Descripcion de tecnología de manejo de durazneros



Descargar 442.83 Kb.
Página4/8
Fecha de conversión15.11.2017
Tamaño442.83 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

CUIDADOS CULTURALES DEL HUERTO


Son actividades que se deben ejecutar oportuna y eficientemente cada año antes, durante y después del desarrollo vegetativo de los árboles frutales, en los huertos, con el propósito de lograr la mayor producción posible y que la fruta que se logre sea del calidad, de acuerdo a la demanda del mercado. Entre estos cuidados se tiene: Deshierbes, arreglo de tasas y/o canales para riego y otros.

    1. Deshierbe

Las malezas que afectan al duraznero, constituyen un problema de vital importancia en el manejo de los huertos, pues reducen el rendimiento y loa calidad de la fruta. Obligan a cultivar los suelos, emplear agroquímicos y utilizar mano de obra para su control, todo lo cual eleva los costos del producción. Las malezas entorpecen el libre movimiento del agua de riego, compiten por los nutrimentos del suelo y desvalorizan los huertos. Por el efecto de su control mecánico, se pueden producir daños al tronco y raíces superficiales que constituyen la entrada de plagas y enfermedades, como la agalla de corona que es producida por la bacteria Agrobacterium tumefasciens. Entre los efectos perjudiciales mas relevantes se pueden citar: Competencia, problemas sanitarios y alelopatía.

En un huerto, el control de malezas debe hacerse oportuna y económicamente. En general, es necesario combinar dos o más métodos de los que a continuación se mencionan:



  • Control cultural.- Incluye todas aquellas prácticas de manejo que aseguran el desarrollo de un frutal vigoroso tal que pueda competir favorablemente con las malezas: Preparación del suelo, distancias de plantación, sistemas de riego y fertilización, realizados de manera óptima, constituyen un importante control de malezas de un huerto.

  • Control mecánico.- Son métodos que se han usado por muchos años. Incluyen siega a mano, el uso de rastras de discos, arados y otros.

  • Carpidas.- Es una actividad que se realiza como herramientas menores principalmente con cuya actividad se pueden eliminar las malezas y además modifica la estructura de los suelos. Este hecho es de gran importancia puesto que determina las relaciones entre: Suelo, planta, agua y aire. Los principales objetivos de este trabajo en frutales son: a) Obtener una mayor circulación de aire y agua. A la vez facilitar el desarrollo radicular; b) Controlar y destruir malezas; c) Incorporar residuos vegetales, fertilizantes y d) Aumentar la capacidad de retención de humedad del suelo.

  • Control químico.- Es un método basado en el uso de productos químicos (herbicidas), es efectivo para reducir drásticamente la competencia de las malezas, el uso de mano de obra y otros factores. Sin embargo, afecta la biodiversidad del medio ambiente, y puede a la larga resultar contraproducente, ya que es posible que con este método se elimine los enemigos naturales de las plagas del cultivo de duraznero.

    1. Arreglo de Tasas y Canales de Riego

Este trabajo, se realiza permanentemente antes y durante el desarrollo de los árboles, cuyo objetivo es la de facilitar que el riego ya sea por tasas o por surcos sea eficiente.
  1. FERTILIZACION


La necesidad de agregar algún nutriente específico vía fertilización, ya sea al suelo o foliar, surge de que en muchas circunstancias el balance entre lo que el suelo entrega y lo que el árbol necesita para mantener un crecimiento y rendimiento dado es negativo (la necesidad es mayor que la oferta desde el suelo).

La aplicación de abono químico compuesto NPK que generalmente es 15-15-15, es necesario complementar con otros fertilizantes como la urea y/o el sulfato de amonio con el propósito de compensar la falta de otros elementos que son esenciales para el buen desarrollo y producción de los árboles. Durante el desarrollo de los árboles, se requiere aplicar fertilizaciones químicas y orgánicas en diferentes ocasiones o etapas.



    1. Fertilización de Primavera

Corresponde a la aplicación de 400 a 500 gramos del fertilizante 15-15-15 por planta, mas aproximadamente dos palas de abono orgánico (mejor estiércol de vacuno u ovino descompuesto) después del primer riego (julio – agosto), la misma permitirá reforzar los árboles para que arranquen con vigor.

    1. Fertilización de Verano

Se refiere a la aplicación de 500 a 600 gramos de urea o sulfato de amonio por planta, mejor si se aplica inmediatamente después de un riego. Esta aplicación permitirá a la planta lograr un mayor desarrollo foliar y por tantos mayor capacidad fotosintética. El momento de aplicar es durante los meses de noviembre a diciembre.

    1. Fertilización de Agradecimiento

El momento de aplicar es antes del deshoje y otros acabado el deshoje, luego de cada la época de cosecha (abril). Los árboles que son debilitados por el desgaste de sus energías, con la fertilización de ésta época les sirve para poder tomar fuerzas y reiniciar el nuevo ciclo, se puede aplicar 300 a 400 gramos del fertilizante 15-15-15 por planta, luego de haber ablandado el terreno, unos 4 a 5 días después del riego. En esta época basta un 20 a 30% del fertilizante que se aplica en el tiempo del crecimiento de los árboles.
  1. RIEGO


Actualmente, la aplicación de agua de riego entre la mayoría de los productores de durazno, se rigen por el libre arbitrio de los regadores, quienes generalmente tienen escasa o nula preparación en el tema, dejando este factor vital como una fuente de inseguridad permanente para el resultado final de producción del huerto. Algo similar ocurre con la infraestructura de riego.

    1. Necesidades Reales de Riego

Para un método de riego determinado, la eficiencia de aplicación (Efa) depende de la calidad del diseño, la habilidad del regador o del que maneja el sistema, las características físicas del suelo, la calidad de las estructuras de distribución, etc. Por estas razones, para estar seguro de abastecer los requerimientos netos del cultivo se hace necesario aplicar un cantidad mayor de agua al suelo, con el fin de contrarrestar las perdidas, las que se denomina necesidad de riego y se obtiene a través de la siguiente ecuación:

Necesidad de riego neto

Necesidad de riego = ------------------------------

Eficiencia de aplicación
La eficiencia de aplicación, es la relación entre el volumen de agua que es necesario reponer en la zona delas raíces y el volumen de agua total aplicado al terreno. El cuadro que sigue,, indica los rangos de eficiencia de aplicación que es posible obtener con los diferentes métodos de riego.
Cuadro 2. Eficiencia de aplicación de diferentes métodos de riego

Métodos de riego

Efa (%)

Surcos

Surcos con californianos fijo

Bordes

Aspersión



Micro aspersión

Goteo


40 – 70

60 – 70


50 – 70

70 – 80


80 – 90

90 – 95


    1. Selección del Método de Riego

El método de riego está condicionado por el tipo de suelo, la dotación de agua al terreno y la disponibilidad de mano de obra. Entonces si el recurso agua y mano de obra no son limitantes, el suelo presenta pendientes inferiores a 1,5%, podremos utilizar riego gravitacional (surcos o bordes). Si las condiciones anteriores no se cumplen, entonces se recomienda el uso de riego por goteo o micro aspersión (presurizado).

    1. Programación y Frecuencia de Riegos

La programación del riego, tanto en tiempo como en frecuencia, depende fundamentalmente de factores climáticos, del cultivo y del suelo.

En relación a la frecuencia de riego, existen diversas formas de estimar, las cuales pueden agruparse en tres grandes criterios. El primero de ellos, consiste en tomar plantas como indicadores, basándose en sus características. El segundo, toma el suelo como indicador en relación a su nivel de humedad. El tercero es una forma mixta, que considera el clima y el cultivo como índices para estimar la frecuencia óptima de riego. En el cuadro 3, se plantea un plan de riegos que puede tomarse en cuenta y en el cuadro 4, la frecuencia del riegos en función a la influencia del clima, planta y suelo.



Cuadro 3 Plan de riego para el cultivo de duraznero.

Tiempo

Cantidad necesaria de agua para el riego (m3)

Número de riegos necesarios

Cantidad total de agua por mes (m3)

Observaciones

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre



Diciembre

Enero


Febrero

Marzo


Abril

Mayo


Junio

Julio


30

30

30



30

30

30



30

30

30



30

30

30



2

3

3



2

2

2



3

3

2



1

1

0



60

90

90



60

60

60



90

90

60



30

30

0



Pasado el mes de marzo, en los árboles se inicia el letargo, por lo que se necesita menos agua.

TOTAL




24

720




Fuente: Técnicas para el Mejoramiento del Cultivo de Durazno en Bolivia. HEIZO SEINO, 1971.
Cuadro 4. Influencia del clima, planta y características del suelo en la frecuencia de riego.

Influencia de:

Riego menos frecuente

Riego mas frecuente

Clima

Frío

Húmedo


Sin viento

Caluroso

Seco


Ventoso

Plantas

Raíces profundas

Raíces sanas



Raíces poco profundas

Raíces dañadas o enfermas



Suelo

Suelo cubierto

Profundo


Textura fina

Bajo contenido de sales



Suelo cubierto de follaje

Superficial

Textura gruesa

Alta salinidad



Fuente: El Duraznero en Chile – Riego. José Maria Peralta A. y Raúl Ferreira E.

  1. RALEO O ACLAREO DE FRUTOS

El raleo, consiste en la eliminación de una parte de los frutos, para que los que permanecen en el árbol alcancen un buen desarrollo. Esta es una práctica costosa y lenta, pero indispensable para obtener cada año fruta de calidad.

El duraznero normalmente carga mas fruta de la necesaria para una adecuada producción comercial. Incluso en temporadas con problemas climáticos que disminuyen el cuajado de frutos, o para cultivares de menor capacidad productiva, se requiere ralear para distribuir la carga dentro del árbol y aún dentro de cada ramilla. Solo de esta forma se logra tener una buena cosecha. En muchas de las zonas productoras de durazno del mundo como en el nuestro, esta práctica se lo realiza manualmente, debido a que asegura un resultado acorde al mercado.



    1. Época de Raleo

El duraznero presenta una curva de crecimiento doble sigmoidea, dividida en tres fases. La fase I, comprende desde la antesis o pleno desarrollo de la flor, hasta el inicio del endurecimiento del carozo. La fase II, corresponde al período de endurecimiento del carozo, y la fase III, desde el término del endurecimiento del carozo hasta la madurez.

El raleo se realiza, habitualmente durante la Fase II de crecimiento del fruto. En este momento, el tamaño de los frutos hace mas fácil la operación. Período que normalmente coincide con los meses de noviembre a diciembre.




  1. Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal