He dicho Escuela del Sur; porque en realidad, nuestro norte es el Sur. No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur



Descargar 20.14 Kb.
Fecha de conversión11.11.2017
Tamaño20.14 Kb.

Historia del arte Liceo 26 Prof. H. Mourigán

JOAQUÍN TORRES GARCÍA: “Nuestro norte es el sur”

(1874-1949)


"He dicho Escuela del Sur; porque en realidad, nuestro norte es el Sur. No debe haber norte, para nosotros, sino por oposición a nuestro Sur. Por eso ahora ponemos el mapa al revés, y entonces ya tenemos justa idea de nuestra posición, y no como quieren en el resto del mundo. La punta de América, desde ahora, prolongándose, señala insistentemente el Sur, nuestro norte.” Joaquín Torres García, Universalismo Constructivo, Bs. As. : Poseidón, 1941.

América, dibujo, tinta sobre papel. Colección privada de la familia del artista, 1946
http://lh6.ggpht.com/-emwukcibmye/ukwicmbzuii/aaaaaaaabpi/czrlxgczoh0/joaqu%2525c3%2525adn%252520torres%252520garc%2525c3%2525ada%252520-%252520am%2525c3%2525a9rica%252520invertida%25252c%2525201943_thumb%25255b1%25255d.jpg?imgmax=800

EL ARTISTA Y SU TIEMPO

Torres García se vinculó con los representantes de los movimientos renovadores en el Arte que integraron las llamadas Vanguardias artísticas de las primeras décadas del siglo XX. Éstas, en actitud provocadora, fueron contra las tradiciones procurando la libertad y la originalidad. Se publicaron manifiestos en lo que se atacaba a todo lo producido anteriormente, reivindicando y fundamentando nuevas posturas filosóficas, políticas, y estéticas ante el Arte. Surgen los “ismos”, tales como: Dadaísmo, Cubismo; Surrealismo, Expresionismo, Neoplasticismo y Constructivismo. entre otros.c:\users\hebert\desktop\mondrian.jpg




Mondrian, pintor holandés, Neoplasticismo, “Composición”
Torres García estudia pintura en Barcelona, conoce a Picasso y al arquitecto Antonio Gaudí. En 1921 vive en Nueva York, queda profundamente impresionado por el ritmo vertiginoso de la gran ciudad. En 1926 se instala en París. En 1928 se vincula con Mondrian y Van Doesburg, fundadores y teóricos del neoplasticismo a partir de esto comienza a introducir en sus cuadros las ortogonales que irá desarrollando a lo largo de su vida, incorporando pinceladas con trazos anchos y negros.

Cuando regresa a Montevideo en 1934 ya tenía clara cuál era su misión y cuál sería su mensaje: crear una escuela de arte en el sur de América. A partir de entonces, fundó la Asociación de Arte Constructivo (1935), publicó la revista Círculo y Cuadrado (1936-1943), dio numerosas charlas y conferencias, dictó clases en la Universidad y en el SODRE. En 1944, creó el Taller Torres García. Trabajador incansable, no dejó nunca de pintar y realizó numerosas exposiciones, al tiempo que expresaba sus ideas en varios libros sobre arte y estética, como Estructura (1935), Universalismo constructivo, contribución a la unificación del arte y la cultura en América (1944) y Mística de la pintura (1947).

CLAVES PARA COMPRENDER SU OBRA

El “arte constructivo” es para Torres García un arte basado en figuras geométricas (cuadrados, rectángulos, triángulos), utilizando los colores básicos. El artista definió su pintura como una superficie organizada en sección Áurea, en la que todas las partes se relacionan entre sí y con el todo. El rechazo de la perspectiva tradicional y el uso de la bidimensionalidad, que evocan las formas del arte primitivo y egipcio, facilitan la comprensión de su mensaje plástico. Para Torres García el arte no debe copiar la naturaleza, pero tampoco debe negarla. Es por lo tanto un arte figurativo que busca el equilibrio, la armonía, el orden ideal a través de la sección Áurea.

Torres García fue uno de los pocos pintores uruguayos que incursionó en la teoría del arte, en su libro Universalismo Constructivo define a la sección Áurea en estos términos: “Al trazar nuestros diseños, no hemos tenido en cuenta la dimensión de los objetos tal como están relacionados en la realidad (aquí pueden ser de igual tamaño una botella y un hombre), porque esta dimensión relativa (real) no nos interesa. Nos interesa o puede interesarnos si la dimensión marca jerarquía; es decir, si tiene significado; pero sobre todo, la dimensión nos interesa como proporción. De ahí que conviene que el dibujo sea planista (geometral) a fin de que todo pueda medirse y así establecer relaciones armónicas. No nos importa la deformación, porque ya hemos cortado con el orden normal para ponernos en un orden estético. El artista opera con formas y no con cosas, porque lo que él está haciendo es un ordenamiento plástico, y no la reproducción de un aspecto natural. Nuestro sistema de proporciones se basa en la llamada sección áurea (el segmento dividido en media y extrema razón) y que, en números es esto, y para que lo entienda: a/b=b/(a+b).Dicho de otra manera más simple, se reduce a esto: A es a B, como B es a C. Numéricamente, la proporción es: 0,618 = 1/(1+0,618) ….”sección áurea

En Torres García las figuras reconocibles de la realidad se transforman en símbolos universales, su pintura tiene un carácter metafísico. Sus símbolos son permanentes, el pintor buscó un arte eterno, que no renegara del pasado, tratando de encontrar imágenes que trascendieran las épocas. Entre sus cuadros, muchos de ellos premiados, deben mencionarse Un puerto (1941), Naturaleza muerta (1941), Mentón (1944) y Sala de espera (1946).

Según Raquel Pereda: “(…) no son de destacar otros aportes plásticos coincidentes con la curiosidad innata de Torres García hacia todas las formas plásticas, con mayor incidencia aquellas que tiendan a dar cuenta de estos ideales de universalidad que traduzcan las fuerzas cósmicas y revelen la armonía e interrelación existente entre la tierra, mundo del ser humano y el cosmos ilimitado de donde procede la fuente energética vital. Su idea de lo absoluto y universal lo lleva a la búsqueda de la esencia, las ideas. Sus dibujos se transforman en símbolos y signos buscando desde su pintura la metafísica. El arte está al servicio de la razón y del orden cósmico y su armonía. Sus esculturas en madera lo acercan a la simplificación que busca. Se parte de la realidad exterior como referencia, pero se la reconstruye de acuerdo a una estructura, a través de símbolos universales, con un sentido del ritmo y siguiendo la proporción áurea. El respeto por la regla áurea constituía lo esencial de su equilibrio. El conocimiento y utilización de esta medida se remonta a la mayor antigüedad. Es la misma relación que se descubre en la naturaleza. (…)No es un secreto, pero si un gran misterio. Esa proporción matemática que rige el universo, al trasladarse a la tela, permite representar algo del maravilloso equilibrio que rige en el mundo de lo natural.”
Raquel Pereda, Torres García, Edición Fundación Banco de Boston, Montevideo, 1991, p.128

Torres García empleó signos para evocar la relación con la naturaleza a partir de una idea y su imagen mental:

los símbolos realizan, dentro de cierta medida, el ideal de la antigua y popular interpretación de los sueños [...] el artista es un creador de símbolos [...] La forma simbólica es, no solamente algo dentro de la estructura racional, sino aún del alma y de la materia [...] Este lenguaje simbólico, viviente y bien real, es el más profundo y concreto que pueda expresar el arte, y fue el lenguaje del arte de la antigüedad y de los mal llamados salvajes [...] habría que volver a este arte pasando del símbolo intelectual al símbolo mágico... “Torres García, 1941

c:\users\hebert\desktop\tgarcia.jpg

El sol hace referencia al cosmos, el número cinco al pentámetro ideal, el corazón hace referencia a las emociones humanas, el ancla a la esperanza, a la salvación, la balanza al equilibrio y a la justicia.

ACTIVIDAD

1- Determina con palabras claves las características formales de la pintura de Torres García. Intenta hacer lo mismo con sus intenciones estéticas.

2- Durante la visita al Museo, confecciona un inventario con los símbolos que aparecen en la obra del pintor (además de los mencionados en la ficha de lectura). Busca luego en la web el significado que le asigna el pintor.

Un símbolo puede definirse como la “representación subjetiva de un objeto o de una idea”, selecciona dos símbolos utilizados por Torres e indica que representan para ti.

3- A partir de la observación de los edificios principales de la plaza Matriz, realiza un inventario de los símbolos que aparecen, selecciona dos y busca su significado.

4- Busca información sobre las vanguardias pictóricas de las primeras décadas del siglo XX y responde: ¿En qué aspectos la obra de Torres García es vanguardista?



5- Relaciona la pintura de Torres García con el concepto de metafísica. Consulta a tu profesora de Filosofía para encontrar las claves de la respuesta.

.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal