El Terrat y Whoopi Goldberg una nueva producción en Madrid: el musical sister act



Descargar 145.47 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión05.02.2019
Tamaño145.47 Kb.
  1   2   3


Stage Entertainment, productora responsable de éxitos como “El Rey León”, “Los Miserables” o “Mamma Mia” estrena junto a El Terrat y Whoopi Goldberg una nueva producción en Madrid: el musical SISTER ACT.
Precedido de un gran éxito en Broadway y el West End londinense, donde el musical ha sido nominado a 4 Premios Oliver y a 5 Premios Tony, el musical se estrenará el 17 de marzo en el Nuevo Teatro Alcalá donde permanecerá sólo 3 meses, para concluir la gira que comenzó en octubre de 2014 con una temporada en el teatro Tívoli de Barcelona.
En tan solo 5 años, desde su estreno en el West End londinense, esta gran producción ha conseguido llegar en tiempo récord a 12 países, más de 4 millones de espectadores, en 7 idiomas, gracias a su buen rollo y energía.
El personaje de Deloris, en su día interpretado por la actriz Whoopi Goldberg, lo encarna la actriz Mireia Mambo, galardonada recientemente como Mejor Actriz Principal en los premios BroadwayWorld, el papel de Madre Superiora lo interpreta la reconocida actriz Àngels Gonyalons, el personaje de Monseñor lo encarna el laureado actor Fermí Reixach y el cantante y actor Edu Engonga da vida a Eddie, protector de la protagonista. Más de 20 artistas completan la compañía que ha cosechado una excelente acogida en cada ciudad y el galardón al de Mejor Musical en Gira de 2015.

Basado en la taquillera película protagonizada por la actriz Whoopi Goldberg, el musical cuenta con una partitura original inspirada en los estilos musicales que van desde la música Motown, el soul o el funk, compuesta por el ganador de varios premios Oscar, Grammy y Globos de Oro: el compositor Alan Menken (“Aladdin”, “La Sirenita” y “La Bella y la Bestia”).



LAS CLAVES DE ESTE ÉXITO:
Para Whoopi Goldberg, productora del musical,SISTER ACT es una gran comedia para toda la familia. ¡Os prometo que pasaréis una increíble noche en el teatro! Escuchar a la gente reír y aplaudir tanto como lo hacen en SISTER ACT es una experiencia mágica para un productor.”
Julia Gómez Cora, Directora General de Stage Entertainment y productora, garantiza que “en estos tiempos conseguirás olvidarte, al menos durante un rato, de todo como ya lo han hecho todos los que ya han disfrutado de esta divertidísima superproducción en los mejores escenarios del mundo. Es divertida, energizante, tiene una partitura firmada por Alan Menken, y una gran producción… todo lo que le pedimos a un buen musical”. Para Andreu Buenafuente, coproductor del musical, “solo existe un convento como el de SISTER ACT y está en el teatro. Conseguirás que te conmuevas, rías y bailes. Y te hará levitar de emoción".

 

Encabezando el elenco de esta producción española se encuentran grandes artistas de la escena teatral como Angels Gonyalons, que afronta el reto de interpretar a la Madre Superiora “con ilusión, ya que se trata de un personaje nuevo y absolutamente diferente a cualquiera de los que había hecho hasta ahora”.


El papel protagonista está interpretado por Mireia Mambo, actriz que ha conseguido excelentes críticas por parte de los medios especializados en estos meses. Mireia se pone por primera vez los hábitos para dar vida a Deloris y reconoce haber “soñado siempre con que ocurriese algo así en mi carrera”.
La adaptación del libreto corre a cargo de Xavier Cassadó, guionista, escitor y guionista de EL TERRAT, quien garantiza que SISTER ACT tiene todos los ingredientes de los musicales: espectacular, emotivo, impactante, ameno, sorprendente… Pero difícilmente encontraremos un musical con tan buen rollo como este.”
SISTER ACT cuenta con una banda sonora original con música del ganador de varios premios Oscar, Grammy y Globos de Oro: el compositor Alan Menken (“Aladdin”, “La Sirenita”, “La pequeña Tienda de los Horrores” , y “La Bella y la Bestia”), letras del nominado a los premios Oscar y Tony, Glenn Slater (“La Sirenita”), y guión de los ganadores de varios Emmy, Cheri y Bill Steinkellner ("Cheers”) con material adicional del nominado a varios premios Tony Olivier Douglas Carter Beane (“Xanadú”, “El Pequeño Perro Ladró”). La escenografía es de Klara Zieglerova (“Jersey Boys”, “The Farnsworth Invention”), el vestuario de Lez Brotherston (“El Lago de los Cisnes”, “The Car Man”, “Eduardo Manostijeras”), la iluminación de Natasha Katz (“The Coast of Utopia” , “Aida” – Premio Tony) y el sonido de Mick Potter (“La Mujer de Blanco” - Premio Olivier). La supervisión musical corre a cargo de Michael Kosarin y las orquestaciones de Doug Besterman.
SINOPSIS
La joven Deloris, una cantante aspirante a diva, presencia un asesinato y la policía la esconde en el último lugar al que ella hubiera querido ir… ¡un convento!

Rebelde e inconformista, Deloris revolucionará la tranquila vida de la comunidad religiosa y se ganará la admiración y el cariño de sus nuevas compañeras. Pero eso no será suficiente para librarle de su pasado…


Más información:
Quique Comyn Jon Usabiaga

915238283/608257542 915238283/685158065



qcomyn@stage.es jusabiaga@stage.es


Materiales de prensa disponibles en:

http://www.sisteractelmusical.com/prensa/

Síguenos en:
INCLUDEPICTURE "cid:image002.jpg@01D049EA.51C2CC00" \* MERGEFORMATINET INCLUDEPICTURE "cid:image002.jpg@01D049EA.51C2CC00" \* MERGEFORMATINET INCLUDEPICTURE "cid:image002.jpg@01D049EA.51C2CC00" \* MERGEFORMATINET INCLUDEPICTURE "cid:image002.jpg@01D049EA.51C2CC00" \* MERGEFORMATINET @SisterAct_Es / @StagePrensa 

www.facebook.com/sisteractelmusical

SisterAct_Es
Hermanos, hermanas. ¡Ha llegado la hora de disfrutar!

LAS CRÍTICAS DEL MUSICAL EN ESPAÑA

Sister Act es música llena de energía y contagiosa- LA VANGUARDIA

Un espectáculo terapeútico” EL MUNDO

Un musical que da gloria” – 20 MINUTOS

La comunión con el público es total” – EL PERIÓDICO

Hay espectáculos de entretenimiento buenos, malos y regulares. Sister Act es excelente” – ABC


Mejor que Lourdes” - TIME OUT BARCELONA

Dos horas de risas garantizadas”EXPANSIÓN

DE LA GRAN PANTALLA AL ESCENARIO

En 1992 se estrenó la comedia americana Sister Act con Whoopi Goldberg como protagonista. En menos de un año, la película y su protagonista, se convirtieron en un valor fijo de la gran pantalla. Tanto la película, como Whoopi Goldberg, fueron nominadas al Globo de Oro. Whoopi había ya participado en varias películas, pero su papel principal en Sister Act la impulsó al estatus de superestrella.


En 2009 el personaje Deloris vuelve a cobrar vida cuando Joop van den Ende, fundador de Stage Entertainment ofrece a Whoopi Goldberg la coproducción de un musical inspirado en la película Sister Act.

Precedido de un gran éxito en Broadway, y el West End londinense, donde el musical fue nominado a 4 Premios Oliver y a 5 Premios Tony, Sister Act ha cosechado excelentes críticas en todos los países en los que se ha representado:




"¡Irresistible !” ‘Simplemente divino”

THE TIMES TIME OUT LONDON




"Una comedia musical realmente divertida con una fabulosa partitura de Alan Menken” - THE DAILY TELEGRAPH

Perfecta en el reino de la comedia musical” “Rabiosamente divertida!”

THE NEW YORK TIMES NEW YORK POST


"Un musical que contagia buen rollo"

THE LONDON EVENING STANDARD


El nacimiento del musical SISTER ACT, por Douglas Carter

Estoy en un cóctel en el que todo el mundo va de postureo, tanto es así, que el tema de conversación principal trata de cuando Machiavelli encargó unas pinturas a Leonardo Da Vinci y Miguel Ángel. Tantos “oohs” y “aahs” que dan paso al típico “¿Te imaginas haber vivido en esa edad de oro?”. Trato de no ser pretencioso cuando les digo “Sí, puedo imaginarlo, fui muy afortunado de vivir en la Filadelfia de los setenta”. Fue la época armónicamente convergente en la que el bajo funky, las cuerdas ultra utilizadas y el metalófono se fundieron para crear ese sonido cariñosamente nombrado como “Philly Soul”, el alma de Filadelfia. Era una época en la que todo el mundo movía el culo al unísono al ritmo de música brillante que venía de nuestra ciudad y pegadizos bailes de discoteca al estilo “Diamond in The Back”. Por aquel entonces no éramos conscientes de lo mágico que era todo eso, estábamos demasiado ocupados bailando. Era muy típico salir y ver a Phyllis Hyman, Patti LaBelle, Teddy Pendergrass, o a los Ojays bailando su propia música en las discos. Cualquier chica podía entrar en un bareto a medianoche para cantar su canción, y la próxima cosa que sabrías de ella sería que su tema “Hot Shot” estaba escalando puestos en las listas de éxitos. Y pensar que yo fui testigo de su primera noche en el “Equus”.


Pero comencemos por el principio del musical Sister Act y hablemos de cómo caló en ese mundo tan exquisito. Primero llegó la peli, fue la leche. La idea original salió de la cabeza del gran humorista americano Paul Rudnick y del súperproductor Scott Rudin. Según lo que Paul contó en su divertidísimo texto en el New Yorker, casi todo el mundo en Los Ángeles hizo un borrador del guión. El reparto era brillante: Maggie Smith, Kathy Najimy, Mary Wickes, y Whoopi Goldberg, que se consolidó como una de las mejores cómicas de la gran pantalla. Cada vez que ves la película su sonrisa te derretirá el corazón una y otra vez. Luego se hizo la segunda parte. Los DVDs de ambas los puedes encontrar en cualquier sitio, ahora son una parte más de la cultura americana, películas que sirven tanto como para alegrarle el día a tu mejor amigo hundido en la miseria, como para celebrar la graduación de tu hermana, o pasar el rato en una fría y lluviosa tarde de invierno.

Pero todo apuntaba a que la cosa no iba a terminar ahí. Un grupo de visionarios decidieron soñar a lo grande y convirtieron esta icónica pieza del cine en un show de teatro tan impresionante que no podía ser una simple recreación de la película. La creatividad no lo iba a permitir. Debía ser algo merecedor de un gran espectáculo teatral. ¿El equipo? Guionistas ganadores de varios Emmy, Bill y Cheri Steinkellner, el compositor y ganador de varios Oscar Alan Menken, y la joven promesa de Broadway Glen Slater. Un equipazo.


La primera decisión que tomó el equipo fue basar el musical en la vida de Deloris. La interpretación de Whoopi como una cantante destinada al desamor, algo muy típico entre los artistas, fue tan convincente y desgarradora que a todos encandiló. Su vida en Reno y los popurrís de canciones de Motown eran lo máximo a lo que podía aspirar, pero, para el musical, ¿qué pasaría si Deloris tuviese una voz celestial? Quiero decir, realmente prodigiosa. Y ¿qué pasaría si estuviese a punto de convertirse en una gran estrella en vez de lamentarse porque nunca lo llegó a ser?
La segunda decisión que se tomó fue la música. En la película, Deloris cantaba canciones del viejo Motown y de las grandes bandas de la época, pero esta idea no le terminaba de convencer al compositor Alan Menken, que ya había triunfado con la música de “La Pequeña Tienda de los Horrores”. Se le ocurrió ambientar el musical en la Filadelfia de los años setenta y adornarlo con su soul tan característico. La música surgió como las canciones más optimistas y animadas que nunca se pudieron imaginar. (Sé que no puedo ir a una fiesta de cumpleaños para niños sin escuchar el “Ain’t No Stopping Us Now”.)
El letrista Glen Slater, que conocía ese mundo a la perfección, hizo que el novio mafioso cantara canciones como si fuesen de Lou Rawls, o que los malos asaltasen el convento al más puro estilo Stylistics.
La tercera decisión que se tomó para el musical fue la incorporación de la historia de amor. ¿Qué pasaría si Eddie, el poli, y Deloris tuviesen un pequeño romance?
Cuando Jerry Zaks, el director, me llamó para participar, volví a ver la película y entonces me envió las canciones. ¡Flipé! Estábamos ante un show con el alma musical de la gran Filadelfia, muy “Philly Soul”. La combinación del gran sonido de los bajos funky, con las cuerdas sinfónicas y esas letras que te hacían sonreír. Me hicieron revivir mis tiempos felices en la ciudad de Filadelfia. Las discotecas, restaurantes y cabarets resurgieron de repente, pasaron de ser viejos edificios a tener una nueva vida. En el show también verás la preocupación de la madre superiora ante el temor de que su iglesia se convierta en una discoteca y eso no era algo tan descabellado… El “Second Story”, el local más famoso de la época en Filadelfia, fue antiguamente una iglesia, aunque ahora estuviese lleno de luces, equipos de sonido y palomitas en la pila bautismal.
También queda reflejado el éxito que estaba por llegar, que animaría y también frustraría a Deloris, en una época en la que Evelyn Champagne King fue descubierta cuando canturreaba mientras limpiaba los baños de las oficinas de la discográfica “Philadelphia International Records”, poco antes de alcanzar los puestos más altos de las listas con “Shame” y en la que también, Karen Young, de la que ya os he contado que conocí en el “Eqqus” cuando presentó su éxito “Hot Shot”, estaba trabajando en un McDonald’s. Fue una época extraordinaria. Espero que disfruten del espectáculo y de las vidas de estas personas que no tienen nada mejor que hacer que invitarles a dejarse llevar. Un poco de comedia sobre lo inevitable de la aceptación.
La noche del estreno, mientras estaba sentado, miré por el patio de butacas y allí estaba Patti LaBelle, a la que vi por primera vez cuando estaba bailando en el “Second Story”, la discoteca que antes fue iglesia. En el momento en que Deloris dio rienda suelta al potencial de su voz con la canción “Raise Your Voice”, miré a Patti y allí estaba, estremecida por estar de nuevo en los años setenta. Me volví a sentir como en casa.

Cuando Whoopi se puso el hábito, por Matt Wolf*

Un simple gesto lo decía todo, era agosto de 2010 y Whoopi Goldberg se subió al escenario para interpretar de forma excepcional y limitada a la Madre Superiora de Sister Act, en un teatro abarrotado. Los asistentes a ese pase de prensa en el London Palladium aplaudieron y gritaron como el público inglés más entregado de todos. Aceptando todos esos aplausos, la estrella se llevó un dedo a los labios y silenció al respetable. Como se suele decir, el espectáculo debe continuar, y ese era el momento de que lo hiciese.

Semejante efusión de afecto no se perdió jamás en una mujer que siempre ha cautivado al público de todas las formas artísticamente posibles. Desde el legendario director del New York Times Mike Nichols, que fue el primero que prestó atención a Whoopi cuando debutó en el Lyceum Theatre de Broadway en 1984, hasta ese momento en el que fue nominada a un Oscar por su debut cinematográfico con El Color Púrpura, sin olvidar que cinco años más tarde también lo lograría por su increíble papel secundario en Ghost. Ha presentado varias entregas de premios y se ha convertido en una de las caras más reconocibles de la tele americana gracias a su papel como copresentadora en The View.

Pero Sister Act ocupa un lugar especial en la trayectoria de Whoopi, y no solo porque con las películas que inspiraron el musical ganase una fortuna, ni porque fuesen divertidísimas. Como se vió en el Palladium, aquí está un fenómeno de la gran pantalla volviendo a sus raíces teatrales frente a una multitud que lo adora. La conexión de Whoopi con el espectáculo es innegablemente fuerte. Incluso cuando no está trabajando como productora, Whoopi es una especie de fuente de inspiración, una protectora, un referente.



Sister Act cuenta, por supuesto, la historia de Deloris van Cartier, una cantante de club nocturno que se hace monja y que desde el principio se convirtió en uno de esos personajes queridos por el público incluso sin recordar el nombre de la película (con Celie, de El Color Púrpura, pasa lo mismo). Pero cuando se barajó la idea de darle un giro a la historia de la película para el musical, Whoopi ni siquiera tenía intención de tomar partido en ella, desde su punto de vista estaba allí para capitanear algo “nuevo, fresco y emocionante”, que convertiría a una joven líder en estrella, exactamente como ocurrió con ella misma hace un cuarto de siglo.

Su intuición debió funcionar bien. Sister Act se representó en Londres más de 600 veces en 18 meses, batiendo los records de taquilla del Palladium en dos ocasiones, y en Broadway fue nominado a cinco premios Tony, incluyendo el de mejor musical.



Las películas, por supuesto, están impregnadas de la mejor música de todos los tiempos, y en la versión teatral de Sister Act se podía haber hecho lo mismo usando canciones antiguas, pero Alan Menken creó una banda sonora original a la altura. La mezcla de la era disco, con el góspel y el blues hacen que la partitura del musical, como dice Whoopi, “funcione no tan bien como la de la película, sino mejor”. En cualquier caso, Whoopi conoce de primera mano el virtuosismo de la música en el teatro musical: fue escogida, por sorpresa de muchos, para sustituir a Nathan Lane en el revival del exitoso “Algo divertido ocurrió de camino al foro” de Stephen Sondheim y dirigido por Jerry Zaks, el mismo que dirigió Sister Act en Broadway. Esto es un claro ejemplo del pequeño mundillo alrededor del que Broadway crece. ¿Una mujer afroamericana en el papel del esclavo romano Pséudolo? Ya os dijimos que había muy pocas cosas que Whoopi no fuese capaz de hacer.

*Matt Wolf es el crítico de teatro de Londres del International Herald Tribune y lleva el área de teatro en www.theartsdesk.com.
¿SABÍAS QUÉ?




  • Sister Act se estrenó en el West End londinense en junio de 2009 y en Broadway en abril de 2011.




  • El musical se ha representado también en Alemania, Italia, Francia, Holanda, Austria, Tour por el Reino Unido y Tour por USA.




  • Recientemente se ha representado en São Paulo (Brasil) bajo el título "Mudança de Hábito".




  • En el escenario de Sister Act aparecen cada noche 16 monjas.




  • La orquesta de Sister Act está compuesta de 8 músicos, entre los que se encuentra el Director Musical, quien también toca mientras dirige, algo frecuente en estos estilos musicales.




  • 31 técnicos forman el equipo técnico del musical.




  • El musical está compuesto por 22 telares y 35 cambios de escenografía, que imita en gran medida a los cambios de escenografía propios del teatro clásico.




  • En una de las escenas clave del musical se utilizan dos telares retroiluminados, que consiguen dotar al escenario de una mayor profundidad escénica.




  • La imagen de la Virgen pesa 350 kilos y tiene 5 metros de altura. Esta figura contiene más de 4.000 brillantes.




  • Hay más de mil piezas de ropa en Sister Act, unos 200 trajes.




  • En este musical hay 3.000 piedras de Swarovski.




  • El equipo de sastrería tiene que revisar y arreglar todos los vestidos de lentejuelas que aparecen en el escenario diariamente.




  • En la función aparecen más de 30 pelucas, que se encuentran triplicadas (titulares, covers y segundos covers) pues se hacen a medida de la cabeza de los actores. En total son 90 pelucas, a las que se suman bigotes y patillas.




  • La caracterización y estética de todo el musical es de los años 70.




  • Más de 3.500 personas se registraron para participar en las audiciones de España…




  • La producción de Sister Act ha sido premiada recientemente en los Premios BoradwayWorld Spain con los galardones a Mejor Musical en Gira y a Mireia Mambo como Mejor Actriz Protagonista.




  • Sister Act ganó el premio Broadway.com’s Audience Choice Award 2011.




  • Whoopi Goldberg nació en 1955 en New York, y su verdadero nombre es Caryn Elaine Johnson.




  • Whoopi tuvo trabajos tan variados como albañil y empleada en una empresa funeraria antes de iniciar su carrera como actriz.




  • El papel de Deloris van Cartier fue en principio escrito para la actriz Bette Midler y no para Whoopi Goldberg, pero Midler rechazó la oportunidad.




  • En la actualidad Disney se encuentra trabajando en la tercera película de Sister Act, que verá la luz en 2017.


ENTREVISTA A WHOOPI GOLDBERG, PRODUCTORA DEL MUSICAL

Trabajé junto con Joop van den Ende, Presidente de Stage Entertainment, en la conquista del mundo de Sister Act”.


Según Whoopi Goldberg, salvo alguna diferencia, el musical es en gran parte fiel a la película: “El personaje de Deloris en el escenario es una versión más joven que el de la película y sí sabe cantar.” Lo dice con mucha ironía y una gran sonrisa dibujada en su cara. “Además la música se ha cambiado por completo”.
En la película se cantan los éxitos de la música Motown, y para el musical, Alan Menken ha compuesto una música nueva y fabulosa. “Al principio me sentí un poco desconfiada – ya que es difícil igualar los famosos y marchosos éxitos Motown – pero las canciones de Menken son verdaderamente fantásticas. Menken ha sido capaz de captar la esencia.”

De la Película al musical
El humor es primordial en la obra Sister Act y sin lugar a dudas también es la especialidad de Whoopi Goldberg. Gracias a su talento y su ritmo, la película de 1992 fue un éxito instantáneo a nivel internacional y ha recibido varios premios. Era inevitable que el humor fuera uno de los elementos principales del musical, según Goldberg, por supuesto junto con unas canciones pegadizas y marchosas. “Lo que sí se ha mantenido es el humor, era la clave para lograr el éxito mundial del que goza la película. Lo que a mí me importa es oír la risa del público, eso siempre es buena señal. ¿Que si me sigo sintiendo Deloris? Dios Santo, no. ¿Sabes cuántos personajes he reencarnado a lo largo de mi vida? Ha formado parte de mi vida durante un tiempo, pero ahora otras actrices están tomando el relevo. Como si yo fuera el árbol, y ellas las ramas.


Compartir con tus amigos:
  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal