El cambio en el ciclo económico ha desplazado la atención sobre flujos migratorios al debate sobre la medición y caracterización del retorno de los inmigrantes



Descargar 206.08 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño206.08 Kb.



El retorno de los inmigrantes parados. Algunas evidencias a partir del fichero de flujos de la EPA

María Miyar Busto*

Jacobo Muñoz Comet*

* Departamento de Sociología II (Estructura Social), UNED

El cambio en el ciclo económico ha desplazado la atención sobre flujos migratorios al debate sobre la medición y caracterización del retorno de los inmigrantes y su relación con la situación laboral. En el último año se ha intensificado la presencia pública del debate sobre la emigración de españoles y extranjeros. Las conclusiones del análisis de este fenómeno tienen especial relevancia en cuanto al cálculo de la población inmigrante residente en el país, el futuro del mercado de trabajo, las decisiones de inversión de los inmigrantes, y la evolución de los ingresos y gastos públicos.

A pesar de la relevancia del retorno en el análisis de las migraciones, las dificultades que entraña su medida se han traducido en una notable escasez de evidencia empírica en la literatura internacional sobre el tema. Sin embargo, algunos loables estudios empíricos han conseguido cuantificar y describir estos flujos de salida a través del análisis de distintos registros administrativos o encuestas en países con una tradición migratoria más larga.

Por otro lado, la emigración de extranjeros enfrenta a las fuentes estadísticas al problema de captar el cambio en la composición de la población, lo que supone un reto en términos de representatividad sobre todo en la medida en que el retorno afecte de forma desigual en función de la situación laboral. En el caso de España, las evidencias empíricas sobre la emigración de extranjeros son muy limitadas, y el desconocimiento de este fenómeno migratorio plantea dudas sobre la representatividad de algunas fuentes estadísticas.

El objetivo de este trabajo es el análisis de las salidas de los inmigrantes en España a través de la Encuesta de Población Activa. Para ello se estudiará el patrón de desgaste de la muestra a lo largo de los seis ciclos en los que cada individuo debe permanecer en la encuesta, utilizando análisis de supervivencia. Para ello se recurrirá a los ficheros de flujos de la EPA, que se han completado con variables más detalladas sobre nacionalidad y país de nacimiento que las disponibles en los ficheros originales.

Este trabajo se propone ofrecer dos tipos de aportaciones. La primera, de tipo sustantivo, puesto que constituye un avance en el conocimiento de la migración de extranjeros que avala la evidencia empírica hallada en la literatura internacional y que relaciona la probabilidad de emigrar con la situación en el mercado laboral. El segundo tipo de aportación es de carácter metodológico, puesto que se aporta información sobre la tipología de la muestra que se pierde en la encuesta.

El análisis seguirá el orden siguiente: en primer lugar, se expondrán las dificultades que en la literatura internacional se han encontrado para medir y caracterizar las salidas de extranjeros. En segundo lugar, se expondrán algunas evidencias empíricas descriptivas sobre los patrones de pérdida de muestra de la EPA. En tercer lugar, se estimará un modelo de supervivencia de la probabilidad de salir de la muestra prematuramente. Por último, se expondrán las conclusiones.


El problema del cómputo de la permanencia de los extranjeros


La literatura sobre el la permanencia de los inmigrantes en sus sociedades de acogida se ha enfrentado con dificultad al reto empírico de su medición y caracterización. Los abordajes teóricos, por su parte, han sido más fructíferos. El fenómeno de la salida (o el retorno a sus países de origen) de extranjeros que habían establecido su residencia en un país distinto al suyo ha sido abordado desde distintas perspectivas teóricas. Mientras que la economía ha puesto énfasis en el sesgo de selección que caracteriza a la población de inmigrantes que emigran, desde la sociología se ha enfatizado la importancia del capital social (en particular de las redes transnacionales) y de las instituciones.

Los autores neoclásicos han considerado la emigración de los inmigrantes como una consecuencia del fracaso de su proyecto migratorio, puesto que conciben de forma general que los inmigrantes tienen como meta la permanencia en los países de destino. Sin embargo, los autores de la Nueva Economía de la Migración Laboral ven las sucesivas migraciones como parte de proyectos migratorios diversos respecto a sus planes de permanencia en los que entran en juego múltiples factores. En este sentido, numerosos trabajos empíricos han destacado la dimensión temporal de las migraciones en aspectos tan variados como la inversión en capital humano, el ahorro, la autoselección en la permanencia o el dinamismo de las sociedades de los países de origen.

La sociología, ha explorado con menos intensidad las causas del retorno. Los sociólogos estructuralistas o los interesados en la perspectiva transnacional y la teoría de redes han centrado su trabajo en la importancia del contexto institucional, el capital social y los flujos de información.

Las migraciones de los inmigrantes, es decir, sus desplazamientos ulteriores, se han asimilado la mayoría de las veces con el retorno a sus países de origen, incluso aunque es sabido que se trata de un fenómeno muy heterogéneo tanto en sus motivaciones como en la selección de los destinos. Podemos, por ejemplo, hablar de migración contractual en el caso de las migraciones ligadas a un contrato o permiso de residencia temporal, en las que el momento del retorno está decidido de antemano. Por otro lado, la migración circular alterna periodos en el país de origen y el de destino. Por último, la migración de tránsito tiene como destino un tercer país.

A pesar del interés que ha suscitado el fenómeno a nivel teórico (Borjas y Bratsberg, 1996; Cassarino, 2004; Dustmann, 2001; Dustmann y Weiss, 2007; Galor y Stark, 1990; Gmelch, 1980) y la abundancia de trabajos de tipo cualitativo sobre las características de los inmigrantes retornados, pocos son hasta el momento los intentos de cuantificación de las salidas y su comprensión cuantitativa. Este vacío en la literatura internacional se debe fundamentalmente a la ausencia de datos fiables sobre las salidas de extranjeros, una realidad que, por sus características, es difícilmente mesurable.

Podemos pensar en tres instrumentos fundamentales para analizar el fenómeno de las salidas de los inmigrantes asentados por un tiempo en una sociedad de acogida.

Por un lado, podemos aproximarnos al fenómeno del retorno a partir de estudios de encuesta. El éxito de esta estrategia depende en gran medida de la existencia de datos longitudinales con una representación suficiente de extranjeros donde las salidas puedan quedar reflejadas. Son pocas las encuestas de panel que cumplan estos requisitos. En algunas se puede atribuir el desgaste de la muestra de extranjeros/inmigrantes a sus salidas al extranjero, estrategia que seguiremos en este trabajo. Así, Constant y Massey (2002) han utilizado el Panel Socio-económico Alemán (GSOEP) para medir las salidas y la selección que suponen en la población inmigrante que permanece. Dustmann y Weiss (2007) han utilizado la Encuesta de Población Activa (Labour Force Survey) británica para estudiar el desgaste de las distintas cohortes ficticias de entrada, y poder así cuantificar las salidas1. Gibson y Mckenzie (2009) utilizan una encuesta creada de forma específica para caracterizar la emigración de los muy cualificados en algunos países del Pacífico.

Los censos también han sido un instrumento útil para el estudio de este objetivo. Así, Warren y Peck (1980) compararon los datos disponibles sobre extranjeros en los censos estadounidenses de 1960 y 1970. También Lam (1994) utilizó un procedimiento similar con los censos canadienses de 1971 y 1981. Bijwaard et al. (2011) utilizan un registro administrativo holandés tipo panel para explorar la emigración de los inmigrantes.

Algunos autores han optado por combinar distintos tipos de registros entre sí o incluso registros y encuestas. Los ejemplos que podemos citar en este sentido son fundamentalmente trabajos norteamericanos. Jasso y Rosenzweig (1982) combinaron los datos sobre obtención de permisos de residencia y nacionalizaciones con direcciones postales para poder detectar las salidas. Warren y Kraly (1985) utilizaron una combinación similar de registros administrativos para detectar y computar la salida de los residentes permanentes. Por su parte, Borjas y Bratsberg (1996) combinaron los datos del censo estadounidense con los de registros administrativos sobre nacionalizaciones.

En cuanto a España, los únicos trabajos que han abordado de forma empírica las salidas de los inmigrantes son los de De Arce y Mahía (2011) sobre expectativas de retorno, con datos de la Encuesta Nacional de Inmigrantes y Miyar (2011) que calcula la propensión al retorno a través de la comparación de los datos padronales y del censo de 2001.


El uso de la Encuesta de Población Activa para la captación y caracterización de las salidas de extranjeros


Hasta ahora los datos de la EPA no se habían utilizado como aproximación a la medición y caracterización de los flujos migratorios de salida. El aprovechamiento que con este fin hacemos en este paper es posible gracias al rediseño de la estructura de los datos de la EPA.

En este trabajo se van a utilizar los datos de la EPA desde 2005 hasta 2010. La EPA es una encuesta de carácter trimestral realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) desde 1964. La muestra con la que trabaja es de 60.000 hogares y recoge, por tanto, información de alrededor de 180.000 individuos. Una sexta parte de los hogares entrevistados se renueva cada trimestre, lo que permite obtener información de cada individuo durante un máximo de un año y medio. Los datos de la EPA están disponibles en dos tipos de ficheros, uno transversal y otro de flujos. La principal diferencia entre uno y otro es que el fichero de flujos permite identificar a un mismo individuo —y por tanto, vincular sus datos— a lo largo de las sucesivas entrevistas realizadas en cada trimestre y, por ello, conocer su trayectoria laboral. Frente a esta ventaja, uno de los problemas que plantea es que carece de información fundamental para estudiar la población extranjera en nuestro país. Por ejemplo, variables como la nacionalidad desagregada o el año de llegada a España sólo aparecen en el fichero transversal.

Para aprovechar la ventaja que proporciona tener un fichero que identifica a los individuos en el tiempo, pero sin desperdiciar información valiosa disponible en el otro fichero de datos, se ha procedido a fundir ambos archivos, lo cual ha permitido trabajar con uno combinado que recoge toda la información disponible en la EPA. Para ello se ha creado un identificador para cada individuo mediante una lista de variables que aparecen exactamente igual en ambos ficheros de datos. De esta forma, ha sido posible localizar al mismo individuo en los dos archivos. En el proceso de fusión se ha producido para cada fichero trimestral una pérdida de alrededor del 0,5% de la muestra, ya que algunos individuos no han podido ser distinguidos de los demás mediante la lista de variables utilizada. Es decir, aunque se tratara de personas diferentes, sus características personales a partir de ese conjunto de variables eran exactamente las mismas que las de otros individuos. Las pérdidas no son grandes, sin embargo, éstas pueden generar ‘huecos’ informativos en la trayectoria de un mismo individuo por la ausencia de alguna de sus entrevistas. Este problema, no obstante, ya se produce en el fichero de flujos original, aunque por causas diferentes. En el momento en que un entrevistado abandona la vivienda que ha sido seleccionada, esa persona sale automáticamente de la encuesta.

El resultado de este trabajo de reconfiguración de los datos es un fichero tipo panel en el que se sigue a los individuos durante un año y medio, en el que se dispone de toda la información que se ofrece en los ficheros transversales. Estos datos permiten por lo tanto localizar el momento en que un individuo se pierde de la muestra, si lo hace, y poder ponerlo en relación con otras variables sociodemográficas.

Aunque en una primera aproximación se explotará la información disponible sobre el número de entrevista de los individuos que figuran en el archivo, más adelante se estimará un modelo de supervivencia sobre la probabilidad de desaparición de la muestra antes del sexto trimestre. Las variables independientes incluidas en el modelo son el origen, clasificado en Españoles nacidos en España, Españoles nacidos fuera, Nacionalidad española y otra, nacionales de la UE 15 y otros países occidentales, Latinoamérica, Resto de Europa, África y Asia. También se incluye una variable relativa a la región (Madrid, Cataluña o Resto de España), el periodo económico (2005-2007 o 2008-2010), la situación respecto de la actividad (ocupado, desempleado o inactivo), la edad, la existencia de un cónyuge en el hogar, el tiempo en el mercado laboral, y el sexo. Además, se estiman varios modelos de forma que en cada uno de ellos se incluye una interacción: la confluencia de crisis y desempleo, la coincidencia de la crisis con distintas nacionalidades (latinoamericana, del resto de Europa, africana o asiática) y de la crisis con tener una nacionalidad de fuera de la UE-15.

Las evidencias empíricas en el desgaste de la muestra


Una primera aproximación a la forma en que en la EPA se desgasta la muestra es la explotación de la variable “número de entrevista” en función del origen. La comparación de la muestra por número de entrevistas entre los españoles nacidos en España y los extranjeros de fuera de la UE-15 pone de manifiesto que entre el segundo grupo la diferencia entre el número de primeras y últimas entrevistas es mayor que entre los españoles (Gráfico 1).

Gráfico : Número de entrevista por origen (españoles nacidos en España y extranjeros no-UE 15)



Fuente: Elaboración propia a partir de EPA 2005-2010

A estas diferencias en el número de entrevistas entre orígenes se añaden diferencias, mayores en el caso de los extranjeros de fuera de la UE-15, en función de la relación con la actividad. En el Gráfico 2 se compara el porcentaje que supone el número de terceras, cuartas, quintas y sextas entrevistas respecto de la segunda de los seis colectivos resultantes de combinar los dos orígenes y la situación respecto a la actividad. Si bien la evolución del orden de entrevistas entre españoles ocupados e inactivos no difiere a penas, sí lo hace el de españoles parados, entre los que hay una mayor diferencia entre el número de últimas entrevistas y la segunda. Este desnivel se da de forma generalizada entre todos los extranjeros de fuera de la UE-15, aunque afectando con mayor intensidad a los parados.



Gráfico : Porcentaje de entrevistas, por número de entrevista, respecto al número de segundas entrevistas, por origen y situación respecto a la actividad



Fuente: Elaboración propia a partir de EPA 2005-2010

La aplicación del análisis de supervivencia del desgaste de la muestra


Con el objetivo de analizar el patrón de desgaste de la muestra, utilizaremos el análisis de supervivencia para explicar la desaparición de la muestra de aquellos individuos que lo hacen de forma prematura, es decir, antes de terminar los seis trimestres durante los que deberían permanecer. El carácter truncado y censurado de los datos, así como la relevancia de la dimensión temporal, exige optar por este tipo de modelización econométrica, en la que se estima el riesgo relativo de perderse de la muestra. En esta primera aproximación, no consideraremos la posibilidad de que existan huecos, en los que un individuo podría irse y volver a la muestra. Para este análisis se cuenta con 1.831.576 observaciones correspondientes con 507.171 individuos, y 148.486 pérdidas de muestra. Se ha optado por la estimación de un modelo de Weibull.

A la luz del modelo estimado (Cuadro 1) se deduce que los españoles nacidos en España son los que tienen una menor riesgo relativo de salir de la muestra. Son los nacionales de América Latina, Resto de Europa y África los que tienen un mayor riesgo relativo de desgaste en la muestra. Los resultados de otras variables sugieren que la estabilidad en al configuración de los hogares favorece la permanencia en la muestra: los individuos de mayor edad, con un cónyuge en el hogar, y las mujeres tienen un mayor riesgo relativo de no terminar su periodo como muestra de la EPA. Por otra parte, la situación económica parece tener un efecto importante en la pérdida de muestra. Tanto la crisis como el desempleo tienen una repercusión relevante y positiva en el riesgo relativo de pérdida. La confluencia de los dos factores, representada por una variable de interacción, se relaciona también de forma positiva con el desgaste. Sin embargo, la interacción entre distintos orígenes extracomunitarios y la crisis no acentúa el desgaste, sino que lo suaviza.



Cuadro : Análisis de supervivencia de la probabilidad de ser perdido en la muestra (1)




Modelo 1

Modelo 2

Modelo 3

Modelo 4

Origen

























Españoles nacidos en España

























Españoles nacidos fuera

0,11

***

0,11

***

0,11

***

0,11

***

Nacionalidad española y otra

0,38

***

0,38

***

0,38

***

0,38

***

UE 15 y Otros

0,44

***

0,44

***

0,44

***

0,44

***

América Latina

0,67

***

0,67

***

0,97

***

0,67

***

Resto de Europa

0,69

***

0,69

***

0,69

***

1009195

***

África

0,66

***

0,66

***

0,66

***

0,66

***

Asia

0,58

***

0,58

***

0,58

***

0,58

***

Región

























Madrid

























Cataluña

-0,07

***

-0,07

***

-0,07

***

-0,07

***

Resto

-0,10

***

-0,10

***

-0,10

***

-0,10

***

Periodo

























Expansión

























Crisis

0,61

***

0,60

***

0,62

***

0,61

***

Situación respecto a la actividad

























Empleado

























Desempleado

0,22

***

0,17

***

0,16

***

0,17

***

Inactivo

0,03

***

0,03

***

0,03

***

0,03

***

Edad

-0,004

***

-0,004

***

-0,004

***

-0,004

***

Cónyuge en el hogar

-0,07

***

-0,07

***

-0,07

***

-0,07

***

Tiempo en el mercado de trabajo

0,00

***

0,00

***

0,00

***

0,00

***

Sexo

























Hombre

























Mujer

-0,05

***

-0,05

***

-0,05

***

-0,05

***

Crisis y desempleo







0,06

***

0,07

***

0,07

***

Crisis y latinoamericano













-0,38

***







Crisis y Resto de Europa



















-0,39

***




























/ln_p

0,15




0,15




0,15




0,15




p

1160308




1160287




1160213




1160304




1/p

0,86




0,86




0,86




0,86




Fuente: Elaboración propia a partir de EPA 2005-2010

Cuadro : Análisis de supervivencia de la probabilidad de ser perdido en la muestra (2)




Modelo 5

Modelo 6

Modelo 7

Origen



















Españoles nacidos en España



















Españoles nacidos fuera

0,11

***

0,11

***

0,11

***

Nacionalidad española y otra

0,38

***

0,38

***

0,38

***

UE 15 y Otros

0,44

***

0,44

***

0,44

***

América Latina

0,67

***

0,67

***

0,70

***

Resto de Europa

0,69

***

0,69

***

0,72

***

África

101261

***

0,66

***

0,70

***

Asia

0,58

***

0,85

***

0,60

***

Región



















Madrid



















Cataluña

-0,07

***

-0,07

***

-0,07

***

Resto

-0,10

***

-0,10

***

-0,10

***

Periodo



















Expansión



















Crisis

0,61

***

0,61

***

0,60

***

Situación respecto a la actividad



















Empleado



















Desempleado

0,16

***

0,17

***

0,17

***

Inactivo

0,03

***

0,03

***

0,04

***

Edad

-0,004

***

-0,004

***

-0,004

***

Cónyuge en el hogar

-0,07

***

-0,07

***

-0,07

***

Tiempo en el mercado de trabajo

0,00

***

0,00

***

0,00

***

Sexo



















Hombre



















Mujer

-0,05

***

-0,05

***

-0,05

***

Crisis y desempleo

0,07

***

0,06

***

0,09

***

Crisis y africano

-0,45

***













Crisis y asiático







-0,31

**







Crisis y Europa no UE-15













-0,19

***






















/ln_p

0,15




0,15




0,15




p

1160234




1160296




1160285




1/p

0,86




0,86




0,86




Fuente: Elaboración propia a partir de EPA 2005-2010

Conclusiones


La adaptación de las fuentes estadísticas a los cambios demográficos que está viviendo la sociedad española en los últimos 14 años está siendo dificultosa, como era de esperar a la vista de la intensidad y rapidez con que se están produciendo. A la dificultades de captación de la población recién llegada, que supusieron un problema de representatividad en el periodo de intensos flujos migratorios de entrada, se le suma, desde el inicio de la crisis, la incertidumbre sobre las consecuencias del aumento en el desgaste de la muestra.

Si el aumento en el desgaste de la muestra se corresponde con la pérdida de esa población debido a la emigración (en el caso de los españoles), el retorno o la reemigración (en el caso de los inmigrantes), no habría consecuencias sobre la representatividad de la muestra. En este caso además, la EPA se configuraría como un instrumento de análisis de la emigración extraordinario, en la medida en que daría acceso a mucha información sobre las dinámicas demográficas y laborales asociadas a las salidas del país.

Si por el contrario, la pérdida de muestra no se puede atribuir a la pérdida de población, la EPA se enfrenta a un problema de representatividad notable, sobre todo en la medida en que el desgaste afecta en mayor medida a los desempleados y al periodo de recesión económica. La evidencia empírica encontrada en este paper sugiere que los dos factores tienen además un efecto multiplicativo. Los métodos de reemplazo de la muestra constituirían una herramienta fundamental para frenar este problema de representatividad.

A la luz de la evidencia empírica expuesta en este trabajo, resulta difícil formular una hipótesis sobre el origen de este incremento en el desgaste. Sin embargo, las características de aquellos que tienen más probabilidad de salir de la muestra sugieren que las salidas del país, o la movilidad interna, pueden estar detrás de este proceso. La profundización en el análisis de las dinámicas familiares y laborales asociadas a la pérdida de muestra podrán arrojar luz sobre esta cuestión.




Bibliografía


Borjas G.J. y Bratsberg B. (1996) “Who leaves? The outmigration of the Foreign-Born” The Review of Economics and Statistics, 78 (1), pp: 165-176.

Bijwaard G. E., Schluter, C. y Wahba, J. (2011) “The Impact of Labour Market Dynamics on the Return-Migration of Immigrants” IZA DP No. 5722

Constant A., Massey, D.S. (2002) “Self-selection, Earnings, and Out-Migration: A Longitudinal Study of Immigrants to Germany” IZA DP No. 672.

De Arce, R., y Mahía, R. (2012). “Have Migrants Bought a “Round Trip Ticket”? Determinants in Probability of Immigrants' Return in Spain” Global Economy Journal, June 2012. ISSN: 1524 - 5861. DOI: 10.1515/1524-5861.1831

Dustmann, C. (2000) “Temporary Migration and Economic Assimilation” IZA DP No.186.

Dustmann, C. (2001) “Return Migration, Wage Differentials, and the Optimal Migration Duration” IZA DP No. 264.

Dustmann, C. and Weiss, Y. (2007) “Return migration: theory and empirical evidence from the UK” British Journal of Industrial Relations, 45 (2) pp. 236-256

Galor, O. y Stark, O. (1990) “Migrants’savings, the probability of return migration and migrants’ performance” International Economic Review 31 (2) pp. 463–7.

Gibson, J. y McKenzie, D. (2009) “The Microeconomic Determinants of Emigration and Return Migration of the Best and Brightest. Evidence from the Pacific” World Policy Research Working Paper 4965

Jasso, G. y Rosenzweig, M. (1982) “Estimating the Emigration Rates of Legal Immigrants Using Administrative and Survey Data: The 1971 Cohort of Immigrants to the United States” Demography, 19 (3) pp. 279-290.

Lam, K. (1994) “Outmigration of Foreign-Born Members in Canada” The Canadian Journal of Economics, 27 (2) pp. 352-370.

Miyar, M. (2011) La dinámica de la inmigración en España, una década de llegadas y salidas. Tesis doctoral.

Warren, R. y Kraly E.P. (1985), "The Elusive Exodus: Emigration from the United States," Population trends and Public Policy 8, pp. 1-17.

Warren, R. y Peck J.M.(1980) "Foreign-Born Emigration from the United States: 1960-1970" Demography 17, pp. 71-84.



1 En el caso de la Encuesta de Población Activa española la reproducción de este mecanismo se ve impedida por la infrarrepresentación de los extranjeros con pocos años de residencia en el país.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal