Espanhol 8º ano



Descargar 2.13 Mb.
Página43/47
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño2.13 Mb.
1   ...   39   40   41   42   43   44   45   46   47
(acceso el 17 de junio de 2015), hay muchas informaciones importantes sobre educación vial, como por ejemplo el Manual del Peatón.

Gramática en uso (p. 158-159)

- Objetivo

Aprender a usar el imperativo negativo.

- Ampliación y desarrollo de la actividad

Profesor(a), el subjuntivo se estudiará en el libro del 9º año. No es el momento para profundizarlo. En ese momento, se puede explicar a los alumnos que: ⋅ el imperativo propiamente dicho sólo tiene segunda persona de singular y plural: canta tú / cantá vos, cantad vosotros;

⋅⋅ para aconsejar u ordenar con otros pronombres (usted, ustedes, nosotros…), se usa el presente de subjuntivo: cante usted, canten ustedes, cantemos nosotros…

⋅ para el empleo del imperativo negativo se emplea siempre el presente de subjuntivo: no cantes, no cantéis, no cante usted, no cantemos nosotros…

Habla (p. 164)

- Objetivo

Saber qué son las leyes de tránsito.

- Ampliación y desarrollo de la actividad

En el sitio (acceso el 15 de abril de 2012), hay ejemplos de cómo enseñar educación vial y leyes de tránsito en la escuela.

Escucha (p. 165-168)

- Objetivo

Escuchar la video clase sobre las señales de tránsito.

- Ampliación y desarrollo de la actividad

Además de escuchar el audio, los alumnos pueden acceder a la video clase sobre las señales de tránsito en la página web (acceso el 15 de abril de 2012).

- Oído perspicaz: el español suena de maneras diferentes

Se debe explicar a los alumnos que en español, al contrario del portugués, se acentúan las sobresdrújulas. Ellas llevan tilde en la preantepenúltima sílaba.

Culturas en diálogo: aquí y allá, todos en el mundo

(p. 169-171)

- Objetivo

Estudiar los medios de transporte de diferentes culturas.

- Ampliación y desarrollo de la actividad

Para asimilar el vocabulario de medios de transporte, se puede hacer un juego de la memoria (con palabras en español e imágenes que las ilustren) y llevarlo a la clase.
Página 220

Transcripciones de los audios del CD

Unidad 1

Popol vuh

Basado en mito de creación Maya Quiche

Todo estaba en suspenso, en silencio, todo inmóvil, callado. Los dioses Gucumatz y Huracán se juntaron a crear el mundo.

– Que el agua se retire, y que surja la tierra. – dijeron.

Luego, hicieron a los animales grandes y pequeños.

– Tú, venado, dormirás a la orilla de los ríos, en los barrancos y en el bosque; andarás en cuatro patas. Ustedes, pájaros, hagan sus nidos en los árboles y multiplíquense. Animales y pájaros, griten y hablen cada uno según su especie.

– No pueden decir nuestros nombres....Como castigo, de ahora en adelante, se matarán y comerán entre ustedes. Hagamos unos seres obedientes y respetuosos que nos alimenten. Hagamos hombres de barro.

Cuando vieron que estos hombres no estaban bien, los creadores deshicieron su obra. Entonces, Gucumatz dijo:

– Hagamos ahora unos hombres de madera.

Estos hombres aprendieron a hablar y poblaron la tierra. Tuvieron hijos e hijas, pero no tenían alma ni entendimiento, y no se acordaban de sus creadores. Entonces, Huracán dijo:

– Estos hombres tampoco nos obedecen. Enviaré un diluvio que los destruirá.

Así, los hombres de madera fueron destruidos y sus hijos se convirtieron en monos. Cuando faltaba poco para que saliera el sol, los animales llevaron mazorcas amarillas y blancas a los dioses. Con este alimento, hicieron la carne y la sangre de los hombres. Crearon cuatro hombres que hablaron, vieron, oyeron y caminaron. Eran hombres buenos, hermosos y muy inteligentes. Veían y entendían todo, lo grande y lo pequeño. Pero a los creadores eso no les pareció bien.

– Son demasiado inteligentes. Parecen dioses.

Entonces, Huracán les disminuyó la vista y solo podían ver lo que estaba cerca.

Mientras los hombres dormían, los dioses crearon a las mujeres. Cuando despertaron, las vieron. Eran verdaderamente hermosas y se multiplicaron. Todavía no había nacido el sol y los hombres y mujeres rogaban:

– Que amanezca, que llegue la aurora.

Mientras tanto, los dioses Hunahpú e Ixbalanqué tramaban una venganza. Eran hermanos gemelos y vivían con sus primos y su abuela. Los primos eran grandes músicos, pintores y talladores, pero tenían envidia de Hunahpú e Ixbalanqué.

Un día, los hermanos fueron a cazar con sus primos.

– Ayúdennos, primos, suban al árbol a atrapar a los pájaros. – dijo Hunahpú.

– ¿Qué nos ha sucedido? No podemos bajar del árbol.
Página 221

Hunahpú e Ixbalanqué fueron a lo de la abuela y le preguntaron:

– ¿Qué les ha sucedido a nuestros primos que tienen caras de animales. Los vamos a llamar para que los veas.

Días después, Hunahpú e Ixbalanqué encontraron los implementos para jugar a la pelota que habían sido de sus padres. Los tomaron y se fueron a jugar. Cuando los señores de Xibalbá los escucharon desde el inframundo, preguntaron:

– ¿Quiénes son esos que vuelven a jugar sobre nuestras cabezas y nos molestan?

– ¿Acaso no murieron sus padres por hacer lo mismo?

Entonces, los señores de Xibalbá, que mandan enfermedades y desgracias a los hombres, dijeron:

– Búho, anda a la tierra y lleva un mensaje a esos muchachos.

En la tierra, el búho se encontró con un piojo y le entregó el mensaje. El sapo se tragó al piojo, la culebra se tragó al sapo, y el gavilán se tragó a la culebra. Cuando el gavilán llegó al campo de juego de pelota, comenzó a gritar:

– Traigo un mensaje.

– Habla – dijeron los hermanos.

– ¿Cuál es el mensaje?

– Eres un mentiroso.

– Vino un mensajero del inframundo. Tienen que estar allá dentro de siete días para jugar a la pelota con los señores de Xibalbá. Traigan sus implementos de juego: la pelota, los anillos, los guantes...

Sin perder tiempo, los dos hermanos partieron a Xibalbá.

Cuando llegaron, los señores del inframundo dijeron:

– Vamos a jugar. Usaremos nuestra pelota.

– Nos quieren matar. Nos marcharemos inmediatamente.

– No se vayan, muchachos.

– Juguemos con la pelota de ustedes.

Y así, terminó el juego y fueron vencidos los señores de Xibalbá.

Noche a noche, los hermanos debían pasar algunas pruebas o morir. Primero, entraron a la casa de las navajas, donde debían ser despedazados.

– Las carnes de todos los animales serán de ustedes.

A la mañana siguiente, Hunahpú e Ixbalanqué aún estaban vivos. Y así fueron vencidos los señores de Xibalbá.

Llegó una noche y los hermanos entraron a la casa de los jaguares.

– No nos muerdan.

– ¿Todavía están vivos? ¿De qué raza son estos?¿De dónde han venido?

Y así fueron vencidos los señores de Xibalbá.

La noche siguiente, entraron a la casa de los murciélagos. Pasó el tiempo, y Hunahpú se asomó para ver si ya había amanecido.

Ixbalanqué logró recuperar la cabeza de su hermano. Y así fueron vencidos los señores de Xibalbá.

Después, Hunahpú e Ixbalanqué fueron llevados delante de una hoguera. Y
Página 222

así murieron.

– Ahora sí los hemos vencido. Por fin se han entregado.

Después de varios días, Hunahpú e Ixbalanqué aparecieron convertidos en peces. Y luego se transformaron en hombres pobres que hacían grandes prodigios. Se mataban uno al otro y se resucitaban.

– ¡Qué asombroso!

– Sacrifíquennos a nosotros también.

– Sacrifiquémoslos, pero no los resucitemos.

– Nosotros somos Hunahpú e Ixbalanqué. Ustedes mataron a nuestros padres.

– Somos los vengadores de sus dolores y sufrimientos. Ustedes son malos y les gusta hacer el mal a los hombres. Son falsos de corazón, envidiosos, serán humillados. El juego de pelota no será para ustedes. Solamente harán ollas, platos y piedras de moler maíz.

Y así fueron vencidos para siempre los señores de Xibalbá.

Luego, Hunahpú se convirtió en el sol e Ixbalanqué en la luna. Desde entonces, los hombres de maíz alimentan a los dioses Gucumatz y Huracán, sus creadores. Cada atardecer, el sol desciende al inframundo, donde viven los señores de Xibalbá. Ahí, Hunahpú e Ixbalanqué se enfrentan a los tormentos y pruebas. Y, si vencen, vuelven a subir al cielo como sol y luna.

Audio sacado de:



Compartir con tus amigos:
1   ...   39   40   41   42   43   44   45   46   47


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal