Fortaleciendo capacidades para un mejor acceso al agua potable y al saneamiento informe final



Descargar 236.72 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión06.03.2018
Tamaño236.72 Kb.
  1   2   3   4   5


FORTALECIENDO CAPACIDADES PARA UN MEJOR ACCESO AL AGUA POTABLE Y AL SANEAMIENTO


INFORME FINAL



MARZO, 2014

ÍNDICE


CONTENIDO

PÁGINA

  1. Antecedentes




  1. Ejecución del Programa (Fondo Concursable)




    1. Proyectos seleccionados




3.- Resultados por país




3.1 Nicaragua




3.2 Ecuador




3.3 Costa Rica




3.4 Bolivia




3.5 Honduras




    1. Perú




3.7 Paraguay




  1. Síntesis de resultados del Programa Unificado




  1. Sistematización de los aprendizajes del Programa Regional Unificado




    1. Introducción




    1. Objetivos de la sistematización de aprendizajes




6.- Aprendizajes centrales del PU/Principales aprendizajes y desafíos por componentes




6.1 Grupos impulsores




6.2 Grupos capacitadores




6.3 Grupos meta




6.4 El proceso de enseñanza-aprendizaje




    1. Las alianzas




    1. Institucionalización de los sistemas de fortalecimiento de capacidades




6.7 Monitoreo y evaluación




  1. Indicaciones estratégicas para la expansión de los programas de fortalecimiento de capacidades en marcha y el inicio de nuevos procesos




7.1 La visión del PU para 2018




    1. Objetivos ‘hacia adentro’




7.3 Objetivos ‘hacia afuera’






1.- ANTECEDENTES:
Se estima que existen más de 80 000 Organizaciones Comunitarias de Servicios de Agua Potable y Saneamiento (OCSAS) en Latinoamérica, y que estas dan agua a más de 40 millones de habitantes y tienen capacidad para atender a 18 millones más. En los países centroamericanos y andinos, el porcentaje de la población atendida por estas organizaciones oscila entre el 30 y el 40%. Aunque es una de las zonas de mayor riqueza hídrica del planeta, alrededor de 50 millones de personas carecen de agua potable, lo cual refleja, entre otras deficiencias, las asimetrías sociales, y genera una cadena de problemas a toda la sociedad, que van en una dirección diferente a la mejora la calidad de vida de la gran familia humana.
Fundación Avina, en coordinación con CARE y otras organizaciones aliadas, en los últimos tres años ha realizado una serie de conversatorios, foros y actividades locales y regionales, que han permitido identificar los principales problemas que afectan a las OCSAS. Entre los principales problemas, se ha identificado la necesidad de contar con procesos permanentes e institucionalizados en cada uno de los países, para fortalecer capacidades locales en la administración, operación y mantenimiento de los sistemas de agua potable y saneamiento a escala comunitaria.
En este contexto, se identificaron una serie de iniciativas a escala regional, que tienen experiencia en procesos de capacitación a técnicos y gestores comunitarios del agua, y que cuentan con insumos y herramientas metodológicas construidas y validadas. Las principales experiencias identificadas fueron CAMAREN (Ecuador), EPILAS (Perú), AHJASA (Honduras), AQUACOL (Colombia) y AGUATUYA (Bolivia); algunas de ellas vinculadas con los gobiernos, universidades y otras instituciones en los diferentes países.
Posteriormente, se abrieron espacios de diálogo con estas organizaciones, para encontrar de forma conjunta soluciones a la problemática encontrada en el fortalecimiento de capacidades de los gestores comunitarios de la región. En la hoja de ruta acordada para atender este desafío latinoamericano, se determinó como primer paso consolidar una propuesta regional de Fortalecimiento de Capacidades en Agua y Saneamiento, que aprovechara los conocimientos acumulados por esas organizaciones hasta el momento. Se establecieron acuerdos institucionales con cada una de estas iniciativas, para usar sus contenidos y metodologías, y trabajar de manera articulada en pos de la elaboración de un Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades en Agua y Saneamiento (Programa Unificado).
Luego de un trabajo de varios meses, se logró consensuar la construcción de este programa, que contiene 10 módulos que pueden ser herramientas de capacitación muy valiosas. De ahora en más, ONG, asociaciones de OCSAS, entidades públicas de capacitación o consultoras privadas podrían generar ofertas de capacitación aprovechando este programa, y así producir una mejoría importante en la manera de gestionar el recurso por parte de estas miles de OCSAS.
El Programa Unificado asume que el rol principal del fortalecimiento de capacidades de las OCSAS en América Latina debe estar dirigido no solo a transferir conocimientos en la administración, operación y mantenimiento (AOM) eficiente del sistema, sino también a brindar una visión de liderazgo y de gestión integral del recurso, al impulsar la potenciación del talento humano, así como a generar una mayor participación democrática de la comunidad y usuarios de esos servicios, y fortalecer los conceptos de responsabilidad social en las empresas comunitarias. De esa manera, la difusión de ideas, metodologías, herramientas y técnicas generará capacidades a escala local que puedan ser compartidas y utilizadas para el bien común, así como para promover el uso racional del agua, y la incidencia en construcción de políticas públicas.
El programa consta de 10 (diez) módulos, de acuerdo con el siguiente detalle:









  1. Trabajando el futuro de mi OCSAS, la OCSAS óptima



  1. Educación para adultos



  1. Organización comunitaria



  1. Gestión administrativa para la sostenibilidad de las OCSAS



  1. Operación y mantenimiento de sistemas de agua potable



  1. Sistemas de saneamiento ambiental



  1. Educación sanitaria, higiene y prevención



  1. Gestión integrada del recurso hídrico



  1. Gestión integral de residuos sólidos



  1. Comunicación e incidencia



El mencionado programa fue presentado oficialmente durante el III Encuentro Latinoamericano de Gestión Comunitaria del Agua en septiembre de 2012, en la ciudad de Cuenca, Ecuador, ante un público de aproximadamente 400 gestores y gestoras comunitarias del agua, con gran acogida. Participaron en el encuentro todas las organizaciones que contribuyeron en el diseño del programa y también los miembros recientemente electos del Directorio de la Confederación Latinoamericana de OCSAS (CLOCSAS).


Posteriormente, en noviembre de 2012, teniendo como sede a la ciudad de Panamá, se realizó el taller de formación a formadores sobre los contenidos del Programa Unificado, con la participación de 24 personas, provenientes de 11 países, que a su vez representaron a 17 iniciativas diferentes de fortalecimiento de capacidades de la región.
El objetivo general del taller fue capacitar a personas vinculadas con la gestión comunitaria del agua de 11 países de la región, con base en los contenidos, metodología, pedagogía y filosofía del Programa Unificado de Fortalecimiento de Capacidades, para que puedan servir de embajadores del programa en sus países.
Un valor agregado muy importante de este proceso fue la validación que el grupo realizó sobre los contenidos modulares, enriqueciéndolos con varios aportes desde diferentes miradas y con base en los diferentes contextos regionales.

2.- EJECUCIÓN DEL PROGRAMA (FONDO CONCURSABLE)
Con base en los antecedentes mencionados, Avina consideró dentro de su planificación anual apoyar iniciativas de fortalecimiento de capacidades en agua y saneamiento en la región. Los fondos disponibles para esta primera etapa son considerados ‘fondos semilla’ que aportan a dinamizar las iniciativas existentes en cada país, o a impulsar nuevas, y se complementan con fondos de contraparte provenientes del Gobierno, universidades, sector privado, organizaciones comunitarias, entre otros.
Avina ha considerado que la forma más efectiva y equitativa de poner recursos a disposición de las OCSAS a escala regional es a través de un Fondo Concursable, que promueve una especie de “competencia sana y constructiva” en la región, y asigna fondos a aquellos países y/o iniciativas que presenten las mejores condiciones para la implementación del Programa Unificado en un determinado período y que tengan la mayor probabilidad de sostenibilidad a futuro.
Se considera que el fortalecimiento de capacidades en agua y saneamiento, dirigido a líderes y lideresas comunitarios, es uno de los pilares fundamentales para mejorar el acceso y la calidad de los servicios en Latinoamérica.
A inicios del año 2013 se convocó al fondo concursable, que recibió la respuesta de 10 países de la región: Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Guatemala, Costa Rica, Honduras (2), Nicaragua (2).
Las propuestas seleccionadas para ser ejecutadas en el período mayo-diciembre de 2013 fueron las presentadas desde Perú, Costa Rica, Bolivia, Nicaragua, Ecuador y Honduras. A continuación, el detalle de los logros y resultados alcanzados en cada una de las iniciativas por país.

3.- RESULTADOS POR PAÍS


    1. NICARAGUA


Análisis de contexto
Nicaragua cuenta con una gran cantidad de recursos hídricos, sin embargo, solo el 79% de la población tiene cobertura de agua potable, y solo un 47% cuenta con sistemas de saneamiento. Los problemas de cobertura de agua y saneamiento se complejizan en el sector rural porque el Estado no asigna los recursos necesarios para atender esta necesidad, entonces la tarea de llevar agua y saneamiento a las comunidades es asumida por los Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS).
Los CAPS se enfrentan a diferentes dificultades como la falta de recursos y conocimientos técnicos, los acueductos incompletos u obsoletos, la falta de una cultura de pago del servicio, problemas de calidad de agua, fuentes a largas distancias, alto costo de la energía y combustible, que afecta al bombeo de agua.
Como parte del esfuerzo conjunto que realizan los CAPS para visibilizarse y poder solucionar sus problemas más inmediatos, en 2010 se aprobó la Ley Especial de CAPS (Ley 722). Esta Ley establece beneficios fiscales y tributarios para los CAPS, el derecho a establecer convenios directos con organismos de cooperación y el derecho a disfrutar de una tarifa eléctrica preferencial. Para ello, los CAPS deberán estar inscritos en los registros municipales y en el Registro Central de Prestadores de Servicios de Agua Potable y Saneamiento (a cargo del INAA). La inscripción es un paso básico para gozar de los beneficios de la Ley y su reconocimiento legal por parte del Estado, permitiendo con esto, además, resolver algunos de sus problemas de propiedad sobre bienes y patrimonio, cuentas bancarias, etc. No obstante, la falta de capacitaciones es una de las limitantes que afrontan los CAPS para la inscripción y capitalización de los beneficios de la Ley.

Datos generales del proyecto


http://orlandoenespanol.com/wp-content/uploads/2012/07/nicaragua.gif

NICARAGUA


Inversión desde AVINA: USD 24 000

Contraparte local:




Denominación local para las OCSAS

Comités de Agua Potable y Saneamiento (CAPS)

Entidad líder de la propuesta

ECODES

Población directamente beneficiaria


  • 26 líderes comunitarios: 9 mujeres y 17 hombres

  • 29 técnicos de organizaciones municipales y de cooperación en agua y saneamiento: 10 mujeres y 19 hombres

  • 55 personas capacitadas

  • En promedio, 34% de participación de la mujer

  • 22 OCSAS

Población indirectamente beneficiaria

14 081 personas pertenecientes de 59 comunidades rurales con altos índices de pobreza

Objetivo general

Promover el fortalecimiento de capacidades a los líderes y técnicos vinculados con las estructuras organizativas locales, de la gestión comunitaria del agua

Objetivos específicos

Facilitar un espacio de diálogo entre los miembros de las juntas directivas de los CAPS, técnicos de las Unidades de Manejo de los Sistemas de Agua Potable y Saneamiento (UMAS) y técnicos de la iniciativa Paragua, para fortalecer las relaciones de confianza y promover una mejor coordinación en los procesos de legalización de los CAPS.


Fortalecer los conocimientos organizativos, técnicos, administrativos y ambientales de los miembros de las juntas directivas de los CAPS, técnicos de las UMAS y técnicos de la iniciativa Paragua.
Fortalecer las capacidades de comunicación e incidencia de los líderes de los CAPS para procurar una mejor gestión de los beneficios de la Ley Especial de los CAPS en Nicaragua.
Ampliar los conocimientos y habilidades de los miembros de las juntas directivas CAPS, técnicos de las UMAS y técnicos de la iniciativa Paragua en cuanto a temas relacionados con agua y saneamiento.


Conformación del grupo impulsor
En Nicaragua, el grupo impulsor se conformó con 2 representantes de la iniciativa Paragua (ECODES y CIEETS); 1 representante de CHF Internacional Nicaragua; 1 representante de Fundación AVINA-Nicaragua y 1 representante de la Red Nacional de CAPS; todos ellos tienen como función validar la implementación del Programa Unificado desde la perspectiva de los CAPS. No obstante, en el proceso de implementación del programa hubo cambios en la ponderación del grupo impulsor, debido a que CHF internacional no pudo seguir en el programa y entró un nuevo aliado estratégico, que es la Cooperación Alemana GIZ.
La conformación del grupo impulsor en Nicaragua fue estratégica, pues la Iniciativa Paragua impulsa desde hace algunos años el trabajo en asocio y la participación de una variedad de actores, con base en una constante y clara comunicación. Además, es importante articular al Plan Unificado Nicaragua.
Es importante indicar que en Nicaragua existen módulos de capacitación del Fondo de Inversión Social de Emergencia (FISE), dentro de su programa AVAR (aprendizaje vinculado), que complementan perfectamente al Programa Unificado. Por ejemplo, el módulo de operación y mantenimiento del FISE considera los diferentes procesos necesarios para sistemas a bombeo.

dsc06332.jpg dsc06333.jpg

Fotos 1 y 2: Reunión del grupo impulsor en Nicaragua
Conformación del grupo capacitador
El grupo capacitador en Nicaragua está constituido por funcionarios con experiencia en las diferentes temáticas de las siguientes instituciones: ECODES, GIZ y profesionales particulares.
La conformación del grupo capacitador permitió adaptar los módulos de formación al contexto local y construir planes de trabajo articulados a las temáticas específicas, para lograr mayor impacto y motivación en los y las participantes. Al finalizar esta primera etapa, existe un gran interés por la continuidad en el proceso, con el aval del Instituto Tecnológico de Nicaragua (INATEC ).
Selección del grupo meta
El grupo beneficiario de las capaciones estuvo constituido, en esta primera etapa, por miembros de la Junta Directiva de la Red Nacional CAPS, líderes comunitarios integrantes de los CAPS, técnicos de las municipalidades de los departamentos de León, Chinandega, Managua y Jinotega, y 1 representante de la Autoridad Nacional del Agua (ANA).
En total se capacitaron 55 personas. El nivel de deserción de los participantes fue el 10%, debido, sobre todo, a la dificultad de contar con permisos institucionales, distancia de los desplazamientos, y situaciones personales y familiares en el caso de los líderes comunitarios.


    1. ECUADOR


Análisis de contexto

La Constitución de la República del Ecuador reconoce dos tipos de gestión para el agua de consumo humano: la pública y la comunitaria, y se da la responsabilidad al Estado (Art. 318) de fortalecer la gestión y funcionamiento de las iniciativas comunitarias en torno a la gestión del agua y a la prestación de servicios públicos, mediante alianzas con el sector público. En el Código Orgánico de Organización territorial, Autonomías y Descentralización (COOTAD - Art. 237), se establece que los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) deben fortalecer la gestión y el funcionamiento de las iniciativas comunitarias de agua.


Según el Censo de Población y Vivienda realizado en el año 2010, Ecuador tiene 14 483 499 de habitantes, de este total el 37% habita en el sector rural, es decir, 5 358 000 personas, y al menos 4 millones de estas se abastecen del servicio de agua potable a través de juntas administradoras (JAAP).
Los problemas que limitan una adecuada prestación de servicios de agua potable y saneamiento son principalmente los siguientes: a.- al menos el 80% de la población rural no accede a servicios de agua potable; b.- niveles elevados de pérdidas por conexiones deterioradas y clandestinas y por insuficiente conciencia sobre el uso de los recursos por parte de la ciudadanía; c.- contaminación y destrucción de cuencas hidrográficas; d.-sistemas de agua obsoletos y con su vida útil cumplida, y e.-débil operación y gestión de los sistemas de agua.
En este contexto, desde hace aproximadamente 3 años en Ecuador está conformada la Red de Organizaciones Comunitarias Sociales y Comunitarias de Agua del Ecuador (ROSCGAE), que aglutina en su seno a una amplia diversidad de organizaciones comunitarias de servicios de agua potable y saneamiento (OCSAS) a escala nacional.


Datos generales del proyecto


bandera de ecuador.png

ECUADOR


Inversión desde AVINA: USD 21 960,00

Contraparte local:




Denominación local para las OCSAS

Junta Administradora de Agua Potable y Alcantarillado (JAAP)


Entidad líder de la propuesta

ROSCGAE /CENAGRAP

Población directamente beneficiaria


  • 23 líderes comunitarios: 8 mujeres y 15 hombres

  • 20 OCSAS pertenecientes a las provincias de Cañar, Azuay, Esmeraldas y Bolívar

Población indirectamente beneficiaria

1 250 personas pertenecientes a 20 comunidades rurales con altos índices de pobreza

Objetivo general

Fortalecer la capacidad, los conocimientos y el liderazgo de los miembros de las OCSAS en el Ecuador, consolidando una fuerte estructura organizacional en la región, y en cada una de las comunidades, y potenciando nuevas iniciativas de gestión, protagonismo e integración, para el manejo eficiente de los servicios de agua potable y saneamiento.

Objetivos específicos

Definir los principales aspectos metodológicos y conformar un banco de profesionales con experiencia y destrezas en facilitación, con un alto grado de responsabilidad y compromiso, para el fortalecimiento de las OCSAS del país.

Definir el rol y las responsabilidades que tienen los miembros de las OCSAS, personal administrativo y operadores de los sistemas de agua, mediante un programa de capacitación, con la finalidad de mejorar sus conocimientos, capacidades y sensibilidades en la gestión administrativa de los sistemas.
Seleccionar y socializar las principales experiencias, saberes y lecciones aprendidas en este proceso, de manera que contribuyan a la implementación de una segunda etapa de capacitación a mayor escala




Conformación del grupo impulsor
El equipo impulsor en Ecuador se encuentra integrado por las siguientes organizaciones: Red de Organizaciones Sociales y Comunitarias para la Gestión del Agua en el Ecuador (ROSCGAE), AVINA, CARE, PROTOS, CAMAREN-Universidad de Cuenca, CENAGRAP, CEDIR, Asociación Ecuatoriana de Ingeniería Sanitaria y Ambiental (AEISA) y ONU HÁBITAT.
http://api.ning.com:80/files/58v-ee3j3cikpay-jilb0cg7xd1akr5xpipeotbkdamvd2li-o9joomm9zsjbav9ttnoq6mgnermy-u8eluwtf6rpi-wnhjc/pucroscgaecanar2.jpg?width=350 c:\users\hp\pictures\2013-12-14 graduación roscgae\graduación roscgae 018.jpg

Fotos 3 y 4 Conformación del grupo impulsor / Evento de graduación

Conformación del grupo capacitador

Para la conformación del grupo capacitador se seleccionaron profesionales con reconocida experiencia en las temáticas que debían abordarse y con la flexibilidad necesaria para adaptarse a las metodologías de enseñanza-aprendizaje del programa y a los contextos comunitarios locales. Se contó, además, con el apoyo de personas vinculadas a los sistemas locales, quienes aportaron significativamente al proceso, ganando experticia para poder facilitar proceso a futuro.

Fue importante conformar un grupo capacitador capaz de promover la construcción conjunta de nuevos conocimientos, generar un ambiente de reflexión con base en los contextos locales, respetar en todo momento la diversidad en aportes y comentarios, y entender con claridad que enseñar no es imponer sino ayudar a construir nuevos saberes sobre los existentes en cada persona y localidad.

Selección del grupo meta

Para la selección del grupo de personas para capacitarse en el proceso, se consideraron los siguientes criterios (perfil de entrada):




  • Edad mínima 18 años

  • Nivel de instrucción primaria con adecuado nivel de lectura y escritura, para que se ajuste a las necesidades del proceso de capacitación

  • Ser parte de una OCSAS y contar con su aval

  • Elaborar una carta de compromiso para replicar los conocimientos adquiridos a los demás miembros de la comunidad y especialmente a los miembros de la OCSA

Con estos elementos, el GAD Cañar y el CENAGRAP se encargaron de seleccionar un grupo que además tuviera equilibrio en participación por género, asegurándose una participación de al menos el 30 % de mujeres.


c:\users\hp\pictures\2013-11-10 cañar o&m\cañar o&m 050.jpgtaller 3 n. cultural 104.jpg


Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal