Determinantes del tiempo al retorno al hogar de origen entre la generación de jóvenes evaluados por pisa 2003 en Uruguay Introducción



Descargar 20.57 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño20.57 Kb.

Determinantes del tiempo al retorno al hogar de origen entre la generación de jóvenes evaluados por PISA 2003 en Uruguay

Determinantes del tiempo al retorno al hogar de origen entre la generación de jóvenes evaluados por PISA 2003 en Uruguay
Introducción

En la actualidad, la salida del hogar de origen se ha apartado de la tríada tradicional de autonomía residencial (abandono del hogar de origen y el establecimiento de una residencia diferente a la de sus padres), autonomía económica (autosustento económico de una residencia) y el control personal (toma de decisiones autónomas respecto a los padres y tutores, y separación respecto a su monitoreo y supervisión (Mitchell B. , 2000). Por una parte, los diferentes eventos propios de la transición (trabajo, educación, pareja, paternidad) se han desligado entre sí, y no se presentan en forma secuenciada ni su recorrido es lineal e unívoco. Por otra parte, los formatos de salida se han diversificado, separándose los procesos de adquisición de autonomía en las distintas dimensiones y esferas. Además de la diversificación de los tipos de salida del hogar, el evento de salida ya no es definitivo, en tanto los otros tránsitos aumentan su incertidumbre (por ejemplo, la precarización del empleo, los cambios en los patrones de nupcialidad y fecundidad). En este marco, el retorno al hogar de origen se torna una posibilidad más en el curso de vida de los jóvenes en el tránsito a la vida adulta. Esta investigación se centra en este último tipo de evento y sus determinantes.

Los antecedentes plantean dos conjuntos de factores para explicar el retorno al hogar de origen: Factores que he dado en llamar asociados al confort y factores asociados la amortiguación de riesgos. El primer conjunto de factores tiende a explicar el retorno como una resignación de autonomía obtenida por los jóvenes al momento de salir del hogar, a partir de una ganancia en términos de estilo de vida (MITCHELL 1998) (GENTILE 2010) (SASSLER, CIAMBRONE, & BENWAY 2008). La posibilidad de ahorro, la comodidad, la menor responsabilidad respecto a las tareas domésticas del hogar, la capacidad de proyectar el curso de vida a largo plazo, son elementos que la hipótesis de confort plantea como parte de la evaluación de costos y beneficios de mantener una residencia separada o retornar al hogar. En esta perspectiva suelen incluirse dimensiones psicológicas, culturales y de interrelación entre generaciones, asociados a las percepciones sobre la transición a la vida adulta como prolongación de la moratoria social, en el marco de transformaciones asociadas a la segunda transición demográfica. Por el contrario, la hipótesis de amortiguación del riesgos reúne un conjunto de factores estructurales, que ubican al retorno al hogar como una estrategia de protección ante la incertidumbre en función de aspectos como la clase social, el tipo de régimen de bienestar de la sociedad, o la ocurrencia de eventos que implican una discontinuidad del status adquirido (por ejemplo, la pérdida del empleo, el divorcio, la disolución conyugal, etc) (GENTILE 2010) (BERRINTON, STONE, & FALKINGHAM 2013).

En Uruguay, el retorno al hogar paterno ha sido un tema aún inexplorado. Ello implica que al analizar el nivel y el timing de la salida del hogar de los jóvenes uruguayos, se trabaje indistintamente sobre dos fenómenos que en realidad son distintos: por una parte la postergación de la primera salida, por otra parte el retorno (CHAN 2008). Al no distinguir entre estos dos fenómenos, se pueden cometer dos errores: a) Asumir postergación de la salida del hogar para aquella población que salió alguna vez y retornó. b) Considerar autónoma a aquella población que alguna vez salió del hogar, al no considerar un posible movimiento de retorno. En este marco, esta investigación explora los determinantes del retorno al hogar y la supervivencia al primer evento en función de las siguientes preguntas: a) ¿Cuáles son los determinantes que explican el retorno al hogar de origen? b) ¿El riesgo de retorno se distribuye homogéneamente en el tiempo o se trata de un evento amortiguador, para el cual es posible distinguir efectos inmediatos y diferidos de los determinantes asociados a las transiciones y el curso de vida?



Materiales y métodos

Se estimó un modelo de regresión logística de tiempo al evento según el cual la probabilidad de ocurrencia de un evento de retorno al hogar cambia en un período de tiempo t, en el cual el individuo está expuesto a su ocurrencia, dependiendo de un conjunto de variables independientes. .La variable dependiente del modelo es la ocurrencia de retorno en un momento t del tiempo, mientras que las variables independientes se introducen en 5 bloques asociados hipótesis sobre los determinantes considerados por la bibliografía. Estas hipótesis refieren a factores de estratificación del hogar de origen, características sociodemográficas, características del primer evento de salida del hogar, eventos de transición del curso de vida, eventos de quiebre en la trayectoria y la existencia de efectos inmediatos o diferidos de las transiciones sobre el retorno. Para estos últimos efectos se incluyen variables cambiantes en el tiempo, cuyo valor se modifique para cada individuo según el momento en que se encuentren con respecto de las transiciones (al empleo, la desafiliación, la educación superior, la conyugalidad y los hijos).

La base empírica proviene de una muestra panel de jóvenes uruguayos evaluados por la prueba internacional PISA en el año 2003 a la edad de 15 años, representativa de la población escolarizada a nivel nacional. Fue observada en 2 olas; la primera en 2007, a la edad de 19-20 años y la segunda en 2012, cuando contaban con 24-25 años. La unidad de análisis en los modelos de historia de eventos no son los individuos sino los años de exposición al riesgo (duraciones) que los individuos permanecen sin experimentar el evento, esto implica la transformación de la matriz de datos para que cada renglón represente un año de exposición al riesgo de retorno al hogar. A partir de esta transformación se obtiene una muestra de un n = 13443 registros, que representan los años-persona totales en que los jóvenes de la muestra estuvieron expuestos al riesgo del evento de retorno.

Resultados

Con respecto a la primera pregunta sobre cuáles son los determinantes del retorno al hogar de origen, se observa que el retorno se incrementa con la edad, sin embargo el mismo no es constante sino que tiene forma de U invertida, es mayor en las edades entre 20 a 24, mientras que el incremento es menor entre los 18 y los 20 años y luego de los 24. Es decir, el riesgo de retorno siempre es mayor respecto a los 17 años o menos, sin embargo, aumenta en mayor medida entre los 20 y los 24 años que antes y después de esas edades.

Las variables de estratificación del hogar a los 15 años no presentan efectos significativos. Si bien la salida del hogar es un evento fuertemente selectivo por clase social o características del hogar de origen (por ejemplo su composición), en el caso del retorno no se evidencia el mismo peso de los factores de estratificación

En términos sociodemográficos, ni el género ni la ascendencia étnica, ni el tamaño de la localidad a los 15 años son determinantes sobre el retorno. En el caso de la condición migratoria, al efecto se hace es significativo y negativo, en el sentido de la hipótesis planteada de que el retorno es menor entre los migrantes que entre quienes no migran.

Al introducir el bloque sobre características de la primera salida se destaca la ausencia de efecto de la edad de la primera salida sobre la probabilidad de retornar. Con respecto a la composición del primer hogar, solo es significativo el efecto de los hogares unipersonales y monoparentales, ambos disminuyendo la probabilidad de retorno al hogar de origen.

Cuando se incluye el grupo de controles asociados al curso de vida, se evidencia que el trabajo luego a salir del hogar aumenta la probabilidad de retorno al hogar, en comparación a nunca haber trabajado (mientras que trabajar simultáneamente es apenas no significativo). En el caso de la convivencia en pareja, al introducir como controles la disolución conyugal y el tiempo desde la entrada en convivencia, se especifica la relación significativa y negativa entre convivencia y retorno, en el sentido esperado por la hipótesis, es decir, la convivencia en cualquier circunstancia disminuye la probabilidad de retornar en contraposición con nunca haber convivido. Esto resulta consistente en la medida que la conyugalidad se asocia a una forma de salida que, en principio, no tendría aparejado el retorno como una posibilidad. No obstante, al incorporar la disolución conyugal se hace más claro que la conyugalidad disminuye las chances de retorno cuando la pareja tiene éxito y las incrementa cuando ella se termina. El tiempo transcurrido desde la entrada en pareja no muestra diferencias en efectos acotados o de largo plazo, una vez controlada la secuencia respecto a la salida y la disolución de la pareja. En el caso de la presencia de hijos, en ninguno de los modelos ajustados muestra efectos sobre el retorno al hogar. Con respecto a las variables educativas, la desafiliación no presenta efectos significativos sobre el retorno en ningún caso, mientras que el acceso a la educación superior, no presenta efectos controlando por las transiciones del curso de vida, sin embargo se observan impactos inmediatos de la transición a la educación superior, lo cual aumenta el riesgo de retorno el año de entrada (quizás como un costo de adaptación al nuevo nivel, aunque también podría sugerirse una mayor precariedad de las soluciones de vivienda establecidas en el primer año, que podrían hacerse más estables a medida que se avanza en el nivel). A los 5 años del ingreso a educación superior disminuye la probabilidad de retornar al hogar, lo cual dista de los antecedentes que reportan retorno al hogar asociado a la culminación del ciclo terciario (DA VANZO & GOLDSCHEIDER 1990) (habría que considerar cuanto de este efecto puede asociarse al rezago en la culminación de las carreras que caracteriza al sistema terciario uruguayo).



Bibliografía

BERRINGTON, A., STONE, J.& FALKINGHAM. Gender differences in returning to the parental home in the UK:The role of social policy. 10th European Social Policy Analysis Conference, Edinburgh, 6th-8th September 2012. Stream 14. Young People and Social Policy in Europe: New Risks and Emerging Challenges. sf


BERRINTON, A., STONE, J., & FALKINGHAM, J. The impact of parental characteristics and contextual effects on returns to the parental home in Britain. ESRC Centre for Population Change Working Paper. 2013

CHAN, C. Are leavers and retourners different? determinats of coresidence after children adults leave home. University of Maryland. 2008

DA VANZO, J., & GOLDSCHEIDER, F. K. Coming Home Again: Returns to the Parental Home of Young Adults. 44(2), 241-255. 1990

GENTILE, A. De vuelta al nido en tiempos de crisis. Los boomerang kids españoles. Revista de Estudios de Juventud, 10(90). 2010

MITCHELL, B. Too Close for Comfort? Parental Assessments of "Boomerang Kid" Living Arrangements. The Canadian Journal of Sociology / Cahiers canadiens de sociologie, 23, 21-46. 1998

MITCHELL, B. Integrating Conceptual, Theoretical and Methodological Developments in Homeleaving Research. “Leaving Home: A European Focus. Rostock: Max Plank Institute. 2000



SASSLER, S., CIAMBRONE, D., & BENWAY, G. Are They Really Mama’s Boys/Daddy’s Girls? The Negotiation of Adulthood upon Returning to the Parental Home. Sociological Forum, 23(4). 2008

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal