Estatutos



Descargar 363.34 Kb.
Página3/5
Fecha de conversión12.11.2017
Tamaño363.34 Kb.
1   2   3   4   5

Sección 5ª.- Funcionamiento de la Asamblea General

Artículo 25. Clases

1. Las Asambleas Generales podrán ser ordinarias y extraordinarias.

2. Las Asambleas ordinarias se celebrarán dos veces al año, dentro de cada semestre natural,

respectivamente. En el orden del día de la primera Asamblea ordinaria figurarán, como mínimo, y sin

perjuicio de cuantos otros asuntos se incluyan en el mismo, la censura de la gestión, la aprobación, en

su caso, de las cuentas del ejercicio anterior y la propuesta sobre la aplicación del resultado.

3. Las Asambleas extraordinarias se celebrarán cuantas veces sean convocadas, para tratar de los

asuntos que se expresen en el orden del día.


Artículo 26. Convocatoria de la Asamblea General

1. La convocatoria de la Asamblea General se hará por el Consejo de Administración, mediante

comunicación personal a los Consejeros Generales y anuncio publicado en el Boletín Oficial del Estado

y en el de la Comunidad de Madrid, así como en dos periódicos de entre los de mayor circulación de la

capital, por lo menos quince días antes de la fecha fijada para su celebración, sin que se tenga en

cuenta este día para el cómputo del plazo.

2. El anuncio de la convocatoria expresará:

a) El día y la hora de la reunión en primera convocatoria.

b) El lugar donde ha de celebrarse, que deberá estar situado en la localidad donde la Caja tenga su

domicilio.

c) El orden del día, que comprenderá todos los asuntos a tratar en la Asamblea. El Consejo de

Administración deberá incluir, asimismo, en el orden del día cuantos asuntos, con excepción de los

mencionados en el artículo 11.2 de estos Estatutos, hayan sido objeto de solicitud escrita por una

quinta parte, al menos, de los miembros de la Asamblea, con diez días de antelación, como mínimo,

a la fecha de publicación de la respectiva convocatoria. También deberá incluir los asuntos que, con

la misma antelación, le proponga la Comisión de Control en materias de su competencia.

d) El día y la hora en que, si procediera, se reunirá la Asamblea en segunda convocatoria. Entre la

primera y segunda reunión deberá mediar, por lo menos, un lapso de treinta minutos.

3. Las Asambleas extraordinarias deberán convocarse:

a) Por iniciativa del Consejo de Administración.

b) Mediante solicitud escrita de un tercio de los Consejeros Generales, en la que deberá hacerse

constar los asuntos que habrán de tratarse en la sesión. No podrán incluirse en la solicitud asuntos

de los mencionados en el artículo 11.2 de estos Estatutos.

c) A solicitud de la Comisión de Control de la Caja, en los supuestos de propuesta de suspensión de

la eficacia de los acuerdos a que se refiere el artículo 59 de los presentes Estatutos.

En los supuestos previstos en las letras b) y c) la convocatoria deberá efectuarse de modo que la

Asamblea tenga lugar dentro de los treinta días siguientes a la fecha en que se hubiere formulado la

solicitud.

4. No obstante lo dispuesto en los apartados anteriores, la Asamblea se entenderá convocada y

quedará válidamente constituida para tratar cualquier asunto siempre que estén presentes todos sus

miembros y acepten, por unanimidad, que se celebre la reunión y el orden del día de la misma.
Artículo 27. Constitución y asistencia

1. Antes de entrar en el orden del día se formará la lista de los asistentes. El Presidente hará público el

número de los Consejeros Generales presentes en la Asamblea y mencionará las personas que

asisten por disposición legal o estatutaria, o por invitación suya.

2. La Asamblea General precisará, para su válida constitución, la asistencia de la mayoría de sus

miembros en primera convocatoria. La constitución en segunda convocatoria será válida cualquiera

que sea el número de asistentes a la misma.

3. No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, si el orden del día de la Asamblea comprendiese

asuntos de los mencionados en las letras i), j) y l) del artículo 11.1 de los presentes Estatutos, la válida

constitución de la Asamblea requerirá, tanto en primera como en segunda convocatoria, la asistencia

de la mayoría de sus miembros.

4. No se admitirá la representación por otro miembro de la Asamblea o por tercera persona, sea física o

jurídica.

5. Deben asistir a la Asamblea General los miembros del Consejo de Administración y de la Comisión

de Control, así como, en su caso, el Director General y cuantas otras personas juzgue conveniente el

Presidente, aunque sólo dispondrán del derecho de voto cuando tengan la condición de Consejeros

Generales.
Artículo 28. Presidencia y Secretaría de la Asamblea

1. Presidirá la Asamblea General el Presidente del Consejo de Administración y actuarán como

Vicepresidente o Vicepresidentes quienes lo sean del Consejo, cuyo Secretario ejercerá las funciones

correspondientes también en aquél órgano.

2. El Presidente, en su caso, será sustituido por los Vicepresidentes, según su orden. En ausencia del

Presidente y Vicepresidentes, presidirá la Asamblea el Vocal del Consejo de Administración de mayor

edad que sea Consejero General.

3. El Secretario, en su caso, será sustituido por el Vocal del Consejo de Administración más joven.

4. Si de este modo no pudieran resolverse las suplencias, la Asamblea General designará de entre sus

miembros la persona que asuma la función correspondiente.


Artículo 29. Información a los Consejeros Generales

1. Veinte días antes, al menos, de la primera Asamblea General ordinaria del ejercicio, la Caja deberá

remitir a los Consejeros Generales, sin costo para ellos, las cuentas anuales, el informe de gestión, la

propuesta de aplicación del resultado, el informe de la Comisión de Control sobre la censura de

cuentas y, en su caso, el informe de auditoría externa.

Cualquier otro documento distinto de los mencionados en el párrafo anterior y que haya de ser objeto

de deliberación, ya corresponda a la primera Asamblea General ordinaria o a las restantes, se remitirá

a los Consejeros Generales con al menos quince días de antelación, salvo cuando se haya advertido

en la convocatoria que estará a disposición de los Consejeros en el domicilio de la Entidad.

2. Los Consejeros Generales podrán solicitar por escrito, con anterioridad a la reunión de la Asamblea

o verbalmente durante la misma, los informes o aclaraciones que estimen precisos acerca de los

asuntos comprendidos en el orden del día. El Consejo de Administración estará obligado a

proporcionárselos, salvo en los casos en que, a juicio del Presidente, la publicidad de los datos

solicitados perjudique los intereses de la Caja. Esta excepción no procederá cuando la solicitud esté

apoyada por la quinta parte, al menos, de los miembros de derecho de la Asamblea y ésta, por mayoría

de los presentes, apoye la solicitud.


Artículo 30. Desarrollo de la sesión

1. La dirección del debate corresponde al Presidente, el cual podrá fijar un tiempo máximo para la

deliberación de cada uno de los puntos del orden del día y para cada una de las intervenciones, así

como cerrar una discusión, cuando estime que el asunto se encuentra suficientemente debatido.

2. Los Consejeros y demás asistentes a la sesión sólo podrán hacer uso de la palabra cuando el

Presidente se la conceda. Nadie podrá ser interrumpido en su intervención, salvo por el Presidente, en

el ejercicio de sus facultades de dirección del debate.
Artículo 31. Votos y acuerdos

1. Cada Consejero General tendrá derecho a un voto, otorgándose a quien presida la reunión voto de

calidad. El voto es personal e indelegable.

2. Las votaciones sólo serán secretas cuando lo decida el Presidente de la Asamblea o cuando lo

soliciten el 10 por ciento de los Consejeros Generales presentes en la misma. Serán secretas en todo

caso las votaciones que se refieran a la elección o, en su caso, al cese de los miembros de los órganos

de gobierno, o cuando tuviesen por objeto la valoración de la conducta de las personas.

La forma de efectuar las votaciones se determinará por quien presida la Asamblea; las votaciones

secretas se efectuarán mediante papeleta y llamamiento nominal.

3. Los miembros de la Asamblea que hubiesen votado en contra de los acuerdos adoptados por ésta

podrán hacer constar en el acta de la sesión los motivos de su voto particular, que habrá de entregarse

por escrito al Secretario dentro de las cuarenta y ocho horas siguientes a la celebración de la reunión.

4. Los acuerdos de la Asamblea General se adoptarán por mayoría simple de los votos de los

asistentes, entendiéndose por mayoría simple que el número de votos favorables sea superior al

número de votos contrarios al acuerdo, sin computar las abstenciones ni los votos en blanco. Esto no

obstante:

- en el supuesto previsto en la letra h) del artículo 11.1 de los presentes Estatutos, y sólo para el caso

de que se trate de emisión de cuotas participativas, se requerirá el voto favorable de la mayoría

absoluta de los asistentes

- en los supuestos previstos en las letras i), j) y l) del artículo 11.1 de los presentes Estatutos, se

requerirá el voto favorable de los dos tercios de los asistentes;

- en los supuestos de separación previstos en las letras d) y f) del mismo artículo 11.1 se requerirá el

voto favorable de los tres quintos de los asistentes.

Si las propuestas formuladas no suscitaran debate ni oposición, el Presidente declarará adoptado el

acuerdo por asentimiento.

5. Los acuerdos válidamente adoptados obligan a todos los Consejeros Generales, incluidos los

ausentes.

6. La Asamblea General sólo podrá deliberar y adoptar acuerdos respecto de los asuntos incluidos en

el respectivo orden del día, siendo nulos de pleno derecho los que se adopten con infracción de esta

prohibición.

7. Los acuerdos de la Asamblea General serán públicos, salvo que antes de votarse sobre los mismos

se haga constar lo contrario.


Artículo 32. Duración

1. La Asamblea General se celebrará el día señalado en la convocatoria, pero podrán prorrogarse sus

sesiones durante uno o más días consecutivos.

2. La prórroga de la Asamblea podrá acordarse por ésta a propuesta del Presidente o a solicitud de un

tercio de los Consejeros Generales.

3. Cualquiera que sea el número de las sesiones en que se celebre la Asamblea, se considerará única,

levantándose una sola acta para todas las sesiones.
Artículo 33. Acta

1. El acta podrá ser aprobada por la Asamblea a continuación de haberse celebrado ésta o, en el plazo

de quince días, por el Presidente y dos interventores designados por la propia Asamblea.

2. El Consejo de Administración podrá requerir la presencia de fedatario público para que levante acta

de la Asamblea y estará obligado a hacerlo siempre que, al menos con cinco días de antelación al

previsto para su celebración, lo solicite un tercio de los Consejeros Generales. Esta acta tendrá la

consideración de acta de la Asamblea. Los honorarios del fedatario público serán a cargo de la Caja.

3. Cualquier Consejero General podrá solicitar certificación de los acuerdos adoptados en la Asamblea.

Dicha certificación se expedirá por el Secretario con el visto bueno del Presidente.

CAPITULO IV.- Del Consejo de Administración

Sección 1ª.- Naturaleza y funciones

Artículo 34. Naturaleza

El Consejo de Administración es el órgano de gobierno de la Caja que tiene encomendada la

administración y gestión financiera y la representación de la Caja, de su Obra Social y del Monte de

Piedad con facultades plenas, sin más limitaciones que las funciones y facultades expresamente

reservadas a los restantes órganos de gobierno por el ordenamiento jurídico o por los presentes

Estatutos.


Artículo 35. Funciones

1. Las facultades de representación que ostenta el Consejo de Administración se extenderán a todos

los actos comprendidos en el ámbito de la actividad prevista en estos Estatutos, así como para los

litigiosos.

2. En el ejercicio de sus facultades, el Consejo se regirá por lo establecido en la ley, en los presentes

Estatutos y en los acuerdos de la Asamblea General.

3. Corresponde al Consejo de Administración la adopción de acuerdos sobre convenios de

colaboración o cooperación y alianzas con otras Cajas de Ahorros.

4. El Consejo de Administración podrá delegar alguna o algunas de sus facultades de gestión en los

órganos de gobierno de las entidades que constituyan o articulen alianzas entre Cajas de Ahorros

para aumentar su eficiencia sin poner en peligro la competencia en los mercados nacionales o para

participar con volumen suficiente en los mercados internacionales de capital. Esta delegación se

mantendrá en vigor durante el período de la alianza o mientras las entidades no acuerden su

modificación mediante el procedimiento que previamente hayan establecido al efecto. Esta

delegación no se extenderá al deber de vigilancia de las actividades delegadas ni a las facultades

que respecto a las mismas tenga la Comisión de Control.

5. El Consejo decidirá sobre la representación en las empresas o entidades participadas o

dependientes de la Caja.


Sección 2ª.- Composición del Consejo y estatuto de sus miembros

Artículo 36. Composición y elección

1. El Consejo de Administración de la Entidad estará integrado por veintiún miembros, que se

distribuirán entre los distintos sectores guardando idéntica proporción a la establecida para la

Asamblea General.

2. En la situación prevista por el artículo 13.2 de los presentes Estatutos, el Consejo de Administración

estará formado por:

a) Siete vocales del sector de Corporaciones Municipales.

b) Siete vocales del sector de Impositores.

c) Tres vocales del sector de Asamblea de Madrid.

d) Dos vocales del sector de Empleados

e) Dos vocales del sector de Entidades representativas.

3. Los Vocales del Consejo de Administración se designarán por la Asamblea General, como cuerpo

electoral único, a propuesta del propio Consejo o de, al menos, un diez por ciento de los Consejeros

Generales integrantes del sector. Las candidaturas deberán contener el orden de preferencia de los

candidatos y un número de suplentes igual al de titulares, con indicación de la correspondencia entre

cada uno de ellos.

La pluralidad de propuestas que puedan producirse en el sector de empleados deberán ser sometidas

previamente a votación entre los Consejeros Generales del sector, mediante la formulación de

candidaturas cerradas y bloqueadas y asegurando que los resultados de la votación se atribuirán

proporcionalmente a cada una de dichas candidaturas, para conformar la propuesta de candidatos del

sector que se llevará a la Asamblea General.

Los puestos en el Consejo que correspondan a cada sector se atribuirán en proporción al número de

votos obtenidos por cada candidatura, resultando elegidos los que ocupen los lugares preferentes en

las mismas.

En el sector de Corporaciones Municipales, las respectivas representaciones en la Asamblea General

propuestas por los tres grupos políticos con mayor implantación en el conjunto de los Municipios de la

Comunidad de Madrid tendrán cada una de ellas un representante en el Consejo de Administración,

que en todo caso será asignado primeramente y por orden de importancia numérica. Los puestos

restantes que correspondan al sector de Corporaciones Municipales se distribuirán de acuerdo con un

criterio proporcional entre las candidaturas que, en su caso, pudieran presentarse.

4. En el supuesto de que alguno de los sectores no eleve propuesta de candidatura, ésta se formulará

por la Presidencia.

5. Los vocales de cada sector en el Consejo de Administración habrán de elegirse de entre los

Consejeros Generales pertenecientes a su respectivo sector, con la excepción de que dos Vocales de

las Corporaciones Municipales y otros dos por el sector de Impositores podrán elegirse de entre

personas que no sean Consejeros Generales y que reúnan los adecuados requisitos de preparación y

prestigio.

Además, en el supuesto de que todos los Consejeros Generales pertenecientes al sector de

Corporaciones Municipales estuvieran incursos en la causa de incompatibilidad prevista en el articulo

39.2.c) de los presentes Estatutos, podrán elegirse por este sector la totalidad de los vocales que

correspondan de entre personas que no sean Consejeros Generales y que reúnan los adecuados

requisitos de preparación y prestigio. Igualmente, si faltaran candidatos por este sector de

Corporaciones Municipales debido exclusivamente a estar incursos en la citada causa de

incompatibilidad, los vocales que restaran podrán elegirse de entre personas que no sean Consejeros

Generales y que reúnan los adecuados requisitos de preparación y prestigio.

La cobertura de los mencionados puestos de Vocales no Consejeros Generales, si en cualquiera de

tales sectores hubiese pluralidad de candidaturas, se llevará a cabo atribuyendo a cada una de ellas el

número de Vocales no Consejeros Generales que resulte de la aplicación del sistema proporcional.

Una vez agotado el cupo de Vocales no Consejeros Generales por aplicación del sistema proporcional,

los puestos sucesivos que correspondan a cada candidatura sólo podrán ser atribuidos a los

candidatos que ostenten la condición de Consejero General.

6. El desarrollo del proceso de designación expresado en el apartado anterior, así como la renovación

o la reelección de vocales del Consejo de Administración, se llevará a cabo según lo previsto en el

Reglamento Electoral de la Caja, sin que puedan efectuarse nombramientos provisionales.

7. En el plazo de quince días hábiles, el nombramiento o cese de vocales del Consejo de

Administración habrá de comunicarse por el Presidente de la Entidad a la Consejería competente de la

Comunidad de Madrid y al Banco de España.
Artículo 37. Período de mandato y renovación

1. La duración del mandato de los vocales del Consejo de Administración será de seis años. Los

miembros del Consejo podrán ser reelegidos por otro período de igual duración, siempre que cumplan

con los requisitos establecidos en los presentes Estatutos y de acuerdo con el procedimiento y

condiciones señaladas en el Reglamento Electoral. El cómputo de este periodo de reelección será

aplicado aun cuando entre el cese y el nuevo nombramiento hayan transcurrido varios años. Esto no

obstante, los vocales cuyo mandato haya expirado continuarán válidamente en el ejercicio de sus

funciones hasta la fecha en que tomen posesión quienes hayan de sustituirles.

La duración del mandato no podrá ser superior a doce años, sea cual sea la representación que

ostente. Cumplido el mandato de doce años de forma continuada o interrumpida y transcurridos ocho

años desde dicha fecha, podrán volver a ser elegidos en las condiciones establecidas en los presentes

Estatutos.

2. La renovación de los vocales del Consejo de Administración se hará parcialmente cada tres años,

aplicando a estos efectos las reglas establecidas en los apartados 2 y 3 del artículo 20.

3.- Cuando tenga lugar en Asamblea General la reelección como vocal del Consejo de Administración

de quien viniere ejerciendo el cargo de Presidente, Vicepresidente o Secretario-Consejero de este

órgano, el Consejo de Administración podrá acordar, por mayoría absoluta de sus miembros, la

reelección de dichos cargos sin que sea precisa la posterior ratificación por la Asamblea General. La

reelección así realizada del Presidente llevará implícita la ratificación de las funciones delegadas y de

las facultades ejecutivas que le fueron atribuidas con anterioridad.

Lo establecido en el párrafo anterior se entenderá sin perjuicio de la facultad de revocación que

respecto de dichos cargos corresponde al órgano de gobierno. El acuerdo de revocación deberá ser

adoptado por mayoría absoluta del Consejo de Administración.
Artículo 38. Requisitos de elegibilidad

Los vocales del Consejo de Administración deberán reunir los mismos requisitos que se establecen en

el artículo 22 de los presentes Estatutos respecto a los Consejeros Generales y ser menores de

setenta años en el momento de la toma de posesión del cargo.


Artículo 39. Causas de inelegibilidad y de incompatibilidad

1. Las causas de inelegibilidad y de incompatibilidad que se establecen en el artículo 23 de los

presentes Estatutos lo serán también para los miembros del Consejo de Administración, además de

la causa específica de inelegibilidad relativa a tener cumplidos los setenta años de edad.

2. Constituirán también causas de incompatibilidad para el ejercicio del cargo de vocal del Consejo de

Administración de la Caja:

a) Pertenecer al Consejo de Administración u órgano equivalente de más de cuatro sociedades

mercantiles o Entidades Cooperativas. A estos efectos no se computarán los puestos ostentados en

Consejo de Administración u órgano equivalente de sociedad mercantil en la que los interesados, su

cónyuge, ascendientes o descendientes, juntos o separadamente, sean propietarios de un número

de acciones no inferior al cociente de dividir el capital social por el número de vocales del Consejo de

Administración. La misma norma se aplicará a los casos de representación legal de menores,

ausentes o incapacitados. En cualquier caso, el número total de Consejos no será superior a ocho.

b) Tener la condición de empleado en activo de otras entidades financieras no dependientes de la

propia Caja.

c) Tener la condición de miembro de las Cortes Generales, del Parlamento Europeo y las

Asambleas Legislativas de las Comunidades Autónomas, Alcaldes, Concejales o Altos Cargos de

cualquier Administración Pública.


Artículo 40. Requisitos para operaciones financieras con la Caja

1. Los vocales del Consejo de Administración, o sus cónyuges, ascendientes, descendientes o

hermanos, así como las sociedades en las que estas personas tengan una participación que aislada o

conjuntamente sea mayoritaria, o en las que ejerzan el cargo de Presidente, Consejero, Administrador,

Gerente, Director General o asimilado, no podrán obtener créditos, avales ni garantías de la Caja, ni

enajenar a la misma bienes o valores de su propiedad o emitidos por las entidades en que ejerzan tal

cargo, sin previa autorización expresa del Consejo de Administración de la Caja y de la Consejería

competente de la Comunidad de Madrid.

El Consejo de Administración podrá exceptuar de la autorización particular a que se refiere el párrafo

anterior la concesión de operaciones transitorias tales como descubiertos o excedidos en cuenta

corriente o de crédito, saldos deudores en tarjetas de crédito, préstamos y créditos destinados al

consumo, siempre que sean propios del desenvolvimiento de una economía familiar, así como la

concesión de préstamos, créditos, avales o garantías para la adquisición de viviendas con aportación

por el titular de garantía real suficiente a juicio de los órganos o departamentos de la Caja que

determine el propio Consejo de Administración en su acuerdo general exceptuando las anteriores

operaciones.

2. Serán precisas también dichas autorizaciones para que las personas referidas en el apartado

anterior puedan adquirir de la Caja bienes o valores propios emitidos por dicha Entidad, salvo cuando

correspondan a una emisión pública en condiciones de igualdad con el resto de los adquirentes.

3. Las limitaciones anteriores se extenderán en todo caso no sólo a las operaciones realizadas

directamente por las personas o entidades referidas, sino también a aquellas otras en que pudieran

aparecer una o varias personas físicas o jurídicas interpuestas.

4. Sin perjuicio de lo establecido en los apartados anteriores, la concesión de créditos a los vocales que

tengan la condición de empleados se regirá por lo que dispongan las normas laborales aplicables,

previo informe de la Comisión de Control.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal