Guía de Indice (Términos de referencia del estudio)



Descargar 1.14 Mb.
Página3/15
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño1.14 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15

Fuente: Departamento de Insumos Agrícolas, MAG.
De acuerdo con los registros de exportación suministrados por PROCOMER para 1998, el país exportó: 312.14 T.M. de insecticidas, 1047.77 T.M. de funguicidas, 1 573.79 T.M. de desinfectantes y 20.63 T.M. de otros sin clasificar.
Estos datos están registrados en TM de producto formulado. Además ya fueron excluidos de los datos de importación presentados anteriormente.


B. Manejo, almacenaje, transportación, reventa

y distribución de plaguicidas

1. Componentes reglamentarios: políticas gubernamentales de reglamentación y prácticas industriales para la recepción, transporte y almacenaje antes de la reventa.


Para la importación de plaguicidas se requiere de una licencia tramitada ante el Banco Central de Costa Rica, el cual autoriza los pagos al exterior. También, debe solicitarse una aprobación de desalmacenaje al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y gestionarse una póliza de desalmacenaje en las agencias aduanales. Además, es requisito para el importador registrar el producto en el Departamento de Insumos Agrícolas de la Dirección de Protección Fitosanitaria del MAG.
Ese Departamento cuenta con el Programa de Registro y Control de Calidad en donde se inscriben los agroquímicos para la comercialización en el país, así como las compañías dedicadas a importar, formular, comercializar y distribuir plaguicidas. El Programa se encarga de la emisión de certificados de registro y libre venta; también genera las estadísticas de importaciones de agroquímicos, poniendo a la venta en forma digital los listados de plaguicidas, fertilizantes y volúmenes de importación. Existen 4 466 productos registrados entre los cuales hay coadyuvantes, plaguicidas, materias primas, productos biológicos y productos orgánicos.
Dentro del mismo Departamento, existe otro Programa de Equipo y Fiscalización responsable de la supervisión de bodegas, agroservicios, almacenes, aeropuertos, heliopuertos, fumigación aérea y, registro, desalmacenaje, prueba y evaluación de equipos. No fue posible que ese Departamento suministrara información sobre localización de aeropuertos y bodegas en el Caribe, tampoco de las formuladoras de agroquímicos existentes. Se dispone de siete inspectores encargados de recorrer todo el país y controlar el cumplimiento del Reglamento sobre Registro y Control de Plaguicidas Agrícolas y Coadyuvantes No. 24337; las inspecciones se anotan en Hojas de Visita y luego se guardan en una base de datos. Las anomalías encontradas son informadas al Ministerio de Salud.
También el Departamento de Insumos Agrícolas tiene un laboratorio para análisis de residuos y control de calidad de agroquímicos. Se muestrea en los puertos de entrada, en las formuladoras nacionales, centros de reempaque y reenvase de plaguicidas, en las ferias del agricultor, centros de acopio de productos agrícolas, fincas y empacadoras. Así mismo, atendiendo a denuncias o a solicitud de venta de servicios, el laboratorio analiza muestras de agua y de suelos.
Regulación del manejo de plaguicidas
La Ley General de Salud en sus artículos 239 y siguientes denominados “Deberes y restricciones a que quedan sujetas las personas en sus acciones y operaciones relativas a sustancias tóxicas y peligrosas”, establece que ninguna persona natural o jurídica podrá importar, fabricar, manipular, almacenar, vender, transportar, distribuir o suministrar sustancias o productos tóxicos y sustancias, productos u objetos peligrosos de carácter radiactivo, comburente, inflamable, corrosivo, irritante u otros declarados peligrosos por el Ministerio, con riesgo a la vida o daño a la salud o vida de las personas y sin sujeción estricta a las exigencias reglamentarias del Ministerio.
A tal efecto deben de cumplirse las disposiciones reglamentarias del Ministerio de Salud. Toda persona que realice cualquiera de las actividades anteriores, debe velar por que tales operaciones se ejecuten en condiciones que eliminen o disminuyan el riesgo para la salud de las personas y animales. Por último, el Ministerio de Salud puede negar el permiso para importar, fabricar, comerciar o suministrar sustancias tóxicas y al respecto se le otorga la potestad de tomar ciertas medidas como los decomisos (Art. 252 de la Ley), etc. En este sentido, como parte del proceso de registro que luego se explica con detalle, Salud tiene la potestad de denegar el registro de un plaguicida en atención a su ámbito de competencia, es decir la protección de la salud humana.
Por su parte la Ley de Protección Fitosanitaria prevé como uno de sus objetivos la regulación del uso y manejo de sustancias químicas, biológicas y afines y equipos para aplicarlas en la agricultura, asimismo su registro, importación, calidad y residuos procurando al mismo tiempo proteger la salud humana y el ambiente (Art. 2 inciso e). Por su parte, al Servicio de Protección Fitosanitaria le compete controlar las sustancias químicas, biológicas o afines para uso agrícola, en lo que compete a su inscripción, importación, exportación, calidad, tolerancia, residuos, dosificaciones, efectividad, toxicidad, presentación al público, manejo, comercio, condiciones generales de uso, seguridad y precauciones en el transporte, almacenamiento, eliminación de envases y residuos de tales sustancias; asimismo, controlar los equipos necesarios para aplicarlas a cualquier otra actividad.
Algunas precisiones institucionales se encuentran en el Reglamento Decreto No 26921-MAG publicado en La Gaceta del 22 de mayo de 1998, número 98, otorgándole las anteriores responsabilidades a la Dirección del Servicio de Protección Fitosanitario (Art. 7 inciso 15). Cualquier prohibición relacionada con el uso de las sustancias debe constar por medio del decreto respectivo. El cual será recomendado por la Dirección al Ministro (Art. 101). Para la prohibición y restricción de sustancias químicas, biológicas, bioquímicas o afines deberá contarse con una recomendación por parte de la Comisión Nacional Asesora en el Uso de Plaguicidas (Art. 101).
Tratándose específicamente de plaguicidas, las disposiciones sobre manejo de los mismos más relevantes se encuentran en el Reglamento de Registro de Plaguicidas, mismas que pueden sintetizarse de la siguiente forma:


  • Todo plaguicida debe ser utilizado de conformidad con la práctica agrícola correcta ( Art. 105).

  • Se consideran usos no recomendados: la sobredosificación y subdosificación de acuerdo con la etiqueta; el aumento en el número de aplicaciones, la aplicación a un cultivo no recomendado; el cambio en el método de aplicación (Art. 106).

  • Toda persona que manipule plaguicidas está obligada a reconocer los distintivos relativos a la toxicidad del plaguicida (Art. 109).

  • Debe respetarse el tiempo mínimo indicado en la etiquetada entre la aplicación del plaguicida y la cosecha del producto agrícola (Art. 112)

  • Toda persona que manipule plaguicidas esta obligada a utilizar el equipo de protección personal recomendado de acuerdo con la peligrosidad del producto (Art. 121).

  • Toda persona responsable de trabajadores que apliquen plaguicidas está obligada a instruirlos en el manejo correcto de plaguicidas y mantenerlos informados sobre los riesgos y precauciones que conllevan(Art. 122).

  • La obligación del suministro del equipo rece en el patrono (Art. 125).

  • La Ley exige exámenes médicos previos y periódicos a quienes apliquen plaguicidas, de conformidad con el decreto respectivo ( decreto 18323-TSS del 11 de julio de 1988) que establece un examen médico anual, así como los contenidos de cada uno de los diferentes exámenes. Algunas actividades como la formulación, reempaque y aplicación en bananeras requieren la frecuencia de las colinisterasas cada quince días. Por medio del decreto 20345-S del 21 de marzo de 1991 se establece la obligación de reportar los efectos agudos, subagudos y crónicos relacionados con las exposiciones a plaguicidas, así como las intoxicaciones mortales.

  • El reglamento considera ciertas prohibiciones para participar en las actividades de fabricación, formulación, aplicación, venta, etc. (Art. 124).

Por otra parte, el manejo de los productos peligrosos debe realizarse de conformidad con el decreto.28930-S publicado en La Gaceta No 184 del 26 de setiembre del 2000, la cual se aplica a los productos considerados como peligrosos de conformidad con el decreto de Registro de Productos Peligrosos, el cual excluye de su ámbito de aplicación a los plaguicidas.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   15


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal