Estatutos



Descargar 363.34 Kb.
Página4/5
Fecha de conversión12.11.2017
Tamaño363.34 Kb.
1   2   3   4   5

Artículo 41. Causas de cese

1. El nombramiento de los vocales del Consejo de Administración será irrevocable. Los Vocales del

Consejo de Administración cesarán en el ejercicio de sus cargos:

a) En los mismos supuestos y condiciones que se relacionan en el artículo 24 de los presentes

Estatutos para los Consejeros Generales.

b) Cuando por cualquier causa se pierda la condición de Consejero General.

c) Por incurrir en las causas de inelegibilidad e incompatibilidad previstas en el artículo 39 de los

presentes Estatutos.

d) Por acuerdo de separación adoptado, previa deliberación, por la Asamblea General.

e) Al cumplir setenta años de edad.

f) Por sanción de separación del cargo impuesta por resolución de la autoridad administrativa

competente en la materia, previo expediente disciplinario y conforme a lo establecido en la legislación

vigente.

2. En el supuesto previsto en la letra c) del apartado anterior, el cese será declarado por el Consejo de

Administración, previo expediente tramitado con audiencia del interesado, y surtirá efectos desde la

fecha de adopción del correspondiente acuerdo; esto no obstante, la Asamblea General deberá

ratificarlo en la primera sesión, ordinaria o extraordinaria, que celebre.

El Consejo de Administración dará cuenta a la Asamblea General de los ceses de sus miembros que

se produzcan en virtud de las restantes causas previstas en el apartado anterior.
Artículo 42. Vacantes

1. Las vacantes de miembros del Consejo de Administración que se produzcan con anterioridad a la

finalización del mandato se cubrirán por la Asamblea a propuesta del Consejo de Administración. El

acuerdo del Consejo de Administración proponiendo la cobertura de vacantes a la Asamblea requerirá

para su validez el voto favorable de la mayoría absoluta de sus miembros.

2. En el caso de cese o revocación de un vocal del Consejo de Administración, antes del término de

su mandato, será sustituido por el correspondiente suplente.

3. Las sustituciones previstas en este artículo lo serán por el período que reste hasta la finalización del

mandato.

Sección 3ª.- Organización y funcionamiento del Consejo

Artículo 43. Presidente, Vicepresidentes y Secretario

1. El Consejo de Administración tendrá un Presidente, designado en la forma prevista en el artículo 48

de los presentes Estatutos.

2. El Consejo podrá nombrar, de entre sus miembros, a uno o más Vicepresidentes, que sustituirán al

Presidente por su orden si el nombramiento así lo fijase, o en su defecto por orden de antigüedad. Si

no hubiera Vicepresidente sustituirá al Presidente el Vocal de más edad.

3. El Consejo de Administración nombrará un Secretario del Consejo y, si fuere preciso, un

Vicesecretario y un Secretario de actas. En caso de ausencia o imposibilidad, el Secretario será

sustituido por el Vicesecretario.
Artículo 44. Convocatoria del Consejo

1. El Consejo se reunirá cuantas veces sea necesario para la buena marcha de la Entidad y, al menos,

una vez cada dos meses.

2. La convocatoria se efectuará por su Presidente, en los siguientes supuestos:

a) A iniciativa propia.

b) A petición por escrito de una quinta parte de los Vocales del Consejo, o a solicitud de la Comisión

Ejecutiva, acompañando en ambos casos el correspondiente orden del día. En estos supuestos, la

sesión solicitada deberá celebrarse dentro de los siete días siguientes a la recepción del escrito de

solicitud.

c) Cuando se solicite la celebración de una Asamblea extraordinaria, en los supuestos previstos en

el artículo 26.3 de estos Estatutos.

3. La convocatoria, a la que se acompañará el orden del día, habrá de efectuarse mediante escrito que

se remitirá a cada vocal con una antelación mínima de tres días hábiles.

Esto no obstante, en casos de urgencia, podrá convocarse al Consejo con una antelación mínima de

veinticuatro horas, haciendo constar esta circunstancia en el acta de la sesión correspondiente. En este

supuesto, la convocatoria se remitirá a los vocales por vía telegráfica o por cualquier medio que

garantice la máxima celeridad y fiabilidad en la comunicación.

Asimismo, el Consejo podrá reunirse válidamente cuando, hallándose presentes todos sus miembros,

acordaren por unanimidad celebrar sesión y fijaren de la misma forma el contenido de los puntos a

tratar.


4. El orden del día del Consejo se fijará por el Presidente, que deberá incluir también en el mismo

cuantos asuntos hayan sido objeto de solicitud escrita por una quinta parte, al menos, de los vocales

del Consejo.

5. El Consejo sólo podrá adoptar acuerdos respecto de los asuntos incluidos en el respectivo orden del

día, siendo nulos de pleno derecho los que se adopten con infracción de esta prohibición.

Artículo 45. Constitución del Consejo y asistentes

1. Para la constitución del Consejo se requiere la asistencia de la mayoría de sus miembros.

Los miembros del Consejo de Administración podrán otorgar su representación y delegar su voto en

otro Vocal o en el Presidente, en caso de imposibilidad de asistencia a una sesión. La representación y,

en su caso, la delegación del voto, deberá otorgarse por escrito, que habrá de hacerse llegar al

Presidente antes del comienzo de cada sesión, el cual dará cuenta de ello. Ningún miembro del

Consejo, salvo el Presidente, puede ostentar más de una representación o delegación de voto.

Si existieren representaciones o delegaciones de voto, el Consejo sólo podrá constituirse si se hallaran

presentes el cuarenta por ciento, al menos, del total de sus miembros, y siempre que, entre presentes y

representados, se alcance el quórum previsto en el párrafo primero de este apartado.

2. Asistirán a las reuniones del Consejo el Director General, en su caso, y cuantas personas autorice u

ordene el Presidente, con voz, pero sin voto.

3. En cualquier otro aspecto, será de aplicación a las sesiones del Consejo lo establecido en el artículo

31 de los presentes Estatutos.


Artículo 46. Votaciones

1. Los acuerdos del Consejo se adoptarán por mayoría absoluta de los vocales, presentes o

representados, teniendo el Presidente voto de calidad.

2. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, en los supuestos previstos en las letras i), j) y l) del

artículo 11.1 de los presentes Estatutos, se requerirá el voto favorable de los dos tercios de los

miembros del Consejo, y de tres quintos en los casos previstos en las letras d) y f) del citado artículo

11.1.

3. Si las propuestas formuladas no suscitaran debate ni oposición, el Presidente declarará adoptado el



acuerdo por asentimiento.

4. Las votaciones sólo serán secretas cuando lo decida el Presidente o cuando lo soliciten al menos

cinco vocales. Serán secretas en todo caso las votaciones que se refieran a las propuestas de

nombramiento o, en su caso, al cese de los miembros de los órganos de gobierno o cuando tuviesen

por objeto la valoración de la conducta de las personas.

Las votaciones se efectuarán a mano alzada; las votaciones secretas se efectuarán mediante papeleta.

5. Los miembros del Consejo que hubiesen votado en contra de los acuerdos adoptados por éste

podrán hacer constar en el acta de la sesión los motivos de su voto particular, que habrá de entregarse

por escrito al Secretario dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la celebración de la reunión.
Artículo 47. Acuerdos del Consejo

1. Los acuerdos del Consejo de Administración se llevarán a un libro de actas, que serán firmadas por

el Presidente y el Secretario.

2. El Secretario del Consejo dará traslado a la Comisión de Control del contenido dispositivo de los

acuerdos dentro de los siete días siguientes al de la sesión correspondiente.

3. Los acuerdos del Consejo de Administración no son públicos, salvo que el propio Consejo acuerde,

en cada caso, lo contrario.

4. Las certificaciones de los acuerdos del Consejo se efectuarán por el Secretario con el visto bueno

del Presidente.

5. Cuando para la ejecución o instrumentación de los acuerdos no se hubiera otorgado delegación,

dicha ejecución o instrumentación podrá realizarla el Consejo por mayoría.

6. En lo no previsto en los presentes Estatutos, el Consejo podrá establecer reglas para su propio

funcionamiento con sujeción a lo dispuesto en las leyes.
Sección 4ª.- Presidente y delegaciones

Artículo 48. Nombramiento

1. El Consejo de Administración nombrará, de entre sus miembros, al Presidente, que, a su vez, lo será

de la Asamblea General y de la Caja. Su mandato no podrá exceder de seis años, pudiendo ser

reelegido por otro período de igual duración, conforme a lo dispuesto en estos Estatutos.

2. El nombramiento habrá de adoptarse por el Consejo y deberá recaer en persona dotada de la

capacidad, preparación técnica y experiencia suficientes para desarrollar las funciones propias del

cargo.

3. El nombramiento del Presidente se pondrá en conocimiento de la Consejería competente de la



Comunidad de Madrid y del Banco de España, dentro de los tres días siguientes a la adopción del

acuerdo; asimismo, se cursará comunicación del nombramiento a los Consejeros Generales.


Artículo 49. Cese

1. El Presidente cesará en su cargo:

a) Por renuncia ante el Consejo, que habrá de formalizarse por escrito.

b) Por pérdida de la condición de Vocal del Consejo de Administración.

c) Por declaración judicial de incapacidad.

d) Por acuerdo del Consejo de Administración, que requerirá mayoría absoluta.

e) Por sanción de inhabilitación con separación del cargo o sanción de separación del cargo,

impuesta por resolución de la autoridad administrativa competente en la materia, previo expediente

disciplinario y conforme a lo establecido en la legislación vigente.

2. En el supuesto previsto en la letra a) del apartado anterior, el cese surtirá efectos a partir de la fecha

en que el Consejo de Administración celebre su primera sesión posterior a la recepción del escrito de

renuncia.

3. En todos los supuestos previstos en el apartado 1, el Consejo de Administración pondrá el cese en

conocimiento de la Consejería competente de la Comunidad de Madrid y del Banco de España.


Artículo 50. Funciones generales

Corresponde al Presidente:

a) Convocar las reuniones del Consejo de Administración y, en su caso, de la Comisión Ejecutiva.

b) Presidir las reuniones de dichos órganos; dirigir y ordenar sus debates; autorizar la asistencia a las

mismas de personas distintas de sus miembros; visar sus actas; proclamar y asegurar la ejecución de

sus acuerdos y velar por la observancia de las normas legales, reglamentarias y estatutarias por las

que se rige la Caja.

c) Coordinar la actividad de los órganos de gobierno de la Caja, así como las relaciones entre éstos y

los servicios de la Caja, dirimiendo provisionalmente, en caso de urgencia, las discrepancias que

pudieran surgir entre ellos, hasta tanto sean resueltas por el órgano o autoridad competente.

d) Presentar a formulación del Consejo de Administración las cuentas anuales, el informe de gestión y

la propuesta de aplicación del resultado de la Caja.

e) Representar a la Caja en sus relaciones externas, sin perjuicio de la distribución de funciones

establecida en los presentes Estatutos.

f) Expedir el documento acreditativo correspondiente al nombramiento de los Consejeros electos que

proclame la Comisión de Control en funciones de Comisión Electoral.

g) Disponer lo conveniente en casos de máxima urgencia sobre cualquier asunto que no fuere

aconsejable diferir hasta que resuelva el órgano de administración competente, dando cuenta de lo

actuado en la primera reunión que celebre dicho órgano.

h) Representar en juicio a la Entidad y ejercer en su nombre todas las acciones legales en vía

administrativa, judicial o extrajudicial, incluidas las transacciones y el sometimiento a arbitraje, dando

cuenta al Consejo de lo actuado en la primera reunión que celebre. El Presidente podrá delegar la

facultad de representación procesal.

i) Ejercer cuantas otras funciones le atribuyan las leyes, los presentes Estatutos o le delegue el

Consejo de Administración.
Artículo 51. Atribución al Presidente de funciones ejecutivas

1. El Consejo de Administración podrá atribuir al Presidente funciones ejecutivas. En ese caso, el

ámbito de tales funciones será el que fije el propio acuerdo del Consejo, pudiendo referirse a la

totalidad de las facultades de gestión que corresponden a éste, con excepción de las relativas a la

rendición de cuentas, la elevación de propuestas a la Asamblea General y las delegadas por ésta en el

Consejo, salvo que expresamente se hubiera autorizado la subdelegación.

En el supuesto previsto en el párrafo anterior, el Presidente, como primer ejecutivo de la Caja, a quien

estará subordinada jerárquica y funcionalmente la estructura administrativa y gerencial de la Entidad,

asumirá las funciones que la Ley 31/1985, de 2 de agosto, de Regulación de las Normas Básicas sobre

Órganos Rectores de las Cajas de Ahorros, atribuye al Director General, pudiendo delegar

posteriormente las mismas en uno o varios directores generales o cargos asimilados o equivalentes,

sin perjuicio de los apoderamientos que el Presidente pueda conferir.

2. El cargo de Presidente ejecutivo deberá recaer en persona que reúna las condiciones de capacidad,

preparación técnica y experiencia suficientes; se ejercerá en régimen de dedicación exclusiva, con

arreglo al sueldo que fije el Consejo de Administración, y será incompatible con cualquier otra actividad

retribuida, pública o privada, salvo la administración del propio patrimonio y las actividades que ejerza

en representación de la Caja. En este último caso, los ingresos que obtenga, distintos a dietas de

asistencia a Consejos de Administración o similares, deberán cederse a la Caja.

3. Los acuerdos del Consejo por los que se establezca la Presidencia ejecutiva y se fijen sus

facultades, así como los que los modifiquen,

- requerirán para su validez el voto favorable de los dos tercios de los miembros del Consejo; esto no

obstante, los que supongan la revocación de tales sólo requerirán la mayoría absoluta de los

miembros del Consejo.

- deberán ser ratificados por la Asamblea General, que habrá de ser convocada y celebrar sesión al

efecto dentro de los treinta días siguientes;

- deberán ser puestos en conocimiento de la Consejería competente de la Comunidad de Madrid y

del Banco de España dentro de los tres días siguientes a la adopción del acuerdo; en igual plazo se

procederá a comunicar el acuerdo de ratificación;

- no producirán efecto alguno hasta su inscripción en el Registro Mercantil.
Artículo 52. Comisión Ejecutiva

1. El Consejo de Administración, sin perjuicio de los apoderamientos que pueda conferir a cualquier

persona, podrá delegar funciones en una Comisión Ejecutiva y en una o varias Comisiones Delegadas.

2. La Comisión Ejecutiva deberá estar compuesta por personas cualificadas para el desempeño del

cargo, que se nombrarán por el propio Consejo, de entre sus miembros.

Estará formada por el Presidente del Consejo de Administración y un máximo de nueve vocales más,

estando integrada por vocales de cada uno de los sectores a que se refiere la legislación básica sobre

órganos rectores de las Cajas de Ahorros, así como del sector correspondiente a la Asamblea de

Madrid.

3. El establecimiento de la Comisión Ejecutiva y la correspondiente delegación de funciones en ella



estarán sometidos a los mismos límites y requisitos establecidos en los apartados 1 y 3 del artículo

anterior. Si existiera Presidencia ejecutiva, el acuerdo de delegación deberá precisar la correspondiente

distribución de funciones.

4. La Comisión será presidida por el Presidente del Consejo de Administración o, en su ausencia, por el

vocal de la Comisión en quien delegue.

5. El funcionamiento de la Comisión Ejecutiva se regirá, por analogía, por las disposiciones referentes

al Consejo de Administración.
Artículo 53. Comisiones Delegadas

1. Aun existiendo constituida la Comisión Ejecutiva, el Consejo de Administración podrá establecer una

o varias Comisiones Delegadas a las que atribuirá funciones específicas para el tratamiento y decisión

de cuestiones especializadas por materias.

El acuerdo por el que se constituya cualquier Comisión Delegada, que ha de ser adoptado por mayoría

absoluta del Consejo de Administración, deberá precisar la correspondiente atribución de funciones.

En el supuesto de crearse Comisiones Delegadas, será obligatoria la constitución de una Comisión

dedicada a Obra Social.

2. Las Comisiones Delegadas, cualquiera que sea su objeto, deberán estar compuestas por personas

cualificadas para el desempeño del cargo, que se nombrarán por el propio Consejo, de entre sus

miembros.

3. El funcionamiento de las Comisiones Delegadas se regirá por las propias normas y criterios que se

contengan en el acuerdo de creación y por lo establecido para la Comisión Ejecutiva, en lo que les sea

de aplicación.


Artículo 54. Dirección General

1. El Director General será designado por el Consejo de Administración entre personas dotadas de la

capacidad, preparación técnica y experiencia suficientes para desarrollar las funciones propias del

cargo, y que no se encuentren incursas en ninguno de los supuestos previstos en los artículos 39 y 23

de los presentes Estatutos.
Será de aplicación al nombramiento del Director General lo establecido en el apartado 3 del artículo 51

de los presentes Estatutos.

El Consejo de Administración de la Caja podrá otorgar al cargo de Director General otra denominación.

El régimen del cargo asimilado al Director General será, no obstante, el establecido en los presentes

Estatutos.

2. El Director General cesará en su cargo por jubilación al alcanzar la edad de setenta años, por

incurrir en alguna de las causas previstas en los artículos 24, 41.1 c) y 49.1 a) c), d) y e), así como

en el supuesto previsto en el apartado 1 del artículo 51, todos ellos de los presentes Estatutos. El

cese en el cargo de Director General no afectará, en su caso, a los derechos derivados de su

relación laboral anterior con la Caja.

3. Corresponden al Director General las funciones que le atribuyan los presentes Estatutos, le delegue

el Consejo de Administración o le encomienden el propio Consejo o su Presidente, con los mismos

límites y requisitos establecidos en los apartados 1 y 2 del artículo 51 de los presentes Estatutos. En el

ejercicio de sus funciones, el Director General actuará bajo la superior autoridad del Consejo de

Administración y de su Presidente, debiendo atenerse a las directrices, instrucciones y órdenes

concretas que uno u otro le impartan en el ámbito de sus respectivas competencias.

En los casos en que el Consejo de Administración lo estime conveniente, podrá ejercer por sí,

directamente, cualesquiera de las funciones atribuidas al Director General. Igual facultad corresponderá

al Presidente del Consejo en los casos de urgencia.

4. El régimen del cargo de Director General, así como los supuestos de sustitución del mismo, se

determinarán por el Consejo de Administración. Igualmente determinará el Consejo el régimen de los

cargos de alta dirección a cuyo favor pueden conferirse apoderamientos.

5. En el supuesto previsto en el artículo 51 de los presentes Estatutos, el Presidente del Consejo de

Administración podrá proponer al Consejo la estructura de la alta dirección de la Caja mediante un

sistema de direcciones generales sectoriales u otros cargos asimilados o equivalentes, con los

apoderamientos que procedan.



CAPITULO V.- De la Comisión de Control

Sección 1ª.- Naturaleza y funciones

Artículo 55. Fines generales y criterios de actuación

1. La Comisión de Control tiene por objeto cuidar de que la gestión del Consejo de Administración se

realice de la manera más eficaz, cumpliendo con las disposiciones legales y estatutarias y con las

instrucciones recibidas de la Asamblea General.

2. En el cumplimiento de sus funciones, la Comisión vigilará que los acuerdos de los órganos de

administración de la Caja respeten las normas que en materia financiera dicten las autoridades

estatales y autonómicas, las disposiciones de los presentes Estatutos y el Reglamento Electoral y las

líneas generales de actuación contenidas en los acuerdos de la Asamblea General.


Artículo 56. Funciones de vigilancia y análisis de la gestión financiera

1. La Comisión de Control elevará a la Asamblea General, al Banco de España y a la Consejería

competente de la Comunidad de Madrid un informe semestral sobre la gestión financiera de los

órganos de la Caja.

2. En el informe que eleve a la primera Asamblea General ordinaria de cada ejercicio, llevará a cabo

también un análisis sobre la censura de cuentas de la Caja.

3. Los informes a que se refieren los apartados anteriores se remitirán por el Presidente de la Comisión

de Control al Consejo de Administración, el cual deberá enviarlos a los Consejeros Generales junto con

la restante documentación de la correspondiente Asamblea General.

4. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados anteriores, la Comisión podrá elaborar informes sobre

cualesquiera cuestiones concretas dentro del ámbito de su competencia, bien por iniciativa propia o a

petición de la Asamblea General, del Consejo de Administración, o de la Consejería competente de la

Comunidad de Madrid.
Artículo 57. Funciones en materia electoral y de designaciones

1. Corresponde a la Comisión de Control la vigilancia de los procesos de elección de los miembros de

la Asamblea General, de designación por ésta de los Vocales del Consejo de Administración y de los

miembros de la propia Comisión de Control, así como de la sustitución de los miembros de estos

órganos, informando al respecto a la Consejería competente de la Comunidad de Madrid.

Dichas funciones se ejercerán en los términos que prevea el Reglamento Electoral de la Caja.

2. La Comisión elevará a la Consejería competente de la Comunidad de Madrid informe sobre el

nombramiento y cese del Presidente ejecutivo y, en su caso, del Director General, así como sobre la

creación y supresión de la Comisión Ejecutiva. Dicho informe deberá ser elevado dentro de los diez

días siguientes a la fecha en que le sea comunicado el respectivo acuerdo del Consejo de

Administración.
Artículo 58. Funciones en relación con la obra social

1. La Comisión de Control elevará informe a la Asamblea General ordinaria sobre los presupuestos y

dotación de la obra social, tanto propia como en colaboración. Será de aplicación a este informe lo

previsto en el artículo 56.3 de los presentes Estatutos.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el apartado anterior, la Comisión llevará a cabo la vigilancia y análisis

de la gestión de la obra social de la Caja.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal