Guía para la Elaboración de las Actas de Informes de Gestión



Descargar 1.93 Mb.
Página2/32
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño1.93 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32

Asia, Oceanía, África y Medio Oriente

Durante los 8 años de gobierno se realizó un arduo trabajo con el fin de diversificar la agenda de la política exterior y fortalecer las relaciones bilaterales con socios tradicionales y no tradicionales de Asia, África y Oceanía.


Esto se logró a través de la apertura de misiones diplomáticas y consulares colombianas; la realización de visitas de alto nivel y de reuniones de los mecanismos de consultas políticas; y la firma de acuerdos, tratados, convenios y memorandos de entendimiento, que permitieron el relacionamiento y la articulación con estos países en diversas áreas como comercio, inversión, cooperación y libre movilidad a través de la exención del requisito de visado.
Con socios tradicionales como China, Corea y Japón, se fortalecieron las relaciones bilaterales mediante la realización de visitas periódicas de doble vía; la consolidación de un portafolio de cooperación importante; la firma de acuerdos sobre diversos tópicos de interés compartido y el énfasis en el mejoramiento de las relaciones comerciales y de inversión.
De otra parte, con la ampliación de su presencia institucional en Asia, Colombia ha construido una agenda variada que permite consolidar su posicionamiento en la región con socios no tradicionales, tales como Australia, Nueva Zelanda, Filipinas, India, Indonesia, Malasia, Singapur, Tailandia y Vietnam.
Igualmente, la apertura de misiones diplomáticas en África y Medio Oriente, en Marruecos, Argelia, Ghana y Emiratos Árabes Unidos, ha permitido diversificar la agenda y afianzar vínculos comerciales, de inversión, cooperación y turismo.
Se ha impulsado un proceso de reuniones interinstitucionales para facilitar la apertura de mercados para productos colombianos e identificar oportunidades de comercio e inversión con la estrategia de cooperación Sur-Sur.
En asuntos culturales, a través del programa ELE-FOCALAE y de la iniciativa ELE ASIA, en 6 años más de 300 guías turísticos, periodistas y estudiantes han venido a Colombia para aprender español. Además, mediante la iniciativa de Diplomacia Deportiva impulsada por la Cancillería, jóvenes en situación de vulnerabilidad han realizado intercambios deportivos a diferentes países de Asia y Oceanía.
En asuntos culturales, a través del programa ELE-FOCALAE y de la iniciativa ELE ASIA, decenas de personas han venido a Colombia para aprender español. Además, mediante la iniciativa de Diplomacia deportiva impulsada por la Cancillería, jóvenes en situación de vulnerabilidad han realizado intercambios deportivos a diferentes países de Asia y Oceanía.
Gracias a los logros de la estrategia interinstitucional para abordar los Travel Warning, se registra una notable mejora de los mapas de riesgos, lo que potencializa el turismo y la inversión en Colombia de países como Australia, Corea y Japón.
En torno a las visas, culminaron las negociaciones de los Acuerdos de exención mutua para pasaportes diplomáticos, oficiales/especiales y de servicio con varios países: Argelia, en 2013; Tailandia, en 2013; Egipto, en 2015; Ghana en 2015; Myanmar en 2016; y Camboya en 2017.
Finalmente, se apoyaron las gestiones para el avance en los procesos de admisibilidad de productos colombianos en todas estas regiones, entre los que se destacan las aperturas de mercados para la pitahaya en Corea y Japón; la quínoa en India; el banano en China; y la carne bovina en China, Emiratos Árabes Unidos, Líbano y Egipto; entre otros.
De igual modo se institucionalizó una estrategia de articulación de las entidades del sector comercio —ICA, INVIMA, ProColombia, Ministerio de Agricultura, Ministerio de Comercio, ANDI—, que busca favorecer la convergencia de acciones y la interlocución interinstitucional en pro de los objetivos de la política exterior.
1.6. Promoción de Colombia en el exterior a través de la cultura, educación y el deporte
En el marco de la política exterior colombiana, la diplomacia cultural se ha establecido como herramienta estratégica para fortalecer las relaciones internacionales y mejorar la percepción del país en el exterior, logrando posicionar una imagen de país moderno, innovador, rico en ideas y creatividad, comprometido con la inclusión social y la convivencia pacífica.
Desde 2010, hasta el 31 de marzo de 2018 se han realizado 1.971 actividades culturales, académicas y deportivas de promoción de Colombia en el exterior, llegando en promedio a más de 60 países, anualmente.
En relación con la diplomacia deportiva y cultural con enfoque social, 1.596 jóvenes han sido beneficiarios de intercambios deportivos y culturales, en diferentes disciplinas, como rugby, atletismo y voleibol, entre otras, con lo que se busca aportar a la prevención del reclutamiento de menores por parte de grupos armados ilegales y favorecer la inclusión social, la convivencia pacífica y el diálogo intercultural.
En la Alianza del Pacífico, Colombia estableció con Chile, México y Perú una plataforma de movilidad académica que ha lanzado dos convocatorias de becas. En estas convocatorias, 563 estudiantes colombianos han sido beneficiados por el programa de becas.
Las comisiones mixtas de cooperación técnica y cultural han sido uno de los mecanismos que ha permitido fortalecer el trabajo a nivel bilateral en cultura, educación y deporte, a través de la cooperación y el desarrollo de programas, así como del seguimiento a los compromisos adquiridos.
Desde 2010 a la fecha, se han realizado reuniones con Argentina, Brasil, Bolivia, Corea, Costa Rica, Chile, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Uruguay, entre otros. En el marco de estos encuentros se realizó la aprobación de proyectos y la firma de acuerdos en cultura, deporte y educación.
En materia de lucha contra el tráfico ilícito de bienes culturales, se han realizado diversas acciones con el fin de brindarle al país instrumentos para proteger el patrimonio cultural. En este campo, se han negociado y firmado convenios con China, Argentina, El Salvador, Honduras, México y Francia.
En mayo de 2012, el presidente Juan Manuel Santos firmó el instrumento de adhesión al Convenio de UNIDROIT sobre bienes culturales robados o exportados ilícitamente, que servirá para complementar los mecanismos para la defensa del patrimonio cultural, establecido por la Convención de UNESCO sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importación, la exportación y la transferencia de propiedad ilícita de bienes culturales de 1970.
Con el fin de promover a Colombia como campus de enseñanza del español como lengua extranjera, se han realizado cursos de español como lengua extranjera para funcionarios y diplomáticos de los gobiernos de Azerbaiyán, Barbados, Ghana, Granada, Guyana, Jamaica, Kazajistán, Surinam y Vietnam, entre otros, y se ha formado en español a guías turísticos y estudiantes de pregrado y posgrado de los países de Asia del Este miembros del Foro de Cooperación América Latina y Asia del Este (FOCALAE) y de otros países de Asia como India, Nepal y Bután.
1.7. Asuntos Jurídicos Internacionales
Desde el año 2014, se cuenta con el software de Nacionalidad, conocido como Sistema Integral de Trámites al Ciudadano (SITAP), implementado en cumplimiento de la política de “Gobierno en Línea”, para el procesamiento automático de trámites de adquisición de la nacionalidad colombiana, por adopción, de renuncia y recuperación de la misma, con el propósito de lograr economía, celeridad y eficiencia en la gestión y en la prestación de sus servicios.



  • Medidas adoptadas en materia de naturalización, con ocasión de la crisis presentada en la frontera con Venezuela


Ante la crisis producida por el cierre de frontera en agosto de 2015, el Gobierno nacional expidió el Decreto 18141 de 2015 para el otorgamiento de la nacionalidad colombiana por adopción a nacionales venezolanos, mediante trámite especial, para favorecer la unificación familiar de los afectados por las medidas de deportación adoptadas por el Gobierno venezolano.
El Ministerio de Relaciones Exteriores otorgó la nacionalidad colombiana por adopción mediante este procedimiento excepcional, logrando con ello la reunificación familiar de 387 familias colombo-venezolanas, durante el período 2015-2018, así:


Año

Número de Resoluciones de Inscripción

2015

24

2016

304

2017

48

2018*

11

TOTAL

387

*Con fecha de corte al 13 de junio de 2018

Implementación a nivel interno de la “Convención para reducir los casos de Apatridia de 1961”
En materia de apatridia se debe resaltar la adhesión del Estado colombiano, en agosto de 2014, a la “Convención para reducir los casos de Apatridia de 1961”, aprobada mediante la Ley 1588 del 19 de noviembre de 2012, en cumplimiento de la Acción número 9 del Plan de Acción Mundial para acabar con la Apatridia y el Plan de Acción de Brasil.


  • Suscripción y perfeccionamiento de tratados

El Ministerio de Relaciones Exteriores participó y/o emitió concepto en el marco de la negociación y suscripción de 252 tratados, con un total de 96 sujetos de derecho internacional —Estados u Organizaciones Internacionales—, durante el periodo 2010-2018.


De estos instrumentos, 212 fueron suscritos en el ámbito bilateral —Estados—, y estuvieron dirigidos a la diversificación de la agenda de la política exterior y al fortalecimiento de las relaciones bilaterales con los socios tradicionales —como el continente europeo— y no tradicionales —como el continente asiático—.
Por su parte, 40 tratados fueron de carácter multilateral, mediante los cuales se consolidó la presencia y posicionamiento de Colombia en instancias globales, como las Naciones Unidas, y regionales, como Alianza del Pacífico.
Así mismo, se destaca la entrada en vigor de 174 tratados, los cuales versan principalmente sobre temas de cooperación internacional, exención de visado, cooperación judicial, materias comerciales —TLCs, APPRIs, ACEs— y materias tributarias —ADTs e intercambio de información tributaria—.


  • Biblioteca Virtual de Tratados

En este periodo, se resalta la construcción de la primera Biblioteca Virtual de Tratados, mediante la cual cualquier entidad, organización, institución académica, y, en general, todo el público interesado, puede consultar información relevante y actualizada de los tratados suscritos y vigentes para la República de Colombia. Esta herramienta, está integrada por 2.670 instrumentos bilaterales y multilaterales desde el año 1823.




  1. COLOMBIA EN LOS ESCENARIOS GLOBALES, MULTILATERALES, REGIONALES Y SUBREGIONALES




    1. ASUNTOS AMBIENTALES




      1. Biodiversidad

La Cancillería ha consolidado, coordinado y presentado la posición de Colombia en los diferentes escenarios multilaterales en matera de biodiversidad, de los cuales el país hace parte de los siguientes: i) la Convención sobre Diversidad Biológica, ii) el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, iii) la Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), y iv) la Convención Ramsar sobre Humedales de Importancia Internacional.


En el marco de la Convención sobre Diversidad Biológica, Colombia a través de Cancillería, copresidió junto con el Reino de los Países Bajos el proceso de negociación del Protocolo Suplementario de Nagoya, Kuala Lumpur, sobre responsabilidad y compensación, suplementario al Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la biotecnología, el cual entrará en vigor en noviembre de 2018. Este instrumento busca atender los daños eventuales que se deriven del movimiento fronterizo de organismos vivos genéticamente modificados y definir medidas de responsabilidad y compensación.
Adicionalmente, Colombia asumió la representación regional de América del Sur en la Convención sobre el Comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), para el período 2013-2016, y en la Convención Ramsar sobre Humedales de Importancia Internacional, para el período 2015-2018. Por otra parte, en el marco de esta Convención, la Cancillería acompañó el proceso de designación del Complejo de Humedales de la Estrella Fluvial y los Lagos del Río Tarapoto como sitios Ramsar de importancia internacional.
El país está hoy, más que nunca, comprometido con el cumplimiento de los acuerdos internacionales adquiridos en materia de biodiversidad. El 14% del territorio nacional, aproximadamente 30 millones de hectáreas, está hoy bajo alguna figura de protección; el 13.7% del territorio es área marina protegida, superando el compromiso internacional de la Convención de Diversidad Biológica, que estipula un 10% del territorio de cada país.
Adicionalmente, se han declarado 7 humedales como sitios Ramsar de importancia internacional, reiterando el compromiso adquirido con la Convención Ramsar sobre Humedales. Sumado a esto, se han logrado avances importantes en la protección de ecosistemas vitales, logrando delimitar más de 30 páramos.

Por otra parte, Colombia, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y de Cancillería, participó activamente en la elaboración del Plan Estratégico de las Naciones Unidas para los Bosques 2017-2030 en el marco del Foro de Naciones Unidas sobre los Bosques. Este Plan contiene un marco mundial para ordenar sosteniblemente los bosques y árboles fuera de los bosques, detener y revertir la deforestación y la degradación de los bosques y aumentar la superficie forestal, además de ser una hoja de ruta para orientar las contribuciones relacionadas con los bosques en la aplicación de la Agenda 2030 y los distintos tratados en temas ambientales.


Desde 2017, Cancillería ha asumido un rol de liderazgo impulsando el diálogo entre los países de la región con miras a avanzar en la articulación de esfuerzos entre los Países Miembros del Tratado de Cooperación Amazónica. El objetivo es alcanzar la construcción e implementación de estrategias y actividades que fortalezcan y mantengan la conectividad ecosistémica entre los Andes, el Amazonas y el Atlántico. Con esto, Colombia busca garantizar la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, proponer soluciones innovadoras al cambio climático, contribuir a la conservación del ciclo hídrico y al bienestar de las comunidades, y cumplir los Acuerdos Internacionales Ambientales y de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.


      1. Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente

Colombia ha participado activamente en el fortalecimiento del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y de su mecanismo de gobernanza en los últimos ocho años. En 2012, en la Conferencia de Río +20, el órgano de gobernanza del PNUMA pasó de tener 58 miembros a ser una Asamblea de composición universal en la que pueden participar los 193 Estados Miembros de Naciones Unidas y los Estados Observadores.


Desde ese entonces Colombia, a través del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y Cancillería, ha participado activamente en las tres sesiones que se han realizado de la Asamblea de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (2014, 2016 y 2017), desde donde ha contribuido significativamente en las discusiones sobre problemáticas emergentes ambientales con alcance global, ejerciendo un fuerte liderazgo. En la Tercera Asamblea, realizada en 2017, la Embajadora de Colombia en la Misión Permanente ante el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, facilitó las negociaciones de algunas resoluciones. Adicionalmente, Colombia estuvo encargado de la representación del Grupo de Países de América Latina y el Caribe en el equipo facilitador y de preparación de la Asamblea.
En 2016 Colombia, en calidad de presidente del Foro de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe, y a través del Ministerio de Ambiente y Cancillería, hospedó, por primera vez, la XX Reunión del Foro de Ministros. En esta plataforma de diálogo de la Región se revisan los temas más relevantes de la agenda ambiental regional y mundial y se acuerdan acciones conjuntas que articulen las políticas ambientales y de desarrollo sostenible. El evento culminó de forma exitosa con la adopción de la Declaración de Cartagena, y de diez decisiones en temas de océanos, biodiversidad, químicos y desechos, educación ambiental, cambio climático, desarrollo sostenible, entre otros. Asimismo, en 2017 Colombia hospedó en la Cancillería la Reunión Intersesional del Foro de Ministros en la cual se revisaron los avances en la implementación de las decisiones acordadas en 2016 y se discutió sobre las prioridades de la Región con miras a la participación en la Tercera Asamblea de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente.


      1. Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación

Colombia en tanto Estado parte, a través de la Cancillería, ha participado activamente y con un perfil de liderazgo en las negociaciones de esta Convención y se ha beneficiado de programas de cooperación y asistencia técnica.


En materia de representaciones, Cancillería ha sido también designada para ejercer la presidencia del naComité Ejecutivo Regional (2013-2015), la representación regional de América Latina y el Caribe ante el Buró de la COP12 (2015-2017) y logró obtener la representación regional ante el Buró del Comité de Ciencia y Tecnología de la Convención (2017-2019). Además, el país hizo parte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre seguimiento a los resultados de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Rio+20) y del Grupo Intergubernamental de Trabajo sobre el Marco Estratégico Futuro de la Convención, el cual estableció la nueva Estrategia de la Convención para los años 2018 a 2030.
En cuanto a asistencia y cooperación, gracias a la participación y proactividad de Cancillería en los diferentes espacios, Colombia fue seleccionado como país piloto para implementar un ejercicio de indicadores de impacto de desertificación, otro más para el mejoramiento de sistemas de alerta temprana de sequía y se benefició del Programa de Establecimiento de Metas Voluntarias de Neutralidad de la Degradación de la Tierra. En el marco de este programa, y a partir de un trabajo coordinado multisectorial e interinstitucional, se definieron ocho metas nacionales a alcanzarse en el 2030 que buscan evitar de manera significativa el incremento de la extensión de tierras degradadas en el país.


      1. Convenciones en materia de sustancias químicas y desechos

El Convenio de Basilea sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de Desechos Peligrosos y su Eliminación, tuvo su Décima Conferencia de las Partes (COP 10) hospedada por Colombia entre el 17 y 21 de octubre de 2011, en la ciudad de Cartagena. La COP 10 fue la segunda reunión de este órgano del Convenio que se realiza en un país de América Latina y el Caribe. Asimismo, es la primera vez que Colombia fue sede de una reunión ordinaria de una COP de un acuerdo multilateral ambiental de carácter global.


Como un hecho sin precedentes, bajo la presidencia de Colombia en cabeza de la entonces Directora de Asuntos Económicos, Sociales y Ambientales, Dra. Paula Caballero, la COP adoptó una decisión con la que se resolvió una discusión de más de 15 años sobre la interpretación del artículo 17 para adoptar la enmienda de prohibición y se adoptó la Declaración de Cartagena sobre la prevención, minimización y recuperación de desechos peligrosos. Estos resultados hicieron que el Director Ejecutivo del PNUMA llamara a esta COP el “Milagro de Cartagena” y cuyo legado aún sigue vigente.

El Convenio de Rotterdam sobre el procedimiento de consentimiento fundamentado previo aplicable a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de comercio internacional, ha sido de gran importancia para el país. Cancillería ha promovido activamente mecanismos para mejorar su efectividad y cumplimiento.

En 2016, Cancillería, con el aval de las entidades nacionales correspondientes, presentó una propuesta ante el 12º Comité de Revisión de Químicos para incluir el carbofurán en el anexo III del Convenio como una de las sustancias que debía ser objeto de la aplicación del procedimiento de consentimiento fundamentado previo. La propuesta fue aceptada y presentada en la COP del Convenio, siendo aprobada para listado por consenso de las Partes. Es de resaltar que es la primera vez que el país lleva a cabo este tipo de iniciativas.

El Convenio de Minamata sobre Mercurio se adoptó en Kumamoto, Japón el 10 de octubre de 2013 y desde ese momento Colombia gestionó el proceso de ratificación a través del Congreso de la República. El 21 de marzo de 2018, el Convenio fue aprobado por el Congreso de la República y avanza en su proceso de ratificación ante las instancias requeridas para poder participar como país Parte en los procesos de toma decisión de la Segunda Conferencia de la Partes en noviembre de 2018.

Cabe resaltar que durante las negociaciones para la adopción del Convenio de Minamata, Colombia mantuvo la posición de que éste no estableciera la eliminación del uso del mercurio en la minería artesanal y a pequeña escala, al ser considerada como una actividad de subsistencia en muchas regiones de Colombia. De esta manera, el país logró que en el Convenio se estableciera la obligación para los países donde existe minería artesanal y a pequeña escala, de implementar un Plan de Acción Nacional que contemple actividades para avanzar en la disminución del uso, de las emisiones y liberaciones del mercurio, formalización o reglamentación y estrategias de salud pública.
En paralelo, Colombia ha posicionado su liderazgo en la implementación de las obligaciones internacionales en la materia al incorporar en su ordenamiento jurídico herramientas adicionales y complementarias para la solución de la problemática del mercurio en Colombia.

En cumplimiento al objetivo principal del Convenio de Minamata, el Congreso de la República expidió la Ley 1658 del 15 de julio 2013, “por medio de la cual se establecen disposiciones para la comercialización y el uso de mercurio en las diferentes actividades industriales del país y se fijan requisitos e incentivos para su reducción y eliminación y se dictan otras disposiciones”, la cual establece entre otras medidas, la erradicación del uso del mercurio en todo el territorio nacional, en todos los procesos industriales y productivos en un plazo no mayor a 10 años y para la minería en un plazo máximo de 5 años.

Adicionalmente, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible formuló, junto con varias entidades del gobierno, el “Plan Único Nacional de Mercurio”, con el objetivo de desarrollar acciones que cumplan con la Ley y se constituyan en una aplicación temprana del Convenio de Minamata.

El Protocolo de Montreal relativo a las Sustancias que Agotan la Capa de Ozono (SAO), es uno de los tratados multilaterales más exitosos, ya que cuenta con medidas adoptadas por los Estados Parte para la eliminación progresiva de la producción y el consumo de SAO, lo que ha permitido detener el deterioro de la capa de ozono.


Colombia ha estado comprometida con la eliminación de la producción y el consumo de las sustancias agotadoras de la capa de ozono a través de la coordinación de la Unidad Técnica de Ozono que ha contado con el apoyo permanente del Fondo Multilateral del Protocolo de Montreal. Gracias al trabajo continuo de la institucionalidad colombiana, en el año 2010 Colombia eliminó por completo los cloroflurocarbonos (CFC) constituyéndose en el primer gran logro del país en el cumplimiento de sus obligaciones frente al Protocolo de Montreal.
Desde 2011, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible a través de la Unidad Técnica Ozono viene implementado la primera y segunda etapa del Plan de Gestión para la Eliminación del Consumo de Hidroclorofluorocarbonos (HCFC) cuya meta es alcanzar la eliminación del 65% del consumo de estas sustancias en el año 2021, y de acuerdo al cronograma del Protocolo de Montreal, llegar a su eliminación total en el 2040.
Se esperaba que para 2015, Colombia alcanzara la eliminación del 10% del consumo de estas sustancias. Para esta fecha, el país no sólo lo había logrado, sino que había superado con creces la meta, llegando a un 24% de reducción. En el 2016 ya la cifra alcanzaba un 36%. Estos números demuestran la efectividad de las acciones emprendidas por Colombia y su compromiso con lo establecido en el Protocolo de Montreal.
En noviembre de 2015, después de superar casi una década de negociaciones preliminares y polarización frente a la posibilidad de incluir una enmienda para la reducción de consumo de los Hidrofluorocarbonos (HFC), el máximo órgano decisorio del Protocolo logró acordar una hoja de ruta con el objetivo de incluir dicha enmienda en el Protocolo.
Durante el proceso de negociación en 2016, Colombia se destacó como uno de los países más ambiciosos de la región e hizo parte de la Coalición por la Alta Ambición. Basándose en las ventajas y oportunidades que se derivarían para el país de la inclusión de los HFC bajo el Protocolo, y en particular en que una enmienda en ese sentido nos permitiría acceder a recursos y a transferencia de tecnología para reemplazar o evitar el uso de los HFC, la delegación nacional apoyó vocalmente la iniciativa de la enmienda y trabajó arduamente en la construcción de acuerdos para lograr dicho objetivo.
Finalmente, y luego de intensas negociaciones, el 15 de octubre de 2016 en Kigali, Ruanda, los representantes de los 197 Países Parte del Protocolo adoptaron la quinta enmienda, la cual tiene como objetivo reducir gradualmente el uso de los HFC. Se espera que la enmienda entre en vigor el primero de enero de 2019, siempre y cuando se hayan depositado al menos 20 instrumentos de ratificación.
Con el fin de avanzar en el proceso de ratificación, el 16 de marzo de 2018 se radicó ante el Congreso de la República la exposición de motivos y el proyecto de ley “Por medio de la cual se aprueba la «Enmienda de Kigali al Protocolo de Montreal».



      1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal