Curso Introductorio



Descargar 0.51 Mb.
Página3/6
Fecha de conversión31.05.2018
Tamaño0.51 Mb.
1   2   3   4   5   6
Partes de una monografía:

Carátula o Portada:



o Titulo

o Nombre y apellido del autor

o Institución y curso

o Fecha de presentación

Índice o Sumario:



o Introducción

o Capítulo o sub-divisiones

o Títulos

o Subtítulos

o Ilustraciones

o Conclusiones

o Bibliografía

Introducción:



o Planteamiento del problema a resolver

o Objetivos del trabajo

o Supuestos y limitaciones

o Autores que hacen verdaderos aportes y enunciados

o Dificultades

Desarrollo:



Puedes dividir en capítulos, secciones, títulos, ilustraciones.

Debes distinguir:

Datos recopilados en forma textual (citas).

Datos extraídos e interpretados según el criterio de cada autor.

Elaboración autentica y personal del autor de la monografía.

De las citas textuales, debes colocarlas entre comillas y aclarar el autor y la fuente al pie de página.
bibliografia CITADOS DE FUENTES Y BIBLIOGRAFÍA

Para elaborar la referencia bibliográfica de un libro se consignan los siguientes elementos:




  • Apellido y nombres del autor. Título de la obra en negrita. Lugar de publicación. Nombre de la editorial. Fecha de publicación. Número de volumen (si se trata de una obra de más de un volumen o tomo).

Observen el tipo de letra y los signos de puntuación que separan cada uno de los datos:


  • Apellido, nombres. Título de la obra en negrita. Lugar de edición, Editorial, año de edición.

  • Apellido, nombres. Título de la obra en bastardilla. Lugar de edición, Editorial, año de edición.

  • Ejemplo:

Perkind, David. La escuela inteligente. Barcelona, Gedisa, 1997.


La referencia bibliográfica de libros puede ofrecer algunas variaciones. Una de ellas consiste en colocar el año de edición entre paréntesis luego de los datos del autor. Otra, colocar el subtítulo del libro cuando interesa conservarlo. En los ejemplos siguientes, los títulos de los libros son “La escuela inteligente” y “Gramática y léxico”. El resto son subtítulos.
Ejemplos.


  • Perkins, David. La escuela inteligente. Del adiestramiento de la memoria a la educación de la mente. Barcelona, Gedisa, 1997.




  • Múgica, Nora y Solana, Zulema. Gramática y léxico. Teoría lingüística y teoría de adquisición del lenguaje. Bs As. , Edicial, 1999.

Cuando las obras tienen dos autores, pueden consignarse ambos como en el último de los ejemplos anteriores; si son más de dos puede realizarse de la siguiente manera:




  • Alisedo, Graciela; Melgar, Sara; Chiocci, Cristina. Didáctica de las ciencias del lenguaje. Aportes y reflexiones. Bs. As. Paidós, 1994.




  • Alisedo, Graciela y otras. Didáctica de las ciencias del lenguaje. Aportes y reflexiones. Bs. As. Paidós, 1994.

Observen que el punto y coma es el signo de puntuación usado para separar los datos de los autores cuando son más de uno.



  • DE ARTÍCULOS DE REVISTA descarga

Para elaborar la referencia bibliográfica de un artículo ere vista se colocan los datos de la siguiente manera:
Apellido y nombres del autor. Título del artículo entre comillas. Nombre de la revista en negrita o bastardilla. Volumen de la revista y mes, año o período de publicación. Año de la revista.
Observen en el ejemplo el tipo de letra y los signos de puntuación que separan cada uno de los datos:

Ejemplos



  • Perelman, Flora. “La construcción del resumen”. Lectura y vida N°1. Enero de 1995. Año 15.




  • Perelman, Flora. “La construcción del resumen” en Lectura y vida N°1, enero de 1995. Año XV.

La referencia bibliográfica de revistas puede ofrecer algunas variaciones. Una de ellas consiste en cambiar los signos de puntuación que se usan para separar los datos (puntos o comas). Otra, en expresar el año de la revista en números romanos. Observen estas variaciones en los ejemplos anteriores.




  • DE DOCUMENTOS ELECTRÓNICOS descarga (1)

Para elaborar la referencia de un documento electrónico o digitalización (libro, artículo, tesis, etc) se consignan los mismos datos indicados anteriormente para libros y artículos de revista con el agregado del tipo de medio o soporte (CD ROM, en línea), de la fecha en que se cita y de la disponibilidad y el acceso al documento.


Autor/ es: institución o persona. Título de la obra en negrita o bastardilla. Tipo de medio o soporte electrónico. Lugar de publicación. Nombre de la editorial. Fecha de publicación. Fecha de revisión. Fecha de cita (obligatoria para los documentos en línea, opcional para otros). Serie o colección. Notas con datos de la disponibilidad y acceso (obligatorio para los documentos en línea, opcional para otros). Número internacional normalizado.
Ejemplos

CD


  • Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología. Berni para niños y docentes (CD ROM) Bs. As, Educar S.E., 2005. Colección Educar, 10 CD ROM. ISBN 987-21458-4-9 978-987-21458-4-2

  • Imaginaria. Revista quincenal sobre literatura infantil y juvenil N° 175. Buenos Aires, 1 de marzo de 2006. www.educared.org.ar/imaginaria

LA OBLIGACIÓN DE CITAR LAS FUENTES
Los textos académicos respetan normativas y en este sentido, la cita de fuentes no es un recurso exclusivo de los escritores expertos, también los estudiantes del nivel superior lo usan para respaldar sus argumentos y para mostrar que saben, que dominan la bibliografía y que han realizado las lecturas sugeridas por las cátedras.

Citar las fuentes bibliográficas es un contenido valorativo de la cultura académica puesto que exponen con honestidad las lecturas que se han realizado. Hemos enunciado como derechos de los estudiantes la consulta de fuentes bibliográficas de los autores que abordan en sus carreras y no solamente la de apuntes o manuales sobre ellos; saber qué están leyendo, y quién es el autor del texto, aun cuando lean fotocopias. Como contrapartida existe la obligación de citar los textos en los que se estudian las teorías, los conceptos, etc., la obligación, como ya hemos visto, de citarlos en la escritura y también en la exposición oral fundamentalmente en situaciones de evaluación.


Sistema Harvard-APA de citas y referencias bibliográficas
El estilo Harvard-APA presenta las citas dentro del texto del trabajo, utilizando el apellido del autor, la fecha de publicación y la página citada entre paréntesis. Este sistema NO requiere utilizar las citas a pie de página.

El sistema funciona de la siguiente manera:

Williams (1995, p.45) sostuvo que “al comprar los desórdenes de la personalidad se debe tener en cuenta la edad del paciente”

O bien:


Un autor sostuvo que “al comprar los desórdenes de la personalidad se debe tener en cuenta la edad del paciente” (Williams, 1995, p.45)

Cuando la cita es indirecta (es decir, que no se menciona la idea del autor pero no se cita textualmente), no se coloca la página de la referencia. Se hace de la siguiente manera:

Es oportuno considerar la edad de los pacientes al estudiar los desórdenes de la personalidad (Williams, 1995)

Cuando un autor tienen más de una publicación en el mismo año, se compaña el año de la publicación con una letra minúscula. Por ejemplo:

En dos estudios recientes (Harding, 1986a, p.80; 1986b, p.138) se sugirió que...

Para citar a varios autores (hasta cinco autores) escriba los apellidos de todos los autores la primera vez que se les cite en el trabajo, en las citas posteriores utilice et al. [y otros]. Por ejemplo: la primera vez sería:

(Moore, Estrich, McGillis, y Spelman 1984, p.33) y las referencias subsecuentes se utiliza et al., como en el ejemplo a continuación: (Moore et al., 1984, p.46)

Cuando necesite hacer referencia a una fuente cuyo autor no ha podido identificar con precisión, cite las primeras dos o tres palabras del título, seguido por el año. Por ejemplo:

... en una reciente publicación (Enciclopedia de la Psicología, 1991, p.62)...

... en el siguiente artículo ("Diferencias individuales," 1993, p.12)...

Siga este ejemplo para las direcciones electrónicas donde no ha podido identificar ningún autor. Sin embargo, si el autor es "anónimo", cite la palabra Anónimo en su texto, por ejemplo: (Anónimo, 1993, p.116)

Si usted necesita citar una investigación que encontró en otro trabajo, puede hacerlo de las siguientes maneras:

Smith (1970, p.27) cita a Brown (1967) quien descubrió que...

Brown (1967), citado por Smith (1970, p.27), descubrió que...

Se encontró (Brown, 1967, citado por Smith, 1970, p.27) que...
vice ESCUCHAR PARA APRENDER
Escuchar es una actividad académica a la que los alumnos dedican gran parte de su tiempo de cursado. Todo estudiante pasa más tiempo escuchando que hablando, leyendo y escribiendo. Escuchar no es una habilidad lingüística natural y su aprendizaje no es subsidiario de las otras habilidades lingüísticas como la lectura y la escritura aunque está fuertemente vinculado con el dominio de estas prácticas.
La escucha desarrollada en la universidad se genera en situaciones comunicativas destinadas a producir enseñanza y propiciar aprendizajes, al tiempo que se desarrollan actitudes críticas. Por ello tiene restricciones derivadas de estos objetivos: está fuertemente direccionada por el docente que expone y requiere la participación simultánea y activa del alumno.
La escucha permite recuperar datos, esto es, tomar aquello que se necesita de una emisión oral para ser reformulada en otra situación comunicativa; a este tipo de escucha se la denomina escucha selectiva. También permite reproducir información en el orden en que fue emitida; en este caso se la conoce como escucha reproductiva.
estudiante TOMAR NOTAS A PARTIR DE LO QUE SE ESCUCHA
La toma de notas activa fuertemente la comprensión sobre lo que se escucha. Estas notas contienen una selección jerarquizada y diagramada dispuesta gráficamente y acompañada de cuadros, flechas, símbolos de la información a partir de la cual se podrá, posteriormente, evocar lo que se dijo en la situación de comunicación oral que es, por definición, efímera.

Las notas tomadas a partir de la escucha constituyen algo así como el resumen del texto oral. La reducción de esta información se realiza a partir de las mismas reglas con las que se resume un texto escrito, nos referimos a la selección, omisión, construcción y generalización de la información. En las notas se registran partes de la exposición que conservan el contenido global del texto fuente. Lo retenido en las mismas puede ser usado en otro texto oral o escrito.


En el párrafo anterior le indicamos tomar nota de algunas informaciones de la exposición. Complete esas notas. Tenga en cuenta que:


  • Necesitará registrar información para realizar luego una tarea con sus compañeros.

  • Deberá escribir rápido, sin detenerse en aquellas partes que le parezcan oscuras o incomprensibles. Confié en que más adelante encontrará información que le permitirá comprenderla. Si no es así, anote preguntas o simplemente piénselas y trate de recordarlas para formularlas después.

  • Escriba la información atendiendo la organización de la exposición.

  • Si escucha definiciones, escríbalas.

  • No registre ejemplos ni comparaciones a menos que los necesite para recordar el concepto explicado mediante los mismos.

  • Registre fechas, nombres, lugares y todos aquellos datos básicos que no pueda recordar si no es a partir de su escrito.

  • No escriba lo que sabe sobre el tema de la exposición. Reserve tiempo para registrar lo que no sabe.

  • Si escucha ideas repetidas, regístrelas sólo una vez o reformúlelas en una única expresión.

  • Copie como parte de sus apuntes el/los organizador/es escrito/s que el/los expositor/es presenta/n como soportes de su exposición

  • Formule preguntas sobre aspectos de la exposición que necesiten aclaración y/o aspectos que contribuyen al enriquecimiento de la temática tratada. Pida comparaciones o ejemplos que le permitan aclarar algún concepto o problema, pregunte por causas, pida información con la que pueda establecer relaciones entre lo que se dice y lo que Ud. Sabe sobre el tema o que le permita ampliar lo que sabe a partir de la exposición escuchada. Redacte las preguntas y resérvelas para hacerlas al final de la exposición.


Aplicamos lo aprendido…
PROPUESTA DE TRABAJO N° 1:

a). Para recordar algunos aspectos importantes de este apartado, vuelve a leer el material y responde:

1) ¿Qué se necesita hacer para lograr un preparación óptima para un examen?

2) ¿Qué se recomienda al planificar la preparación de un examen?

3) Al recibir el examen, ¿cómo empezamos a resolverlo? ¿Qué recomendaciones hay al respecto?

4) ¿Qué debemos tener en cuenta en cuanto a la presentación de ese examen?

5) De los exámenes orales y escritos, analiza lo que podrían ser algunas ventajas y desventajas de cada uno de ellos.

6) ¿Cuándo comienza la preparación de un examen?

7) ¿Qué se sugiere hacer los días previos a un examen?

8) ¿Cómo debe estar estructurado un informe personal?

9) ¿Qué es una monografía?

10) ¿Cuáles son los pasos que se deben considerar para la realización de una monografía?

11) ¿Qué partes debe contener una monografía?

12) Realice la carátula de un trabajo ¿qué datos debe colocar? Utilice datos reales.

13) Cite la bibliografía del texto de Paulo Freire (en anexos).

14) Déjese tentar por los libros de la mesa y recórralos según su interés. Elabore la cita bibliográfica de alguno de ellos.

15) Puesta en común.



DESTREZAS BÁSICAS PARA UN ESTUDIO EFICAZ I

LA LECTURA PROVECHOSA… COMPRENSIÓN DE TEXTOS


El leer sin leer...
A menudo ustedes habrán llegado al pie de una página y antes de dar vuelta la hoja descubren que no recuerdan nada de lo que acaban de leer. Mientras los ojos recorrían los renglones, la mente se tomaba un descanso o se enfrascaba en problemas ajenos a la lectura.

Esta experiencia es muy frecuente y este “leer sin leer” causa un profundo aburrimiento, luego un desánimo y al final el sentarse a la mesa a estudiar se transforma en una carga pesada...


Leer escribiendo…
Sin embargo es muy fácil evitar esta situación. Basta un pequeño recurso: leer con una birome en la mano, escribiendo alguna cosa relacionada con la lectura. Esto exige dejar la actitud pasiva y leer con una participación personal, actuando, preguntando, eligiendo, reaccionando en fin y tomando partido al leer...
Para ello le proponemos:
1. LOGRAR LA VISIÓN DE CONJUNTO

a) Ubicar el tema en el índice

b) Leer Títulos y Subtítulos

c) Observar láminas y figuras

d) Detenerse en resúmenes y cuestionarios

e) Realizar una prelectura: lectura completa del primer y último párrafo y la primera oración de los restantes.


2. LEER CON ATENCIÓN

a) Una o dos lecturas (utilización de la Técnica del Subrayado)

b) Nueva lectura pensando

c) Manejar como recurso auxiliar el uso de un diccionario (precisar el vocabulario).


3. REELABORAR HACIENDO EL PROPIO TEXTO

a) Hacer y memorizar un esquema o resumen

b) Ensayar el discurso individualmente o en grupo.
Con esta metodología logramos combinar y usar a nuestro favor distintos tipos de memoria al manejar, naturalmente, la lectura escrita, los recursos visuales e incluso auditivos. Por otra parte evitamos quedar atrapados en la simple memoria mecánica o repetitiva y apostamos a una memoria comprensiva, “que establece un tipo de asociaciones lógicas entre el conocimiento que ya se tenía y el nuevo que se acaba de adquirir.
DIFERENTES NIVELES DE LECTURA

Veamos los diferentes niveles de lectura según Grellet.




LECTURA COMPRENSIVA

Leer comprensivamente es indispensable para el estudiante. Esto es algo que él mismo va descubriendo a medida que avanza en sus estudios. Pero no debemos engañarnos, a medida que accedemos al estudio de temáticas más complejas, una buena memoria no basta.


Pensar es relacionar.

Al pensar relacionamos conceptos, datos e informaciones, estableciendo entre ellos relaciones causales o comparaciones, clasificándolos, reuniéndolos bajo una explicación general que los engloba y los supera, etc. La memoria recolecta y almacena ese stock de conceptos y datos a partir de los cuales podemos recrear y pensar. Pero si nuestra agilidad, nuestra precisión lógica y nuestra creatividad se encuentran atrofiadas será muy poco lo que podremos hacer a partir de la riqueza de recursos que nos brinda nuestra buena memoria.

Leer comprensivamente es leer entendiendo a qué se refiere el autor con cada una de sus afirmaciones y cuáles son los nexos, las relaciones que unen dichas afirmaciones entre sí. Como todo texto dice más incluso que lo que el propio autor quiso decir conscientemente, a veces el lector puede descubrir nexos profundos de los que ni siquiera el propio autor se percató.
Podemos hablar entonces de distintos niveles de comprensión:

1. Comprensión primaria: es la comprensión de las afirmaciones simples. ¿Qué dice esta oración? En este nivel suele generar dificultades la falta de vocabulario. Simplemente no sabemos qué dice porque no sabemos el sentido de la/s palabra/s que emplea el autor. Esto se soluciona fácilmente recurriendo al diccionario.

2. Comprensión secundaria: es la comprensión de los ejes argumentativos del autor, de sus afirmaciones principales, de sus fundamentos y de cómo se conectan las ideas. ¿Qué quiere decir el autor? En este nivel los fracasos pueden tener por causa la no distinción entre lo principal y lo secundario. Es muy común que el lector se quede con el ejemplo y olvide la afirmación de carácter universal a la que éste venía a ejemplificar. También dificulta la comprensión secundaria la falta de agilidad en el pensamiento lógico. El lector debe captar los nexos que unen las afirmaciones más importantes del texto. Al hacerlo está recreando en su interior las relaciones pensadas por el propio autor.

3. Comprensión profunda: es la comprensión que supera el texto, llegando a captar las implicancias que el mismo tiene respecto del contexto en que fue escrito, del contexto en que es leído, y respecto de lo que "verdaderamente es" y/o de lo que "debe ser". ¿Qué más dice el texto? ¿Son correctas sus afirmaciones? Esta comprensión implica un conocimiento previo más vasto por parte del lector. Cuanto mayor sea el bagaje de conocimientos con el que el lector aborde el texto tanto más profunda podrá ser su comprensión del mismo.

Pueden dificultar el pasaje al nivel profundo de comprensión la falta de cultura general o de conocimientos específicos (relacionados con la materia de la que trata el texto). También dificulta este paso la carencia de criterio personal y de espíritu crítico. Si a todo lo que leemos lo consideramos válido por el solo hecho de estar escrito en un libro, no hemos llegado aún a este nivel de comprensión.


Para desarrollar la lectura comprensiva es aconsejable:

  • Leer periódicamente (en lo posible todos los días), tanto libros de estudio como libros de literatura, revistas o diarios.

  • Adquirir más vocabulario, ayudándose para ello con el diccionario (la misma lectura nutre de conceptos al lector sin que éste se dé cuenta de ello).

  • Ampliar la propia cultura general adquiriendo un conocimiento básico suficiente sobre la historia y sus etapas, sobre la geografía del propio país y del mundo, sobre las distintas ideas políticas y religiosas…

  • Desarrollar el espíritu crítico definiendo la propia escala de valores y juzgando desde ella las afirmaciones de terceros



PASOS PARA LA LECTURA COMPRENSIVA

Para comenzar con el entrenamiento de la habilidad que exige esta técnica, debes conocer los pasos para alcanzarla, para ello deberás remitirte a los textos del área disciplinar que se encuentran en este cuadernillo.



1. ¿Qué me expresa el título?

¿Sobre qué pienso que hablará el texto? ¿Qué quiere significar dichos títulos?



2.- Realizo una primera lectura. Ahora bien, cómo es esa lectura? Global, rápida, sin detenerme demasiado

¿Qué idea general obtuve de esta primera lectura? ¿De qué habla el texto?

(No es necesario recordar cabalmente lo que expresa el texto sino tener una vaga idea)

3. De cada párrafo que leo, ¿qué es lo esencial y qué lo secundario?.

Subráyalo (Colocar al margen con abreviaturas, la síntesis de lo que es esencial en cada párrafo)



4. Una vez subrayado el texto. ¿qué técnica elegís para seguir analizándolo? (Resumen, Síntesis, Cuadro Sinóptico, Cuestionario)

5. ¿Qué recuerdas del análisis realizado? (Fijá tus ideas)


En síntesis, deberás tener en cuenta para estudiar el siguiente esquema:



a) Reflexionar sobre el título.

b) Efectuar una lectura global: (Lectura rápida que te dará una idea del tema).

c) Efectuar una lectura lenta, durante la cual debes:

1. Separar en párrafos.

2. Subrayar las ideas principales.

3. Realizar notación marginal.

4. Cada dos o tres párrafos volver a leer lo subrayado.

d) Aplicar diferentes técnicas
NOTAS AL MARGEN

Otra técnica sencilla y rápida es hacer anotaciones en los márgenes de las hojas del libro. Como en el caso del subrayado, lo más recomendable es hacerlas con lápiz —en lo posible, de una mina no muy dura, para que el grosor y el color oscuro hagan a la anotación fácilmente legible—.

En los márgenes se pueden hacer diversas anotaciones:


  • Palabras clave del párrafo.

  • Síntesis del párrafo.

  • Un signo de pregunta, si nos topamos con una idea u oración que no hemos comprendido y sobre la que queremos consultar al profesor.

  • Referencias a otras partes del texto o a otros libros en los que se hacen afirmaciones sobre el mismo tema.

  • Ideas que el párrafo nos sugiere y que requieran más investigación.

La nota marginal insume poco tiempo y es realizada en el propio texto, lo que la hace accesible y práctica. Es especialmente recomendable en los textos escasamente subdivididos en capítulos y subtítulos. En ellos, sin las notas marginales, encontrar un pasaje que hemos leído y sólo ubicamos vagamente resultaría casi imposible.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal