Estudio de la homogeneidad del aluminio extractable, de un Andisol de la X región de Chile, utilizando parámetros geoestadísticos



Descargar 132.22 Kb.
Página3/8
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño132.22 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

2.2. Serie Pelchuquín


A continuación se presenta una descripción de las principales propiedades presentadas por los suelos utilizados en este estudio:

Estos suelos se presentan en forma de cenizas volcánicas, sobre una toba parcialmente cementada y mezclada con clastos alterados denominados cancagua. Presentan una topografía casi plana, con pendientes de 1 a 3% (IREN-UACH, 1978).



2.2.1. Ubicación. Esta serie esta ubicada en la provincia de Valdivia, específicamente en las comunas de Mariquina y Máfil, ocupando una superficie de 17.367 has (IREN-UACH, 1978).

2.2.2. Mineralogía de la serie Pelchuquín. Estos suelos contienen feldespatos, nódulos duros, vidrios volcánicos y cuarzo, además de pequeñas cantidades de muscovita, epidota, piroxenos, anfibolas, magnetita, olivino, turmalina, clorita, granate y limonita (KÜHNE y NISSEN, 1973).

2.2.3. Fracción arcillosa. La mayor parte esta constituida por materiales amorfos esencialmente alofán tipo A (KÜHNE y NISSEN, 1973). Además, presenta pequeñas cantidades de gibbsita, metahaloisita e hissingerita, que aumentan ligeramente en profundidad (IREN-UACH, 1978).

2.2.4. Características químicas. Los suelos de esta serie son fuertemente ácidos en superficie y se van haciendo ligeramente ácidos en profundidad. Presentan bajos contenidos de elementos nutritivos. El fósforo constituye el elemento mas crítico, acentuándose este problema en horizontes inferiores por la presencia de altos contenidos de Fe y Al extractables y a la presencia arcillas alofánicas (IREN-UACH, 1978).

En el Cuadro 1, se presentan las características químicas y físicas de la serie Pelchuquín.

CUADRO 1. Características químicas y físicas de los suelos de la serie Pelchuquín.

FUENTE: IREN-UACH (1978).


2.3. Aluminio en los suelos


El aluminio (Al) es el elemento metálico más abundante en la corteza terrestre, comprende sobre el 7% de su masa y es encontrado en el suelo principalmente en forma de silicatos y óxidos de aluminio insoluble. Dependiendo de la forma especifica en que esté presente, modificará sus propiedades y comportamiento (DE LA FUENTE y HERRERA, 1999; VIZCAYNO y GARCIA, 2000).

En Andisoles jóvenes el aluminio liberado desde la tefras es transformado principalmente en alofán, imogolita y complejos humus-Al. La acumulación de formas activas de aluminio y hierro es una de las más importantes propiedades que envuelven el concepto central de los Andisoles. Al y Fe determinan o influyen fuertemente no solo en las propiedades físicas y químicas de los Andisoles, sino además en la productividad (SHOJI, 1993).

El aluminio se encuentra presente en diversas formas estructurales del suelo, principalmente como octaedro de aluminio, y en la mayoría de los diversos compuestos de minerales precipitados (Pinochet, 2001, citado por RADIC, 2001).

2.3.1. Aluminio extractable y su importancia. El aluminio extractable remueve parcialmente los grupos de aluminio estructural de las arcillas y óxidos responsables de la adsorción de fósforo (Rodríguez, 1993, citado por BONOMELLI et al., 2003). Además, se ha determinado que el aluminio extractable es un buen indicador de la retención o fijación de fósforo en el suelo, debido a que se relaciona con la mineralogía de las arcillas (BONOMELLI et al., 2003).

Según Sadzawka (1983) citado por TOSSO (1985), en los Andisoles Chilenos, es frecuente que se presente un alto contenido de aluminio extractable. La cantidad de aluminio extractable aumenta cuando la saturación de bases y pH del suelo decrecen (Mc LEAN et al.,1958).

Estudios realizados por ALAMOS et al. (1967), en algunos suelos derivados de cenizas volcánicas (Serie Osorno, serie Arrayán, serie Santa Bárbara y otros.), han demostrado que la adsorción del ión ortofosfato en este tipo de suelos era mayor a medida que aumentaba la concentración de aluminio extractable.

En estudios realizados por URBINA (1965), en suelos derivados de cenizas volcánicas, se encontró la misma relación que se muestra en la Figura 1, adaptada de RODRIGUEZ (1993), para la relación entre el aluminio extractable y la capacidad de retención de fósforo de los suelos.

FIGURA 1. Relación entre el Aluminio extractable y la Capacidad Inicial de Retención de Fósforo de los suelos -



FUENTE: Pinochet (2003) adapatado de RODRIGUEZ (1993).

Ha sido ampliamente demostrado a través de la literatura, que los compuestos de aluminio y hierro juegan un papel importante en la fijación de fósforo. De estos, el aluminio extractable se señala como el principal responsable de este fenómeno, comprobándose que ha medida que aumenta el aluminio extractable la fijación de fósforo se hace mayor (ALAMOS et al., 1967; Dixon y Weed 1977, Schalscha, et al., 1973, citados por URRUTIA, 1983).

Según UNITED STATES DEPARMENT AGRICULTURE (2003), el aluminio extractable es importante para la clasificación de suelos, evaluaciones de disponibilidad de nutrientes y toxicidad en el suelo.

2.3.2. Determinación de aluminio extractable. Según los métodos de análisis recomendados para suelos chilenos, la determinación de aluminio extractable se debe realizar con una solución de acetato de amonio 1mol/L a pH 4,8 y medido a través de espectrofotometría de absorción atómica (SADZAWKA et al., 2000).

Estudios realizados por McLEAN et al. (1958, 1959), en distintos suelos de Estados Unidos, se compara la extracción de aluminio con NH4OAC a pH 4,8 con BaCl2,, NH4 y extracciones con NH4OAC a distintos pH, obteniéndose que el NH4OAC a pH 4,8 aparece como un extractante superior a los otros, por varias razones que se detallan a continuación:

NH4OAC a pH 4,8, extracta bastante aluminio desde la mayoría de los suelos, independientemente de su composición química.

La intensidad de la extracción es la misma que la de otros extractantes, pero no se ve afectada por el pH del suelo. Cuando se utiliza BaCl2, y NH4 la extracción varía con el pH del suelo y se remueven cantidades insuficientes de aluminio, especialmente en suelos con pH superiores a 5,5.

NH4OAC a pH 4,8, es el mejor amortiguador (buffer) comparado con sales neutrales derivadas de ácidos fuertes, sin embargo provee la fuerza iónica necesaria para una apropiada extracción.

NH4OAC a ph 4,8 esta relativamente libre de substancias que podrían interferir en las determinaciones fotométricas o colorimétricas.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal