Fraternidades para europa



Descargar 30.47 Kb.
Fecha de conversión02.03.2019
Tamaño30.47 Kb.



Carta del Ministro general

Fr. Mauro Jöhri OFMCap

FRATERNIDADES PARA EUROPA:


Reflexiones e indicaciones después del encuentro de Fátima

28 enero 2015

www.ofmcap.org

© Copyright by:

Curia Generale dei Frati Minori Cappuccini

Via Piemonte, 70

00187 Roma

ITALIA


 

tel. +39 06 420 11 710

fax. +39 06 48 28 267

www.ofmcap.org

 

Ufficio delle Comunicazioni OFMCap



info@ofmcap.org

Roma, A.D. 2016 



Sommario


FRATERNIDADES PARA EUROPA: 1

FRATERNIDADES PARA EUROPA: 5

Os refiero el encuentro 5

Con fe y esperanza preparamos el futuro 7




FRATERNIDADES PARA EUROPA:


REFLEXIONES E INDICACIONES DESPUÉS DEL ENCUENTRO DE FÁTIMA

(Prot. N.00119/15)



A todos los hermanos de la Orden y

 a las hermanas Clarisas Capuchinas

 

Carísimos hermanos

Carísimas hermanas

 

El Señor os dé paz



 

Llego a vosotros con este escrito, a poco más de un mes del encuentro de Fátima. Efectivamente, como bien sabéis del 1 al 5 de diciembre de 2014, el Consejo general, los Ministros provinciales, Custodios y los Delegados de Europa, junto con los Presidentes de las Conferencias de nuestra Orden se reunieron para “hablar de Europa”. Todo se desarrolló en un clima muy fraterno, exquisitamente hospedados por nuestros hermanos de Portugal. Con esta carta además de compartir algunas impresiones, deseo proponeros como pretendemos proseguir el camino haciendo concreto y operativo lo que surgió en Fátima.


Os refiero el encuentro


En la carta del 16 de diciembre de 2013, dirigida a los invitados al evento escribía:

El Consejo general ha considerado oportuno convocar un encuentro de todos los Ministros y Custodios de las circunscripciones de Europa. Finalidad del encuentro, además del intercambio de experiencias sin ninguna duda necesario y enriquecedor, es tratar algunos de los temas más urgentes para nuestra vida en Europa como la creación de fraternidades internacionales, la colaboración fraterna entre circunscripciones, la nueva reevangelización en contesto secularizado, la composición de las conferencias.” Seguidamente el Consejo, junto con la colaboración de los Presidentes de las cuatro conferencias Europeas, precisó las finalidades del encuentro individuando las modalidades comunicativas y organizativas con las cuales realizarlo. Recorro ahora en modo sintetizo cuanto hemos vivido durante el encuentro.

En la mañana del primer día escuchamos las relaciones de los Presidentes de las cuatro conferencias Europeas, a los cuales pedimos que señalaran si existe el deseo de renovación de nuestra vida y cuáles son las experiencias y las tentativas actuales. Por la tarde, en correspondencia con mi servicio de Ministro general, hablé de la urgencia de inserirnos en el proceso de evangelización en Europa donde la secularización está avanzando velozmente. Como modalidad parar realizar esto indiqué la constitución de fraternidades interculturales que se comprometen a vivir con simplicidad y radicalidad nuestro carisma fraterno capuchino.

En la mañana del segundo día oímos tres conferencias: Sor Rosella Baima, de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María (FMM) presentó la belleza y el desafío de las Comunidades interculturales insistiendo en los contenidos formativos y sobre las dinámicas comunitarias. Fra Jacopo Pozzerle, OFM, nos habló de la experiencia de la Fraternidad Misionera de Palestrina iniciada por fray Giacomo Bini, ex-Ministro general de los Hermanos Menores y al que el Seños ha llamado a Sí el pasado año. Finalmente,, Fr. Eric Bidot y Fr. Raffaele Ruffo nos refirieron lo que se vive en la fraternidad de Clermont Ferrand en Francia. Por la tarde escuchamos al Prof. Mauro Magatti, sociólogo, profesor en la Universidad Católica del “Sacro Cuore” de Milán. que nos describió la situación de los cambios actuales en Europa, y nos invitó a atrevernos a recorrer nuevos caminos para hacernos propositivos y “generativos”. Su intervención, hizo aparecer en modo crudo y preocupante las problemáticas de nuestras sociedades, mas al mismo tiempo ha evidenciado que existen muchas posibilidades de acción que podemos emprender para intentar alguna cosa nueva. La intervención del prof. Magatti, a quien siguió una breve comunicación de su mujer Clara, fue muy apreciada por todos los presentes. Durante todos los días de trabajo se dio amplio espacio para los encuentros de los varios grupos lingüísticos, dentro de los cuales se profundizaron y confrontaron los contenidos aportados por los varios relatores.

El tercer día, primero en grupo y luego en asamblea, nos interrogamos sobre la propuesta de constituir fraternidades interculturales de evangelización en Europa, tratamos juntos cómo las Conferencias Europeas particulares reciben esta propuesta y valoran la posibilidad de que hermanos de otros continentes asuman el cuidado pastoral de parroquias en Europa.

El último día, muy temprano, mientras salía el sol, celebramos la eucaristía en el lugar de las apariciones y confiamos a la virgen María el camino futuro.


Con fe y esperanza preparamos el futuro


A base de mi intervención durante los trabajos y de cuanto surgió en el dialogo y de las coparticipaciones, propongo a vuestra atención algunas reflexiones e indicaciones para el futuro.

Asistimos a un descenso numérico muy fuerte de nuestros hermanos y de nuestras presencia s en diversas Provincias de Europa y no solo en la parte septentrional. Desde el año 2000 en adelante hemos disminuido en más de mil hermanos; la edad media en algunas circunscripciones ha aumentado notablemente hasta tocar los ochenta años. De años acá registramos una fuerte disminución de vocaciones; en muchas Provincias y fraternidades los hermanos se hallan significativamente empeñados en garantizar un acompañamiento digno de los hermanos ancianos y enfermos: a estos hermanos les envío un caluroso recuerdo lleno de agradecimiento.

Junto con esta situación interna en nuestra Orden asistimos a la escalada del proceso di escolarización, en los países de 'Europa del Norte, mas también en Italia y España. Crece el número de los que se alejan de la práctica religiosa. Desde muchos ámbitos se sostiene la llegada y la práctica de una religión sin Dios.

La situación que he descrito, ¿qué nos dice, cómo nos provoca? Lo que ha surgido en el encuentro de Fátima, mi reflexión personal, confrontada con mi Consejo, me pide indicar un camino sobre el cual sigue abierta la confrontación y el diálogo con todos vosotros.

Le Circunscripciones que experimentan el envejecimiento y la disminución de los hermanos y de las presencias deben ser acompañados con atención y respeto. Pienso en diversas Provincias que han dado mucho a la Orden, han evangelizado con un fuerte dispendio de personas y medios, han desarrollado proyectos caritativos y sociales a favor de tantos pobres. Con tanta gratitud por cuanto se ha hecho, debemos ser conscientes de que estas realidades de nuestra Orden no pueden ser conservadas en vida a toda costa. La colaboración del personal puesta en práctica en algunas Provincias Europeas no ha resuelto los problemas existentes y no ha estado en condiciones de generar nueva vida. Queremos intentar un nuevo camino, constituyendo fraternidades interculturales, que a la luz del evangelio y de nuestras Constituciones vivan la oración, la vida fraterna y la misión en modo auténtico y coherente. El recurso de la interculturalidad será el testimonio de que los hermanos provenientes de diversas culturas, si miran a Cristo presente entre ellos, pueden vivir, entregarse y trabajar unidos. Nos sostiene la certeza de que el carisma de Francesco de Asís, vivido y testimoniado tiene todavía tanto que decir y comunicar a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo. No sabemos todavía cuál será el éxito de este camino; pero con la esperanza en el corazón queremos comenzar a dar los primeros pasos. ¿De quién dependerán estas fraternidades? Nuestras Constituciones permiten constituir fraternidades directamente dependientes del Ministro general, y sobre esta hipótesis queremos trabajar y reflexionar.

Deseo ver surgir fraternidades que vivan una fe pura y profunda, donde la cualidad de las relaciones fraternas se convierte testimonio del Amor de Dios, y lugar de acogida capaz de generar propuestas de seguimiento al Señor Jesús. Queremos evangelizar con nuestra vida cotidiana y lo queremos hacer en comunión con las Iglesias locales y con las realidades eclesiales allí donde el Señor nos conceda estar presentes. Frente a quien niega o ignora a Dio, nosotros queremos ponerlo en el centro de nuestra vida y búsqueda permitiéndole habitar nuestras alabanzas (cfr. salmo 22).

Por el momento hemos identificado en la fraternidad di Clermont Ferrand una primera fraternidad que vive ya un tal estilo de vida y que desde hace poco ha sido reforzada gracias a la llegada de dos hermanos italianos, uno de la Provincia de Génova y el otro de la Véneta. Estamos dialogando con algunas Provincias dispuestas a acoger el proyecto de fraternidad que he descrito arriba y, al mismo tiempo, estamos llamando a varias puertas a fin de que las Provincias que todavía tienen un buen número de hermanos den de buen grado los hermanos que se sienten atraídos por este proyecto. Caros Ministros, si llamo a vuestra puerta abridla con gusto y los hermanos que se sienten interesados en la “misión Europa” llamen con confianza a la mía! Las Provincias más pequeñas no se autoexcluyan de este proyecto. Correrá por nuestra cuenta preparar y luego acompañar a estas fraternidades. Coherentemente con el deseo que algunos hermanos expresaron en Fátima, nada impide, antes bien se recomienda encarecidamente, que se pongan en marcha experiencias fraternas con las características arriba descritas también en las Circunscripciones particulares.

Hermanos carísimos, gracias por vuestra atención. Pido a todos los Ministros y Custodios de la Orden que entreguen a cada hermano esta carta.

Queremos ser confiados sin ceder al pesimismo y a la resignación. A las Hermanas Clarisas Capuchinas les pido acompañen con la oración.

Confiamos la continuación de cuanto, por don di Dios, hemos iniciado en Fátima, a la Virgen María, que en este lugar inició una historia de conversión y de bien: nos ayude y nos sostenga.

 

fr. Mauro Jöhri


Ministro General OFMCap.

Roma, 28 de enero de 2015


Memoria de Santo Tomás de Aquino



Sommario


FRATERNIDADES PARA EUROPA: 1

FRATERNIDADES PARA EUROPA: 5

Os refiero el encuentro 5



Con fe y esperanza preparamos el futuro 7






www.ofmcap.org

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal