el caso de Primo de Rivera no se da un pensamiento desarrollado. Pero está muy presente la idea de la eficacia; la creación de un gobierno que sea eficaz y que esté bien organizado. También destaca la idea de la autoridad; se defienden valores como el orden, la ley, la autoridad,…

  • Defiende abiertamente la idea del nacionalismo español.

  • Defiende también los valores tradicionales: religión católica, familia y orden.

En esta dictadura se dan dos etapas:




  • La primera etapa (1923-1925). El gobierno está formado por militares.

  • La segunda etapa (1925-1929). El gobierno está formado por civiles. En la segunda etapa se busca la estabilidad del régimen dictatorial. Un proyecto que se intenta para esa estabilización es la creación de una constitución, que ampare el régimen dictatorial, pero hay elementos que no permiten que se realice este proyecto:

    • Uno va a ser la creciente oposición al régimen dictatorial

    • Otro va a ser al crisis de los diferentes sectores que habían apoyado a Primo de Rivera y que le van quitando ese apoyo, ya que creen que con el no va a poder haber un sistema político estable. Los sectores del ejército comienzan a mostrar su desagrado públicamente y se comienza a manifestar una gran oposición por parte de los republicanos y de los socialistas.

Los partidos republicanos creen que se está produciendo un desgaste de la monarquía, ya que esta se ve asociada a la dictadura. El apoyo a Primo de Rivera por parte de Alfonso XIII va a hacer que la monarquía decaiga y la sociedad comience a apoyar a los partidos democráticos o a los republicanos. Los partidos dinásticos no existen como tales, pero estos también sufren un deterioro por su apoyo a la monarquía.


Se van a dar formas de gobierno con elementos que después van a reaparecer en el régimen franquista. Uno de estos elementos es el estilo del gobierno; se trata de un gobierno dictatorial, de carácter personalista. Un elemento presente también durante las dos dictaduras va a ser la mentalidad militar de los dos mandatarios, que se va a reflejar en el gobierno. Tanto en la dictadura de Primo de Rivera, como en la de Franco el concepto de eficacia va a ser muy importante; se subraya la idea de que lo importante no es e l pensamiento, sino una gestión eficaz del gobierno. Se cree que si el gobierno consigue generar riquezas, la población va a apoyar al gobierno.
El último mes de 1929, se produce la dimisión de Primo de Rivera; éste se ve obligado a dejar el cargo, ya que el Rey Alfonso XIII le retira su apoyo. Se da entonces una etapa intermedia, una etapa de transición hacia la república. Todavía en la dictadura llega al poder Berenguer, que hace un intento de marcha atrás, para volver al régimen de la restauración. De nuevo se repone el sufragio universal masculino, se restablece la constitución del 76,… Este intento es inviable, ya que la situación política y social ya demandaba un cambio político. Las formaciones políticas de la república comienzan a demandar el establecimiento de un sistema republicano como consecuencia del rechazo público hacia el régimen dictatorial y la monarquía. Se llega entonces al acuerdo de San Sebastián firmado por distintos partidos republicanos, que deciden derrocar la monarquía y la instauración de la república, es decir, se decide eliminar cualquier sistema que no apoye a la democracia.

II REPÚBLICA
En Abril de 1931 se el gobierno convoca elecciones municipales. La finalidad que persiguen estas elecciones es la de seguir reestableciendo un régimen de carácter restauracionista. Sin embargo, los partidos de la oposición van a dar un giro a esta finalidad y las van a convertir en una elección entre monarquía o república. Las elecciones se saldan con una victoria republicana, no en el número de concejales. Sino en núcleos urbanos más habitados. Esta victoria origina la salida de España del Rey Alfonso XIII y la instauración de la república. Lo que condiciona realmente la instauración de este régimen político es la movilización de las gentes, que después de las elecciones salieron a la calle para celebrar el triunfo republicano. Es entonces cuando Niceto Alcalá-Zamora encabeza el nuevo gobierno provisional.
La república supone una etapa democrática que intenta ser reformista. Los gobiernos van a ser elegidos democráticamente, lo que implica una distribución distinta del poder. Tanto los partidos socialistas, como los partidos obreros, tienen una fuerte representación en el gobierno.
Se intentan en este momento solucionar muchos problemas que habían sido largamente aplazados. La situación del ejército, de la mujer, los problemas del campesinado, las relaciones con la Iglesia, la organización del Estado,…
No se va a dar una sola república, sino que habrá diferentes experiencias gubernamentales. Se van a manifestar diferentes proyectos muy distintos unos de otros: reformismo democrático (se pretende introducir la democracia en la sociedad), reacción autoritaria (sectores de derechas que son favorables a un régimen autoritario) y la revolución social (comisiones obreras, anarquistas, sectores de izquierdas).
La república no va a lograr estabilizarse, ya que se va a encontrar con una fuerte oposición desde diferentes sectores como el ejército, la Iglesia o partidos de derechas. Además se ve rodeado de un entorno nacional e internacional muy complicado. En cuanto a la realidad internacional destacan las consecuencias producidas por el crack del 29, que provoca una situación de crisis económica. Se produce un ascenso de los partidos fascistas y totalitarios y se comienza a respirar en la sociedad un clima de crispación.
En la república se van a dar diferentes etapas. La primera es la etapa del

Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal