Evaluación preliminar de viabilidad para el desarrollo de un nama para eficiencia energética en el sector de agua y saneamiento de mexico



Descargar 377.23 Kb.
Página2/16
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño377.23 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16

Objetivo

El objetivo principal de este diagnóstico es el de realizar un diagnóstico preliminar de viabilidad para el desarrollo de una NAMA aplicable al sector de suministro de agua y saneamiento en poblaciones urbanas y rurales, enfocado fundamentalmente a la reducción del consumo de energía en los sistemas de agua y saneamiento, operados por los organismos operadores descentralizados o municipales de agua en México,como una medida de mitigación del impacto ambiental generado por el excesivo consumo de energía utilizada en el suministro de agua a las poblaciones.


Este objetivo esta enfocado a la mitigación de GEI, basados en la reducción de emisiones de CO2 derivadas del consumo de energía eléctrica. No están incluidas las emisiones de contaminantes de vida corta, los llamados CCVC, fundamentalmente el metano que se produce en algunas Plantas de tratamiento de aguas residuales, que aunque también forman parte de este sector, y son importantes en el tema de emisiones, requiere un documento y un estudio aparte.

  1. BASE CONCEPTUAL DE ESTE DOCUMENTO

La mayor parte de los países han realizado esfuerzos significativos para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero con el fin de contribuir a reducir el aumento de la temperatura por calentamiento global, el cual se deberá de mantener por debajo de los 2 °C. Estos esfuerzos deberán de continuar en el futuro con el objetivo de disminuir la tendencia al incremento de la temperatura global, en donde una trayectoria probable para disminuir la temperatura y llegar a este nivel implicaría una reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEIs) de entre 50-60% por debajo de los niveles de 1990 para el año 2050 (PNUMA, 20101). La reducción de las emisiones en estos niveles se presenta como un enorme reto que deberá tener necesariamente contribuciones de los países desarrollados y los países en vías de desarrollo por igual.


Las Acciones Nacionales Apropiadas de Mitigación (NAMAs por sus siglas en inglés) se han discutido activamente en las negociaciones internacionales sobre cambio climático. Una NAMA puede ser unilateral, apoyada y/o acreditable. En una NAMA unilateral se realizan acciones autónomas de los países en desarrollo para reducir sus emisiones de GEI; en las NAMAs apoyadas se llevan a cabo acciones con financiamiento u otro tipo de apoyo externo, con el objetivo de reducir las emisiones locales de GEI, y finalmente, en las NAMAs acreditables se desarrollan acciones que generan créditos para la venta en el mercado global de carbono para compensar las emisiones de GEI de los países del Anexo I.2 Sin embargo, todavía se está definiendo el marco en el cual se desarrollan las NAMAs, los fondos también se están definiendo por su parte y se han distribuido responsabilidades entre los países para su asignación a través de los diferentes mecanismos multilaterales y bilaterales que se implementarán para su aplicación. Finalmente, se están registrando las acciones de mitigación, notificación y verificación en el Registro de NAMAs de la UNFCCC para un mejor rastreo y seguimiento de su implementación.3
En este sentido, hay una gran necesidad de proyectos específicos y "aterrizados" o “en campo” para ver cómo podría funcionar un marco de política de ese tipo de acciones nacionales dentro de las instituciones y las estructuras de gobierno de México. En este contexto, el presente análisis tiene el objetivo hacer un diagnóstico de viabilidad para el desarrollo de un NAMA aplicable al sector de suministro de agua en poblaciones urbanas y rurales, vía la reducción del consumo de energía de manera integral con la eficiencia en la operación hidráulica de los organismos operadores de agua en México de acuerdo a la metodología Watergy4 que es una herramienta metodológica probada en México y otros países de manera demostrativa.
Solamente como ejemplos ilustrativos, en México se desarrollan NAMAs para los sectores vivienda nueva, vivienda existente, transporte carretero, industria cementera, industria siderúrgica, industria de la celulosa y el papel, industria minera, electrodomésticos, y de sistemas fotovoltaicos, entre otras. Estos proyectos siguen desarrollándose y evolucionando para su implementación y presentación a organismos financieros nacionales e internacionales una vez que se terminen de definir las reglas de transferencia y aplicación de fondos para apoyar estas NAMAs.
Este pre diagnóstico sobre la NAMA del Uso Eficiente de Energía en el Sector de Agua y Saneamiento, se centró en el análisis de las políticas actuales y marco regulatorio, en la revisión y factibilidad para determinar la línea base de emisiones GEI, en la identificación y selección de alternativas y buenas practicas para lograr acciones de mitigación, el nivel de impacto sobre el panorama nacional, como criterio para concluir si es viable proponer el realizar un esfuerzo para el diseño de un NAMA para este sector, y finalmente, en la propuesta de un sistema de monitoreo, reporte y verificación (MRV) de las medidas a realizar en el sector de administración del agua a nivel estatal y municipal.
A lo largo de este documento, como equivalente a la actividad de desarrollar proyectos de eficiencia energética e hidráulica integrales en los sistemas de agua y saneamiento, nos referiremos al Modelo Watergy, que es una serie de herramientas tecnológicas y conceptos que permiten lograr ahorros de energía y de mejoras en la operación hidráulica y pérdidas de agua en estos sistemas, que conlleva ahorros adicionales de energía y otros beneficios que se describen más adelante.
Este concepto ha dado lugar a un programa permanente de promoción del uso eficiente de energía en el sector de agua y saneamiento, promoviendo concepto innovador que se ha enfocado a promover y fortalecer las capacidades de los sistemas municipales de agua y saneamiento (SMAS) a nivel nacional, para administrar eficientemente el agua que se abastece a las poblaciones y la enorme cantidad de energía que se utiliza para este fin, así como reducir las inversiones en nueva infraestructura y el consecuente deterioro ambiental que esto genera.
Hasta el momento, el programa Watergy, operado por Watergy México A.C., se ha enfocado a difundir y fortalecer el concepto a través de generar casos de éxito, a desarrollar las herramientas, promover las tecnologías y realizar actividades de difusión como talleres y seminarios nacionales (Ver Anexo 1).
Durante los 10 primeros años de trabajo, el concepto Watergy ha logrado posicionar la metodología integral de eficiencia en agua y energía demostrando que es viable lograr mejorar el nivel de servicio a las poblaciones al mismo tiempo que se consume el mínimo costo energético que contribuye a hacer más viable el servicio.
Actualmente, en base al esfuerzo de Watergy, ya se ha empezado a generar una cultura sobre el uso eficiente del agua y de la energía en organismos operadores de agua urbanos y se ha despertado el interés de muchos otros organismos y de las instituciones encargadas de administrar el agua en México, fundamentalmente de la CONAGUA y la asociación nacional de los principales organismos operadores, agrupados en la ANEAS. Sin embargo, el reto es todavía muy grande y se requiere establecer una estrategia que permita impulsar más este concepto. El enfoque de las NAMAs permite desarrollar una herramienta que cumpla con este objetivo.
El presente documento tiene como principal objetivo dar una opinión, a manera de pre diagnóstico, de la conveniencia de dedicar tiempo y recursos, para llevar a cabo el esfuerzo enorme de desarrollar una NAMA específica para la eficiencia energética en el sector de agua y saneamiento y con ello, aplicando el Modelo Watergy, despertar un mayor interés en los organismos nacionales e internacionales que se encargan del manejo del agua en México para impulsar, financieramente sobre todo, y para desarrollar en forma masiva, proyectos sustentables que incrementen la disponibilidad de este vital líquido al mismo tiempo que se reducen los impactos ambientales por la energía que se consume para suministrarlo a las poblaciones.
Y si se aplica dicho modelo integral, se puede aportar un cierto abatimiento de emisiones, además de impactos positivos sobre el desarrollo social, reducción de la pobreza e incremento de la productividad del país



  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   16


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal