Diagnóstico base de la situación de la reducción de la demanda de drogas municipio de yacuiba, 2006



Descargar 351.81 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión01.04.2018
Tamaño351.81 Kb.
  1   2   3   4

DIAGNÓSTICO BASE DE LA SITUACIÓN DE LA REDUCCIÓN DE LA DEMANDA DE DROGAS

MUNICIPIO DE YACUIBA, 2006

________________________________________________________________________________________________

DATOS GENERALES




    19/2006 - CONALTID

    Reducción de la Demanda de Drogas

    DIAGNÓSTICO BASE DE LA SITUACIÓN DE LA REDUCCIÓN DE LA DEMANDA DE DROGAS, MUNICIPIO YACUIBA, 2006



    DIAGNÓSTICO BASE DE LA SITUACIÓN DE LA REDUCCIÓN DE LA DEMANDA DE DROGAS MUNICIPIO YACUIBA, 2006



    Equipo de trabajo:



  1. . Tatiana Dalence Montaño – Coordinadora Técnica

  1. . Maritza Vargas Díaz – Consultora Diagnóstico

    País : BOLIVIA



INDICE



  1. Introducción 3

  2. Prevención y responsabilidad social 3

  3. Consumo de Drogas en Bolivia 4

  4. La Ciudad de Yacuiba 8

  1. Características demográficas. 9

  2. Indicadores Sociales. 11

  1. Factores de Riesgo y Protección 15

  2. Consumo de drogas en Yacuiba 19

  3. Recomendación 29

  4. Bibliografía 30



  1. INTRODUCCION

El Comité de Coordinación Interministerial de Reducción de la Demanda de drogas del Consejo Nacional de Lucha Contra el Tráfico Ilícito (CONALTID), ha iniciado una nueva etapa con el propósito de incidir positivamente en la disminución del consumo de drogas. Para ello se ha diseñado el PLAN DE ACCIÓN DE REDUCCIÓN DE LA DEMANDA DE DROGAS, como parte de la “Estrategia Integral Boliviana de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de drogas de 2004 - 2008”, para ser desarrollada desde el escenario municipal a través de programas específicos que deben recuperar la especificidad sociocultural de las regiones y municipios.

Este Plan expresa la necesidad de realizar diagnósticos situacionales sobre el consumo de drogas en los municipios rurales y urbanos, priorizando aquellos donde se ha identificado un mayor ascenso y prevalencia de consumo de drogas. Los diagnósticos municipales constituyen la base para iniciar el proceso participativo de análisis y para el diseño de estrategias locales comprometiendo a los diferentes actores institucionales y organizacionales de la comunidad.

El documento que se presenta, se inscribe en este marco de trabajo que ha emprendido CONALTID y es el resultado de una investigación documental1 sobre el consumo de drogas en el Municipio de Yacuiba. Se espera que los resultados impulsen la reflexión y fortalezcan la necesidad de enfrentar esta problemática de manera integral.

El documento se estructura en tres partes, primero se señalan los componentes más importantes de la estrategia boliviana de prevención y las dimensiones que adquiere en nuestro país el consumo de drogas. Luego se presentan los datos más relevantes sobre el consumo de drogas en Yacuiba y finalmente se desarrollan factores de protección y de riesgo desde el enfoque de la resiliencia como factor articulador de la protección frente al consumo de drogas.



  1. PREVENCION Y RESPONSABILIDAD SOCIAL

Aun cuando las drogas han existido y seguirán existiendo, el consumo problemático se ha manifestado con fuerza en las ultimas décadas, transformándose en un problema social que va en aumento ya que cada vez hay más personas que consumen algún tipo de droga, en mayores cantidades y a edades más tempranas. Existe una mayor variedad y hay mayores facilidades de acceso a ellas.

El consumo abusivo de drogas afecta a las personas, a las familias y a la sociedad, es decir, es un problema social que afecta a todos y que requiere ser enfrentado por los diferentes sectores, actores e instancias de nuestra sociedad. La experiencia ha demostrado que la problemática no debe estar sólo en manos de los organismos de control, ni en la de los expertos. Esta comprensión sobre el consumo de drogas se traduce en el documento de la “Estrategia Integral Boliviana de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de drogas 2004-2008”.

En Bolivia, la lucha contra el narcotráfico se ha institucionalizado como política de Estado desde 1988 con la promulgación de la Ley Nº 1008. Junto a la aprobación de ésta Ley se diseñaron e implementaron políticas para enfrentar el consumo y la demanda de drogas como el Plan Trienal, el Programa Integral de Desarrollo y Sustitución (PIDYS) y el Plan Dignidad. Este último se puso en marcha entre 1998 y 2002 con el objetivo de sacar al país del circuito coca-cocaína en cinco años. Los resultados de estos programas no fueron alentadores y expresaron la necesidad de ampliar el análisis de la problemática incorporando nuevas variables.

Sobre la base de esta experiencia, adquirida durante 16 años, el 2004 se aprueba la “Estrategia Integral Boliviana de Lucha Contra el Tráfico Ilícito de Drogas 2004-2008”, que proyecta la intervención estatal desde una perspectiva integral, convocando y buscando comprometer a todos los sectores sociales, políticos y económicos con responsabilidad en la prevención y rehabilitación del consumo de drogas.

La estrategia establece con claridad que la prevención también es un asunto social vinculado con la pobreza, de tal manera que la reducción de la pobreza, la lucha contra la exclusión social, el hacinamiento urbano, la migración, la violencia en sus diferentes formas de expresión y otros problemas sociales, constituyen factores importantes para enfrentar y reducir el consumo de drogas a través de la disminución de la demanda de consumo de drogas en la población boliviana, a partir de acciones integrales de prevención, tratamiento, rehabilitación y reintegración social.

En la prevención se privilegia el Municipio como el escenario más adecuado para enfrentar el problema de consumo de drogas por ser un espacio físico, social y cultural que se constituye inteligentemente con la participación ciudadana a través de sus organizaciones e instituciones. Estos esfuerzos deben permitir alcanzar la meta del plan reduciendo, hasta el 2008, el consumo de drogas de la población en un 20 por ciento.



  1. LA CIUDAD DE YACUIBA

Bolivia es un país con una dinámica demográfica diferencial y heterogeneidad socio-espacial. De un total de 29.618 localidades, 154 son urbanas y 29.460 rurales donde vive el 38% de la población boliviana y en el restante 1% de las localidades catalogadas como urbanas el 62% de la población2.



Yacuiba, es una ciudad boliviana capital de la provincia de Gran Chaco, en el departamento de Tarija. Esta situada en la frontera con Argentina. Se caracteriza por tener un clima cálido y muy cálido. Tiene una variedad de pisos ecológicos debido a estar ubicada en zonas de subtrópico y trópico, la superficie territorial es de 17.428 km2. Se desarrolla como centro comercial y de distribución de la producción petrolífera que se lleva a cabo en la región junto a la ciudad de Profesor Salvador Mazza (también conocida como Estación Pocitos), perteneciente a la provincia argentina de Salta

Los últimos 50 años Yacuiba ha tenido un crecimiento demográfico sin precedentes: entre 1950 y 1976 su población se duplicó, pero entre 1976 y 1992 se triplicó, nuevamente entre 1992 y 2001 se duplico, la tendencia de atenuar dicha aceleración en el ritmo de crecimiento demográfico es muy baja, se trata de una de las ciudades que por su vinculación caminera con Villa Montes y a través de ella con Santa Cruz, generó un nuevo polo dinámico económico caracterizado por: prestación de servicios tales como el transporte y la comercialización   además de aquellas ya tradicionales de abastecimiento de productos agrícolas y fuerza de trabajo, constituyéndose en una especie de articulador del mercado interno y de alguna manera con el mercado externo a través de la frontera con la República Argentina.

3.1. Características socio demográficas

El Censo de Población y Vivienda del 2001 establece que Bolivia cuenta con una población de 8.274.325 habitantes, de los cuales 5.165.882, se encuentran concentrados en el área urbana (62.43%) y 3.108.443 viven en el área rural (37.57%)

En el contexto rural casi la mitad de sus pobladores tiene menos de 15 años, debido a que en dichas áreas, persisten aún altos niveles de fecundidad y mortalidad (particularmente de la niñez). En las zonas rurales, la fecundidad bajo muy lentamente desde alrededor de 7.8 hijos por mujer detectados en 1976 hasta 6.2 hijos por mujer detectados el 2001. Los niveles de mortalidad infantil cayeron desde alrededor de 140 niños fallecidos de cada mil nacidos vivos hasta alrededor de 86, por lo que son consideradas zonas que se encuentran en etapas iniciales de transición demográfica.

En la Bolivia urbana, entre 1976 y el 2001, se han producido descensos en la dinámica demográfica y en los niveles de fecundidad, desde 5.2 a 3.6 hijos por mujer. La mortalidad infantil, también ha tenido una considerable reducción, desde alrededor de 100 muertes infantiles hasta un valor cercano a los 55 niños de menos de un año muertos, de cada mil nacidos vivos alrededor del 2001.

La discriminación urbana – rural, expresa la existencia de diferentes perfiles demográficos en Bolivia y que la media nacional, muchas veces, oculta estas diferencias internas correspondiente a la estructura por edad y sexo de las zonas rurales y urbanas con una importante emergencia de ciudades intermedias, especialmente en los Valles y los Llanos. (Ledo: 2005)

En los Valles, las ciudades intermedias han crecido a un promedio del 5.8% y en términos cuantitativos el número de sus habitantes entre 1950 y 2001 aumentó 9 veces. Las capitales de departamento de Chuquisaca y Tarija son las que tienen la mayor magnitud demográfica. Tarija con 135 mil habitantes, tienen un ritmo de crecimiento demográfico del orden del 4.4% anual.

En Tarija, existe una tendencia altamente concentradora de la población en su ciudad capital, su población aumentó entre 1992 al 2001 de 90.113 hasta 35.783 habitantes. El segundo lugar de importancia demográfica, ocupa la ciudad de Yacuiba que es la capital de la provincia Gran Chaco, provincia que tiene la mayor extensión territorial del departamento de Tarija.

Yacuiba goza del mayor crecimiento demográfico, su tasa es del 8% anual, se estima que la población total para el 2010 será de 138.414, es decir, habrá 24.535 más habitantes en relación a los 83.518 actuales.



Cuadro Nº 1

Proyección de la población en Yacuiba

2006-2008- 2010


Año

Población

Total

Hombres

Mujeres

2006

113.879

56.986

56.893

2008

125.848

63.018

62.830

2010

138.414

69.349

69.065

Fuente: INE – CNPV 2001
El área urbana de Yacuiba concentra la mayor parte de la población con 64.611 habitantes en relación a 18.907 del área rural.

Cuadro Nº 2

Población total de Yacuiba áreas urbana y rural. Censo 2001


Censo Área ciudad

Total

Urbana

Rural

2001

83.518

64.611

18.907

Fuente: INE – CNPV 2001

Tomando en cuenta la variable género, el censo del año 2001 establece que del total de habitantes del país, el 49.84% son varones y el 50.16% es población femenina. En la ciudad de Yacuiba ocurre lo mismo, los varones representan el 49.92% y las mujeres el 50.07%.



Cuadro Nº 3

Población Total Yacuiba por Género. Censo 2001


Censo / Área / Ciudad

Población

Total

Hombres

Mujeres

2001

83.518

41.695

41.823

Fuente: INE – CNPV 2001
Como se observa en el cuadro Nº 4, el año 2001, el 70% de la población de Yacuiba está conformada por niños, niñas, adolescentes y jóvenes comprendidos entre las edades de 0 a 29 años.

Cuadro Nº 4

Población total de Yacuiba por grupo quinquenal


Categorías

Casos

%

Acumulado

0 - 4

11795

14.12

14.12

5 - 9

11573

13.86

27.98

10 – 14

10151

12.15

40.13

15 – 19

9489

11.36

51.50

20 – 24

8080

9.67

61.17

25 – 29

6863

8.22

69.39

30 – 34

5819

6.97

76.35

35 – 39

5046

6.04

82.40

40 – 44

4080

4.89

87.28

45 – 49

2981

3.57

90.85

50 – 54

2233

2.67

93.52

55 – 59

1557

1.86

95.39

60 – y más

2971

4.61

100

Total

83518

100.00

100.00

Fuente: INE – CNPV 2001
La composición poblacional de Yacuiba es mayoritariamente joven, al igual que la del país, con un promedio de 27 años en los varones y 26 años en las mujeres.

4.2. Indicadores sociales

Bolivia expresa altos índices de pobreza e inequidad y bajo crecimiento. En 1992, el 70,9% de la población total en el país presentaba necesidades básicas insatisfechas, encontrándose el 37,2% en situación de extrema pobreza. El 2001, la proporción de pobres se redujo a 58,6% y la proporción de pobres extremos a 24,4%3.

Aunque la pobreza ha disminuido, sus niveles todavía siguen siendo altos. La pobreza es más alarmante en el área rural, donde la proporción de pobres alcanzó a 90,8% el 2001, mientras que en el área urbana a 39%.

En la ciudad de Yacuiba, el 49% de la población es considerada pobre y de este porcentaje 14.5% habitantes se encuentran en situación de indigencia, sólo el 12% de la población logra satisfacer sus necesidades básicas (NBS).

Cuadro Nº 5

Población por categoría de pobreza Yacuiba 2001





No pobre

Pobre

Total de población

Pob. con NBS

En umbral de pobreza

Total no pobres


% de no pobres

Pobreza Modera

da

Indigen-te

Marginal

Total de pob. pobre

83.518

9.735

30.882

40.617

51.3%

33.015

5.617

0

38.632

FUENTE: INE Anuario Estadístico 2004
Más de la mitad de la población es considerada no pobre, el 76% de este total, se encuentra en el umbral de la pobreza.

Medir la pobreza desde la satisfacción de necesidades básicas implica medir el acceso a la escolaridad, vivienda, alimentación, servicios de atención en salud y también medir los resultados o consecuencias del bajo consumo de satisfactores expresados en tasas de analfabetismo, niveles de instrucción logrados, tasas de desnutrición, de hacinamiento y de mortalidad.

Pero estos indicadores no tienen el mismo peso o la misma valoración, es decir, no se puede diferenciar si es mejor o peor que tres personas vivan en una sola habitación o que los niños no vayan a la escuela, esto sucede porque el método no plantea un concepto de pobreza. Una mirada más amplia refiere que la pobreza corresponde a vivencias y aconteceres personales, familiares y comunitarios, no expresables ni comprables mediante indicadores numéricos. No es la carencia lo que define a la pobreza, sino el estado de exclusión productiva, “ser pobre es en última instancia, dejar de pertenecer por esta exclusión social, la exclusión política, la exclusión étnica, la exclusión religiosa, la exclusión ciudadana intelectual, de alimento de empleo, de la cultura, es decir todas las formas que asumen ese nada del pertenecer que es la exclusión productiva, significado radical de la pobreza” 4. Esta definición permite incorporara otras variables de análisis que son fundamentales para diseñar estrategias de prevención del consumo de drogas.

El Informe de Desarrollo Humano del 2004, ajustado por desigualdad incorpora en el cálculo la desigual distribución del consumo per cápita. La combinación de elevados niveles de pobreza con desigualdad es una de las características de la economía boliviana y también una de las causas que determina las tasas de crecimiento económico y un patrón desequilibrado de desarrollo humano en el país. En Yacuiba el IDH ajustado por desigualdad es de 0.6346 (PNUD, 2004).

El informe muestra la relación entre el desarrollo de las regiones con las condiciones educativas. Sin embargo, la educación no es el único factor que determina mejores niveles de desarrollo, aunque por las tendencias encontradas, se constata que su mejora brinda más oportunidades para alcanzarlos. En Bolivia se aprecian diferencias significativas respecto al máximo nivel de instrucción alcanzado en relación al contexto geográfico. El área rural tiene niveles de instrucción muy por debajo a los del área urbana, apenas el 4,1% de los hombres y el 2,4% de las mujeres de 19 años o más en el área rural han alcanzado el nivel superior de educación, mientras que el 25,4% y el 19,6% de hombres y mujeres, respectivamente, en el área urbana alcanzaron dicho nivel. Por otro lado, se observa que las mujeres tienen por lo general un nivel de instrucción menor al de los hombres. Así, por ejemplo, en el área rural el 39,3% de las mujeres no tiene nivel de instrucción alguno, mientras que en los hombres este porcentaje llega al 15,7%5.

En relación al promedio de escolaridad, en 1992, la población boliviana de 19 años o más presentaba un promedio de escolaridad de 6,1 años; para el 2001 esta cifra se estimó en 7,4 años, pero en el área rural el promedio de años de estudio llegó sólo a 4,2 años lo que ha generado que la brecha entre el área urbana y rural se haya incrementado. Asimismo, las mujeres, tanto en el área urbana como en la rural, tienen menos años de escolaridad que los hombres.

En Yacuiba el promedio de años de estudio es de 7 años y como se observa en el cuadro, el promedio de años de estudio de las mujeres en el contexto rural es de tres años, es decir cuatro años menos que la media general y dos menos que los varones.

Cuadro Nº 6

Promedio De Años De Estudio De La Población

Yacuiba 2001


Años promedio de estudio total

Años promedio de estudio rural

Años promedio de estudio rural hombre

Años promedio de estudio rural mujer

7

5

6

4

FUENTE: INE 2001
El indicador de años promedio de estudio resume en el largo plazo, los resultados del sistema educativo en un municipio; es lógico esperar que cuanto más niños asistan a la escuela, más baja será la tasa de abandono, y que cuanto mayor sea el acceso y la permanencia en la escuela, el promedio de años de estudio alcanzado por la población tenderá a ser mayor.

Aunque el acceso a la escuela es una de las prioridades del país, en la medida en que refleja el grado de democratización y universalización de la educación, también es importante la permanencia en la escuela. La tasa de término a 8vo de primaria permite medir la culminación del nivel primario. Este indicador adopta valores desde 0% hasta 100% o más; cuanto más alto, significa que más niños culminan el nivel primario. En Yacuiba la tasa de término de 8vo de primaria es de 67.8%, pero del total de la población entre 6 y 19 años, 7.045 no asisten a ningún centro educativo (IDH 2004).

La decisión de que los niños asistan y permanezcan en la escuela la toman los padres o los mismos estudiantes. Esta decisión no sólo depende de su buena voluntad, sino también de las condiciones de vida que enfrentan y que a veces obligan a niños y jóvenes a abandonar la escuela temporal o definitivamente.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal