Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, A. C. Juegos arco y Flecha



Descargar 63.4 Kb.
Fecha de conversión01.04.2018
Tamaño63.4 Kb.

Federación Mexicana de Juegos y Deportes Autóctonos y Tradicionales, A.C.

JUEGOS

Arco y Flecha (Uitoltlamintlij)

Es una práctica localizada en la región de la Huasteca Potosina, en comunidades como: Tanchahuil, Tatacuatla, Ocze, El Huayal, Pincholco, etc.

Esta disciplina tiene su antecedente en “La Caza”, una de las actividades más antiguas realizadas por el hombre para la sobrevivencia. Posteriormente se adoptó con fines recreativos y competencia deportiva.

Actualmente se juega en algunas regiones del país, como son los estados de Chihuahua, San Luis Potosí, Chiapas entre otros.

Participan dos o más personas, con un arco y flecha elaborados en forma artesanal, con recursos naturales.

Se realiza lanzando las flechas lo más lejos posible (longitud), hacia arriba (altura), o hacia un punto específico (puntería). Gana el que llegue más lejos, más alto o haga contacto con el punto determinado en el menor número de intentos, acierte más veces o se acerque más al punto. Si existe empate se realiza otra competencia o intento con mayor grado de dificultad (en los 3 casos).

Se requiere un terreno con algunos puntos de referencia como árboles, troncos, piedras, etc. La extensión del mismo puede variar, preferentemente debe ser un espacio amplio y al aire libre.

Para elaborar el arco se requiere una vara resistente y flexible, un bejuco y una tira de piel de animal o mecate para fijar el bejuco a la vara, las flechas son hechas de varas resistentes y ligeras.


Aros (Malakachajauilij)

Es un juego muy antiguo, se tiene conocimiento que lo realizaban las mujeres de diferentes pueblos y regiones de la Huasteca Potosina, actualmente es practicado a partir de los 6 años de edad.

Participan dos o más personas, el juego consiste en lanzar los aros para que estos caigan ensartados en las estacas o piedras colocadas a cierta distancia. Cada estaca o piedra tiene un valor diferente de acuerdo al grado de dificultad, las participantes son las encargadas de darle a cada piedra o estaca su valor.

La ganadora es la que realiza el mayor número de puntos. En caso de empate se hace un juego de desempate.

Los aros son elaborados con bejuco resistente. Las estacas pueden ser de diferentes tamaños fijadas en el piso o en un tallo de la palma del plátano; la elaboración de los aros requiere de tiempo, ya que es necesario que el bejuco se encuentre verde para poder manipularlo y posteriormente dejar que seque para que tenga la consistencia necesaria.

El juego se practica en cualquier época del año.



Avión, Cabezón, Bebeleche (Chácara)

Es practicado en toda la República, por niños y niñas de diferentes edades.

Participan 3 jugadores en cada avión, los turnos para participar se sortean.

Inicia lanzando la chacera (teja) al cuadro número uno del avión, este se recorre saltando con el mismo pie en cada cuadro y caerá con los dos pies (uno en cada cuadro) en los números 4 y 5, 7 y 8 y el 10 donde dará un salto para voltearse y regresar cuadro por cuadro hasta llegar al número 2, desde ese cuadro y sin bajar el pie tomará su chacera y saldrá de un salto del avión. Ahora lanza su chacera al número 2, salta desde ahí al 3, hace el recorrido ida y vuelta y desde el 3 toma su chacera salta al 1 y sale del avión. Así sucesivamente lanzará su chacera a cada uno de los cuadros. Siempre la tomará de un número mayor, en el caso del número 10 la lanzará al cero primero y después al 1 en este cuadro la tomará desde el cero.

La chacera se lanza desde afuera, sin pisar las líneas del cuadro con el número 1, algunas veces para que lancen los más pequeños se dibujan un par de orejas al avión, una de cada lado del número uno.

Gana el que con su chacera recorra primero todo el avión. Puede ser por acuerdo del 1 al 10 o ida y vuelta, no se debe tocar las líneas del avión con los pies, las manos o la chacera, la chacera debe caer en el cuadro que corresponde y no es válido cambiar de pie en un mismo recorrido. El avión se traza en un terreno limpio, plano y firme.

Se trazan tres cuadros iguales verticalmente unidos, en su interior se numeran (1,2,3), se dibujan dos cuadros iguales unidos en forma horizontal quedando esta unión en la mitad de la línea superior del cuadro 3, se distinguen con los números 4 y 5, arriba a la mitad de estos dos se dibuja el cuadro número 6, sobre este, de igual manera que el 4 y 5 se dibujan el 7 y 8, quedando el número 9 sobre estos, finalmente se traza un círculo grande dividido verticalmente a la mitad y en su interior se coloca el 1 y el cero es decir el 10, las orejas pueden o no dibujarse. Para su práctica se requieren las tejas o chaceras, se elaboran mojando con agua un poco de papel o algodón haciendo una bolita blanda aproximadamente de 3 ó 4 cms.

Bota Palitos o Caza Venado

Se practica actualmente en el Estado de Yucatán por jóvenes indígenas y mestizos.

El juego consiste en acomodar una serie de varitas o palitos planos recargados en una pared, un jugador lanza la pelota desde cierta distancia para botar o tirar una, si lo logra todos corren a una base menos el dueño de la vara que cayó, el cual deberá buscar la pelota y lanzarla contra sus compañeros antes de que lleguen a la base, si toca a alguno, éste hará lo mismo, el jugador que no logre tocar a alguien tendrá un punto en contra y el juego continúa.

Los jugadores se enumeran del 1 en adelante.

Se sortean los palitos y se acomodan en la pared en el orden de tiro, las varitas mantienen una separación de 20 cms. una de otra, el jugador tiene una oportunidad para lanzar la pelota, el jugador que no logra darle a alguien con la pelota tendrá un punto en contra, al acumular 3 se determina un castigo, el castigo lo deciden los propios jugadores.

De la pared en donde se colocaron las varitas a la línea de tiro hay 4 mts. y existe una base predeterminada, en un terreno plano, canchas o parques con una longitud entre 15 a 20 mts.

Para la práctica de este juego se requiere una pelota de esponja y varitas o palitos de madera de 15 cms. de largo aproximadamente.

Brinca Burro, Burro corrido

Este es un juego de mucha tradición en toda la República Mexicana, con variantes según la región.

Para iniciar el juego se hace un sorteo a fin de seleccionar al niño que será el “burro” y los demás lo brincan por encima de la espalda, después éste se colocará a 2 mts. del niño brincado en posición de “burro” y así sucesivamente hasta que pase el que empez&pacute; de “burro” y salte a todos, una vez que pasan todos los participantes el juego reinicia.

Se hace una rifa para sacar al que se flete de “burro”, la posición es flexionando el tronco al frente con variantes en la posición de las manos: manos a la nuca o antebrazos apoyados sobre los muslos, al brincar se deben apoyar las manos sobre la espalda y extendiendo ambas piernas lateralmente, el que salta debe colocarse de “burro” inmediatamente después.

Aportación de la Ciudad de Chihuahua, Chih. es practicado por niños y niñas en grupos de 3 , 6 ó 7.

Se juega sobre un caracol pintado en el piso, el cual contiene de 20 a 30 cuadros de 30 X 40 cms. dependiendo de la edad y número de participantes.

El juego inicia saltando con un pie y se hace el recorrido del caracol de ida es decir hasta el centro del mismo, ahí se puede descansar con los 2 pies para hacer el regreso con el otro pie, si logra hacer el recorrido completo sin faltas podrá escoger un cuadro a su conveniencia y pintarle su inicial o nombre y desde ese momento nadie puede pisar ese cuadro, solo el dueño de este lo puede usar para descansar con los dos pies. Cada ida y vuelta es un cuadro a favor, se pueden escoger estratégicamente.

Reglas:


  • Saltar desde el inicio con un pie de ida y el otro de regreso

  • No pisar raya

  • No apoyarse con las manos en el piso

  • No se permite elegir tres cuadros juntos del mismo dueño

  • No se pueden elegir más de tres cuadros continuos

Gana el juego el que al llenarse los cuadros permitidos tenga más con su inicial.



Zancos, Zancadas o Pasos Grandes

Originalmente surge como una necesidad de los mayas para cruzar grandes extensiones en las partes bajas donde hay mucha humedad como es el sur del Estado de Quintana Roo, posteriormente se torna en juego inspirado en el reto de mantener el equilibrio y poder caminar y/o correr.

Se ha conservado por gusto y difusión entre los habitantes de la zona maya, inician niños desde 5 años, se les enseña con zancos pequeños y poco a poco se les va aumentando la altura.

Los zancos pueden ser grandes o pequeños, su altura depende del nudo de madera en el que el niño coloca los pies, y de acuerdo a la habilidad del jugador.

El espacio debe ser limpio y firme, de preferencia tierra, por seguridad no se debe practicar en pisos duros.

Se realizan carreras por relevos, el primero de cada hilera, montado en los zancos se desplazará hasta el límite marcado y regresará manteniendo siempre el equilibrio, de esta manera irán pasando todos, gana el equipo más veloz, durante el juego o carrera solo tiene derecho el participante a caer o buscar el equilibrio tres veces, para seguir, quien pierda el equilibrio debe volver a recuperarlo y tocar la línea límite, el uso de zapatos es elección del participante.

El sistema de puntuación es por tiempo, puede ser por habilidad, se pueden brincar pequeños objetos, caminar hacia adelante y hacia atrás, en zig-zag, en círculo y tratar de llevar objetos además de los zancos.

El número de zancos requeridos depende de los participantes y tipo de competencia.

Se practica todo el año.

Yolcame

En el Distrito Federal, los juegos tradicionales de Milpa Alta, se han transmitido de generación en generación, la historia oral da cuenta de la antigüedad de estos juegos, su fin era equilibrar y formar al niño. En la actualidad, la población Nahua Chichimeca de Milpa Alta continúa con su práctica.

Participan de 10 a 15 niños sentados formando un círculo, dos caminan por fuera alrededor del mismo, uno adivina y el otro castiga. Los niños del círculo deben escoger un animal, el niño que castiga se los pregunta en secreto y debe memorizarlos muy bien, para castigar cuando no adivinen ningún animal. En caso de adivinar este debe salir corriendo y no dejarse atrapar por el adivinador; una vez atrapado intercambian lugares.

Trompo de Cuarta (Kuachancaca).

Es un juego muy antiguo que se ha transmitido de genearción en generación, no existe información que precise su origen, se sabe que ha sido practicado por niños, adolescentes y adultos, de sexo masculino como actividad recreativa.

Actualmente lo encontramos en la región sur de la Huasteca Potosina en las comunidades de Picholco, Tancuilin, La Providencia y La Peñita, se requiere un espacio plano y liso para que el pilón o trompo gire sin obstáculos en un mínimo de 5 X 5 mts.

Este consiste en lanzar con un chirrión (cinto) enrollado previamente al pilón de madera y hacerlo girar a través de golpes dados con dicho chirrión. Participan varias personas, gana el que mantenga más tiempo girando su kuachankaka o trompo y también se puede practicar individualmente en forma recreativa.

La manufactura del trompo es muy laboriosa ya que la madera que se utiliza es dura puede ser de pioche, cedro, aquiche o naranjo, se debe dar forma de pilón (cilíndrico con un extremo más estrecho que el otro y terminado en punta), el chirrión es de ixtle.

Se practica durante todo el año a excepción de la temporada de lluvia.



Tapú

Esta disciplina deportiva se practica por Zapotecos de la región del Itsmo de Tehuantepec en el Estado de Oaxaca.

Se juega entre 2 equipos de 4 o más jugadores, se utiliza una pelota hecha de trapo. La cual es impulsada por los jugadores únicamente con la parte interna del talón del pie.

El objeto del juego es hacer puntos al llevar la pelota a la meta del equipo contrario, la puntuación es por acumulación de puntos.

La pelota se elabora con una piedra o madera como alma y cubierta con tiras de trapo enrolladas hasta alcanzar un diámetro de 12 cm.

El espacio de juego puede variar, pero se debe delimitar una zona de meta para cada equipo, el juego inicia en la mitad de la zona de juego.

Actualmente se encuentra en extinsión.

Tamalitos a la Olla

Juegan dos equipos con 6 u 8 personas cada uno, equilibrando estatura y peso quienes son distinguidos por una cinta de color colocada en la cintura o en la cabeza, se forman en fila de la siguiente manera: Una persona como base estará de pie con las piernas entre abiertas y recargada la espalda en una pared, los demás uno atrás de otro con flexión de tronco al frente sujetándose el primero con las manos de la cintura del compañero que está de pie, los demás introducen la cabeza entre las piernas de cada uno los siguientes. Consistirá en que el equipo que gane en el sorteo saltará de uno en uno encima de la espalda del equipo perdedor sujetándose del cuerpo sin apoyar los pies al piso, estando todos arriba, no antes, los de abajo empezarán a moverse en zig-zag sin soltarse, tratando de tirar a los de arriba o hacer que toquen el piso, si esto sucede el equipo que está arriba se coloca en la posición de abajo, si el equipo que se encuentra abajo se derrumba se vuelven a colocar. Gana el equipo que más veces este arriba sin tocar el piso.

Este es un juego tradicional muy popular a nivel nacional, niños y jóvenes lo acostumbran a la hora del recreo escolar, o en parques y jardines.

Comunidades Mayas del Estado de Yucatán lo promueven entre su población.



Recomendaciones: No dejar que se juegue con personas o equipos desproporcionados en estatura y peso.

Cada vez que un integrante salta hacia los que se encuentran “fletados” gritará “Tamalitos de Olla”.



Tah Culix

Jóvenes de la región occidental del Estado de Yucatán, han conservado la tradición de Tah-Culix.

En el poblado de Halocho se cuenta que hace muchos, muchísimos años, dos personas (Luum Kabiloob) fueron a su milpa en lo más profundo del monte y no se dieron cuenta cuando se hizo de noche, entonces se les apareció una bruja (Vay Peten) que los quiso comer, pero después de un rato les dio una oportunidad de salvarse, si adivinaban lo que (Vay Peten) tenía en la mano, ésta se inclino y tomo algo del suelo y empezó a pasárselo de una mano a la otra diciendo Tah Culix, Tah Culix,las dos personas no lograban adivinar, ya se los iba a comer cuando apareció un (ees) guardián de cerritos (muul), que abundaban en la región que en realidad son ruinas de edificios de la época prehispánica, entonces él (ees) les dijo, que lo que tenía la bruja en la mano era estiércol de mapache (tab culeb). Desde entonces, por toda la región surgió un juego que le dicen así, “Tah Culix” las personas mayores decían que no era bueno jugarlo porque se podía despertar la bruja, a pesar de ello los más jóvenes gustaban jugarlo por las noches.

Una persona representa a la Vay Peten (bruja) y una mas a los luum kabiloob y otros más (4 ó 5) sentados frente al que representa a Luum Kabiloob y con los brazos en la espalda con las manos abiertas, el que representa a la bruja buscará un objeto, ya sea una piedrita o un pedacito de madera y pasará diciendo: Tah Culix - Tah Culix y en las manos de cualquiera de los que estén sentados dejará el objeto y luego preguntará -dime quien tiene el Tah Culix- si el representante del Luum Kabiloob no adivina quien tiene el objeto, lo corretearán y le darán palmadas en todo el cuerpo simulando comerlo, así en cada equivocación hasta que logre adivinar, entonces se sentará intercambiando lugar con el que tenía el objeto o el que haga un movimiento o gesto para indicar quien tiene el objeto. Para jugarlo solo se requieren objetos pequeños y un espacio abierto.



Sillas Voladoras (Ikpakuapatlaninij)

Antiguo juego, difícil de precisar cuando inicio, se tiene conocimiento que siempre ha sido practicado por los niños bajo la supervisión de los adultos.

Es una actividad propia de la región Sur de la Huasteca Potosina, lo practican niños de ambos sexos acompañados por un adulto, en diferentes comunidades como: La Peñita, Nexcoayo, La Providencia, Tancuilin y Picholco, pertenecientes a los Municipios de Axtla de Terrazas y Matla

Es eminentemente recreativo, participan 3 personas, dos niños del mismo peso aproximadamente, quienes suben a las sillas y la tercera; un adulto de preferencia, hace girarlas lo más alto posible, hasta que los participantes pidan que deje de girar.

Se debe tomar en cuenta la siguiente recomendación:

Se juega en un espacio de tierra de 5 m. X 5 m. y si tiene pasto mejor para que amortigüe un poco el impacto en caso de caer .

Para su práctica se necesita un tronco de madera de 2.50 mts. de largo empotrado en la tierra 30 ó 40 cms., en el extremo exterior se deja punta roma, en la que irá montado otro tronco de 2.35 mts. de largo con una parte media; en los extremos se realizarán 2 amarres con mecate y en cada lado se colgarán mecapales (asientos de ixtle). La madera puede ser de pioche, cedro, aquiche o naranjo con un grosor aproximado de 15 a 20 cms.
Recoger Piedritas (Multinich)

También se le conoce como la matatena, casita, posito, veleta.

Es practicado en los Municipios de José María Morelos, Saban y Felipe Carrillo Pto., Quintana Roo.

Lo juegan niñas mayas entre 7 y 9 años de edad y en ocasiones personas mayores.

Según cuentan los viejos, siempre ha sido jugado por niñas, antes, lo hacian a la hora de ir a buscar agua, ir a la iglesia, en días de muertos y en la época de lluvias.

Se ha conservado gracias a la tradición oral por generaciones, se practica todo el año, especialmente en la proximidad a la festividad de muertos, en los meses de octubre y noviembre.

El encuentro puede durar entre media y una hora, dependiendo de el número de jugadoras, se comienza con una piedrita, luego 2 y así va aumentando sucesivamente.

El primero en turno toma una cantidad de huesitos que le quepan en la palma de la mano, los lanza al aire con un suave impulso voltea la mano con el dorso, intenta atrapar la mayor cantidad posteriormente, los vuelva a lanzar volteando la mano de nueva cuenta y ahora atrapándolos con la palma, aquellos huesitos atrapados, serán para él. Luego tomando un huesito se lanza al aire, antes de que caiga al suelo y así hasta terminar o perder el turno.

Habiendo perdido un jugador cuenta los huesitos que atrapó y memoriza la suma, para que los demás jugadores hagan su juego con los mismos huesitos. Solo debe utilizarse una mano. Pueden utilizarse ambas manos alternándolas después de cada ronda. Se emplean canicas simplificando los movimientos solo se lanza una y se van recogiendo las del piso sin dejar caer la que se lanzo al aire. Recoger de dos en dos, de tres en tres, etc. hasta intentar todas de una sola pasada. En lugar de recoger se van dejando en el piso.

La Quemada

Antigüamente miembros del grupo étnico Amuzgo practicaban el Juego de Pelota, La Quemada, principalmente en la comunidad de Cochoapa, Mpio. Ometepec, actualmente se ha difundido en diversas comunidades del Estado de Guerrero.

Los amuzgos, de manera creativa y rudimentaria buscaron la forma para que sus juegos fueran de convivencia, con un toque apegado a las costumbres y al respeto entre la comunidad.

Se requiere de dos equipos integrados por 10 ó 12 jugadores cada uno, lo regular es de 12 y 2 suplentes, un equipo es el portador de la pelota (quemadores) y otro el equipo al que tienen que intentar “quemar” (tocarlos), lanzándoles una pelota; estos últimos tratarán de esquivarla. Conforme los vayan “quemando” saldrán del juego, así hasta eliminar a todos.

Cada equipo nombrará un capitán que lo represente en el sorteo del juego para determinar quien empieza a quemar.

Si los equipos así lo deciden, habrá juez y si no los mismos jugadores marcaran las faltas por la confianza que existe entre ellos.

Antes de iniciar todos y cada uno de los jugadores toman sus lugares. El equipo que “quema” se coloca alrededor del área y el otro equipo dentro de la misma.

La cancha o espacio de juego se determina según acuerdo de los equipos, por lo regular en un terreno de 15 a 20 metros de largo y de 3 a 5 mts. de ancho, plano y compacto. Para su práctica se requiere; una pelota cuyo peso varía, el diámetro es al alcance de agarre de la mano, se elabora artesanalmente con hojas secas, pegamento de perota, chicayota o jícara, cubierto con tela.

El juego inicia cuando el portador de la pelota grita “sale”.

Se prohíbe estrictamente a los participantes salirse del área señalada, de lo contrario el equipo que está quemando lo castiga entrando al campo por la falta cometida.

La línea fijada para el quemador no podrá ser rebasada, si hay intento de invasión se le previene al jugador contrario y a las tres prevenciones se le castiga.

Cuando los jugadores son quemados, esto es; tocados en una parte del cuerpo, se van saliendo y se colocan a un costado de la línea fijada para juego en espera del resultado de sus compañeros.

No pueden irse hasta que finalice el juego; si uno desaparece gana el equipo quemador, estos estarán aproximadamente 1.30 mts. atrás de la línea de juego.

Al quedarse un solo jugador, éste tendrá la obligación de salvar a su equipo; habrá de esquivar la pelota en 10 ocasiones, para ésto los quemados estarán listos para contar los puntos en espera del resultado. Si logra esquivar las 10 oportunidades automáticamente todos los integrantes entran al terreno de juego e inician de nuevo hasta que el quipo quemador logre su objetivo, cada equipo tendrá derecho a cambiar 2 jugadores en cada juego y el partido puede terminar si antes de finalizar las 10 oportunidades es quemado el último jugador, o por cansancio. Para la puntuación se utiliza una tabla según los indígenas amuzgos, con los siguientes datos:

Equipos Juegos Jugados ___________
Juegos salvados o esquivados________

Marcador Final __________


Equipo ganador _________

Pash-Pash, Tombichi

El Estado de Chiapas nos aporta esta disciplina, proviene de la parte occidental de la región del Soconusco, en Escuintla, después se extendió a San Cristobal de las Casas y Zinacantan, hoy lo juegan niños de ambos sexos y también algunos adultos. Originalmente fué visto entre la étnia Mame, se dice que es de origen prehispánico, el nombre se tomó del sonido que produce la pelota al ser golpeada con la mano, no se tiene referencia cronológica de su antigüedad y de que grupo lo practicó, sin embargo se ha perpetuado hasta nuestro días por tradición oral.

La pelota se elabora con un corazón de pequeños pedazos de teja o piedras mismos que servirán de peso, los cuales son cubiertos con hojas secas de maíz, se colocan varias capas hasta darle forma ovalada de 10 ó 12 cm. de largo, se amarra con mecahilo o cualquier lazo sujetándola fuertemente para que no se deshaga al ser golpeada, tendrá un timón o cola formado con los extremos de las hojas.

Participan de 25 a 30 jugadores, se colocan en un espacio plano formando un círculo con un diámetro entre 20 y 25 metros aproximadamente, en el centro del círculo se coloca un jugador al que se denomina “repartidor”, la característica de éste es ser fuerte y habilidoso, para golpear la pelota dirigiéndola hacia los demás, el sentido de su movimiento es el de las manecillas del reloj.

El “repartidor”, inicia el juego orientado la pelota hacia otro jugador, si éste la deja caer es eliminado, el repartidor será reemplazado únicamente por el jugador que más veces haya tocado la pelota, reiniciando el juego.

Concluye cuando el repartidor deja caer la pelota, cuando los jugadores sean pocos y hubo varios eliminados y no hay a quien pasarle la pelota, el ganador será el jugador que quede con el repartidor.

El premio consiste en un homenaje organizado por toda la comunidad, quien lo hará sentir un personaje de gran importancia.

Todos los jugadores usan camisa y calzón de manta, un pañuelo rojo atado a la frente, huaraches de cuero y la cintura ceñida por una cinta roja.

En el Estado de Nayarit se practica el mismo juego, se conoce con el nombre de Tombichi, con una variante se practica en un espacio rectángular dividido a la mitad por una cuerda o lazo colocado a una altura aproximada de 1.50 mts. fijada a 2 postes laterales, se colocan 4 jugadores por lado, los cuales no deben dejar caer la pelota en su lado y tratar de hacerla caer en el contrario.

Kuaburro, Trapiche o Palo de Burro (Karrechtlij)

Es una actividad recreativa de origen prehispánico a la que se le llamó después de la conquista “Cola de Burro” por la dinámica de los movimientos del tronco al girar.

Se practica en la región sur de la Huasteca Potosina, principalmente por niños en comunidades como: Nexcuayo, la Peñita, la Providencia, Tancuilin, Picholco, pertenecientes a los Municipios de Matlapa, Axtla de Terrazas y Tamazunchale.

Participan 3 niños, dos de éstos se suben en los extremos del tronco y el tercero lo hace girar hasta que caiga uno de los dos o bien pida que se detenga.

Se requiere para el juego un espacio amplio de tierra, si tiene pasto o hierba es mejor para que amortigüe el impacto al momento de caer alguno de los niños y evitar se lastime.

Se utilizan dos troncos de madera a los que se les llama “kuaburro”, uno de 1.50 mts. que será enterrado 30 ó 40 cms. y el extremo que sale deberá terminarse en punta roma, sobre este se insertará el otro tronco de 3 ó 4 mts. de largo ligeramente curveado utilizando para ello un orificio cavado en la parte media.

Se juega en cualquier época del año, excepto en temporada de lluvia.

DEPORTES

Caída de Dos (Chupa Porrazo)

El combate es la característica principal de esta disciplina del Estado de Oaxaca particularmente de la región del Itsmo de Tehuantepec, practicada por Zapotecos.

La realizan los hombres, en encuentros personales o representando a su comunidad.

La lucha entre dos personas, colocadas frente a frente, quienes para iniciar la contienda se toman de la faja que traen sujetada en la cintura, se utiliza la fuerza para tratar de desequilibrar al contrario, derribándolo y haciéndolo tocar el piso con la espalda, en este momento termina el encuentro, ganando el que logró ésto. No es permitido utilizar las piernas para desequilibrar al contrario. Para su práctica se requiere un espacio abierto con tierra suelta.



Carrera de Arihueta (Rohueliami)

Entre la variedad de actividades deportivas y recreativas practicadas por los Tarahumaras, la Arihueta es una manifestación exclusiva del sexo femenino, con profundo impacto social.

Las niñas que están aprendiendo, practican en forma recreativa y corren de 4 a 8 kilómetros. En el caso de personas adultas expertas en la carrera, recorren de 30 a 35 kilómetros. Cuando el evento es de gran importancia para el grupo se programan las competencias entre pueblos, asiste mucha gente para participar en la fiesta y las apuestas, además de apoyar moralmente a su equipo.

Hay gran variedad de apuestas; telas, mantas, pantalones, vestidos, dinero, bueyes, caballos, chivas, violines, maíz, fríjol entre otros.

Cada equipo tiene un aro o argolla que levantan con una vara, la competencia inicia cuando las corredoras se han puesto de acuerdo sobre el recorrido y/o las vueltas que han de dar a un circuito determinado, gana quien rebase primero la meta, al término de esto el equipo ganador recoge sus apuestas para que sean repartidas entre las ganadoras según lo apostado, con esto se da fin al evento.

La competencia es por equipos integrados de 4 a 10 corredoras, cada participante debe traer su vara o bastón y dos aros por equipo, uno lo van lanzando y el otro como reserva, la carrera inicia al lanzar el aro, todas corren tras éste y lo vuelve a lanzar la corredora que llega primero a donde cayó y así sucesivamente hasta alcanzar la meta, puede ser todo el equipo o una sóla persona.

El material con que está hecho el aro es madera, tela y alambre, el aro puede ser de guía de uva silvestre, chiwiete o alambre, lleva un forro de tela encima, mide entre 12 y 15 cms. de diámetro.

El bastón o vara es de madera, puede ser de chiwite, encino, sáuz o fresno, tiene que ser recta, de aproximadamente 1.10 mts. de largo, se le saca un poco de punta, se pone sobre el fuego para que se caliente, posteriormente se presiona la punta para que forme un gancho quedando con esto listo para la carrera.



Carrera de Bola (Rarajipuami)

Es una manifestación ancestral muy representativa de los Tarahumaras, se aprende en el seno familiar de generación en generación y es propia de niños, jóvenes y adultos del sexo masculino.

Gozar de la belleza de valles, cañadas y maravillosas cascadas es privilegio de los Tarahumaras, los de los pies ligeros, quienes se convierten en uno con la naturaleza, corriendo como el viento dirigiendo con el impulso de los pies la trayectoria de la bola de madera, allá en la Sierra Tarahumara Estado de Chihuahua.

Una de las manifestaciones culturales de este singular grupo étnico que les ha dado presencia a nivel nacional e internacional es precisamente la “Carrera de la Bola”. Para que esta carrera se efectúe es necesario que un miembro del grupo desarrolle actividades preliminares de organización. Este recibe el nombre de “Chokeame”, al corredor se le denomina “Júmame”.

Compiten dos equipos, cada uno con su bola hecha de madera “Comacali”, es de madera de encino blanco (roja rosacame), fresno, raíz de madroño (gurúbasi) y tascate (camarí). La cual deben llevar hasta la meta levantándola con los dedos y el empeine del pie lanzándola por el aire.

Algunas carreras en la Sierra duran hasta dos días con sus noches, por supuesto la velocidad de los corredores es menor que en las carreras que duran de 5 a 20 horas.

Se realizan apuestas de uno a uno es decir, si un corredor apuesta un peso, el contrario tiene que apostar lo mismo. Se apuestan muchas cosas: hilo, lana, manta, dinero, espejos y hasta animales; llevan un palo en donde amarran las apuestas.


  • El número de corredores puede ser uno a uno o por equipo de hasta 20 generalmente son de 3 a 6.

  • Se permite lanzar la bola sin detenerse.

  • En algunas partes no se permite tocar la bola con la mano aunque haya caído en un lugar poco accesible, en tal caso para sacarla se utiliza una rama o palo.

  • El grupo ganador es aquel que cruza la bola en la meta señalada.

Las carreras se organizan durante todo el año, principalmente en tiempo de cosecha.



Carrera Nocturna

Esta variante se desarrolla en las mismas condiciones y términos que la modalidad anterior, con la única variante que el corredor o corredores son escoltados por acompañantes quienes portan una especie de farol llamado cachimba, en el que colocan leña y son colgados en una rama de madera; yá encendidos su función es iluminar el trayecto del corredor para facilitar la localización de la pelota.


Juego de Mancuerna (Nakiburi)

La Alta Tarahumara es el escenario natural en el que se ha preservado esta disciplina antigüamente practicada solo por mujeres, en la actualidad se han integrado los hombres.

Para el desarrollo del juego se escoge a una persona de cada equipo (2 equipos) que serán los que dirijan el juego y a los jugadores. Los equipos son formados por 10 o más personas, se juega sobre un terreno amplio y de preferencia plano, la distancia de una meta a otra varía según el tipo de terreno, puede ser de 2 km. o más, las apuestas se concentran a un lado del terreno de juego y consisten en dinero, ropa y otros objetos.

Se utiliza dos palitos de 80 a 100 cms. uno de ellos tiene horquilla y el otro un gancho en uno de los extremos, lo que permite agarrar y lanzar las mancuernas hacia adelante o quitárselas a los contrarios y avanzar hacia su meta.

Se requieren dos bolitas alargadas y mancornadas (amarradas) entre sí, hechas de madera con una medida de 7 a 8 cms. de largo y 3 cms. de ancho.

El juego inicia en el centro de terreno entre las dos metas, se hace un hoyo de 10 m. de diámetro en donde uno de los jugadores entierra las bolitas mientras los 2 principales o chokeamis se colocan de espalda al hoyo y una vez dada la indicación de inicio se voltean a tratar de agarrar la Mancuerna o Nakiburi, el que lo encuentra primero tiene derecho de empezar el juego y llevarlo hacia su meta.

Todos corren hacia donde cayó, tratan de engancharlo y, quien lo logra lo lanza hacia su lado o hace un combine a un compañero, así transcurre el juego, gana el equipo que llega a su meta primero.

Lucha Tarahumara (Najarapuami, Narajapuame)

Entre hombres, mujeres o parejas mixtas se puede organizar la contienda

Se toman de la cintura o de la faja para levantar y derribar al adversario de espalda al suelo, si no se logra puede hacerlo hacia un lado.

Cuando se trae faja se cruzan los brazos y tratan de derribar a su contrario, los dos tratan de resistirse a caer, finalmente gana el más poderoso, es una disciplina eminentemente de fuerza.

Las reglas más importantes son las siguientes:

Levantar en peso al contrincante, no se permite hacer trucos para ello, no son válidas las zancadillas, se puede tirar levantándolo o haciéndolo a un lado, gana quien logra vencer a su adversario en 2 de 3 caídas, los contrincantes utilizan la ropa cotidiana y en ocasiones añaden una faja que fijan alrededor de la cintura.

Se practica en las fiestas patronales, especialmente en Semana Santa en la cual los Fariseos luchan en contra de los Judíos (Moros). Los Judíos andan en un grupo y los fariseos en otro. Si en el transcurso de estos días se llegan a encontrar luchan entre ellos, para después continuar su recorrido.

Palillo (Ra’Chuela)

En la baja y alta Tarahumara en las comunidades de; Oribo, Apórabo, Ocóbiachi, Huasisaco, Rocoroibo y en otros del Estado de Chihuahua, encontramos a los jugadores de “Palillo”.

Para el desarrollo del juego se eligen dos personas más o menos iguales de diestros, a estos se les llama cabecillas “Chokeames” quienes organizan el juego y a los jugadores.

Antes de iniciar la competencia, la pelota se esconde en un montículo de tierra en el centro del terreno donde se llevará a cabo el juego, a continuación se reúnen los jugadores en medio del campo, cada equipo con 4 jugadores o más, colocan sus palillos en el suelo en fila del lado opuesto al de los palillos de los “sallos” (equipo contrario). Cuando se han hecho las últimas apuestas, los jugadores toman sus palillos, los dos cabecillas se enfrentan para que el más diestro saque la bola con su palillo para iniciar el juego.

Gana el equipo que hace llegar la bola a la meta previamente establecida. Otras veces ganan los que tienen la bola más cerca de su meta, eso sucede cuando hay que parar por falta de luz, antes de jugar se acuerdan como va a terminar el juego.

El espacio es un terreno que puede medir 2 o más kms. de largo e incluir un arroyo, piedras, árboles y cercos.

Los implementos que se requieren son; una pelota y un bastón por jugador

La pelota es de madera, el mejor árbol para ésta es la huásima; mide aproximadamente 5 cms. de diámetro, el palillo se elabora de la misma madera, el extremo del bastón con el que se impulsa la pelota debe ser más ancho, se ahueca en forma de cucharón para poder levantar y pegarle bien a la pelota a manera de batazo, en la elaboración del palillo se usa machete y cuchillo.

Es un juego muy divertido, practicado actualmente en muchas escuelas rurales de la región y en forma recreativa en los tiempos libres de niños, jóvenes y adultos.

Pelota Mixteca

Reglamento

Una de las más destacadas tradiciones de los Mixtecos es el juego de pelota, el cual tiene fuerte carga histórica desde el mundo prehispánico. La zona mixteca se encuentra dividida en tres áreas: la baja, la sierra alta y la costa, sin embargo los grupos mixtecos que viven hoy en Oaxaca, Guerrero y Puebla, están muy ligados a aquéllos que han emigrado al Valle de México, Veracruz, Sinaloa, Baja California o incluso más allá de nuestras fronteras nacionales.

La tradición oral jugó un papel fundamental para preservar el juego, en la actualidad se practica en tres ámbitos: indígena, rural y urbano, participan adultos y jóvenes.

Esta disciplina tiene 3 modalidades; Pelota Mixteca de Hule, Pelota Mixteca de Forrro y Pelota Mixteca del Valle.



Pelota Mixteca de Hule:

La Pelota Mixteca de Hule, recibe su nombre porque se practica con una pelota hecha artesanalmente de hule vulcanizado, pesa 900 gramos, para golpearla se emplea un guante cuyo peso varía entre 5 y 7 kilogramos, hecho con capas de vaqueta de res, cosidas y unidas a mano, para terminarlo usan pintura de aceite, decorándolo con grecas y en la cara del guante para resistir el golpeteo de la pelota lo remachan con clavos cabeza de gota.

50 años atrás, al juego se le conocía como “pelota a mano fria”, porque los jugadores impulsaban con la mano una pequeña pelota elaborada con caucho natural .

El terreno de juego: Es un espacio de 8 a 11 metros de ancho por 100 ó 120 metros de largo, de tierra compactada y con una cubierta de tepetate o tezontle, llamado “Patio” o “Pasajuego”.

Se forman dos equipos con cinco elementos y un suplente respectivamente, uno se colocará en la zona llamada saque y el otro en la zona llamada resto, que es un cajón de 8 metros de largo delimitado por las líneas que definen la cancha denomidas “escacez”, en el otro extremo de la cancha se encuentra una piedra que sirve para botar la pelota al iniciar un juego o continuar la jugada, la llaman “piedra de saque” o botadera, de acuerdo al “volado” echado a la suerte, el equipo ganador sacará para iniciar el partido que puede ser jugado a dos de tres partidos o tres de cinco, los equipos no tienen una posición fija, los jugadores pueden moverse de su posición según la jugada.

Un partido se hace con tres juegos, la forma de conteo es; 15, 30, 40 y juego, lo que equivale a 50 puntos, ganará el equipo que haga 100 ó 150 puntos según el acuerdo inicial.

Los principales lugares en donde se practica actualmente son : Ciudad de Oaxaca, Etla, Tepozcolula, Magdalena Jaltepec, Pochutla, Ciudad de Puebla, Ciudad de México, Estado de México y en algunos estados de la Unión Americana entre otros.

Existe un reglamento escrito, en cada partido está presente la figura del “chacero” o juez quien lleva el conteo, señala las faltas y resuelve las jugadas dudosas.

Los jugadores en su práctica diaria usan la ropa cotidiana, en las competencias llevadas a cabo durante las festividades religiosas o populares, visten con uniformes deportivos.

Pelota Mixteca de Forro

Esta variante se conserva en el municipio de Huajuapan de León, Oaxaca, por la población negra de la región de la Costa en Pinotepa Nacional y en la Ciudad de México.

Las medidas del campo de juego, las reglas y la composición de los equipos son las mismas que las de la pelota mixteca de hule, y está presente la figura del chacero.

Varía el tipo de pelota y protección de la mano, la pelota es del tamaño de una de softball, elaborada con estambre o hilaza forrada de gamuza, por tanto es una pelota muerta, no tiene bote. El protector que utilizan los jugadores es un guante de carnaza como el de los electricistas, ya colocado en la mano se enrollan varios metros de venda a fin de soportar el golpe de la pelota el cual suele ser muy duro; a principios de siglo la pelota se hacia de pura lana, posiblemente la golpeban con la mano sin protección alguna y era más pequeña.

En la práctica cotidiana los jugadores visten ropa de trabajo, para las competencias utilizan uniformes deportivos, suelen usar cachucha o paliacate amarrado en la cabeza.

Pelota Mixteca del Valle

Zapotecos que radican en los Valles Centrales de Oaxaca y también aquellos que emigraron a la Ciudad de México, son los depositarios de este deporte tradicional.

Utilizan una pelota de esponja que no excede los 100 gramos de peso y una tabla de madera cuadrada de 20 X 20 cms. con la cual impulsan la pelota, se fija a la mano con una guanteleta o correas de cuero, y se adornan al gusto del jugador.

El campo de juego y las reglas son igual a las de las dos modalidades anteriores, sancionado por el chacero.

En el Distrito Federal y en los Valles de Oaxaca, juegan todos los días y en fechas especiales establecen compromisos para competir entre pueblos.

Rebote a Mano con Pelota Dura

Reglamento

Zacatecas, Estado de México, Aguascalientes, San Luis Potosí, Coahuila y el Distrito Federal, son las entidades federativas en las que este deporte cuenta con mayor arraigo y práctica asidua. Lo practican personas del sexo masculino campesinos, obreros ,albañiles, mecánicos etc.

Los niños empiezan a temprana edad por imitación de los adultos en la familia o la comunidad y lo practican personas de todas las edades. Los niños y jóvenes inician la práctica con una pelota de esponja.

Se cree que el Rebote a Mano tiene su origen en el juego de pelota practicado por los Chichimecas, los que más adelante dieron origen al imperio Tolteca.

El antecedente más antiguo encontrado con las características de los actuales Rebotes data del año de 1795 el cual se ubicaba entre la comunidad de Mina Quebradilla y Santa Escuela, mismo que fue destruido al urbanizarse esa zona de la Ciudad de Zacatecas. Le sigue el Sin Rival fechado en 1804, dicho Rebote dejó de funcionar en 1957, se localiza en la comunidad del Cerro el Cedral, Mina la Esperanza, Zacatecas.

Al paso del tiempo, algunas formas y usos del juego han cambiado, así como las dimensiones del rebote (la pared) y su reglamento.

El juego es practicado en parejas o mano a mano, al árbitro se le llama “rayador”, para iniciar el juego se realiza un sorteo con lo que deciden el saque.

El juez o rayador es quien dirige el juego, teniendo la facultad de decidir y/o aplicar el reglamento.

Se juega a doce tantos a cada punto se le denomina raya.

Existen 2 formas de jugar que son:



  • Sueltos, consiste en jugar un número determinado de juegos.

  • Treguas, se refiere a jugar 5 juegos y resulta ganador el equipo que logre tres de los cinco.

El Rebote o frontón lo podemos encontrar edificado con diferentes materiales, tales como; cantera, ladrillo, block, piedra y hasta adobe; con un grosor entre 50 y 70 cms. unido a éste se encuentran dos pilares de 40 cms. que sobresalen y sirven de rincones para el juego, la finalidad de estos pilares es para dar mayor fortaleza a la pared o frontón, y al mismo tiempo en el transcurso del juego son utilizados por los jugadores para sacar ventaja de ello. Las dimensiones de la pared o rebote son de 6 mts. de ancho y una altura que fluctúa entre 6.5 y 12 mts.

En la parte baja de la pared y a 20 o a 30 cms. del suelo se coloca un alambre de un extremo a otro con el fin de limitar la parte más baja en la cual se pueden hacer jugadas. Se acostumbra también colgar algunas fichas de este alambre con el propósito de que al hacer contacto la pelota con éste, se escuche.

En lo que se refiere al terreno, sus dimensiones son 6 mts. de ancho por 12 de largo, el cual está marcado o señalado con de alambres restirados al ras del suelo. La parte más larga del terreno se dividide en dos al momento del juego, con el fin de limitar la zona en la cual debe caer la pelota en el saque; ésto se hace con una línea marcada con agua. Por otra parte, se colocan dos placas de cemento de 30 X 20 cms. aproximadamente a 50 cms. de la pared, lo que permite mayor solidez a la pelota al botar en el momento del saque.

El terreno sobre el que se juega es de tierra lo más fina posible (arcilla), en algunos rebotes utilizan polvo de cantera, antes de la capa de tierra ponen una capa de piedra, con el fin de que exista una mayor filtración de agua evitando encharcamientos. Otra de las finalidades es compactar la superficie y obtener un bote más vivo de la pelota.

Se requiere para su práctica; una pelota dura, una tabla de anotación y un par de guantes de carnaza.



Implementos:

La pelota tiene un peso que fluctúa entre 180 y 240 gramos y un diámetro entre 8 y 15 cms. está hecha de hilo de lana o hilaza y en el centro tiene una pelota de golf o una de madera de tamaño similar que sirve de alma; por último es forrada con cuero de chivo o venado bien curtidos, dicho cuero es muy resistente.

La tabla de anotación es una paleta de madera de aproximadamente 15 X 20 cms. con 4 hileras de 12 perforaciones cada una, sobre las cuales el rayador (juez) marca durante el juego con una pija de madera los tantos (rayas) y juegos.

El guante que se utiliza sirve para proteger la mano, aminorando el golpe de la pelota.

El Rebote a Mano es un deporte tradicional que se practica diariamente y especialmente en las fiestas de cada pueblo.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal