El origen de las cortes



Descargar 5.21 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño5.21 Kb.

EL ORIGEN DE LAS CORTES.

Los reyes medievales aparecen en Europa rodeados de un séquito de magnates seglares y eclesiásticos que colaboran con la gobernación de reino y figuran junto al monarca a la hora de dictar leyes. Estas juntas reciben en nombre de Curias, y podemos dividirlas en dos tipos:


  • Curia ordinaria o reducida: es una pequeña asamblea de regular composición, que se desenvuelve en el entorno del monarca y mantiene una habitual relación con él. Evolucionó en la Baja Edad Media hasta convertirse en el Consejo del Rey.

  • Curia extraordinaria o plena: a la que se convoca un mayor número de nobles y eclesiásticos de las territorios del reino, cuando circunstancias especiales requieren se presencia. En la Baja Edad Media se transforma en una Asamblea más o menos representativa que adopta en Europa diversos nombres: Estados Generales en Francia, Parlamento en Inglaterra, Dieta en Alemania, Cortes en España. En ellas entrarán los burgueses o ciudadanos, representado así, junto a los nobles y eclesiásticos, a la totalidad de la sociedad estamental.

Para que la Curia plena se transforme en Asamblea representativa son necesarios los siguientes requisitos:



  • Que el rey consulte a la Asamblea de modo regular y sistemático.

  • Que las formas de representación adopten cierta fijeza con arreglo a determinados criterios.

  • Que las gentes llamadas con los criterios antes expuestos no acudan sólo para aclamar las decisiones del rey, sino como colaboradores regios con un cierto grado de poder y responsabilidad.

En Inglaterra la presencia en la Asamblea de los ciudadanos o gentes del común coincide con el logro de las libertades y la quiebra de la monarquía absoluta de la primera mitad del siglo XIII: la Carta Magna (1215) consagra en el mundo occidental el Habeas hábeas o derecho a no ser reducido a prisión si no es con arreglo a las leyes y tras el correspondiente juicio.


En los reinos cristianos de la Península Ibérica la Curia plena se transformó en las llamadas Cortes debido, fundamentalmente, a dos factores:

  • La cada vez mayor importancia económica de los Concejos, dueños de abundantes recursos.

  • Las necesidades de dinero de los reyes, que les obligaron a solicitar de los Concejos la concesión de contribuciones extraordinarias para hacer frente a su agobio financiero. Los reyes tuvieron que reconocer a las Asambleas un cierto carácter representativo.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal