Ctroadi tomelloso



Descargar 424.83 Kb.
Página1/12
Fecha de conversión06.04.2018
Tamaño424.83 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12

MEDIDAS ORGANIZATIVAS Y CURRICULARES DE ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD DESDE UNA PERSPECTIVA INCLUSIVA

CTROADI TOMELLOSO

ÍNDICE :


1. INTRODUCCIÓN 3

2. RESPUESTA A LA DIVERSIDAD EN CASTILLA-LA MANCHA 5

2.1. PEC Y DIVERSIDAD 5

2.2. ACTUACIONES ENCAMINADAS AL ÉXITO ESCOLAR: MEDIDAS DE RESPUESTA A LA DIVERSIDAD 11

APRENDIZAJE POR TAREAS /PROYECTOS 15

EL CONTRATO DIDÁCTICO O PEDAGÓGICO 16

LAS TECNOLOGÍAS Y LA COMUNICACIÓN (TIC) 17

TALLERES DE APRENDIZAJE 18

CENTROS DE INTERÉS 18

RINCONES 19

APRENDIZAJE DIALÓGICO: GRUPOS INTERACTIVOS 20

ORGANIZACIÓN FLEXIBLE DE CICLO 21

AGRUPAMIENTOS FLEXIBLES 25

AGRUPAMIENTOS HETEROGÉNEOS 27

ORGANIZACIÓN DE MATERIAS POR ÁMBITOS 30

DESDOBLAMIENTOS 35

PROGRAMAS ESPECÍFICOS PARA EL APRENDIZAJE DEL ESPAÑOL 37

APOYO EN GRUPO ORDINARIO 40

REFUERZO EXTRAESCOLAR 47

TUTORIA INDIVIDUALIZADA 50

3.- CONCLUSIÓN 55

BIBLIOGRAFíA 58

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA 58

BIBLIOGRAFÍA DE ESTRATEGIAS METODOLÓGICAS 62

BIBLIOGRAFÍA DE INTERÉS 65

LEGISLACIÓN 67




1. INTRODUCCIÓN

El modelo educativo de Castilla La Mancha prioriza los principios de equidad y de inclusión. Así pues, apostamos por un modelo de educación inclusiva que defienda una educación eficaz para todos sean cuales sean sus características personales, sociales, culturales. No basta con que los alumnos con necesidades educativas especiales estén integrados en las escuelas ordinarias, sino que deben participar plenamente en la vida escolar y social de la misma.


La educación inclusiva 1:


  • “Reconoce “la necesidad de atender a múltiples variables ambientales frente a los planteamientos exclusivamente centrados en problemas o deficiencias del alumno” (Verdugo, 2003) y lleva implícito un cambio paradigmático con respecto a las necesidades educativas especiales.




  • Pretende que los cambios metodológicos y organizativos para satisfacer las necesidades de alumnos con dificultades beneficien a todos los alumnos; que en la actualidad los alumnos que son catalogados como alumnos con necesidades educativas especiales pasen a ser considerados como estímulo que puede fomentar el desarrollo hacia un entorno de aprendizaje más rico (Ainscow, 2001).




  • Busca promover la excelencia de todos los alumnos diseñando ambientes escolares que estimulen la participación de todos los alumnos, promuevan las relaciones sociales y el éxito escolar de todos (Booth y Ainscow, 2002; Schalock y Verdugo, 2003; Echeita et al. 2004; Susinos, T, 2005)”.

Algunas de las claves que definen la inclusión educativa son: (Both, 2000; Ainscow, 2001).




  • La inclusión es un proceso, una búsqueda continúa de formas de responder a la diversidad. No es un estado final, sino un camino que recorre cada escuela, lo que supone que no puede hablarse de escuelas totalmente inclusivas ni de escuelas totalmente excluyentes.

  • El aula como espacio de diálogo e intercambio de significados. Compartir aprendizajes en un espacio de convivencia en el que no tiene lugar la exclusión. (Habermas, 1987)

  • La inclusión implica participación de toda la Comunidad educativa (alumnos, familias, profesores, …)




  • La inclusión presta una especial atención a los grupos o individuos con mayor riesgo de exclusión, pero no se limita a ellos. Considera la diversidad como fuente de riqueza y de aprendizaje.




  • El cambio que implica supone una propuesta de modificación de las culturas, las políticas y las prácticas; significa que habrá que modificar progresivamente los modos de pensar y de hablar sobre la diversidad, los sistemas de gestión y rutinas que guían la vida en las escuelas y, por supuesto, la práctica cotidiana de las aulas y de los centros.




  • La escuela inclusiva no es mas que un camino hacia la sociedad inclusiva; por lo que la relación entre la escuela y la sociedad, no es más que una consecuencia natural ya que aquella forma parte de una comunidad.

El modelo educativo que genera esta concepción es un modelo curricular que, se adapta al alumno y no al contrario. Desde aquí, la concepción educativa se sustenta sobre principios de heterogeneidad: la respuesta educativa ha de ser diversificada y ajustada a las características de cada alumno. Partimos del principio de la personalización de la enseñanza y de la inclusión de todos los alumnos en un contexto educativo común.



2. RESPUESTA A LA DIVERSIDAD EN CASTILLA-LA MANCHA



2.1. PEC Y DIVERSIDAD

El centro educativo debe construir un Proyecto Educativo comunitario en el que quepan todos los alumnos y alumnas y todos los miembros de la comunidad educativa y el entorno, debiendo, en consecuencia, estar impregnado en todos y cada uno de sus elementos de los principios de la educación inclusiva. Debe ser un documento vivo, sometido a una revisión continua que garantice su constante adaptación a las características cambiantes del contexto y, en consecuencia, su mejora.


Los principios educativos y fines del centro.
El proyecto educativo debe posicionarse respecto a la concepción que la comunidad educativa tiene de la educación y en relación a las necesidades y a la realidad del propio centro. Este posicionamiento debe traducirse en los principios educativos, los valores, los objetivos y prioridades que deben guiar todas los planes del centro (plan de lectura, plan de convivencia, PROA, proyectos de innovación…), los cuales forman parte del proyecto educativo, constituyendo, en definitiva, un único proyecto. Todos ellos se dirigen al mismo fin:

El éxito escolar y la participación activa y democrática de todo

el alumnado en la vida social y escolar del centro.

En el marco de la educación inclusiva se asumen principios y valores como por ejemplo:




  • La inclusión como la base del desarrollo del centro educativo para mejorar el aprendizaje y la participación de todo el alumnado.

  • El valor de la diferencia como algo enriquecedor.

  • Altas expectativas hacia todo el alumnado, las familias, el profesorado

  • Creencia en las capacidades de todos los alumnos y alumnas, partiendo de las mismas y no de las discapacidades o dificultades e intentando reducir todas las barreras al aprendizaje.

  • Cultura de la colaboración entre todos los miembros de la escuela: colaboración y cooperación de los alumnos entre sí, de los profesores entre sí, de las familias... Todo el profesorado se implica en la respuesta a la diversidad, que no es responsabilidad exclusiva del profesorado de apoyo, sino de todo el profesorado.

Ejemplos de objetivos y fines de un Proyecto Educativo inclusivo son:



  • Crear una comunidad educativa acogedora y colaboradora en la que cada alumno y alumna sea valorado y consiga el máximo desarrollo de sus capacidades, promoviendo así una educación de calidad para todos.

  • Abrir el centro educativo al entorno, estableciendo redes de colaboración entre distintas instituciones y administraciones y, en definitiva, colaborando en el diseño y desarrollo de planes socioeducativos comunitarios para ofrecer una respuesta adecuada a la diversidad del alumnado.

  • Fomentar los valores de la colaboración y el trabajo en equipo.

  • Diseñar y desarrollar prácticas educativas que favorezcan que todo el alumnado pueda aprender en la vida normal del aula, de modo que TODOS sientan que pertenecen a la misma.

  • Conocer y valorar distintos aspectos de la cultura castellano-manchega, entendiendo el aprendizaje como un proceso de construcción social en un sentido amplio, dónde éstos se convierten al mismo tiempo en contenidos de aprendizaje que vinculan a todos y a todas, también desde el respeto a otras culturas en un modelo intercultural.


Estos principios y objetivos han de regir y orientar el resto de los elementos incluidos en el proyecto educativo.

Los criterios y procedimientos de colaboración y coordinación con el resto de los centros docentes y con los servicios e instituciones del entorno.
Para alcanzar el éxito escolar de todos y todas es preciso adoptar una perspectiva global de cooperación y, en consecuencia, interinstitucional. Es necesario hacer converger todas las actuaciones que se vienen desempeñando desde las instituciones sociales y las escolares. No existe una respuesta eficaz si los problemas se abordan desde una perspectiva unívoca, desde un único sistema, como puede ser el escolar, el sanitario, etc.




Las Programaciones Didácticas.
En un Proyecto Educativo inclusivo, las programaciones didácticas deben elaborarse de modo que todos puedan aprender. Para ello, las unidades didácticas han de ser comunes, pero diversificadas. Cada alumno y alumna ha de encontrar durante el desarrollo de los contenidos programados para desarrollar las competencias básicas y los objetivos, actividades acordes a su nivel de competencia curricular y a sus características.


Las unidades didácticas deben hacerse accesibles para todo el alumnado, a su vez que han de contribuir a la comprensión y la valoración de la diferencia.



Las aulas constituyen espacios donde se reúne profesorado y alumnado con diferentes capacidades, motivaciones, intereses, estilos y ritmos de aprendizaje. La respuesta a la diversidad no consiste en adoptar unas medidas dirigidas a unos pocos alumnos y alumnas, sino en contemplar y reflejar toda esta diversidad de características del alumnado en las programaciones didácticas.

Los objetivos y competencias, contenidos y criterios de evaluación.
Los objetivos y las competencias básicas pueden conseguirse a través de diversos medios (a través de los contenidos y la metodología de las áreas, de la práctica de las normas de convivencia, de la organización y funcionamiento del centro, de las actividades extracurriculares, de la familia,…). Unir la consecución de éstos a una única forma puede conducirnos a establecer barreras de aprendizaje para algunos alumnos/as. Así, por ejemplo, para hacer competente al alumnado en la comprensión de textos orales y escritos se puede trabajar no sólo contestando por escrito a preguntas sobre una historia narrada o leída, sino también, dibujando escenas de la historia, ordenando dichas escenas, representando la historia teatralmente, contestando de forma oral a preguntas sobre la misma...
En cuanto a los contenidos, es preciso analizar aquellos que son fundamentales para todos los alumnos y alumnas, si bien con distintos niveles de consecución.






La metodología didáctica; organización de tiempos, agrupamientos y espacios; los materiales y recursos didácticos; y las medidas de atención a la diversidad del alumnado.
Siendo coherentes con lo anteriormente dicho, el aula ha de ser un contexto inclusivo en el que se dé respuesta a la diversidad de capacidades, intereses, ritmos y estilos de aprendizaje de todo el alumnado.



La metodología debe incluir estrategias que promuevan la construcción social del aprendizaje, la participación activa del alumnado, la motivación, la significatividad y funcionalidad del aprendizaje, la cooperación y colaboración entre los compañeros, la experimentación del éxito académico de todos y todas, ... Por ello, entre las estrategias metodológicas han de considerarse aspectos como:


    • El aprendizaje cooperativo promueve el desarrollo de las relaciones sociales, el aprendizaje entre iguales, la construcción de igualdad de status académico y social entre todos los alumnos y alumnas, el aprendizaje de todos y todas en el contexto natural del aula, el aprendizaje a través de la creación y resolución de conflictos sociocognitivos... Es un enfoque interactivo que permite que los alumnos y alumnas aprendan unos de otros.




    • Las actividades de aprendizaje han de ser graduadas y diversificadas, de modo que exista un amplio menú a través del cual se pueda llegar a los objetivos y alcanzar las competencias básicas. De este modo, además todo el alumnado puede participar de la actividad en función de su nivel de competencia. Han de diseñarse actividades abiertas, realizables, a un nivel u otro, por todos los alumnos con más o menos ayuda. Actividades que impliquen diferentes niveles de dificultad, pero todas relacionadas con los mismos contenidos.




    • Debe de utilizarse de manera equilibrada la estructura de aprendizaje individual, en pequeño grupo y en gran grupo.




    • Algunas estrategias metodológicas que pueden dar respuesta a la diversidad en el aula pueden ser: el aprendizaje por proyectos, los centros de interés, los grupos cooperativos, la tutoría entre iguales, los contratos, los talleres, etc.

Los materiales y recursos didácticos han de ser variados y adaptados a la diversidad de capacidades y características del alumnado, de modo que utilicen códigos comunicativos diversos (visuales, verbales, escritos, auditivos, orales...).


La organización de los espacios y los tiempos debe favorecer el que se produzcan situaciones diversas dentro del aula: trabajo individual, en pequeño grupo y en gran grupo, actividades comunes y actividades diferenciadas, etc. Por otro lado, debe permitir el que se incorporen otros profesores y profesoras dentro del aula y que compartan con los tutores o tutoras o con los profesores y profesoras de área el proceso de enseñanza aprendizaje.



La Orientación y la Atención a la Diversidad en el PEC.
Debe reflejarse aquí el conjunto de actuaciones dirigidas a dar respuesta a la diversidad del alumnado del centro teniendo en cuenta su “singularidad”, resultado del análisis que éste debe hacer de la realidad en que está inmerso. En este sentido, pueden desarrollarse proyectos “singulares”, que logren adaptar las respuestas a las particularidades que lo conforman.

La respuesta a la diversidad comprende el conjunto de actuaciones educativas que, considerando las diferentes capacidades, ritmos y estilos de aprendizaje, motivaciones e intereses, condiciones personales o de historia escolar, situaciones sociales, culturales, lingüísticas y de salud, se dirigen al conjunto del alumnado y a su entorno con la finalidad de favorecer el logro de las competencias básicas y los objetivos de la escolaridad obligatoria.


El principal objetivo de dicha respuesta es promover el éxito escolar e incrementar la motivación del alumnado, garantizar su plena incorporación a la vida escolar y social y contribuir a la consecución de un clima positivo para el desarrollo de los procesos de enseñanza y aprendizaje en las aulas y en el centro.


El conjunto de actuaciones educativas debe conformar un continuo de medidas de tipo organizativo y curricular dirigidas al conjunto del alumnado; dichas medidas han de ir desde las más generales de prevención hasta aquellas dirigidas al alumnado con necesidades educativas especiales, pasando por el que se incorpora tardíamente al sistema educativo español y el que presenta altas capacidades.
Se dará prioridad a las medidas ordinarias y de carácter normalizador frente al resto de medidas, desde criterios de flexibilidad organizativa .

En coherencia con este marco inclusivo, todo el alumnado, independientemente de sus características personales, ha de poder beneficiarse del conjunto de medidas adoptadas por el centro.


La respuesta a la diversidad es responsabilidad de todo el profesorado del centro, por lo que todo él ha de implicarse en la respuesta a la diversidad del alumnado del centro: en la elaboración del tratamiento de la Orientación y Atención a la Diversidad, en la puesta en práctica de las distintas medidas organizativas y curriculares consensuadas, en la elaboración, seguimiento y evaluación de los planes de trabajo individualizados, etc.
Es preciso destacar la importancia de la coherencia e interrelación entre todos los planes del centro, los cuales deben todos ir dirigidos hacia el mismo fin (plan de lectura, PROA, proyectos de innovación, la orientación académica y profesional, la convivencia, las actuaciones que se desarrollen en la tutoría…): el éxito escolar y la participación activa de todo el alumnado en la vida social y escolar del centro.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   12


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal