Creacion de una asociacióN – pasos



Descargar 73.3 Kb.
Fecha de conversión18.11.2018
Tamaño73.3 Kb.



ASPECTOS BÁSICOS DE FUNCIONAMIENTO ASOCIATIVO: Funcionamiento Orgánico y Funcionamiento Administrativo

Las asociaciones deberán ajustar su funcionamiento a:




  • LEY ORGÁNICA 1/2002, DE 22 DE MARZO, REGULADORA DEL DERECHO DE ASOCIACIÓN y, en su caso, otras disposiciones reglamentarias o leyes que afecten al funcionamiento asociativo.




  • Lo dispuesto en los propios ESTATUTOS DE LA ASOCIACIÓN, ya que son las reglas fundamentales del funcionamiento asociativo y, pese a no poseer el carácter de norma jurídica, son vinculantes para los socios, pues se sometieron a ellos de forma voluntaria al ingresar en la Asociación.

Deben contemplar como mínimo, conforme al art. 7 de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación, los siguientes apartados:




  • La denominación.

  • El domicilio, así como el ámbito territorial en que haya de realizar principalmente sus actividades.

  • La duración, cuando la asociación no se constituya por tiempo indefinido.

  • Los fines y actividades de la asociación, descritos de forma precisa.

  • Los requisitos y modalidades de admisión y baja, sanción y separación de los asociados y, en su caso, las clases de éstos. Podrán incluir también las consecuencias del impago de las cuotas por parte de los asociados.

  • Los derechos y obligaciones de los asociados y, en su caso, de cada una de sus distintas modalidades.

  • Los criterios que garanticen el funcionamiento democrático de la asociación.

  • Los órganos de gobierno y representación, su composición, reglas y procedimientos para la elección y sustitución de sus miembros, sus atribuciones, duración de los cargos, causas de su cese, la forma de deliberar, adoptar y ejecutar sus acuerdos y las personas o cargos con facultad para certificarlos y requisitos para que los citados órganos queden válidamente constituidos, así como la cantidad de asociados necesaria para poder convocar sesiones de los órganos de gobierno o de proponer asuntos en el orden del día.

  • El régimen de administración, contabilidad y documentación, así como la fecha de cierre del ejercicio asociativo.

  • El patrimonio inicial y los recursos económicos de los que se podrá hacer uso.

  • Causas de disolución y destino del patrimonio en tal supuesto, que no podrá desvirtuar el carácter no lucrativo de la entidad.



  • Algunas asociaciones elaboran un REGLAMENTO DE RÉGIMEN INTERIOR como documento que desarrolla el articulado estatutario para facilitar y agilizar la vida asociativa y regular el orden y la convivencia en la Asociación. Por tanto, en ningún caso puede ir en contra de lo establecido en los Estatutos.

Cuestiones tales como disposición de las llaves, reglas sobre personas ajenas a la asociación, etc…. es conveniente consensuarlas y ponerlas por escrito.



  • FUNCIONAMIENTO ORGÁNICO.

Los órganos de una Asociación deben reflejarse en los Estatutos de la Asociación, y deben ser, al menos, según se establece en el artículo 11 de la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, reguladora del Derecho de Asociación: la Asamblea General y un órgano de representación y gestión (Junta Directiva).





  1. ASAMBLEA GENERAL:

Es el órgano donde reside la soberanía de la Asociación y está compuesta por todos los socios/as. La Asamblea General, en principio, tiene varias funciones: ser un lugar de reunión donde los miembros pueden intercambiar información, obtener formación y establecer todo tipo de contactos informales; desarrollar en los participantes un sentimiento de pertenencia, de cohesión con la asociación y, lo más fundamental, cumplir con los estatutos en todo lo relacionado a la obligación de los órganos directivos de rendir cuentas de su gestión a los socios.

La Asamblea General es el órgano supremo de la Asociación, en cuanto órgano de gobierno y control de la Junta Directiva: nombra al Presidente y demás cargos directivos y órganos de gobierno, aprueba los presupuestos y cuentas de la Asociación. También decide sobre la admisión y expulsión de socios y tiene poderes constituyentes para modificar los estatutos.

Sus características fundamentales son:



Debe reunirse, al menos una vez al año, con carácter ORDINARIO, para tratar temas como:

  • Aprobación de programas y memorias de actuación.

  • Examen y aprobación de presupuestos y balances: cuentas del año que termina y presupuesto del año que empieza. Así como decidir sobre la aplicación de los fondos disponibles y fijar las cuotas.

  • Establecer las líneas generales de actuación de la asociación.

  • Aprobación de las normas que regulan la asociación: estatutos, reglamento de régimen interno, etc.

  • Acordar las distinciones a que se hagan acreedores los socios.

  • Elegir a los miembros de la Junta Directiva y demás órganos directivos.

  • Todas aquellas cuestiones que resulten de los Estatutos o que la Junta Directiva crea oportunas de tratar y no estén asignadas expresamente a la Asamblea General Extraordinaria.

Las sesiones EXTRAORDINARIAS se celebrarán cuantas veces sean necesarias para tratar temas como:

  • Modificación de Estatutos o del reglamento de régimen interno.

  • Acordar la disolución de la asociación.

  • Autorizar la disposición, enajenación, gravamen o hipoteca de los bienes sociales, por ejemplo, en caso de disolución de la asociación.

  • Aprobar la constitución de una Federación de asociaciones o integrarse en alguna.

  • Aprobar las mociones de expulsión de socios.

  • Realizar mociones de censura a miembros de la Junta Directiva y proponer su sustitución. Así como en caso de vacantes producidas antes de finalizar el plazo del mandato, elegir a los sustitutos que lo serán por el tiempo que reste para la renovación.

  • Remuneración, en su caso, de los miembros de la Junta Directiva. Se necesitará para ello que esta cuestión aparezca reflejada en los Estatutos de la Asociación y que conste en las cuentas anuales aprobadas en la asamblea general ordinaria.

  • Solicitar la declaración de Utilidad Pública de la Asociación.

  • Las que siendo competencia de la Asamblea General, por razones de urgencia o necesidad no puedan esperar a su convocatoria ordinaria sin grave prejuicio para la asociación.

  • Todas aquellas cuestiones que no estén asignadas expresamente a la Asamblea General Ordinaria y que se prevean en los Estatutos de la Asociación.

La convocatoria de la Asamblea ha de reunir una serie de características que garanticen la validez de la misma:

  • Garantizar que todos los socios y socias conozcan la convocatoria de la Asamblea, para ello es necesario notificar a los mismos por escrito y 15 días antes de su celebración: orden del día a tratar, día, hora y lugar de celebración, 1ª y 2ª convocatoria.

  • Se convocan a petición de la Junta Directiva. En caso de Asamblea General Extraordinaria, se puede convocar también a petición de un número de asociados no inferior al 10%.

  • La asamblea ordinaria se suele celebrar una vez al año, normalmente durante el primer trimestre de cada año. Las extraordinarias se convocan según necesidad.

  • El quórum necesario para la constitución de la Asamblea será, en primera convocatoria, de un tercio de los asociados con derecho a voto (salvo que los estatutos prevean otra cosa), y, en segunda convocatoria, cualquiera que sea el número de asociados con derecho a voto.

  • Al principio de la reunión se deben asignar a las personas que van a ejercer la Presidencia y Secretaría de la Asamblea.

  • Los acuerdos de la Asamblea General se adoptarán por mayoría simple de las personas presentes o representadas, cuando los votos afirmativos superen a los negativos, no siendo computables a estos efectos los votos nulos, en blanco, ni abstenciones.

No obstante, requerirán mayoría cualificada de las personas presentes o representadas, que resultará cuando los votos afirmativos superen la mitad, los acuerdos relativos a disolución de la asociación, modificación de los Estatutos, disposición o enajenación de bienes y remuneración de los miembros del órgano de representación. Todo ello siempre que los Estatutos no contengan previsión expresa en esta materia y que no contradigan la Ley Orgánica 1/2002, de 22 de marzo, Reguladora del Derecho de Asociación.

Tanto en mayoría simple como en cualificada, en caso de empate, decidirá el voto de calidad del Presidente, o de quién haga de veces.



  • Realizar la correspondiente acta de la asamblea donde se especifiquen los temas tratados y los acuerdos adoptados, y que será firmada por el Secretario con el Vº Bº del Presidente.



  1. ORGANO DE REPRESENTACIÓN Y GESTIÓN (Junta Directiva):

La Junta Directiva es el órgano encargado, cuando la asamblea no está reunida, de gestionar y representar los intereses de la asociación, de acuerdo con las disposiciones y directivas de la Asamblea General. Es el que ha de coordinar el funcionamiento ordinario de la asociación.


Los miembros de la Junta Directiva se nombrarán por la Asamblea General y su actuación será fiscalizada por ella.
Los requisitos indispensables para ser miembro de la Junta Directiva, según el artículo 11 de la Ley Orgánica 1/2002 reguladora del Derecho de Asociación y sin perjuicio de lo que establezcan sus respectivos Estatutos:

  • Ser socio de la asociación.

  • Ser mayor de edad.

  • Estar en pleno uso de los derechos civiles.

  • No estar incurso en los motivos de incompatibilidad establecidos en la legislación vigente.

  • En caso de retribuciones/remuneración económica: el art. 11.5 de la Ley Orgánica del Derecho de Asociación establece que ello debe contemplarse en los Estatutos de la Asociación y que debe constar en las cuentas anuales que la Asamblea aprueba.

  • La elección de los miembros de la Junta Directiva debe realizarse a través de la Asamblea General, mediante la presentación de candidaturas a las que se les permitirá la adecuada difusión con la antelación suficiente a la celebración de la correspondiente reunión.

  • Las vacantes que pudieran producirse en la Junta Directiva, se cubrirán provisionalmente, entre dichos miembros, por designación por mayoría de la Junta Directiva hasta tanto la Asamblea General elija los nuevos miembros o confirme en sus puestos a los designados. Salvo en el caso del Presidente que será sustituido en caso de que exista Vicepresidente.

Las reuniones de la Junta Directiva se celebrarán cuantas veces sea necesario. Debe mediar al menos tres días entre la convocatoria y la celebración de la reunión. Quedará constituida cuando asista la mitad más uno de sus miembros y para que sus acuerdos sean válidos deberán ser tomados por mayoría de votos, siendo el del Presidente/a, voto de calidad en caso de empate. Además se deberá levantar acta especificando los temas y acuerdos tratados y deberá ir firmada, al menos, por el Secretario/a con el VºBº del Presidente/a.


El período de mandato de la Junta Directiva puede variar según lo establecido por cada asociación en sus Estatutos. No obstante, y en general, se suele establecer entre los dos y cuatro años.
Los miembros de la Junta Directiva cesarán por:


  • Transcurso del periodo de su mandato.

  • Renuncia expresa.

  • Acuerdo de la Asamblea General.

  • Incumplimiento de las obligaciones que tuviera encomendadas.



Las funciones que suele desempeñar la Junta Directiva, son:


  • Velar por el cumplimiento de los fines de la Asociación.

  • Cumplir y hacer cumplir los acuerdos tomados por la Asamblea General.

  • Preparar y presentar a la Asamblea General los trabajos que se han de estudiar y aprobar en la misma.

  • Realizar el programa de actuación, la memoria anual, el presupuesto y el balance correspondiente para su aprobación por la Asamblea General.

  • Administrar los recursos económicos, materiales, humanos y patrimoniales de la asociación, según los criterios aprobados por la Asamblea General.

  • Organización de actividades y dirección del trabajo administrativo que se genere de la administración – funcionamiento ordinario de la asociación.

  • Proponer la creación de comisiones de trabajo ante la Asamblea General y coordinar e impulsar las actividades de las mismas.

  • Representar a la asociación.

  • Resolver sobre la admisión de nuevos socios.

  • Cualquier otra facultad que no sea de la exclusiva competencia de la Asamblea General de Socios/as.

La Junta Directiva ha de cubrir necesariamente los siguientes niveles de responsabilidad y actuación (cargos):



  • Presidente

  • Secretario

  • Tesorero

Además de estos cargos obligatorios, pueden existir: vicepresidente, vocales encargados de áreas específicas de trabajo (normalmente de 1 a 10 vocales), etc.

Las funciones de los miembros de la Junta Directiva, suelen ser:


  • PRESIDENTE

  • Ostentar la representación legal de la asociación y de la Junta Directiva.

  • Convocar y presidir las asambleas o las juntas directivas.

  • Cumplir y hacer cumplir los Estatutos y los acuerdos en la Asamblea General o en las Juntas Directivas.

  • Coordinar el funcionamiento general de la asociación.

  • Ordenar los pagos, válidamente acordados.

  • Autorizar y validar las actas, certificaciones y demás documentos oficiales de la asociación.

  • Acordar con la Junta Directiva la admisión de nuevos socios y proponer a la Asamblea General la expulsión de aquellos que dieran lugar a la misma.



  • VICEPRESIDENTE

  • Sustituir al Presidente en caso de ausencia, enfermedad o renuncia. En este caso se convocará asamblea general en el más breve plazo posible para cubrir su vacante.

  • Realizar aquellas tareas encomendadas por el Presidente o la Junta Directiva.



  • SECRETARIO

  • Levantar actas de las sesiones de las asambleas y reuniones de la Junta Directiva y demás órganos de la asociación.

  • Recibir y tramitar el libro de registro de socios (altas y bajas de socios).

  • Llevar y custodiar los libros oficiales de la asociación, así como el resto de documentos, registros, ficheros y archivos.

  • Expedir certificaciones, con el visto bueno del presidente.

  • Ejercer la secretaría de los órganos de la asociación.



  • TESORERO

  • Llevar el procedimiento de recaudación de cuotas.

  • Elaborar los presupuestos, balances, inventarios para su aprobación, así como llevar la contabilidad o su supervisión.

  • Realizar y firmar, junto con el Presidente, los pagos de la asociación.

  • Custodiar los registros contables y los justificantes de pago.



  • VOCALES

  • Confeccionar proyectos de actuación en cada una de sus áreas de responsabilidad.

  • Aquellas que específicamente les sean encargadas por la Junta Directiva o el Presidente.



  1. OTROS ÓRGANOS:

En los Estatutos de algunas asociaciones suelen aparecer otros órganos además de los básicos que establece la Ley Orgánica 1/2002 reguladora del Derecho de Asociación.
Entre ellos podemos encontrar:


  • Junta de Admisión de socios, para tratar expresamente el procedimiento de admisión de socios. Se suele utilizar en aquellas asociaciones con un alto nivel de afiliación.

  • Comisiones de Trabajo, dinamizadas normalmente por los vocales elegidos para tal fin.

  • Otros.

Una vez vista la composición y funcionamiento de los órganos que rigen la vida asociativa es importante tener en cuenta las siguientes CONSIDERACIONES:


  • RESPONSABILIDAD

  1. Las asociaciones responden de sus obligaciones con todos sus bienes presentes y futuros.

  2. Los asociados no responden personalmente de las deudas de la asociación.

  3. Los miembros de los órganos de gobierno, y las demás personas que obren en nombre y representación de la asociación, responderán ante ésta, ante los asociados y ante terceros por los daños causados y las deudas contraídas por actos dolosos, culposos o negligentes.

  4. La responsabilidad es civil y administrativa. La responsabilidad penal se regirá por lo establecido en las leyes penales.

  5. Cuando la responsabilidad no pueda ser imputada a ningún miembro de los órganos de gobierno, responderán todos solidariamente, a menos que puedan acreditar que no han participado en su aprobación y ejecución o que expresamente se opusieron a ellas.

  6. Legalmente, la responsabilidad de los gestores de la asociación no acaba al finalizar su mandato sino cuando, legalmente, prescriban los actos, cuentas, decisiones que haya tomado. Dependiendo del tipo de acto, pueden ser a los dos, tres, cinco, diez, …. años después de terminar su mandato.




  • RECURSOS PARA RECURRIR ACUERDOS

Los acuerdos que atenten contra los Estatutos o infrinjan los fines de la Asociación, podrán ser recurridos en reposición ante la Asamblea General en el plazo de un mes. A partir de la resolución del recurso de reposición quedará expeditada la vía para recurrir ante la jurisdicción civil correspondiente.


  • FUNCIONAMIENTO ADMINISTRATIVO.



  1. ALGUNAS ANOTACIONES:




  • Es necesario que introduzcamos las bases de cómo queremos que sea el funcionamiento administrativo de la asociación. Por ejemplo:


¿Qué dicen nuestros estatutos sobre este tema?

¿Qué procedimiento y quién se encarga de organizar/archivar la documentación que poseemos o que nos va llegando?

¿Normas de salida de correspondencia?

¿Cómo convocamos a los miembros de los órganos de la asociación?

Si tenemos local propio, ¿quién tiene la llave? y ¿por qué?

¿Qué procedimiento utilizaremos para el acceso a la información interna por parte de los socios?

¿Qué estilo de presentación vamos a utilizar en nuestros documentos?

¿Cómo se contratan los servicios a proveedores y quién lo hace?

……


  • Puede ser facilitador para el funcionamiento diario de la asociación así como para unificar criterios, diseñar diversas plantillas, modelos o documentos. Por ejemplo:




  • Convocatorias de reuniones orgánicas.

  • Certificaciones.

  • Cartas a la entidad bancaria.

  • Acta de reuniones o asambleas.

  • Modelo de pago por colaboración con retención del I.R.P.F.

  • Modelo de declaración jurada del presidente de la asociación.

  • Etc.




  • Las normas de funcionamiento interno deberían ser revisadas cada cierto tiempo con el fin de adaptarlas a la realidad de la asociación en cada momento y, en su caso, a la legislación vigente.


  1. LIBRO DE ACTAS Y LIBRO DE REGISTRO DE SOCIOS:

Legalmente es imprescindible llevar, en lo que se refiere a la tarea administrativa de la asociación, el libro de actas y el libro de registro de socios.


Estos Libros recogen los datos fundamentales de la vida de la Asociación, y son el referente legal ante terceros y ante los propios socios, de los acuerdos y composición de la Asociación, de ahí la importancia de tenerlos al día.
Anteriormente a la entrada en vigor de la Ley 1/2002 del Derecho de Asociación se obligaba a las asociaciones a registrar estos libros. Si bien esta nueva Ley establece la obligación de disponer de ellos pero no de legalizarlos ni de registrarlos. No obstante, los registros aconsejan (no obligan) a que en caso de registrarlos se haga ante el Registro Mercantil que le corresponda a la entidad según su ubicación o ante Notario.
Legalmente, sólo mediante una orden judicial se puede acceder a los libros de socios y de actas por parte de personas ajenas a la asociación.
Los Libros se pueden comprar en las papelerías y ya vienen preparados para poder ser legalizados en el registro. Sin embargo, también es posible llevar estos libros ayudándonos del ordenador. En este último caso, tenemos que tener en cuenta:


  1. Legalizar previamente las hojas en blanco y luego ir imprimiendo ordenada y sucesivamente en ellas, o llevar al registro o al notario las hojas ya impresas/redactadas y numeradas correlativamente (un número siempre superior a 50 hojas).




  1. Si decidís no legalizar los libros, sería interesante y conveniente, sellar y firmar cada una de las hojas por el Secretario y el Vº Bº del Presidente, y al final de cada año, coser las hojas. Además es importante se realice una diligencia de apertura o habilitación en la primera hoja en blanco del libro (en el interior de la portada o contraportada) firmada por el Secretario y haciendo referencia a las hojas que contiene, la fecha de apertura y, en caso de libro de actas, a que órganos se refiere. Y en el momento de cerrar el libro, en la última página de éste, se haría otra diligencia igual.

Un ejemplo de diligencia:


D./Dª. ___________, con DNI/NIE ________, como Secretario/a de la asociación _______, con CIF _________, y domicilio social en _______, en virtud del acuerdo tomado por Junta/Asamblea celebrada en ______, en fecha ____, procedo a dar apertura al presente libro de socios/actas (actas de la Asamblea General / actas de la Junta directiva / _____), que se compone de 50/100/200____ hojas numeradas correlativamente.
Para que así conste se firma en ______ en fecha _______.
Fdo.: _____________ (nombre y apellidos, cargo y firma).

Recordar que la ordenación en el libro será siempre cronológica, y en caso de que dejásemos alguna hoja o parte de ella, sin escribir, la anularemos para evitar anotaciones que no respondan al desarrollo de las sesiones.


Libro de Actas

Se trata de un libro donde se recogerán las sesiones de los órganos de gobierno de la Asociación, con especial referencia a los acuerdos adoptados.


Los datos que deberá contener cada acta son los siguientes:

  • Órgano que se reúne (Asamblea, Junta Directiva,…).

  • Número de acta.

  • Fecha, hora y lugar de la reunión.

  • Número de convocatoria (Primera o Segunda).

  • Asistentes (Datos nominales o numéricos).

  • Orden del día.

  • Desarrollo de la reunión con los principales argumentos ligados a las personas que los defienden.

  • Acuerdos adoptados.

  • Sistema de adopción de los acuerdos y resultados numéricos.

  • Firma de el/la Secretario/a y VºBº del Presidente/a

Las actas se deben recoger durante el desarrollo de las sesiones y presentarse en la siguiente reunión del órgano en cuestión para su aprobación, por lo que, normalmente, el primer punto del orden del día consiste en la lectura y aprobación del acta de la reunión anterior.

Libro de Socios

El Libro de Socios es un registro de las altas y bajas de socios que se van produciendo en la Asociación. En el formato que venden en las papelerías, consta de una serie de columnas para recoger los datos del socio, las fechas de alta y baja, el número de socio, etc., de manera que cada socio ocupará una fila. Recordar que ello también se podría llevar con herramientas informáticas.

No obstante, los Estatutos, el Reglamento de Régimen Interno, o en su defecto los acuerdos adoptados por la Asamblea para el procedimiento de admisión de socios, regularán cómo hacerlo.

Si se considera conveniente, además de su inscripción en el libro de socios, se puede:



  • Hacer una ficha de afiliación a cada socio.

  • Crear una base de datos informática con todos los datos de los socios que puede facilitar la comunicación y los envíos de convocatorias, actividades y documentación en general.

Fuente: http://participacion.caceres.es/ www.asociaciones.org Ley 1/2002 Derecho Asociación



“Guía Práctica para asociaciones juveniles. Concejalía Juventud y Deportes Excmo. Ayuntamiento Murcia”.

Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©composi.info 2017
enviar mensaje

    Página principal