Del programa



Descargar 5.46 Mb.
Página7/58
Fecha de conversión28.10.2018
Tamaño5.46 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   58

PERIODICIDAD EN LA ADMISIÓN

La admisión al programa es semestral.




    1. NÚMERO DE ESTUDIANTES POR COHORTE



El número de estudiantes admitidos por semestre en el programa por cohorte es de 200 estudiantes, los cuales se organizan en grupos de máximo 25 estudiantes y mínimo de 15 según el punto de equilibrio.


    1. NÚMERO DE CRÉDITOS


En el cuadro 7 se relacionan los créditos, TAD y TI.



Cuadro 7. Número de créditos, TAD y TI


Número de créditos, TAD y TI

Número de créditos

162

TAD

1296

TI

6480


4. PROPUESTA CURRICULAR

La falta de aprovechamiento de las ventajas competitivas regionales o locales que acompaña desperdicio de talento tiende a perpetuar ciclos negativos de subdesarrollo. Por ejemplo, aún ante elevados niveles de desempleo y de subempleo en distintos países y regiones, existen empleadores que requieren un determinado tipo de talento (de mayor o menor calificación) que no es fácil de encontrar en el mercado laboral. Y por otro lado, se formó u orientó a muchas personas en el desarrollo de habilidades o capacidades que no son requeridas por las organizaciones.

Monpower


4.1 JUSTIFICACIÓN DEL PROGRAMA


La justificación del programa tiene en cuenta su pertinencia en el marco de un contexto globalizado; las oportunidades potenciales de desempeño y las tendencias del ejercicio profesional o del campo de acción específico; el estado actual de la formación en el ámbito internacional, nacional y regional; las características que identifican al programa profesional en gestión empresarial de la UIS y constituyen su particularidad; los aportes académicos y el valor social agregado que particularizan la formación propia de la institución y el programa con otros de la misma denominación o semejantes que ya existan en el país y en la región y la coherencia con la misión y el proyecto educativo institucional.

A continuación se describen tales aspectos:



4.1.1 Pertinencia del Programa en el Marco de un Contexto Globalizado. En el análisis que se presenta a continuación se tienen en cuenta: Las perspectivas económicas mundiales, en Latinoamérica y en Colombia, el ámbito educativo y las tecnologías de la información y la comunicación.


  • Las perspectivas económicas mundiales, en Latinoamérica y en Colombia. Según las Naciones Unidas31, la economía mundial está amenazada por una nueva gran recesión. Durante el año 2011, el crecimiento de la producción se ha desacelerado de manera muy significativa y para los años 2012 y 2013 se prevé que el crecimiento será bastante débil. Según datos de esta misma organización, en los países desarrollados la tasa de desempleo sigue siendo alta, cerca del 9%; el crecimiento de los ingresos se ha estancado; la falta de demanda agregada obstaculiza la recuperación económica en el corto plazo y cada vez más trabajadores se encuentran desempleados.

La Unión Europea (UE) y Estados Unidos de América consideradas como las dos economías más grandes del mundo, están estrechamente relacionadas, por lo que los problemas de una pueden transmitirse a la otra y viceversa, dando lugar a otra recesión mundial. Los países en desarrollo, recuperados de la recesión mundial de 2009, se verían afectados a través de sus vínculos comerciales y financieros.


De acuerdo con el informe del Fondo Monetario Internacional publicado el 16 de julio del presente año:
“En los tres últimos meses, la recuperación mundial —que ya de por sí no era sólida— dio algunos indicios de debilitarse más. Las tensiones en los mercados financieros y en las entidades soberanas de la periferia de la zona del euro recrudecieron, aproximándose a los niveles de fines de 2011. En una serie de grandes economías de mercados emergentes, el crecimiento ha sido inferior al previsto. Gracias en parte a que el primer trimestre resultó algo mejor que lo esperado, las proyecciones de base (…) llevan a pensar que las expectativas mundiales sufrirán únicamente un pequeño revés y que el crecimiento mundial se ubicará en 3,5% en 2012 y 3,9% en 2013, es decir, niveles marginalmente inferiores a los de la edición de abril último. Con todo, estas proyecciones se basan en dos supuestos importantes: que se desplegarán suficientes medidas de política para permitir que poco a poco encuentren alivio las condiciones financieras en la periferia de la zona del euro y que la reciente distensión de las políticas en las economías de mercados emergentes hará sentir sus efectos. No cabe duda de que aún predominan los riesgos a la baja, lo cual refleja en gran medida el peligro de que la acción en el ámbito de las políticas se demore o resulte insuficiente”32
Desde otro punto de vista, otros desafíos que propone el contexto internacional en materia económica y empresarial y que retan al programa de Gestión Empresarial son según Manpower:33


  • Las organizaciones demandan actualmente, para poder ser más productivas y competitivas en un mundo globalizado: autonomía, autoaprendizaje, capacidad de trabajar en equipo, desarrollo de relaciones duraderas y significativas, libertad de decisión y participación, diferenciación e individualidad, innovación y entretenimiento bien enfocado.

  • Con el fin de mejorar su empleabilidad y su potencial de desarrollo, las personas deberán buscar experiencias más allá de las fronteras de las organizaciones en las que trabajan y de los países en los que viven, con mucha más actividad autónoma en iniciativas de participación cívica, o prolongando y completando su formación técnica y sus habilidades (desde la obtención de certificaciones hasta el aprendizaje de idiomas), y buscando una integración más efectiva y enriquecedora no sólo en el mundo del trabajo sino también en la sociedad y en la cultura.

  • (…) las instituciones educativas deberán redefinir los sistemas y la periodicidad de sus planes de estudio, así como crear nuevas carreras y especialidades.

  • Deberán enfatizar en prácticas para la transferencia del conocimiento al sector productivo, mediante nuevas formas de articulación que reflejen la flexibilidad, rapidez, tecnificación, productividad y competitividad que están transformando a una sociedad globalizada.

Se concluye que los problemas en la economía mundial son múltiples e interconectados y que la incertidumbre será la principal variable con relación a la economía mundial en los años venideros.


Según el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la crisis financiera global no ha afectado drásticamente a las economías de América Latina; al contrario, ellas han mejorado sustancialmente en los últimos años. Sin embargo, se señala la necesidad de resolver algunos problemas, tales como: reducir la desigualdad en la distribución del ingreso, mejorar la provisión de servicios públicos, generar más oportunidades e impulsar la diversificación productiva.
Para abordar tales problemas según el trabajo conjunto de las organizaciones mencionadas anteriormente: “Una mayor eficiencia de la administración pública es clave, ya que permitiría liberar recursos para otras medidas de política que impulsen el desarrollo e incrementaría el apoyo ciudadano para gestionar e implementar las reformas necesarias. Pero una mayor eficiencia no basta: los Estados deben también ser más eficaces en lograr los objetivos. Esto solamente puede conseguirse mediante una reforma fiscal diseñada para conseguir los recursos necesarios para alcanzar las metas claves del desarrollo económico. Muchos gobiernos de la región han identificado tres áreas prioritarias para invertir recursos adicionales por su potencial contribución al incremento de la competitividad y la inclusión social: educación, infraestructura e innovación. En cada una, se requiere una gestión más eficiente y una acción estratégica más eficaz por parte del Estado”34
Colombia, según Stangl Herrera Hermann Franz, consultor financiero, presenta un balance favorable frente al difícil panorama económico internacional ya que cuenta actualmente con un crecimiento positivo de su balanza comercial; el crecimiento en cifras de la industria y del comercio es bastante satisfactorio y el empleo ha mostrado cierto grado de reactivación. Se consideran de especial importancia los tratados de libre comercio firmados por el gobierno y el manejo exportador que alcanza casi el doble del costo de exportación por contenedor frente al promedio latinoamericano.
Sin embargo, según el mismo autor, se prevén algunos efectos negativos como resultado de la situación de la economía norteamericana y europea tales como: disminución de las remesas, rebajas en los precios de las materias primas que exporta el país y reducción de las inversiones.
Colombia “contará también para el 2012 con variables internas desfavorables, como por ejemplo el incremento de la inflación y de la tasa de interés, un elevado déficit fiscal,  una tendencia revaluacionista del peso y un importante retroceso en materia de seguridad. Se espera que Colombia cierre el 2011 con un crecimiento del PIB aproximado del 5%, el cual creo disminuirá para el próximo año. Mientras se desarrolla este complejo entorno, es prioritario diversificar los mercados, implementando una profunda modificación de las vocaciones y estructura empresarial del país. Colombia requiere también con urgencia reducir la pobreza, aumentar sus ingresos fiscales y mejorar su infraestructura”35
De acuerdo con el Plan de Desarrollo 2011—2014 es urgente incorporar innovación en las actividades productivas nuevas y existentes, una mayor relevancia de Colombia en los mercados internacionales, en las relaciones internacionales, y en la agenda multilateral del desarrollo y de la cooperación; garantizar la sostenibilidad del crecimiento y la competitividad del país en el largo plazo. En coherencia, señala tres ejes para garantizar una tasa de crecimiento potencial de 6% o más de manera sostenida y sostenible social y ambientalmente (1) la innovación; (2) la política de competitividad y de mejoramiento de la productividad; y (3) la dinamización de sectores “locomotora”. El gobierno espera que estos tres ejes lideren el crecimiento del país y la generación de empleo.
El primer componente, la innovación, se propone como el mecanismo óptimo para garantizar la competitividad de un país en el largo plazo y asegurar que el crecimiento económico sea sostenible. El segundo componente, la competitividad, es una política integral, para que las empresas puedan lograr mayor participación en los mercados internacionales. “El objetivo es aumentar la productividad e incrementar la tasa de inversión de la economía por encima del 30%” mediante la formalización de los trabajadores y las empresas (…) Está demostrado que los trabajadores formales son entre cinco y siete veces más productivos que los trabajadores informales. Así mismo, se reconoce que el potencial de crecimiento de las empresas informales es prácticamente nulo por no tener acceso a crédito formal y al no contar, por lo general, con trabajadores bien calificados”36.
El tercer componente son las cinco “locomotoras de crecimiento” definidas en el Plan: nuevos sectores basados en la innovación, el sector agropecuario, la vivienda, la infraestructura y el sector minero-energético.
El panorama descrito con relación a la economía global, latinoamericana y Colombiana, que se caracteriza principalmente por la incertidumbre, creará oportunidades para avanzar en el desarrollo de la sociedad, mediante: la formación de profesionales con nueva visión que puedan incidir en las transformaciones de un mercado de trabajo con las características cambiantes y propias del Siglo XXI; empresas y empresarios que aprovechen las ventajas de la innovación tecnológica y del desarrollo científico y líderes empresariales que impulsen el modelo de desarrollo sostenible; una respuesta favorable de los estados con sistemas de protección socio-laboral con reales oportunidades para los ciudadanos.
Es posible, entonces, propender por un crecimiento económico equilibrado, por la estabilidad de los precios, en fin, por una economía altamente competitiva, solidaria, tendiente a la generación de empleo y de oportunidades de negocios, al progreso social y al compromiso con la protección y mejora de la calidad del medio ambiente.
La educación superior y los programas de ciencias económicas y empresariales específicamente, pueden contribuir a estos objetivos, gracias a la oferta de proyectos académicos renovados, que impulsen la reformulación responsable de aspectos éticos y el replanteamiento de los modelos económicos para incidir en la construcción de una economía más social y humana; la economía y los estudios empresariales convertidos en ciencia, pueden ser elementos generadores de la transformación requerida para el logro de la igualdad y la redistribución de la riqueza.


  • Ámbito Educativo. El siglo XXI se denomina el siglo del saber, por la necesidad de involucrar en el proceso de conocimiento, la racionalidad científica y tecnológica. En este siglo del saber, del conocimiento, la ciencia y la tecnología se colocan en el centro pues son indispensables para comprender en todo su sentido las manifestaciones de los diferentes ámbitos de la vida.

Es por eso que la educación debe renovarse en sus objetivos, en las metas de aprendizaje, en sus perfiles, en sus alcances, en su pedagogía y en su didáctica. Y propender por su calidad y pertinencia: “Además de los desafíos de acceso, la calidad de la educación es una consideración importante. Sólo la educación de alta calidad ofrece una salida del círculo vicioso de la pobreza endémica, que limita los estándares educativos, inhibe el desarrollo económico y ahuyenta el talento. En el mercado global actual, es difícil evitar la fuga de cerebros. Por ejemplo, el 48 por ciento de los 1.800.000 emigrantes de Indonesia están muy capacitados, como lo está el 55 por ciento de los 100,000 emigrantes de Nigeria.


El desafío no es sólo para las escuelas sino también para el sector de la educación superior, que lucha posiblemente por alcanzar los objetivos afines de excelencia en la enseñanza y becas de investigación de alto nivel para satisfacer las necesidades sociales y económicas del siglo XXI”37
Esta sociedad, exige cada vez competencias de orden superior y cambian las expectativas que cada profesión tiene sobre los perfiles requeridos para impulsar su ámbito de acción. Por eso, en esta época se habla de la industria de la inteligencia conformada por perfiles profesionales asociados a: la biotecnología, la informática, la microelectrónica, las telecomunicaciones, la robótica, la industria de nuevos materiales y la aviación civil, actividades bandera del nuevo siglo. Dentro de este enfoque, el valor que tiene la industria de la inteligencia se llama el conocimiento. En esta sociedad el valor agregado no proviene de los factores tradicionales de producción “tierra, capital y trabajo”: está dado por la tecnología.
Unida a la industria de la inteligencia está la inteligencia social, entendida como la capacidad organizada de un país para participar exitosamente en un mundo que cambia rápidamente; esta participación requiere de megahabilidades que tienen que ver con la adquisición y procesamiento de información compleja, necesaria para la toma decisiones con responsabilidad, autonomía y compromiso colectivo, por encima del beneficio individual o sectorial. Es por ello, que la educación tiene el reto de asegurar, desde la más temprana edad, el pensamiento crítico, la actitud científica y la capacidad de aprender a aprender.
En este marco también es importante la inteligencia empresarial o inteligencia de negocios, con la cual se produce mayor impacto, porque se toman decisiones más inteligentes y oportunas. “También se habla de inteligencia corporativa, inteligencia organizacional, inteligencia económica, como equivalentes a inteligencia empresarial, aunque no lo son totalmente. La inteligencia competitiva se refiere sólo al ambiente de los competidores y sus capacidades, vulnerabilidad e intenciones. Es parte de la inteligencia empresarial, que tiene un enfoque más amplio y abarca todos los aspectos del trabajo de la entidad, incluida la información interna.
Las organizaciones están inmersas en un entorno social, político y económico dependiente del país donde están ubicadas y del conjunto de relaciones internacionales. También dependen del desarrollo tecnológico. Ese es el circuito externo del entorno informativo de las organizaciones. Más cerca de las organizaciones están los clientes, los proveedores, las empresas de la competencia, las entidades regulatorias, los distribuidores y los financistas. La organización necesita información sobre todos estos elementos para poder relacionarse con ellos. Con esos elementos, la organización incorpora o desecha una tecnología, se prepara para enfrentar una nueva legislación, realiza inversiones en mercados nuevos, incorpora, mejora o desecha una línea de productos o servicios y toma otras muchas decisiones similares, de valor táctico o estratégico”38
La inteligencia empresarial genera conocimiento gracias a la información y ésta se convierte en una ventaja competitiva que permite el crecimiento y transformación de los negocios.
En coherencia, en la sociedad del siglo XXI, aprender se considera como la riqueza más importante, por lo que las instituciones y sus programas tienen que convertirse en oportunidades para el aprendizaje individual y colectivo. Estamos en el siglo del aprendizaje, donde “El aprendizaje debe organizarse sobre la base de un conjunto de principios diferentes, que exige un nuevo sistema educativo, caracterizado por nuevas maneras de organizar el aprendizaje, nuevas formas de evaluación y acreditación, diferentes modelos de inversión y financiación, y una infraestructura apta para sus fines”39
“El aprendizaje es fundamental para el progreso de la humanidad, para la prosperidad económica, el bienestar social y la realización personal, y para velar por un planeta sostenible. En el futuro, el aprendizaje adquirirá una capital importancia para toda la sociedad globalizada. Por este motivo, debemos rediseñar por completo la forma en que abordamos el aprendizaje: cómo lo pensamos, lo organizamos, lo financiamos y lo alimentamos (…) Para construir la sociedad del aprendizaje es preciso forjar una nueva coalición que aproveche las innovaciones de todos los sectores de la sociedad, en beneficio de los estudiantes. Esta coalición debe movilizar nuevas estructuras, nuevos enfoques y nueva tecnología para ofrecer un nuevo conjunto de competencias a una población que se dedicará a aprender a lo largo de toda su vida”40
En este marco, uno de los grandes retos para la educación y por supuesto, de las universidades es el aprendizaje continuo: Así, la UNESCO afirma: “En el siglo XXI, la necesidad de insertar los principios del aprendizaje a lo largo de toda la vida en la educación y en políticas de desarrollo más amplias asume un carácter más urgente que nunca antes. Estos principios, si se implementan sistemáticamente, podrán contribuir al establecimiento de sociedades más justas y equitativas”41
Por eso, en su objetivo estratégico 2 del Programa Estrategias a plazo medio 2008-2013 la UNESCO busca: “Fomentar políticas, capacidades e instrumentos con miras a la educación de calidad para todos y el aprendizaje a lo largo de toda la vida, y promover la educación para el desarrollo sostenible”42
Otro de los desafíos importantes de la educación del siglo XXI es la creatividad y la colaboración: “La colaboración y la creatividad son aspectos emblemáticos de este cambio de paradigma y dirigirán el rumbo del programa de reforma de la Educación 3.0. Ya son las herramientas de los alumnos y empleadores de hoy en día y lógicamente deben convertirse en las herramientas de docentes, escuelas y sistemas educativos actuales en general.
Los mejores educadores alrededor del mundo ya imparten clases de esta forma. Alientan a los alumnos a trabajar en equipos para solucionar problemas, profundizar su comprensión de varios conceptos e incrementar su conocimiento. Esto, a su vez, genera las habilidades que los empleadores buscan: experiencia, creatividad, pensamiento interdisciplinario y solución de problemas en equipo; lo que resulta en una fuerza laboral más innovadora, y estimula así el desarrollo económico.
Algunas escuelas ya respaldan el aprendizaje del siglo XXI; pero hay muy pocos ejemplos alrededor del mundo. Por lo tanto, el desafío principal es reproducir estos modelos de excelencia y sistematizar el excelente aprendizaje del siglo XXI para que todos puedan acceder a él”43
De igual manera, la educación actual promueve vínculos entre universidades y empresa. Por eso, el VIII Encuentro de Rectores socios de Universia, que se llevó a cabo el 17 de octubre de 2012, en la Universidad de los Andes, tenía como objetivos: Crear espacios para el debate y la relación interuniversitaria, y posicionar a los profesores universitarios como agentes del cambio empresarial.
La educación en la sociedad actual también propende por el desarrollo sostenible: “Educar para el desarrollo sostenible significa incorporar los temas fundamentales del desarrollo sostenible a la enseñanza y el aprendizaje, por ejemplo, el cambio climático, la reducción del riesgo de desastres, la biodiversidad, la reducción de la pobreza y el consumo sostenible. Asimismo, la EDS exige métodos participativos de enseñanza y aprendizaje que motiven a los alumnos y les doten de autonomía, a fin de cambiar su conducta y facilitar la adopción de medidas en pro del desarrollo sostenible.
Por consiguiente, la EDS promueve la adquisición de competencias tales como el pensamiento crítico, la elaboración de hipótesis de cara al futuro y la adopción colectiva de decisiones. La EDS exige cambios de gran calado en los métodos pedagógicos que se aplican actualmente”44
En nuestro país, el Plan Nacional de Desarrollo 2010-2014 “Prosperidad para Todos” señala: “El propósito fundamental de los próximos cuatro años será mejorar la calidad de la educación, considerada el instrumento más poderoso para reducir la pobreza y el camino más efectivo para alcanzar la prosperidad. El ciudadano que el país necesita debe estar en capacidad de contribuir a los procesos de desarrollo cultural, económico, político y social y a la sostenibilidad ambiental; en el ejercicio de una ciudadanía activa, reflexiva, crítica y participativa, que conviva pacíficamente y en unidad, como parte de una nación próspera, democrática e incluyente”45.
El plan Nacional de Desarrollo afirma que las sociedades con más alto nivel de crecimiento económico basado en la producción de alto valor agregado, han alcanzado este nivel gracias a una formación en coherencia con los requerimientos de la economía y al uso de tecnología, igualmente con alto valor agregado.
Lo anterior es de gran importancia y obliga a la reflexión sobre la situación educativa para el logro de tales propósitos. Es urgente que las universidades transformen su forma de enseñanza y se orienten a la formación del talento que se necesita para la competitividad y el crecimiento, teniendo en cuenta cuestionamientos como el siguiente: ¿Cómo pueden involucrar e inspirar a los alumnos los modos de enseñanza tradicional en las aulas cuando la vida fuera de las aulas ha cambiado tan drásticamente? En 2007, los adolescentes de Estados Unidos dedicaron el 40 por ciento del tiempo destinado a los medios a usar teléfonos celulares, Internet y juegos, comparado con el 16 por ciento de 1998. Para muchos alumnos, la duración de la clase es el único momento del día en el que se “desconectan” por completo”46
Conviene entonces trabajar por las habilidades que requiere el aprendiz en el mundo moderno como afirma CISCO SYSTEMS47:
“Cada alumno debe tener la capacidad para lo siguiente:


  • Solución de problemas y toma de decisiones

  • Pensamiento creativo y crítico

  • Habilidades de colaboración, comunicación y negociación

  • Curiosidad intelectual y la capacidad de buscar, seleccionar, estructurar y evaluar información

Además de contar con la motivación para ser:




  • Un emprendedor independiente que sea responsable, perseverante, autorregulable, reflexivo, autocrítico y autocorrecto

  • Un aprendiz permanente, flexible y capaz de adaptarse al cambio

También es probable que el éxito en el ámbito laboral mundial requiera un aumento en el desempeño de las disciplinas STEM (cuyas siglas en inglés se refieren a ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas). Las habilidades STEM cada vez son más buscadas por los empleadores a nivel mundial como una fuente de innovación y crecimiento. No obstante, una operación económica y social eficaz en el siglo XXI exige adaptabilidad, consciencia cultural y habilidades avanzadas de pensamiento crítico, lectura y escritura, a la vez que demanda oportunidades permanentes de aprendizaje en áreas esenciales de las artes y las humanidades”.


La transformación educativa para la formación de los aprendices del siglo XXI es definitiva: “Los pilares de la reforma del sistema de Educación 2.0 necesitarán adaptarse significativamente para la Educación 3.0:
Docentes: la enseñanza óptima es la base del aprendizaje exitoso. Los docentes extraordinarios del siglo XXI integrarán las habilidades del siglo XXI en las materias principales mediante la nueva pedagogía, animadas por las tecnologías de colaboración. Los nuevos y probados enfoques de enseñanza y los recursos digitales se convertirán en un conjunto principal de herramientas para los docentes del siglo XXI. Esta transformación requerirá de nuevas formas de capacitación de los docentes y desarrollo profesional.
Plan de estudios y evaluación: en el futuro, probablemente será necesaria la reforma curricular para equilibrar las materias principales y las nuevas habilidades del siglo XXI. Esto también requerirá de un pensamiento innovador acerca de las medidas de desempeño para superar las inquietudes legítimas de que existe un progreso limitado hacia el reconocimiento y la recompensa del desarrollo de habilidades que no pueden detectarse en una evaluación al final del periodo.
Responsabilidad por los resultados: la responsabilidad será más elemental que nunca en los sistemas educativos del siglo XXI. Los líderes escolares serán responsables ante los alumnos; cuestionarán si la escuela sigue siendo pertinente en sus vidas. Los líderes políticos serán responsables ante empleadores y ciudadanos; cuestionarán si el sistema es eficaz para preparar a los jóvenes para alcanzar las aspiraciones nacionales. También será importante medir con precisión el impacto de las nuevas habilidades y pedagogías en las aulas, para dar lugar a nuevos y mejores resultados.
Muchos considerarán estas reformas demasiado enérgicas; pero para alumnos y empleadores representan cambios que ya debieron ocurrir. La dificultad de cambiar los sistemas educativos no puede subestimarse, pero la necesidad imperiosa del cambio es difícil de pasar por alto”48


  • Tecnologías de la Información y la Comunicación. Las tecnologías de la información y la comunicación y su papel en las transformaciones educativas y empresariales requieren una reflexión especial. Las autopistas de la información e Internet están produciendo grandes cambios en la sociedad. Estos avances tecnológicos han permitido una manera diferente y rápida de comunicarse, de compartir información, de adquirir conocimientos, de intercambiar productos y de acceder a las bases de conocimiento. Estos avances también están cambiando la manera de trabajar, de viajar, de socializar y de aprender. En el “Libro blanco del aporte de las empresas TIC a la educación en Iberoamérica” se afirma: “En el contexto de la sociedad de la información las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son esenciales para el desarrollo humano y es fundamental su incorporación al ámbito educativo. Las áreas claves de las TIC y la educación son: infraestructura, acceso a la tecnología, herramientas educativas (software), contenidos, formación de formadores y capacitación de alumnos”49

Y el Libro Blanco de la Universidad digital considera que “Todos estos cambios deben apoyarse en el uso de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (TIC), como elemento acelerador. Pero también supondrán la modificación de estructuras, de procedimientos y de sistemas de dirección, lo que exigirá una fuerte implicación de los equipos de gobierno de las universidades, así como de un esfuerzo importante de reciclaje y formación por parte de todos los miembros de la comunidad universitaria, de manera que nuestras universidades sean capaces de afrontar con éxito el futuro no tan lejano”50


Los avances mencionados y las necesidades conexas obligan a ofrecer un aprendizaje que prepare a los estudiantes para el mundo conectado e interdependiente. Para ello es conveniente, entre otros aspectos:


  • Incidir en la formación de «capital intelectual y gestión del conocimiento», que supera la lectura de documentos puestos en la red para construir conocimiento tanto mediante el aprendizaje formal como el estudio independiente. Eso significa potencializar el uso autónomo y creativo de Plataformas Tecnológicas de Enseñanza que incorporen herramientas de distribución de contenidos, de comunicación y colaboración, de seguimiento y evaluación y de administración, complementados con Sistemas de Gestión de Contenidos de Aprendizaje que integran archivos centralizados donde se almacenan y mantienen objetos de aprendizaje, junto con los servicios que sirven para gestionar los recursos digitales, herramientas de autor, de publicación, de colaboración, y administración.




  • Comprender e incorporar el proceso educativo con criterios de competitividad que significa promover las actuaciones e interacciones de los estudiantes en el entorno global; captar estudiantes, con independencia de su lugar de residencia; utilizar las herramientas que permiten planificar el aprendizaje, facilitando al estudiante presentar las evidencias de su aprendizaje actualizar y universalizar sus conocimientos de forma permanente para seguir siendo productivos a lo largo de la vida.




  • Utilizar las TIC como servicio de apoyo a la docencia presencial, al mismo tiempo favorecer procesos formativos en línea, la acción tutorial y el acompañamiento.

Como conclusión respecto a los retos que la nueva sociedad propone al sistema educativo, Manpower, afirma:


Las instituciones educativas están buscando adaptarse a los nuevos tiempos:


  • Generando nuevas carreras, especializaciones y salidas profesionales

  • Modificando sus planes de estudio de manera recurrente y sistemática

  • Utilizando nuevas tecnologías y nuevos métodos pedagógicos

  • Buscando mecanismos de articulación con los empleadores -programas diseñados ad hoc, consejos consultivos, proyectos aplicados, universidades

4.1.2 Oportunidades potenciales de desempeño y las tendencias del ejercicio profesional o del campo de acción específico. La situación actual de Colombia ofrece oportunidades importantes al profesional de Gestión Empresarial ya que el país trabaja en el sentido de construir un marco y un cambio estructural que le permita convertirse en una de las tres economías más competitivas de América Latina, según la Visión 2032. Por eso promueve una economía exportadora de bienes y servicios de alto valor y busca aumentar la productividad de la economía, tal como se describe a continuación:


Colombia, en términos de PIB per cápita, está en el segundo estado de desarrollo, pero por sus exportaciones con bajos niveles de innovación (productos primarios, basados en recursos naturales y de baja tecnología), que en 2010 alcanzaron 88% del total de exportaciones del país, podría decirse que está en el primero51. “Afortunadamente, el momento para hacer este cambio estructural es el adecuado. Los recursos de las regalías se van a duplicar en los próximos ocho años, frente a los diez anteriores, y podrán utilizarse −como bien lo prevé el Acto Legislativo que estableció el nuevo Sistema General de Regalías− para el desarrollo de todas las regiones. En esto será crucial el rol que jueguen las Comisiones Regionales de Competitividad, en tanto articuladoras del trabajo público-privado que implica una agenda de transformación productiva a nivel local, así como una de las principales fuentes de proyectos a ser financiados con regalías. De cómo utilicen efectivamente las regiones estos recursos para apoyar el proceso de transformación productiva, dependerá el país que tengamos en 15 años”
Las anteriores son oportunidades para los profesionales quienes con competencias de alto nivel pueden acelerar el paso para lograr estos propósitos, incidiendo en la transformación productiva de la región y del país. Estas metas dan insumos al gobierno, la empresa, a la universidad y al profesional para la implementación de estrategias que hagan posible la renovación del sector y de la sociedad.
Una transformación productiva dependerá de que el país tenga capital humano de calidad, pertinente e incluyente. De calidad, en cuanto a que la instrucción impartida tenga un impacto positivo en las capacidades de las personas. Pertinente, en el sentido de que las competencias que adquieran respondan a las necesidades del sector productivo, de la sociedad y del entorno en el que interactúan. Incluyente, en cuanto involucre todos los actores de la sociedad.52
Desde la perspectiva anterior se considera que la reforma del Programa de Gestión Empresarial que se propone contribuye a la calidad del mismo, por cuanto busca el desarrollo de competencias de alto nivel, para formar profesionales competentes; pertinente porque las competencias que incluyen su perfil son las requeridas para actuar con éxito en el entorno empresarial e incluyente porque implementa la modalidad de educación a distancia como una modalidad que le permite llegar a sectores que tienen dificultades para acceder a la educación superior.
Otras oportunidades para los profesionales en Gestión Empresarial tienen que ver con el emprendimiento, a través de programas como los siguientes:


  1. Ángeles Inversionistas, mecanismo de financiación que permitirá a las empresas apalancarse financieramente, recibir transferencias de conocimiento y de experiencia, aprovechar las redes de contacto que esta figura provee y reducir los riesgos asociados a las iniciativas empresariales incipientes.

Con este objetivo, el Gobierno a través del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo: (1) impulsará un programa que financie el diseño y puesta en marcha de redes de Ángeles Inversionistas; (2) establecerá un marco normativo con incentivos tributarios para esta figura de inversión; y (3) proporcionará directrices relacionadas con la organización de las redes para promover buenas prácticas y contribuir con su buen funcionamiento.


Estas iniciativas permitirán: (1) reducir los costos de transacción para la construcción de las redes, (2) aumentar la formalización de estos mecanismos de inversión, y (3) crear espacios especializados para la evaluación y seguimiento de las inversiones que se realizan.


  1. Fondos de capital semilla y de riesgo en etapa temprana. Se diseñará una iniciativa para el financiamiento de emprendimientos en etapa temprana que cuente con las siguientes características: (1) asignación de recursos de coinversión; (2) participación conjunta de capital nacional y extranjero; y (3) estructuración de una prima de éxito para los inversionistas privados a través de los mecanismos de salida de la inversión pública.

De otra parte, a través del Fondo Colombiano de Modernización y Desarrollo Tecnológico de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Fomipyme) se coordinará la participación de la inversión pública en fondos de capital semilla.


Adicionalmente, el MCIT53 analizará las condiciones e incentivos adecuados para promover el acceso a financiación (crédito e inversión) en etapa temprana y revisará las prácticas internacionales para el desarrollo de mecanismos de financiación, que permitan la participación adecuada de gobiernos locales, personas naturales e inversionistas institucionales.


  1. Fortalecimiento del Fondo Emprender (FE). La principal fuente de recursos públicos de capital semilla es el Fondo Emprender, el cual financia la creación de empresas procedentes y desarrolladas por aprendices, practicantes universitarios o profesionales.

De otra parte, la política en materia de educación es también una oportunidad por que presenta alternativas de mejoramiento que inciden en la formación de profesionales formados en un marco renovado y con mejores opciones para responder a los retos del sector productivo y de investigación. Desde este puntos de vista: 1) los nuevos principios de la Educación Superior ofrecen una mejor orientación al programa, en el marco de la FBC, logrando una mayor pertinencia en el entorno local, con perspectiva global. 2) Las empresas son más conscientes de la necesidad de interactuar y establecer vínculos con la universidad, considerando su posibilidad de invertir en la formación de profesionales, lo cual les proporcionará mayor valor de su capital humano y mayor probabilidad de éxito futuro. 3) Las universidades también han hecho mayor conciencia de la necesidad de abrirse realmente a la sociedad para trabajar conjuntamente Universidad-Empresa-Estado en pro del desarrollo económico de la región y del país.


Otra de las oportunidades para el profesional de Gestión Empresarial son las ventajas de las TIC. “De igual manera para la modernización de la gestión empresarial  es que las TIC están revolucionando, particularmente, la forma de hacer negocios. Por ello, los expertos concuerdan que, si las pequeñas, medianas y grandes compañías no adoptan este tipo de iniciativas, no podrán perdurar en el tiempo.
El estudio de PwC indica que las Tecnologías de Información y Comunicación son esenciales para mejorar la productividad, calidad y competitividad de las empresas.

 
”Las TIC aportan con fuerza a la reducción de costos de las compañías, ahorrando no sólo en dinero, sino que también en horas hombre y recursos energéticos. Así, las tecnologías de la información se han convertido en un elemento trascendental en nuestra forma de trabajar, y es imposible pensar el trabajo de un profesional o el desempeño de una compañía sin ellas”54.


“El gobierno nacional, en cabeza de los Ministerio TIC y del Trabajo, junto con la Función Pública y en alianza con entidades del sector privado, está generando un entorno favorable para impulsar el Teletrabajo en Colombia. Así el Libro Blanco de Teletrabajo hace parte de la estrategia de promoción a la cultura del Teletrabajo en el país que se enmarca en el plan de acción definido conjuntamente por los citados Ministerios en alianza con la Corporación Colombia Digital55
Además, se han creado “sistemas de planificación de recursos, conocidos por sus siglas en inglés ERP (Enterprise Resource Planning) cada vez más potentes e integrados, a los que se han sumado varias tecnologías para soportar la gestión de procesos de negocio (BPM, Business Process Managament), entre las que destacan los sistemas de gestión de flujos de trabajo (Workflow Management Systems, WFMS) (Van der Aalst y Hee, 2002), que son capaces de interpretar la definición de proceso de negocio, interactuando con los participantes e invocando el uso de herramientas y aplicaciones específicas”56
Los TLC son también, oportunidades para el empresario y la empresa Colombiana. “Colombia está pasando por un momento muy positivo en sus relaciones comerciales y tiene todo el potencial para conquistar nichos de mercado en Estados Unidos, sólo faltan empresarios que quieran encontrar y aprovechar estas oportunidades (…) Ingresar al mercado más grande del mundo, un país con el 20% del PIB mundial y una participación del 11% en el comercio mundial, sin duda trae innumerables retos para una economía emergente”57

En este sentido es importante impulsar la formación de profesionales capaces de actuar en el entorno mundial, aprovechando las oportunidades que ofrece el TLC. En este marco:


“Las pymes tienen que salir de Colombia porque no tienen otra opción, es una obligación salir a jugar de visitantes, y es necesario expandir los horizontes más allá de Miami y comenzar a explorar mercados en otras regiones de Estados Unidos. 
Colombia tiene el gran reto de conquistar 310 millones de consumidores con alto poder de compra en Norteamérica. Para ello debe alcanzar mayores niveles de productividad, para lo que es fundamental la innovación apoyada en las tecnologías. Todos los panelistas coincidieron en que este es el momento para que los empresarios se lancen al agua”58
Otra de las grandes oportunidades para los profesionales en Gestión Empresarial es la importancia asignada a la educación empresarial, la cual se convierte en un eje transversal en el sistema educativo internacional y nacional.
“La Comisión Europea ha dado una gran prioridad al tema del desarrollo del espíritu empresarial en la educación en los últimos años, especialmente a la luz de la crisis financiera. Este interés ha dado lugar a diversas actividades y propuestas relativas a la aplicación de la iniciativa empresarial en la educación. Tomando como base dos simposios celebrados en Budapest y Estambul en el verano de 2011, la Comisión Europea publicó su informe sobre la forma de fomentar el espíritu de empresa en la educación en noviembre de 2011. Se centró en la posibilidad de convertir el espíritu empresarial en un elemento básico de la enseñanza primaria y secundaria, por lo que también debía convertirse en una asignatura obligatoria en la formación docente”59

De otra parte, “las profesiones relacionadas con la gestión de los negocios, privados y públicos, y con los sectores de servicios de información, de informática y telecomunicaciones hoy ofrecen buenas oportunidades de empleo para los recién egresados: administradores, economistas, e ingenieros industriales, administrativos, electrónicos y de sistemas se emplean con relativa rapidez y ganan salarios superiores al promedio. A muchos ingenieros les va bien en el mercado laboral porque se desempeñan en cargos gerenciales, administrativos, del área comercial y de compras60


Desde otro punto de vista, las regalías se convierten en la oportunidad de generar macroproyectos que incidan en la competitividad, con el empleo innovador de la tecnología y mayor eficiencia productiva y social. Este es el compromiso del Gobierno Nacional, de las regiones, y del propio sector empresarial.
De acuerdo con el análisis realizado hasta aquí, el momento histórico por el que atraviesa el país ofrece oportunidades especiales para los profesionales formados en el área que serán canalizados, en el programa de Gestión Empresarial, gracias a la propuesta de reforma.

4.1.3 Estado actual de la formación en el ámbito internacional, nacional y regional. En el momento se reconoce la importancia de la formación de las personas para el logro de las metas individuales y corporativas; en este sentido se considera relevante ofrecer una educación pertinente para que la formación empresarial desarrolle competencias y habilidades que permitan resultados orientados al éxito de las organizaciones.
Entre las características que se esperan de la formación empresarial, desde el entorno mundial, se pueden mencionar:


  1. La calidad. La calidad de la formación es transversal a la preocupación en los diversos sectores: productivo, educativo y gubernamental y de todo el sistema educativo; así se considera que el éxito de la organización está relacionado con la excelencia de la formación de empresarios, de sus diferentes equipos de trabajo y de sus integrantes. Es la calidad de la formación, la que asegura resultados positivos, gracias al conocimiento, al compromiso, la iniciativa y la gestión. La importancia de la calidad en la educación en general y la empresarial en particular, se expresa en los múltiples eventos que se ocupan de ella:

“En los últimos años se han desarrollado diversas iniciativas e instrumentos de política en el ámbito de la calidad, la transparencia y el reconocimiento de las cualificaciones. Para la educación y la formación profesionales los ejemplos son el Marco de Referencia Europeo de Garantía de la Calidad en la Educación y la Formación Profesionales (EQAVET), el Marco Europeo de Cualificaciones para el Aprendizaje Permanente y el Sistema Europeo de Créditos para la Educación y la Formación Profesionales (ECVET). El CSEE ha participado en numerosas conferencias sobre la garantía de calidad en la EFP, entre ellas una conferencia conjunta del CEDEFOP y el Comité Económico y Social Europeo (CESE) sobre la política europea en educación y formación profesionales para 2002-2010 en marzo de 2011; una segunda conferencia del CEDEFOP sobre el papel de los interlocutores sociales en la aplicación de instrumentos y principios europeos, The Role of the Social Partners in Implementing European Tools and Principles en noviembre de 2011; y una conferencia de la Presidencia de la UE sobre la garantía de calidad y la transparencia como interfaz entre la educación y la formación profesional. En junio de 2011 el CEDEFOP publicó un informe sobre el uso de los resultados del aprendizaje, Using Learning Outcomes centrado en el papel de los interlocutores sociales en la garantía de calidad. Este tema también fue el objeto central del seminario conjunto ETUI-CSEE sobre educación y formación profesionales los 8-10 de marzo de 2012 en Sesimbra, Portugal61




  1. La internacionalización. La internacionalización se propone en un marco que da continuidad al acuerdo de Bolonia. Con el propósito de construir la universidad universal, desde la Declaración de la Sorbona (1998), Europa lidera un importante proceso de integración de la formación profesional mediante el Espacio europeo de educación superior. Este compromiso se concretó en la Declaración conjunta de los ministros de educación europeos de Bolonia en 1999. La idea de fondo es una educación europea abierta que busca ofrecer una gama de proyectos para la movilidad, la cooperación y el reconocimiento internacional de la formación. Tal, el caso del proyecto Tuning, una iniciativa coordinada por la Universidad española de Deusto y la holandesa de Groningen, en el que se definieron competencias, enfoques de enseñanza y aprendizaje, créditos académicos y calidad de los programas para que los estudiantes puedan acceder al mundo académico en cualquier momento de la vida profesional y desde diversos campos.

Esta propuesta del Espacio Europeo de Educación Superior se ha implantado prácticamente en su totalidad en los 47 países comprometidos en el Proceso de Bolonia; ahora, se considera que ha terminado el acuerdo de Bolonia y que ha comenzado el de Lovaina.


Para las universidades europeas, 2020 es ahora el nuevo horizonte, cuyos lineamientos se consignan en el Comunicado de Lovaina de abril de 2009 y la Declaración de Budapest-Viena sobre el Espacio Europeo de Educación Superior en marzo de 2010, junto con el informe Tendencias 2010 de la Asociación de la Universidad Europea. Los compromisos más amplios son: una perspectiva amplia y social-humanista, un compromiso con la calidad y la excelencia, una decisión de establecer fuertes lazos con otras universidades, no sólo europeas, y la conexión entre la investigación científica y el rendimiento académico de los programas y las universidades.
La Agenda de Lovaina, establece como norte los siguientes objetivos prioritarios de la educación superior en esta década, según Gutierrez Solana62 y que son tenidos en cuenta en la formación empresarial:

  1. Énfasis en la responsabilidad social de la universidad, la cual debe expresarse en objetivos concretos: 1) Estimular el acceso a los estudios universitarios de los alumnos pertenecientes a grupos sociales excluidos y ofrecer las condiciones adecuadas para que puedan completar sus estudios, creando condiciones económicas apropiadas para que los alumnos puedan beneficiarse de las oportunidades de estudio en todos los niveles y se puedan maximizar los talentos y capacidades de todos los ciudadanos. 2) Propiciar el aprendizaje permanente, a lo largo de toda la vida, como una parte integral de nuestros sistemas educativos, mediante estructuras flexibles que faciliten la articulación entre los diversos eslabones de la cadena educativa y entre esta y la cadena productiva laboral o profesional. 3) Impulsar el cambio en las metodologías de los docentes. 4) facilitar la posibilidad de combinar estudio/trabajo, impulsando el interés por la empleabilidad a través de cursos semi-presenciales o completamente virtuales. Estas modalidades favorecen los proyectos de cooperación trasnacionales y constituyen uno de los principales cambios en la educación universitaria actual.




  1. Configuración de un sistema de educación superior dinámico, flexible e innovador que integre educación e investigación en todos los niveles a través de objetivos como los siguientes: 1) Reafirmación de la importancia de la misión educadora de la Universidad europea y del desarrollo de procesos de aprendizaje centrados en el estudiante, lo que se traduce en reformas curriculares y metodológicas que den lugar a procesos educativos más flexibles e individualizados. 2) Fomentar la innovación, el espíritu emprendedor y la creatividad en la sociedad basada en la investigación y el desarrollo de vanguardia. El Informe Trends 2010 propone vincular Espacio Europeo de Educación Superior (EEES) y Espacio Europeo de Investigación (EEI) para constituir el Área Europea del Conocimiento (EKA). 3) Aumentar la masa crítica de investigadores, promoviendo: a) la formación de más personas con competencias investigadoras, b) más estímulos para las etapas iniciales de la carrera de investigación y c) prioridad a proyectos de investigación multidisciplinares e intersectoriales, que propicien la colaboración trasnacional de grupos de investigadores de distintas universidades trabajando en red.




  1. Compromiso en proyectos de colaboración global En esta dirección se marcan las siguientes prioridades: 1) Cooperación internacional, tanto en el plano europeo interno como en el externo; la cooperación entre universidades en el ámbito nacional e internacional. En este sentido, España y Portugal, por su conexión cultural con América Latina y el mundo hispano de Norteamérica, están avanzando rápidamente gracias a proyectos como el que supone la Agenda de Guadalajara para el establecimiento del Espacio Iberoamericano del Conocimiento. En esta dirección, se avanza en la proyección conjunta de una identidad europea ante el resto del mundo. 2) Potenciación de la movilidad. Según el comunicado de Lovaina, ella se convierte en el «sello distintivo» del Espacio Europeo de Educación Superior. Para 2020, se fija el objetivo de que, al menos un 20% de los titulados del EEES, hayan disfrutado de un periodo de estudios en el extranjero. También se propone la movilidad del personal docente e investigador, como un factor clave para mejorar la competitividad de los grupos.




  1. Gestión del conocimiento. Las universidades deben valorar y aprovechar su potencial de conocimiento, incrementándolo y actualizándolo permanentemente a través de la investigación, transformándolo en elemento de innovación y desarrollo y transfiriéndolo en los procesos formativos, para lograr un nuevo modelo de desarrollo socioeconómico más sostenible, al servicio del bienestar y la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

En este ámbito, según Gutiérrez-Solana63 se considera que la colaboración entre la universidad y el tejido empresarial es un aspecto especialmente relevante en la cadena de gestión integral del conocimiento: hoy, apenas un 10%, aproximadamente, de la financiación para I+D+i de las universidades procede de las empresas, a pesar de que la universidad puede contribuir de manera importante al desarrollo empresarial a través de diversos mecanismos que:




  • Generan conocimiento (investigación básica).

  • Facilitan el uso de infraestructuras y equipamientos científicos para el desarrollo de la investigación y ofertan servicios a la industria (investigación aplicada).

  • Transfieren conocimiento en procesos de innovación (desarrollo- innovación).

  • Impulsan la creación de empresas basadas en el conocimiento tecnológico (emprendedores).

Aquí se señala la importancia de la articulación Universidad/Empresa/Estado mediante la configuración de un marco político y jurídico que potencie las sinergias entre los distintos agentes, públicos y privados, implicados. En esta dirección, actuaciones como la definición de la Estrategia Universidad 2015, con su decidida apuesta por la creación de Campus de Excelencia Internacional, la Estrategia Estatal por la Innovación y la próxima aprobación de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación representan sin duda hitos importantes para el desarrollo de nuestro sistema de innovación y transferencia que sin duda contribuirán a la estimulante tarea de hacer del conocimiento un instrumento de progreso social64


De otra parte, es importante conocer los programas que en esta área se ofrecen a nivel internacional. En el cuadro 8 se relacionan algunos programas de Gestión Empresarial y afines que se ofrecen en este contexto:


Cuadro 8. Programas de Gestión Empresarial ofrecidos a nivel internacional


Nombre del programa

Universidad

País

Nivel de formación

Contaduría y Gestión Empresarial

Universidad Iberoamericana

México

Pregrado

Economía y gestión de negocios

Universidad Autónoma de Guadalajara

México

Pregrado

Negocios y Gestión Empresarial

Universidad Tecnológica de Tecamac

México

Pregrado

Gestión Empresarial

Universidad Vasco de Quiroga

México

Pregrado (Licenciado)

Gestión Empresarial

Universidad Estatal de Milagro

Ecuador

Pregrado (Licenciado)

Gestión Empresarial Internacional

Universidad Católica Santiago de Guayaquil

Ecuador

Pregrado

Gestión Empresarial

Universidad Tecnológica San Antonio de Machala

Ecuador

Pregrado

Gestión Empresarial

Universidad Técnica Estatal de Quevedo

Ecuador

Pregrado

Gestión Empresarial Internacional

Pontificia Universidad Católica del Perú

Perú

Pregrado

Gestión Empresarial

Santiago de Surco

Perú

Pregrado

Administración y Gerencia

Universidad Ricardo Palma

Perú

Pregrado

Gestión Empresarial

Universidad Nacional Afraria La Molina

Perú

Pregrado

Ingeniería en Gestión Empresarial

Instituto Tecnológico Superior de Irapuato

México

Pregrado

Ingeniería en Gestión Empresarial

Instituto Tecnológico Superior de Teziutlan

México

Pregrado

Ingeniería en Gestión Empresarial

Instituto Tecnológico de Durango

México

Pregrado

Gestión Empresarial

Universidad del valle de Fuerte México

México

Pregrado

Gestión Empresarial

Génesis Universidad

México

Pregrado

Gestión Empresarial

Autónoma de Barcelona

España

Máster

Gestión Empresarial

Universidad de Barcelona

España

Postgrado

Gestión empresarial

Para la industria farmacéutica y afines

Universidad de Barcelona

España

Máster

Ejecutivo en Gestión de Empresas

Politécnica de Valencia

España

Máster

Gestión de Empresas

Universidad del País Vasco

España

Máster

Gestión Empresarial

Universidad Católica de la Loja

Ecuador

Maestría

Planificación y Gestión de Procesos Empresariales

Universidad de Valencia

España

Máster

Organización Industrial y Gestión de Empresas

Universidad Sevilla

España

Máster


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   58


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal