Estanislao Ramírez Ruiz



Descargar 30.77 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño30.77 Kb.

Instituto Politécnico Nacionalresultado de imagen para cecyt 3resultado de imagen para ipn

Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos No. 3

Estanislao Ramírez Ruiz”



Curso de Ingreso a Nivel Superior (CUPEANS) 2018

Especialidad Médico - Biológicas

Contenido bibliográfico

Tema 6 Vitaminas y minerales

Las vitaminas no son un tipo de sustancias, con propiedades y moléculas muy distintas entre sí con una única cosa en común, son indispensables para la vida y deben tomarse en los alimentos. Si no se ingieren, su carencia puede ocasionar la muerte. La necesidad diaria de vitaminas no es muy grande, apenas miligramos o incluso microgramos, el cuerpo humano no puede sintetizar las vitaminas, por lo que es importante tomarlas en la alimentación, aunque pequeñas cantidades de algunas vitaminas del complejo B se pueden tomar de la microbiota intestinal. Las vitaminas se clasifican en hidrosolubles (que se disuelven en agua, como la vitamina C o la vitamina B6) y liposolubles (que se disuelven en grasas, como las vitaminas D y A).



Las vitaminas que se clasifican en liposolubles

Vitamina A o Retinol previene los problemas de la piel e interviene en el mecanismo de la visión. Su falta produce ceguera nocturna. Como vitamina se encuentra sobre todo en el hígado animal, pero las verduras rojas y naranjas, como tomates y zanahorias, son ricas en provitamina A, que el organismo convierte en vitamina A.

resultado de imagen para vitamina a molecula

El calciferol o vitamina D es fundamental para la absorción del fósforo y el calcio, y su falta produce osteoporosis y raquitismo. Se produce en la piel cuando se expone a los rayos de Sol, por lo que no es preciso tomarla en la dieta, salvo si no se toma el sol directamente. Los pescados azules y el queso graso son ricos en vitamina D.



resultado de imagen para vitamina d molecula

El tocoferol o vitamina E es indispensable en la reproducción y previene el aborto espontáneo. Su déficit produce anemia, pero su exceso también ocasiona graves enfermedades, por lo que debe tomarse exclusivamente en la dieta. Los aceites vegetales, el germen de trigo, semillas y los frutos secos son ricos en tocoferol.

La vitamina K se llama “antihemorrágica” porque es indispensable en el proceso de la coagulación de la sangre. Abundante en las hojas verdes y el hígado de bacalao, es sintetizada por la flora bacteriana, así que no se necesita tomarla en la dieta. Su déficit ocasiona hemorragias nasales e intestinales.

resultado de imagen para vitamina k molecula

La vitamina F no es una verdadera vitamina, sino un conjunto de lípidos, especialmente el ácido linoleico. No son sustancias reguladoras, como el resto de las vitaminas, sino que forman parte de las membranas de las células y evitan el exceso de colesterol. Abundan en los aceites vegetales y en los pescados azules.



Las vitaminas hidrosolubles

El ácido ascórbico o vitamina C se encuentra casi exclusivamente en los vegetales frescos, el kiwi, guayaba, coles de Bruselas y el pimiento rojo son abundantes en vitamina C. Su falta produce el escorbuto. Interviene en la asimilación de aminoácidos y aumenta la inmunidad. No se acumula en el organismo, por lo que debe ser tomada casi a diario.



resultado de imagen para vitamina c molecula

La biotina o vitamina H interviene en la formación de glucosa a partir de los hidratos de carbono y grasas. Se encuentra en frutos secos, frutas y leche, también se produce en la flora intestinal. La clara de huevo cruda impide su absorción, así que debe ser tomada con moderación.

La tiamina o vitamina B1 es imprescindible para el aprovechamiento de los hidratos de carbono. Huevos, frutos secos y levadura de cerveza son alimentos ricos en tiamina. El tabaco y el alcohol impiden su asimilación, por lo que fumadores y bebedores habituales necesitan un mayor aporte de tiamina.

resultado de imagen para vitamina b1 molecula

La rivoflavina o vitamina B2 interviene en los procesos de respiración celular y ayuda al hígado a eliminar las toxinas del organismo. También ayuda al crecimiento y mejora el estado de uñas, piel y cabello. Las vísceras y la levadura de cerveza son ricos en rivoflavina. El alcohol y el tabaco son causa de mala asimilación.

La niacina o vitamina B3 interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas. Su carencia produce pelagra, enfermedad caracterizada por diarreas, dermatitis y demencia. Abunda en la levadura de cerveza, los cacahuetes y el hígado.

resultado de imagen para vitamina b3 molecula

El ácido pantoténico, o vitamina B5 interviene en el metabolismo celular. Su carencia provoca apatía, falta de atención y alergias. Abundante en muchos alimentos, destacan la levadura de cerveza, la yema de huevo y las vísceras. A veces se emplea en cirugía para facilitar la cicatrización de las heridas.



resultado de imagen para vitamina b5 molecula

La piridoxina o vitamina B6 es imprescindible para el metabolismo de las proteínas. Presente en casi todos los alimentos, abunda en el pescado azul, los frutos secos, lentejas, etc. Se suele recomendar para facilitar la regeneración del tejido nervioso, para combatir los mareos.

La cobalámina o vitamina B12 es indispensable para la formación de los glóbulos rojos, el crecimiento y la regeneración de los tejidos. Su falta produce la anemia perniciosa. Todos los alimentos de origen animal, en especial el hígado, son ricos en cobalámina. Suele recetarse, junto con las vitaminas B1 y B6 para el tratamiento de los dolores o inflamaciones de nervios, como la ciática.

resultado de imagen para vitamina b12 molecula

Los minerales necesarios en la alimentación son, oligoelementos, que al igual que las vitaminas, actúan unidos a proteínas. Como el hierro es esencial para la hemoglobina, la proteína encargada de llevar el oxígeno desde los pulmones a todo el cuerpo o como el potasio el cual es indispensable para la transmisión del impulso nervioso.

Existen dos elementos que aparte de su función reguladora en el organismo, tienen una función estructural, son el fósforo y el calcio que son los componentes fundamentales de los huesos.

Los minerales que necesitamos tomar en la alimentación se dividen en macroelementos, cuando se necesitan ingerir varios gramos diarios de ellos, microelementos, de los cuales se necesita menos cantidad, del orden de varios miligramos al día y oligoelementos cuando su consumo diario no pasa de microgramos:



Macroelementos

El sodio (Na) participa en la regulación del impulso nervioso y en el equilibrio hídrico celular. Suele tomarse en exceso, así que lo conveniente es buscar alimentos con menos sodio. Estos son las frutas y verduras.

El potasio (K) participa en el mantenimiento del equilibrio hídrico del organismo y en la contracción muscular del corazón. Las frutas y verduras, así como legumbres y frutos secos son ricos en potasio.

El calcio (Ca) forma parte de los huesos y es esencial para una buena circulación sanguínea. Los productos lácteos, los frutos secos y las verduras son fuentes de calcio.

El fósforo (P) presente también en los huesos, forma parte de muchos lípidos e interviene en el metabolismo celular. El queso, la yema de huevo y los frutos secos son alimentos ricos en fósforo.

El magnesio (Mg) es imprescindible para la asimilación del calcio y de la vitamina C. El chocolate, los frutos secos y el maíz constituyen un importante aporte de magnesio en la dieta.

El cloro (Cl) ayuda al hígado para eliminar las toxinas del cuerpo e influye en la regulación ácido - base del cuerpo. La sal de mesa es un importante aporte de cloro, así como de sodio, por lo que no es necesario buscar alimentos ricos en cloro.

El azufre (S) entra en la composición de algunas hormonas y en la bilis. Está presente en todas las células y abunda en el cabello, uñas y piel. Las legumbres, la col, cebolla y ajo son ricos en azufre.



Microelementos

El hierro (Fe) es necesario para la formación de la hemoglobina así como para el correcto funcionamiento de algunas vitaminas. Su falta produce anemia ferropénica, muy común en los últimos meses del embarazo. Carnes, hígado y huevos abundan en hierro.

El flúor (F) previene la caries dental y fortalece los huesos. No suele ser necesaria su ingesta en los lugares en los que el agua se fluoriza. Té, espinacas y el pescado tienen mucho flúor.

El yodo (I) es indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Ayuda al crecimiento y quema del exceso de grasas. Su falta produce bocio. La sal marina, pescados y mariscos son ricos en yodo.

El manganeso (Mn) interviene en la síntesis de grasas y en el aprovechamiento de las vitaminas C, H y B1. Es abundante en pescados, crustáceos y legumbres.

El cobalto (Co) interviene en la formación de los glóbulos rojos o hematíes, ya que forma parte de la vitamina B12. Carnes, pescados y productos lácteos son alimentos ricos en cobalto.

El cobre (Cu) interviene en la asimilación de la vitamina C y el hierro, así como en la formación de la hemoglobina. El chocolate, las legumbres y la pimienta son ricos en cobre.

El cinc o zinc (Zn) interviene en la elaboración de insulina y en la formación de linfocitos, las células encargadas de la defensa del organismo frente a infecciones. Mariscos, levadura de cerveza, champiñones, huevos y leche son ricos en zinc.



Oligoelementos

El silicio (Si) es indispensable para la asimilación del calcio, la formación de nuevas células y en la nutrición de los tejidos. El agua potable suele llevar silicio, así como los vegetales.

El níquel (Ni) es necesario para el correcto funcionamiento del páncreas. Abunda en las espinacas, el perejil y las legumbres.

El cromo (Cr) mejora la diabetes y participa en la movilidad de las proteínas. Los aceites vegetales, lechuga, cebolla y patatas son alimentos ricos en cromo.

El litio (Li) es indispensable y fundamental para la correcta regulación del sistema nervioso central. Mariscos, patatas y algunos pescados son ricos en litio.

El molibdeno (Mo) previene la anemia y las caries. Está presente en legumbres y vegetales con las hojas de color verde oscuro, como lechugas y espinacas.

El selenio (Se) previene ciertos tipos de cáncer y el envejecimiento de los tejidos, también ayuda en la desintoxicación realizada por el hígado. Se emplea en el tratamiento de la caspa. Ajo, cebollas, brécol y tomate son alimentos ricos en selenio.

Cuestionario

1. Es la vitamina importante para la coagulación sanguínea.

a) vitamina E

b) vitamina C

c) vitamina A

d) vitamina K

2. La hemoglobina es una proteína transportadora de oxígeno, el cual se une a un átomo de…

a) Cobalto

b) Cobre

c) Hierro

d) Calcio

3. es la vitamina que se produce en la piel con los rayos del sol.

a) Calciferol

b) Retinol

c) Tocoferol

d) Ácido ascórbico

4. La vitamina C, también es conocida como:

a) Calciferol

b) Retinol

c) Tocoferol

d) Ácido ascórbico

5. ¿Cuál de los siguientes elementos, es necesario para el equilibrio hídrico?

a) Mg


b) Na

c) Cl


d) Ca

Bibliografía

  • http://www.fao.org/docrep/013/am288s/am288s00.pdf

  • http://www.digestivo.fmed.edu.uy/Bioquimica/VitaminasyMinerales_DREMR2010.pdf

  • http://depa.fquim.unam.mx/amyd/archivero/4-

  • A.L., Lehninger, D.L., Nelson, M.M. Cox, Principios de Bioquímica (8ª ed), Omega, 2013.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal