Determinación de comunidades fúngicas y bacterianas del archivo central de la universidad pedagógica y tecnológica de colombia



Descargar 64.72 Kb.
Fecha de conversión26.06.2018
Tamaño64.72 Kb.


AEROMICROBIOLOGÍA DEL ARCHIVO CENTRAL DE LA UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA Y TECNOLÓGICA DE COLOMBIA (TUNJA-BOYACÁ)
AEROMICROBIOLOGY OF THE CENTRAL ARCHIVE OF UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA Y TECNOLÓGICA DE COLOMBIA (TUNJA-BOYACÁ)
Biól. DEISY LISSETH TOLOZA-MORENO1, Ph. D. LUZ MARINA LIZARAZO-FORERO2
1 Dirección de Correspondencia: Escuela de Ciencias Biológicas, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tunja, Colombia. Grupo de Investigación Biología Ambiental. Tél. 314 3987739. Correo electrónico: lisseth77@gmail.com
2 Escuela de Ciencias Biológicas, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, Tunja, Colombia. Grupo de Investigación Biología Ambiental. Correo electrónico: lumalifo@yahoo.es


RESUMEN

La calidad del aire de los ambientes internos puede estar influenciada por distintas partículas suspendidas en la atmósfera (polvo, polen, bacterias, hongos, virus) que pueden causar daños a los documentos y presentar reacciones alérgicas en las personas que trabajan con éstos. Con este trabajo, se identificaron hasta género los microorganismos presentes en el ambiente del archivo central de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, que podrían causar alergias respiratorias en los trabajadores de esta área. Para las muestras de ambiente se empleó el método de sedimentación en placa utilizando Agar Papa Dextrosa y se midió la temperatura y humedad relativa durante cada muestreo. Asimismo, se aplicó una encuesta a los trabajadores con el fin de conocer la sintomatología respiratoria sugestiva que podrían presentar por el manejo de los documentos y se tomaron muestras de fosas nasales a algunos de ellos. Se aislaron del ambiente 14 16 géneros entre hongos, levaduras y bacterias, y dos categorías de microorganismos no identificadas. Los géneros fúngicos predominantes fueron Mucor spp., y Penicillium spp., con un 36,6% y 27,5%, respectivamente, del total de colonias aisladas. Las formas levaduriformes principalmente del género Rhodotorula, y bacterianas con predominio de las formas cocoides fueron aisladas en menor proporción. No se encontró una correlación estadísticamente significativa entre el promedio de unidades formadoras de colonia con la temperatura y humedad relativa del ambiente. Además, en las muestras de fosas nasales sólo se encontró flora microbiota normal de la nariz, lo cual indica que los síntomas respiratorios sugestivos que presentan los trabajadores no están influenciados directamente por la presencia de esporas de hongos en el ambiente del archivo central.



PALABRAS CLAVE: Aerobiología, alergias respiratorias, archivo central, microorganismos de ambientes internos.
ABSTRACT

The Air quality of the air of the indoor environments can be influenced by different particles suspended in the atmosphere (dust, pollen, bacteria, fungi, and virus) that can cause damages to on the documents and bring about to cause allergic reactions in on people that working with said documents these. With this work, we identified until genera the microorganisms present were identified in the environment of the central archive of the Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia; specifically those that they could cause respiratory allergies to in the personnel workers of in this area. For the environment samples, we was used the open Petri dish sedimentation method using Potato Dextrose Agar, and it was measured the temperature and relative humidity during each sampling. Also, a survey was taken of applied the workers for with the purpose of knowing the suggestive respiratory symptomatology sypmtomatollogy that could arise from present for the handling of the documents. Samples were taken from the nostrils of some of these workers and they took samples of nasal graves to some of them. Fourteen Of the environment were isolated 16 genera among fungi, yeasts, and bacteria, and two non identified categories were isolated from the environment. The genera predominant fungal genera were Mucor spp. and Penicillium spp. with 36.,6% and 27.,5% respectively of the total of isolated colonies, respectively. The y Yeast, mainly Rhodotorula genera, and bacteria with prevalence coccus forms were isolated in smaller proportions. There was not It was not a correlation statistically significant correlation among the average of colony forming units and with the temperature and relative humidity in of the environment. In addition, nostril nasal graves samples yielded only normal microbiota flora of the nose, indicating that suggestive respiratory symptoms that the workers presented are not directly influenced by the presence of fungal spores in the environment at of the central archive.


KEY WORDS: Aerobiology, respiratory allergies, central archive, airborne microorganisms.
INTRODUCCIÓN

La calidad del aire de los ambientes internos puede estar influenciada por la acción de distintas partículas suspendidas en la atmósfera entre las que se encuentran el polvo, granos de polen, y aquellas que tienen actividad microbiana como bacterias, hongos y virus (Medina et al., 1999; Levetin y Dorsey, 2006), las cuales dependen, principalmente, de la presencia de sustancias orgánicas susceptibles al ataque de éstas y por las condiciones microclimáticas, especialmente, de temperatura y humedad relativa (Shelton et al., 2002; Jones y Harrison, 2003; Pyrri y Kapsanaki-Gotsi, 2007), reducida ventilación, número de personas presentes, microbiota predominante en el aire exterior (Shelton et al., 2002), e incluso de factores como la limpieza y condiciones del sitio. Por su pequeño tamaño (aproximadamente de 1 a 100 ppm), algunas de estas partículas aerobiológicas pueden quedar suspendidas en el aire por largos períodos de tiempo (Medina et al., 1999). De esta forma, los lugares donde se almacenan documentos tales como archivos y bibliotecas, por ser ambientes cerrados, son lugares apropiados para el desarrollo y mantenimiento de microorganismos que pueden causar daños sobre los documentos y sobre las personas que los usan y trabajan con éstos (Bueno et al., 2003).


Los procesos alergénicos en personal susceptible pueden tener relación con la presencia de hongos en el ambiente, ya que dentro de las afecciones producidas por éstos las de mayor frecuencia están asociadas con problemas respiratorios como asma, rinitis y sinusitis (Carrabs, 1995; Chiappero et al., 1996; Angelosante-Bruno et al., 2007). Estas afecciones pueden estar influenciadas por una alta exposición a los factores alergénicos y por la estimulación reducida del sistema inmune durante los períodos críticos de su desarrollo (Cookson, 1999; Kellogg et al., 2004; Sharma et al., 2007). La inhalación es la ruta principal de infección; sin embargo, otros tipos de exposición como la ingestión y el contacto con la piel son también comunes de presentarse (Poulsen et al., 1995; Chandra-Mouli et al., 2005). Un pequeño grupo de hongos son patógenos ambientales pueden ser principalmente patógenos oportunistas y algunos producen micotoxinas, que pueden estar presentes dentro de las esporas, y pueden ser inhalados con ellas (Albright, 2001; Sáez et al., 2004). Por otra parte, la mayoría de las bacterias o agentes bacterianos no son alergénicos potentes con excepción de las esporas formadas por los actinomicetos. Los componentes de la pared celular bacteriana, tales como endotoxinas (más predominante en las bacterias Gram negativas) y peptidoglicano (más predominante en las bacterias Gram positivas) son agentes cruciales con importantes propiedades pro-inflamativas que pueden inducir a síntomas respiratorios (Clark et al., 1983).
Varios trabajos han contribuido con el estudio de la aerobiología presente en ambientes cerrados como los realizados en bibliotecas, laboratorios, museos o archivos (Medina et al., 1999; Bueno et al., 2003; Sáez et al., 2004; Gómez et al., 2005; Rivas et al., 2005; Rojas et al., 2008), en el interior de edificios y catedrales (Pitzurra et al., 1999; Chao et al., 2001; Aira et al., 2006) o en salas de cómputo y hospitales (Haleem Khan et al., 2009).
Dentro del Archivo Central de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia hasta el momento, no se ha realizado ningún estudio aerobiológico constituyéndose éste, como el primer trabajo que evalúa la calidad del aire de esta dependencia. Por consiguiente, el propósito de este trabajo fue aislar e identificar los microorganismos que afectan la calidad del aire del archivo central y que podrían estar causando alergias respiratorias en el personal que trabaja en esta área.
MATERIALES Y MÉTODOS

ÁREA DE ESTUDIO. El estudio se llevó a cabo en el Archivo Central ubicado en el primer piso del Edificio Administrativo de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia (UPTC), Sede Tunja (Boyacá, Colombia). El Archivo tiene un área aproximada de 1237 m2, y su ubicación está hacia el interior del edificio, sin acceso directo hacia el exterior.
El archivo contiene documentos desde 1980 hasta el año 2006, entre los que se incluyen acuerdos, actas, contratos, informes, libros contables, programas académicos, planes de estudio, proyectos de investigación, resoluciones, entre otros. Presenta una temperatura promedio de 18,8º C (± 0,6206) y una humedad relativa de 55,4% (± 0,5741).
TOMA DE MUESTRAS AMBIENTALES. Las muestras de ambiente fueron tomadas semanalmente (Haleem Khan et al., 2009) entre agosto y septiembre de 2009 para un total de seis muestreos entre agosto y septiembre de 2009 realizados hacia las 10:30 horas. Con el fin de hacer la estimación cualitativa de los microorganismos presentes en el ambiente, se utilizó el método gravimétrico de sedimentación en placa para el muestreo de aire con exposición al ambiente durante 30 minutos de 75 cajas de petri (12 cajas en cinco muestreos y 15 en el último muestreo) que contenían Agar PDA (Agar Papa Dextrosa- Scharlau) ®, las cuales fueron ubicadas en la parte superior, media e inferior de los 25 estantes seleccionados al azar. El número de estantes a muestrear se determinó tomando el 10% del total de éstos presentes en el archivo central de acuerdo con Gómez et al. (2005).
Simultáneamente, se tomaron datos de temperatura y humedad relativa del ambiente aproximadamente cada 10 minutos empleando un Medidor Atmosférico (marca Davis),. Asimismo, en cada muestreo se observó y se tuvo en cuenta si los sistemas de ventilación se encontraban o no en funcionamiento y se tuvo en cuenta la presencia de polvo y la forma en la que estaban archivados los documentos en cada estante muestreado.
ANÁLISIS DE LAS MUESTRAS. Las cajas de petri expuestas al ambiente fueron incubadas a 28 ºC durante siete días. Una vez se obtuvo crecimiento sobre las placas, se realizó la cuantificación de las colonias formadas las cuales fueron expresadas en términos de Unidades Formadoras de Colonia (UFC). Las colonias fúngicas se identificaron hasta género, según morfología macroscópica y microscópica, para la cual se hicieron montajes con azul de lactofenol empleando la técnica de cinta adhesiva transparente, y para el caso de las levaduras se realizó el montaje entre lámina y laminilla. Los montajes fueron observados en microscopio óptico de luz con objetivos de 10x y 40x. Asimismo, se emplearon las claves de identificación taxonómica de hongos de Barnett (1960), Barnett y Hunter (1972), Domsh et al., (1980a, ) y Domsh et al., (1980b). Para la identificación de las levaduras del género Candida se realizó la prueba de producción de tubo germinal (Finegold y Martin, 1983). Los géneros Rhodotorula y Saccharomyces fueron identificados por sus características microscópicas y macroscópicas de acuerdo con Carrillo (2003).
En relación con las bacterias, se determinaron las características macroscópicas y microscópicas de las colonias formadas; éstas últimas mediante tinción de Gram. Para el caso de las formas bacilares aisladas, se hicieron repiques de las colonias en los medios selectivos Agar EMB (Pronadisa) ® y Agar McConkey (Pronadisa) ®, y siembras en pruebas bioquímicas API 20 E (para Enterobacterias-Biomérieux) ® y API 20 NE (para no Enterobacterias-Biomérieux) ® para su identificación hasta género.
APLICACIÓN DE LA ENCUESTA. A los 14 trabajadores del Archivo Central se les aplicó una encuesta en la que se preguntó: 1. Cuando usted consulta los documentos, ¿ha presentado alguno (s) de los siguientes síntomas?: Irritación de los ojos, irritación de la nariz, dolor de cabeza, fatiga, ningún síntoma, otro. 2. En caso de presentar alguno de los anteriores síntomas, ¿ha seguido algún tratamiento médico? 3. ¿Usted emplea implementos de protección personal cuando hace consulta de los documentos? para saber si habían presentado algún tipo de sintomatología respiratoria por el manejo de los documentos que se encuentran en el archivo y si para ello habían seguido algún tratamiento médico. Además, de saber qué tipo de implementos de protección personal utilizaban en el momento de consultar los documentos.
Adicionalmente, las respuestas de cada encuesta fueron analizadas y se determinó tomar muestras de fosas nasales a seis de los trabajadores del archivo central, quienes presentaron más de un síntoma respiratorio sugestivo por el manejo de los documentos y que no habían seguido ningún tratamiento médico para ello. Las muestras fueron tomadas con aplicadores estériles, haciendo una limpieza de las fosas nasales. Posteriormente, se hizo un lavado de cada aplicador en tubos de ensayo con Caldo Saboraud (Pronadisa) ®. Los tubos fueron incubados a 28º C durante cinco a siete días, realizando luego, los montajes con azul de lactofenol.
RESULTADOS.'>ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS. Se empleó el Análisis de Varianza ANOVA Multifactorial para establecer diferencias estadísticas entre las UFC por estante muestreado y por posición de las cajas en cada estante, y se utilizó el Coeficiente de Correlación de Spearman (rs) para correlacionar el promedio de colonias formadas con las variables ambientales de temperatura y humedad relativa, utilizando el paquete estadístico StatGraphics versión 5.0.


RESULTADOS

GÉNEROS MICROBIANOS AISLADOS

El porcentaje de unidades formadoras de colonia (UFC) en cada uno de los muestreos osciló en promedio entre 6,27 UFC y 39,02 UFC, siendo el muestreo 3 el que presentó el mayor número de colonias formadas (Fig. 1). Sin embargo, el número de UFC estuvo determinada por la ubicación de los estantes dentro del archivo (p= 0,0001) siendo el estante 12 el más contaminado (Fig. 2). Entre tanto, las UFC presentes en cada posición de los estantes fueron estadísticamente iguales (p= 0,9360) con aproximadamente 4 UFC / placa, siendo mayor en la parte media (3,96 ± 3,46 UFC / placa) y menor en la parte inferior (3,68 ± 3,74 UFC / placa) de los estantes.


La temperatura promedio del archivo fue de 18,8º C (± 0,6206) con una humedad relativa de 55,4% (± 0,5741). Sin embargo, Por otra parte, no se presentó una correlación estadísticamente significativa entre la temperatura promedio del archivo y el número de colonias (rs= -0,0580; p= 0,8968), así como tampoco entre la humedad relativa del ambiente y el número de colonias formadas (rs= -0,7143; p= 0,1102). Además, se observó en cada muestreo que los sistemas de ventilación ubicados dentro del archivo no se encontraban en funcionamiento.
En total se aislaron 287 colonias del a partir de 75 placas de petri expuestas al ambiente del en el Archivo Central, pertenecientes a 16 14 géneros y dos formas microbianas no identificadas, correspondientes en su orden a hongos filamentosos, bacterias y levaduras. Entre los géneros fúngicos más representativos, Mucor fue el más abundante con un 36,6%, seguido de Penicillium con el 27,5% del total de las colonias aisladas, siendo los dos géneros que se registraron durante todo el período de muestreo, mientras que otros como Acremonium, Alternaria, Cephalosporium, Aureobasidium, Cladosporium, Curvularia, Geotrichum, y Helminthosporium y Pullularia, se presentaron en baja proporción.
Las formas levaduriformes se presentaron en un 4,5%, siendo representadas por Candida albicans (prueba positiva de producción de tubo germinal), Rhodotorula spp., y Saccharomyces spp., mientras que las colonias bacterianas representaron el 14,6% en el ambiente del archivo central predominando las formas cocoides (Tabla 1).
Los resultados de la encuesta aplicada a los trabajadores que laboran en el archivo mostraron que el 86,8% de los encuestados ha presentado al menos un síntoma; de los cuales, el 57% ha sentido dos o más síntomas, siendo los más frecuentes la irritación en los ojos y de la nariz, y dolor de cabeza. Otros, como la fatiga no son comunes de presentarse (Fig. 3). No obstante, solo el 33,3% del total de los trabajadores que manifestaron haber presentado algún síntoma, ha seguido un tratamiento médico. En cuanto a los implementos de protección personal que los trabajadores utilizan, el 57,1% usa guantes y tapabocas, mientras que el 42,9% restante, además de éstos, también emplean gafas o batas de dril.
En las muestras tomadas de las fosas nasales de los trabajadores del archivo se encontró microbiota normal de la nariz, representada por formas bacterianas cocoides (Staphylococcus spp.), y en menor proporción formas bacilares del género Pseudomonas.
DISCUSIÓN

Los hongos identificados con mayor frecuencia en el ambiente del Archivo Central fueron Mucor spp., y Penicillium spp., los cuales son comunes de presentarse en ambientes internos y cerrados. Diversos autores como Pitzurra et al. (1999), Shelton et al. (2002), Labarrere-Sarduy et al. (2003), Rivas et al. (2005), Aira et al. (2006), Rojas et al. (2008) han encontrado predominancia de Cladosporium y Penicillium en ambientes cerrados. Sin embargo, son muy pocos los trabajos que han encontrado un aumento significativo del género Mucor en este tipo de ambiente. Los géneros Mucor y Rhyzopus han sido aislados principalmente de muestras de superficies (Valentín, 2007), y junto con otros hongos (Alternaria, Stachybotris, Stemphilium y Trichoderma) son considerados como responsables del biodeterioro de libros, objetos de arte, material audiovisual, pintura, maderas, murales y pieles (Gallo, 1993).


Aunque no se encontraron hifas ni esporas fúngicas en las muestras de las fosas nasales tomadas de los trabajadores en relación con los hongos presentes en el archivo, Knutsen et al., (2002), mencionan que la cavidad nasal es una parte importante para la deposición de hongos inhalados, debido a la eficiencia de la nariz de remover partículas más grandes de 10 µm del aire inhalado. En este estudio, se identificaron géneros fúngicos que incluyen especies patógenas oportunistas en diferentes problemas clínicos en humanos como Mucor y Penicillium (Bueno et al., 2003; Sáez et al., 2004; Rivas et al., 2005; Haleem Khan et al., 2009; Villar et al. 2009), Curvularia, Cladosporium y las formas levaduriformes como Candida y Rhodotorula (Guerrero et al., 2003; Sáez et al., 2004), además de géneros que contienen cepas productoras de micotoxinas y alergénicos como Alternaria (Rivas et al., 2005). Las esporas de estos hongos, con excepción de Curvularia, causan reacciones de hipersensibilidad inmediatas o retardadas, asma, sinusitis, alveolitis alérgica, entre otras (De La Rosa et al., 2002).
Las colonias bacterianas no mostraron gran relevancia en este estudio. Sin embargo, el género Acinetobacter no reviste mayor importancia clínica y es parte de la flora microbiota normal de la piel y de los tractos respiratorio, gastrointestinal y genitourinario del hombre y de varios animales, y se encuentra con frecuencia en muchos ambientes, principalmente en el medio hospitalario (Finegold y Martin, 1983), mientras que el género Pseudomonas, es común de presentarse en el ambiente; no obstante, contiene cepas que son potenciales patógenos a los humanos que pueden producir diferentes problemas alérgicos (Rivas et al., 2005; Valentín, 2007).
El mayor número de unidades formadoras de colonia se presentó en la parte media de los estantes y durante el muestreo 3, coincidiendo con el día en el que fue realizado el aseo del piso del archivo, lo cual sugiere que durante la limpieza del piso, la presencia de agua puede conducir al desarrollo de los hongos a alturas cercanas al suelo (Rivas et al., 2005). Igualmente, el estante 12 presentó la mayor contaminación por encontrarse muy cercano a la puerta de ingreso al archivo central.
El porcentaje de humedad relativa del ambiente del archivo central es menor al rango óptimo de 60-90% considerado por Gallo (1993) y Valentín (2007) para que los hongos se desarrollen y puedan causar daños en libros y documentos. Asimismo, es inferior al nivel de 85% de humedad relativa que requieren las cepas bacterianas para su crecimiento debido a su mayor necesidad de agua (Valentín, 2007). Sin embargo, la humedad elevada y la temperatura son las condiciones que favorecen la contaminación microbiológica del aire en ambientes internos, aunque siempre es necesario un sustrato como madera, celulosa, etc., que proporcione al hongo los nutrientes necesarios; aunque también esta contaminación puede estar favorecida por una gran presencia de polvo y por la falta de circulación de aire a través de los sistemas de ventilación (Shelton et al., 2002).
Los géneros fúngicos encontrados en el ambiente del archivo central pertenecen a la biota normal del aire interior de distintos recintos cerrados siendo registrados también en diferentes estudios realizados sobre aerobiología en este tipo de ambientes. Sin embargo, poner en funcionamiento los ventiladores y la mejora en las prácticas de limpieza una mayor adecuación de los sistemas de ventilación y de limpieza podrían ayudar a reducir la carga fúngica del archivo, y de esta forma, disminuir las reacciones alérgicas que los trabajadores manifiestan durante el manejo de los documentos.

AGRADECIMIENTOS

A la Dirección de Investigaciones de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia y a los funcionarios del archivo central por su colaboración, al Msc. Jorge Orlando Blanco Valbuena por la corroboración en la identificación de algunos géneros fúngicos, y al Biólogo Daniel Humberto Galindo por su asesoría en el manejo estadístico de los datos.


BIBLIOGRAFÍA

AIRA MJ, RODRÍGUEZ-RAJO FJ, JATO V, PIONTELLI E. Análisis cuantitativo y cualitativo de la aeromicota aislada de la catedral de Santiago de Compostela (Galicia, España). Boletín Micológico 2006; 21: 27-34.


ALBRIGHT DM. Human health effects of airborne mycotoxins exposure in fungi-contaminated indoor environment. Professional Safety 2001; 26-28.
ANGELOSANTE BRUNO A, PACE L, TOMASSETTI B, COPPOLA E, VERDECCHIA M, PACIONI G, et al. Estimation of fungal spore concentrations associated to meteorological variables. Aerobiología 2007; 23: 221–228.
BARNETT H. Illustrated Genera of Imperfect Fungi. 2 ed. Estados Unidos: Burgess Publishing Company; 1960.
BARNETT H, HUNTER, B. Illustrated Genera of Imperfect Fungi. 3 ed. Estados Unidos: Burgess Publishing Company; 1972.
BUENO D, SILVA J, OLIVER G. Hongos ambientales en una biblioteca: un año de estudio. Anales de Documentación 2003; 6: 27-34.
CARRABS M. Actualización en sinusitis. Antibióticos e Infección 1995; 3 (4): 5-18.
CARRILLO L. Los hongos de los alimentos y forrajes. Universidad Nacional de Salta, Argentina; 2003.
CHANDRA-MOULI P, VENKATA-MOHAN S, JAYARAMA-REDDY S. Assessment of microbial (bacteria) concentrations of ambient air al semi-arid urban region: influence of meteorological factors. Applied Ecology and Environmental Research 2005; 3 (2): 139-149.
CHAO HJ, MILTON DK, SCHWARTZ J, BURGE HA. Dustborne fungi in large office buildings. Mycopathologia 2001; 154: 93–106.
CHIAPPERO M, SÁNCHEZ L, AVENDAÑO G. Variación anual de la microflora en la Ciudad de San Juan y en hogares de pacientes con patología respiratoria Ig E dependientes. Arch. Argent. Alergia Inmunol. Clin. 1996; 27 (2): 62-67.
CLARK S, RYLANDER R, LARSSON L. Airborne bacteria, endotoxin and fungi in dust in poultry and swine confinement buildings. Am Ind Hyg Assoc J. 1983; 44(7): 537-541.
COOKSON W. The allience of genes & environment in asthma & allergy. Nature 1999; 402: B5-B10.
DE LA ROSA MA, MOSSO M A, ULLÁN C. El aire: hábitat y medio de transmisión de microorganismos. Observatorio Medioambiental 2002; 5: 375-402.

DOMSH K, GAMS W, ANDERSON T. Compendium of Soil Fungi. Volumen 1, Parte I, Estados Unidos: Academic Press.; 1980a.


DOMSH K, GAMS W, ANDERSON T. Compendium of Soil Fungi. Volumen 1, Parte II, Estados Unidos: Academic Press.; 1980b.
FINEGOLD SM, MARTIN WJ. Diagnóstico Microbiológico. 6 ed. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana S.A.; 1983.
GALLO, F. Aerobiological research and problems in libraries. Aerobiologia 1993; 9: 117-130.
GÓMEZ A, GARANTE I, MARTÍNEZ JC, VALDIVIESO MA, RUBIO LL, TARAZONA GP, et al. Evaluación de alergenos presentes en polvo y ambiente de algunas bibliotecas de Bogotá, D.C. Universitas Médica 2005; 46 (1): 13-20.
GUERRERO TA, SÁNCHEZ-RUIZ D, MARTÍNEZ-CHACON JF, YÁNEZ-GARCÍA Y, CHACON-ÁLVAREZ R, CHIO-WONG M, et al. Aislamiento de hongos en instalaciones deportivas de la UNAM. Rev Fac Med UNAM 2003; 46 (3): 93-96.
HALEEM KHAN AA, KARUPPAYIL SM, MANOHARACHARY C, KUNWAR LK, WAGHRAY S. Isolation, identification and testing for allergenicity of fungi from air-conditioned indoor environments. Aerobiologia 2009; 25:119-123.

JONES AM, HARRISON RM. The effects of meteorological factors on atmospheric bioaerosol concentrations-a review. Science of the Total Environment 2003; 326 (1-3): 151-180.


KNUTSEN AP, BELLONE C, KAUFFMAN H. Immunopathogenesis of allergic bronchopulmonary aspergillosis in cystic fibrosis. Journal of Cystic Fibrosis 2002; 1: 76–89.
KELLOGG CA, GRIFFIN DW, GARRISON VH, PEAK KK, ROYALL N, SMITH RR, et al. Characterization of aerosolized bacteria and fungi from desert dust events in Mali, West Africa. Aerobiologia 2004; 20: 99–110.
KNUTSEN AP, BELLONE C, KAUFFMAN H. Immunopathogenesis of allergic bronchopulmonary aspergillosis in cystic fibrosis. Journal of Cystic Fibrosis 2002; 1: 76–89.
LABARRERE-SARDUY N, GÓMEZ-FERNÁNDEZ A, AVILA-ROQUE I, GUEVARA-ANDREU M, FERNÁNDEZ-LAFARGUE B. Riesgos biológicos en ambientes confinados. Revista Cubana de Salud y Trabajo 2003; 4 (1-2):4-7.
LEVETIN E, DORSEY K. Contribution of leaf surface fungi to the air spora. Aerobiología 2006; 22: 3-12.
MEDINA L, TUOZZO A, HERRERA J, PEROZO Y, GONZÁLEZ L. Estudio de hongos en bibliotecas de la Universidad de Carabobo-Valencia. Revista Universidad 1999; 3 (1): 5-20.
PITZURRA L, BELLEZZA T, GIAMMARIOLI M, GIRALDI M, SBARAGLIA G, SPERA G, et al. Microbial environmental monitoring of the refectory in the monastery of St. Anna in Foligno, Italy. Aerobiologia 1999; 15: 203–209.
POULSEN OM, BREUM NO, EBBEHOJ N. Collection of domestic waste. Review of occupational health problems and their possible causes. Science of the Total Environment 1995; 170: 1-19.
PYRRI I, KAPSANAKI-GOTSI E. A comparative study on the airborne fungi in Athens, Greece, by viable and non-viable sampling methods. Aerobiologia 2007; 23:3–15.
RIVAS F, VARELA H, GONZÁLES G, VOLPE D, ALMEIDA A, LOPERENA L. Estudio de la Calidad Microbiológica del Aire Interior de la Facultad de Ingeniería. España: Departamento de Bioingeniería, Facultad de Ingeniería. 2005. Disponible en: URL: http://www.fing.edu.uy/servadm/plandeobras/aire2005.pdf
ROJAS TI, MARTÍNEZ E, AIRA MJ, ALMAGUER M. Aeromicota de ambientes internos: comparación de métodos de muestreo. Boletín Micológico 2008; 23: 67-73.
SÁEZ M, ROJAS M, CANDIA E, CÁCERES S, JIMÉNEZ R, et al. Hongos en ambientes interiores y exteriores de la Facultad de Ciencias Naturales y Matemática de la Universidad Nacional Federico Villareal. The Biologist (Perú) 2004; 2 (2): 4-5.
SHARMA D, DUTTA BK, SINGH AB, SHOME BR. Aerobiological, biochemical and inmunological studies on some of the dominant Aspergillus species of South Assam (India). Aerobiología 2007; 23: 201-210.
SHELTON BG, KIRKLAND KH, FLANDERS WD, MORRIS GK. Profiles of Airborne Fungi in Buildings and Outdoor Environments in the United States. Applied and Environmental Microbiology 2002; 68 (4): 1743–1753.
VALENTÍN, N. Microbial Contamination in Archives and Museums: Health Hazards and Preventive Strategies Using Air Ventilation Systems. The Getty Conservation Institute. 2007. Disponible en: URL: http:// www.getty.edu/conservation/science/climate/paper_valentin.pdf
VILLAR A, MUÑOZ X, CRUZ MJ, MORELL F. Neumonitis por hipersensibilidad a Mucor sp. en un trabajador en la industria del corcho. Arch. Bronconeumol. 2009; 45 (8): 405–407.
Tabla 1. Géneros de hongos, bacterias y levaduras registrados en el ambiente del archivo central.

GÉNERO

UFC (%)

Hongos filamentosos

Mucor spp.

Penicillium spp.

Cladosporium spp.

Alternaria spp.

Pullularia Aureobasidium spp.

Acremonium Cephalosporium spp.

Geotrichum spp.

Helminthosporium spp.

Curvularia spp.

Micelio sin esporular


36,6


27,5

7,7


1,4

1,0


0,7

0,7


0,7

0,3


0,3

Levaduras

Candida albicanssp.

Rhodotorula spp.

Saccharomyces spp.

2,1


2,1

0,3


Bacterias

Formas cocoides



Acinetobacter spp.

Pseudomonas spp.

7,9


4,9

1,7


LEYENDAS DE LAS FIGURAS
Figura 1. Porcentaje de Unidades Formadoras de Colonia en cada muestreo.
Figura 2. Unidades Formadoras de Colonia (UFC) por estante muestreado (Intervalo de confianza 95%).
Figura 3. Principales síntomas respiratorios que presentan los trabajadores del archivo central (DC= Dolor de cabeza; FG= Fatiga; IN= Irritación en la nariz; IO= Irritación en los ojos; NR= No responde; NS= Ningún síntoma; OT= Otro síntoma).



Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal